Retoma el control de tu vida. Estrategias efectivas para el control emocional

Mostrando las entradas con la etiqueta Paz. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Paz. Mostrar todas las entradas

lunes, 1 de octubre de 2018

El propósito de las relaciones y el amor



El propósito de las relaciones y el amor Desde que somos unos niños sentimos mucha curiosidad por el amor. Esto se debe a que vemos en nuestro entorno a parientes o amigos manifestando afecto mediante besos y caricias.

Cuando llegamos a la pre-adolescencia nos pica más la curiosidad, pues nuestras hormonas comienzan a hacer en esta época su trabajo.

Debido a esto, durante toda nuestra vida tendemos a confundir el amor con las emociones que sentimos.

Y es por eso que vemos personas que han “sufrido” por “culpa” del amor y viven prevenidas expresando que el amor no existe, que es malo, que los que se aman son hipócritas, etc.

Cuantas veces no escuchamos música y hacemos nuestra, la historia de dolor y sufrimiento del cantante?

Estar “enamorado” es maravilloso. Su sensación da más sabor a la vida, pero estas emociones no tienen nada que ver con el amor.

Si quieres conocer realmente la definición te invito a leer la entrada publicada en el 2012 y titulada ENTONCES, QUE ES EL AMOR?

Para hacerte un resumen, el amor es una decisión que tomamos sobre una persona. Las emociones de sentir bonito por una persona son químicos que recorren tu sangre con el único objetivo de preservar la especie.

Por ejemplo digamos que acabas de conocer a una mujer o si eres chica, imagina que acabas de conocer un hombre.

Pongo el ejemplo heterosexual porque es mi condición, pero esto no quiere decir que esté discriminando a nadie.

Comienzas a mirar su cabello, su piel, sus ojos, su figura (en el caso de los hombres miramos la forma de avispa. En el caso de las mujeres miran la espalda ancha y fuerte).

La antropología nos ha ayudado a entender que el hombre busca la forma de avista en la mujer con el objetivo de garantizar que su prole este en un cuerpo sano y seguro.

En el caso de la mujer, al mirar la fortaleza del hombre lo que busca es la protección para ella y sus crías. Que el hombre puede ser capaz de hacerse cargo de ellos y poder conservar la especie.

Cuando nuestro “instinto” determina que dicha persona es apta para procrear con ella, nuestro cuerpo comienza a generar feromonas para crear estímulos en dicha persona.

Es por eso que nos podemos sentir bastante atraídos por una persona que apenas acabamos de conocer.

Sentimos que el pecho se nos vuelve pequeño, quizás respiramos con un poco de dificultad y suspiramos.

También con el tiempo podemos llegar a sentir eso que se conoce como mariposas en el estómago.

Así pues debido a la mala información que hemos recibido confundimos esto que nos pasa a nivel biológico cuyo fin es preservar la especie con el “verdadero amor”.

Como podrás concluir, estos químicos no van a durar para siempre. E incluso posiblemente se vuelvan a generar con una nueva persona que conozcamos en el futuro.

Es por eso que muchas personas se la pasan cambiando de relación cada cierto tiempo pues se les “acabo el amor eterno” que tenían anteriormente.

La persona que es “abandonada” por otra, comienza a maldecir el amor, muchas veces diciendo que este no existe, o que cupido no le ayuda, etc.

Entonces cual debería ser el motivo correcto para iniciar una relación?

Si lo miramos desde el punto de vista biológico, el motivo correcto es la procreación.

Pero nuestro neocórtex nos ha permitido organizarnos como sociedad y ya no vivimos bajo los instintos básicos de supervivencia.

Así que el motivo correcto de las relaciones debe ser expresar mi amor y alegría interior con una persona que elijo amor.

Mientras tú no puedas sentir amor por ti mismo(a), JAMÁS vas a poder dárselo a los demás.

Y al no sentir amor, pues nadie nos enseña esto, es por eso que buscamos que otro u otra nos de amor y nos haga felices para siempre.

Imagina tu siendo ignorante de este tema, colocando tu felicidad en manos de otro u otra ignorante, que a duras penas sabe que debe trabajar para vivir y no tiene ningún propósito en la vida?

Ahora logras comprender él porque de tanto fracaso emocional en el mundo?

Quizás en este punto te estés preguntando como entonces abordar una relación realmente sana?

Bueno, a parte del principio de primero amarte a ti mismo(a), la recomendación es tomarse un verdadero tiempo antes de iniciar una relación con alguien.

Tristemente buscamos tener sexo como sea con dicha persona, pues nos seguimos basando en el físico para seleccionar pareja.

Aquí la gran diferencia entre el hombre y la mujer. Mientras la mujer busca protección para ella y sus crías, el hombre tiene que “pelear” contra el instinto de procreación y que su mujer sea apta para ello.

En otras palabras el instinto animal del hombre siempre esta buscado procrear. Así que inconscientemente sigue eligiendo no una pareja con quien expresar su amor interior sino su sexualidad.

Así que si eres hombre debes aprender a dominar tu lado oscuro y ser muy analítico si quieres estar con una persona que coincida con lo que tú esperas vivir.

No hay personas malas en una relación. Solo personas que no coinciden con lo que nosotros deseamos.

Así que el tiempo es lo que te permite conocer a tu futura pareja cómo se comporta ante la presión, como trata a los demás, como maneja sus celos, sus envidias, frustraciones, etc.

Esto te debe permitir saber si vas a ser tolerante o no a la personalidad de tu futura pareja. Pues tampoco debemos ser estrictos con la gente, ya que no existe nadie perfecto.

Lo más importante siempre en una relación debe ser la honestidad con uno mismo de primero, y luego con la pareja.

Lo segundo debe ser el dialogo, es decir el reemplazo de las peleas por el dialogo. No es necesario agredir o gritar a una persona con la cual no estamos de acuerdo.

Si alguien nos está haciendo daño simplemente nos despedimos con elegancia y seguimos nuestro nuevo camino.

Pero como poder despedirnos si “amamos” (entiéndase “dependemos”) de esa persona?

Es por eso que el motivo verdadero de una relación es expresar tu amor y felicidad interior con otros.

Cuando tú te amas, eres feliz. No necesitas que alguien te ame o te haga feliz. Eso ya lo haces tú.

Y qué ocurre si ya están es una relación “tormentosa”?

Aquí debes comenzar por el principio, amarte a ti mismo. Si tú te comienza a amar, esa persona a tu lado también lo hará.

Si estás en una tormenta, y comienzas a ocuparte de ti mismo, la tormenta se irá calmando poco a poco y si definitivamente no se puede, no es necesario pelear o gritar a otra persona. Simplemente aléjate sin rencor.

Así que te animo mediante esta información a expresar tu amor y alegría en tus relaciones y no esperar que otro y otra hagan lo que tú no quieres hacer por ti.
Comparte:

lunes, 16 de octubre de 2017

Aprendiendo a escuchar los mensajes de la Vida

Aprendiendo a escuchar los mensajes de la Vida


Normalmente cuando alcanzamos una meta o un objetivo, pronto nos acostumbramos a esta y casi que instantáneamente llegamos a olvidar nuestros éxitos personales. Por ejemplo, cuando una persona decide realizar un cambio corporal en su estética, los primeros meses comienza rápidamente a ver resultados. Incluso las personas que lo rodean comienzan a felicitarlo o a notar sus nuevos logros.

La persona inicialmente los acepta, pero con el paso de los días se presenta este fenómeno, en el cual se observa en un espejo y nota que cada día, por más que se esfuerce, le falta mucho para llegar a su nueva meta, aunque los demás se asombren de lo que ha logrado hasta el momento.

Este fenómeno en parte nos puede perjudicar, como también nos puede ayudar. Todo depende del punto de vista que tengamos. Esto no sólo ocurre en un área como el ejemplo anterior. También ocurre en todos los ámbitos de nuestra vida.

De acuerdo a mis investigaciones, observaciones y laboratorios sobre el tema, esto tiene que ver con el incremento que constantemente busca la Vida en nosotros. De lo contrario el ser humano jamás avanzaría o se quedaría simplemente donde está y nunca veríamos los avances que tenemos actualmente.

Si observas este u otros ejemplos, la gente que te rodea puede ver constantemente tus avances aunque tú no puedas hacerlo. Pero qué pasa cuando tocamos el tema de nuestras fallas o errores? Esto representa un problema en nosotros. Con esto me refiero que cuando tenemos una falla o una falencia en nosotros, por lo general no la vamos a ver porque constantemente estamos mirando hacia afuera y no hacia adentro de nosotros.

Respecto a esto, años atrás cuando conocía a algunas personas de inmediato sentía mucho rechazo hacia ellos sin aparente razón. Honestamente yo había tomado la postura general que traducido en palabras más simples puede ser “es que la energía que emana esa persona es mala. O es que esa persona te envidia” o cosas similares.

Especialmente conocí a una persona que me molestaba incluso verla comer, verla conversar, etc. Por aquella época ya me había dedicado al hobby de investigar el pensamiento humano y la conexión que este tiene con las emociones, así que decidí salirme de la opinión popular e indagar sobre este tema.

Me comencé a preguntar por qué esa persona me produce dicha emoción de rechazo? Será que le tengo envidia? pero de qué? Odio? Pero no tengo razones para ello! Celos? Tampoco tengo razones para ello. Así que me vino una idea sobre esto que me pareció bastante lógica y que tiene que ver mucho con estar mirando constantemente hacia afuera de nosotros.

Me di cuenta que esa persona era un espejo mío. Que las cosas que hacía y que me molestaban eran exactamente cosas que yo mismo hacía y que no me gustaban de mí, pero por estar mirando hacia mi exterior, no las podía ver claramente. En otras palabras por estar buscando problemas y soluciones en la vida de los demás, no solucionaba mi vida.

Tristemente esta es la situación de casi el 99% de la población mundial (para ser optimistas). Somos expertos ayudando a otros pero jamás nos ayudamos a nosotros mismos. Te confieso que darme cuenta de esto me entristeció mucho al principio, porque no sabía lo mal que estaba, pero con los días me ayudo a caminar por otro sendero emocional.

Decidí tomar acción respecto a estas emociones que me producían las personas y comencé a corregir en mi lo que me fastidiaba de otros. Incluso hasta el día de hoy sigo practicando este “deporte”, que te recomiendo tu comiences a realizar desde este mismo instante.

Así que te animo a través de esta información a que la próxima vez que veas alguien que te “cae mal” o te produce emociones de rechazo, desdén, celos, odio o cualquier emoción que te pueda robar tu paz mental lo veas como algo a mejorar y no como alguien a quien rechazar. Recuerda que debemos ser sabios y escuchar los mensajes que la Vida nos está entregando para nuestra constante evolución y progreso.
Comparte:

lunes, 23 de enero de 2017

Aprendiendo a seleccionar la información que te ayudará a ser exitoso



Aprendiendo a seleccionar la información que te ayudará a ser exitoso
Como me habrás escuchado o más bien leído decir en este blog, aproximadamente desde el año 2006 tomé la sabia y sana decisión de cortar con los medios de comunicación oficiales. Digo esto porque lamentablemente lo que allí recibimos, emocionalmente no patrocina nuestro éxito personal.

Básicamente esta decisión tuvo dos pilares. El primero ocurrió cuando me di cuenta que nuestro cerebro se conduce con información. Si le metemos dolor, producirá dolor en nuestra vida. El segundo pilar tiene que ver con una historia que escuché de mi mejor amigo sobre lo nocivo que puede ser esto.

Por aquella época, en mi país se estaba viviendo una situación de orden público extremadamente crítica. Grupos al margen de la ley torturaban y asesinaban campesinos para quedarse con sus tierras y así adueñarse de estas con fines delictivos. Quizás para sembrar en la tierra plantas para fabricar sustancias prohibidas por la ley, o quizás por otros motivos que desconocemos.

Mi amigo D me contó que en uno de los canales oficiales de noticias se informó que en cierta población se presentó el asesinato de 172 campesinos. El padre de D tenía un terreno en dicha población y se encontraba viviendo por un periodo corto de tiempo en esa localidad. D, muy asustado llamó a su señor padre y le pregunto que si se encontraba bien.

Su padre le dijo “claro que estoy bien, por qué me preguntas eso?”. D le dijo que en las noticias de televisión se presentó una información que lo preocupó y le contó los detalles. El señor padre de D le dijo: “pues la verdad, lo único que ocurrió es que teníamos un festival en el pueblo y un joven, en estado de embriaguez sacó un arma de fuego y comenzó a disparar al aire. El joven debido a su estado cayó al suelo y el arma se le soltó de sus manos. Esta se disparó y la bala perdida dio en la espalda de otro hombre joven que se encontraba en el sitio. Nosotros llevamos al herido al hospital pero ya está bien. En realidad es todo lo que ha ocurrido aquí”.

Con asombro escuché esta historia y pensé “que gente tan irresponsable y sin escrúpulos da esta información”. En esto decidí jamás volver a meter esta basura informativa que desvirtúa nuestras emociones y posteriormente nuestra realidad, pues si has leído este blog, ya hemos explicado como las emociones afectan nuestras decisiones para crear nuestro camino en la vida.

Con el tiempo me di cuenta que esto no era un hecho aislado. Los medios de comunicación oficiales, cuando no tienen nada que informar, comienzan a buscar noticias, lo que sea, para poder vender (pues se sostienen con la publicidad de empresas que pagan para salir en dichos espacios) y exagerarlas con el fin de hacerlas más atractivas. Hoy en día no creo que esto se haga con intenciones perversas o malas de dichos canales de televisión. Como hemos visto, son seres humanos y tienen que comer y alimentar a sus familias. Más bien nosotros somos los que con nuestra atención a esto promovemos el morbo en las noticias.

Mira, una noticia buena, positiva no vende o pega en este momento en un noticiero. Siéntate por una hora o lo que dure el noticiero, y observa cuantas noticias positivas hay durante ese tiempo. Eso no vende! Nosotros mismos hemos creado una tendencia a ver desgracias, y complacernos con ver desgracias a ajenas mientras estamos cómodamente en nuestra cama o sofá.

Así que no debemos culpar directamente a los medios de comunicación oficial, sino a nosotros por promover dicha información con lo que consumimos. Es por eso que nos dan pobreza, miedo, odio, resentimiento, celos, envidia, enfermedad (observa que los comerciales tienen en su mayoría que ver con sanarte o aliviarte de alguna dolencia) y cada día alimentamos esas mismas desgracias en nuestra vida. Y luego levantamos las manos al cielo implorando “por qué a mí!”.

Ahora bien, esto es respecto a las noticias de cada día. Has observado el entretenimiento? Podrías decir en este momento, pero esto no tiene nada de malo, esto es positivo. Pues déjame decirte que te están programando para ser un pendejo. Si no me crees dale una mirada a la entrada LO QUE IMPIDE LOGRAR MIS METAS, que escribí en el pasado sobre este tema y mis laboratorios realizados. Aquí se expone como el entretenimiento de baja calidad produce pensamientos e ideas de baja calidad.

Quizás te preguntes, “entonces qué puedo ver desde este momento en adelante?”. Mira tienes todo un universo informático rico en conocimientos frente a ti gracias a Internet y aún te preguntas que puedes ver para mejorar tu vida? Hay mucho material disponible en la Web sobre estos temas de superación personal. Puedes elegir entre salir adelante o seguir haciendo lo mismo para luego lamentarte y preguntarte “por qué a mí?”

Muchas veces somos mezquinos y todo lo queremos gratis. Queremos lo mejor sin tener que pagar el valor de la calidad de un producto. Eso no es posible. Mira, por principio, si algo cuesta es porque a esa persono le costó desarrollarlo, así de simple. O tú haces tu trabajo gratis en la fábrica o negocio donde laboras? Recuerda el principio de Benjamin Franklin “Vacía tu bolsillo en tu mente, y tu mente llenará tu bolsillo”.

Esto quiere decir que cualquier inversión que hagas en tu mente, tus ideas, esto cambiará tus emociones y tendrás nuevos pensamientos. Con estos nuevos pensamientos verás nuevas oportunidades que abrirán nuevos caminos hacia lo que estás buscando.

Recuerda que el truco de vivir en bienestar es re-aprender a vivir con calidad y no seguir repitiendo los mismos pasos que te están dando los resultado que vives actualmente. No te quejes más de la vida y comienza a participar junto con ella en la fiesta que tiene cada día para ti. Esto solo es posible vivenciarlo si logras cambiar las emociones que actualmente te tienen atado a una vida de malestar.
Comparte:

viernes, 23 de septiembre de 2016

domingo, 11 de septiembre de 2016

Aportando tu grano de arena por la paz

paz
La paz en mi concepto es un estado abstracto. Con abstracto me refiero a que es intangible. No es un objeto, no se puede medir y tocar. Es muy similar al concepto de la música y de los números. En conclusión requerimos de nuestra mente para poder “sentirlo”.

Sin embargo, la paz a pesar de no ser algo que podamos sentir como algo real, es un estado que todos deseamos. Tanto es así que es un tema tendencia en las noticia mundiales desde que tengo uso de razón.

Incluso en las redes sociales se escucha mucho esto y en el momento noto que hay una gran discusión en mi país por este tema y una especie de participación comunitaria mediante un voto. Te soy sincero, yo desde el año 2006 corte con todo tipo de noticia e información oficial de los medios de comunicación de mi país o cualquier otro, pero en lo poco que he visto y que alcanzo a ver en redes sociales, veo con asombro como unos se atacan contra otros que no opinan lo mismo que ellos.

Yo la verdad no entiendo qué clase de paz esperan conseguir si no hay tolerancia y respeto por las ideas de otros.
pelea


Viendo todo esto, me llegó a mi mente una situación en mi vida que me hizo comprender como es que nosotros desde donde quiera que estemos podemos comenzar a vivir la verdadera paz que todos buscamos y me refiero a la paz mental. Pues la paz no es que tu vecino haga lo que tú quieres. La paz es algo mucho más profundo y tiene que ver con el interior de cada uno.

Hace algunos años, como lo llegué a comentar en entradas anteriores, yo viví una situación económica limitante. Todos los que han pasado por esto sabrán de lo que les estoy hablando cuando me refiero a que no solo la economía se ve afectada, sino todas las relaciones a tu alrededor.

La situación siempre se pone tensa en las relaciones de pareja cuando hay problemas económicos. En otras palabras ese amor que se manifiestan las parejas en la abundancia no necesariamente se ve en los casos de carencias de dinero.

En mi caso la situación llegó a tal punto que llegué a sentir miedo de mi pareja (aunque soy mucho más grande que ella) y posteriormente odio. Digo odio porque en realidad la palabra correcta es resentimiento. Ya que no puedes odiar y no decidirte dejar a esa persona.

problema de pareja
Bueno el caso es que me acostumbré tanto a esta situación que duro varios años, que cuando salimos de ella, yo seguía maltratando disimuladamente a mi esposa y por lógica consecuencia recibía la misma agresividad de parte de ella. No recuerdo el motivo de esa última pelea que tuvimos. Sin embargo si logro recordar que fue la última y los eventos que ocurrieron y que cambiaron mi vida para siempre.

La situación para que me comprendas es que estoy de pie diciéndole algo y ella me responde con rabia. Así que me paré firme como desafiándola a un enfrentamiento de fuerza, a lo cual ella acepto e intentó moverme de donde estaba con su cuerpo. Como es lógico ella chocó contra mí y al ser más pesado que ella, rebotó hacia atrás y nuestra pequeña niña quedó aplastada por mi esposa y un mueble.

La verdad yo sentí risa por la situación. De hecho en este momento aún me da risa recordarlo porque mi hija después de eso nos dijo “dejen de pelear que casi me aplastan”, con un tono de voz muy enojada. Mi esposa me culpó que yo la empuje de maldad contra la niña y yo solo me reía diciendo que ella se había chocado conmigo.

risa
Pero la risa no duro mucho tiempo. Unos minutos después comencé a ver la clase de padre que me había convertido. Y sobre todo lo que más terror me dio era imaginar a mi hija ya adulta con un hombre igual que yo, pues ese es el ejemplo que le estaba dando en esos días. Para no profundizar mucho en esto de la influencia que uno tiene sobre los hijos en sus futuras relaciones, te recomiendo leer la entrada EL ORIGEN DE LOS CELOS.

De inmediato recordé las palabras de mi compañero de tesis que siempre decía que él nunca trataba mal a su ex esposa para no hacerle daño a su hijo. Y esa misma noche con mucha vergüenza me disculpé con mi esposa y le dije que no se lo prometía a ella, sino que me lo iba prometer a mí mismo JAMAS volverla a agredir o enojarme con ella. Que desde ese instante en adelante la trataría como espero que el esposo de mi hija la trate cuando llegue el momento.

Como es lógico mi esposa no me creyó, sin embargo yo le volví a recordar que la promesa no era hacia ella, sino hacia mí mismo. La verdad con los días yo noté que ella no dejaba de responderme agresivamente a pesar de mi esfuerzo por ser “dulce”. Pero como todo en la vida es un proceso, y toma tiempo, esto no fue la excepción.

reconciliación
Con las semanas noté que ella fue bajando la guardia y comenzó a tratarme diferente a como lo venía haciendo. Noté que ahora podía hablar con ella y que ya no peleábamos sino que dialogábamos. Hoy en día es la mejor esposa del mundo. La más cariñosa, y sobre todo en momentos de tensión noto que resalta su buen humor y eso hace que las cosas las podamos manejar y solucionar de una forma más amorosa.

Después de todos estos eventos y tiempo que ha pasado llegué a dos conclusiones importantes de palabras que he escuchado y leído sobre este tema. El primero es que escuche decir por mi formación religiosa que el hombre es cabeza de familia. Tristemente esto se toma como que el hombre es un rey y la mujer es la esclava del señor. En otras palabras debe ser la pendeja que tiene que agachar la cabeza a todo lo que diga el varón.

Pero con mi experiencia noto que esto no es lo que quiso decir el autor de esa frase. Más bien lo que quiso decir se resume en “el hombre hace a la mujer”. Me doy cuenta que el hombre es el cabeza de un hogar porque es el que da el ejemplo de cómo quiere que lo traten. Si tu tratas bien a tu pareja, indefectiblemente te tratará bien. Y por el contrario si tú tratas de esclava a tu mujer, ella con el tiempo, (no ahora pero con el tiempo) se rebelará contra la tiranía, pues nadie en este planeta vino a obedecer a otros. Sino pregúntate por qué el ser humano siempre ha vivido y vivirá en guerra? He aquí un gran problema de la terminación de los matrimonios hoy en día. Lo más horrible es que pensamos que en la próxima pareja encontraremos la pendeja que se deje y al final terminamos solos.

ayuda
La segunda conclusión a la que llego tiene que ver con el inicio de esta entrada y es que la paz que tanto anhelamos y buscamos no es la que nos están ofreciendo a través de los “miedos de comunicación”. Eso solo son sofismas de distracción. La verdadera paz se construye desde tu casa, amando a tu esposa y tus hijos. Amando a tus padres y abuelos. Amando a tus hermanos. Amando a tus vecinos y a tus compañeros de trabajo. En general la paz se construye desde cualquier sitio o situación en la que te encuentres, porque cuando tu das paz, todo tu entorno automáticamente te regresa esa paz con el tiempo.


Esto te traerá paz mental que es la verdadera paz que todos buscamos. Y esa paz que te “venden” para distraerte ya no significará nada cuando tú mismo(a) la vives y la das a otros. Así que a partir de este día pregúntate que clase de legado le estás dejando a los que te rodean. Como quieres que te recuerden y de inmediato pon tu contribución para que puedas generar bienestar en ellos y la Vida como siempre busca un equilibrio te retornará aquello que estás dando a tus hermanos.
Comparte:

martes, 15 de junio de 2010

La llegada

"Quizás fue como el sueño más hermoso que he tenido.

Fue un sentimiento de paz entre todos mis hermanos que dejaron sus armas y entregaron el odio que sentían mutuamente. Cuando su nave se posó sobre nosotros, dejamos de sentir envidia, odio, venganza y cualquier sentimiento que durante años en este planeta hemos estado entregándonos. No sentíamos miedo. No sentíamos angustia, sino al contrario, sentíamos felicidad de su llegada. No sentíamos vergüenza de habernos odiado, porque justo en ese momento olvidamos todo nuestro dolor.

Entonces bajo Él y nos miró como un padre a sus hijos sin verlos mucho tiempo. Nos miró con el desespero de no habernos abrazado durante mucho tiempo. Su ropa fue como la dibujaron en los libros sobre su vida. Su cara, diferente a la mayoría que lo describieron. Y aunque estaba parado en la entrada de su nave sentíamos que nos estaba tocando a todos. Como una especie de abrazo de alguien que sabe no lo volveremos a ver. No pronunciábamos palabras, pero es como si habláramos todos mentalmente.

Nos dejó entrar a su nave y todos estaban hablando con Él. Pidiendo explicación de toda la situación vivida durante tantos años. Otros nos quedamos pasmados con la tecnología dentro de la nave. Algo que jamás vimos.

Sentí que volaba dentro de ella y que escuchaba a lo lejos los sonidos que comúnmente se hacen en una casa en la mañana. Cerré mis ojos y los abrí nuevamente. Sentí la tristeza de que todo fue un hermoso sueño. Sentí nuevamente el odio de mis hermanos, su envidia, su venganza, su rencor hacia los demás. Desperté y esta vez lloré de dolor por ser solamente un sueño hermoso.

Me pregunto, ¿qué pasaría si todos mis hermanos soñaran al mismo tiempo esto que tuve la oportunidad de sentir?

¿Podrían amarse aunque fuera en ese otro universo?

Al despertarse, ¿tendrían el valor de volverse a matar entre sí?


Solo me queda la esperanza que algún día los hijos de nuestros hijos, o quizá muchas generaciones comprendan que solo dependemos de nosotros. Que si no somos capaces de cuidarnos mutuamente, entonces no somos dignos de habitar un planeta que puede amar a sus criaturas a pesar de los pensamientos que puedan tener..."


Gabriel Salazar Sepúlveda (1-Diciembre-2001)



Este ensayo que les estoy compartiendo lo escribí hace más de nueve años después de un sueño muy interesante. En el sueño estaba mirando por una ventana como si estuviera en un segundo piso y veía como todas las personas se estaban matando unos a otros. En ese momento llegó, de acuerdo a mis creencias el personaje que llamamos Jesucristo, en una nave espacial a lo cual sigue el ensayo arriba publicado.

Lo que pensé en ese momento fue ¿qué pasaría si todos soñamos al mismo tiempo esa historia? Pero ahora lo que viene a mi mente es ¿qué pasaría si todas las personas leyeran este ensayo al mismo tiempo?

Por eso decidí publicarlo anoche. Tenía otro tema en mi mente pero sentí la sensación que era correcto hacerlo. Así como me ha ocurrido con las otras entradas de este Blog. Quiero que pienses sobre este ensayo. Analízalo y si crees que pueda ayudar a cambiar en algo la situación de tu entorno, compártelo con otras personas que aprecies.

Te deseo un excelente día lleno de amor, paz, prosperidad, salud. Si tienes preguntas, por favor escríbeme.
Comparte:

martes, 11 de mayo de 2010

Buscando el equilibrio emocional

En la mayor parte de las entradas de este blog, me han estado escuchando hablar de términos como Inteligencia Emocional, Emociones Equilibradas o Balanceadas, incluso Control Emocional. ¿Pero qué es y cómo se logra el Control Emocional?

Bueno para entender que es Control Emocional primero debemos conocer si existen emociones buenas y emociones malas. Si observas la Naturaleza, ella no comete errores. Todo lo que la Naturaleza, la Vida ha creado es perfecto, incluso tu mismo cuerpo. Tan perfecto es, que cuando caes en cama por alguna gripa fuerte de inmediato tu cuerpo se pone a trabajar en tu sanación, a pesar que el caer en ese estado es debido a la carga emocional y química con la que bombardeas tus células, ya sea con preocupaciones o con odios y envidias.

Entonces ¿será malo enojarse? No, no es malo y sabes ¿por qué? Simplemente porque la naturaleza no se equivoca. Si tú tienes el enojo es porque lo necesitas. Si tienes envidia es porque la necesitas. No creas que esas sean emociones dañinas como tal. Entonces te preguntarás ¿por qué me hace daño el Enojo?

Muy simple, pues porque las emociones deben estar en equilibrio, es decir no debes irte a los extremos. Las emociones no deben estar fuera de lugar sino en el lugar que las necesitamos. Y es allí donde tenemos los problemas. Lamentablemente en ninguna escuela estudiamos como hacerlo. Hemos dejado que nuestro potente cerebro entre en estado automático respondiendo a cualquier estímulo que se le ponga en frente.

Basta observar como todo tu sistema reacciona si vas tranquilo caminando en la calle y alguien que jamás has visto te dice una simple palabra como “bobo”, de inmediato salta tu descontrol emocional y te enojas y es como si ese desconocido tuviera más poder sobre tu cerebro que tu. Solo bastó decirte una palabra insignificante y tu cerebro comenzó a decirte por medio de emociones o voces internas justificaciones de enojo tales como “¿cómo permites que te llame bobo?” “dile que más bobo es él/ella”, etc. E incluso a veces con solo que alguien pase y te haga una mirada “mala” terminas por crearte una “ulcera” de tanto enojo y hasta el otro día pasas un tiempo desagradable.

Pero entonces ¿cómo logramos controlar nuestras emociones que parece como si nos dominaran? Bueno para poder avanzar en este tema tan vital para nuestra superación y éxito personal, debemos entender que las emociones fuertes como el enojo necesitan de consumir mucha energía muscular, es decir que necesitamos estar tensos y si aprendemos a relajarnos a voluntad, pues podremos controlar estos estados.

Podrás sentir enojo pero no pasara a mayores, pues te imaginas en una situación en la que alguien te está agrediendo o intenta hacerte daño o a algún ser querido, necesitas del enojo para reaccionar y poder defender tu integridad o la de tus personas queridas. Si no tienes envidia, jamás tendrás un motivo para mejorar tu vida. El problema es cuando permites que ese sentimiento te lleve a estados tan bajos que incluso atentarías contra la dignidad o integridad de tu prójimo solo por tu descontrol emocional.

En la entrada anterior, te enseñé un ejercicio sobre relajación. Si practicas este ejercicio te garantizo que podrás aprender a usar tus emociones a voluntad, es decir cuando las necesites. No necesitas el enojo mientras estás desayunando con tu familia. Ese momento debe ser de amor, paz y unidad. Pero muchas personas hasta se levantan de la mesa y se van sin comer por culpa del Descontrol Emocional.

Aquí te comparto un playlist que ha ayudado muchísimo a retomar mi Autopoder.

Este playlist fue desarrollado por el doctor Víctor Giordani al cual le doy mi gratitud por compartir su información y estudios conmigo.

Es una metodología muy interesante para sanar emocionalmente y cuyo nombre es Ritmo Positivo. Te recomiendo escucharla a diario para que puedas tener mejor control de tus emociones.
Comparte:

Vídeo Bienvenida

YouTube

Copyright © Ritmo Positivo 2009 - 2018. Con tecnología de Blogger.

Acerca de mí

Mi foto

Ingeniero de Sistemas e Investigador del Pensamiento Humano y las emociones, y como estas influyen en las decisiones que tomamos cada segundo para tener éxito o fracaso.

Ultimo Vídeo

PBA Oferta

Facebook

Suscríbete al Blog

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibe las actualizaciones del Blog AUTOPODER: Recupera tu Poder Interior.

Te será enviado un Email de confirmación para la suscripción. Si no recibes el email, por favor verifica en tu carpeta de Correo no Deseado o Spam.

Puedes darte de baja del servicio en cualquier momento que desees. Cada Email de la suscripción que te llega contiene las instrucciones para hacerlo al pie de página.




Ofrecido por FeedBurner