Retoma el control de tu vida. Estrategias efectivas para el control emocional

Mostrando las entradas con la etiqueta obtener. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta obtener. Mostrar todas las entradas

lunes, 27 de mayo de 2019

Siempre obtenemos lo que queremos



Siempre obtenemos lo que queremos Todos hemos escuchado a las personas de nuestro entorno expresar quejas por algo que les molesta.

Esto nos incluye también a nosotros, pues en algún momento hemos caído en esta práctica.

Y esto es porque la vida no siempre es un camino lleno de rosas a nuestro paso.

Lamentablemente este camino a veces se torna lleno de espinas.

Sin embargo, es terrible escuchar siempre quejas de la misma persona y en cada momento.

Pero sabías que, aunque escuchemos las quejas permanentes de una persona, ¿está viviendo exactamente lo que desea?

Para poder entenderlo mejor hagamos el siguiente laboratorio mental.

Imagina que te ha pasado algo terrible y estas bastante triste.

Llega una persona, digamos que importante para ti y pone su mano en tu hombro y te dice algunas palabras de consuelo.

¿Dime que estás sintiendo en el momento en que ocurre esto?

¿Verdad que te sientes mimado, apapachado y hasta bien amado?

Es precisamente esto lo que busca una persona cuando se queja constantemente de su vida y no hace absolutamente nada por cambiar su sufrimiento.

Recuerda que ya lo hemos visto anteriormente, la ciencia considera la auto lástima como una especie de droga intangible, ya que esta genera adicción.

Personalmente le llamo a esto un regresar al útero materno.

Cuando estábamos en el útero de nuestra madre, era un lugar muy cálido, donde teníamos el alimento a la hora que lo necesitábamos y estábamos muy cómodos.

Todo lo que tenga que ver con el placer, nos genera adicción.

Por ejemplo, el sexo, la comida, el sueño, el bienestar, etc.

Todo esto es posible gracias a la acción de la dopamina en nuestro cerebro.

Este neurotransmisor o mensajero químico, cumple múltiples funciones en nuestro sistema nervioso y una de ellas es la motivación y recompensa.

Y es precisamente lo que un adicto a sustancias exógenas busca emular mediante su uso.

A veces podemos pensar que una mujer u hombre que se queja constantemente del maltrato de su pareja es una víctima.

Eso es lo que nos enseñaron en los medios de comunicación a través del entretenimiento.

Pero la verdad es que una persona sufre porque quiere.

Mira yo he visto personas maltratadas regresar con su verdugo y al cabo de un tiempo volver a quejarse de su maltrato.

¿Crees que eso es casualidad? ¿Que la persona no puede hacer nada para detener eso?

¿Acaso en su localidad no hay un gobierno que proteja a las personas de actos de violencia física, psicológica y verbal?

Es una situación que se ha vuelto simbiótica. Una relación donde se maltrata y luego se recompensa con el “placer” de la reconciliación.

Ambos reciben el beneficio del sadomasoquismo, que es considerado un fetiche sexual.

Lamentablemente el sufrimiento no solo aplica para las relaciones. Esto afecta todos los hábitos de nuestra vida, incluyendo el dinero.

¿Crees que una persona que se conforma con poco o es mal administrador del dinero, no está buscando quejarse de esto para ser apapachado?

¿Sino pregúntate, a cuanta gente no has ayudado económicamente y vuelven a caer en la misma situación?

¿Aún piensas que estas personas tienen mala suerte?

Nosotros no somos niños que sufren por culpa de las decisiones de sus padres.

Un niño solo tiene la opción de sometimiento a sus padres y por sus malas decisiones puede sufrir.

En cambio, un adulto si tiene poder de elección. Si sufre es porque toma malas decisiones y no hace nada para cambiar ese sendero.

Así que te animo mediante esta información a cuestionar el sufrimiento en tu vida.

Recuerda que el dolor el inevitable en nuestras vidas, pero el sufrimiento es opcional.
Comparte:

lunes, 27 de noviembre de 2017

Cómo obtener una conciencia de prosperidad


Cómo obtener una conciencia de prosperidad

Hace algunos años, mientras compartía con amigos en una reunión social, una persona que conocí me preguntó: “qué pasaría si tenemos dos personas, el más rico y el más pobre del planeta y los despojamos de todo, los dejamos solos en una selva, quién lograría salir primero?”

Bueno, yo me atrevía a abrir mi gran boca y contesté que el personaje pobre. La persona me preguntó por qué pensaba eso y le respondí que el pobre está acostumbrado a luchar más y en una selva sería más fuerte.

Mi interlocutor me dijo que lo pensara de nuevo y en un futuro le diera una respuesta, no solo considerando un personaje, sino ambos. La verdad quedé muy intrigado y me puse a investigar esto. En eso di con una entrevista de un escritor y psicólogo argentino llamado Horacio Valsecia.

Horacio Valsecia llegó a ser una persona muy próspera a pesar de tener unos inicios muy paupérrimos. Y en aquella entrevista hizo un comentario que tenía que ver mucho con mi ejercicio anterior.

Horacio puso el ejemplo de repartir todas las riquezas del mundo en partes iguales, por decir una cifra, a cada uno le tocan 1000 millones de dólares. Qué pasaría cuando al poco tiempo? La respuesta que dio me hizo pensar en el hombre rico en la selva. Definitivamente al cabo de un tiempo, los mismo que eran ricos y tenían todo volverían a ricos, e incluso más. Y los que inicialmente eran pobres, volverían a su estado ya que seguirían viviendo de la misma forma que siempre lo han hecho.

Con esta información en mente llegué a la conclusión que el hombre rico en la selva saldría primero que el pobre, pues el rico tiene un estilo de vida al que está acostumbrado y para él una selva no es un lujo que su cerebro esté buscando. En cambio el pobre, al sufrir en la ciudad e incluso ver como su alimento se lo provee la selva, quizás ni siquiera intente salir de allí.

Respecto a esto, hace algunos años conocí a una gran amiga. Ella en su niñez pasó muchas dificultades para poder estudiar e incluso iba a estudiar descalza porque sus padres no contaban con los suficientes recursos. Como pudo, al final termino y con mucho esfuerzo consiguió un empleo y a la vez estudió una carrera intermedia como secretaria.

Ella intentaba cambiar su destino y en eso comenzó a interesarse por juegos de azar y loterías. Compraba a diario lo que llamamos en mi país “el chance” o la lotería. Pero nunca ganaba nada. Así que decidió hacer algo diferente y ese dinero que gastaba en dichas apuestas, lo comenzó a ahorrar.

Para sorpresa de ella, al cabo de unos meses ya tenía un buen ahorro y descubrió la frase popular que el dinero llama al dinero. En esto compró algo de bisutería y comenzó a venderle a sus compañeros de oficina.

Con los años su negocio de bisutería lo llevó hasta su hogar y allí comenzó todo, pues le iba tan bien que pudo construir un segundo piso en su casa que posteriormente alquilaba para tener más entradas de dinero.

Finalmente ella se dedicó al negocio de la propiedad raíz, es decir vender y comprar inmuebles. La última vez que hable con ella hace un par de meses me dijo que había dejado de trabajar en su negocio de propiedad raíz y vivía del alquiler de sus propiedades.

De esta historia podemos preguntarnos algo y es “qué hizo mi amiga para cambiar su destino?” o mejor aún “que fue lo que la llevo a cambiar su destino de pobreza?”

Si analizamos los ejercicios iniciales eso que llevo a mi amiga a cambiar es lo mismo que haría que un hombre rico despojado de todo volviera al sitio donde pertenece, que a su vez es lo mismo que ocurriría si toda la riqueza del mundo se repartirá e indefectiblemente las cosas volvieran a estar tal como las vemos en este momento.

Eso es la información. Todos los seres humanos somos iguales, tanto hombres como mujeres, negros, blancos, indios, mestizos, heterosexual, homosexual, etc. Todos tenemos la misma cantidad de minutos en el día para hacer nuestras cosas. Las mismas 24 horas que tú tienes, las tiene el hombre más próspero de este planeta, pero lo que determina como usar esas horas es la información que tenemos.

Mira, la mayoría de la gente quiere ser feliz, ser sano, con el dinero suficiente para que pueda disfrutar la vida, pero no todo el mundo logra eso por la información que almacenan a diario y constantemente en sus cerebros.

Seamos honestos, el entretenimiento que te dan los medios oficiales de comunicación, las noticias, o peor aún, la música disfuncional que escuchamos no está ayudando mucho. Te has puedo a prestar atención a las letras de canciones que sueles escuchar o que están de moda?

La mayoría hablan de sufrimiento, despecho, engaño, resentimiento, desamor, pobreza, enfermedad, vejez, muerte, etc. si eres seguidor de este blog, ya te habrás dado cuenta que la música abre partes emocionales muy poderosas en nosotros, entonces te imaginas tú con algo tan importante recibiendo algo que no deseas.

Si tú metes en tu cerebro esa clase de basura, adivina que “destino” te espera o se está creando para ti? Así que te invito a  través de esta información a que cambies tu información, pues esta es la que nos permite actuar para poder cambiar nuestro destino y tener una conciencia de prosperidad.
Comparte:

Acerca de mí

Mi foto
Ingeniero de Sistemas e Investigador del Pensamiento Humano y las emociones, y como estas influyen en las decisiones que tomamos cada segundo para tener éxito o fracaso.

Vídeo Bienvenida

YouTube

Copyright © Ritmo Positivo 2009 - 2019. Con tecnología de Blogger.

Ultimo Vídeo

PBA Oferta

Facebook

Suscríbete al Blog

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibe las actualizaciones del Blog AUTOPODER: Recupera tu Poder Interior.

Te será enviado un Email de confirmación para la suscripción. Si no recibes el email, por favor verifica en tu carpeta de Correo no Deseado o Spam.

Puedes darte de baja del servicio en cualquier momento que desees. Cada Email de la suscripción que te llega contiene las instrucciones para hacerlo al pie de página.




Ofrecido por FeedBurner