Retoma el control de tu vida. Estrategias efectivas para el control emocional

Mostrando las entradas con la etiqueta Metas. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Metas. Mostrar todas las entradas

lunes, 25 de noviembre de 2019

Aprendiendo a florecer en tu lugar



Aprendiendo a florecer en tu lugar Los seres humanos nunca estamos conformes con lo que tenemos en la actualidad.

Como hemos visto en temas anteriores, esto tiene que ver con nuestro proceso de evolución.

De lo contrario podríamos decir que estaríamos en la edad de piedra todavía.

A veces vemos a nuestros vecinos, amigos o parientes avanzar más rápido que nosotros al lograr lo que hemos soñando o planeando.

Esto no solamente nos desilusiona, sino que hace que nos preguntemos ¿qué es lo que estamos haciendo mal?

O mejor aún, ¿cómo puedo salir de este estancamiento en el que vivo para lograr mis metas?

Algunos hacen un intento desesperado en marcharse a otro país para buscar mejores oportunidades.

En el camino, algunos lo logran y otros puede que se queden igual como estaban o tal vez su situación pueda ser peor.

Lo cierto es que, a la final, cuando analizas las cosas con el paso de los años, te das cuenta que eso mismo que hiciste en otra parte lo pudiste haber hecho en tu lugar inicial.

Puede que comience tu Ego a emplear la disonancia cognitiva diciendo que era imposible hacerlo donde te encontrabas y era mejor apartarte y bla bla bla.

Viendo las cosas desde el punto de vista práctico, al menos este tipo de personas se atrevieron a hacer algo.

¿Pero qué hay de los que esperamos que las cosas cambien solas y las oportunidades toquen la puerta de nuestra casa?

Y esto no termina aquí en la parálisis que sentimos al actuar.

Lo peor viene después cuando culpamos a terceros de que nuestra vida no fue lo que esperábamos, ni lo que teníamos planeado desde niños.

Un niño siempre sueña en grande, o sino pregúntale a un niño cercano a ti que piensa hacer cuando sea grande.

Ese mismo niño va creciendo y a la final olvida todo ese impulso y grandeza que sentía cuando hablaba de sus sueños.

Respecto a esto, hace algunos años teníamos por costumbre reunirnos con unos amigos para jugar vídeo juegos.

Esto era posible porque todos éramos estudiantes y no teníamos que preocuparnos salvo por pasar los años escolares.

Con el paso del tiempo terminamos nuestros estudios y varios comenzamos nuestra educación Universitaria.

Especialmente uno de los amigos que era el mayor de nosotros eligió estudiar una carrera de economía y administración financiera.

Mi mejor amigo y yo decidimos inclinarnos por la tecnología y estudiamos carreras con referencia a este tema.

Con el tiempo aprendimos a desarrollar aplicaciones más complejas cosa que a nuestro amigo de finanzas le interesó mucho.

Él nos decía que le enseñáramos, pero nuestro tiempo de estudio no permitía la libertad para hacerlo así que le animábamos a leer sobre estos temas.

A la final no quiso investigar por su cuenta y siempre nos decía que éramos malas personas pues no sacábamos el tiempo para “enseñarle”.

Su vida no avanzó mucho y siempre mantuvo en su mismo trabajo que cuando lo conocimos.

Nos culpó porque debido a nosotros su vida “no avanzó” como la nuestra.

Muchas veces como este amigo, pensamos que no podemos hacer nada en el lugar donde estamos.

Como lo vimos en la entrada INTELIGENCIA EMOCIONAL VS INTELIGENCIA ACADEMICA el caso del señor “F” que pasó de prácticamente vivir de las sobras de los demás a ser actualmente gerente de un medio de comunicación.

Era una persona con proyectos que todo el mundo se burlaba de ellos y no resultaban.

A la final se dio cuenta que tenía que reinventarse y dejar de hacer lo mismo, pues esto lo llevaría siempre al mismo resultado.

Su caso fue similar cuando inventaron la golosina conocida como en mi país como banana.

Fue una novedad por un tiempo, pero alguien tuvo la genialidad de tomar esa misma banana y agregarle un palo que la convirtió en una “nueva” golosina llamaba bombón.

Nosotros podemos hacer cosas geniales en el lugar donde estamos si aprendernos a ser buenos observadores y captar las oportunidades.

La tecnología hoy en día nos permite llegar a mas personas por un costo muy bajo.

Hoy en día veo como personas cercanas a mí, mediante redes sociales, han hecho crecer negocios tan comunes y simples que uno piensa que detrás de esto hay grandes empresarios.

La verdad es que son iguales a ti o a mí, pero se dieron cuenta que el miedo al que dirán no les dará de comer o no les ayudará a cumplir sus metas.

Así que te animo mediante esta información a prosperar en tu medio cualquiera que este sea.

Sólo debes estar atento a suplir una necesidad o mejorar lo que ya existe.
Comparte:

lunes, 14 de octubre de 2019

Cómo financiar los proyectos y metas de forma correcta



Cómo financiar los proyectos y metas de forma correcta Existen dos maneras de adquirir las cosas que tanto anhelamos o necesitamos.

Una de ellas es mediante el ahorro, pero lamentablemente a la mayoría de nosotros nunca nos enseñaron este concepto hasta que se tatuara en nuestra mente.

Es por eso que este método no solamente lo vemos lento, sino también inalcanzable.

Otra forma es mediante el dinero que se obtiene de terceros y el cual, como retribución al acreedor, le devolvemos el capital más un interés por este.

Una de las experiencias más negativas con referencia al dinero son los créditos o préstamos.

De hecho, existe un dicho popular que reza: “El que pide prestado, es porque no tiene con que pagar”.

Desde mi perspectiva y basándome en mis errores financieros, intento a toda costa huir de los préstamos o créditos.

Mi tendencia, si deseo obtener algo, es esperar mientras obtengo un ahorro y ya con dinero en mano pedir los respectivos descuentos por pago en efectivo.

Sin embargo, ¿será que los créditos son malos? ¿Es posible hacer un uso inteligente de estos para avanzar en nuestras metas?

Respecto a esto, haciendo una investigación para el vídeo anterior CONSEJOS DE UN EMPRESARIO EXITOSO, me di cuenta que el señor Arturo Calle en sus inicios recurrió a un préstamo.

Hizo esto a pesar de que él no recomienda realizarlo, por las altas tasas de interés que se deben pagar a las instituciones financieras.

Pero hay una gran lección que podemos aprender de lo que hizo el señor Arturo Calle en sus inicios.

Con esto me refiero a que él solicitó una cantidad prudente, con la cual podría hacerse cargo en caso de que sus aspiraciones no se dieran como él esperaba.

Tristemente, los seres humanos tenemos una debilidad muy grande y es nuestro ego.

Este constantemente nos dice que debemos sobresalir y demostrar que también tenemos poder adquisitivo.

Y esto ocurre ya que vemos a las personas a nuestro alrededor “triunfar” en todo lo que se proponen. Sobre todo, en lo económico.

Pero ¿sabías que en la mayoría de personas, esos “triunfos” sobre todo los económicos son basados en créditos?

Así pues, esa parte que nos ha impulsado a seguir adelante, nos intenta decir que les digamos a otros que SI podemos tener las cosas que ellos han logrado.

Es por esta razón que cuando intentamos pedir dinero, nos desfasamos sin tener claridad de nuestras finanzas actuales.

Lamentablemente nuestro fracaso económico al momento de usar dinero de otros es la falta de información sobre nuestro estado financiero actual.

Y aquí te voy a dar uno de los mayores consejos que aprendí con lágrimas.

JAMAS, bajo ningún motivo accedas a préstamos de dinero o créditos sin conocer tus finanzas actuales y tu capacidad de pagar dicho dinero a obtener.

Mira, la mayoría de amigos que conozco mantienen unas finanzas muy sanas.

Es decir que siempre tienen dinero para ahorrar cada mes, se dan sus gustos y todo esto lo hacen mediante préstamos con terceros.

Por ejemplo, me enteré de un amigo que compró un vehículo nuevo.

A pesar de tener el dinero para pagarlo de contado por sus años de ahorro, no quiso hacerlo, sino que acudió al préstamo de dinero en una entidad financiera.

El argumentó, que el dinero nunca se debe soltar de inmediato, prefirió usar el dinero de terceros para financiera su pequeño lujo.

Y así tendría la comodidad de ir pagando su vehículo sin descapitalizarse totalmente, pues él cree firmemente que el ahorro debe tenerlo por si “aparece” alguna inversión.

Como puedes ver si tomamos estos tres consejos, es decir conocer el estado de finanzas actual, no prestar más de la capacidad de pago y usar el dinero de terceros, las cosas tienden a salir bien.

Tal como las metas se deben escribir y programar cada paso, se debe hacer lo mismo con los créditos y préstamos.

Así que te animo mediante esa información a ser prudente e inteligente para manejar dineros de terceros.

Solo mediante la discreción y la inteligencia se puede prosperar en un mundo que está predispuesto al comercio.
Comparte:

lunes, 9 de septiembre de 2019

Cómo planear proyectos y metas



Cómo planear proyectos y metas La mayoría de seres humanos, aunque no tengamos pruebas concretas de ello, creemos en la suerte.

Es por eso que cuando vemos a las personas que nos rodean, cumplir sus sueños, no solamente nos sentimos mal, sino que buscamos disminuir su éxito explicando que fue la suerte.

Y sobre todo que aun no es nuestra oportunidad o el “tiempo de Dios” para alcanzar las cosas.

Sin embargo, nunca pensamos qué hay detrás de todo ese resultado final, ni lo que tuvieron que pasar para alcanzar sus metas.

Y allí es cuando decimos que la suerte los acompañó que nacieron con estrella y no como nosotros que “nacimos estrellados”.

Tristemente nosotros solamente vemos el resultado final de sus acciones, pero ellos se tomaron un tiempo para hacer algo que nosotros omitimos.

Con esto me refiero a que planearon su éxito y los resultados. Esto no fue cuestión de azar o el destino.

En teoría, nosotros ya conocemos interiormente que sin planeación no hay resultados.

¿Pero, por qué siempre omitimos hacer esto?

Si somos totalmente honestos con nosotros mismos vamos a llegar a la conclusión que la pereza no nos deja hacer esto.

Y agreguemos el hecho que hoy en día como el mundo está avanzando tan rápido, todo lo queremos de inmediato.

No nos damos el tiempo para hacer un presupuesto y mucho menos hacia donde queremos llegar.

¿Se puede abandonar la pereza y comenzar desde hoy mismo a planear nuestro futuro e incluso cambiar nuestro destino?

Efectivamente se puede, pero hay que realizar una serie de pasos.

Lo primero que debemos hacer es escribir nuestra meta, nuestro objetivo.

Que sabemos acerca de como llegar a esta meta y que es lo que no sabemos de ella.

Entre más detalles incluyamos en nuestro texto, nos ayudará a orientar más nuestro proyecto de vida.

Aquí te doy un secreto bastante importante y es que entre más claro seas con lo que deseas, más rápido se consigue.

Una vez que tengas claro donde quieres estar en el futuro, piensa cual es tu presupuesto económico para alcanzarlo.

Si no sabes un aproximado, consulta con alguien o expertos en el tema.

Por ejemplo, si tu meta es obtener una casa, averigua exactamente cuanto te costaría, más el dinero adicional para el papeleo legal, si debes instalar seguridad, etc.

Esta parte es SÚPER IMPORTANTE, pues sin presupuesto nunca vas a tener movimiento hacia tu meta.

Yo pienso que esta es una de las partes más importantes pues si no hay conciencia del dinero que debes invertir en tu proyecto vas a dilatar la construcción de este.

Incluso esto es precisamente el problema por el cual la mayoría de nosotros no hemos llegado a la riqueza que esperamos.

Todos queremos ser ricos, pero ¿te has preguntado cuánto dinero deberías tener en tu banco para considerarte próspero?

Cuanto tienes un presupuesto claro de tu meta, tu cerebro, de forma inconsciente se pondrá a trabajar en ello.

Es como si el presupuesto dejara una astilla en la mente, que lo talla constantemente para buscar la meta.

Ahora quiero que compares lo que has hecho con esta planeación.

¿Verdad que nunca la habías hecho?

¿Ahora comprendes porque las personas que has visto que alcanzan sus sueños les sonríe la vida?

De acuerdo a mis investigaciones sobre este tema puedo concluir que la Vida al parecer favorece a las personas que tienen la claridad en su mente de saber hacia dónde van.

Cuando tú tienes una planeación estratégica a seguir es cuando ocurre la magia de la vida.

Comienzas a conocer personas, a ver oportunidades, a tener ideas e infinidad de cosas que los que estamos desde afuera pensamos que es la suerte que te favorece.

Muchas personas de éxito las he escuchado decir que si uno les pone un tiempo definido a las metas, es más efectivo alcanzarlas.

Así que te animo mediante esta información a concretar tu plan de vida y lo que deseas vivir en un futuro.

La Vida apoya y favorece a aquellos que escuchan su corazón y lo siguen de forma organizada.
Comparte:

lunes, 1 de julio de 2019

Definiendo el plan B de los proyectos



Definiendo el plan B de los proyectos Yo pienso que todos, cuando se trata de nuestras metas, intentamos ser lo más positivo que nos sea posible.

Y de hecho es muy buena idea hacerlo, ya que planear algo y considerar que va a fallar, es comprar un seguro para el fracaso.

Recuerda que lo que pensamos y sentimos afecta directamente lo que hacemos y también lo que planeamos.

¿Pero te has preguntado qué pasa cuando por más positivos que seamos nos fallan nuestras metas?

En teoría, si somos positivos, todo debería salirnos bien.

Esto es correcto en caso de haber tenido una educación emocional optima desde pequeños.

Sin embargo, ¿sabías que es prudente tener siempre un plan B, e incluso todo el abecedario de planes por si acaso?

Respecto a esto tal vez te llegue a asombrar el hecho que los gobiernos que son potencia tienen planes para todo.

Incluyendo escenarios de ciencia-ficción.

Aunque suene incoherente, ridículo y hasta cómico, existen protocolos que van desde una invasión extraterrestre hasta un ataque zombi.

Si, tal como lo estás escuchando y no lo estoy diciendo en broma o por exagerar.

Esto se hace porque la naturaleza humana es aislacionista y no reconocemos los problemas hasta que tocan la puerta.

De esto podemos aprender que JAMÁS podemos dar las cosas por sentado o como un hecho.

Nosotros debemos tener la sana costumbre de estar preparados para todo. Incluyendo lo más absurdo o increíble.

Esto no quiere decir que seamos personas negativas. Más bien, esto nos convierte en personas precavidas.

La planeación de algo debe incluir los errores y qué hacer en el caso de ellos.

Por ejemplo, en mi trabajo diario, cuando estoy escribiendo el código para que un algoritmo realice algo tan simple como recibir un dato del usuario siempre hay que pensar en que este se equivoque o interactúe de forma incorrecta.

Por más simple que sea la tarea siempre se debe considerar el proceso de fallo.

Esto no quiere decir que se esté programando para el fracaso.

Entre más se consideren los fallos y sus posibles mecanismos para resolverlos, el código se considera más robusto y tendrá más posibilidades de éxito.

Es exactamente esto mismo lo que debemos hacer con nuestras metas.

Recuerda que no se trata de ser negativo al planear, pues todo proceso es factible de fallos.

Simplemente es considerar que camino tomar en caso de que algo ocurra por muy absurdo que esto sea.

Ahora nuevamente te pregunto, ¿qué pasaría si lo que has planeado no sale como lo esperabas?

¿Sabes qué camino seguir para levantarte de tu fracaso y conseguir de nuevo el camino hacia el éxito?

Es precisamente esto lo que causa el abandono de los sueños y metas en la mayoría de personas.

Así que te animo mediante esta información a no dar las cosas por sentado y dejar de improvisar en tus proyectos.

Al éxito se llega considerando todos los pros y contras de las acciones a tomar.
Comparte:

lunes, 4 de marzo de 2019

Por qué fracasan nuestros sueños



Por qué fracasan nuestros sueños Según el RAE, el fracaso se define como el resultado adverso de algo que se supone debería suceder correctamente.

Hemos visto anteriormente que cuando no se conecta la acción con los planes que nos hemos trazado, es obvio que las cosas no salgan como las esperamos.

Sin embargo, qué ocurre cuando de forma insistente intentamos tomar acción pero las cosas no se nos dan o se dan a medias?

Aquí entran en juegos dos cosas. La primera es nuestro subconsciente.

La psicología explica que durante los primeros 5 a 8 años de vida, se forma la personalidad de un individuo.

Es decir que entre esas edades, todo lo que aprendió, va a influir notablemente en el comportamiento de una persona, pues esta información quedó almacenada de forma subconsciente.

Podríamos objetar y decir “pero un niño tan pequeño no puede comprender sobre los problemas que pasan en una casa”.

Como tal, el niño no lo comprende, pero su cerebro lo procesa en forma de emociones.

El infante no puede saber con exactitud por qué las personas a su alrededor gritan.

Sin embargo en su sistema nervioso se está almacenando emociones destructivas que no comprende.

Por ejemplo hace algunos meses conocí a un señor que me expresó su tristeza al ver el cielo gris, a punto de caer una fuerte lluvia.

Le pregunté si en el pasado le ocurrió algo para que tuviera esa sensación.

Él me comentó que desde que tenía uso de razón se sentía de esa forma y no sabía exactamente por qué.

Observas cómo un infante, aunque no comprenda lo que pasa a su alrededor de todas formas lo va procesando y almacenando?

Si en este punto te preguntas si dicha información se puede cambiar, estás en lo correcto.

No es una tarea fácil, pero tampoco es imposible. Solo es cuestión de tiempo, dedicación y paciencia de trabajar con uno mismo y las emociones.

La segunda cosa que afecta la consecución de nuestros sueños o deseos es la medida que tengamos de la palabra “dedicación”.

Para poder entenderlo mejor pregúntate: todo el mundo quiere tener suficiente dinero para disfrutar y celebrar la vida, correcto?

Sin embargo no todo el mundo lo consigue y la mayoría tienen que vivir una incansable lucha por la supervivencia.

Crees qué esa mayoría no insisten en lograr sus deseos?

Crees en realidad que el esfuerzo realizado les alcanza para poder llevar sus sueños a feliz término?

Esfuerzo se define como “actitud de la persona que se esfuerza física y moralmente por algo”.

Si observas cuidadosamente, qué clase de esfuerzo empleamos para conseguir lo que queremos?

En realidad el único esfuerzo es el físico, el cual incluye, buscar, investigar, preguntar, aprender, llamar, etc.

Lamentablemente no incluimos el esfuerzo moral y es por esta razón que muchas veces no cumplimos nuestros sueños o los cumplimos a medias.

Si retomamos el ejemplo del dinero, todos hacemos esfuerzo grandes por conseguirlo.

Esto incluye trabajar horas extras, capacitarnos más, conseguir un mejor empleo, abrir nuestro propio negocio, etc.

Pero qué hay de nuestra actitud moral?

Realmente nuestro corazón está deseoso de alcanzar eso que tanto soñamos?

Te has preguntado qué vas a hacer cuando esa meta se cumpla y la estés viviendo?

Serás en realidad feliz, tendrás miedo de que te hagan daño por tener mucho dinero?

La respuesta completamente honesta a estas preguntas te puede dar indicios de la clase de información subconsciente que tienes sobre un tema como el dinero.

Aquí te podrías estar dando cuenta por qué las metas se te alejan o si logras algo no es completo.

En uno de los libros sagrados de la humanidad se llegó a expresar la siguiente frase: “donde está tu tesoro, allí estarán también tu corazón”.

En otras palabras, no necesitarás esforzarte nunca por algo que deseas. Son las cosas que no deseas las que te cuestan trabajo.

Tu trabajo en realidad es tener muy claro qué es lo que realmente deseas para ti.

Así que te animo mediante esta información para que examines tus verdaderos deseos y no lo que socialmente se te ha impuesto como metas.

Ten presente que el bienestar de la humanidad sólo es posible conseguirlo si cada individuo logra cumplir sus verdaderos sueños.
Comparte:

lunes, 11 de febrero de 2019

La conexión entre el pensamiento y la acción para lograr metas



La conexión entre el pensamiento y la acción para lograr metas La riqueza, al igual que la pobreza no dependen de una región.

Lo mismo podemos decir de las profesiones. Donde quiera que miremos hay médicos ricos, y médicos pobres. Contadores ricos, y contadores pobres.

Vemos esto mismo para cualquier profesión, incluyendo abogados, arquitectos, ingenieros, conductores, comerciantes, etc.

Antes de conocer todo el proceso de las emociones y como estas nos afectan, yo creía firmemente que este fenómeno era cuestión de desorganización con el dinero.

Sin embargo podemos ver personas que ahorran durante mucho tiempo y aun así no logran cumplir sus objetivos.

Otros por el contrario gastan libremente y parece que cada vez su patrimonio mágicamente va creciendo en vez de disminuir.

Entonces qué es exactamente lo que diferencia a una persona rica de una pobre?

Ya hemos visto que influye mucho la mentalidad. O en otras palabras la información que constantemente reciba sobre este tema y que afecta sus pensamientos.

Pero hay algo que la persona que se está capitalizando fácilmente hace ya sea consciente o inconscientemente.

En el libro PIENSE Y HAGASE RICO del autor Napoleón Hill, se nos dice que todas las cosas que existen y han existido están hechas de lo mismo.

La ciencia moderna nos ha demostrado que del mismo material del que estamos hechos nosotros, es el mismo del cual están hechas las estrellas.

El señor Hill en su libro llama a esto la Sustancia sin forma.

Cuando nosotros pensamos en algo de forma constante, en realidad lo que estamos haciendo es alterando dicha sustancia sin forma.

En otras palabras, los pensamientos al ser energía, pueden alterar otra energía especialmente esta sustancia sin forma que está allí disponible para crear cosas.

Un ejemplo de esto es el petróleo. Cuando yo era niño, decían que en el año 2000 el petróleo ya no existiría.

Debido a que provenía de los fósiles de dinosaurios, en algún momento tendría que acabar.

Sin embargo vemos que cada día se producen millones de barriles de crudo.

Podemos ver que al parecer hay algo que está creando de la nada nuevo combustible para seguir moviendo el mundo.

Es a esto que el señor Napoleón Hill le denomina la sustancia sin forma.

Lamentablemente este tipo de literatura no ha sido un común denominador en nuestras vidas.

Desde muy pequeños nos enseñaron a mirar la apariencia de las cosas y no ver la realidad.

Así pues creemos solo en lo que vemos y experimentamos con nuestros sentidos.

Para poner un ejemplo, piensa en la carencia del petróleo hace unos 40 años.

La realidad es que tal carencia no existe y cada día encontramos nuevos hallazgos de este material.

Y no solo pasa con el petróleo. También con las piedras preciosas, animales, plantas, etc.

Si el pensamiento es creador, entonces porque cuando pensamos en algo las cosas no se nos dan como esperamos?

Aquí es donde entra en juego la acción nuestra.

El pensamiento crea las cosas que deseamos, pero la acción nuestra es la que la recibe.

Está en realidad es la piedra con que la gran mayoría tropiezan.

Casi siempre nos quedamos quietos ante lo que deseamos simplemente porque esperamos un momento especial o una acción especial.

Nosotros solo tenemos un tiempo para vivir y es el presente. Así pues no podemos actuar en otro tiempo salvo en este instante.

Y lo único que podemos hacer es actuar en el sitio donde nos encontramos en la actualidad, es decir en tu trabajo o labor presente.

Así que debemos estar atentos a realizar cualquier cosa que tengamos que hacer sin procrastinar.

No alcanzamos a imaginar como esa meta que hemos creado con nuestros pensamientos la podemos retardar solo por nuestra pereza o negligencia de hoy.

Así que te animo mediante esta información a coordinar con sabiduría y amor, tus pensamientos y acciones.

Solo así podrás recibir aquello que tanto deseas favoreciéndote a ti a y todas las personas por las cuales te llegó.
Comparte:

lunes, 21 de enero de 2019

Cómo cumplir metas sin el uso de la voluntad



Cómo cumplir metas sin el uso de la voluntad De una u otra forma sabemos que para cumplir nuestras metas necesitamos vencer obstáculos.

Algunos de estos pueden ser negativas de terceros y otros tienen que ver con nuestra propia procrastinación y en algunos casos extremos con la pereza mental.

También la depresión y otros problemas nos pueden llevar a quedarnos quietos y ver cómo pasan los años sin poder hacer nada para cambiar.

Sea cual sea el motivo que nos presente un desafío para llegar a donde queremos, necesitamos el uso de la voluntad.

La voluntad se conoce como la capacidad para decidir con libertad lo que se desea.

Si observas, por ejemplo, cuando tenemos un obstáculo como el miedo, debemos hacer uso de la voluntad para dejar a un lado este sentimiento y realizar algo que debemos para seguir adelante.

Lamentablemente el uso de la voluntad no es un don especial que cada uno tenga.

Esto más bien es una cualidad que se adquiere con años de entrenamiento.

Algunos desde niños se las enseñaron. A otros nos ha tocado entrenarla con los años.

Así pues, que pasa si no tengo dicha cualidad pero deseo alcanzar un deseo con todo mi corazón?

Para poder entender esto, debemos analizar una gran cualidad que tiene nuestro cerebro ante los eventos.

Con esto me refiero a la adaptación que todos tenemos ante nuevos eventos.

A nivel básico, nuestro cerebro cuando está en una zona “segura” intenta quedarse allí para evitar peligros potenciales que pueda llevarnos a peligros futuros.

Nuestro cerebro está diseñado para protegernos y llevarnos siempre a nuestra supervivencia y aquí es cuando algunos hacen uso de la voluntad para avanzar.

Por ejemplo si tu objetivo este nuevo año es realizar algún deporte para ponerte en forma, notarás que no ha sido fácil y prácticamente estamos acabando el primer mes del año.

Tal vez ni siquiera has iniciado tu objetivo y esto ocurre porque estás intentando sacar a tu cerebro de una zona cómoda en la cual hizo nido.

A pesar de esto, podemos salir de la zona cómoda de otra forma.

Retomando el ejemplo del deporte, los primeros días de iniciar, tu cuerpo se lastima bastante y vas a tener muchos dolores musculares por varios días.

Pero has notado lo que ocurre pasado un tiempo?

Exacto, dichos dolores desaparecen poco a poco. E incluso, con el pasar de las semanas, tienes que exigir más a tu cuerpo si quieres lograr resultados.

Observa que al principio tu cerebro estaba en una zona cómoda en la cual sentías miedo, pereza, depresión, etc.

Ahora que han pasado unos días, y sin darte cuenta, estás en una nueva zona cómoda, que incluso tienes que exigir más tu cuerpo para poder sentir de nuevo dolor muscular.

De hecho, deportistas experimentados tienen que variar periódicamente sus rutinas de ejercicios si quieren seguir aumentando su rendimiento y resultados.

Como puedes ver existen dos caminos para lograr tus objetivos.

El primero es el uso de la voluntad que lógicamente te permitirá hacer las cosas de forma más rápida.

El segundo es ir poco a poco realizando las cosas que deseas para ir saliendo de tu zona de confort.

Así que te hago la invitación mediante esta información a abandonar el miedo, la pereza, aburrimiento o cualquier emoción que te esté impidiendo alcanzar lo que deseas.

Ten presente que la vida se pasa muy rápido. Recuerda las resoluciones del año pasado y cuantas de ellas cumpliste.
Comparte:

lunes, 16 de julio de 2018

La importancia del carisma en nuestra personalidad



La importancia del carisma en nuestra personalidad Según la definición oficial del RAE, el carisma es la capacidad que tiene una persona para atraer y cautivar a los demás.

Si buscamos el significado religioso el carisma es un don concedido por Dios a algunas personas para beneficiar a la comunidad donde este se encuentre.

Sin observamos cuidadosamente estas definiciones nos dan a entender que esto es algo exclusivo de algunos privilegiados y que está muy asociada al éxito personal.

Sin embargo desde el punto de vista de mis investigaciones y observatorios sobre este tema, puedo decir que concuerdo con la última parte de esta afirmación, es decir que sin carisma, no puede existir el éxito personal.

Es por eso que podemos ver deportistas, artistas o dirigentes ser seguidos y admirados por millones de personas.

Debemos aclarar que una cosa es el carisma, esa atracción que ejerces sobre la gente y otra muy distinta intentar comprar a otros ya sea por fama, dinero, discursos y promesas falsas, etc.

La diferencia está en el amor que te despiertas en las personas y no en un interés de querer venderles algo o sacar provecho de ellas.

En nuestro entorno es común ver personas que se quejan todo el tiempo y por todo. Son serios, algunos amargados y otros pasan por petulantes.

Como hemos visto, todo esto influye en nuestro comportamiento y vamos haciendo un ciclo donde nos volvemos bastante antipáticos gracias a la retroalimentación que nos da el actuar de otros.

Esto hace que la gente se aleje de nosotros y potencialmente nos estaría perjudicando pues gran parte del cumplimiento de nuestros sueños y metas, es responsabilidad de las relaciones que tenemos con terceros.

En mi caso yo crecí con los dos ejemplos, es decir al lado de personas carismáticas y antipáticas.

Mi señor padre es una persona muy carismática. De hecho personas que hace muchos años no veo y me encuentro en la actualidad, siempre me preguntan por él, ya que en cada amistad que hacía siempre ha dejado una huella de influencia sobre dicha persona.

Por mi parte hubo un tiempo en que decidí ser antipático. No me gustaba saludar a nadie, ni compartir con nadie. Sentía que todos me caían mal aunque no los conociera.

Pero siempre observaba la reacción de algún conocido de mi señor padre al encontrármelo en el camino y esto hacía que inconscientemente sintiera ganas de dejar la misma huella en las personas que me rodeaban.

Así que en alguna oportunidad me pregunté por qué no actuar amablemente pues eso es lo que mi señor padre siempre ha hecho con la gente?

Comencé a tomar la costumbre no solo de saludar, sino de abrazar a las personas que pertenecieran de una u otra forma a mi entorno.

Con el paso del tiempo esto se volvió un hábito en mí, a tal grado que una vez un gran amigo me preguntó qué cosa era lo que le hacía a la gente para que se alegraran de verme o preguntaran tanto por mí?

La verdad yo me sorprendí de esto pues había olvidado mi objetivo de imitar el comportamiento de mi señor padre.

Así pues, me di cuenta que esta era una (si no es la única forma) de las maneras de implementar el carisma en tu vida.

A veces esperamos que nos den importancia, respecto o amor y nunca se nos ha ocurrido más bien entregar eso a las personas que nos rodean, para ver qué resultados obtenemos.

Por el contrario, tratamos con irrespeto e incluso insultos a los demás y esperamos que no pase nada.

Hoy en día las personas se agreden mucho por las redes sociales porque todos se sienten muy valientes detrás de un teclado. Pero delante de esa persona que agreden virtualmente, siempre se quedan callados y agachan la cabeza.

La vida es como un espejo que refleja realmente lo que existe en tu interior. Así que te animo mediante esta información a comenzar a ser amable, respetuoso y amoroso con los demás, pues de esta forma vas a recibir eso que tanto anhelas.

Ten en cuenta esta frase del escritor Henry David Thoreau “La bondad es la única inversión que nunca falla”.
Comparte:

lunes, 7 de mayo de 2018

La importancia de adaptarse a los cambios. La historia de Galileo Galilei



La importancia de adaptarse a los cambios. La historia de Galileo Galilei En el siglo 17 se presentó un evento muy importante entre un anciano y la iglesia universal. Cuenta la historia que fue un juicio debido a una información publicada por el anciano que contradecía las creencias generales sobre el Universo.

Este anciano era llamado Galileo Galilei el cual se dedicó a las matemáticas, física y astronomía. Es considerado uno de los primeros seres humanos en estudiar los cielos y sus fenómenos pues con sus conocimientos construyó uno de los primeros telescopios para observar las estrellas.

El proponía que la Tierra gira alrededor del Sol y por lo tanto no es el centro del Universo, lo cual era la creencia oficial.

Esto hizo que a los 71 años de edad aproximadamente enfrentara un juicio por esta “blasfemia”.

Tal vez esto nos parezca una broma, pero han pasado muchos eventos y mucho tiempo para que el ser humano pueda evolucionar y dejar de ser tan radical.

Aunque hay que aclarar que no todos los seres humanos son tan evolucionados hoy en la actualidad.

Muchas personas aún intentan convencer a otros de sus creencias o tendencias y cuando estás no reciben la aceptación esperada, se enojan o apartan a aquellos que los contradicen o quizás toman otras medidas.

Galileo por supuesto no era ningún tonto. Él no quería convertirse en mártir y se retractó. Sin embargo la historia narra que este científico vestido de penitente y estando de rodillas declaro que se retractaba de los errores y herejías que había propuesto.

Otras historias no oficiales afirman que una vez hecha su declaración de arrepentimiento, el científico golpeó el suelo con el pie y afirmó: “Y sin embargo se mueve!”.

Algunos historiadores afirman que Galileo se arrepintió por el resto de sus días de haber negado sus descubrimientos. Esto puede ser cierto, como también falso.

Hoy en día podemos ver este acto como algo cobarde, pero no debemos juzgar a la ligera. Si analizamos bien las cosas podemos ver que al final el conocimiento triunfo sobre la tiranía. Así que por qué morir por algo que al final se va a saber?

Viéndolo desde ese punto de vista yo pienso que Galileo no solo ha sido una de las personas más brillantes que ha pisado este planeta, sino que ha sido el más inteligente por este acto, pues vemos otros personajes que murieron por causas que a la final fueron en vano.

Sin embargo lo más importante es lo que podemos aprender de esta historia y es la adaptación a las circunstancias.

Por ejemplo cuantas veces hemos tenido alguna meta o sueño y este por más que lo perseguimos no se nos da o se daña?

Muchas veces seguimos adelante basándonos en la frase “las mejores recompensas cuestan” o el famoso “sin dolor no hay ganancia”.

Respecto a esto, hace varios años me ocurrió algo similar. Yo deseaba tener un vehículo. Me lo soñaba. Me visualizaba manejándolo, ect.

Unos meses más tarde obtuve por un regalo de cumpleaños un dinero, el cual fue a dar como parte de pago de dicho vehículo.

Y el resto pues era obvio que no lo tenía, pero las ganas podían más así que salí corriendo a realizar un préstamo a una empresa financiera.

Sin embargo cada vez que iban a aprobar el préstamo del dinero o a entregar el vehículo se presentaba algo y al final no obtenía nada.

Esto hizo que me enojara mucho y lo llegué a hablar con unos amigos, los cuales me expresaban que uno tenía que luchar por sus sueños y bla bla bla.

Pero en mi interior existía esa pequeña voz que me advertía sobre algo que no iba bien.  Esto debido a las tantas veces seguidas de la negación de obtener esto que tanto anhelaba.

Tomé mi decisión basándome en las premisas mencionadas anteriormente y al final lo logré. Pero un años después las cosas se complicaron y para resumir el cuento al final terminé embargado y con las mil deudas hasta el cuello.

A veces podemos pensar que la suerte, la Vida, Dios, etc., no nos quieren dar las cosas. Respecto a esto soy un partidario que si las cosas no se te dan, comiences a evaluar por qué y si realmente te conviene ese camino a seguir.

Debemos aprender a adaptarnos a nuevos cambios. No podemos seguir una meta que al final será en vano como me ocurrió a mí.

Si quieres que tu bienestar sea permanente siempre ten presente los mensajes que la Vida te está enviando a través de las personas o cosas.

Recuerda tener mucha prudencia y sabiduría pues en algunos casos las metas requieren de algo adicional para darse o simplemente ese camino no te conviene.
Comparte:

Acerca de mí

Mi foto
Ingeniero de Sistemas e Investigador del Pensamiento Humano y las emociones, y como estas influyen en las decisiones que tomamos cada segundo para tener éxito o fracaso.

Vídeo Bienvenida

YouTube

Copyright © Ritmo Positivo 2009 - 2019. Con tecnología de Blogger.

Ultimo Vídeo

PBA Oferta

Facebook

Suscríbete al Blog

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibe las actualizaciones del Blog AUTOPODER: Recupera tu Poder Interior.

Te será enviado un Email de confirmación para la suscripción. Si no recibes el email, por favor verifica en tu carpeta de Correo no Deseado o Spam.

Puedes darte de baja del servicio en cualquier momento que desees. Cada Email de la suscripción que te llega contiene las instrucciones para hacerlo al pie de página.




Ofrecido por FeedBurner