Retoma el control de tu vida. Estrategias efectivas para el control emocional

Mostrando las entradas con la etiqueta camino. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta camino. Mostrar todas las entradas

lunes, 22 de octubre de 2018

La importancia de la experiencia en nuestro camino al éxito



La importancia de la experiencia en nuestro camino al éxito La experiencia se define como una forma de conocimiento o habilidad derivada de la observación o participación de algún evento.

Dicho de forma más simple es la habilidad que vamos adquiriendo a medida que nos suceden cosas.

Sin embargo esta experiencia o habilidades, hay dos formas de obtenerlas. Una de ellas es mediante los que nos ocurre y otra es aprendiendo sobre las experiencias de los demás.

Por ejemplo en mi país existe un dicho que reza “nadie aprende en cabeza ajena”.

Con esta expresión se intenta decir que necesariamente aprendemos de nuestras propias equivocaciones y no de la observación.

Tristemente esto es correcto. No te ha pasado que intentas advertirles a las personas que te rodean que no realicen ciertas cosas y corren de cabeza a buscar su propia experiencia?

Muchas veces la vida nos advierte mediante personas, experiencias de terceros, incluso hasta mediante la música o películas de que no hagamos algo.

Sin embargo pensamos que eso nunca nos va a pasar a nosotros y que los demás tuvieron muy mala suerte, así que por eso les salieron las cosas mal.

Respecto a esto, he visto gran cantidad de persona a mi alrededor recibir advertencias de sus familiares o amigos.

De inmediato omiten la enseñanza bien intencionada de sus parientes para luego, con el tiempo recibir las consecuencias de sus actos.

Lamentablemente he visto como acuden a las personas que intentaban advertirles para ver si los sacan del lio en que ellos solitos se metieron.

Increíblemente, de estas personas, he visto como vuelven y no solo comente otros errores, sino el mismo error por el cual están sufriendo.

Al final levantan sus manos al cielo invocando a su divinidad preguntándole “por qué a mí?”

Lo más grave es que cuando intentas advertirles, se enojan de nuevo, repitiendo el ciclo infinito de sufrimiento y no se dan cuenta que su propio actuar es el que los mantiene en dicha situación.

Pero como es tan difícil decir que el equivocado es uno, entonces es cuando le comienzan a echar la culpa a los demás, al gobierno, a la región, a los padres, al clima, etc. de sus desgracias.

Yo me he considerado el papá de los errores. Desde muy niño he sido fanático de llevar la contraria solo para ver mortificados a los demás.

Así que te imaginarás que sólo por capricho cometía errores para demostrar que no seguía los pasos de nadie.

En temas anteriores de este blog, he mencionado los varios errores que cometí, sobre todo los financieros.

El último error que cometí fue tan doloroso que decidí hacer las cosas de diferente manera. Con esto me refiero a que al máximo trataría de aprender en cabeza ajena y no en la mía propia.

Así pues, hoy en día vivo muy alerta de los errores externos para poder aprender de estos y no cometerlos en mi camino.

Incluso intento indagar la forma de pensar y proceder que llevó a dicha persona a cometer el error.

Pero atención, con esto no quiero decir que nos encerremos en nuestra casa y jamás salgamos para no cometer errores.

Los errores nos ayudan a crecer emocionalmente, siempre y cuando aprendamos a no seguir errando.

Seguir cometiendo errores y esperar que estos se arreglen solos o que venga alguien a solucionarlos se llama estupidez.

El objetivo de las fallas es adquirir un conocimiento o experiencia para mejorar y no quedarte donde estás.

Pero qué pasa si en vez de pasar por dolor, más bien observas el dolor de otros y aprendes a mejorar tu vida? No es esto una forma más inteligente de vivir tu vida?

Así que te animo mediante esta información a mejorar tu vida mediante el aprendizaje de terceros.

Recuerda que el dolor es una obligación en nuestra vida. El sufrimiento es opcional.

Podemos hacer de la vida un constante momento de placer y no un sube y baja de emociones. Todo depende si estás dispuesto(a) a usar tu inteligencia emocional.
Comparte:

lunes, 19 de febrero de 2018

Los peligros de la procrastinación en el camino hacia el bienestar



Los peligros de la procrastinación en el camino hacia el bienestar Procrastinar es la “habilidad” que tiene nuestro cerebro de evadir actividades o tareas en nuestro diario vivir y cambiarlas por otras. Otra definición de procrastinar es también lo que conocemos como aplazar o postergar.

Por ejemplo cuando recibimos alguna factura de nuestras cuentas o gastos fijos de la casa y vemos la fecha de pago. Vemos que faltan una o dos semanas y la dejamos a un lado. Al final terminamos corriendo al banco o entidad que recauda el dinero de la factura el último día cuando están dejando ingresar los últimos clientes, si es que logramos entrar.

A simple vista podemos ver que este comportamiento es bastante nocivo para nosotros, y podemos preguntarnos porque ocurre esto que nos perjudica si nuestro cerebro como hemos visto anteriormente esta para ayudarnos en nuestra supervivencia?

Si observamos, este fenómeno psicológico ocurre en nosotros con las tareas que nos generan cualquier tipo de estrés. Por ejemplo si tenemos que hacer algo que implique desafío, peligro, dificultad, aburrimiento, etc. si observas estas situaciones ponen en peligro nuestra zona cómoda y es por eso que nuestro cerebro genera malestar para no afectar dicha zona sin “peligro” en la que nos encontramos actualmente.

Entonces es por esto que procrastinamos o aplazamos nuestras tareas importantes y las cambiamos por actividades aparentemente menos dolorosas o al menos más divertidas. Algunos expertos afirman que esto puede llegar a ser en algunos casos síntomas de depresión o déficit de atención.

Si observas, de cada 10 problemas que tenemos en la vida 9 son debido a la procrastinación y esto es porque no contamos con las tareas que van saliendo o se aproximan. El no atender algo hoy, puede que no te dé el tiempo para atender otra tarea mañana y esto hará que al final la Vida resuelva las cosas de formas que posiblemente no te favorezcan.

Por ejemplo en mi caso respecto a las deudas dejé ir pasando el tiempo, esperando que viniera el angelito trajeado con la maleta del millón de dólares para poder ir a pagar a mis acreedores. Muchas veces mi esposa me llegó a decir porque no hablaba con ellos. Sin embargo en esos momentos uno aplaza o procrastina estos eventos por la pena, por el miedo, y la esperanza de que eso va a pasar pronto.

Como llegué a aprender de mi mejor amigo, él cuando en alguna oportunidad se vio un poco apretado económicamente fue y habló con el dueño del apartamento donde vivía y le dijo que no le podía pagar más ya que no tenía los medios. El señor le nombró la cláusula por incumplimiento a lo cual él le dijo “si quiere yo me quedo y sin pagarle y me espera quien sabe hasta cuándo. O me deja ir sin problemas y usted puede arrendarlo a alguien que pueda pagarlo y no perderá. En sus manos está ganar un problema o solucionar esto”.

Ante este argumento pues es lógico que cualquier persona razonable e inteligente no peleará por dinero que quizás nunca le paguen a futuro y más bien tenga un nuevo cliente que si pueda pagarlo.

En otra oportunidad un par de amigos estaban con graves problemas financieros. Ellos me decían que les daba temor y pena y que esperaban el angelito también. Les di ese consejo de hablar con sus acreedores. Hace uno o dos meses me encontré con ellos y me dieron las gracias por el consejo pues hicieron exactamente eso y ya estaba pagando poco a poco sus deudas y sobre todo que ahora ya podían cubrir los gastos de alimentación pues hasta hambre estaban pasando.

En mi casa, junto con mi esposa siempre le inculcamos a nuestra hija que atienda sus deberes con tiempo, pues hoy en día, los colegios dejan multitud de tareas que si no se hacen con tiempo no se podrá cumplir con la carga académica. Esto es una forma de hacerle entrenamiento para que nunca permita que su tiempo se desperdicie en procrastinar.

Como puedes ver, la forma de tratar este fenómeno es con la atención inmediata de tus labores que van llegando. Pero atención con esto no quiero decir que salgas y hagas todo lo que te llega al mismo tiempo, pues esto te comenzará a generar malestar ya que al final no sabrás en que temas estás adelantado y en cual no.

Por mucho que intentes ser una persona multitarea, al final tu mente está concentrada en una sola por unos instantes. Así que como sugerencia, inicia con una y no continúes con la otra hasta que la primera no esté completa.

Así que te animo a través de esta información a que planifiques y resuelvas todas tus situaciones con tiempo. Solo así tendrás la tranquilidad y la felicidad del deber cumplido y esto indefectiblemente te llevará al bienestar.
Comparte:

lunes, 25 de diciembre de 2017

Cómo manejar las críticas en tu camino hacia el éxito personal


Cómo manejar las críticas en tu camino hacia el éxito personal

Casi todos los empresarios hemos tenido que enfrentarnos a la crítica que muchas veces viene con buena intención y en otras oportunidades viene cargada de celos y/o envidia. El primero paso que debemos tener en cuenta es que tu sueño, meta, camino debe ser protegido por el silencio. Es decir que tus proyectos no debes comentarlos en público para evitar este tipo de situaciones.

Pero qué ocurre en caso que tu proyecto ya está en marcha o definitivamente el algo que resalta a la vista de todos?

Como mencioné en el vídeo anterior, respecto a la nueva información que tenía sobre metodologías para control de las masas, di con un autor bastante interesante sobre estos temas. Adquirí uno de sus libros y me di a la tarea de contactarlo una vez lo terminé.

Como el libro tocaba el tema de control emocional, quería conocer personas que manejaran bien este tema y me ayudaran en mi proceso personal. El autor me respondió que le enviara unos 27 euros y que de inmediato me daría la información sobre la gente en mi localidad que lo representaba.

La verdad ante esto me sentí indignado y a la vez desilusionado. Por esta razón le escribí un correo cargado de todo mi malestar en donde le decía que como era posible y bla bla bla. La única respuesta que recibí de este autor fue un absoluto silencio que me llenó de mucho rencor, pues como era posible que hasta lo ofendía en mi segundo correo no se defendiera?

En esto le comenté a mi compañero de estudio (el que me dio el documento sobre control masivo de personas) y me dijo que eso era un comportamiento típico de auto control emocional. Me puse a pensar varios días en ello y me animé a partir de esta experiencia a intentar dominar mis emociones por mis propios medios.

Algo que descubrí de todo este proceso es que el EGO o lo que hemos denominado en este Blog, como la estructura mental que nos dice desde niños “aquí estoy, yo merezco”, debe ser controlado como primera medida para obtener el control de tus emociones. El Ego es el que habla cuando te sientes ofendido o cuando alguien te cuestiona.

Para poderlo controlar debemos aprender a guardar silencio cuando nos sentimos atacados. Honestamente no conozco una técnica menos dolorosa pero al menos me ha funcionado a mí.

Respecto a esto, hace unas semanas me di a la tarea de realizar una encuesta con personas que considero saben manejar muy bien la crítica y que son figuras públicas, o al menos su trabajo implica contacto con el público.

Me llamó la atención la respuesta de un joven que a pesar de su corta edad maneja muy bien esta parte de la crítica. Él decía que sólo se enfocaba en los comentarios positivos y que los negativos los filtraba de acuerdo al tono o intención con que venían, pues es muy diferente recibir una sugerencia, a recibir un ataque directo de tus acciones.

Otra persona, un poco mayor el cual considero bastante sabio me dijo que él tomaba los comentarios negativos y los analizaba para mejorar, pues como dice, todo tiene información que nos ayuda a retroalimentarnos.

Personalmente me inclino más por la primera forma, la que consiste en aceptar lo bueno y filtrar lo negativo dependiendo de quien venga y las intenciones, pues claramente nos podemos dar cuenta de ello intuitivamente. La segunda forma me parece muy avanzada, al menos para mí que no domino completamente mis emociones.

Un experto Youtuber en cierta oportunidad le escuché decir que mucha gente le gusta lo que haces pero a otra no tanto y hay que aprender a distinguir si te están dando un consejo para mejora, o por el contrario el “consejo” realmente es envidia o celos de alguna forma porque tú haces algo que dicha persona no puede. De hecho el origen de la envidia tiene que ver mucho con la usurpación que alguien puede considerar que otro está intentando tomar de tu lado.

Este Youtuber incluso recomendaba eliminar del canal comentarios negativos y mantener el espacio limpio y positivo, pues cuando uno no recibe un “regalo” de odio o celos, dicho “regalo” regresa a su dueño.

Por ejemplo en mi caso, yo recibo muchos comentarios buenos, pero en algunas oportunidades he recibido crítica bastante destructiva y de mala intención. E incluso en alguna oportunidad note que una persona realmente no estaba interesada en aprender sino más bien en discutir y ganar la discusión. Pues en mi caso yo dejo “ganar” a este tipo de personas y no respondo más los correos o medio por el cual he sido contactado.

Así que te animo mediante esta información a que seas discreto con tus metas y proyectos, no los comentes con nadie. Y si esto no es posible, porque tus proyectos saltan al público, entonces aprendas a filtrar la información que te beneficia de la que trae mala intención.
Comparte:

lunes, 2 de octubre de 2017

Aprendiendo a tomar el camino correcto


Aprendiendo a tomar el camino correcto

Yo creo que uno de los temas más polémicos que existen es el tema de la espiritualidad. Muchos entran en debates de horas sin sentido, para al final irse cada uno nuevamente con sus ideas iniciales, imaginando que convencieron al otro. En otros casos he visto discusiones tan acaloradas que terminan en violencia física.

Algo que llama particularmente mi atención sobre esto es el origen de la información en la cual cada ideología espiritual se fundamenta. Con esto me refiero a los textos sagrados. En oriente hay varios, pero especialmente en occidente tenemos uno, y a pesar de esto no logramos ponernos de acuerdo aun basándonos en la misma información de que es lo correcto o incorrecto.

Más bien nos dedicamos a acusar que los demás están equivocados y que nosotros tenemos la interpretación correcta. A su vez los demás opinan lo mismo de nosotros.

Esto no ocurre por ejemplo con un texto de “origen humano” como lo es el Algebra del profesor cubano Aurelio Baldor o mejor conocida como el Algebra de Baldor. Como nota curiosa, el dibujo que se encuentra en la carátula de dicho libro no es el profesor Baldor sino el matemático, astrónomo y geógrafo (Persa/Mulsulman) Al-Juarismi.

Tú jamás vas a ver dos ingenieros discutiendo por operaciones con fracciones o dos matemáticos diciendo quien tiene la razón en una ecuación indeterminada. Quizás en este momento me digas “es que la matemática es exacta”.  Y esto plantea un problema aun mayor, y acaso los “textos sagrados no lo son?”. De hecho la matemática también tiene su cuestión de fe. Por ejemplo la división por cero. Respecto a este tema a uno lo despachan diciendo no está definida o indeterminada. El hecho de no conocer un número que multiplique al cero en el divisor y nos dé el mismo resultado del dividendo, nos pone a realizar un acto de fe en el momento, hasta que alguien en el futuro defina algo diferente.

Otro acto de fe es el de la definición que todo número natural elevado al exponente cero debe ser igual a 1. Hace algunos días vi la explicación de este tema que se basa en la premisa, “se presume que esto ocurre con las operaciones entre fracciones” entonces al final se llega a la conclusión “irrefutable” que debe ser 1 la respuesta.

Entonces volviendo al tema del camino o más bien la interpretación correcta de los textos sagrados, que deberíamos hacer en este caso?

Respecto a esto, hace algunas semanas mientras estaba visitando a mis padres y almorzando con ellos, mi madre nos contó una historia que llamó mucho mi atención.

Ella contó que mientras iba camino a realizar alguna diligencia, tomó un taxi para llegar a su destino. En el camino el conductor comenzó a proponerle conversación y le contó que el diezmaba. Es decir paga el diez por ciento de lo producido en el día. Mi madre de inmediato pensó (y creo que simultáneamente lo hacía yo también mientras hablaba) “que pesar, otro más que le están quitando su dinero”.

Sin embargo el giro de la conversación cambio cuando el señor dijo que él tenía un altar en la casa y que todos los días del producido de su trabajo en el día apartaba el 10% para dicho altar. Por supuesto mi madre le preguntó “disculpe,  y que hace usted con ese dinero?”.

El conductor respondió que él lo usaba para ayudar a sus vecinos y personas necesitadas que se encontraba. Por ejemplo, tenía una vecina que la abandonó su esposo y ella tenía una pequeña niña. Él le daba una ayuda con los pañales y la leche de la niña mientras podía comenzar a trabajar. También ayudaba a otros vecinos con alimentos o recibos de los servicios públicos, cuando estos no podían pagarlo.

Claro está este hombre afirmaba que aparte de este dinero que diezmaba, él tenía su ahorro personal y que todos los días se encomendaba a Dios en su pequeño altar construido para él con el fin de obtener lo suficiente para él y sus personas cercanas.

Esto me hace pensar muy seriamente que este hombre realmente hace la voluntad de su Creador. Si tomamos cualquier enseñanza, de cualquier maestro o libro sagrado, la información que siempre termina en lo mismo, la conexión con lo divino mediante el amor.

Sin embargo los mismos textos sagrados dicen “como se puede uno conectar con lo divino que no puede ver y al mismo tiempo odiar a su prójimo que está viendo?”

Yo creo que el mundo está plagado de teoría y el mundo no necesita eso. Más bien el mundo necesita la práctica de dicha teoría. Pero entonces como aplicamos el amor hacia el prójimo?

En el caso de la historia del taxista, él lo hacía mediante dinero. Pero eso no es la única forma de amar que podemos expresar. También lo podemos hacer mediante escuchar a alguien. Un abrazo, un consejo, una sonrisa, una mirada tierna, etc.

Muchas veces cuando estaba en lo profundo de la oscuridad llegué a sentir el desprecio de algunos. De otros sentí burla e incluso alegría de saber en la situación en la que me encontraba. Sin embargo otros llegaron a manifestar ese amor hacia mi mediante, dinero, abrazo, palabras, miradas o un consejo como en el caso de la historia del vídeo anterior.

Así que te animo mediante esta información a que dejes salir esa chispa divina que existe dentro de ti y que llamas amor. La próxima vez que te encuentres a una persona en la calle intenta no ver el humano, sino la chispa divina que habita en su interior y que es igual a la tuya. Aprovecha la oportunidad que te da la vida de estar en la posición de ayudar.

Recuerda que el dicho que reza “hay mayor felicidad en dar que en recibir”, se refiere al hecho que debes estar feliz por ayudar, pues estas en la posición de ventaja. Tienes como hacerlo. Así que no busques más teoría, eso ya lo tienes. Busca más bien la práctica para que llegues a ser uno con el Todo y puedas vivir una vida de abundancia, bienestar y felicidad total.
Comparte:

Vídeo Bienvenida

YouTube

Copyright © Ritmo Positivo 2009 - 2018. Con tecnología de Blogger.

Acerca de mí

Mi foto

Ingeniero de Sistemas e Investigador del Pensamiento Humano y las emociones, y como estas influyen en las decisiones que tomamos cada segundo para tener éxito o fracaso.

Ultimo Vídeo

PBA Oferta

Facebook

Suscríbete al Blog

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibe las actualizaciones del Blog AUTOPODER: Recupera tu Poder Interior.

Te será enviado un Email de confirmación para la suscripción. Si no recibes el email, por favor verifica en tu carpeta de Correo no Deseado o Spam.

Puedes darte de baja del servicio en cualquier momento que desees. Cada Email de la suscripción que te llega contiene las instrucciones para hacerlo al pie de página.




Ofrecido por FeedBurner