Retoma el control de tu vida. Estrategias efectivas para el control emocional

Mostrando las entradas con la etiqueta Pareja. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Pareja. Mostrar todas las entradas

lunes, 26 de noviembre de 2018

El problema de las expectativas en las relaciones de pareja



El problema de las expectativas en las relaciones de pareja Una de las quejas más comunes que se pueden observar entre parejas es que no todo es color de rosa en una relación.

Sin embargo cuando iniciamos esta o al menos en los primeros meses todo parecía muy bien.

Con el paso de los años al parecer las cosas se deterioran y los que no logran sobrevivir terminan separando sus caminos.

Es tan común esto, que cuando conocemos una pareja que pueda llevar muchos años juntos y los vemos felices, comenzamos a decir que son falsos, que en la casa se trataran de una forma y en público de otra, etc.

Personalmente he conocido parejas que sin ser perfectas, todo el tiempo se comportan como si aún estuvieran en sus inicios de la relación.

Es decir con el romanticismo y la cursilería que denominamos en estos casos los que no experimentamos este tipo de relaciones.

La mayoría nos comportamos, después de un tiempo, con nuestra pareja como si fuera un enemigo al cual hay que ganarle en alguna competencia.

La pregunta importante aquí es “por qué si al inicio todo era armonía, se termina esta especie de magia?”.

Gran parte de eso tiene que ver con lo que vimos anteriormente en el tema del propósito de las relaciones y el amor en los seres humanos.

Para hacerte un resumen, biológicamente cuando nuestro cerebro, observa a una persona apta para reproducirnos con ella, genera químicos en nuestro cuerpo con el fin de estimularnos y estimular a la otra persona y juntarnos.

Estos químicos no van a estar toda la vida en nuestro cuerpo, y son los responsables de esa sensación de enamoramiento que hemos sentido todos.

Así que cuando nuestro cerebro deja de producirlos, ese “enamoramiento” termina y es posible sentirlo con una nueva persona que podamos conocer en el futuro.

De aquí es que se ve mucho el abandono de hogares, las infidelidades y otro tipo de conflictos en las parejas que llevan un tiempo considerable.

Sin embargo entonces porque algunos a pesar de su largo tiempo juntos se comportan como en su etapa de “enamoramiento”?

Aquí es cuando comienzan a entrar en juego las expectativas.

Si observamos cuidadosamente, todos al inicio de una relación intentamos dar la mejor imagen que podamos sobre esa persona de nuestro interés.

Queremos dar la apariencia del hombre o la mujer perfectos con el fin de atraerlo(a) más hacia nosotros.

Cuando la etapa de enamoramiento, que podríamos llamar la etapa química, termina; comenzamos a formar una imagen, una expectativa de lo esperamos obtener de dicha relación.

Con esto me refiero a que yo espero que mi mujer sea cariñosa, dócil y obediente, por decir algo.

Si resulta que ella no cumple con esas expectativas y hace todo lo contrario, comienzo a sufrir y digo que ella hace cosas para molestarme y bla bla bla.

Conociendo todo esto, quizás te venga en estos momentos la pregunta, como dejar de sufrir por las expectativas si yo siempre espero algo de una relación?

Quizás tú me puedas decir “Gabrielito, es que tú desde el 2006 estás investigando estos procesos y por eso los manejas!”.

Y yo te puedo responder, sabías que tú realmente puedes vivir sin expectativas y de hecho lo estás haciendo en este momento?

Para poderlo entender mejor, hagamos el siguiente laboratorio mental. Piensa en una persona, no pariente, a la cual quieras mucho.

Puede ser un cuñado(a), amigo(a), etc. pero que no tengas parentesco con dicha persona.

Verdad que tienes una buena relación con esa persona, independiente que tenga mal genio, no sea sumiso(a), obediente y dócil?

Y esto es posible porque no tienes expectativas sobre esa persona. La aceptas tal y como ella es y no intentas cambiarla.

Ahora intenta pensar que pasaría si de la misma forma interactuaras con tu pareja? Crees que habría tensiones o problemas con esta persona?

Lamentablemente cuando hacemos este ejercicio nos invade un sentimiento de derrota o perdida pues creemos inconscientemente que vamos a perder el control sobre la relación, aunque en realidad es control sobre la persona.

Esto ocurre básicamente por 2 razones. La primera tiene que ver con lo que nos confirma el psicoanálisis sobre la búsqueda de pareja basada en nuestros padres.

Es decir que si somos hombres, inconscientemente buscamos en nuestra mujer la figura materna. Y en el caso de las mujeres, buscan en su hombre la figura paterna.

Si quieres conocer una información más detallada te invito a leer la entrada EL ORIGEN DE LOS CELOS, publicada en el 2012.

Así pues, de la relación Padres/Hijos, es que hemos aprendido ese deseo de querer controlar y sobre todo el tener expectativas sobre otros.

La segunda razón es la retroalimentación que recibimos de nuestro entorno, incluyendo los medios de comunicación.

Al observar que otros hacen lo mismo, entonces inconscientemente lo aceptamos como una verdad que tiene que ocurrir.

Alguna vez te has preguntado por qué tu pareja está contigo?

Crees que haces algo para que esto ocurra o simplemente está contigo porque es su voluntad?

Así como tú estas al lado de esa persona por tu voluntad y en cualquier momento puedes dejarla, eso mismo puede hacer la otra parte.

No puedes, ni te pueden obligar a entrar en una relación.

De hecho cuando intentas someter a una persona o absorberla, vas a generar el efecto contrario de lo que deseas, es decir de retenerla.

Así que el truco de mantener la armonía en una relación es aceptar las personas como son.

No intentes cambiar a nadie, pues imagina que si no has podido cambiar cosas tuyas que no te gustan, crees que podrás lograrlo con alguien que no tienes acceso a sus pensamientos?

Así que te hago la invitación a través de esta información para que comiences a trabajar en tu libertad emocional.

Acéptate tal como eres y comenzarás a aceptar a los demás como son.

Si en realidad no te gusta lo que ves en otras personas pues simplemente no sigas torturándote y desgastándote en cuidar o controlar la vida de terceros.
Comparte:

lunes, 19 de marzo de 2018

Qué es el Efecto Pigmalión y como puede estarnos perjudicando



Qué es el Efecto Pigmalión y como puede estarnos perjudicando En los años 60 el doctor Robert Rosenthal realizó un importante experimento social con un grupo de estudiantes. El experimento consistía en realizar una prueba a estos, de inteligencia. Prueba que obtuvo los mismos resultados para todos, es decir los estudiantes tenían las mismas capacidades para aprender y no había ninguno que sobresaliera sobre otros.

De este grupo de estudiantes seleccionaron un grupo pequeño al azar y crearon unos informes falsos que entregaron a los profesores de esos alumnos. Estos informes falsos indicaban que los estudiantes seleccionados al azar tenían un coeficiente intelectual asombroso que resaltaba sobre los demás.

Como era lógico, los profesores al leer estos informes de los estudiantes “sobresalientes”, comenzaron a tener grandes expectativas sobre ellos y después de un tiempo, el doctor Rosenthal volvió a repetir el test a los estudiantes, dejando resultados asombrosos y realmente sobresalientes en aquellos que se les dijo inicialmente  que tenían “alto rendimiento”.

A este efecto psicológico se le conoce como Pigmalión en honor al mito sobre un escultor griego llamado Pigmalión que se enamoró de una estatua hecha por él, la cual cobró vida. Si observas todos nosotros tenemos expectativas sobre familiares y amigos, así que potencialmente nos abarca el efecto Pigmalión y esto en teoría es positivo para las personas que nos rodean pues significa un incremento en la calidad de vida de ellos.

Sin embargo te has preguntado si las personas que te rodean, están de acuerdo con tus expectativas? Y aquí entramos en lo que yo llamo el Síndrome de Pigmalión que no es más que otra forma de llamar lo que hacemos al intentar solucionar los problemas de las personas que nos importan.

Quizás te preguntes, pero en qué me puede perjudicar esto si antes intento ayudar a los demás? No se supone que debemos hacer eso por las personas que amamos? Y en esto te doy toda la razón, debemos ayudar a los demás SIEMPRE Y CUANDO estos estén de acuerdo con nuestra ayuda.

Con esto me refiero a que por increíble que parezca, a muchas personas que nos rodean les encanta el sufrimiento, el dolor y la reconciliación o paz que obtienen cuando se “solucionan” los problemas, aunque de forma temporal, claro está.

Para darte un ejemplo hay personas que sufren con su pareja ya sea por el abandono emocional (pues están esperando que los amen) o por maltratos físicos o psicológicos. Se quejan, lloran, gritan y al menor atisbo de amor o cariño corren de nuevo a los brazos de su “victimario”. Y esto está confirmado por la frase popular que reza “lo mejor de las peleas es la reconciliación”.

Otro ejemplo son las personas que sufren problemas de dinero alrededor de nuestro entorno. Has notado que por más que los ayudes, les pagues las cuentas, etc., vuelven y caen en la misma o peor situación en la que se encontraban?

Recuerdas el vídeo de LOS PELIGROS DE LA PROCRASTINACIÓN donde veíamos que de cada 10 problemas 9 eran por procrastinar? Pienso que esta misma estadística la debemos sumar y aplicar con respecto a este Síndrome de Pigmalión. En otras palabras ya no son 10 problemas sino 20.

Pregúntate algo sobre las expectativas de tus seres amados, ya sean amigos o familiares, a cuantos les has ayudado a solucionar la vida? Yo pienso que esto te ha metido en más problemas o enemistades con ellos.

En el curso multimedia LA CIENCIA DE SER MILLONARIO, el autor Ricardo Flores dice que tú no puedes arreglar los problemas de la humanidad dándoles dinero. Si tú quieres ayudar a la humanidad realmente, debes convertirte en millonario, pues automáticamente al lograr esto, todos a tu alrededor van a tener el permiso de forma inconsciente para lograrlo.

Este concepto es válido para todas las áreas de nuestra vida. Si tú realmente quieres ver a tus personas amadas viviendo la vida que deseas para ellos, debes mostrarles el camino no mediante cambiar sus acciones, sino mediante tu ejemplo de bienestar.

Sin embargo debo hacerte una advertencia adicional sobre esta nueva postura en tu vida. Debes estar preparado para un fenómeno muy extraño llamado envidia. Y esto es normal que ocurra, pues las personas a las cuales anteriormente estabas centrando tu atención van a notar que los “abandonaste”.

Y adicional a eso, estás viviendo una vida de bienestar, que ellos no pueden por culpa de la vida, la mala suerte, el gobierno, etc. Así que con paciencia y amor, debes seguir adelante para que de una forma inconsciente ellos sigan tu sendero en el futuro.

Así que te animo mediante esa información a que te ocupes más de ti mismo pues cuando tu vida mejora, todo tu entorno automáticamente cambiará con el tiempo.
Comparte:

lunes, 10 de julio de 2017

Aprendiendo a ser feliz en las relaciones de pareja


Aprendiendo a ser feliz en las relaciones de pareja

Casi todos anhelamos vivir una experiencia maravillosa en pareja. Vemos ideales en cine o televisión sobre parejas que pueden llegar a ser felices aunque tengan conflictos, pero finalmente los solucionan para poder vivir ese amor que todos deseamos.

Sin embargo que ocurre con nosotros que ni siquiera nos acercamos a estos ideales? Y cuando creemos que lo logramos sucede algo que nos aleja de esas personas que consideramos nuestro verdadero amor. Respecto a esto, y en varias oportunidades, personas me han escrito a través de las redes sociales preguntándome por qué un hombre casado usa redes sociales e incluso celular?

Aunque nos parezca increíble e incluso ridículo, este es el común denominador en la mente y emociones de las personas cuando inician una relación. Con esto quiero decir que nos sentimos dueños de nuestra pareja al tal grado que debe desaparecer social y hasta familiarmente y solo existir para nosotros.

Donde se origina todo esto? Hace algunos años escribí en el blog una entrada titulada EL ORIGEN DE LOS CELOS, la cual te recomiendo te tomes tu tiempo y la leas. Para darte un pequeño resumen, estas emociones de posesión o propiedad son aprendidas durante la infancia, sin embargo de acuerdo a investigaciones y observaciones que realicé posteriormente, también tienen que ver mucho con el Dios materno o el que nos enseñaron en nuestro hogar.

Hasta donde comprendo, todas las religiones tienen en común la figura de un Dios celoso, que necesita adoración, no sé para qué, y castiga hasta generaciones futuras en el caso de los que lo desobedecen. Notas que hay un patrón similar de posesión similar al sentimiento que tenemos hacia nuestra pareja?

Bueno esto refuerza nuestro conocimiento de cómo deben ser nuestras relaciones. Tristemente esto ha sido causa de maltrato hacia la mujer y no menos común de maltrato hacia el hombre, solo que esto nos parece gracioso y lo damos por sentado.

Quizás en este momento te estés preguntando, entonces que hago si mi pareja mira a otras personas, comparte con ellos y siento que me está dejando a un lado? Pues creo que la respuesta es muy simple. Si no te sientes a gusto con una persona déjala! La vida es muy corta y muchas veces con obstáculos como para que pierdas el tiempo sufriendo con alguien.

Entonces cual debe ser la verdadera intención de iniciar una relación? Bueno, una relación NO existe para que te den seguridad o atención. Eso te lo debes dar tú mismo(a). Y es precisamente este el motivo por el cual reclamas a otro u otra que te sea “fiel” en pensamiento, palabra y obra.

Una relación SI existe para que compartas tu alegría interior con otros. Por eso te hago esta invitación, con el fin de que soluciones primero tu mundo interior. Sana tu conexión contigo mismo(a) y al final te darás cuenta que no necesitas de terceros para ser feliz. Y esta felicidad será tan grande que podrás compartirla con tu pareja y así vivenciar esa magia del amor que tanto buscas.
Comparte:

jueves, 21 de abril de 2011

Haciéndome cargo de mí mismo con responsabilidad y amor

Autopoder.com
Como te prometí en la entrada anterior, vamos a tocar un tema que sutilmente ocurre en nuestras vidas, pero que nos mantiene en una actitud de inmerecimiento por las cosas buenas que tiene la vida. Me refiero a la responsabilidad de hacerme cargo de mis necesidades y de mis emociones.

Si somos personas “normales”, es decir que vemos noticias negativas en nuestra TV todo el tiempo y participamos de conversaciones en la cuales otros son el tema, nos encontramos en un estado que pudiéramos llamar “límbico” (pero no del Sistema Límbico, sino del Limbo). Con esto me refiero a una condición mental donde la persona es como un pez, que no sabe que está dentro del agua. La vida pasa y no participa. Solo repite lo que escucha decir a terceros sobre la vida y si estas terceras personas odian la vida, pues este personaje termina teniendo las mismas emociones y luego culpando a otros por su modo de vida.

La pregunta que viene a la mente es ¿si se sabe que vivir de esa manera es tan nocivo, por qué la gran mayoría insiste en vivir como personas “normales”? Bueno, es muy simple. Porque si dejamos de mirar a otros y sus defectos para culparlos por nuestra “pendejez” entonces tendremos que hacernos cargo de nuestros defectos y nuestras emociones, pues desde niños nos enseñaron a ocultar y a no entrar en contacto con nuestros sentimientos.

Autopoder.com
Por ejemplo, ¿recuerdas o has escuchado que le dice una madre/padre a un niño/niña cuando está haciendo pataleta? El padre/madre evalúa si el comportamiento del niño es justificado, y como nunca lo es a los ojos de él, entonces lo amenaza diciéndole que le pegará para que ahora si llore por algo que valga la pena. En otras palabras le está diciendo a su hijo/hija “tus sentimientos no valen nada. Yo te voy a dar un motivo para que llores”.

Luego cuando vamos creciendo, hemos aprendido a “controlar” (léase reprimir) nuestras emociones y si nos golpeamos corriendo, por ejemplo, entonces viene nuestra madre/padre y nos dice “levántate que no pasó nada”. Y así vamos siendo adoctrinados en negar y reprimir nuestras emociones. Este es un entrenamiento que realizan a diario millones de personas con sus hijos, perpetuando así una condición neurótica que también transmitirán a su vez los futuros niños de sus hijos.

Autopoder.com
Conociendo esto, ahora podemos entender por qué es tan difícil mirar adentro de nosotros y comenzar a buscar las soluciones. Eso cuesta y ¡mucho! Pues muchas veces hacernos cargo de nosotros requiere abandonar relaciones que nos dañan emocionalmente. Hábitos que nos destruyen la salud y deterioran la calidad de vida, pues como no aprendimos a reconocer, aceptar y atender nuestras emociones, entonces comenzamos a hacer responsables a otro guey (como dicen mis hermanos mexicanos) de nuestra felicidad o infelicidad. Por eso es muy común escuchar frases tales como “me hizo daño”, “me hizo sufrir”, ¡ah! Y lo olvidaba. Agrégale a estas emociones la música “yo me mato” que fomenta aún más la auto compasión y la auto lástima.

No seas “guey”. Nadie te hace daño o te hace sufrir. Nadie tiene el control de tu mente para ingresar en ella y hacerte sentir emociones dolorosas. Eso eres tú mismo(a) con tu descontrol emocional y que solo piensas y piensas y piensas en lo que “te hicieron”. Cuando en realidad ¿quién fue el pendejo que lo permitió?

Los maltratos psicológicos no ocurren en un instante. Por ejemplo un jefe no les grita a sus empleados cuando llevan un día de trabajo. Y si así lo hace, te aseguro que el empleado no le dejará sus dientes completos. Eso es un proceso donde se comienza a faltar al respeto poco a poco y la persona va cediendo terreno cada vez más pues piensa que no puede conseguir otro trabajo mejor.

Autopoder.com
Lo mismo ocurre con las relaciones amorosas. Un esposo o esposa no maltrata a su cónyuge el primer día de casados. Van pasando los años y la persona permite poco a poco las faltas de respeto hasta que se hacen tan comunes que pasan desapercibidas y solo las personas alrededor aconsejan al pendej… digo a la “víctima” que no permita eso y esta persona solo justifica el comportamiento diciendo que eso no es nada o que después se desquita, etc. pero en realidad lo que está ocurriendo es un terror que recorre su cuerpo paralizándolo pues su cerebro le “dice” con emociones que no va a encontrar a otra persona y para no quedarse solo/sola se aguanta a su verdugo psicológico.

Bueno ya sabemos cuál es una de nuestras mayores fallas del descontrol emocional y por consecuencia lógica de las actitudes de inmerecimiento e infelicidad, entonces ¿qué podemos hacer? Muy simple. Haz el mismo proceso de la entrada anterior. Un entrenamiento comenzando con pequeñas cosas para ir poco a poco dominando mayores situaciones.

Autopoder.com
La idea es que sigas haciendo el ejercicio propuesto en la entrada anterior para activar tu voluntad. Si no lo recuerdas o no lo has leído, repasa la entrada. Y al seguir simultáneamente realizando el ejercicio anterior comienza a entrar en contacto con tus emociones. Reconócelas, siéntelas, no las excuses o disculpes. No digas, yo soy así y ya. Tú no llegaste al mundo con esos problemas. Cuando eras un bebé solo sabías disfrutar la vida, entonces no eres así. Eso te lo implantaron a base de repetición y con el mismo método vamos a cambiar esas condiciones internas para vivir en bienestar.

Si estás viendo una película y esta te produce llanto, déjalo salir. Llora y entra en contacto con esas emociones. Deja de hacer juicios enfermos de “yo pienso que tú piensas que estás pensando” en que me veo ridículo llorando. Eso es tu cerebro generando esa clase de sentimientos pues desde niño te adoctrinaron a negar tus emociones y a llorar por “algo que si valga la pena”. Si alguien hace algo y eso no te hace sentir cómodo exprésalo. No con ira o enojo. No necesitas pelear como los animales para defender tu territorio emocional.

Autopoder.com
Por ejemplo si tu pareja sale con amigos y eso no te gusta, no le impongas las cosas. Solo exprésale lo que sientes al respecto. No te quedes callado/callada y luego hagas lo mismo para “desquitarte”. El otro o la otra quizás ni sepa que te estás desquitando sino que se siente bien pues tú también estas compartiendo espacio libre con terceras personas.

Lamentablemente esa situación que describo en el ejemplo es muy tormentosa para la mayor parte de la gente latina. En estos países del sur, la persona que se casa o se ennovia, automáticamente deja de tener amigos. Y si los tiene, en caso de ser mujer, es tratada de prostituta para arriba. Y en caso de ser hombre le es prohibido por su mujer y lo tiene que hacer al escondido. Mira, por más que cuides a tu pareja y la celes, solo basta con parpadear para que el otro o la otra te sea infiel.

Conocí un caso de un hombre que todo el tiempo juraba que el día que su mujer lo engañara la mataría. Este hombre mantenía pendiente de con quien hablaba, con quien se saludaba, que ropa se colocaba, etc. Efectivamente cuando un día se descuidó, la encontró con su amante en su casa. Bueno se enojó por una semana y luego volvió con ella y hasta el día de hoy es “feliz” y hasta tuvieron más hijos.

Autopoder.com
¿De qué le sirvió a este hombre todo ese estrés, preocupación, angustia y hasta úlcera de sufrir un engaño? ¿Si no crees o confías en tu pareja, que haces con ella? ¿Para qué pierdes tu tiempo en una persona poco seria y que no está interesada/interesado en estar contigo? ¿Crees qué si tu pareja no te amara estaría perdiendo el tiempo contigo? ¿Acaso si quiere estar con otra persona no es mejor que te deje y se acabó el asunto de una vez?

Pero ¿sabes por qué recorren ese tipo de emociones a tu sistema nervioso? Por favor, “sigue viendo” tele novelas. Eso es el mejor tratamiento para desvirtuar la vida. O sigue escuchando música “yo me mato”. Todo lo que leas, veas, produce en ti emociones. Y si estas se repiten una y otra vez, ¿adivina quién se está entrenando para sufrir por amor o por dinero o por salud? Recuerda que entre más dolor conozca tu cerebro, este más dolor te producirá.

Entonces rompe con toda lógica que te enseñaron de la vida. La vida no es para sufrir. Deja de pensar que eres el salvador de la humanidad. Abandona por completo el síndrome de “semana santa”. Estos serán temas de la próxima entrada donde analizaremos el por qué de la auto compasión y la auto lástima.
Comparte:

miércoles, 21 de abril de 2010

Moviendo montañas

Durante muchos años creía que el mundo, la humanidad, se movía por la sexualidad. Pensaba que si al ser humano se le quitaba el sexo, la gente dejaría de trabajar, de amar, de convivir, etc. Con el paso de los años descubrí que al mundo lo mueve otra fuerza y es la llamada fe.

No en vano muchos libros históricos y mitológicos hablan de este tema como el poder que mueve montañas. Esta información es valiosa conocerla en el proceso de superación personal, pues es la fe la que te tiene donde estas.

Con esto me refiero a que tu situación actual es cuestión de fe. Por eso la vives, pues has aprendido un único camino para hacer las cosas. Este único camino son las creencias del pasado. Y déjame decirte un pequeño “tip” informativo: Todo lo que tú crees en este momento y consideras válido o verdadero fue implantado en ti a base de repetición. Por ejemplo lo que crees acerca de las relaciones amorosas.

Quizás si tu pareja te acaba de engañar, te sentirás enojada o enojado, impotente, víctima o cualquiera de los sentimientos que todos conocemos respecto a este tema. Pero si hubieras nacido en un país como Kenia, y te hubieran enseñado que los hombres pueden tener varias esposas, y que las mujeres deben compartir el esposo con otras, y los que no hagan eso están violando las leyes de Dios y las leyes de los hombres, ¿Cómo crees que estarías viviendo tu vida en este momento?

Si en tu caso, eres hombre, ¿estarías casado con una sola mujer? Y si eres mujer, ¿cómo estarías viviendo tu vida en este momento? Muchos creen que traemos un código ético desde el nacimiento y que si no recibiéramos educación sabríamos que hacer. Pero yo me pregunto respecto a esa afirmación, ¿Por qué entonces si tenemos ese código ético existen tantas creencias y formas de pensar?

Solo basta observar las diferencias culturales entre Oriente y Occidente. Solo basta con observar los dioses que tenemos en nuestro continente y los dioses que tienen en oriente. ¿Prueba esto que tengamos instrucciones pre-grabadas o más bien demuestra esto que nuestras creencias son producto de una región?

Por eso cualquier situación que vives es porque la crees. Piensas que eso es lo correcto y lo que hay que vivir, aunque afirmes que no es justo. Pero en tu mente subconsciente existe la creencia que eso es lo que debes hacer, pues te enseñaron a obedecer a tus mayores y eso es lo que sigues haciendo hasta el día de hoy.

No me malinterpretes. No te estoy diciendo que salgas a buscar más esposas, pues eso te crearía mucho malestar, ya que contradice una creencia muy fuerte en tu conciencia. Pero si te animo a que comiences a examinar creencias tales como la cantidad de dinero que mereces tener. Si mereces más amor en tu vida o si mereces una salud y vida optimas, o si debes seguir usando la culpa en tu vida para auto castigarte por no obedecer a otros.

Mira, la fe es tan poderosa que muchas personas te han manipulado con ella. Es el caso de un jefe que amenaza a su empleado con echarlo a la calle si no hace x o y cosa y utiliza la fe del empleado afirmándole que en la calle esta duro o es difícil. Por fe en esas palabras el empleado se ve sometido a diferentes humillaciones y su temor (que es una fe negativa) le impide siquiera buscar un nuevo empleo u otros ingresos porque “todo está difícil”. Eso mismo lo viven muchas personas en un hogar donde solo experimentan maltratos físicos y verbales pues tienen fe (creencia) que solo esa persona los va a “querer” y no podrán ser “felices” en otra relación.

Repito nuevamente no ánimo a nadie por este medio a dejar su pareja o a botar su trabajo. Solo te animo a pensar que tienes más opciones y que comiences a tener fe en tu valor. Tú eres valiosa, tú eres valioso. Todo lo que existe está hecho para ti, trabaja a tu favor y te puso aquí para disfrutar y celebrar la vida. Solo basta con observar tus sentidos, que están hechos para experimentar el mundo.

Te animo a que tomes acción desde este día para que utilices una fe positiva. Recuerda, todo lo que existe en tu mundo es cuestión de fe, de creencia. Instala en tu cerebro una nueva fe, una nueva creencia de poder interior. Usa la fe a tu favor. Se positivo activa tu Autopoder y algún día la Vida te lo agradecerá.
Comparte:

Vídeo Bienvenida

YouTube

Copyright © Ritmo Positivo 2009 - 2018. Con tecnología de Blogger.

Acerca de mí

Mi foto

Ingeniero de Sistemas e Investigador del Pensamiento Humano y las emociones, y como estas influyen en las decisiones que tomamos cada segundo para tener éxito o fracaso.

Ultimo Vídeo

PBA Oferta

Facebook

Suscríbete al Blog

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibe las actualizaciones del Blog AUTOPODER: Recupera tu Poder Interior.

Te será enviado un Email de confirmación para la suscripción. Si no recibes el email, por favor verifica en tu carpeta de Correo no Deseado o Spam.

Puedes darte de baja del servicio en cualquier momento que desees. Cada Email de la suscripción que te llega contiene las instrucciones para hacerlo al pie de página.




Ofrecido por FeedBurner