Retoma el control de tu vida. Estrategias efectivas para el control emocional

Mostrando las entradas con la etiqueta Emociones. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Emociones. Mostrar todas las entradas

lunes, 22 de octubre de 2018

La importancia de la experiencia en nuestro camino al éxito



La importancia de la experiencia en nuestro camino al éxito La experiencia se define como una forma de conocimiento o habilidad derivada de la observación o participación de algún evento.

Dicho de forma más simple es la habilidad que vamos adquiriendo a medida que nos suceden cosas.

Sin embargo esta experiencia o habilidades, hay dos formas de obtenerlas. Una de ellas es mediante los que nos ocurre y otra es aprendiendo sobre las experiencias de los demás.

Por ejemplo en mi país existe un dicho que reza “nadie aprende en cabeza ajena”.

Con esta expresión se intenta decir que necesariamente aprendemos de nuestras propias equivocaciones y no de la observación.

Tristemente esto es correcto. No te ha pasado que intentas advertirles a las personas que te rodean que no realicen ciertas cosas y corren de cabeza a buscar su propia experiencia?

Muchas veces la vida nos advierte mediante personas, experiencias de terceros, incluso hasta mediante la música o películas de que no hagamos algo.

Sin embargo pensamos que eso nunca nos va a pasar a nosotros y que los demás tuvieron muy mala suerte, así que por eso les salieron las cosas mal.

Respecto a esto, he visto gran cantidad de persona a mi alrededor recibir advertencias de sus familiares o amigos.

De inmediato omiten la enseñanza bien intencionada de sus parientes para luego, con el tiempo recibir las consecuencias de sus actos.

Lamentablemente he visto como acuden a las personas que intentaban advertirles para ver si los sacan del lio en que ellos solitos se metieron.

Increíblemente, de estas personas, he visto como vuelven y no solo comente otros errores, sino el mismo error por el cual están sufriendo.

Al final levantan sus manos al cielo invocando a su divinidad preguntándole “por qué a mí?”

Lo más grave es que cuando intentas advertirles, se enojan de nuevo, repitiendo el ciclo infinito de sufrimiento y no se dan cuenta que su propio actuar es el que los mantiene en dicha situación.

Pero como es tan difícil decir que el equivocado es uno, entonces es cuando le comienzan a echar la culpa a los demás, al gobierno, a la región, a los padres, al clima, etc. de sus desgracias.

Yo me he considerado el papá de los errores. Desde muy niño he sido fanático de llevar la contraria solo para ver mortificados a los demás.

Así que te imaginarás que sólo por capricho cometía errores para demostrar que no seguía los pasos de nadie.

En temas anteriores de este blog, he mencionado los varios errores que cometí, sobre todo los financieros.

El último error que cometí fue tan doloroso que decidí hacer las cosas de diferente manera. Con esto me refiero a que al máximo trataría de aprender en cabeza ajena y no en la mía propia.

Así pues, hoy en día vivo muy alerta de los errores externos para poder aprender de estos y no cometerlos en mi camino.

Incluso intento indagar la forma de pensar y proceder que llevó a dicha persona a cometer el error.

Pero atención, con esto no quiero decir que nos encerremos en nuestra casa y jamás salgamos para no cometer errores.

Los errores nos ayudan a crecer emocionalmente, siempre y cuando aprendamos a no seguir errando.

Seguir cometiendo errores y esperar que estos se arreglen solos o que venga alguien a solucionarlos se llama estupidez.

El objetivo de las fallas es adquirir un conocimiento o experiencia para mejorar y no quedarte donde estás.

Pero qué pasa si en vez de pasar por dolor, más bien observas el dolor de otros y aprendes a mejorar tu vida? No es esto una forma más inteligente de vivir tu vida?

Así que te animo mediante esta información a mejorar tu vida mediante el aprendizaje de terceros.

Recuerda que el dolor es una obligación en nuestra vida. El sufrimiento es opcional.

Podemos hacer de la vida un constante momento de placer y no un sube y baja de emociones. Todo depende si estás dispuesto(a) a usar tu inteligencia emocional.
Comparte:

lunes, 3 de septiembre de 2018

El miedo y sus orígenes



El miedo y sus orígenes El miedo es una emoción que nos puede servir para protección. Como vimos en anteriores temas, al igual que los animales, este nos sirve para cuidarnos de peligros.

Sin el miedo la vida no sería posible, pero también hemos visto como el descontrol de esta emoción en nuestras vidas puede llevarnos a estados de depresión, ataques de pánico e incluso a la muerte.

A diferencia de los animales, el ser humano puede llevar el miedo más allá de lo natural, es decir del origen inicial que es protegernos.

Con esto me refiero a que el ser humano puede abusar de esta emoción en su vida, pasando de ser una emoción útil a una emoción destructiva.

Sentimos miedo por todo. Incluso hasta del amor, pues sentimos miedo de decir te amo a una persona pues qué tal que no sienta lo mismo por nosotros?

Y una vez que escuchamos ese tan anhelado te amo de respuesta, inmediatamente sentimos la preocupación de cuánto va a durar ese amor y que debemos protegerlo de que nos lo “quiten”.

O si nos lo “quitaron” llegamos a sentir miedo de expresarlo a futuras parejas para que no nos “hagan de nuevo daño”.

Sentimos miedo de decir te amo a nuestros padres y parientes más cercanos. Por ejemplo en mi caso, y anteriormente lo hablé en una entrada de hace varios años, cuando decidí decir te amo a todos mis parientes, el más difícil fue mi señor padre.

Por alguna razón sentía terror de decírselo. Recuerdo que sentía que se iba a enojar conmigo y tanto fue el terror que pasaron casi 25 minutos para que al final el con una dulce voz me dijera “lo se hijo y también te amo”.

Como puedes ver sentimos miedo a cosas que aparentemente no tienen lógica.

Respecto a esto, hace unos días realicé una encuesta a mis allegados haciéndoles 2 preguntas sobre algo que podría ejemplificar y mostrar que el miedo natural, ese que nos protege, lo extendemos más allá de los límites imaginarios.

Las dos preguntas de la encuesta fueron: Crees en el diablo? Y segundo, en caso afirmativo, posees alguna evidencia de él?

La verdad me divertí mucho haciendo esto pues algunos se asustaron tanto con la primera pregunta que me contestaban de inmediato. NO yo creo en Dios! Te pasa algo? Estás bien?

Otros evadían tanto que nunca respondieron la pregunta, a pesar que les indicaba que era una encuesta para estudiar un tema sobre el miedo de este canal.

Otros me comentaron que no le tenían miedo pues ahora tenían otro concepto del diablo. Por decir algo, era una imagen más amigable.

Personalmente, yo fui enseñado desde muy niño con terror hacia el diablo. Con los años ese concepto cambió y ahora la emoción que genera esa figura en mí, es más bien como  uno de los dioses más de este universo.

En otras palabras es como si pensara en Zeuz, Ala, que para mí son personajes muy respetables los cuales no intervienen conmigo, pero tampoco forman parte de mi cotidianidad.

Esta encuesta me confirmó la frase que se le atribuye al alemán Joseph Goebbels que reza “una mentira repetida mil veces se convierte en verdad”.

Las personas que afirmaban una creencia en el diablo, en realidad nunca lo habían visto, y por lo tanto no tenían evidencia de su existencia.

Me decían que lo habían leído, o se los habían dicho, pero personalmente nunca lo había visto, ni siquiera de lejos.

Cada día millones de personas alrededor del mundo escuchan noticias repetidas a diario, una y otra vez sobre la carencia, enfermedades, vejez y muerte.

Irónicamente esperan tener una mejor vida introduciendo esta información en sus cabezas cada día.

Así pues, se levantan cada día con la creencia de que van a perder su trabajo, el amor o la salud e inconscientemente por su creencia, comienza a hacer cosas para que esto ocurra pues sus pensamientos y sentimientos de miedo lo hacen posible.

Luego cuando ocurre el desastre se convencen de que tenían razón y que su “sexto sentido” jamás se equivoca.

Y esto vendría explicando la famosa Ley de Murphy, la cual postula que si algo malo puede pasar, pasará.

No hay nada más efectivo que pensar o hablar una cosa con miedo. Es la forma más rápida de grabar algo en tu mente subconsciente.

Si esta en tu subconsciente, por más que quieras hacer algo no lo lograrás. Es por eso que muchas veces tratamos de tener más dinero y este parece que nos huye.

O buscamos ser felices con una pareja y siempre damos con el mismo “pato” o “pata” (léase indeseable).

O por más deporte o alimentación sana que llevemos nunca obtenemos la salud y el cuerpo que deseamos.

Si estamos programados para el fracaso, es muy complicado que triunfes. Y si lo logras va a ser por poquito tiempo.

Puede que te estés preguntando cómo hacer para controlar el miedo? Bueno eso será el tema que trataremos en el siguiente vídeo.

Así que quiero animarte mediante esta información a que comiences a ocuparte más de tus emociones. No permitas que algo natural y que fue diseñado para protegerte se vuelva tu peor enemigo. Ese que no te permite llegar donde quieres estar.
Comparte:

lunes, 28 de mayo de 2018

Las causas del fracaso en la vida



Las causas del fracaso en la vida Según el RAE, la definición del ego que nos muestra es la dada por el padre del psicoanálisis, el doctor Freud, el cual define este como una instancia psíquica que estaría parcialmente consciente y a la final motiva a tomar acción con el mundo exterior.

Entiendo que es algo complicado para la mayoría que no somos profesionales en estos temas, pero intentaré explicar la definición del RAE lo más simple posible.

El ego también es definido por el RAE como un exceso de autoestima. Pero este significado lo toma dependiendo del contexto en el que estemos hablando.

Por ejemplo si decimos que una figura pública “tiene tanto ego que va a chocar contra un muro” nos estaríamos refiriendo a la segunda definición del RAE. Pero en este caso vamos a hablar más bien de la primera definición.

Si has estado siguiendo este blog por varios años, habrás notado que aquí hemos definimos el ego como una estructura mental que nos permite avanzar en el mundo cuando llegamos a este con 0 información.

Quizás habrás observado que un bebé “sabe” que debe llorar para que sus necesidades más básicas sean atendidas. A esto hemos hecho referencia de que dicha estructura mental llamada ego es la encargada de motivar al infante sin previo conocimiento que el vale, que necesita y que merece el bienestar.

Posteriormente aparece una segunda estructura que hemos denominado noble y es la que le permite o motiva la empatía en el niño. Esto con el fin de evitar catástrofes, pues te imaginas a todos los seres humanos únicamente con el ego?

Si quieres conocer más información sobre esto te invito a leer la entrada DEFECTOS QUE NO ME PERMITEN RECIBIR LA ABUNDANCIA DEL UNIVERSO publicada en el año 2011.

Como puedes ver, el ego al ser una estructura mental, nos estará acompañando toda nuestra vida. Y estará allí motivándonos de la misma forma como lo hacíamos de infantes, es decir indicándonos que merecemos, que valemos, etc.

Sin embargo por increíble que parezca también es culpable de nuestros fracasos. Si viste el vídeo anterior titulado LA IMPORTANCIA DE ADAPTARSE A LOS CAMBIOS, eso de luchar por tus metas cueste lo que cueste, proviene del ego.

De hecho, la gran mayoría de nuestros problemas proviene de estas emociones de querer lograr las cosas a costa de todo. Te ha pasado que alguien logra primero lo que tanto quieres. Cómo te sientes?

Y eso hará que hagas lo que sea, incluso daño a terceros para no dejar que otro te gane primero en tus metas. Vas notando porque somos competitivos incluso con la gente que camina en la calle? Intentamos hasta hacerlo más rápido que ellos. O manejar nuestro vehículo más rápido que otros. Tener más dinero, etc.

Es por esto también que no podemos pensar correctamente cuando tenemos problemas financieros, emocionales, de salud, etc.

Seguimos adelante a pesar de estar viendo el fracaso inminente y cuando nos vemos con el agua al cuello, esperamos que venga el angelito con el traje y la maleta llena con el millón de dólares a solucionarnos la vida o el hada madrina con su varita a darnos la felicidad y tranquilidad que poco a poco fuimos perdiendo por dejarnos llevar de las motivaciones del ego.

Puede que te preguntes en este instante como controlar esto al menos para evitar tantos errores. Y la respuesta está en dejar de reaccionar.

Observa que nosotros somos seres que reaccionamos ante los estímulos. Si algún desconocido en la calle te grita algo ofensivo, inmediatamente tienes la ofensa lista debajo de la lengua para responderle al agresor, aunque no tengas idea de quién es, o si tiene problemas mentales, o tal vez lo que dijo no era para ti.

En mi país existe un dicho que textualmente reza “un bobo pedaleado mata a la mamá”, haciendo referencia a que el ser humano es bastante volátil con la información que recibe de terceros.

Entonces uno de los primeros pasos para controlar el ego y en general las emociones es aprender a no reaccionar ante estímulos.

Recuerdo que durante mi instancia en la universidad un profesor de la clase de metodología de la investigación científica siempre nos decía que nos controláramos a nosotros mismos, pues así podríamos controlar a los demás.

Educa a tu cerebro a no responder de inmediato. Intenta tomarte tu tiempo para responder sobre todo si son cosas que consideras ofensivas. Al principio no será fácil pero recuerda que si quieres ser bueno en algo, la mejor y única forma es la práctica constante.

Solo de esta forma vas a poder tener el control de tu vida y tomar mejores decisiones que te lleven al bienestar.
Comparte:

lunes, 30 de abril de 2018

Cómo enfrentar la baja autoestima



Cómo enfrentar la baja autoestima La psicología define la baja autoestima como la imposibilidad de sentirse valioso o que los demás puedan ver esa valía en él.

Tal es el grado de desamor propio que aunque la persona tenga grandes talentos y otros los noten y se los digan, interiormente no aceptan este hecho y sienten que se los dicen ya sea por compromiso de la amistad o en los peores casos por burlarse de ellos.

En mi caso, he conocido personas muy brillantes, pasando dificultades en su vida a pesar de tener todo para ganar. Y en caso contrario he visto personas sin oportunidades, salir adelante a pesar de tener todo en contra, tal como mencioné en el vídeo anterior sobre el caso de éxito de Omar Lozada.

Todos tenemos las mismas 24 horas de día para realizar cosas, pero lo que determina que haremos con ese tiempo es la clase de información que ingresamos en nuestra mente y lo más importante, dicha información estará alimentando las creencias de merecer o no las cosas.

Y si la persona tiene una baja autoestima pues difícilmente se atreverá a hacer algo para cambiar su vida.

Por regla general he visto que desde que somos niños nos enseñan que la voz de otros es más importante que la nuestra.

Eso se ve claro en casa, en la escuela, religión, política, universidad, etc. donde aprendemos poco a poco que hay otros que tienen la razón y nosotros estamos equivocados.

En el libro Conversaciones con Dios del autor Neale Donald Walsch, se detalla este fenómeno describiendo que nosotros nos equivocamos más por la información de terceros que por nuestra propia experiencia.

Aquí se cita un ejemplo sobre el dinero y la sexualidad, en el cual nuestras emociones nos dictan el camino a seguir pero siempre volvemos a la creencia que podemos estar equivocados y nuestros “líderes” (léase como padres, profesores, guías espirituales, gobernantes, etc.) deben tener la razón.

Es por esa razón que a nuestros hijos debemos darle especial atención y estímulo reforzándoles constantemente que los amamos y que nos sentimos muy orgullosos de ellos y las hazañas que se atreven a realizar.

Como dice la doctora Louise Hay, los padres son los dioses del universo en que habitamos, refiriéndose a la importancia que le damos a las ideas que nos implantan desde la infancia.

En mi caso también vengo de un estilo de vida basado en la baja autoestima. A pesar de que muchas personas saben de mis talentos y los reconocen, yo en cambio los he visto como que son algo normal, que cualquiera puede hacer eso, y pensamientos similares.

Y antes de conocer todo este proceso de las emociones, estaba rodeado de personas que debido a sus intereses y limitaciones me reforzaban que yo no tenía nada que aportar.

Para citarte un ejemplo de esto, había personas que me decían que no tenía talentos para realizar algún trabajo, así que no fuera a buscar ningún otro pues era imposible que lo consiguiera.

Pero en el fondo me cuestionaba, si soy tan normal y no tengo talentos, porque estás personas me tienen aquí y parece que temen de que pueda ir a otra parte?

Efectivamente esto fue lo que ocurrió cuando decidí irme y buscar otro empleo. Me proponían mejorar mis condiciones y que lo pensara muy bien porque yo era muy “valioso”.

Afortunadamente donde me fui a trabajar, conocí personas que me cambiaron mi mentalidad. Me hicieron notar que era un equipo de trabajo en un solo hombre y sobre todo que era capaz de realizar tareas en menos tiempo que el equipo de trabajo que estaba anteriormente allí y el cual yo reemplace cuando se fueron.

Increíblemente nunca había prestado atención a esto en mi vida. Recuerdo que personas cercanas a mí eran capaces de ver mis cualidades y como mencioné anteriormente, la baja autoestima me dictaba lo contrario.

Así que poco a poco fui atreviéndome a realizar cosas y cambiar mi vida y un destino que no me hubiera gustado mucho tener.

Hoy en día puedo observar personas en mi situación, sin saber que hacer o como proceder ante los obstáculos. Desde mi punto de vista cambiar es algo muy fácil, pero entiendo perfectamente que desde el otro lado está el freno mental que dicta lo imposible del cambio.

Pero la pregunta más importante es como hacer frente a la baja autoestima?

Si observas mi proceso, la primera conclusión que podemos sacar es restar valor a esas emociones que te dictan que no puedes. Esto lo hice mediante preguntarme sobre la situación. Si no valía como me decían, porque entonces temen que me vaya?

Lo segundo es cambiar de entorno. Es decir, si las personas que te rodean no te están ayudando a validar tus capacidades, te recomiendo seriamente cambiar de entorno. Si es imposible, intenta al menos asociarte la mayor parte del tiempo con personas positivas que “vean el vaso” medio lleno y no medio vacío.

Y como último paso que me ha servido, es cambiar la información que uno ingresa a diario. Esta es la que refuerza o le resta poder a la baja autoestima. Hay mucho material disponible en la Web. Personalmente yo he utilizado los métodos del doctor Giordani.

No permitas que nadie te diga que no puedes hacer las cosas. Normalmente estas expresiones provienen de dos tipos de personas. Las que no les conviene tu progreso y las que por miedo no han sido capaces de salir adelante y piensan que es imposible lograrlo.

Cada uno de nosotros es una expresión de la Vida que vino aquí para hacer su aporte. Demuestra tu valía al mundo pues cada ser humano tiene diferentes capacidades y cualidades para ayudar a la prosperidad de su entorno.
Comparte:

lunes, 26 de marzo de 2018

Lo que nos afecta de las adicciones



Lo que nos afecta de las adicciones Desde muy pequeño tuve el concepto que las adicciones eran solo propias de personas que consumían lo que hoy se conoce como drogas recreativas, es decir, marihuana, cocaína, etc. Con los años escuché que el alcohol era también parte de las adicciones, aunque oficialmente se conoce como una enfermedad.

A raíz de este tipo de comentarios ambiguos, decidí realizar mi propia investigación sobre estos temas y descubrí cosas muy interesantes como por ejemplo que el alcoholismo no era una enfermedad sino una consecuencia de una enfermedad llamada neurosis sumada a una baja autoestima.

Pero lo que más me sorprendió de esta investigación es que cualquier cosa nos puede generar una adicción y no solamente las sustancias anteriormente mencionadas.

Para poder explicar estos conceptos debemos entender porque realizamos las cosas o que nos impulsa a hacer lo que hacemos.

Vamos a suponer que tú y yo estamos sentados en la calle. Alguien viene y nos dice barran esta calle que se verá muy bonita y eso le agradará a la gente. Creo que en este momento nuestras caras serán de desagrado o pereza y vendrán los “es que” intentando evadir la situación como “es que tengo que trabajar”, “es que no me puedo demorar mucho”, etc.

Pero si alguien viene y nos dice les voy a dar 50 mil dólares si me barren esta calle, pienso que esos “es que” dejarían de existir y nos pondríamos a barrer de inmediato. O también si esa persona viene con un grupo armado y nos amenaza de muerte si no barremos la calle, con mayor razón y en menos tiempo lo haríamos.

Podemos ver que los mayores motivantes del ser humanos sino el dinero y la vida. Pero a través de mis investigaciones he descubierto que existen otros motivantes y uno de ellos bastante sutil pero poderoso es el bienestar.

Si, aunque no lo parezca, inconscientemente nuestro cerebro busca el placer basándose en la información que le suministramos a diario mediante noticias, entretenimiento, conversaciones, etc.

Como vimos en el vídeo anterior existen personas que disfrutan el sufrimiento, porque sienten placer en la reconciliación o en la compasión e interés que puedan despertar en los demás. Y eso es posible ya que si han estado alimentando su mente con información de que hay que sufrir para merecer o que después de mucho sufrimiento viene la recompensa, pues es lógico que el cerebro de estas personas asocie el bienestar con la recompensa final.

En esto me atrevería a decir que si analizamos los ejemplos del dinero y la vida, en ambos casos también nuestro cerebro al final está buscando el bienestar. Podemos concluir que el mayor detonante que nos permite actuar es el bienestar que busca nuestro cerebro basado en la información que le hemos dado sobre qué es el bienestar.

Ya teniendo esto claro y retomando el tema de las adicciones, mi creencia sobre esto era que la persona estaba adicta a una sustancia. Pero podemos ver a las personas que han tenido que acudir a clínicas de adictos al sexo. Y esto no es ninguna sustancia mencionada anteriormente. Es simplemente una actividad.

También podemos ver los casos de personas en los hospitales que como tratamiento analgésico para los dolores se les inyecta morfina (que es un precursor de la Heroína).

Sin embargo estas personas jamás quedan adictas a esta sustancia o dependientes de alguna otra. Respecto a esto, tuve el caso de una persona cercana a mí que sufrió un accidente muy delicado. Debido a la gravedad de sus heridas y para soportar el dolor le prescribieron dosis de morfina aproximadamente cada 4 horas.

Varios años después de ese evento, esta persona nunca tuvo que recurrir a esta sustancia o ser dependiente de alguna otra. Así que podemos ver que las adicciones no son a una sustancia a pesar que esto produce sensación de relajación, euforia y un sentimiento de bienestar!

En realidad podemos ver que buscamos es bienestar a través de cualquier actividad que realizamos y eso no solo incluyen alcohol y drogas recreativas. También incluye adición a la comida, viajes, deportes, trabajo, entretenimiento, sexo, chisme, compras, Facebook, Instagram, Whatsapp y todas las redes sociales que existan, etc.

Por ejemplo yo he sido adicto al trabajo. Posteriormente cuando decidí retomar el deporte, pude lograr un “equilibrio” y ya no estaba tan adicto al trabajo sino que comencé a volverme adicto al deporte. También soy adicto a YouTube pues paso tiempo considerable viendo juegos, culturismo, ciencia y matemáticas, pues me gusta repasar estos temas.

Años atrás era adicto al malestar como muchas personas lo son hoy en día. Esperaba que después del sufrimiento viniera la salvación prometida. Hoy en día soy adicto al bienestar. Todo lo que hago es en función a vivir en bienestar.

En otras palabras aquí llego a un acuerdo con los filósofos Epicúreos, que mediante la búsqueda inteligente de placeres, la tranquilidad y buenos relaciones con los demás seres humanos, buscaban alcanzar la felicidad.

Cómo puedes ver, nosotros cambiamos una adicción por otra. De hecho todos somos adictos a algo pues finalmente todos hemos tenido una educación disfuncional y nuestro cerebro como está diseñado para preservar nuestra existencia, busca el bienestar constantemente, basándose en nuestra creencia inconsciente de qué es el bienestar. O acaso crees que el mundo está como está porque somos sanos emocionalmente?

Quizás te estés preguntando en este momento, si viajar es una adicción de qué manera puede ser perjudicial para tí? Bueno en sí, una adicción a algo no te va perjudicar SIEMPRE Y CUANDO no te entregues a ella en “alma, vida y sombrero”.

Si la adición a los viajes te está perjudicando económicamente o estás dejando de hacer cosas que deberías, y esto afecta tu bienestar y el de personas a tu alrededor, definitivamente es algo destructivo para ti.

El problema no son las adicciones sino la atención descontrolada que damos a estas. Por ejemplo en la serie de vídeos RECUPERA TU PODER INTERIOR A TRAVES DE TUS PALABRAS, que grabamos anteriormente, el Master Coach Guillermo Villa Ríos citó un ejemplo de los ingleses, los cuales se fumaban un solo habano durante un mes y cada noche entre las 5 pm y las 8 pm se toman una pequeña cantidad de Whiskey.

Nuestros ancestros decían sabiamente “ni tanto que queme al santo, ni tan poco que no lo alumbre”. Adicionalmente debemos intentar separar una adicción de un gusto. Un gusto es algo que deseo pero no necesariamente lo realizo.

En mi caso, a mí me encanta el chocolate. Pero no paso todo el día consumiéndolo. Si lo hiciera de forma descontrolada, entonces ya estaríamos hablando de una adicción, pues es algo que potencialmente perjudicaría mi economía, salud y hasta las interacciones con otros seres humanos.

A título personal, si tú estás pasando por un momento muy desagradable emocionalmente, en especial debes estar atento a lo que realizas, pues si una nueva actividad produce el bienestar que inconscientemente le has estado enseñando a tu cerebro, allí puede formar una adicción de dicha actividad.

Y esta nueva actividad no necesariamente te ayudaría a mejorar, si la tomamos con mucho entusiasmo.

Así que te hago una invitación a través de esta información para que analices tus adicciones. Recuerda que aquí vas a entrar en disonancia cognitiva para evadir el concepto de adicto.

Negar una disfunción te vuelve un ser más disfuncional. Hay que tener la suficiente humildad para reconocer y aceptar los problemas, pues solo así vas a encontrar las fuerzas para cambiar aquello que te impide ser feliz y vivir en bienestar.
Comparte:

lunes, 5 de febrero de 2018

Cómo cambiar creencias limitantes que afectan nuestro bienestar


Cómo cambiar creencias limitantes que afectan nuestro bienestar

Muchas veces nos sentimos apáticos, sin ganas de realizar nuestras tareas o incluso, sin ganas de realizar las cosas que sabemos que nos convienen y nos ayudarán a mejorar cada día. Este fenómeno no es exclusivo de pocos, sino del ser humano en general.

En algunas personas es más intenso que en otras. Quizás te hayas preguntado alguna vez, de donde proviene todo esto? Cada ser humano sin excepciones tiene un sistema de creencias. Con creencias no me refiero exclusivamente a ideas mitológicas, religiosas o similares.

Todo lo que haces a diario está basado en tu sistema de creencias. Allí está almacenado cuánto dinero debes tener, cuanto recibir, cuanto gastar. Como deben ser tus relaciones con los demás, con tu pareja, hijos, etc. E incluso como debe ser tu estado de salud en general.

Este sistema de creencias se ha formado durante los años de vida que llevas. Según los expertos en el tema, tu personalidad se forma entre los 5 a 8 primeros años de vida, es decir que a esa edad se estableció lo que más o menos tú serás de adulto y a dicha personalidad se irán sumando una serie de creencias que reforzarán lo aprendido o complementarán tu información dándole forma a tu universo personal.

Si en este punto has llegado a la conclusión que si no tuviste la mejor información durante dichos años estarás en problemas el resto de tu vida, te tengo 2 noticias. La mala noticia es que estás en lo correcto respecto a la conclusión que llegaste. La buena noticia es que el ser humano es programable. En otras palabras puede re-aprender aquello que está buscando para cambiar.

Sin embargo re-aprender, re-programar o cambiar tu información no es una tarea simple. Es algo que puede ser complejo tanto en tiempo, como en procedimiento. Por ejemplo en mi caso, yo me he tardado más que el promedio de las personas que pueden obtener cambios en pocas semanas. Pero lo único cierto es que al final todos podemos cambiar lo que queremos.

Las creencias en algunas personas pueden ser tan fuertes, que al momento de cambiarlas, les puede generar mucho malestar. Y quizás preguntes, esto por qué ocurre? Nuestro cerebro siempre va a buscar nuestra supervivencia. Todo lo demás no importa, esa es su programación primaria, es decir con la que venimos todos. Por eso es que en este blog, hemos denominado o más bien nombrado 2 estructuras mentales que traemos desde la concepción como Ego y Noble. Para mayor referencia de este tema te invito a leer la entrada DEFECTOS QUE NO ME PERMITEN RECIBIR LA ABUNDANCIA DEL UNIVERSO.

Respecto a esto, en mi caso, durante mi infancia el concepto religioso que tuve fue diferente al resto de mis amigos y compañeros de estudio. Esto a parte de formar un conflicto en esa edad (pues deseaba hacer lo mismo que mis amigos), posteriormente lo formó cuando decidí cambiarlo. En este cambio, incluyó culpa, depresión y hasta angustia.

Como vemos la programación al intentar protegerse, nuestro cerebro dispara emociones para que no salgamos de la zona de protección o supervivencia en que nos encontramos. Vas comprendiendo por qué a veces sentimos emociones de desgano, apatía, pereza o descontento sin aparente razón?

Quizás en este punto me digas, pero si yo no estoy intentando cambiar nada, porque siento estas emociones? Posiblemente tu vida cambió a partir de una perdida, ya sea de una persona, mascota, objetos, etc.

Una vez que “superamos” este tipo de emociones o más bien “pasamos” estos procesos, puede venir un sentimiento de rabia por la simple razón de haber aceptado estas ideas o creencias nocivas en nuestra vida. Esto también me ocurrió a mí, y aquí fue cuando me di cuenta del verdadero conflicto que tenía.

De casualidad me enteré de una autora que conocía y escribió sobre estos temas de la infancia que fue la doctora Louise Hay. De ella aprendí un sabio consejo y fue “hacer las paces con el Dios de mamá”. Esto quiere decir el Dios que te enseñaron en tu hogar cuando eras infante.

Y esto por qué es importante si ya somos adultos y podemos elegir nuestras creencias de éxito ahora? Mira, nuestras creencias aprendidas durante la formación de nuestra personalidad nos están acompañando y acompañarán mientras vivamos. De hecho nuestra personalidad y lo que somos actualmente proviene de dicha información.

Así que bajo ningún motivo podemos pelear con estas creencias pues nos vamos a generar mucho malestar o nos vamos a volver más disfuncionales. El truco en esto es hacer las paces con nuestro pasado. Negociar con nuestras creencias y adaptarlas a las nuevas. De lo contrario, al no resolver esto, nos va a generar mucho estrés, radicales libres y otra serie de químicos en nuestro cuerpo que pueden llevarnos no solo al malestar emocional, sino al físico produciendo dolencias y en algunos casos enfermedades.

Ahora vas comprendiendo por qué para algunas personas es tan complicado dejar de hacer algo a pesar de que esto le pueda estar haciendo daño o perjudicarlo? La conclusión es que examinemos que creencias nos están llevando al malestar y comencemos a reconciliarlas, adaptarlas a nuestros nuevos propósitos. Que por dónde comenzar? Te recomiendo lo que he probado y me ha funcionado. Date una visita por la página web de doctor Giordani. Allí vas a encontrar diferente material que te ayudará a cambiar tu vida.

Recuerda que si deseamos hacer ajustes en nuestra vida, debemos realizar el mismo proceso que nos llevó a creer lo que firmemente creemos ahora y es mediante información constante. Tú no puedes pretender leer un libro y con eso ya cambio tu vida. O comprar un video, audio, meditación, usarlo una o dos veces y esperar a que las cosas cambien por si solas. En realidad hay que hacer un trabajo serio y comprometido con uno mismo.

Recuerda que puedes tardar mucho tiempo, como en mi caso, pero si no comienzas hoy mismo, en unos años te quejarás de no haber comenzado este dia. En realidad el tiempo no debe preocuparte. Es algo bastante relativo y sin importancia. De hecho el tiempo es una fantasía en nuestra mente, pues en este momento de grabar el vídeo este es mi presente, pero al mismo tiempo es tu futuro. Cuando lo ves va a ser tu presento, pero para mí será mi pasado.

Lo único que importa es que al final lo estás viendo en este momento y este día puede ser el instante en que cambió todo para ti si tú así lo decides.
Comparte:

lunes, 26 de junio de 2017

Usando la honestidad para afianzar tus emociones positivas


Usando la honestidad para afianzar tus emociones positivas

Cuando hablamos de honestidad, casi siempre la relacionamos con la siguiente frase: “yo soy muy honesto porque digo lo que pienso duélale a quien le duela!”. Y lo decimos con fuerza y visceralmente.

Decir lo que piensas no está mal. Sin embargo existe un viejo y sabio Dicho que reza: “no es la letra sino la música”. Esto quiere decir que no importa lo que digamos, sino COMO lo digamos.

Pero expresarse sin filtro, sin amarrar la lengua y esta llevada por sentimientos de rencor, dolor, etc., por algo que te hayan hecho, es muy diferente. Desde mi punto de vista como investigador de estos temas, esto no es honestidad, sino más bien desahogo de tus emociones sobre alguien que te ha ofendido y que aún no logras superar el trauma XD.

Otra cosa que confundimos con honestidad es algo muy nocivo que hacemos socialmente. Con esto quiero decir que muchos tenemos el hábito de expresar nuestro dolor o felicidad en medios sociales. Cosa que no es muy recomendable ya que estás exponiendo tu vida y emociones al público con las siguientes consecuencias que muchos se reirán de ti, o te criticarán, o comenzarán a hablar más de la cuenta, con el triste desenlace final de tus manos levantadas al cielo preguntado “por qué a mí”.

Imagínate si esas publicaciones me dan risa a mí que me considero una persona emocionalmente estable y en proceso de sanación. Cómo lo será para personas que jamás se han preocupado por sus emociones y dejan que la vida avance al ritmo “ahí se va”?

De acuerdo a mis investigaciones sobre este tema, esto tampoco es honestidad, esto es más bien un reflejo de sobresalir en lo que sea, con tal de cubrir carencias emocionales no resueltas.

La honestidad según el RAE es “Recto, honrado. Decente, decoroso. Retacado, pudoroso. Razonable, justo”. Estos adjetivos no tienen nada que ver con los dos ejemplos descritos arriba. Esta cualidad más bien es poco usada por la mayoría de nosotros, la cual nos genera más disfuncionalidad en nuestras emociones.

En cierta oportunidad yo me estaba expresando mal de la gente que pasaba, simplemente porque sí. Por esos días recién había conocido a mi esposa y ella me escuchó expresarme de esa forma. De inmediato me llamó la atención y me preguntó por qué hacía eso, si eran personas que ni siquiera sabía quiénes eran, donde vivían, o en que trabajaban. No conocía sus sueños, metas, temores, etc.

Al tiempo, analizando ese evento que ocurrió, me di cuenta que mantenía un sentimiento de inferioridad, el cual me “autorizaba” a expresarme o a atacar a los demás, en mi mente. Porque decírselos NO, pues quien quiere problemas?

Y aquí comencé a descubrir la importancia de la honestidad. Con esto me refiero a que admití y con dolor, porque mi Ego sufrió mucho por aceptar que me sentía inferior a los demás. Pero esto solo duró muy poco tiempo, pues me di cuenta que al admitir esto, me sentí sin cargas o disfraces. En otras palabras fui libre de las emociones con las cuales me sentía responsable de sostener.

Aquí es donde muchas veces uno razona estas situaciones y se pregunta, con qué objetivo me hago daño de esta forma? Para favorecer a quién? O ganar que cosa? Bueno, el caso es que a partir de ese día comenzó uno de mis “deportes” favoritos, que es decirme la verdad siempre.

Como ves, esto no tiene nada que ver con los ejemplos iniciales. Así que si deseas tener más bienestar en tu vida, te animo a que pongas en práctica la auto honestidad, pues decirse a uno mismo la verdad, ser honesto consigo mismo genera un gran bienestar y una paz impresionantes en tu vida.
Comparte:

domingo, 13 de abril de 2014

Como atraer dinero

como atraer dinero
Algunas entradas del Blog AUTOPODER: Recupera tu Poder Interior habían tratado el tema del dinero de forma sutil al tratar de comprender las emociones que afectan el importante tema de cómo atraer dinero a nuestras vidas.

Sin embargo debo advertirte antes de comenzar algo sobre este tema. Casi todas las fuentes que leas sobre el tema de cómo atraer dinero, dan la sensación de que esto es algo que ocurre en poco tiempo, casi de forma instantánea. No te quiero desilusionar pero este tema, como todo lo que ocurre en la Naturaleza, tiene un proceso en el tiempo. Nada, sano y perdurable, se gesta de un día para otro. Entonces cualquier interpretación que des a este tema, recuerda que nada ocurre en el instante a no ser que se trate de un evento extraordinario, fuera de la Naturaleza.

Lo primero que vamos a entender o mejor a repasar es la secuencia o mecanismo por medio del cual nuestro Poder Interior, o Poder Creador se activa para que las cosas sucedan, sin tener que partirte la espalda por aquello que tanto deseas. Respecto a esto te voy a contar un secreto, y es que hay dos formas de obtener las cosas. Una de ellas es mediante el dolor que es el camino que a la gran mayoría de la humanidad nos han enseñado y es el “sufrir para merecer”. En otras palabras debemos esforzarnos o incluso poner en riesgo cosas importantes por nuestros objetivos.

Pero muchas veces mientras sufrimos por conseguir nuestras metas, vemos a otros que sin estar  “aparentemente” buscando esas mismas cosas, como por arte de magia, la Vida les sonríe y les atrae todo lo que necesitan para lograrlo. Nosotros llamamos a esto buena suerte y esto nos produce sentimientos de celotipia, envidia, desánimo, etc., haciendo que nuestros objetivos se separen cada vez más de nuestra vista.

envidia
Y aunque no lo creas esto es culpa nuestra, pues ¿quién nos dijo que miráramos lo que otros hacen? Esto hace que perdamos la atención en nuestro “sufrimiento que nos dará la recompensa” (Detéctese el sarcasmo). La otra forma de obtener lo que queremos es el camino que aparentemente viene mediante la “buena suerte”.

El proceso o secuencia lógica para esto proviene de la siguiente lista: emociones, palabras, ideas, actos, intenciones y resultados. Lamentablemente y aunque estamos familiarizados con esa lista, está desordenada y por eso nuestros resultados no se dan como se espera o definitivamente no se dan.

La primera cosa que debe ir en esa lista son las palabras. Con esto me refiero a que no sólo son tus palabras las que influyen en tus objetivos, sino las de terceros, a través de las noticias en los diferentes medios de comunicación, comentarios entre parientes, amigos y cónyuge. ¿Recuerdas la entrada anterior? Te va a servir las palabras si y solo si están apoyando tus objetivos. De resto ya sabes que estás perdiendo tu tiempo y esfuerzo en lo que buscas, que en este caso sería como atraer más dinero a tu vida.

Ahora bien, ¿qué producen las palabras propias y de terceros en nuestra vida? Ideas. Aunque no lo creas, nuestra mente es fácilmente manipulable por las palabras. Ya hemos visto en el pasado la famosa prueba de afirmar que estás comiendo una fruta ácida o un limón repitiendo varias veces, por ejemplo, estoy comiendo piña. Si notas, tu boca comienza a salivar, pues se produce una idea, una imagen en tu mente de dicha fruta y por neuro-asociación, se produce un resultado que tu cerebro ya conoce.

dinero en la infancia
Pero ¿por qué parece tan difícil o incierto cuando se trata del tema de cómo atraer más dinero a tu vida? Precisamente, ya has tenido una idea implantada desde tu infancia sobre el tema de cómo atraer dinero y no precisamente positiva. Incluso cuando tomábamos algunas monedas en nuestras manos siendo niños y las metíamos a la boca, ¿qué nos decían nuestros parientes y/o personas cercanas? Intenta recordarlo.

Cambiar esto no es tan fácil, pero tampoco es imposible. Si quieres más información te recomiendo la página de mi amigo y mentor Víctor Giordani (www.autopoder.com) que ha sido un experto en este tema desde hace más de 15 años.

Como vemos las ideas son muy fuertes en nosotros, pero ¿qué es lo que producen, que causan este efecto? La respuesta es Emociones. Toda sensación que vivenciamos es almacenada en nuestro sistema nervioso en forma de sensación. No podemos recordar fielmente que pasó con la experiencia pero si se almacena la sensación de dicha experiencia. Por eso, en el ejemplo de la piña, nuestra reacción al solo pensar en ella, produce saliva en nuestra boca. Hay una asociación preestablecida. Aquí se comienza a responder la pregunta anterior del porque al querer atraer más dinero a tu vida no ocurren los resultados que esperas e incluso el solo decir afirmaciones de este tipo, produce emociones de malestar o incomodidad emocional.

Lo que sigue después de las emociones es que nos impulsan de forma automática a actuar. El por eso que cuando nos esforzamos, nos reventamos la espalda, otros parecen que actúan de una forma hasta placentera y las cosas les vienen añadidura. En realidad ese “reventarse la espalda” es consecuencia de nuestras emociones. Estas nos dicen que debemos hacer esto, pero ¿por qué? Pues porque aprendimos a sufrir para merecer, a ganarnos las cosas. Y esto no está mal, debemos ganarnos las cosas, pero la gran mayoría lo hemos mal interpretado.

lluvia de piedras
Recuerda que el cerebro de un niño recibe todo de forma literal. Si tú le dices a un niño la expresión “están lloviendo piedras”, haciendo referencia a una lluvia muy fuerte, el niño(a) entenderá exactamente eso. Que están cayendo piedras desde el cielo y pueden hacer mucho daño. Esto nos pudo haber perjudicado cuando nos decían “tienes que trabajar duro para ganarte las cosas”. Y quizás digas, “bueno, yo ya no soy un niño(a). Ya soy un adulto”. En realidad sigues siendo un niño en un cuerpo grande, pues lo que aprendiste ha quedado allí impreso para siempre y no puede ser borrado, a no ser que ocurra un evento extraordinario que lo provoque.

Bueno, las consecuencias de las emociones son las acciones y el conjunto de todo esto es lo que se conoce como Intenciones. En alguna ocasión escuche algo muy sabio de Hollywood y una de sus películas famosas y era que un personaje le decía a otro “… recuerda, tu vida se define de acuerdo a tu intención sobre esta”.

Pues en realidad eso es precisamente lo que pasa con los milagros es nuestra vida. Cuando tienes una intención sobre algo, y no confundas intención con deseo, pues la intención es un conjunto de “cosas” que guían un propósito, TODO el Universo conspira para que esa intención se haga realidad.

desinformacion
Desafortunadamente nuestra bien intencionada, pero mal informada sociedad nos ha dado unas herramientas emocionales muy desenfocadas del bienestar.

Entonces ¿cómo atraer dinero a tu vida?, ordena la lista de la siguiente forma: palabras – ideas – emociones – actos, de forma positiva, constante, con método y de forma disciplinada, pues no hay nada más difícil en la vida que sostener un pensamiento consecutivo contrario a una idea prestablecida.


Sólo de esta manera podrás hacer que la magia de la Vida también funcione pera ti, pues está allí también para tu uso. Solo recuerda que como todo proceso natural toma su tiempo y nada es instantáneo en el Universo.
Comparte:

lunes, 5 de marzo de 2012

La importancia del duelo en la salud emocional


duelo
En la penúltima entrada tocamos el tema de la evasión emocional que aprendimos de nuestros padres, al evitar entrar en contacto con nuestras emociones. Una de las más importantes situaciones emocionales que hemos evitado a lo largo de nuestra vida es el duelo.

El duelo, según el RAE, es la demostración que se hace para manifestar el sentimiento que se tiene por la muerte de alguien muy cercano a nosotros. Esta es la definición que tenemos implantada la gran mayoría de nosotros gracias a las telenovelas que hemos visto año tras año.

Por naturaleza, ninguno de nosotros desea la pérdida de un ser querido, y es por esta razón que le tenemos mucho miedo al duelo. Esto ha hecho imposible ver la importancia del duelo en nuestra vida para la salud emocional.

Apartándonos de las ideas absurdas que hemos aprendido a través de las telenovelas, el duelo es necesario para liberarnos de las emociones negativas que acompañan cualquier proceso en la vida. Para entenderlo, nuevamente repasemos nuestra educación de la infancia. A los niños (género masculino) se les ha dicho que son machos, hombres y por lo tanto no deben llorar. A las niñas se les enseña que son delicadas y que pueden expresar sus emociones.

Esto ha hecho que estadísticamente, las mujeres vivan más y los hombres estén muriendo más temprano que ellas, pues no aprendieron a soltar emociones que llenan el cuerpo de radicales libres acelerando el proceso de envejecimiento y muerte.

llanto
Claro esta que en los niños y niñas actuales, estos conceptos están cambiando pues también a las niñas se les está enseñando a reprimir sus emociones. He visto como muchas adolescentes afirman que no lloran por un HP hombre (como literalmente les he escuchado) pues son fuertes y desvían su atención hacia otra persona o actividad con tal de reprimir su estado emocional ante una desilusión amorosa.

Esto hace que la jovencita, comience a entrenar y reforzar la evasión emocional en su mente para “hacerse más fuerte”, cuando en realidad lo que está provocando es más miedo y terror de sus emociones, y esto permitirá en el futuro ser una persona apartada de si misma y temerosa de su soledad acudiendo a las distintas adiciones tales como trabajo, sexo, entretenimiento, etc. para escapar de su dolor interior.

Creo que este ha sido el caso de la gran mayoría de nosotros. Hemos realizado un entrenamiento por años para ser temerosos y fracasados. Ya cuando nos “graduamos” de nuestra “escuela” y vivimos la vida para la cual nos hemos estado preparando de una forma u otra, entonces le gritamos al cielo, a Dios, al Diablo, a Cristo, Buda, Mahoma o cualquier santo de nuestra devoción “¿por qué a mi?”… SUSPIRO…

El duelo es un proceso que puede durar dependiendo de la carga emocional que tengamos. Debido a nuestro “entrenamiento”, hacer duelo es muy complicado al principio, pues queremos evitar el dolor a toda costa y solo cuando lo hacemos, nos damos cuenta que era más el miedo que le teníamos que realmente lo que producía.

Normalmente debemos comenzar por nuestro pasado. Al ser humano lo dirige su pasado, pues el cerebro trabaja por neuro-asociación, en otras palabras, el cerebro siempre hace referencia de lo conocido, y basado en esa experiencia, produce una respuesta mediante emociones que nos llevan a actuar.

aeropuerto
Para ilustrarlo, imagina que una persona jamás ha volado en avión. Cuando se sube, inmediatamente su cerebro comienza a producir temor, si otras personas le han dicho que volar ha sido malo para ellas o si se han mareado, esta persona también se marea. O por el contrario si ha visto información o ha hablado con personas que le suministran información positiva sobre los vuelos, esta persona tendrá mucho bienestar al momento de volar. Este último caso me ocurrió a mi cuando volé por primera vez en un avión durante la pubertad. La información que recibí previamente sobre volar en un avión fue de mucho entusiasmo y alegría.

Como podemos apreciar en este ejemplo, el cerebro está trabajando por neuro-asociación. Toma la información conocida previamente y ayuda a través de las emociones a guiar nuestro comportamiento. ¿Ya ves la importancia de ingresar todos los días a tu cerebro información positiva, de éxito, salud, riqueza, juventud, amor y bienestar?

Volviendo a nuestro tema del duelo, el pasado nos atormenta a muchos. Yo te recomiendo que si este es tu caso, hagas un duelo con tu pasado. Por ejemplo toma una pequeña caja, y guarda dentro de ella algo que simbolice tu pasado de dolor. Puede ser una foto o tu mismo escribir una carta de lo que no te gusta de tu pasado y meterla dentro de la caja. Vas a tu jardín o si no tienes ve a un sitio donde puedas enterrar la caja. Piensa que eso se ira para siempre y no lo verás más en esta experiencia física. Si sientes ganas de llorar, es muy importante que lo hagas, pues las lágrimas son indicadores de liberación emocional. Si lloras varios días hazlo, mucho mejor. Verás que después de unos días comienzas a sentirte libre y mucho mejor hasta en tu salud.

muertos
Normalmente, muchos de nosotros nos gusta “desenterrar los muertos”. No hagas eso con lo que acabas de enterrar. Recuerda que cuando destapas una tumba, esto huele horrible y provoca mucho malestar. Entonces como dice el dicho popular, “a rey muerto, rey puesto”.

Esta no es la única vez que te recomiendo hacer duelo. Intenta hacer este “juego” con todo lo que finalice en tu vida. Por ejemplo si pierdes tu trabajo, terminas una relación, un deporte que ya no practicarás más pues lo cambias por otro, una casa en la cual ya no vivirás, etc. cosas que simbolicen algo importante para ti.

Con el tiempo te divertirás haciendo esto y no porque sea un divertido juego, sino porque tu cerebro ya habrá enfrentado todo tu dolor guardado y le ha restando importancia a estos eventos y emociones, entonces te sentirás libre y más fuerte, con energía, con muchas ganas de hacer cosas y triunfar.

Como todo en la vida, este sencillo pero poderoso ejercicio emocional, funciona si lo practicas constantemente. Tu vida no va a cambiar sólo porque lo deseas o porque hayas leído algo. Si así fuera, te aseguro que ya estarías en la lista Fortune 500. Si quieres cambios debes comenzar a mover tus emociones y eso requiere disciplina, tiempo, dedicación y sobre todo lo más complicado que es salir de lo conocido, tu zona cómoda que te mantiene atado, atada al sufrimiento.
Comparte:

Vídeo Bienvenida

YouTube

Copyright © Ritmo Positivo 2009 - 2018. Con tecnología de Blogger.

Acerca de mí

Mi foto

Ingeniero de Sistemas e Investigador del Pensamiento Humano y las emociones, y como estas influyen en las decisiones que tomamos cada segundo para tener éxito o fracaso.

Ultimo Vídeo

PBA Oferta

Facebook

Suscríbete al Blog

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibe las actualizaciones del Blog AUTOPODER: Recupera tu Poder Interior.

Te será enviado un Email de confirmación para la suscripción. Si no recibes el email, por favor verifica en tu carpeta de Correo no Deseado o Spam.

Puedes darte de baja del servicio en cualquier momento que desees. Cada Email de la suscripción que te llega contiene las instrucciones para hacerlo al pie de página.




Ofrecido por FeedBurner