Retoma el control de tu vida. Estrategias efectivas para el control emocional

Mostrando las entradas con la etiqueta sanacion. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta sanacion. Mostrar todas las entradas

lunes, 4 de enero de 2021

La importancia de la conexión maternal



La importancia de la conexión maternal

En temas anteriores tratamos la importancia de la figura paterna en la formación de la personalidad de un niño.


Si quieres conocer la información te invito a ver LA IMPORTANCIA DE LA IMAGEN PATERNA EN NUESTRA PERSONALIDAD.


Vemos que a pesar que un infante no crezca con su padre biológico, este va a buscar por todos los medios una figura que lo represente, dentro de sus familiares.


Por ejemplo, en mi caso, a pesar de ser criado por mi padre biológico, adicionalmente tuve otra figura paterna que fue mi hermano mayor.


Esto se notaba bastante cuando éramos unos pequeños pues yo lo seguía fielmente en todo lo que propusiera incluidas las travesuras.


Así que, si alguien tiene dudas de mi personalidad angelical, ya saben que sólo obedecía órdenes de mi hermano mayor 😁.


El mismo caso de búsqueda de la figura materna, también nos puede ocurrir.


Por ejemplo, he conocido varios amigos que no se criaron con su madre biológica.


En cambio, proyectaron esta importante figura ya sea en tías, abuelas o alguna mujer que si hizo cargo de ellos.


También podemos llegar al caso de tener dos figuras maternas.


Realmente no te puedo asegurar si esto se puede presentar con más de dos figuras paternales en tu vida.


Hasta el momento, a la luz de mis investigaciones y observatorios sobre estos temas, sólo he podido comprobar la existencia de máximo dos personas que representen estas importantes figuras en tu vida.


Jamás he visto el caso, por ejemplo, que alguien proyecte 3 figuras maternas o paternas.


Y puede que exista, pues recuerda que siempre que hablemos del factor humano este nos puede sorprender con incontables excepciones.


Una de las cosas que aprendemos, más importantes de nuestra figura materna, es la solución de problemas.


Este aprendizaje es tácito, es decir que no hay necesidad que ella nos explique algo sobre este tema.


Ocurre en el momento que observamos como ella encara las dificultades.


Si tu figura materna por ejemplo aprendió a huir de las dificultades o las minimizaba, exactamente esto mismo vas a hacer tú.


En el caso que seas mujer y ya tienes hijos, ¿adivina como van a encarar ellos los problemas?


Otra de las cosas más importantes que aprendemos de nuestra figura materna es la autoestima.


Aquí no solo se trata de un aprendizaje tácito.


También interviene la relación que tengamos con ella.


Por ejemplo, si has tenido una madre muy estricta, que todo lo que hacías debía ser perfecto, existen grandes probabilidades que tu autoestima esté bastante lacerada.


Si tu figura materna fue muy permisiva, tu autoestima será muy frágil, y tendrás la inclinación de “ahogarte en un vaso de agua”.


A todo le verás problemas, todo de ofenderá y tendrás una inagotable percepción de conflicto en tu vida.


La influencia de nuestra figura materna es bastante importante pues pasamos más tiempo con ella que con nuestra figura paterna.


Y más influyente aún es que estamos con ella durante los 5 a 8 primeros años de vida, que es el tiempo en que se forma nuestra personalidad.


De hecho, hasta hace poco se abandonó la idea que el ser humano comenzaba a formar su personalidad a partir de los 2 años de edad.


Hoy en día se reconoce la importancia de la conexión madre/hijo desde el momento de la concepción.


Por ejemplo, si una madre no siente apoyo físico o emocional durante el periodo de gestación, existe una probabilidad muy alta que este nuevo ser sea depresivo.


Muchas veces nos encontramos con personas que lo tienen todo en la vida, pero no son felices y esta puede ser una de las razones de su fracaso.


Aunque no lo creas, estas emociones no resueltas, siguen afectando el desempeño de los hijos.


Es como si el útero tuviera una importancia en la comunicación con estos.


Hablar de estos temas es bastante complicado pues no existe, en el momento, una base científica para demostrarlo.


Pero si he llegado a ver, con estos ojitos que tantas cositas bonitas han visto, como la sanación emocional de una madre ha hecho que la vida de sus hijos mejore automáticamente.


Quizás en estos momentos te preguntes, bueno y si el hijo ya sufrió la perdida de la figura materna, ¿es posible sanar nuestras vidas?


La respuesta a esto es totalmente afirmativa.


Aquí es donde entra la importancia del perdón.


Muchas veces pensamos, ¿qué le puedo yo perdonar a la persona que me dio la vida o se hizo cargo de mí?


Recuerda que nuestros padres son los dioses de nuestro universo.


Para nosotros son perfectos y existe un momento en nuestra infancia en el que tenemos miedo del momento de su partida.


A medida que vamos creciendo, vamos notando que tienen errores, se equivocan y no son tan perfectos como pensábamos.


Comenzamos a juzgarlos y hasta en la adolescencia los consideramos enemigos.


Cuando ya somos adultos, comenzamos a ver que sus errores no fueron por maldad, sino por amor.


Nos enseñaron lo mejor que pudieron con lo que sabían y con todos sus traumas y conflictos interiores.


El perdón es para nosotros pues tuvimos una concepción errónea de ellos.


Esto debe ser algo prioritario en tu vida, pues una de las cosas que también adquirimos de nuestra figura materna es el merecimiento.


Si tu conexión con la madre ha tenido dificultades, no te sentirás digno de las cosas buenas de la vida.


Siempre estarás buscando trabajos mal pagos, personas que no te valoren o mantendrás en relaciones que no estés feliz.


En el momento en que sanas esta conexión, automáticamente notarás que tu vida fluye bastante fácil.


Así pues, quiero animarte mediante esta información a mejorar tu vida mediante la conexión con tu figura materna.


Recuerda que, si eres una madre, entre más dediques tu tiempo a sanar, mejor será la vida de tus hijos.


Y si tus padres ya no están, entonces sana el gran amor que sientes por ellos y recuerda que, a pesar de sus errores, sólo quisieron darte lo mejor.

Comparte:

lunes, 29 de junio de 2020

El auto castigo como método de sanación



El auto castigo como método de sanación Aunque todos deseamos vivir en bienestar es un hecho que muchos buscamos el dolor antes que el placer.

Esto lo podemos ver en nuestros pequeños actos de cada día con la pareja que estamos, el trabajo que tenemos y no queremos, y el poco cuidado que dedicamos a nosotros mismos.

Y aunque te parezca ilógico que algunas personas prefieran seguir viviendo mal, pregúntate ¿por qué sigues viviendo eso que no te gusta y no has alcanzado esa vida que piensas que te mereces?

Cuando analizamos todo esto, con honestidad, podemos concluir que hay algo que está interfiriendo nuestro andar hacia donde realmente queremos.

Es como si una fuerza invisible dentro de nosotros no quisiera que alcanzáramos nuestros sueños.

Y en realidad no estamos muy lejos al afirmar esta expresión, pues esa “fuerza” invisible que te ataca se llama programación mental.

Ya hemos visto que esta se formó entre los primeros 5 a 8 años de vida.

Quizás nos creemos muy grandecitos para no dejar dominar nuestra vida por las creencias pasadas y arraigadas en el subconsciente.

Sin embargo, es un hecho que por más fuertes que nos sintamos, no es fácil tomar el control total de nuestras vidas.

De lo contrario estaríamos en total felicidad con la vida actual que llevamos.

Pero vemos que nos castigamos por todo, así no tengamos nada que ver con lo que esté en nuestro entorno.

Por ejemplo, cuantos de nosotros hemos llegado a sentir culpa por la situación de emergencia a nivel mundial.

Y no solo eso, pensamos que hemos estado haciendo algo tan malo que por eso Dios, la Vida o el Universo nos está castigando con una pandemia.

Puede sonar ridículo, pero he visto en las calles, gente arrodillada orándole a Dios para que nos perdone y acabe con la situación.

Lamentablemente, nos han programado para sentirnos de esta manera desde que éramos muy niños.

Intenta recordar lo que sucedía cuando las personas a tu alrededor te estaban evitando hacerte daño.

O quizás no querían que hicieras tan maniobra que pudiera arriesgar tu vida.

¿Verdad que las expresiones de “cuidado con eso”, “hay donde se entere tu papá”, etc., eran el común denominador en tu niñez?

Por ejemplo, en mi caso, cuando estaba ingresando a la pubertad, en mi país llegó de moda un baile muy “peligroso”.

Era el famoso Break Dance.

Prácticamente el que se atrevía a esto tenia genes de malabarista y contorsionista, pues se bailaba de pie, en el suelo y hasta en la cabeza.

Recuerdo que las personas a mi alrededor decían que eso era muy peligroso y que tuviera cuidado porque podría partirme el cuello.

Cuando uno se encuentra en la pubertad, siente que es inmortal. Que nada le va a pasar por tanta energía que tiene en su cuerpo.

A medida que pasan los años y uno va envejeciendo, comienza a ver lo que hacen los jóvenes como algo peligroso.

Y esto ocurre porque uno ya no tiene la misma energía y es por eso que los miedos que uno aprendió y adquirió intenta transmitírselo a los más jóvenes para que no se hagan daño.

Es aquí donde nos volvemos unos bien intencionados, pero mal informados consejeros.

Tristemente nuestros miedos tratamos de imponérselos a los que amamos con el fin de protegerlos.

Pero en realidad lo que les estamos haciendo con esto es un gran daño, pues estaríamos frenando sus intereses y sueños.

Y atención, con esto no estoy diciendo que deba importarnos poco el bienestar de los que nos rodean.

Pero una cosa es aconsejar en determinado tema y otra muy diferente meterles miedo y culpa a las personas para conseguir lo que queremos.

Así que te animo mediante esta información a que no te sigas auto castigando para sanar las heridas que tengas del pasado.

La Vida quiere darte todo, pero debes permitírselo con tu propio perdón.
Comparte:

lunes, 30 de marzo de 2020

Enséñale a tu mente a aceptar la salud que proviene de Dios



Enséñale a tu mente a aceptar la salud que proviene de Dios Versión audios adicionales + regalos: https://tinyurl.com/uu7okkr

📺 Nuevos vídeos cada Lunes. Por favor... ¡suscríbete!: https://tinyurl.com/ybqf8rfl

Escúchalo a diario, preferiblemente con audífonos, para sanar tu cuerpo y mantener el vigor.

Blog: https://autopoder.blogspot.com/
Web: https://www.autopoder.com/

Sígueme en:
https://www.facebook.com/AUTOPODER/
https://www.instagram.com/ingenierogabrielsalazar
https://twitter.com/gasa1971
Comparte:

lunes, 21 de octubre de 2019

El perdón como herramienta de sanación física



El perdón como herramienta de sanación física Hace más de diez años escuche por vez primera de boca del doctor Víctor Giordani que las enfermedades comienzan y terminan en la mente.

En aquella época era un poco complicado aceptar que eran nuestros pensamientos los que nos enfermaban, incluyéndome a mí.

Esto porque es muy difícil aceptar que uno tiene la culpa. Como decir que uno se enferma por bobo.

De hecho, uno de los textos sagrados cuenta que, en cierta oportunidad unos seguidores del maestro del cristianismo estaban comiendo sin lavarse las manos.

Esto en dicha época era casi un delito y los acusaron con su maestro de esto.

El les respondió que lo que contaminaba al ser humano no era lo que entraba en su boca, sino lo que salía de ella.

Con esto hacía referencia a las palabras y su origen emocional que causaba los males en el ser humano.

En la actualidad, es cada vez más aceptado que los pensamientos son los que están acabando con la salud de las personas.

Respecto a esto, oficialmente la OMS declaro hace casi una década al estrés como una enfermedad silenciosa y real que mata a muchas personas en el planeta.

Quizás por esto se ha dado fomento a la carrera de Salud Ocupacional, y es un pilar en las empresas que vela por el bienestar de los trabajadores.

Aproximadamente en el año 2007 conocí una mujer, que me contó una historia bastante interesante y por la cual comencé a investigar sobre el origen de las enfermedades terminales.

En cierta oportunidad ella me contó que años atrás practicaba mucho deporte.

Yo no le creía porque en ese momento ella tenía un aspecto físico bastante enfermizo.

Cuando me mostró una fotografía del pasado, me quede aterrado de la belleza de mujer que era.

Me dijo que hace aproximadamente ocho años le diagnosticaron Lupus, que es una enfermedad en la cual el propio sistema inmunológico ataca el cuerpo.

Los médicos que dijeron que se fuera despidiendo pues estaba muy avanzada esta enfermedad.

Ella, al ser una persona muy religiosa, incluso dejó de asistir a su tratamiento médico.

Decía que Dios la salvaría y efectivamente la señora, por su fe se curo cuatro años más tarde.

Posteriormente a la señora le diagnosticaron un cáncer de mama y en esta oportunidad los médicos nuevamente le dijeron que ya de esta no se salvaría.

Nuevamente la señora siempre repetía que Dios la curaría y efectivamente con los años dicha enfermedad desapareció como por arte de magia.

En realidad, cuando me contó esto, pensé que la señora estaba exagerando con su historia.

Pero para mi asombro, en cierta oportunidad me la encontré y se encontraba un poco más enfermiza que cuando la conocí.

No le quise preguntar nada, porque tenía mis sospechas que estuviera nuevamente enferma, pero me enteré que efectivamente estaba en lo correcto.

Y hace aproximadamente dos o tres años me la encontré en un centro comerciar con unas amigas.

No le quise preguntar nada sobre su estado de salud para no ser imprudente pero un amigo en común me contó que nuevamente se sanó milagrosamente de otra enfermedad terminal.

Analizando el caso de esta señora, definitivamente podemos ver el poder que tienen las ideas en nuestro cuerpo.

Las emociones y creencias son capaces de sanarnos o enfermarnos.

Sin embargo, ¿notas que la señora a pesar de salir airosa de una situación con el tiempo volvía y caía en otra?

De esto podemos concluir que ella no había logrado resolver una situación con su ex pareja.

Según recuerdo el señor que fue su esposo y el cual ella amaba con todo su corazón la abandonó y ella nunca fue capaz de perdonarle.

¿Puedes intuir la importancia del perdón en tu vida?

Siempre se ha dicho que el resentimiento es un veneno que uno se toma, con la esperanza de que otro se muera.

Tus emociones de rencor por alguien que te hizo daño en el pasado solo están en tu cuerpo y por consiguiente solo te afectarán a ti.

Recuerda que las emociones y recuerdos son capaces de cambiar la química de nuestro cuerpo.

A manera de observatorio, intenta de forma prudente estudiar la historia emocional de algún paciente con enfermedades terminales.

Vas a notar que la mayoría de este tipo de enfermedades tienen el factor común de la falta de perdón.

Así que te animo mediante esta información a sanar tu cuerpo dejando ir el pasado y todo el daño que te está haciendo a pesar estar todo en tu imaginación.

No perdones por beneficiar a otros sino porque esto te beneficia a ti mismo.
Comparte:

Acerca de mí

Mi foto
Ingeniero de Sistemas e Investigador del Pensamiento Humano y las emociones, y como estas influyen en las decisiones que tomamos cada segundo para tener éxito o fracaso.

Notificaciones Telegram

Telegram
Canal Ingeniero Gabriel Salazar / AUTOPODER Recupera tu Poder Interior

Para recibir el vídeo de cada lunes en tu Telegram:

Ingresa a:
t.me/autopoder1

Vídeo Bienvenida

YouTube

Copyright © Ritmo Positivo 2009 - 2021. Con tecnología de Blogger.

Ultimo Vídeo

PBA Oferta

Facebook

Suscríbete al Blog

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibe las actualizaciones del Blog AUTOPODER: Recupera tu Poder Interior.

Te será enviado un Email de confirmación para la suscripción. Si no recibes el email, por favor verifica en tu carpeta de Correo no Deseado o Spam.

Puedes darte de baja del servicio en cualquier momento que desees. Cada Email de la suscripción que te llega contiene las instrucciones para hacerlo al pie de página.




Ofrecido por FeedBurner