Retoma el control de tu vida. Estrategias efectivas para el control emocional

Mostrando las entradas con la etiqueta Feliz. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Feliz. Mostrar todas las entradas

lunes, 11 de marzo de 2019

La importancia de la tolerancia en la felicidad



La importancia de la tolerancia en la felicidad La tolerancia se define como el respeto de opiniones e ideas de las demás personas aunque no coincidan con las de uno.

Lamentablemente no solo rechazamos ideas contrarias a nuestras creencias y paradigmas sino que intentamos convencer a otros de nuestra “verdad”.

Esto es una de las cosas que genera mayor malestar en nuestras vidas pues nos lleva a conflictos innecesarios con terceras personas.

Por lo general nos quejamos que otros quieren interferir en nuestras vidas y opinar sobre esta. Pero que hay de nosotros?

Este tipo de conducta nació precisamente en nuestro entorno familiar.

Si recuerdas, nuestra educación ha sido y sigue siendo basada en la premisa recompensa – castigo.

Si en este momento un niño hace algo fuera de las normas de la casa, es castigado o en otros casos ridiculizado para corregir su camino.

Aclaro que no estoy diciendo que los niños no deben corregirse. Al contrario estoy totalmente de acuerdo que si una persona no tiene una guia a seguir, cualquier destino que tenga lo aceptará.

Como reza el dicho popular: “el que no sabe para donde va, cualquier destino le sirve”.

En cambio si el niño hace algo que va de acuerdo con las creencias generales del hogar entonces se le aplaude y se felicita o se recompensa.

Esto en realidad no esta mal. El problema es que como nunca conocimos otro método y nadie nos habló claro en que consistía, es por eso que intentamos seguir aplicándolo a nuestra vida de adultos.

Vas comprendiendo por qué nos separamos y discriminamos personas con diferentes creencias a las nuestras?

Respecto a esto, hace varios años era precisamente este tipo de situaciones las que me mantenían en constante conflicto con mis parientes y amigos.

Intentaba tener la razón y ganar discusiones. Y no sólo eso. También intentaba convencerlos de que pensaran como yo.

No existe cosa más desgastante que hacer esto, a parte de ser una forma de malgasto de energía física y mental.

Como las cosas no son para siempre, llegó el momento en que me sentí hastiado de esto.

Ya estaba cansado de vivir en conflicto con los demás así que decidí hacer un cambio en mi vida.

Me pregunté si simplemente dejara de hacer eso y me dedicara a vivir mi vida sin tener expectativas de los demás?

Al principio me sentí extraño, como si estuviera omitiendo la responsabilidad de salvar a los demás.

Y sobre todo tenía que ponerle freno a mi lengua para evitar meter mi nariz donde no me habían pedido opinión.

De hecho uno de los primeros ejercicios que comencé a hacer fue ese de evitar mis opiniones así me las hubieran pedido.

Cuando alguien lo hacia, simplemente les decía que no sabría que responderles pues su caso era diferente al mío.

No fue fácil, pues la costumbre en uno, intenta traicionarlo, pero entre más se practique este tipo de cosas, mejor las irás dominando y más discreto te irás volviendo.

De hecho hoy en día, se me hace muy fácil ignorar comentarios mal intencionados gracias a esto.

Hay personas que por ejemplo no les gusta esta información ya sea porque no les conviene o por otros motivos personales.

Sin embargo nunca intento convencerlos de mis ideas o experiencias que he pasado. Esto sólo me sirve a mi y quizás te pueda servir a ti en tu camino.

El año pasado una señora me contacto porque quería “polemizar” sobre estos temas.

La verdad cuando vi su intención de “pelear”, simplemente deje de responderle.

A veces puede uno pasar por grosero, pero por más que te desgastes en intentar convencer a otro, si esa persona tiene una idea, nadie se la sacará de su cabeza.

Fue así como comprobé la famosa frase “quieres ser feliz? O quieres tener la razón?”.

Así que te animo mediante esta información a practicar la tolerancia como forma de vida hacia las creencias de terceros.

No desgastes tu vida, ni desperdicies tu tiempo intentando convencer a otros de vivir en bienestar.

Si realmente quieres ayudar a los que te rodean mejora tu vida para que ellos inconscientemente sigan tu ejemplo.
Comparte:

lunes, 4 de marzo de 2019

Por qué fracasan nuestros sueños



Por qué fracasan nuestros sueños Según el RAE, el fracaso se define como el resultado adverso de algo que se supone debería suceder correctamente.

Hemos visto anteriormente que cuando no se conecta la acción con los planes que nos hemos trazado, es obvio que las cosas no salgan como las esperamos.

Sin embargo, qué ocurre cuando de forma insistente intentamos tomar acción pero las cosas no se nos dan o se dan a medias?

Aquí entran en juegos dos cosas. La primera es nuestro subconsciente.

La psicología explica que durante los primeros 5 a 8 años de vida, se forma la personalidad de un individuo.

Es decir que entre esas edades, todo lo que aprendió, va a influir notablemente en el comportamiento de una persona, pues esta información quedó almacenada de forma subconsciente.

Podríamos objetar y decir “pero un niño tan pequeño no puede comprender sobre los problemas que pasan en una casa”.

Como tal, el niño no lo comprende, pero su cerebro lo procesa en forma de emociones.

El infante no puede saber con exactitud por qué las personas a su alrededor gritan.

Sin embargo en su sistema nervioso se está almacenando emociones destructivas que no comprende.

Por ejemplo hace algunos meses conocí a un señor que me expresó su tristeza al ver el cielo gris, a punto de caer una fuerte lluvia.

Le pregunté si en el pasado le ocurrió algo para que tuviera esa sensación.

Él me comentó que desde que tenía uso de razón se sentía de esa forma y no sabía exactamente por qué.

Observas cómo un infante, aunque no comprenda lo que pasa a su alrededor de todas formas lo va procesando y almacenando?

Si en este punto te preguntas si dicha información se puede cambiar, estás en lo correcto.

No es una tarea fácil, pero tampoco es imposible. Solo es cuestión de tiempo, dedicación y paciencia de trabajar con uno mismo y las emociones.

La segunda cosa que afecta la consecución de nuestros sueños o deseos es la medida que tengamos de la palabra “dedicación”.

Para poder entenderlo mejor pregúntate: todo el mundo quiere tener suficiente dinero para disfrutar y celebrar la vida, correcto?

Sin embargo no todo el mundo lo consigue y la mayoría tienen que vivir una incansable lucha por la supervivencia.

Crees qué esa mayoría no insisten en lograr sus deseos?

Crees en realidad que el esfuerzo realizado les alcanza para poder llevar sus sueños a feliz término?

Esfuerzo se define como “actitud de la persona que se esfuerza física y moralmente por algo”.

Si observas cuidadosamente, qué clase de esfuerzo empleamos para conseguir lo que queremos?

En realidad el único esfuerzo es el físico, el cual incluye, buscar, investigar, preguntar, aprender, llamar, etc.

Lamentablemente no incluimos el esfuerzo moral y es por esta razón que muchas veces no cumplimos nuestros sueños o los cumplimos a medias.

Si retomamos el ejemplo del dinero, todos hacemos esfuerzo grandes por conseguirlo.

Esto incluye trabajar horas extras, capacitarnos más, conseguir un mejor empleo, abrir nuestro propio negocio, etc.

Pero qué hay de nuestra actitud moral?

Realmente nuestro corazón está deseoso de alcanzar eso que tanto soñamos?

Te has preguntado qué vas a hacer cuando esa meta se cumpla y la estés viviendo?

Serás en realidad feliz, tendrás miedo de que te hagan daño por tener mucho dinero?

La respuesta completamente honesta a estas preguntas te puede dar indicios de la clase de información subconsciente que tienes sobre un tema como el dinero.

Aquí te podrías estar dando cuenta por qué las metas se te alejan o si logras algo no es completo.

En uno de los libros sagrados de la humanidad se llegó a expresar la siguiente frase: “donde está tu tesoro, allí estarán también tu corazón”.

En otras palabras, no necesitarás esforzarte nunca por algo que deseas. Son las cosas que no deseas las que te cuestan trabajo.

Tu trabajo en realidad es tener muy claro qué es lo que realmente deseas para ti.

Así que te animo mediante esta información para que examines tus verdaderos deseos y no lo que socialmente se te ha impuesto como metas.

Ten presente que el bienestar de la humanidad sólo es posible conseguirlo si cada individuo logra cumplir sus verdaderos sueños.
Comparte:

lunes, 1 de octubre de 2018

El propósito de las relaciones y el amor



El propósito de las relaciones y el amor Desde que somos unos niños sentimos mucha curiosidad por el amor. Esto se debe a que vemos en nuestro entorno a parientes o amigos manifestando afecto mediante besos y caricias.

Cuando llegamos a la pre-adolescencia nos pica más la curiosidad, pues nuestras hormonas comienzan a hacer en esta época su trabajo.

Debido a esto, durante toda nuestra vida tendemos a confundir el amor con las emociones que sentimos.

Y es por eso que vemos personas que han “sufrido” por “culpa” del amor y viven prevenidas expresando que el amor no existe, que es malo, que los que se aman son hipócritas, etc.

Cuantas veces no escuchamos música y hacemos nuestra, la historia de dolor y sufrimiento del cantante?

Estar “enamorado” es maravilloso. Su sensación da más sabor a la vida, pero estas emociones no tienen nada que ver con el amor.

Si quieres conocer realmente la definición te invito a leer la entrada publicada en el 2012 y titulada ENTONCES, QUE ES EL AMOR?

Para hacerte un resumen, el amor es una decisión que tomamos sobre una persona. Las emociones de sentir bonito por una persona son químicos que recorren tu sangre con el único objetivo de preservar la especie.

Por ejemplo digamos que acabas de conocer a una mujer o si eres chica, imagina que acabas de conocer un hombre.

Pongo el ejemplo heterosexual porque es mi condición, pero esto no quiere decir que esté discriminando a nadie.

Comienzas a mirar su cabello, su piel, sus ojos, su figura (en el caso de los hombres miramos la forma de avispa. En el caso de las mujeres miran la espalda ancha y fuerte).

La antropología nos ha ayudado a entender que el hombre busca la forma de avista en la mujer con el objetivo de garantizar que su prole este en un cuerpo sano y seguro.

En el caso de la mujer, al mirar la fortaleza del hombre lo que busca es la protección para ella y sus crías. Que el hombre puede ser capaz de hacerse cargo de ellos y poder conservar la especie.

Cuando nuestro “instinto” determina que dicha persona es apta para procrear con ella, nuestro cuerpo comienza a generar feromonas para crear estímulos en dicha persona.

Es por eso que nos podemos sentir bastante atraídos por una persona que apenas acabamos de conocer.

Sentimos que el pecho se nos vuelve pequeño, quizás respiramos con un poco de dificultad y suspiramos.

También con el tiempo podemos llegar a sentir eso que se conoce como mariposas en el estómago.

Así pues debido a la mala información que hemos recibido confundimos esto que nos pasa a nivel biológico cuyo fin es preservar la especie con el “verdadero amor”.

Como podrás concluir, estos químicos no van a durar para siempre. E incluso posiblemente se vuelvan a generar con una nueva persona que conozcamos en el futuro.

Es por eso que muchas personas se la pasan cambiando de relación cada cierto tiempo pues se les “acabo el amor eterno” que tenían anteriormente.

La persona que es “abandonada” por otra, comienza a maldecir el amor, muchas veces diciendo que este no existe, o que cupido no le ayuda, etc.

Entonces cual debería ser el motivo correcto para iniciar una relación?

Si lo miramos desde el punto de vista biológico, el motivo correcto es la procreación.

Pero nuestro neocórtex nos ha permitido organizarnos como sociedad y ya no vivimos bajo los instintos básicos de supervivencia.

Así que el motivo correcto de las relaciones debe ser expresar mi amor y alegría interior con una persona que elijo amor.

Mientras tú no puedas sentir amor por ti mismo(a), JAMÁS vas a poder dárselo a los demás.

Y al no sentir amor, pues nadie nos enseña esto, es por eso que buscamos que otro u otra nos de amor y nos haga felices para siempre.

Imagina tu siendo ignorante de este tema, colocando tu felicidad en manos de otro u otra ignorante, que a duras penas sabe que debe trabajar para vivir y no tiene ningún propósito en la vida?

Ahora logras comprender él porque de tanto fracaso emocional en el mundo?

Quizás en este punto te estés preguntando como entonces abordar una relación realmente sana?

Bueno, a parte del principio de primero amarte a ti mismo(a), la recomendación es tomarse un verdadero tiempo antes de iniciar una relación con alguien.

Tristemente buscamos tener sexo como sea con dicha persona, pues nos seguimos basando en el físico para seleccionar pareja.

Aquí la gran diferencia entre el hombre y la mujer. Mientras la mujer busca protección para ella y sus crías, el hombre tiene que “pelear” contra el instinto de procreación y que su mujer sea apta para ello.

En otras palabras el instinto animal del hombre siempre esta buscado procrear. Así que inconscientemente sigue eligiendo no una pareja con quien expresar su amor interior sino su sexualidad.

Así que si eres hombre debes aprender a dominar tu lado oscuro y ser muy analítico si quieres estar con una persona que coincida con lo que tú esperas vivir.

No hay personas malas en una relación. Solo personas que no coinciden con lo que nosotros deseamos.

Así que el tiempo es lo que te permite conocer a tu futura pareja cómo se comporta ante la presión, como trata a los demás, como maneja sus celos, sus envidias, frustraciones, etc.

Esto te debe permitir saber si vas a ser tolerante o no a la personalidad de tu futura pareja. Pues tampoco debemos ser estrictos con la gente, ya que no existe nadie perfecto.

Lo más importante siempre en una relación debe ser la honestidad con uno mismo de primero, y luego con la pareja.

Lo segundo debe ser el dialogo, es decir el reemplazo de las peleas por el dialogo. No es necesario agredir o gritar a una persona con la cual no estamos de acuerdo.

Si alguien nos está haciendo daño simplemente nos despedimos con elegancia y seguimos nuestro nuevo camino.

Pero como poder despedirnos si “amamos” (entiéndase “dependemos”) de esa persona?

Es por eso que el motivo verdadero de una relación es expresar tu amor y felicidad interior con otros.

Cuando tú te amas, eres feliz. No necesitas que alguien te ame o te haga feliz. Eso ya lo haces tú.

Y qué ocurre si ya están es una relación “tormentosa”?

Aquí debes comenzar por el principio, amarte a ti mismo. Si tú te comienza a amar, esa persona a tu lado también lo hará.

Si estás en una tormenta, y comienzas a ocuparte de ti mismo, la tormenta se irá calmando poco a poco y si definitivamente no se puede, no es necesario pelear o gritar a otra persona. Simplemente aléjate sin rencor.

Así que te animo mediante esta información a expresar tu amor y alegría en tus relaciones y no esperar que otro y otra hagan lo que tú no quieres hacer por ti.
Comparte:

lunes, 27 de agosto de 2018

Resolviendo las diferencias con parientes o personas muy cercanas



Resolviendo las diferencias con parientes o personas muy cercanas Todos los niños pequeños tienen sus diferencias entre hermanos. Yo no fui la excepción a esta regla.

Constantemente me peleaba con mi hermano mayor, pero unos minutos más tarde nos volvíamos a encontrar jugando.

Sin embargo, cuando me encontraba estudiando el tercer año de educación básica secundaria, tenía una compañerita con la cual hablaba mucho.

Ella me contó en una oportunidad que había peleado con su hermano mayor y que hace más de siete años no se hablaba con él.

Para mí esto era casi un imposible pues aunque había llegado a tener peleas con mis hermanos, los disgustos nuestros no pasaban más de unos pocos días.

De hecho, creo que la mayor cantidad de tiempo que llegue a estar enojado con uno de mis hermanos fue aproximadamente 7 u 8 días.

Con los años descubrí que mi compañerita de colegio no ha sido la única persona que puede durar tantos años sin hablar con su hermano.

Descubrí que muchas personas, no solo conocidas, sino alrededor del mundo pueden llegar a pasar su vida, sin dirigir una sola palabra a un ser con el cual comparten el mismo origen maternal.

Ya sea unos pocos días y muchos años que nos duren la diferencias con nuestros parientes, hay un patrón común que nos ocurre a todos.

Con esto me refiero al sentimiento de vergüenza por lo que ocurrió y si hacemos un poco al lado nuestro orgullo, nos podemos dar cuenta que extrañamos a esa persona y la relación que teníamos antes de los conflictos.

Si has logrado abandonar el orgullo y has perdonado esa ofensa que te hicieron, quizás en este momento te estés preguntando, cómo podría acercarme a esa persona y reconciliarme?

Con referencia a esto, cuando me disgustaba con mi esposa intentaba ni siquiera mirarla a los ojos o dirigirle la palabra.

Pero siempre que salía de casa, me embargaba un sentimiento vergüenza y no me sentía bien por mi forma de actuar, así yo tuviera la “razón”.

Así como tú te sientes avergonzado por los eventos ocurridos que te llevaron a algún conflicto, y también deseoso de volver a sanar tu relación con esa persona, la otra parte siente exactamente igual.

Y todo esto es debido a la unidad que tenemos con todos, así nos veamos separados y así nos hayan enseñado a pensar egoístamente.

Por ejemplo pregúntate, que hay detrás de tus sueños y miedos? No es acaso encontrar la paz de tu alma? Acaso buscas estar en guerra todo el tiempo? NUNCA.

Yo pienso que más bien todos deseamos vivir en paz y en armonía con otros y nuestro entorno.

Comprendiendo esto de las emociones, es decir que tanto tú como tu “agresor” sienten los mismos deseos de reconciliar y vivir en armonía, viene una pregunta bastante importante.

Para poder plantearla debemos conocer el origen de los conflictos. Los conflictos en realidad se basan en la necesidad de tener la razón.

Por ejemplo todos creemos tener la verdad e intentamos convencer a otros de que nuestra información es la correcta y que los demás están equivocados y debemos llevarlos a la “luz”.

Es por eso que afloran los conflictos pues tu verdad solo te sirve a ti. Mi verdad solo me sirve a mí. Entonces para qué discutir quien de los dos tiene la razón si al final cada uno se ira con sus mismas ideas?

Esta es la razón por la cual se originan los conflictos, que en realidad son peleas de egos por cual es más grande y domina sobre el otro.

Así pues, la pregunta que surge de esto es quieres ser feliz o quieres tener la razón?

A partir de aquí te puede surgir una nueva pregunta y es qué pasa si intento acercarme y esa persona no quiere o me rechaza?

Esta información la llegamos a tocar en un vídeo del año pasado titulado EL PERDON COMO HERRAMIENTA DE INTEGRACION EMOCIONAL.

Como resumen yo traté mal a un gran amigo y este por lógica reacción, se enojó y se distanció. Intenté contactarlo, pero no respondió y le dejé mensajes los cuales ignoró.

Y es coherente su reacción pues yo fui un patán en la forma en que lo traté. Podríamos decir que no merezco su amistad, pero cual era mi problema? Era reconocer mi error y enmendarlo. Esa parte ya la cumplí y quedé libre. Ya el problema viene siendo siempre del que queda atado con sus emociones.

Así que te animo mediante esta información a no permitir que la duda o el miedo te hagan seguir atado a emociones destructivas como la culpa, vergüenza y dolor.

En cualquier momento e incluso este instante puedes decidir ser libre de eso y actuar de diferente forma. Siempre ten presente si quieres ser feliz o quieres tener la razón. De esto depende que vivas en bienestar o en malestar.

No esperes a que la vida se pase y que termine para al final arrepentirte de no haber actuado y perdido el tiempo con esa persona que tanto anhelas tener a tu lado. Recuerda que tu problema es vivir en paz, y los demás pueden elegir lo mismo o seguir siendo esclavos de sus emociones.
Comparte:

lunes, 12 de febrero de 2018

Qué es la disonancia cognitiva y cómo podemos usarla a nuestro favor


Qué es la disonancia cognitiva y cómo podemos usarla a nuestro favor

La disonancia cognitiva es un término utilizado en psicología el cual hace referencia a la desarmonía interna que existe entre lo que sientes y lo que percibes de la realidad y como concilias una nueva realidad para evitar el conflicto. Esta teoría fue propuesta por el doctor Leon Festinger en los años 50.

Como un ejemplo de esto podemos citar la fábula del escritor Griego llamado Esopo, titulada La zorra y las uvas donde una zorra desea un racimo de uvas y al hacer el intento de alcanzarlas, las ve demasiado altas y dice que no las quiere porque no están maduras.

En otras palabras, podemos definir la disonancia cognitiva como una forma de auto engañarnos. Por ejemplo en mi caso, este fenómeno psicológico me ocurrió cuando las personas a mi alrededor me decían varias veces no contraigas X deuda pues es bastante grande. Yo intentaba razonar que eso no me pasaría a mí, pues tenía la fluidez económica para asumirla.

Y esto no es un fenómeno exclusivo que ocurre en mí. Esto ocurre en ti y en la gente que te rodea, de forma constante y a diario. De esto podemos a simple vista aprender que la disonancia cognitiva nos llevaría al fracaso, pues en nuestra mente constantemente nos estamos diciendo las palabras “esto no me va a pasar a mí”.

Pero algo extraño que podemos concluir de esto es porque el autoengaño o disonancia cognitiva es tan real que lo damos por hecho y lo llegamos a hacer parte de nuestras creencias en tan poco tiempo? Si recuerdas el vídeo anterior que tocaba este tema, las creencias toman su tiempo en ser parte de nosotros.

Para poder dar explicación de esto quiero hacerte una pregunta y quiero que te respondas con todas honestidad  e incluso te tomes tu tiempo. Es más real ser pobre que rico? O es más real ser enfermo que ser sano? O entre ser infeliz y gozar de la vida, cual es más real? Es real estar solo o tener una pareja con quien compartir todo el amor que tienes en tu interior?

Si lo pensaste detenidamente llegarás a la conclusión que ambas son reales. Y esto depende exclusivamente de quien lo responda. Nuestro viejo amigo el doctor Albert Einstein realizó una pregunta similar a las anteriores que textualmente decía: “vivimos en un universo amigable u hostil?” La respuesta que se diera a esa pregunta determinaría la clase de persona que tú realmente eres y lo que esperas de la vida y como esta se desarrollaría para ti.

Aquí comenzamos a descubrir algo más inquietante aún y es, si la respuesta depende cada uno, que es lo que hace por ejemplo que para una persona la pobreza sea más real y para otra la riqueza sea lo real?

En realidad lo que hace que la vida sea real son las emociones sumado a nuestro sistema nervioso que almacena las sensaciones de lo que hemos vivido. Todo esto más los recuerdos que tenemos son lo que nos da nuestras creencias y al final nuestra forma de vida.

La pregunta importante aquí es, como podemos cambiar las emociones respecto a algo que no sentimos real, volverlo parte nuestro y vivenciarlo tal como la riqueza, felicidad, salud, etc? Recuerdas lo que hacemos con la disonancia cognitiva?

Bueno aquí tenemos que comenzar a jugar con nuestra mente y emociones. Uno de los cambios más significativos que podemos realizar respecto a esto es en nuestra forma de caminar o hablar. Por ejemplo, hace años cuando me encontraba en el ojo del huracán, en medio de mi crisis, me encontraba caminando por un parque. A lo lejos vi un amigo que al parecer estaba en una situación peor que la mía.

Al verlo caminar note, incluso en sus pasos, su conflicto interior, sus problemas, su desgracia y hasta su infelicidad. Todo su lenguaje no verbal delataba por la situación en la que se encontraba. Años más tarde leí una información sobre cambio personal en la cual recomendaban iniciar el cambio de actitud por el caminar.

Recordé ese evento y pensé como caminaría una persona con una gran cuenta de dinero en su banco? Me imaginé una cantidad en mi banco (cuya cuenta estaba cancelada en ese momento) y comencé a caminar más lento, erguido y tranquilo, con paz mental porque todo estaba bien.

Incluso con el tiempo comencé a cambiar mis palabras y de hecho cuando a algunos de mis colegas o amigos me daban las gracias por algún favor yo les respondía con la frase “con mucho gusto pues para eso estamos los multimillonarios”.

Hay que intentar ser lo más exactos posible pero esto no te traerá la solución económica que esperas de forma inmediata y como lo esperas. Pero lo que si hará es que la práctica constante de esto lo volverá poco a poco en tu realidad. Y no solo eso, la actitud de ganador que tendrás constantemente y las ganas de realizar tus metas y sueños que a la final es lo que determina si vas a abandonar o a conseguirlo.

Personalmente lo que hago cada noche al acostarme es usar un audio que trata sobre el bienestar. Este audio me lo obsequió hace algún tiempo el doctor Giordani. Todas las noches me quedo escuchándolo y te puedo decir que mi entusiasmo por hacer las cosas ha aumentado en gran manera. Este audio y otro material lo puedes conseguir en el sitio web del doctor Giordani en Autopoder.com

Te imaginas en el momento de dormir cuando tu lógica baja la guardia, y el subconsciente queda receptivo a recibir cualquier información, recibiendo malas noticias, o noticias de pobreza, de que te tienes que tomar algo para curarte de Y cosa, etc?

Bueno, aquí vamos comprendiendo porque la vida de unas personas es más difícil que para otras. Básicamente todo se trata de la información que has estado metiendo en tu mente. Esta información va formando creencias que al final serán tu realidad.

Así que te animo mediante esta información a que uses los recursos de tu mente a favor y de forma controlada.
Comparte:

lunes, 30 de octubre de 2017

Encontrando tu verdadero propósito en la vida


Encontrando tu verdadero propósito en la vida

Todos hemos conocido personas que disfrutan lo que hacen, mientras nosotros los observamos y con amargura deseamos vivir sus vidas. Con esto me refiero a la profesión que realizan. Y la realizan tan bien que parece que fuera algo fácil.

Respecto a esto hace algunos años me di a la tarea de realizar una investigación con algunas personas que me encontraba en el trabajo, en el trayecto hacia algún lado o en lugares donde hacia deporte.

A este gran grupo de personas cuando les pregunté porque estaban trabajando en eso que realizaban, me decían “porque no tengo dinero para dedicarme a otra cosa” o “porque pensé que eso me daría una mejor opción económica”.

Pero la pregunta más importante que les hice fue “¿eres feliz con lo que haces?”, fue respondida con un unánime “definitivamente soy infeliz en mi trabajo”. La respuesta a la siguiente pregunta “¿por qué no haces algo diferente?”, obtuvo más resultados como por ejemplo “tengo miedo”, “ya estoy muy viejo para cambiar”, “no puedo perder el tiempo y dinero invertidos anteriormente”, por mencionar algunas.

Años atrás en mi caso ocurría algo similar. No estaba contento con lo que hacía y sentía amargura porque no era lo que me esperaba de la vida. Esto hizo que no solo sintiera malestar por mi trabajo, sino por la gente con la que trabajaba. Tiempo después, cuando estaba en el último semestre de ingeniería conocí a una persona bastante inteligente, que al igual que a mí nos apasionaban dos cosas, la ingeniería de sistemas y la influencia de las emociones humanas en las decisiones que tomamos cada segundo.

Este compañero de clases vivía una vida de aparente calma y felicidad. Trabajaba pocas horas en el día y disfrutaba tanto su trabajo que se veía fácil. Debido a esto me sentí animado a contarle mi caso y expresarle como me sentía. La verdad pensé que me diría algo como ve a tal sitio y di que vas recomendado por mí que allí te espera un nuevo trabajo feliz.

Simplemente me dijo “Gabriel, ¿usted está aburrido con su situación, quiere cambiar de trabajo? Entonces tome la decisión y póngase en acción!”. Honestamente yo pensé “este man cree que mi vida es fácil. Claro como él ya la tiene resuelta es muy fácil decir eso”.

Me fui a casa triste pero pensando mucho en eso. Durante días lo pensé, hasta que finalmente lo comprendí. Realmente tenía que tomar la decisión de dejar de hacer mi trabajo y cambiar por uno que sí me gustara. Entonces me pregunté eso, “quiero cambiar?” cuando finalmente, cosa que duro varios días, decidí que ya no quería trabajar haciendo eso que “me tocaba”, entonces comencé a buscar empleo en otras partes.

Fueron pasando los días y no conseguí ningún empleo nuevo y feliz, pero en vez de desesperarme decidí esta vez hacer algo diferente y era que mientras llegaba esa nueva oportunidad el trabajo que estaba haciendo lo iba a realizar con mucho amor y dedicación.

Entonces me comencé a levantar más temprano, a hacer las tareas del día con amor y pasión como si ya estuviera en mi nuevo trabajo feliz. En otras palabras, tomé la actitud de realizar un entrenamiento para lo que sería mi nueva vida laboral.

Fue tal el impacto que en pocas semanas mis compañeros notaron el cambio y me decían en broma que ahora caminaba y podía ver los colores y escuchar los pájaros, pues sabían de mi amargura e infelicidad anterior. Y no solo fue eso, sino que las cosas mejoraron tanto que a todos nos hicieron un incremento salarial.

Algunos meses después, si llegó la nueva oportunidad, pero para ser fiel a mi decisión de irme, finalmente la tomé. Con el tiempo me di cuenta que uno vive las cosas porque no se quiere desprender de ellas, es decir prefiere seguir sufriendo y como puedes observar en las respuesta iniciales a la pregunta, “¿por qué no cambias, si eso te hace daño o no te gusta?” simplemente vamos sacando excusas como el miedo, me tocó, no hay más, etc. pero en realidad no tomamos acción porque no hemos decidido si realmente queremos cambiar.

Pero voy a hacerte muy honesto, tampoco tomamos la decisión porque constantemente metemos mala información en nuestra cabeza, o información que nos apoya poco o nada tales como noticias, chimes, entretenimiento de baja calidad, etc.

A nuestro conocidísimo amigo el doctor Albert Einstein, se le atribuye la frase: “Locura es hacer lo mismo una y otra vez esperando obtener resultados diferentes”. Si realmente deseas cambiar toma la decisión y ponte en acción, pero para tener la suficiente fuerzas de tomar la decisión cambia primero la información que ingresas a diario a tu vida. Apóyate en información diferente, así que te animo a que visites la página del doctor Giordani en Auto Poder para que comiences a cambiar tu vida hoy mismo. De lo contrario no te quejes de la vida que tienes o que no puedes cambiarla.

Tienes en tus manos el control de tu vida, pero las cosas no van a cambiar por si solas. Lamentablemente hemos sido influenciados desde niños que después de sufrir vendrá el Hada madrina con su varita a solucionarnos todos los problemas, o el angelito con traje y la maleta con el millón de dólares, o peor aún, si sufres ahora, “en la otra vida” recibirás una recompensa por dicho sufrimiento.

Así que te animo a cambiar tu información diaria para que vivas una vida de bienestar y no una vida de amargura y soledad, frustración y desilusión.
Comparte:

lunes, 10 de julio de 2017

Aprendiendo a ser feliz en las relaciones de pareja


Aprendiendo a ser feliz en las relaciones de pareja

Casi todos anhelamos vivir una experiencia maravillosa en pareja. Vemos ideales en cine o televisión sobre parejas que pueden llegar a ser felices aunque tengan conflictos, pero finalmente los solucionan para poder vivir ese amor que todos deseamos.

Sin embargo que ocurre con nosotros que ni siquiera nos acercamos a estos ideales? Y cuando creemos que lo logramos sucede algo que nos aleja de esas personas que consideramos nuestro verdadero amor. Respecto a esto, y en varias oportunidades, personas me han escrito a través de las redes sociales preguntándome por qué un hombre casado usa redes sociales e incluso celular?

Aunque nos parezca increíble e incluso ridículo, este es el común denominador en la mente y emociones de las personas cuando inician una relación. Con esto quiero decir que nos sentimos dueños de nuestra pareja al tal grado que debe desaparecer social y hasta familiarmente y solo existir para nosotros.

Donde se origina todo esto? Hace algunos años escribí en el blog una entrada titulada EL ORIGEN DE LOS CELOS, la cual te recomiendo te tomes tu tiempo y la leas. Para darte un pequeño resumen, estas emociones de posesión o propiedad son aprendidas durante la infancia, sin embargo de acuerdo a investigaciones y observaciones que realicé posteriormente, también tienen que ver mucho con el Dios materno o el que nos enseñaron en nuestro hogar.

Hasta donde comprendo, todas las religiones tienen en común la figura de un Dios celoso, que necesita adoración, no sé para qué, y castiga hasta generaciones futuras en el caso de los que lo desobedecen. Notas que hay un patrón similar de posesión similar al sentimiento que tenemos hacia nuestra pareja?

Bueno esto refuerza nuestro conocimiento de cómo deben ser nuestras relaciones. Tristemente esto ha sido causa de maltrato hacia la mujer y no menos común de maltrato hacia el hombre, solo que esto nos parece gracioso y lo damos por sentado.

Quizás en este momento te estés preguntando, entonces que hago si mi pareja mira a otras personas, comparte con ellos y siento que me está dejando a un lado? Pues creo que la respuesta es muy simple. Si no te sientes a gusto con una persona déjala! La vida es muy corta y muchas veces con obstáculos como para que pierdas el tiempo sufriendo con alguien.

Entonces cual debe ser la verdadera intención de iniciar una relación? Bueno, una relación NO existe para que te den seguridad o atención. Eso te lo debes dar tú mismo(a). Y es precisamente este el motivo por el cual reclamas a otro u otra que te sea “fiel” en pensamiento, palabra y obra.

Una relación SI existe para que compartas tu alegría interior con otros. Por eso te hago esta invitación, con el fin de que soluciones primero tu mundo interior. Sana tu conexión contigo mismo(a) y al final te darás cuenta que no necesitas de terceros para ser feliz. Y esta felicidad será tan grande que podrás compartirla con tu pareja y así vivenciar esa magia del amor que tanto buscas.
Comparte:

jueves, 23 de diciembre de 2010

Feliz Navidad

Autopoder.com

Autopoder: Recupera tu Poder Interior, te desea a ti querido lector una feliz Navidad llena de amor, abundancia material, salud perfecta y sobre todo mucha paz en tu corazón.

Que en el 2011 tu intención y voluntad se unifiquen con el anhelo de tu corazón.

Te invito a visitar el sitio web www.autopoder.com y a descargar los regalos de amor en audios, libros, conferencias y meditaciones de la sección Regalos para que comiences a cambiar tu vida desde hoy mismo.

Con mucho amor,

Ing. Gabriel Salazar
Comparte:

Acerca de mí

Mi foto
Ingeniero de Sistemas e Investigador del Pensamiento Humano y las emociones, y como estas influyen en las decisiones que tomamos cada segundo para tener éxito o fracaso.

Vídeo Bienvenida

YouTube

Copyright © Ritmo Positivo 2009 - 2019. Con tecnología de Blogger.

Ultimo Vídeo

PBA Oferta

Facebook

Suscríbete al Blog

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibe las actualizaciones del Blog AUTOPODER: Recupera tu Poder Interior.

Te será enviado un Email de confirmación para la suscripción. Si no recibes el email, por favor verifica en tu carpeta de Correo no Deseado o Spam.

Puedes darte de baja del servicio en cualquier momento que desees. Cada Email de la suscripción que te llega contiene las instrucciones para hacerlo al pie de página.




Ofrecido por FeedBurner