Retoma el control de tu vida. Estrategias efectivas para el control emocional

Mostrando las entradas con la etiqueta ventas. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta ventas. Mostrar todas las entradas

lunes, 6 de marzo de 2017

Usando tus cualidades innatas para alcanzar el éxito personal


Usando tus cualidades innatas para alcanzar el éxito personal

Cuando me encontraba en el último semestre de la Universidad un compañero me dio a conocer una información muy inquietante que hablaba sobre el control emocional aplicado a las masas. Esta información me ayudó a despertar en mi muchas preguntas y a cuestionarme cosas que venía haciendo hasta el momento.

Una de las cosas que comencé a aprender a manejar fue el consumismo en mi vida. Según esta información todos tenemos un comprador compulsivo en potencia y al comparar esta información con lo que venía haciendo, obviamente mi punto de vista sobre el consumismo fue pasando de positivo a negativo.

Sin embargo hoy en día puedo ver que por más que intentemos dejar de consumir algo, las cosas no terminan allí. Rápidamente pasamos a consumir otros artículos. Quizás no venga al caso pero esto lo comparo con las adicciones. En mi caso, en el pasado yo fui muy adicto al trabajo. Hoy en día no solo soy adicto al trabajo sino al ejercicio. Esto me ha permitido tener más equilibrio en el tiempo y así poder realizar otras actividades como visitar, compartir, jugar, hablar, etc. y no solo trabajar casi la mayor parte del tiempo.

Siempre que hablamos de consumo, de inmediato se nos viene a la mente la idea de transacciones económicas de por medio. Sin embargo en este momento tú eres consumista de esta información que te estoy entregando en este vídeo. Con esto me refiero a que por naturaleza siempre estamos consumiendo ya sea artículos, información, ideas, etc. y no necesariamente el consumo se realiza mediante un intercambio económico.

Aquí viene lo interesante y es que si nosotros estamos consumiendo, efectivamente hay alguien que nos está vendiendo. Entonces la pregunta importante es, si somos consumidores por naturaleza, también somos vendedores innatos?

La respuesta a esta pregunta es un rotundo SI. Quizás me digas, yo no vendo nada. Me da miedo, me da pena o cualquier impedimento mental que te impongas. Pero te aseguro que todos los días estás vendiendo algo. Esto incluye desde una imagen personal hacia la gente que ves en la calle, hasta tu tiempo que dedicas a realizar labores en el lugar donde trabajas.

Por ejemplo, yo trabajo como ingeniero de desarrollo para una importante empresa multinacional. Aunque no vendo artículos a mi cliente, que viene siendo esta empresa, si les vendo mi tiempo y conocimiento. Ellos son mi cliente ya que suplo unas necesidades tan importantes con “mi artículo de venta”, que ellos me pagan por esta “venta” que les realizo de mi tiempo y conocimiento.

A su vez, mi cliente que consume mis bienes y servicios, vende bienes y servicios al público en general. Comienzas a entender el asunto que todos somos consumidores y vendedores innatos de una u otra forma?

Algo que en cierta ocasión le aprendí a mi amigo y mentor Víctor Giordani es que las ventas son el mejor trabajo del mundo, ya que tú mismo puedes definir la cantidad de dinero que ganas según tus habilidades. Yo a esto, sumado a lo que te acabo de explicar, le añadiría que son el único trabajo del mundo.

Pero viene una pregunta muy importante después de conocer todo esto, y es: si soy un vendedor innato, porque le tengo miedo a las ventas? Para entender esto, debo hablarte de algo que se conoce como el Programa Mental Maestro. Este programa no es más que la receta de instrucciones que nos dice cuánto dinero tener, que pareja escoger, que clase de salud tener, etc. Es decir la guía o manual de procedimientos para vivir ya sea en bienestar o en malestar. Esta receta se forma entre los 5 a 8 primeros años de vida de cada ser humano. Así que la información que tenemos en este periodo, es vital para vivir una vida de bienestar.

Quizás me diga, y si no tuve la mejor información durante esos años? Te tengo una excelente noticia y es que los seres humanos somos programables, es decir podemos re-aprender aquello que buscamos mejorar. Y esto es posible gracias a una herramienta muy poderosa que se conoce como Programación Neurolingüística o por sus siglas PNL. Te recomiendo una mirada al tema Como aplicar la Programación Neurolingüística PNL a tus proyectos

Respecto al terror que le tenemos a las ventas normalmente le agregamos la fe hacia las palabras de otras personas. Con esto me refiero a que si alguien a tu lado intentó vender y fracasó por su miedo nos dice que eso es complicado, nosotros de fieles creyentes abandonamos nuestros esfuerzos de venta por las simples palabras de alguien que no pudo lograrlo o más bien no quiso hacerlo.

Esto me hace recordar la anécdota de una amiga que hace muchos años no se de ella. Ella y su pareja se encontraban en una situación económica muy precaria. El esposo intentaba salir a vender productos y ella con su negatividad le decía “que pena vender”, a lo cual este, a pesar de estar incluso pasando hambre, sentía temor y desistía de salir adelante.

Sin embargo conocí otra persona con la cual trabajé y jamás aceptaba un NO como respuesta. Cuando lo rechazaban, regresaba a los 2 o 3 días sonriendo y saludando. Al final, digamos al cabo de 3 o 4 visitas, finalmente la gente cedía y lo escuchaba y terminaban comprándole el producto que vendía.

Estos dos casos me hacen recordar las palabras del célebre Henry Ford, fundador de la Ford Motors Company: “Si crees que puedes, tienes razón. Si crees que no puedes, también tienes razón.” Con cuál de estas dos situaciones prefieres vivir de ahora en adelante en tu vida? Espero que esta información te ayude a replantear tu punto de vista sobre el tema de las ventas y dejes de rechazar algo que haces todos los días. Conviértete en la persona que deseas ser a través de las cualidades innatas que todos tenemos.
Comparte:

lunes, 9 de enero de 2017

Caminando por el sendero del éxito personal



Caminando por el sendero del éxito personal
Hace algunos años, cuando regresaba de almorzar, camino a la oficina en la cual trabajaba se me ocurrió la genial idea de pedirle a Dios/Vida/Universo, como prefieras llamarle, que necesitaba un cambio en mi vida. Pero que fuera directamente el gran Poder del Universo quien me guiara a este cambio de bienestar.

Como era de esperarse este cambio no se vino a dar sino muchos años después de lo que yo esperaba y de ninguna manera de la forma en que me imaginaba. Casi siempre en nuestras peticiones y deseos hacia Dios, nos imaginamos que nos enviará un angelito con un traje impecable y una maleta con 1 millón de dólares a solucionar nuestra vida. Lamentablemente y hasta ahora no he visto cumplir los deseos de nadie al pie de la letra. Con esto me refiero al camino que hay que recorrer para llegar a esa meta que finalmente alcanzamos.

Estos caminos de cambio que pedimos muchas veces vienen con dolor, como fue mi caso. Te soy muy sincero, si yo hubiera sabido lo que tenía que pasar por esa petición, tal vez jamás me hubiera atrevido a hacer esa afirmación. Bueno, eso lo pienso ahora que soy fanático del bienestar, pero en aquella época quizás no me importó pues era fanático del malestar como la mayoría de seres humanos.

Sin embargo con el tiempo, creo que hay dos cosas que uno debe pedir ante todo a Dios/Vida/Universo, como prefieras llamarle. Estas dos cosas son SABIDURIA y FELICIDAD. Yo creo que cualquier meta que tengamos en nuestra vida, lo único que persigue es eso, la Felicidad. Pregúntate por un momento si eso que tanto deseas alcanzar no te llevará a esa parte Feliz.

Teniendo esto claro, es importante que la Sabiduría nos acompañe siempre, pues durante el camino que nos conduce al éxito, siempre vamos a tomar elecciones, cada segundo. Si no tenemos sabiduría pues nos vamos a provocar mucho dolor como fue mi caso. Parte de mi sufrimiento se basó en la carencia de dicha Sabiduría. Recuerda que la gran mayoría estamos formados para alcanzar nuestros logros a base de sufrimiento.

La consigna es “sufrir para merecer”. Esta fue nuestra enseñanza básica. Respecto a esto, hace un par de día me enteré sobre un joven humilde que rechazó la ayuda y beneficios que le ofreció un hombre muy adinerado.

Viendo la entrevista de este joven (intentando comprender el rechazo a dicha ayuda, pues le ofrecían una beca para estudiar y una oferta de empleo, debido al parecer por que el joven tiene muy buena habilidades para el área comercial), me quedé pasmado con su argumento cuando le preguntaron por qué rechazo tan generosa oferta millonaria?

El joven afirmaba que él deseaba salir adelante por sus propios medios. Que uno tenía que escalar y llegar a la cima, así le cueste lo que le cueste, pero que al final uno diga, me siento orgulloso de lo que logré por mis propios medios.

El joven en realidad es muy tenaz, y perdón por la expresión pero tiene “pelotas”. Y de seguro en un futuro con esa tenacidad va a lograr lo que se propone. Sin embargo observa lo que hay detrás de su pensamiento, SUFRIR PARA MERECER.

A esto es lo que me refiero con tener Sabiduría. Muchas veces pedimos soluciones a la vida y al llegarnos, nosotros mismos nos encargamos de espantarlas con nuestras elecciones. Muchas veces debido a nuestra falta de Sabiduría hacemos el camino más largo y tormentoso de lo que debería ser. Esto en realidad fue similar a lo que me ocurrió en el pasado. Soluciones llegando y yo espantando.

Otro caso similar lo conocí de primera mano de una persona allegada, la cual siempre rechaza ofertas y regalos por considerarlos costosos. Esta persona lamentablemente no recibió una educación óptima. Más bien su educación se basó en insultos y golpes, lo cual fue creando desde su infancia una actitud de sufrir hasta lo último hasta que venga “el angelito trajeado” con la maleta y el dinero a solucionar sus problemas.

Es por eso que te animo a que estos sean los dos pilares de tus deseos: Sabiduría y Felicidad. Recuerda que lamentablemente nuestra educación ha sido basada en el miedo. De hecho, si observas los medios de comunicación oficiales de cada país constantemente están transmitiendo esta emoción. A todo este miedo súmale la depresión y la desesperación por intentar cambiar las cosas. Es lógico que uno se bloquee y la “embarre”.

Espero que esta entrada te ayude a pensar muy bien tus deseos y peticiones a la Vida. Si ya estas a mitad de camino, intenta calmarte y pedir Sabiduría para salir adelante. Te aseguro que ese mismo poder que nos puso aquí está tan interesado en que salgas adelante y seas muy feliz. Así que pide con confianza que siempre serás escuchado(a) y siempre tendrás las respuestas a lo que deseas.
Comparte:

sábado, 2 de noviembre de 2013

Aprovechando tu talento para crecer

ingeniero
Hace aproximadamente de 4 a 5 años, me encontraba desarrollando aplicaciones para una empresa en la cual había ingresado recientemente. A los meses nos dieron la noticia que cambiaríamos de oficina y pues se vino el trasteo de todas nuestras cosas a la nueva localidad.

Cuando ingresamos al nuevo espacio, pudimos observar unas tablas que quizás hicieron parte de una mesa grande, pero estás tablas ya se encontraban mohosas, deterioradas y se notaba que habían sido el alimento de polillas durante largo tiempo.

Decidimos entre todos bajar estas tablas y deshacernos de ellas, dejándolas en el exterior con la esperanza de que alguna persona de las que reciclan basura o alguien que las necesitara se las pudiera llevar.

tablas
Para sorpresa nuestra, pasaron 2 semanas y las tablas seguían al pie de la puerta principal en plena calle a disposición de que alguien se las llevara y les diera alguna utilidad aunque fuera para alimentar el fuego y nada. Ni siquiera el vehículo que se lleva cada 2 días en la semana la basura de los vecinos que colocan en las calles, se atrevió a hacerse cargo de estos elementos. Pasó una semana más y nada. En la cuarta semana finalmente estás tablas desaparecieron.

Pasó el tiempo, y al frente de la oficina tenían una cafetería en la cual yo desayunaba todos los días. Con el tiempo me fui haciendo amigo del dueño, el cual me contó una interesante historia sobre el final de las famosas tablas que casi no desaparecen de nuestra vista.

Resulta que el dueño de la cafetería al tener de frente dichas tablas, comentó con una vecina que también desayunaba a diario en la cafetería, que los nuevos vecinos estaban encartados con dicho tema y que al parecer no se podrían deshacer tan fácil de ellas.

vendedoraLa señora le hizo una apuesta al dueño de la cafetería que ella vendería esas tablas en menos de un mes. Cerraron el trato y la señora se puso en marcha. Su plan era que cada persona que pasara por dicho sector le ofrecería para la venta, las “fabulosas” tablas.

Yo creo recordar una voz fuera de la oficina muy lejos en el fondo, diciendo siempre “vea vecino(a), le vendo esas tablas”, y efectivamente el dueño de la cafetería me dijo que durante 2 semanas la señora se dedicó a ofrecerlas y que la voz era la de ella.

Me contaba que mucha gente pasaba y ni siquiera la miraban pero ella seguía con su plan paciente de 1 mes para vender el material. Hasta que un día pasaba una pareja tomados de la mano y caminando por el sector, cuando la señora le dijo “señor! Mire le vendo estás tablas”. El señor sonrió y siguió caminando, pero en la esquina se devolvió y le dijo mire, se las compro pero solo tengo 30 mil pesos (aproximadamente 15 dólares). Y allí fue cuando las dejamos de ver.

ventas
¡¡ WOW – WOW – WOW !! “Un momento…” dije yo, “¿finalmente la señora las vendió?” a lo que el dueño de la cafetería me dijo que sí. ¡No lo podía creer! Unas tablas viejas, podridas y feas que solo servían de alimento para polillas fueron negociadas ¿y a tan alto precio?

Varios días estuve analizando esto porque la verdad me impactó demasiado. Y me di cuenta de la propuesta que le hace el señor “…se las compro pero SOLO tengo 30 mil…”, es decir para él eso era muy poco y mentalmente les daba un valor mayor.

Otra conclusión que pude sacar fue que no importa lo que alguien pueda tener. SIEMPRE otra persona lo va a necesitar. Este evento cambió mucho mi punto de vista del servicio que yo haría de allí en adelante por el resto de mi vida. Me hizo concientizar que lo que yo haga vale y mucho y que alguien lo necesita. Y sobre todo que tengo la gran responsabilidad de hacerlo con la mayor calidad para que la otra persona lo disfrute.

Mira, a veces, pensamos que lo que hacemos o tenemos no sirve o no vale. Es por esta razón que pasamos años en trabajos que no estamos a gusto y que no hacemos para satisfacción de los demás, sino solo por cumplir y lo peor que aceptamos esto por un salario que no nos sirve sino pera medio comer y medio vivir.

ventas semaforo
Por ejemplo en mi país es muy común durante la espera del cambio de la luz roja a luz verde en los semáforos, ver personas vendiendo goma de mascar u otros dulces. Casi ninguno vende o tiene la actitud de vender su producto, sino que se acercan a la ventanilla de tu auto a decirte “¿por favor me colabora?”. En una ocasión no aguante las ganas y le dije a una de estas personas, “señor, con todo respeto, ¿usted está vendiendo o está mendigando?” él me respondió “pues vendiendo” y le dije que si me aceptaba un consejo, a lo cual respondió que sí, y le dije que él debía ser consciente de que estaba prestando un servicio. Que la gente se beneficiaría con su servicio y que él antes le estaba haciendo un favor de llevar su producto a la comodidad de la localización del cliente.

Vender con una actitud así es muy diferente a vender rogando que te compren. Yo espero que esta persona mis palabras le hayan cambiado la vida porque nunca más la volví a ver. Pero a diario este es el martirio que viven muchas personas en sus trabajos. No hacen consciencia de la importancia de la labor que desarrollan y de cómo esto afectará no solo la vida de los que usan su producto, sino que esto también determinará si siguen por el mismo camino o por el contrario la vida les sigue abriendo nuevas puertas hacia el éxito.


Yo te pregunto, ¿tienes un talento y piensas que nadie te lo comprará o lo usará? Recuerda las viejas tablas que todos dábamos por basura. Para alguien eran útiles. Solo la paciencia y fe en el propósito de tus actividades es lo que te llevará por el camino que sí deseas andar. Sólo de ti depende que la vida cambie y sea más bondadosa contigo. Esto no depende de papá o mamá Gobierno, ni de tus parientes o amigos. Tu éxito solo depende de ti. Es tu vida y tu talento. No lo abandones y por el contrario coséchalo porque alguien más estará encantando de utilizar tu producción.
Comparte:

Vídeo Bienvenida

YouTube

Copyright © Ritmo Positivo 2009 - 2018. Con tecnología de Blogger.

Acerca de mí

Mi foto

Ingeniero de Sistemas e Investigador del Pensamiento Humano y las emociones, y como estas influyen en las decisiones que tomamos cada segundo para tener éxito o fracaso.

Ultimo Vídeo

PBA Oferta

Facebook

Suscríbete al Blog

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibe las actualizaciones del Blog AUTOPODER: Recupera tu Poder Interior.

Te será enviado un Email de confirmación para la suscripción. Si no recibes el email, por favor verifica en tu carpeta de Correo no Deseado o Spam.

Puedes darte de baja del servicio en cualquier momento que desees. Cada Email de la suscripción que te llega contiene las instrucciones para hacerlo al pie de página.




Ofrecido por FeedBurner