Retoma el control de tu vida. Estrategias efectivas para el control emocional

Mostrando las entradas con la etiqueta importancia. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta importancia. Mostrar todas las entradas

lunes, 16 de marzo de 2020

La importancia de ayudar a los demás



La importancia de ayudar a los demás Siempre que estudiamos o leemos sobre biografías de personas famosas, ya sean músicos, actores, deportistas, políticos y demás, nos encontramos que han tenido una vida de sufrimiento en sus inicios.

Por lo general estas personas caminaron por el “valle” de las sombras antes de ver la luz.

Algunos durmieron en la calle con hambre y frío, otros no solo vivieron ese tipo de cosas sino también la oposición de personas que los rodeaban, etc.

Cuando analizamos esto, nos admiramos con estos personajes pues la verdad, los que hemos pasado por momentos oscuros, nos damos cuenta que eso no es tan divertido.

Y que tampoco encontramos las fuerzas o estrategias para salir adelante.

Definitivamente podemos decir que la conclusión general de esto es que fueron personas de valor y ganas de triunfar a pesar de los obstáculos.

Les atribuimos poderes sobrenaturales y quisiéramos ser como ellos.

Sin embargo, ninguno de ellos triunfó por sí solo.

¿Cuántas veces no tuvo que llegar un vecino o conocido a llevarles un plato de comida para pasar el día?

Recientemente vi una biografía de un actor famoso que cuando llegó a un nuevo país buscando suerte durmió en la calle pues solo contaba con 20 dólares.

En el sitio donde llegó de inmediato se dieron cuenta que estaba pasando por un mal momento.

Esa misma noche llegaron sus “nuevos” amigos a aprovisionarlo de cosas básicas para su aseo, alimento y entretenimiento.

Esta misma persona decía que él había triunfado gracias a la ayuda de terceros.

Nadie en este planeta puede surgir por si solo. Siempre necesitamos de alguien que nos de un consejo, alimento, y hasta conectarnos con otras personas para logras lo que deseamos.

Por ejemplo, en mi caso personas cercanas a mi me ayudaron en los momentos en que no tenía ni siquiera para comer.

A veces sin siquiera pedirles me ofrecían dinero para comprar alimentos.

En otras oportunidades con vergüenza me tocó pedir ayuda, pero del sitio donde estaba no salí nunca solo.

Siempre alguien me ayudo, me tendió la mano y me apoyó de miles de formas.

Muchas personas las he escuchado decir que estos son “ángeles” de Dios que él envía para auxiliarte cuando más lo necesitas.

El hecho más importante es que si tu no tienes esos problemas decidas convertirte en un “ángel” enviado por Dios para auxiliar a otros que lo necesitan.

Esto no solo es una manera de agradecer a la Vida todo lo que hace por ti. Quizás mañana te toque el turno que otros desafortunados están viviendo.

Esto también es una manera de retribuir todo lo que otros hacen por ti cada día.

Aunque te sientas muy seguro de tus capacidades, recuerda que solo no puedes lograr lo que te propones.

Las personas son el recurso más importante que tenemos para avanzar.

Pero atención, no te estoy diciendo que te aproveches de ellos. La idea de avanzar es mutua.

Así que te animo mediante esta información a ser agradecido mediante la ayuda que puedas prestar a los demás cualquiera que esta sea.

No te alcanzas a imaginar todo lo que una pequeña acción puede cambiar la vida de una persona.

La Vida no se deja regalar nada y siempre obtendrás de regreso todo aquello que has hecho, ya sea positivo o negativo.
Comparte:

lunes, 9 de marzo de 2020

La importancia de la autoconfianza



La importancia de la autoconfianza Estoy seguro que todos hemos experimentado la crítica de alguien sobre algo que opinemos o hagamos.

Esto muchas veces puede tener las intenciones de corregirnos, pero también en muchas ocasiones puede tener su intención de menospreciarte.

Por lo general cuando una persona intenta hacer esto contigo es porque te ve, de cierta forma, como una amenaza.

Y siendo totalmente honestos, estas cosas nos pueden afectar a tal grado que dudamos de nosotros y dejamos incluso de perseguir nuestros sueños.

Personalmente durante toda mi vida he visto como personas entre parientes, compañeros de estudio, compañeros de trabajo y otros han querido que yo desista de cumplir con mis objetivos.

Incluso un par de usuario lectores de este blog me sugirieron en alguna ocasión que desistiera de publicar estos temas pues no era correcta la información.

El argumento era que yo era ingeniero y no psicólogo.

Tristemente estas personas o no saben o tal vez pasan por alto que todo esto lo vengo investigando desde el año 2006.

La sabiduría o la exactitud en los datos no proviene de que alguien tenga una profesión o haya estudiado algo.

La información se adquiere con el estudio, experiencia y dedicación, tal como mencioné en el pasado un amigo Chef que era experto en computación sin haber estudiado ingeniería.

El hecho es que a algunas pocas personas en el mundo les molesta que otro pueda hacer lo que ellos no han sido capaces.

Respecto a esto, cuando nació mi hija, tuvo un inconveniente con un fenómeno conocido como la ictericia.

En General, la mayoría de bebés tienen ictericia leve, pero hay que prestar mucha atención pues si la bilirrubina sube demasiado puede ser peligroso para la vida del infante.

Cuando es leve como le sucedió a mi hija el asunto puede ser solucionado con unos momentos al sol cada mañana y también consumiendo tallos de Ruibarbo.

Sin embargo, cuando la llevamos al control como recién nacida, la médico encargada sugirió dejarla bajo observación en una institución especial para bebitos.

Mi esposa y yo nos fuimos muy triste para nuestra casa, pues te imaginas uno estrenando bebé y que ¿no lo pueda ver?

En la tarde regresamos a verla y la niña estaba tan bien que otra médico que estaba allí nos preguntó ¿por qué la niña estaba allí si no tenía ningún problema?

Después de eso partimos para la casa y me di a la tarea de investigar todo el tema sobre la ictericia.

Al otro día ya se encontraba un médico de turno. Había varios bebés y los observó argumentando que tenía que pasar un día más allí.

De inmediato me levanté y le dije “perdóneme, pero su colega que estaba de turno ayer no dice lo mismo que usted”.

Ante esto me preguntó ¿y quién es esa colega? En tono irónico.

Yo le respondí casi de la misma forma “no sé, yo no trabajo aquí. No conozco sus compañeros”.

Le preguntó a la enfermera en jefe quien era esa colega y discutieron un rato.

Luego me hizo la clásica pregunta para sacarme de camino: “¿Disculpe, usted es médico?”.

Le respondí: “No señor, no soy médico. Soy ingeniero, pero mi formación profesional me permite conocer esta y cualquier profesión o actividad a fondo y sé perfectamente cual es el procedimiento que ustedes están haciendo aquí”.

Ante esto la enfermera me dijo que había que llamar a alguien de protección infantil, y le respondí, llame a quien quiera señora, pero ya comprendo cual es el “negocio” que ustedes están haciendo aquí.

El médico nuevamente intentó decir que los bebés se veían bien pero que por dentro podían tener algo malo.

El intentaba tener contacto visual con mi esposa con el fin de que ella sintiera miedo y se pusiera en contra mía.

Le respondí: “perdóneme, pero usted ve a mi esposa sana. Yo soy un hombre sano. ¿Cómo entonces afirma que la bebé tiene algo malo?”.

Ante esto el médico dijo está bien, le doy la autorización para salir.

Cuando la niña ingresó, me preguntaron mi estrato socio económico y a cuanto llegaban mis ingresos.

La señora que me pidió esa información me dijo que iban a ser unos 4 a 5 días que la bebé estuviera en “observación”.

Multiplicando esos días por el valor que debía pagar el seguro médico y el copago que yo debería hacer era bastante dinero por ese tiempo.

Así pues, tenían un negocio bien organizadito basándose en el miedo y la ignorancia de las personas.

Al final mientras esperaba la salida de mi hija, escuche al médico y la enfermera jefe discutir acaloradamente afirmando que esa situación los podría comprometer.

Como puedes ver mucha gente intenta trabajar tu mente disminuyendo tus capacidades.

No permitas que terceras personas te impida creer que puedes conseguir y lograr las cosas.

Así que te animo mediante esta información a creer más en tus capacidades y a confiar en ti mismo.
Comparte:

lunes, 16 de septiembre de 2019

La importancia de las buenas acciones



La importancia de las buenas acciones Muchos hemos escuchado decir a nuestros abuelos, e incluso a nuestros padres que los tiempos pasados fueron mejores que los actuales.

Por ejemplo, he escuchado que los vecinos tenían por costumbre compartir su alimento con los vecinos.

Incluso siendo niño, recuerdo que, si un vecino nos llevaba un plato tradicional navideño, la costumbre de mi madre era regresarlo con otro alimento como muestra de agradecimiento.

Honestamente hoy en día no se ve ese tipo de cosas, al menos en mi localidad.

Y si esto se ve, es solamente con personas del mismo núcleo parental.

Parece ser que el tema de actuar bien o hacer favores sin esperar nada a cambio se perdió con el paso de los años.

Si tú eres joven, tal vez lo mencionado anteriormente sobre compartir alimentos entre vecinos te suene extraño o hasta utópico.

Más bien si alguien pide ayuda en la calle pasamos de largo ignorándolo.

¿Y cómo ayudar a alguien extraño si en muchas ocasiones se ha usado este tipo de cosas para asaltarnos?

¿Conociendo todo esto, vale la pena actuar bajo estas condiciones siempre de manera correcta?

Hace algunos años conocí un personaje muy influyente en mi vida.

Esta persona era el padre de una de mis grandes amigas.

Este hombre durante el tiempo que lo conocí e interactué con él, siempre fue una persona íntegra.

En lo que a mí respecta, puedo certificar que jamás lo vi engañando a nadie o mintiendo para sacar ventaja de alguna situación.

Siempre le escuchaba decir la frase “favor con favor se paga”.

Puedo decir de este personaje que siempre ha tenido una vida llena de abundancia por su actuar.

Respecto a esto, hace años trabaje con un señor muy adinerado.

Al preguntarle si su fortuna provenía de sus padres o la había alcanzado por mérito propio, me respondió que lo hizo por su esfuerzo.

Pero me dio un consejo que ha sido uno de los regalos que más he atesorado en mi vida.

Él decía que el origen de la fortuna no era lo importante, sino que entre más justo uno fuera con la Vida, esta también sería igual de justa con uno.

Podemos resumir esto en lo que se conoce como la ley del Karma o como yo le llamo cariñosamente “la tercera ley de Newton” o famoso principio de acción y reacción.

La mayoría de nosotros conocemos en teoría que todo lo que hagamos, tarde o temprano obtiene consecuencias ya sean buenas o malas.

Por ejemplo, en mi caso, cuando era bastante joven me encontraba haciendo ejercicio en un gimnasio.

De repente un amigo me llamó asustado que subiera a la tercera planta porque una mujer joven estaba a punto de caer inconsciente.

Mi amigo solicitó mi ayuda porque un par de años atrás vio como asistí a una persona que se había desmayado por hacer ejercicio sin desayunar y en inicio de embarazo.

Cuando subí a ver la mujer joven, estaba casi a punto de caer y le pedí que abrazara mi cuello.

Cuando lo hizo, de inmediato perdió el conocimiento y la acosté. Pedí que me pasarán alcohol y subí sus pies en un banco para que la sangre fluyera hacia su cabeza.

Yo me quedé con ella hasta que se recompuso y finalmente me miró con una sonrisa como si le hubiera salvado la vida.

Después de ese evento pasaron varios meses y mi señora madre comenzó a quejarse de un dolor abdominal.

Era tan intenso que con mi señor padre la tuvimos que llevar por urgencias al médico.

Cuando llegamos había tantas personas en situaciones de urgencias que tocaba hacer una larga fila para que mi madre fuera atendida.

Yo al verla quejándose me desesperé y me levanté de mi asiendo, a lo cual vi en la recepción a la chica que meses atrás había asistido en el gimnasio.

Ella me preguntó qué estaba haciendo allí y le dije que mi madre estaba con mucho dolor abdominal.

Hasta ese día me di cuenta que era una persona bastante importante en la clínica y de inmediato hizo atender a mi madre de forma prioritaria.

Como puedes ver un simple acto de bondad, realizado en el pasado, afecta los resultados de nuestro futuro.

Así que quiero invitarte a través de esta información que desde este día comiences a sembrar cosas buenas para tu futuro.

No te alcanzas a imaginar que el bien que hoy haces por otros, mañana alguien lo hará por ti.
Comparte:

lunes, 12 de agosto de 2019

La importancia de cuidar las palabras



La importancia de cuidar las palabras Todos los seres humanos tenemos la necesidad de ayudar y proteger a nuestros seres queridos.

Incluso esta empatía la podemos ejercer sobre personas ajenas a nuestro núcleo parental.

Como por ejemplo compañeros de trabajo, de estudio, vecinos y amigos que frecuentamos con regularidad.

Pero por más que nos esforcemos y por muy buenas intenciones que tengamos es inevitable tener conflictos con aquellos que intentamos ayudar.

En realidad, existe un dicho popular que resume esta situación en una simple frase:

“Todo el que se mete de redentor, sale crucificado”.

Si has seguido este blog por un buen tiempo, notarás que como consejo siempre recomiendo NO opinar sobre temas que no tienen que ver contigo.

En otras palabras, en vez de buscar solucionar la vida de los demás, es mejor ocuparse en solucionar nuestros propios asuntos.

Y no se trata de ser indiferente ante los problemas de nuestros seres amados.

Si realmente quieres buscar el bienestar de los que te rodean, ordena tu vida y se un ejemplo para ellos.

Automáticamente y de forma inconsciente les estarás dando permisos para que ellos te sigan y hagan lo mismo.

Y esto será posible sin decirles absolutamente nada o sugerirles siquiera algo a realizar.

Tristemente por más que quieras ayudar a tus seres amados no vas a poder pensar y elegir por ellos, lo que les conviene.

Y esto ocurre no porque ellos sean obstinados o que quieran llevarte la contraria.

Simplemente aquí interviene el sistema de creencias que ellos han adquirido con los años.

Para poder entenderlo mejor, imagina que una persona por ejemplo cree en unicornios (o algo difícil de demostrar), pero tú nada que ver con esta creencia.

Por más que dicha persona no tenga pruebas, pero tenga la creencia en ellos, vas a entrar en conflicto con esta.

Y si por ejemplo esa persona te pregunta “¿qué te dice tu corazón sobre si existen o no los unicornios?”

Así tú le digas que no crees, ella, por su sistema de creencias va a entender que tú también crees pues eso es lo que ella anhela escuchar.

Está necesitada de apoyo por sus creencias y por eso se “pega” de cualquiera de tus palabras para reafirmar su creencia en unicornios.

Respecto a esto, hace algún tiempo, una amiga mía me consultó un tema financiero.

La inquietud que ella tenía era, si estaba bien algo que estaba pensando realizar.

Yo le expliqué que no era experto en el tema, pero que, si quería ir a lo seguro, debía consultar con oficinas que tiene nuestro gobierno para dichos propósitos.

También le di mi opinión de acuerdo a la poca información que tenía sobre el tema de su interés y le mostré los inconvenientes que le podía ocasionar lo que tenía en mente hacer.

A la final hizo lo que ella estaba pensando realizar desde un principio.

Como puedes ver, ya había decidido que hacer. Simplemente estaba buscando reafirmar su convicción sobre el tema.

A la final sus decisiones la llevaron a generar malestar innecesario en su vida, cuando lo único que tenia que hacer era consultarlo con gente especializada en eso.

Es por eso que cuando intentes dar un consejo cuida mucho tus palabras.

Debido a su sistema de creencias tu vas a decir A y las personas estarán seguras que dijiste B.

Así pues, definitivamente tu mejor consejo hacia las personas que te interesan es tu propio ejemplo de vida.

Si das un consejo y la persona se equivoca siempre serás el malo de la película.

Así que te animo mediante esta información a seleccionar cuidadosamente tus palabras en tu comunicación.

Recuerda que las personas muchas veces no quieren escuchar tu consejo y lo que opinas, sino que están buscando reafirmar sus creencias.
Comparte:

lunes, 22 de abril de 2019

La importancia de invertir en sí mismo



La importancia de invertir en sí mismo Es un hecho que todos los seres humanos deseamos crecer en todos los aspectos de nuestra vida.

Es decir, buscamos mejores alimentos, más dinero, mejorar la salud y muchas cosas más.

Hay personas que por voluntad propia rechazan incrementar sus vidas, pero a nivel general todos buscamos expandirnos y ser mejores cada día.

Normalmente esperamos que estás cosas o nos caigan del cielo o que lleguen mediante la ley del mínimo esfuerzo.

Esto se puede ver claramente cuando realizamos nuestro trabajo, de mala gana y hasta obligados.

La pregunta que la mayoría nos hacemos respecto a esto, es cómo mejorar nuestra vida a partir de lo que hago actualmente?

Eh aquí donde entra la importancia de invertir en uno mismo.

Cuando pensamos en la palabra invertir, siempre nos viene a la mente el uso de dinero que de inmediato pensamos que no tenemos.

Pensar de esta forma hace que nos “paralicemos” y sigamos por nuestro camino diario sin hacer absolutamente nada por cambiarlo, salvo el quejarnos.

Quizás tengamos un título universitario, de educación básica secundaría o alguna especialización y con eso pensamos que no debemos preocuparnos pues ya sabemos todo.

Lamentablemente el mundo va cambiando a pasos agigantados y nos va dejando atrás si constantemente no nos actualizamos.

Invertir en uno mismo no necesariamente hace referencia a la educación académica.

Que hay de nuestras emociones y creencias?

Te has preguntado hace cuanto tiempo tienes las misma clase de emociones y que siempre te alegras de lo mismo o te enojas por el mismo motivo?

Crees que eso no es estar estancado en la vida?

Así como son tus pensamientos y creencias, así mismo es tu vida, pues lo externo es un reflejo de tu interior.

Para poner un ejemplo más claro, imagínate que hoy en día, aun caemos en “ofertas” que benefician nuestra economía.

Muchos podemos burlarnos de gente que paga 3 veces o más por un producto que esta en “descuento especial”.

Sin embargo sabías que la mayoría caen en estos pequeños trucos de forma inocente? O de lo contrario no existirían este tipo de situaciones.

Te has llegado a preguntar en que cosas te pueden estar haciendo lo mismo, sin siquiera darte cuenta?

Es por eso que la actualización constante de nuestra información es de vital importancia en el camino al éxito.

Creo que una de las mejores formas de inversión que puedes hacer en ti mismo es la lectura.

Los libros nos dan cierta ventaja sobre el resto que no le gusta la lectura.

Hace muchos años un gran amigo me comentó que había comprado un libro.

Este hacía referencia sobre las inversiones de capital según las tendencias de la información.

Mi amigo, basándose en esto adquirió una moneda extranjera y al tiempo la vendió ganando más de 10 veces la inversión inicial.

Debemos aclarar que todos los libros no son necesariamente para nosotros. Todo depende de lo que estemos buscando mejorar en nuestra vida.

Digamos que hay personas que ya tienen solucionado su parte económica pero necesitan una mejora en su salud.

Obviamente un libro que hable de inversiones financieras le va a servir muy poco. Así pues debes buscar lecturas que te den información adicional sobre lo que sabes del tema de tu interés.

Con mayor información puedes aprender a tomar mejores decisiones.

Te aseguro que si pudieras hablar por ejemplo con los grandes dueños de capitales, te dirían que algo más valioso que su dinero es la información adicional que pueden adquirir.

Sin embargo la inversión más importante que puedes hacer es en tus emociones.

Recuerda que tomamos decisiones y hacemos las cosas que hacemos basados en nuestras emociones.

Si tus emociones hacen lo que les da la gana, pues tu vida se saldrá de tus manos.

Invertir en tus emociones es por ejemplo algo tan simple como meditar o escuchar un audio sobre estás, etc.

Así que te animo mediante esta información a buscar la excelencia mediante la adquisición de datos que no conocías.

Estos te pueden dar ideas nuevas que te pueden llevar a ese éxito que tanto estás buscando.

Aprende a invertir tiempo en ti mismo con cosas que valgan realmente la pena, pues el tiempo es el recurso más importante que tenemos ya que nada te lo puede regresar.
Comparte:

lunes, 11 de marzo de 2019

La importancia de la tolerancia en la felicidad



La importancia de la tolerancia en la felicidad La tolerancia se define como el respeto de opiniones e ideas de las demás personas aunque no coincidan con las de uno.

Lamentablemente no solo rechazamos ideas contrarias a nuestras creencias y paradigmas sino que intentamos convencer a otros de nuestra “verdad”.

Esto es una de las cosas que genera mayor malestar en nuestras vidas pues nos lleva a conflictos innecesarios con terceras personas.

Por lo general nos quejamos que otros quieren interferir en nuestras vidas y opinar sobre esta. Pero que hay de nosotros?

Este tipo de conducta nació precisamente en nuestro entorno familiar.

Si recuerdas, nuestra educación ha sido y sigue siendo basada en la premisa recompensa – castigo.

Si en este momento un niño hace algo fuera de las normas de la casa, es castigado o en otros casos ridiculizado para corregir su camino.

Aclaro que no estoy diciendo que los niños no deben corregirse. Al contrario estoy totalmente de acuerdo que si una persona no tiene una guia a seguir, cualquier destino que tenga lo aceptará.

Como reza el dicho popular: “el que no sabe para donde va, cualquier destino le sirve”.

En cambio si el niño hace algo que va de acuerdo con las creencias generales del hogar entonces se le aplaude y se felicita o se recompensa.

Esto en realidad no esta mal. El problema es que como nunca conocimos otro método y nadie nos habló claro en que consistía, es por eso que intentamos seguir aplicándolo a nuestra vida de adultos.

Vas comprendiendo por qué nos separamos y discriminamos personas con diferentes creencias a las nuestras?

Respecto a esto, hace varios años era precisamente este tipo de situaciones las que me mantenían en constante conflicto con mis parientes y amigos.

Intentaba tener la razón y ganar discusiones. Y no sólo eso. También intentaba convencerlos de que pensaran como yo.

No existe cosa más desgastante que hacer esto, a parte de ser una forma de malgasto de energía física y mental.

Como las cosas no son para siempre, llegó el momento en que me sentí hastiado de esto.

Ya estaba cansado de vivir en conflicto con los demás así que decidí hacer un cambio en mi vida.

Me pregunté si simplemente dejara de hacer eso y me dedicara a vivir mi vida sin tener expectativas de los demás?

Al principio me sentí extraño, como si estuviera omitiendo la responsabilidad de salvar a los demás.

Y sobre todo tenía que ponerle freno a mi lengua para evitar meter mi nariz donde no me habían pedido opinión.

De hecho uno de los primeros ejercicios que comencé a hacer fue ese de evitar mis opiniones así me las hubieran pedido.

Cuando alguien lo hacia, simplemente les decía que no sabría que responderles pues su caso era diferente al mío.

No fue fácil, pues la costumbre en uno, intenta traicionarlo, pero entre más se practique este tipo de cosas, mejor las irás dominando y más discreto te irás volviendo.

De hecho hoy en día, se me hace muy fácil ignorar comentarios mal intencionados gracias a esto.

Hay personas que por ejemplo no les gusta esta información ya sea porque no les conviene o por otros motivos personales.

Sin embargo nunca intento convencerlos de mis ideas o experiencias que he pasado. Esto sólo me sirve a mi y quizás te pueda servir a ti en tu camino.

El año pasado una señora me contacto porque quería “polemizar” sobre estos temas.

La verdad cuando vi su intención de “pelear”, simplemente deje de responderle.

A veces puede uno pasar por grosero, pero por más que te desgastes en intentar convencer a otro, si esa persona tiene una idea, nadie se la sacará de su cabeza.

Fue así como comprobé la famosa frase “quieres ser feliz? O quieres tener la razón?”.

Así que te animo mediante esta información a practicar la tolerancia como forma de vida hacia las creencias de terceros.

No desgastes tu vida, ni desperdicies tu tiempo intentando convencer a otros de vivir en bienestar.

Si realmente quieres ayudar a los que te rodean mejora tu vida para que ellos inconscientemente sigan tu ejemplo.
Comparte:

lunes, 12 de noviembre de 2018

La importancia de la meditación como herramienta de integración emocional



La importancia de la meditación como herramienta de integración emocional Según la definición oficial del RAE, la meditación es pensar atenta y detenidamente sobre algo.

Lamentablemente los seres humanos tenemos la tendencia a dispersar nuestros pensamientos y no enfocarlos en uno sólo.

Dicho en palabras más simples, la cosa más difícil del mundo para nosotros es mantener un pensamiento sostenido y consecutivo en algo.

Por ejemplo, hagamos un laboratorio mental. Intenta pensar en algo que te guste o en una persona que te guste mucho.

Una vez que enfoques tu pensamiento en un objeto de tu deseo o en una persona, intenta contar por cuanto tiempo puedes hacer eso.

Verdad que no puedes llegar ni siquiera a 3 minutos? De hecho, hacerlo al menos por 60 segundos es una hazaña.

Bueno al intentar hacerlo, otros pensamientos que tienen relación con tu pensamiento inicial comienzan a llegar e invadir tu mente, como si no tuvieras control sobre esta.

Al final cuando menos lo esperas terminas pensando en algo que no tiene nada que ver con tu propósito inicial.

Cuando logras ser muy observador de lo que pasa por tu mente en esos momentos, notarás que no solo son pensamientos en forma de imágenes en tu cabeza.

También vas a notar que hay murmullos o voces en tu cabeza.

Te ha ocurrido que en algunas oportunidades sientes que alguien te llama o incluso dice tu nombre y vas corriendo al lado de la persona cercana preguntándole porque te llamó?

La otra persona te dice “pues la verdad no te he llamado en ningún momento”, y tú crees que has sido víctima de alguna broma.

Afortunadamente no te estás enloqueciendo. Esto es en realidad voces que han quedado almacenadas en tu mente, de la misma forma que a veces puedes resultar tarareando un disco que ni escuchaste.

La suma de imágenes y murmullos en tu mente se conoce como ruido mental y es precisamente lo que da origen a tus emociones.

El sistema límbico es una de las redes neuronales más importantes de nuestro cerebro, pues es la encargada de traducir este ruido mental en emociones, que a la final nos llevarán a acciones.

Es por eso que el sistema límbico también se le conoce con el nombre de “cerebro emocional”.

Te imaginas toda tu vida viendo y escuchando por ejemplo violencia mediante tus parientes, amigos y medios de comunicación que clase de “ruido” mental puedes llegar a tener?

La gran mayoría de nosotros tenemos mezclada mucha información. Tanto positiva, como negativa y en algunos casos destructiva.

Vas comprendiendo el porqué de nuestras emociones descontroladas muchas veces y sin aparente razón?

Lamentablemente gente muy talentosa, pero malintencionada conocen esto y de esta misma forma te pueden estar manipulando.

De aquí es que podemos ver que gente a nuestro alrededor nos digan que hacer, como vestirnos, que escribir es nuestras redes sociales, a quien frecuentar, etc. y nosotros salimos corriendo a obedecer estos mandatos.

Si por ejemplo tu “ruido” mental constantemente te recuerda que no vales, las personas que te digan que tu proyecto o metas no van funcionar, efectivamente vas a comenzar a desistir sin siquiera haberlo intentado.

Conociendo todo esto, te puede estar surgiendo la pregunta, cómo puedo entonces calmar este ruido mental que me perjudica?

La respuesta a esto está en serenar tus pensamientos. Esto es posible mediante la meditación.

Imagina que tu ruido mental es como agua en un cubo agitada. Lo que logras al aquietar tu ruido mental, es dejar que esta deje de agitarse.

Como mencionamos en la definición del RAE anteriormente, la idea es pensar atenta y detenidamente en algo.

Al principio hacer esto no es nada fácil, así que al menos intenta enfocarte en un objeto mental o físico por al menos 10 segundos.

Dejar que tu mente divague como siempre y luego intentar otros 10 segundos.

Al menos este fue el método que yo comencé a emplear hace varios años. La práctica constante te hará siempre el mejor en algo.

Personalmente yo cierro mis ojos y solo pongo atención en esos puntos blancos que se “ven”.

En otras ocasiones lo que intento es escuchar y pensar en el ruido de los pájaros o simplemente poner toda mi atención en la respiración.

Poco a poco tus pensamientos se irán calmando y también vas a sentir que dominas más estos y tus emociones.

También vas a notar que estarás más tiempo con tu consciencia en el presente, aquí y ahora.

Como puedes ver no hay necesidad de entrar en estados especiales o quedar catatónico para meditar.

En mi caso, desde niño me enseñaron que hacer esto era malo porque uno podía colocar la mente en blanco y bla bla bla.

La mente nunca permanece quieta, ni siquiera cuando dormimos. Así que te imaginarás el miedo que sentí la primer vez que lo hice?

Nuestro cerebro constantemente está trabajando para nuestro beneficio o en nuestra contra.

Todo depende de la información que le estemos entregando cada día.

Los beneficios de esto es que vas a tener mejores ideas, vas a recordar más cosas y lo más importante, no vas a salir corriendo a obedecer la primera emoción que sientas.

Los contras de esto es que como todo en la vida, las cosas no le sirven a toda la humanidad.

Algunos expertos afirman casos de personas con estados profundos de depresión los cuales no deberían hacer esto sino buscar ayuda con los respectivos profesionales.

Así que te animo mediante esta información a no permitir que tus pensamientos, emociones y terceras personas hagan lo que quieran con tu vida.

Tú puedes controlar tu vida, pero para esto primero tienes que aprender a controlar lo que piensas y sientes.
Comparte:

lunes, 22 de octubre de 2018

La importancia de la experiencia en nuestro camino al éxito



La importancia de la experiencia en nuestro camino al éxito La experiencia se define como una forma de conocimiento o habilidad derivada de la observación o participación de algún evento.

Dicho de forma más simple es la habilidad que vamos adquiriendo a medida que nos suceden cosas.

Sin embargo esta experiencia o habilidades, hay dos formas de obtenerlas. Una de ellas es mediante los que nos ocurre y otra es aprendiendo sobre las experiencias de los demás.

Por ejemplo en mi país existe un dicho que reza “nadie aprende en cabeza ajena”.

Con esta expresión se intenta decir que necesariamente aprendemos de nuestras propias equivocaciones y no de la observación.

Tristemente esto es correcto. No te ha pasado que intentas advertirles a las personas que te rodean que no realicen ciertas cosas y corren de cabeza a buscar su propia experiencia?

Muchas veces la vida nos advierte mediante personas, experiencias de terceros, incluso hasta mediante la música o películas de que no hagamos algo.

Sin embargo pensamos que eso nunca nos va a pasar a nosotros y que los demás tuvieron muy mala suerte, así que por eso les salieron las cosas mal.

Respecto a esto, he visto gran cantidad de persona a mi alrededor recibir advertencias de sus familiares o amigos.

De inmediato omiten la enseñanza bien intencionada de sus parientes para luego, con el tiempo recibir las consecuencias de sus actos.

Lamentablemente he visto como acuden a las personas que intentaban advertirles para ver si los sacan del lio en que ellos solitos se metieron.

Increíblemente, de estas personas, he visto como vuelven y no solo comente otros errores, sino el mismo error por el cual están sufriendo.

Al final levantan sus manos al cielo invocando a su divinidad preguntándole “por qué a mí?”

Lo más grave es que cuando intentas advertirles, se enojan de nuevo, repitiendo el ciclo infinito de sufrimiento y no se dan cuenta que su propio actuar es el que los mantiene en dicha situación.

Pero como es tan difícil decir que el equivocado es uno, entonces es cuando le comienzan a echar la culpa a los demás, al gobierno, a la región, a los padres, al clima, etc. de sus desgracias.

Yo me he considerado el papá de los errores. Desde muy niño he sido fanático de llevar la contraria solo para ver mortificados a los demás.

Así que te imaginarás que sólo por capricho cometía errores para demostrar que no seguía los pasos de nadie.

En temas anteriores de este blog, he mencionado los varios errores que cometí, sobre todo los financieros.

El último error que cometí fue tan doloroso que decidí hacer las cosas de diferente manera. Con esto me refiero a que al máximo trataría de aprender en cabeza ajena y no en la mía propia.

Así pues, hoy en día vivo muy alerta de los errores externos para poder aprender de estos y no cometerlos en mi camino.

Incluso intento indagar la forma de pensar y proceder que llevó a dicha persona a cometer el error.

Pero atención, con esto no quiero decir que nos encerremos en nuestra casa y jamás salgamos para no cometer errores.

Los errores nos ayudan a crecer emocionalmente, siempre y cuando aprendamos a no seguir errando.

Seguir cometiendo errores y esperar que estos se arreglen solos o que venga alguien a solucionarlos se llama estupidez.

El objetivo de las fallas es adquirir un conocimiento o experiencia para mejorar y no quedarte donde estás.

Pero qué pasa si en vez de pasar por dolor, más bien observas el dolor de otros y aprendes a mejorar tu vida? No es esto una forma más inteligente de vivir tu vida?

Así que te animo mediante esta información a mejorar tu vida mediante el aprendizaje de terceros.

Recuerda que el dolor es una obligación en nuestra vida. El sufrimiento es opcional.

Podemos hacer de la vida un constante momento de placer y no un sube y baja de emociones. Todo depende si estás dispuesto(a) a usar tu inteligencia emocional.
Comparte:

lunes, 8 de octubre de 2018

La importancia de la honestidad personal



La importancia de la honestidad personal Todos anhelamos tener una vida de éxito. Pero muchas veces vemos con asombro como algunas personas cercanas alcanzan dicho éxito con aparente facilidad.

Como hemos mencionado anteriormente, el éxito no es algo que sea un estándar para todos.

El éxito es algo personal. Pero en este caso estamos hablando del éxito laboral y por consiguiente el financiero también.

Quizás llegamos a preguntarnos, que hacen otros para que las cosas se les den fácilmente?

Pues nosotros, por más que nos esforcemos, simplemente nos limitamos a observar como los demás se suben al podio.

El éxito laboral y podemos decir que el éxito en general, tiene un secreto y es la honestidad al actuar.

Con esto me refiero al actuar de la forma correcta siempre. Esto nos garantizará que las personas que tienen que ver con nuestro trabajo comiencen a confiar en nosotros.

Tristemente el ser humano tiene un problema bastante grave y es la pereza.

Todos quisiéramos tener un cuerpo atlético y sano o todos queremos tener mucho dinero, pero por qué la mayoría no lo consigue?

Pues porque no están dispuestos a trabajar por alcanzar su sueño.

La pereza en el ser humano, le permite al facilismo hacer nido en su mente.

Y esta combinación entre pereza y facilismo, es la fórmula perfecta para fracasar en cualquier área de nuestra vida.

Por ejemplo en Latino américa la gran parte de las personas sufren el flagelo del desempleo.

Asombrosamente uno puede observar que cada día se contratan nuevas personas para hacer el trabajo que alguien dejó vacante.

Cuando te das a la tarea de indagar por qué una persona fue reemplazada por otra en una empresa, siempre llegas a concluir que fue por el rendimiento laboral.

Y esto se debe a que las personas no están haciendo su trabajo con honestidad y no están actuando con honor.

El ser humano al parecer le encanta tener el policía al lado que le esté indicando como actuar.

Por eso hoy en día las empresas ponen GPS a sus vehículos oficiales para estar seguros que sus empleados cumplen con la ruta asignada.

También a algunos vendedores les proveen teléfonos y les piden activar el GPS para saber si realmente están cumpliendo o no con su trabajo.

Así pues, he podido observar cualquier cantidad de métodos para garantizar que la gente sea honesta con lo que hace.

Asombrosamente las personas logran engañar estos sistemas para evitar hacer un trabajo por el cual les están dando una retribución económica.

Otro caso que pude conocer de primera mano, fue una vendedora, la cual guardaba el dinero de las ventas para luego “cuadrarlo” con su pago al finalizar el mes.

De hecho, he podido observar personas que se sienten audaces de hacer esto y engañar al “sistema”.

Y no sólo eso, algunos a su alrededor los consideran héroes por su “audacia”.

Luego cuando los descubren, los llaman a descargos laborales y al no tener una excusa real por el incumplimiento de su trabajo, terminan perdiéndolo.

Y atención, con esto no quiero decir que debes actuar como una especie de robot-esclavo que trabaja su jornada laboral concentrado totalmente en sus objetivos.

Es imposible realizar esto, ya que durante tu jornada puedes y debes hacer pausas activas, no solo para ayudar a tu rendimiento, sino para tu salud en general.

Lo importante es nunca procrastinar en tus labores o dejarlas de hacer por pereza y facilismo. Eso es ser mediocre.

Si las personas con las que trabajas ven que haces tus labores con responsabilidad y amor, ten por seguro que nunca vas a tener mal ambiente de trabajo, ni mucho menos la pérdida de este.

A veces nos podemos sentir tentados en pensar “pero si nadie me está viendo, que malo puede pasar?”

La mala noticia de esto es que te está viendo el ser más importante en tu universo y ese eres tú mismo(a).

Recuerda que tus acciones son una retroalimentación para tu mente.

Así pues, te estarás enseñando a ti mismo a vivir improvisando o a robar a otros (pues hacer esto es robar tiempo y dinero de otros).

Con la mano en el corazón, crees que una persona con ese tipo de creencias, pueda prosperar y conseguir algo en la vida?

Entonces en este punto quizás te preguntes, cómo se puede cambiar la actitud hacia un trabajo que no me gusta?

Aunque esto ya lo tratamos en la entrada USANDO TU TALENTO PARA SERVIR Y NO PARA MENDIGAR, lo más recomendable es ver la importancia de lo que estás haciendo.

No debes ver tu trabajo solo como un medio para recibir una compensación económica, o un medio para subsistir. Esto antes te mantendrá en estrés y temor.

Debes verlo como una expresión del amor y ayuda hacia los demás, pues recuerda que lo que tú haces, por muy pequeño que lo consideres, va a ser utilizado por otros.

Te gustaría que un mediocre te atienda o te venda un producto que a ti te interesa? Entonces no seas mediocre en tu trabajo.

No importa si consideras que otros tienen más conocimiento que tú. Hay gente que sabe mucho más pero no tienen pasión por lo que hacen.

No lo disfrutan y esa va a ser la gran diferencia entre los que saben y la pasión que tú coloques en tus labores.

Así que te animo mediante esta información a abandonar la ley del mínimo esfuerzo, pues la vida siempre retorna lo que tú le estás dando.
Comparte:

Acerca de mí

Mi foto
Ingeniero de Sistemas e Investigador del Pensamiento Humano y las emociones, y como estas influyen en las decisiones que tomamos cada segundo para tener éxito o fracaso.

Notificaciones WhatsApp

WhatsApp
Canal Ingeniero Gabriel Salazar / AUTOPODER Recupera tu Poder Interior

Para recibir el vídeo de cada lunes en tu WhatsApp:

1. Ingresa el número +573024480553 en tu lista de contactos.
2. Envía un mensaje indicando que deseas suscribirte.


También puedes dar CLIC AQUÍ para hacer el proceso automáticamente.

Recuerda AGREGAR EL NÚMERO A TU LISTA DE CONTACTOS para recibir las notificaciones de nuevos vídeos cada lunes.

Vídeo Bienvenida

YouTube

Copyright © Ritmo Positivo 2009 - 2020. Con tecnología de Blogger.

Ultimo Vídeo

PBA Oferta

Facebook

Suscríbete al Blog

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibe las actualizaciones del Blog AUTOPODER: Recupera tu Poder Interior.

Te será enviado un Email de confirmación para la suscripción. Si no recibes el email, por favor verifica en tu carpeta de Correo no Deseado o Spam.

Puedes darte de baja del servicio en cualquier momento que desees. Cada Email de la suscripción que te llega contiene las instrucciones para hacerlo al pie de página.




Ofrecido por FeedBurner