Retoma el control de tu vida. Estrategias efectivas para el control emocional

lunes, 22 de febrero de 2021

Cómo lograr una economía sana



Cómo lograr una economía sana

La mayoría de nuestros sueños tienen que ver con el dinero.


Hasta la fecha no he conocido el primer ser humano que tenga como meta pasar necesidades y vivir sufriendo.


Nuestras metas tienen que ver más con el progreso y esto es porque la Vida que impulsa a todo a avanzar también está en nosotros.


Así pues, lo mismo que hace crecer una planta, es lo mismo que hace que queramos ser más y tener más.


De forma peligrosa, cuando nuestro ego se une a esta capacidad de ser más, pasamos a cometer los errores más básicos que nos mantienen en la carencia.


La mayoría de personas en este planeta relacionamos el éxito con la cantidad de lujos que tengamos.


Para muy poca gente piensa, por ejemplo, que tener éxito es ser amado por las personas que lo rodean.


En un alto porcentaje nos inclinamos más por pensar que el éxito financiero es lo más importante.


Y por encima de esto, creo que estaría mostrar ese logro financiero a otros.


Y aquí es donde se une el ego y la fuerza de la Vida que nos impulsa a mejorar.


Es aquí donde hacemos todo lo posible e imposible para que otros sepan que hemos alcanzado nuestros sueños.


Que somos los especiales o los favoritos de Dios y que por eso nos va bien.


Lamentablemente para lograr esto de forma más rápida acudimos a una de las mayores maldiciones que tiene el ser humano.


Con esto me refiero a la deuda.


Lastimosamente la educación financiera que hemos recibido la mayoría ha sido casi nula.


Por lógica, cuando vamos a comprar un artículo como por ejemplo una casa o un vehículo, el valor de este no está al alcance de todos.


La mayoría de personas entonces han optado por la deuda, para ir pagando este con el paso de los años.


Nosotros al ver que nuestros vecinos, amigos o parientes están usando este método y ya tienen su posesión, de inmediato seguimos sus pasos y aplicamos a una deuda.


Y esta situación no solo la vemos cuando vamos a adquirir un artículo que es nuevo para nosotros.


Con esto quiero decir que, si una persona solo camina, desea por ejemplo una motocicleta.


Cuando la tiene, su cerebro ya la ve como algo normal y de inmediato desea por ejemplo adquirir un automóvil.


El que tiene automóvil ya le parece que está viejo y pasado de moda, entonces quiere conseguir uno más nuevo, o mejor aún, el último modelo.


De hecho, hace algunos días conocí a un señor que trabaja cambiando el aceite de motor para los vehículos.


Me contó que un cliente suyo le estaba diciendo que se sentía muy aburrido con su vehículo viejo, pues unos vecinos habían cambiado el anterior por uno nuevo.


La esposa de este señor le comenzó a decir “mire como ellos si pueden y nosotros todavía con lo mismo”.


Entonces que él se iba a meter en un crédito para cambiar ese modelo viejo.


El mecánico se atrevió a abrir su gran bocota y le recomendó no hacer eso, pues esto sería una mala jugada financiera.


Su cliente se enojó y le dijo que era un retrograda con mentalidad de poca prosperidad.


Y esto es normal, pues a nivel general, la gente piensa que la vida es ahora y que si uno “no mete la cabeza” jamás va a conseguir las cosas.


Yo en broma le dije al mecánico que lo que tenía que cambiar ese señor no era de carro sino de esposa.


Lamentablemente al menos en mi país, el 90% de los vehículos que ves rodando en la calle son a crédito.


Aun no pertenecen a sus conductores y es por eso que muchos deben pagar un costoso seguro contra robo.


Esto me hizo recordar una experiencia hace muchos años que vi con mi hermano menor.


Estábamos en una estación de gasolina esperando turno a ser atendidos.


Delante de nosotros estaba un automóvil muy lujoso.


Este llamaba mucho la atención y sobre todo llamo mi atención cuando aproximadamente compró unos 2 dólares de gasolina.


Uno se imagina que quien tiene un vehículo cuyo valor es similar al de una vivienda tenga el suficiente dinero para llenar el tanque.


Tristemente esto es el pan de cada día de muchas personas.


Adquieren deudas para un artículo y tienen que estar pensando como poder pagar los servicios públicos o quizás como comprar la comida.


Y todo esto para que los demás piensen que están bien y que sus metas se están cumpliendo con la “ayuda” de Dios.


Yo personalmente llegué a vivir esa experiencia.


Tenía carro nuevo, pero allí guardado porque no tenía el suficiente dinero para llenar el tanque.


Y si compraba combustible, entonces tenía que comenzar a preocuparme sobre como adquirir la comida de la casa.


Y ni hablemos de la ropa.


Mira cantidades de personas están pasando en este momento por esa misma situación.


Y todo se debe a querer “mostrar” a los demás algo que a ellos ni les importa.


Puede que tú me estés preguntando en este momento, pero Gabrielito lindo, si ya estoy en este error, ¿qué puedo hacer para salir de él?


Lamentablemente eso no es cosa fácil.


Ojalá llegara el ángel “trajeado” con la maleta y el millón de dólares a solucionarnos la vida.


En mi caso debido a esto perdí cosas por embargo o secuestre de bienes.


Con otros acreedores simplemente hablé y les fui pagando poco a poco.


De hecho, hace algunos meses un buen amigo que estaba pasando por una situación similar se me acercó a darme gracias por ese consejo.


Me dijo que habló con sus acreedores y de poco en poco terminó ya de pagar sus deudas.


Quizás lo que intento hacer con esta información es prevenir a aquellos que puedan estar a punto de caer en la maldición de las deudas.


Estas nos roban la paz mental y no permiten que el bienestar fluya en nuestras vidas.


Nos hacen perder el gozo por vivir y hace que veamos nuestra vida como una carga de infelicidad.


En el libro El hombre más rico del Babilonia del escritor George Clason expone uno de los mejores consejos que podemos recibir.


Y es que una parte del dinero que ganas debe pertenecerte.


Y quizás me diga, “¿cómo así, acaso no es mi dinero?”


Por lo general nosotros trabajamos toda la semana o todo el mes para otros.


Obligatoriamente tenemos ya deudas comprometidas como los servicios públicos, alquiler o impuestos, colegio, etc.


Es como una especie de esclavitud tácita con el mundo.


La solución que propone el señor Clason en su libro es que de todo lo que ganes págate primero a ti mismo un 10% y comienza a ahorrarlo.


Muchas veces podemos pensar que, si no vivimos con el 100% de lo que ganamos, muchos menos si lo hacemos con el 90%.


Esto se trata de hacer ajustes y recortar cosas que realmente no sean indispensables en tu vida.


En el tema PLANEACIÓN ESTRATEGICA DURANTE LAS CRISIS FINANCIERAS ya tocamos un poco este tema.


Cuando analizas tus costos, te das cuenta que gastas mucho en cosas innecesarias.


Lamentablemente por la pereza o la ignorancia de estos temas, la mayoría de nosotros vivimos mal debido a la fuga de capital que ocurre con nuestros gastos.


La mayoría de nosotros subestimamos el dinero en el tiempo.


Esto es lo más poderoso que existe pues imagínate que ahorras 10 dólares al mes.


Quizás el primer o segundo mes no significan mucho.


Pero si eres disciplinado, ¿puedes calcular cuánto tendrías en 6 meses, un año, 5 años o más?


Así que quiero animarte mediante esta información a permitir que fracase tu ego para que puedas experimentar el éxito de la Vida.


No hay necesidad de mostrar tus logros a nadie.


Recuerda que, si tienes necesidad de mostrar, es porque tienes sentimientos de carencia que quieres ocultar ante el mundo.


Las apariencias solo sirven para disimular la pobreza económica y emocional que sentimos.


Simplemente preocúpate por sanar tus finanzas a través del ahorro y no de la deuda.

Comparte:

lunes, 15 de febrero de 2021

Diferenciando las oportunidades de los desaciertos



Diferenciando las oportunidades de los desaciertos

Cuando estamos pasando por situaciones complicadas, una de las cosas que más le pedimos a Dios, la Vida o el Universo es que estás desaparezcan de la noche a la mañana.


Y junto con esto, esperamos que nuevas oportunidades vengan a nosotros para mejorar nuestra vida.


¿Pero sabías que cuando estás en medio de dificultades, es más factible que esas nuevas “oportunidades”, también sean nuevos fracasos?


Para poder entenderlo mejor, hay que ser conscientes que nuestro mundo exterior, es un reflejo del mundo interior.


Es decir que lo malo que consideras que estas viviendo es consecuencia de las decisiones que has tomado.


Estas son dirigidas principalmente por nuestras emociones.


Si tú por ejemplo acabas de sufrir una perdida familiar o una decepción amorosa, lo más seguro es que las decisiones que tomes van a ser bastante erradas.


Así pues, cualquier “oportunidad” que llegue a tu vida no necesariamente es eso, una oportunidad y mas bien puede ser el principio de otra caída.


Es por eso que un dicho de la sabiduría popular reza “el Diablo aparece cuando estamos más desesperados”.


Esto hace clara referencia que, si tus emociones están mal, de seguro tu vida seguirá en picada.


Respecto a esto, hace ya mas de una década cuando todo a mi alrededor se derrumbó, una de las pocas entradas de dinero que tenía era como Web Master.


Este trabajo lo realizaba para una oficina de abogados internacionales.


Una vez viajé a mi ciudad natal a verme con uno de ellos y de paso cobrar mis honorarios.


En esa oportunidad conocí a un abogado español, al cual le caí muy bien.


Incluso me compartió un buen libro que tenía titulado “El hombre en busca del sentido último”.


Que fue escrito por el psiquiatra austriaco Victor Frankl, que narra la historia del autor en un campo de concentración durante la segunda guerra mundial.


Posteriormente este abogado viajo a su ciudad y unos meses después recibí una llamada telefónica de su parte.


Me contó que estaba defendiendo a un señor colombiano en los tribunales españoles.


Y que este había sido capturado por haber dicho en una llamada telefónica que le pasara las 15 lucas.


Los representantes de la ley española consideraron que por ser colombiano y decir esta palabra lucas se estaba refiriendo a otra cosa más delicada.


Tristemente el mundo ve a los colombianos como delincuentes que solo trafican sustancias ilícitas.


Este abogado me dijo que él no conocía totalmente la vida de su cliente, pero que al menos lo estaban acusando falsamente por emplear la palabra lucas en su llamada.


De hecho, cuando en Colombia se habla de “lucas”, se está haciendo referencia al dinero.


Y adicional a esto, este abogado me dijo que las autoridades españolas habían empleado un método estadístico para el análisis de las llamadas.


Me pidió que le investigara sobre todos los métodos existentes y la posible veracidad en los resultados.


Si mal no recuerdo, el método empleado era el llamado Análisis de Regresión Lineal Múltiple, el cual arrojaba un 95% de exactitud sobre los datos analizados.


Preparé mi informe y se lo envíe al abogado.


Unos días después me llamó diciéndome que basándose en la información que le entregué lo que uso en la defensa de su cliente fue el 5% que le faltaba a ese método.


Y que por lo tanto era una total injusticia, basándose en presunciones lingüísticas, acusar a una persona.


A la final este señor quedó libre y el abogado me dijo que estaba tan agradecido que quería contactarme para enviarme un regalo.


Simplemente le dije que muchas gracias pero que el trabajo que hice de investigación estaba incluido dentro de mis honorarios como Web Master.


En ese momento yo estaba mordiendo cable como decimos en mi país.


Necesitando dinero y un regalo no caía para nada mal.


Pero recordé lo que dijo el abogado al principio sobre el pasado de esta persona.


No se trata de juzgar a nadie, ni mucho menos discriminar.


Muchas veces he afirmado en este blog que todo el mundo es bienvenido, sin importar las ideas que tenga.


Pero a nivel personal intento llevar mi vida lo más correcta posible bajo la luz de las normas establecidas por cada Gobierno.


La mayoría de personas piensan que las oportunidades hay que aprovecharlas.


Pero así mismo les va, y no muy bien que digamos.


Por eso es importante siempre vivir con honor.


El honor te permite tener una conciencia tranquila y la tranquilidad es uno de los pilares del bienestar.


Mira, yo he visto gente que tiene todo, pero no pueden sentarse en una esquina a tomarse un refresco de forma tranquila.


No hay nada mejor en esta vida que tratar a todos con amor y respeto y ver como te regresan eso mismo.


Una persona desesperada no puede pensar correctamente y es aquí donde cualquier “oportunidad” que vea, la toma para seguir hundiéndose más de lo que está.


Quizás en este momento me estés preguntando, ¿pero Gabrielito lindo, entonces si estoy desesperado, como puedo diferenciar entre la salida que me da la Vida y los errores potenciales que me acaben de hundir?


Cuando uno está desesperado es bastante complicado diferenciar entre una oportunidad y un desacierto.


Eso lo puedo hacer yo que he estado trabajando con mis emociones durante muchos años.


Recuerdo que cuando era niño, daban en TV un programa infantil.


Mi sección favorita era la de una niña que cuando quería hacer algo siempre preguntaba, “¿si yo hago esto, que sucederá después?”.


La niña iba visualizando como un evento afectaba a otro tal como pasa al empujar una ficha de dominó caerá tumbando al resto.


Entonces creo que, si no tienes experiencia en estos temas emociones, lo mejor que puedes hacer es preguntarte eso.


Si hago esto, ¿qué sucederá después? Y visualizar las consecuencias de tus actos.


Muchas personas pueden pensar que, si hago esto, posiblemente me paralice y no haga nada a la final.


Dejando pasar las oportunidades que me pueden sacar de donde estoy.


Para eso debes aprender a escuchar tu intuición.


Es esa pequeña “voz” que en realidad es una emoción muy sutil que te dice que algo no esta bien o algo es estupendo.


Así que quiero animarte mediante esta información a ser muy cauteloso con las oportunidades que llegan a tus manos.


Lo más sabio que puedes hacer con tu vida es no esperar a que todo este mal para hacer algo.


Comienza desde hoy mismo a trabajar con tu cambio emocional para que en un futuro recojas el bienestar.

Comparte:

lunes, 8 de febrero de 2021

Preguntas frecuentes volumen 4



Preguntas frecuentes volumen 4

1. ¿Por qué dices que no existe nadie sano emocionalmente en el mundo?


2. ¿No es posible que entre tanta gente exista alguien que viva de una forma óptima?


3. ¿Por qué piensas que los seres humanos padecen de un leve retraso mental si han llegado tan lejos en tecnología?


4. ¿En la actualidad sientes que careces de algo o te hace falta algo en la Vida?

Comparte:

lunes, 1 de febrero de 2021

Los hábitos que se convierten en una persona rica



Los hábitos que se convierten en una persona rica

La mayoría de nosotros si nos preguntaran la definición sobre riqueza, responderíamos que es tener dinero.


Lamentablemente esta definición está bastante lejos de la verdad.


Y es precisamente lo que nos mantiene persiguiendo algo que se nos escapa de las manos o que consideramos lejano.


Y puede que en este momento estés diciendo, pero Gabrielito lindo, si en el diccionario dice que la riqueza es la abundancia de recursos materiales e inmateriales.


Mira que, a nuestro alrededor, podemos ver personas que tienen abundancia de dinero, pero no se sienten ricas.


Es por eso que por todos los medios intentan obtener más dinero a pesar que no saben qué hacer con el que tienen.


Otro caso similar es el de personas que, aun teniendo suficiente dinero como para gastarlo en 3 vidas, sienten temor de comprar algo o viajar a algún lado.


Podemos ver que en estos ejemplos que la riqueza tiene que ver más con lo imperceptible que con la cantidad de bienes que tengamos.


Si analizamos la definición que nos da el diccionario, esta es abundancia de recursos materiales y también inmateriales.


Inmaterial es algo que pertenece al espíritu o que no se puede percibir con los sentidos.


Así pues, esto explicaría porque una persona teniendo tanto, aun puede en su interior estar pasando necesidades.


Y esta carencia entonces viene siendo expresada en la búsqueda de llenar ese vacío mediante más bienes materiales o dinero.


Uno de los personajes más sabios que han pisado este planeta fue el señor Hermes Trismegisto.


Este personaje fue tan importante, que muchas culturas intentaron apropiárselo bajo diferentes nombres.


Este pensador dijo la frase “como es adentro, es afuera”, haciendo clara referencia que la vida no viene hacia nosotros, sino que proviene de nosotros.


Si eres buen observador, habrás notado que entre más se “mate” una persona trabajando por ganar dinero, parece que este se le escapa.


A título personal, puedo dar plena fe que esto es cierto pues hace años debido al trabajo duro, lo único que pude conseguir fue más trabajo duro.


Quizás esto lo has visto en tu entorno cuando las personas con mayor riqueza trabajan sólo 3 o 4 horas diarias.


Personalmente tengo una amiga que no trabaja más de 3 horas en el día con propiedad raíz y su ingreso mensual está alrededor de 10 mil dólares.


Mientras que el empleado que trabaja 14 o más horas en el día, solo le alcanza para sobrevivir.


Esto demuestra claramente que la riqueza no tiene nada que ver con el esfuerzo.


Es evidente que quienes están en la cima, realizan las cosas de una cierta manera.


Si tomamos en cuenta que la vida proviene de nosotros, ¿entonces que deberíamos estar haciendo en nuestro interior para lograr lo que deseamos?


Aunque no lo creas, la gente que triunfa no hace nada especial o que tú mismo no puedas realizar.


Un rasgo característico de las personas de finanzas exitosas es el orden y la limpieza.


Algunos pueden ser refinados y otros más simples, pero todos tienen este factor común sobre la organización.


Por ejemplo, si observas la casa o el auto de un personaje de estos, es bastante “lujoso”.


Pero este lujo es en realidad el reflejo de un objeto pulcro.


Para que me puedas comprender mejor, hay personas que con mucho sacrificio adquieren el mismo objeto que un millonario.


Pero observando cuidadosamente no se llega a ver tan pulido como el de una persona organizada.


Un claro ejemplo de esto es cuando vas a un lavadero de vehículos.


Algunos clientes llegan en tremendos autos que parece que nunca han visto el agua y el jabón.


Y qué decir de su interior que hasta animales se han llegado a encontrar.


Y si una persona no es limpia, ten por seguro que la riqueza en su interior no se producirá mucho que digamos.


Y por lo tanto estaría manifestando esa misma carencia en su vida.


Entiendo perfectamente que limpiar tu casa constantemente produce hasta malestar.


Pero si comienzas tomando esta disciplina, pronto esto será un hábito en tu vida.


Acaso creías que las cosas se veían lujosas por nuevas o por los números que tengas en tu cuenta bancaría.


Recuerda que todo en este universo es energía.


La energía tiene movimiento, el cual llamamos vibración.


Esta vibración se atrae con otras vibraciones similares.


Hace años aprendí que uno debe ser organizado hasta para juntar el dinero.


Con esto quiero decir que al momento de meter el dinero en tu cartera este tiene que estar organizado según la cantidad y los más nuevos de primero.


Si observas, normalmente guardamos este tal como llegue.


Pero increíblemente un acto de organización como este trae como consecuencia que la energía que llamamos dinero “quiera estar” en tu cartera.


Y esto no ocurre porque sea algo esotérico.


Simplemente el orden en tu vida trae bienestar.


Y la riqueza viene a tu vida como resultado del bienestar y la paz mental.


Así que quiero animarte mediante esta información a mejorar tu mundo cambiando tu interior.


Las cosas buenas de la vida no llegan por casualidad, sino que se manifiestan por la disciplina y constancia de lo que las buscas.


Y esta búsqueda no es física sino algo interior.


El orden y la limpieza es lo más importante que puedes hacer para alcanzar tu éxito personal.

Comparte:

lunes, 25 de enero de 2021

Cuál es la mejor profesión actual para ganar dinero?



Cuál es la mejor profesión actual para ganar dinero?

Desde niños escuchamos a nuestros amiguitos que cuando sean grandes quieren ser profesores, ingenieros, astronautas, policías, médicos, etc.


En mi caso, yo recuerdo que todos los niños afirmaban que deseaban, ser esto o aquello, pero yo no tenía ni la menor idea de lo que me gustaría hacer cuando creciera.


Por cumplir les decía cualquier profesión que se considerar “buena”.


Terminando la educación básica, me pude dar cuenta que al menos todos los compañeros con que estudiaba en ese momento, no tenían la menor idea que era lo que deseaban hacer.


Algunos les tocó comenzar a trabajar incluso antes de terminar ese último año escolar por falta de recursos en su casa.


Otros que tuvimos la fortuna de tener padres que nos apoyaran económicamente dudábamos en qué carrera queríamos surgir.


Ahora bien, imagínate que yo seguía con mis dudas y por cumplir respondía diferentes profesiones de lo que me dedicaría.


Fui desde ingeniero químico, hasta pasar por licenciado en educación física.


Uno de mis compañeros me dijo “huy Gabriel, tú de profesor de educación física te vas a morir de hambre!”.


No sé exactamente en qué sentido lo dijo, pero esto me hizo de inmediato pensar que de esta decisión dependería mi vida, literalmente.


Recordé que, desde muy pequeño, mi hermano mayor me hablaba que mediante programas en computadores uno podía desarrollar video juegos.


Así que mi hermano obtuvo unos manuales sobre lenguaje Basic que me estudie totalmente.


Posteriormente una prima nuestra, nos prestó por algún tiempo una consola y allí comencé a desarrollar mis primeros códigos.


De hecho, en los años 80 dos jóvenes hermanos británicos, Tim y Chris Stamper, crearon los primeros video juegos trabajando en su casa.


Todo esto hizo que a la final me preguntara, “bueno sino yo tengo habilidades desde muy niño para esto, ¿por qué no estudiar ingeniería de sistemas?”


Años mas tarde, trabajando para una compañía de comunicaciones, conocí a un grupo de ingenieros telemáticos y de sistemas.


Estos jóvenes sostenían una conversación sobre cual profesión era la mejor.


Uno de estos ingenieros, llegó a escribir un artículo para la universidad en la cual estudio cuyo título era “Cuál es la mejor profesión”.


Él argumentaba que la ingeniería de sistemas era la mejor.


Pues debido a la naturaleza de optimización y desarrollo que podía hacer de cualquier profesión, el ingeniero de sistemas tenía la capacidad de conocer cualquier tema.


Para que me puedas comprender un poco mejor, imagina que vamos a desarrollar aplicaciones para un odontólogo o un médico.


Las tareas que hace este profesional de la salud forman parte de un sistema de información.


Este sistema puede tener falencias en la actualidad y hace que se formen cuellos de botella o demoras que impidan realizar de forma óptima sus procesos.


Para mejorar esto, nacen los requerimientos.


Estos dicen que debe hacer el sistema, como procesarlo y que información entregar.


Para resolver esto, el profesional, que en este caso es de la salud, debe compartir información con el ingeniero.


Así pues, el ingeniero en algún momento conoce lo mismo que el profesional de cualquier área que está trabajando.


Por decirlo de alguna manera el ingeniero en algún punto del desarrollo se convierte y piensa como odontólogo o médico, para este ejemplo que nombramos.


Como puedes ver, absolutamente toda profesión trabaja bajo un sistema de información que es factible de mejorar.


Y es aquí donde este joven que mencionamos anteriormente argumentaba que la ingeniería de sistemas es la mejor profesión.


De hecho, como mencioné en el tema LA IMPORTANCIA DE LA AUTOCONFIANZA, mi profesión me permitió darme cuenta del fraude que estaba realizando un equipo médico en el pasado.


Pero, si somos bastante honestos, ninguna profesión determina la calidad de ingresos que tienes.


En nuestro entorno vemos médicos ricos y médicos pasando necesidades.


Vemos ingenieros multimillonarios, pero también vemos ingenieros que no necesariamente tienen lo suficiente.


Y así ocurre con cualquier profesión que tú conozcas, siempre encontrarás riqueza y pobreza.


Esto hace que sospechemos si el ganar dinero tiene que ver más con nuestras habilidades.


Ya sea de forma consciente o inconsciente, el dinero tiene que ver con tus creencias.


Por ejemplo, hay personas que afirman que estudiar peluquería o ventas no son profesiones.


Déjame decirte que en mi localidad he visto como peluqueros, maquilladores y hasta vendedores de helados ganan más que un ingeniero.


En mi país, muchos profesionales de la salud o también de ingeniería, se quejan de los bajos salarios en sus empresas.


El promedio podría ser de unos $430 USD a la fecha mientras que un taxista puede estar ganando alrededor de unos mil dólares o más, mensualmente.


Y esto es una cuestión que muchas personas se plantean hoy en día.


¿Cómo es posible que una persona invierta tiempo y dinero en una profesión, para qué otro, que no pasa por ese proceso gane 2 o más veces que el profesional?


Es una situación “injusta”, pero lamentablemente este pensamiento es de los años 70 o menos.


Después de la década de los 80 la economía apunta más a tus habilidades que a tus títulos.


Si obversas cuidadosamente y si trabajas para una empresa, cuál es puesto laboral que más se venera?


Las ventas, pues de estás dependen los ingresos del resto de trabajadores, incluyendo los socios.


De hecho, es el único puesto en una empresa que tiene la capacidad de asignarse su propio ingreso.


Las ventas te permiten ganar todo el dinero que tu quieras debido a las comisiones que están generan.


Claro está que he llegado a conocer vendedores que no ganan comisiones, sino un solo ingreso básico.


¿Pero honestamente de quién es la culpa que alguien este pesando por esto?


Es por eso que aquí en este blog siempre aconsejamos que, si quieres dinero NUNCA trabajes para gente pobre.


Si por el momento no tienes más opción, trabaja TEMPORALMENTE en ese sito.


Pero de inmediato comienza a buscar trabajar para gente prospera.


Quizás pienses que son pocas las oportunidades de conocer personas y empresas prósperas.


Pero eso son simplemente tus creencias.


La realidad, te puedo asegurar que este mundo se completa de mitad de gente con mentalidad próspera y la otra mitad con mentalidad pobre.


Como ves tú puedes ser rico en cualquier profesión que elijas desarrollar.


Todo depende de hacer las cosas de una cierta manera y esta manera tiene que ver con quien te asocias y que tan dispuesto estar a abandonar tus miedos.


Así que quiero animarte, mediante esta información a confiar en tus habilidades.


La mejor profesión es la que disfrutas haciendo y esto solo ocurre cuando descubres tu verdadero propósito en la vida.

Comparte:

lunes, 18 de enero de 2021

Los peligros del entretenimiento malsano



Los peligros del entretenimiento malsano

Como ya hemos visto anteriormente, todo lo que nuestro cerebro pueda procesar, nos ayuda a avanzar o nos ayuda a hundirnos.


El entretenimiento no es la excepción, pues para nuestra mente subconsciente todo es una realidad.


Cualquier broma, cualquier dato ficticio, para nuestro inconsciente que está todo el tiempo capturando información incluso cuando dormimos, es una verdad.


Y sobre todo si esta información es constante, que se repita regularmente, con el tiempo tu cerebro lógico también lo terminará aceptado como una verdad.


Si en este momento pensaras en una fruta acida, o comenzaras a repetir varias veces la frase “estoy chupando limón”, tu cerebro automáticamente estaría dando la orden para que se generen los químicos necesarios en tu cuerpo y comiences a salivar.


Ahora bien, si esto es solo con la imaginación que ocurren estos cambios, ¿te imaginas con algo tan importante a nivel emocional como la música?


Algo que a mí me ha parecido muy curioso es la similitud que tiene la música con los números.


Por ejemplo, nadie puede contener en sus manos el número 1 y lo mismo pasa con la música, pues nadie puede sostener la nota musical do en sus manos.


Para que nuestro cerebro pueda procesar estos conceptos se requiere de la imaginación.


Podríamos decir que son elementos abstractos, es decir que por su naturaleza no son tan fáciles de procesar.


Incluso del Universo se dice que está construido bajo estos dos elementos, es decir que todo se basa en la matemática y las galaxias producen sonidos.


Otro claro ejemplo fue la organización de la tabla periódica por parte del químico inglés John Newlands.


Este descubrió que los elementos se repiten cada octava, como las notas musicales.


Es por eso que el astrónomo Johannes Kepler llegó a afirmar que al parecer nuestro Creador era un matemático y yo me atrevería a decir que también es músico.


Pero la música tiene algo más profundo y es que esta puede tocar directamente nuestras emociones.


Por ejemplo, existen ciertas notas musicales que pueden abrir partes emocionales en nosotros.


De hecho, los músicos cuya experiencia les ha permitido conocer técnicas sobre esto, han creado piezas que son la admiración de la mayoría.


¿Alguna vez te preguntaste por que un disco, melodía o canción tiene más éxito que otras?


Es porque la música tiene la particularidad de tocar nuestras emociones, de afectarlas.


Respecto a esto, mi gran amigo y hermano Helmer, el cual es músico profesional hablando de estos temas me explico cómo las emociones son manipuladas por las notas musicales.


El primer principio usado en la música es que esta es una vibración y por consiguiente corresponderá con ciertos estados emocionales nuestros.


Este principio se usa en la musicoterapia.


De hecho, Helmer me contó que una amiga suya lo invitó a unas clases que estaba dando para niños con autismo y necesidades especiales de aprendizaje.


Y ocurría que cuando la amiga tocaba canciones en tonalidad menor, había uno de estos niños que siempre se colocaba a llorar.


Y en el caso de tocar canciones en tonalidad mayor, este mismo niño se ponía feliz y también a bailar.


Helmer me contaba que mientras estaba en la universidad le dieron esta teoría, pero nunca llegó a imaginar que vería como un niño lloraba por la música y a los 2 minutos saltaba de alegría.


El segundo principio sería en el contexto social pues cada oyente tiene un bagaje auditivo.


Es decir que así una música haya sido concebida para producir felicidad, todo el mundo no reaccionará de esa forma.


Un ejemplo de esto es la música de diciembre.


Para muchas personas les dará felicidad o al menos les llegó a dar.


Para otras quizás les produce tristeza pues en ese mes perdieron un pariente o tal vez recuerdan su pérdida en esta época y eso les produce dolor.


Recuerda que estamos hablando del factor humano y siempre hay excepciones.


Por eso un disco que para la mayoría puede gustar, para otros pocos, nos puede desagradar.


Las bajas frecuencias musicales pueden afectar nuestra voluntad.


¿Te has preguntado por qué alguien y con qué intenciones crearía música a estas frecuencias?


Pero es un hecho de a todos nos afecta de alguna manera.


Por ejemplo, en el aprendizaje es bastante útil.


Recuerdo que cuando mi hija estaba bastante pequeña, se sentaba a mi lado a verme trabajar.


Para intentar hablar con ella y que me prestara un poco de atención, una vez le mostré un vídeo sobre las vocales.


Noté que después de eso comenzó a repetirlas y las memorizó fácilmente pues este vídeo era musical.


Así pues, cuando ya fue creciendo e ingresó al jardín, ya conocía estas a la perfección.


Como sabía que al siguiente año ella debería ya conocer el abecedario, le conseguí también un vídeo musical sobre este.


A los pocos días ya se conocía el abecedario e incluso identificaba las letras.


De hecho, siempre recomiendan a los estudiantes para “mayor concentración” escuchar música.


La verdad no creo que esto funcione mucho que digamos pues la música entretiene bastante.


Mas bien, si la información que el estudiante necesita aprender estuviera grabada como una canción, te aseguro que el procedimiento sería exitoso.


Ahora que conocemos esto, te has preguntado ¿qué pasa en el cerebro de una persona que por muchos años lleva escuchando la misma música?


Y a esto añádele que, mediante el alcohol, para hacer más ameno su rato genera un estado alterado de conciencia.


Es decir que su cerebro lógico, prácticamente se adormece y pierde parte de su sentido común.


A esto súmale la información que está recibiendo mediante la letra del disco.


La mayoría son de despecho, de sufrimiento, de dolor, de perdida, de derrotismo.


¿Ahora entiendes porque mucha gente se queda observando y envidiando el éxito de unos pocos y tienen una vida de fracaso en fracaso?


Esto es un lavado de cerebro para mal. Es vivir desgraciadamente por gusto.


Y a esto le llamamos diversión o lo relacionamos con la felicidad, pero es más bien un formalismo para justificar la depresión.


Recuerda que nuestro ego quiere dar justificaciones de todo pues no queremos sentirnos errados.


¿Quiere decir esto que si estoy en un sitio donde se escucha música agropecuaria o música “yo me mato” debo salir corriendo?


Pues mira que por allá en el año 2009 - 2010 cuando me di cuenta de todo esto, yo tenía a la mano un reproductor mp3 y por supuesto unos audífonos.


Cada vez que escuchaba música disfuncional, lo que hacía era prender mi reproductor, ponerme mis audífonos con información de mi interés y aislarme del mundo.


Notaba que esto les producía rabia o disgusto a las personas a mi alrededor.


Quizás porque me hablaban y al no escucharlos “los dejaba en visto”.


O tal vez era porque notaban que no quería escuchar la música de su preferencia.


En fin, en la actualidad no escucho música disfuncional, pero aprendí a ignorar esta y más bien concentrarme en otros aspectos del compartir con las personas.


Lo que te quiero decir es que no se traba de llevar tu vida como una religión estricta.


Pero una cosa es compartir con las personas que amas, por un momento sus gustos y otra muy diferente lo que haces en la mayoría del tiempo.


Por ejemplo, mi tiempo yo lo dedico a mi crecimiento personal.


Siempre estoy enfocado a mejorar y a realizar mis tareas diarias con mucho amor y pasión.


Pero si se trata de compartir algo con los que me rodean, también intento al máximo compartir sus gustos, aunque no sean de mi agrado.


A nivel personal la música que uso es la de Ritmo Positivo que fue creada por el doctor Víctor Giordani.


En esto existe una gran diferencia entre escuchar palabras de abandono o soledad, a escuchar palabras de ánimo como “amo mi trabajo”, “soy un triunfador”, “soy feliz”, “si puedo”, “la vida es maravillosa”.


Así que de esta forma quiero animarte a que seas selectivo con el entretenimiento.


Entre más coherente seas con lo que deseas e ingresas en tu cerebro, más bienestar tendrás en tu vida.

Comparte:

lunes, 11 de enero de 2021

La importancia de la actitud positiva



La importancia de la actitud positiva

Cuando me comenzaron a interesar los temas de superación personal, por allá en el año 2006 di con alguna información interesante.


Incluso llegué, por recomendación de un amigo, a ver una película llamada el Jarrón Azul, basada en el libro del mismo título.


Esta narra la historia de un joven minusválido que ante las adversidades posee un gran coraje y logra salir adelante.


Cuando vi esto, me preguntaba, ¿cómo era posible que una persona sonriera y tuviera una actitud positiva cuando la vida no era muy amable que digamos?


Y yo creo que todos en algún momento nos hemos sentido de esa forma y por eso llegamos a la conclusión que eso solo pasa en las películas.


La verdad, la primera reacción que todos sentimos ante las adversidades es la depresión y el derrotismo.


Queremos tirar la “toalla”, e incluso en algunas ocasiones, no queremos saber nada más de la vida.


Por ejemplo, cuando llegué a vivir en el pasado cosas bastante desagradables, por mi cabeza pasó muchas veces irme de este plano.


Sin embargo, el pensar en si no era capaz de darle bienestar a mi hija estando vivo, mucho menos partiendo de este planeta.


Podemos concluir que ante las adversidades existe algo fuera de nosotros que nos obliga a seguir adelante.


Pero si de nosotros dependiera, las probabilidades de mortalidad serían más altas que las actuales.


Hasta aquí uno puede pensar que ser positivo ante la adversidad es una utopía.


Pero este fatídico año 2020 me demostró con un amigo y vecino la importancia de mantener una actitud positiva, aun teniendo “el agua en el cuello”.


Para comenzar, este hombre, fue despedido de su empleo.


La verdad nunca lo vi triste o deprimido pues como el mismo me llegó a afirmar, eso era cavar su propia tumba.


Prefirió mantener la fe y esperanza de que algo bueno venía para él, después de todo esto.


Posteriormente su señora madre enfermó de gravedad y debía transportarla cada semana a otra ciudad para su tratamiento médico.


Esto no fue cuestión de pocas semanas, sino que fue algo de meses.


Encima, nos encontrábamos en una pandemia junto con una cuarentena y pues con la señora había que tener cuidados extremos.


Finalmente, se le presentó una oportunidad laboral, pero su salud empeoró.


Venía padeciendo fuertes dolores estomacales que resultaron en realidad ser cálculos biliares.


Esto terminó en intervención quirúrgica que le costó unas semanas de bastante cuidado.


Como quien dice, este hombre sacó el premio mayor de la lotería del infortunio 2020.


Sin embargo, en todo este tiempo desempleado, con su señora madre enferma y con su propia salud en riesgo, dedicó tiempo a aumentar sus habilidades en mecánica.


Aprendió a arreglar desperfectos de su auto y a mejorar sus habilidades en la hoja de cálculo Excel.


Puedo dar fe plena que, en ningún instante, mientras vivió esto que muchos consideramos un camino de espinas, sentirse triste o derrotado.


Siempre lo vi con una actitud positiva y una confianza en que todo iba a mejorar.


Y efectivamente, unos días después de su recuperación, así, de la nada, obtuvo una oportunidad laboral con un excelente ingreso económico.


Incluso, anoche que estuvimos conversando me contó que, gracias a sus habilidades en Excel, ahora se ha convertido en una pieza clave de la empresa con la que trabaja.


Como puedes ver, muchas veces pensamos que hablar con Dios, la Vida o como prefieras llamarlo es sostener una conversación natural.


Como dice el libro Conversaciones con Dios, el sentimiento es el lenguaje del alma.


Es decir que nosotros nos comunicamos con la Vida mediante nuestras emociones.


Si nuestras emociones son de derrotismo, ¿adivina que cosas vas a experimentar próximamente?


¿Entiendes porque la mayoría de personas parece que estuvieran en un ciclo infinito de desgracias y creen que tienen mala suerte?


Si observas, la historia de este amigo, siempre le estuvo transmitiendo una señal al Universo de querer ser útil, de servir y de ganar a pesar que el mundo se estuviera derribando a pedazos.


Por más que el le hubiera rogado a Dios que lo ayudara, si él no hubiera tenido esa actitud positiva, jamás se le habrían presentado las oportunidades que tiene ahora.


Por ejemplo, en mi caso, yo le imploraba a Dios que me sacara de ese sufrimiento y la verdad me dejaba en visto.


Pero era porque la Vida no encontraba coherencia entre mi lenguaje y mi actitud derrotista.


En el momento es que todo esto comenzó a apuntar hacia el bienestar, de inmediato noté que mi vida cambió.


Muchos le rogamos a Dios por un cambio, para que mejore nuestra vida.


Le decimos “Dios mío, aunque sea…” esto o lo otro.


Con una actitud lastimera lo único que vas a obtener es migajas de la vida.


A Dios, el Universo o la Vida hay que darle las gracias por lo que estás pidiendo y que ya viene en camino.


Es la actitud tuya la que determina el milagro o la limosna en tu vida.


Así que quiero animarte mediante esta información a tomar conciencia de las actitudes que mantienes ante las adversidades.


Nadie sabe que nos espera este año nuevo 2021, pero a partir de este momento sabemos que vamos a recibir, si no tenemos una actitud positiva.


Vive con valor y siempre espera lo mejor, pues lo mejor aún está por llegar.

Comparte:

Donaciones

Acerca de mí

Mi foto
Ingeniero de Sistemas e Investigador del Pensamiento Humano y las emociones, y como estas influyen en las decisiones que tomamos cada segundo para tener éxito o fracaso.

Notificaciones Telegram

Telegram
Canal Ingeniero Gabriel Salazar / AUTOPODER Recupera tu Poder Interior

Para recibir el vídeo de cada lunes en tu Telegram:

Ingresa a:
t.me/autopoder1
t.me/IngenieroGabrielSalazar

Vídeo Bienvenida

YouTube

Copyright © Ritmo Positivo 2009 - 2021. Con tecnología de Blogger.

Ultimo Vídeo

PBA Oferta

Facebook

Suscríbete al Blog

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibe las actualizaciones del Blog AUTOPODER: Recupera tu Poder Interior.

Te será enviado un Email de confirmación para la suscripción. Si no recibes el email, por favor verifica en tu carpeta de Correo no Deseado o Spam.

Puedes darte de baja del servicio en cualquier momento que desees. Cada Email de la suscripción que te llega contiene las instrucciones para hacerlo al pie de página.




Ofrecido por FeedBurner