Retoma el control de tu vida. Estrategias efectivas para el control emocional

lunes, 10 de mayo de 2021

La importancia de la preparación ante lo inevitable



La importancia de la preparación ante lo inevitable

Como mencioné unas semanas atrás, las consecuencias de enfocarse en algo, es que lo seguiremos viviendo una y otra vez, nos guste o no. 


 


Sin embargo, ¿qué pasa con situaciones o eventos que se nos escapan de las manos? 


 


Con esto me refiero a cosas que por más que quieras controlar es imposible hacerlo. 


 


Por ejemplo, la lluvia, el calor, los cambios, la estatura que te tocó, la crítica e incluso la muerte. 


 


En especial, esta última por más que queramos evitarla es una realidad para todos nosotros. 


 


Imagínate que, hasta nuestro Sol, en algún momento va a desaparecer y si en dicho momento el ser humano aún se encuentra en este planeta pues ya te imaginarás. 


 


Respecto a esto, ya hace algunas semanas vivencie la lamentable pérdida de una gran amiga. 


 


A pesar de tener 74 años cumplidos y haber sufrido 3 infartos, esta señorita aparentaba unos 20 años menos. 


 


Y es por eso que aquellos quienes la conocieron, no podían creer que esta persona tan jovial no pudiera resistir su cuarto infarto. 


 


De hecho, hace poco estaba hablando con una chica que tiene un negocio en el barrio y conocía a esta amiga. 


 


Todos los días temprano en la mañana conversaban y me preguntó qué opinaba yo de esa lamentable perdida. 


 


Le respondí que era el proceso normal por el cual pasaríamos todos y de inmediato me dijo que no me expresara de esa manera. 


 


Le dije que a pesar que la vida nadie la tiene comprada en este planeta, la mayoría nos negamos a aceptar la realidad que nos espera. 


 


En eso me confesó que su señor padre ha estado últimamente delicado de salud y sus hermanos se niegan rotundamente a aceptar el hecho que fallezca. 


 


Me contó que, si ella se niega a aceptar estas cosas, sus hermanos creen que es “imposible” que esto vaya a ocurrir. 


 


Y a nivel biológico, intentamos “escapar” de esto con la negación, pues nuestro cerebro está diseñado para evitar el dolor. 


 


Aquí es donde nosotros SI debemos echar mano a la preparación estoica. 


 


En resumen, los estoicos eran personas que se anticipaban a las emociones que no les gustaban y las aceptaban. 


 


Esto les permitía o más bien permite a la persona que practique esta filosofía permanecer casi que impávido ante cualquier situación. 


 


Y no te estoy diciendo que te “martirices” o te complazcas en visualizar la pérdida de un ser querido. 


 


Lo que te quiero decir es que es muy importante aceptar esto o hacer conciencia de la muerte. 


 


Esto nos permitirá poner los pies sobre la tierra, cuidarnos más, alimentarnos mejor y disfrutar cada momento que tenemos. 


 


En realidad, el mensaje que nos está dando la Vida, mediante la muerte es vivir feliz y disfrutar lo que tenemos, mientras podemos. 


 


Estoy completamente seguro que cualquier persona que acabamos de perder, nos pudiera hablar, lo primero y único que nos diría es que seamos felices y hagamos lo que está en nuestro corazón. 


 


Para vivir feliz lo único que debemos hacer es escuchar nuestra voz interior. 


 


Es por eso que me gusta tanto el primer mandamiento del escritor indio Osho que dice “No escuches ningún mandato, a no ser que sea un mandato desde tu interior”. 


 


Y puede que tú me preguntes en este momento ¿pero Gabrielito lindo, yo muchas veces he hecho lo que siento y antes he cometido más errores? 


 


Aquí es donde entra la sabiduría. 


 


Recuerda que tenemos por decirlo de una manera la voz interior y la voz del ego. 


 


La voz del ego se ha estado alimentado de la voz de terceros y su percepción sobre nosotros. 


 


Por lo general, el promedio de los seres humanos solo escucha la voz del ego. 


 


Esa que nos dice yo valgo, yo merezco, me hizo, me ofendió, etc. 


 


Pero la voz interior es algo bastante sutil, como una especie de emoción muy suave, pero es persistente y te dice el camino a seguir. 


 


El ego es más impulsivo, y por hacerlo más semejante a la definición anterior, es una voz más fuerte e impositiva. 


 


Y como es una voz que te llama al merecimiento siempre vas a sentir miedo a la pérdida. 


 


Esta es precisamente la razón por la cual nos da miedo aceptar la pérdida de nuestros seres amados. 


 


¿Pero qué podemos hacer si eso es inevitable? 


 


¿No sería más sabio aceptar las cosas que no podemos cambiar y así evitarnos sufrimientos absurdos e innecesarios? 


 


Así que quiero animarte, mediante esta información, que comiences a hacer frente a las cosas inevitables de la vida. 


 


Indefectiblemente tendremos cambios que no necesariamente nos van a gustar, pero recuerda que es cuestión de tiempo para que nuestro cerebro se adapte a esta nueva información.

Comparte:

lunes, 3 de mayo de 2021

Cuando insistimos en seguir perdiendo



Cuando insistimos en seguir perdiendo

Nuestro gran amigo el doctor Albert Einstein definió la locura como hacer lo mismo una y otra vez, con la esperanza de tener resultados diferentes.


¿Cuántas veces no nos ha llegado a pasar esto, que insistimos en hacer las cosas de la misma manera esperando que nuestra vida cambie milagrosamente?


Respecto a esto, hace ya bastantes años, conocí a un joven bastante talentoso en el diseño.


Trabajaba para un negocio donde se dedicaban a instalar sonido en los automóviles y también a crear interiores en estos, bastante atractivos.


Y se notaba que este joven era el genio detrás del éxito de este negocio.


Y en cierta oportunidad me pidió que si lo podía acercar a su casa.


Mientras íbamos por el camino, me preguntó a que me dedicaba y que tal me iba en la vida.


Me dijo que era muy afortunado y le dije que el también lo era, pues había nacido con un talento increíble para el diseño.


En eso me contó que tristemente no le pagaban lo suficiente por todo el trabajo que hacía.


Según lo que me describió, este joven prácticamente era un esclavo en dicha empresa.


Y sus “jefecitos” se escudaban en que, al no poder trabajar los fines de semana, por causa de sus convicciones religiosas, le negaban el pago que “merecía”.


Y hasta aquí podemos decir que hay gente muy boba que sufre por gusto.


Y he llegado a escuchar respecto a esto expresiones como “este es mucho bobo tan tonto, como se deja morir de hambre”.


Recuerda que nosotros somos muy “valientes” con la barriguita llena y el millón de dólares en nuestra cuenta bancaria.


Decir que voy a hacer esto o lo otro en estas condiciones en bastante fácil.


Pero cuando una persona creció con carencias y sobre todo aprendió desde su infancia que otros si tenían derecho, esto no es tan fácil que digamos.


Lamentablemente bajo estas condiciones, este joven no se tenía la confianza suficiente para iniciar su propio negocio.


Lamentablemente las creencias juegan un papel bastante crítico en las decisiones que tomamos para vivir bien o mal.


Por ejemplo, cuando aun estaba en la educación básica secundaria, tuve una compañera que fue bastante influenciada por las creencias religiosas.


Esta señorita tenía la creencia que, si se “portaba bien”, su Creador la tendría en un paraíso perfecto, con todo lo necesario para vivir feliz para siempre.


Así pues, ella decidió que no era importante educarse para un futuro, pues finalmente cuando fuera adulta, ya estaría viviendo en un paraíso.


¿Y adivina cómo se ha desarrollado su vida como adulta?


Por una amiga en común, me enteré que se casó con un hombre bastante similar en su pensamiento.


Ambos pasan dificultades y aunque no lo creas, siguen esperando que el paraíso le llegue a su casa con todo lo necesario para vivir felices.


Y puede que tú lo consideres una broma o que estoy exagerando, pero tristemente esta es la realidad de millones de personas en la actualidad.


Ahora no es que salgas corriendo a abandonar tus convicciones religiosas.


No te estoy diciendo que manejar este tipo de información sea malo.


De hecho, cualquier persona vive una mejor vida, si tiene un Poder Superior que lo está apoyando.


Pero como puedes observar, este Poder Superior debe apoyarte, ser una ayuda para ti y no un canasto que debas cargar, lleno de piedras.


No se trata de cambiar de una creencia para irse a otra y quedar en las mismas o peor.


Esto es similar cuando se hacen reparaciones en una casa.


No se destruye la casa y se construye nuevamente.


Se reparan las cosas que ya están dañadas.


Esto mismo debemos hacer con nuestra vida.


Por lo general tenemos la creencia que todo el mundo es feliz y exitoso, menos nosotros.


Por eso intentamos presumir para no pasar como fracasados ante nuestro círculo.


Entonces no debemos cambiar de vida, ni de trabajo o ciudad, sino de los hábitos que nos están perjudicando, si queremos ver cambios.


Te puedo asegurar que la Vida quiere lo mejor para cada uno, pero nosotros vivimos mal interpretando sus intenciones.


La Vida nos da mensajes que no sigamos determinado camino y nosotros de tercos, porque en algún punto nos funcionó, insistimos.


Mira por ejemplo lo que ocurrió desde el año 2020.


Muchos negocios tradicionales se fueron al tarro de la basura.


Pero también surgieron nuevas oportunidades y los que aprovecharon se hicieron ricos.


De hecho, fue algo que mencioné en la entrada CÓMO ACTUAR ANTE LAS CRISIS EMOCIONALES, que escribí a principios de la cuarentena el año pasado.


Donde expresaba que esta situación se verán nuevas oportunidades para unos y también nuevos fracasos para otros.


Y eso que ese tema fue grabado 3 semanas antes que lo vieras, pues yo prefiero grabar anticipadamente, así que tengo dotes de profeta 😁 


Y puede que en este momento me preguntes, “pero Gabrielito lindo, ¿cómo puedo cambiar de camino, si no se me ocurren ideas?”


Entonces debes cambiar de fuentes de información.


Mira, nosotros somos el resultado de las compañías que tenemos así lo neguemos rotundamente.


Si yo mantengo con borrachos, ¿pues como voy a sentir, pensar y actuar?


Si estas rodeado de personas con grandes metas, enérgicas y llenas de amor, ¿cómo supones que será tu vida en un tiempo?


Así que quiero animarte, mediante esta información, a no insistir en lo que estás haciendo, si quieres obtener resultados diferentes.


Si ya te aburriste del rol que has cumplido hasta ahora, entonces comienza a crearte una nueva vida de bienestar.

Comparte:

lunes, 26 de abril de 2021

Cómo nos manipula el comercio



Cómo nos manipula el comercio

Para comenzar este tema debo aclarar que todo el mundo tiene derecho a ganar dinero.


Pero de ninguna manera esta ganancia debe costar el malestar de las demás personas.


Con esto me refiero a que muchas veces, las entidades bancarias con las cuales nos hemos relacionado, venden nuestros datos a terceros.


¿Cuántas veces no has recibido de forma inoportuna llamadas que no estabas pidiendo tener?


Por ejemplo, anteriormente llegué a recibir llamadas diciéndome ¡Gabrielito lindo! Lo felicitamos por su excelente experiencia y manejo de su cuenta y bla bla…


Aquí por supuesto nos estaría trabajando el ego y como negarnos si nos acaban de sugerir que somos acaudalados por nuestro “excelente” manejo.


Así pues, estamos predispuestos a no utilizar esa dulce melodía que significa la palabra NO.


Y nos sentiríamos muy avergonzados de utilizarla con una persona que ha sido “amable” con nosotros.


En mi caso me han llegado a vender desde lámparas hasta seguros contra robo.


No falta, sino que me vendieran gasolina para aviones.


Y como lo aclaré en un principio, no estoy queriendo decir que las personas o empresas no tenga el derecho a ganar dinero mediante artículos.


Lo que se trata es de vender cosas que realmente la persona SI necesita.


¿O te parece que alguien debe comprar unas llantas para automóvil, sin tener vehículo, simplemente porque dan la facilidad de pago o están económicas? 


Esto es de un pensamiento depredador.


Quien hace esto no le importa llevar un bienestar o una ganancia hacia la persona, sino obtener su dinero, aunque esté comprometiendo la economía de dicha persona.


Recuerdo que en cierta oportunidad una señora intentó venderme un seguro contra robo en cajeros automáticos.


Le dije que no me interesaba porque no lo necesitaba.


La señora asombrada me dijo que en medio de la situación de inseguridad esto era casi que obligatorio y bla bla..


Le comenté que NO gracias porque vivía en una ciudad muy segura.


Esto fue como blasfemar contra su Dios personal.


De inmediato se enojo y comenzó a hablar de las bondades del miedo.


A la final no perdí más mi tiempo y colgué.


El seguro en realidad costaba alrededor de unos 5 dólares.


Cosa que no es mucho, pero súmalo cada mes y por un año solamente.


Esto crearía una gran fuga de capital año tras año, y sumándole los demás gastos pues te imaginarás que vamos derechito al degüello económico.


A veces uno se pregunta por qué el dinero no me rinde y aquí podemos ver que lo gastamos en cosas innecesarias.


Al cabo del tiempo me llamó otro señor a venderme algo que no recuerdo.


Antes de dejarlo proseguir con su Gabrielito lindo y felicitaciones por mi excelente manejo, le dije que si me quería vender algo.


Me dijo que si, y le dije que no estaba interesado en comprar nada de lo que me pensaba ofrecer porque no necesitaba nada en ese momento.


Este señor si comprendió y se despidió.


Pero podemos ver en todos estos ejemplos que se adula al usuario para capturarlo emocionalmente y que siga tras la conversación.


A la final solucioné esto instalando una aplicación en el teléfono que bloquea este tipo de llamadas, que otros usuarios reportan como no deseadas.


Pero en la calle, si no hay aplicaciones para bloquear ventas no deseadas.


Simplemente lo que hago es decir NO GRACIAS, a todo lo que me estén ofreciendo.


Por lo general la gente se detiene para que tú detengas y así envolverte en una charla.


Acuden a tu “buena educación” para no dejarlos con la palabra.


La verdad con pena y todo, nunca me detengo a hablar con desconocidos pues no conozco sus verdaderas intenciones.


Tú decides si quieres aceptar cuanta conversación te coloquen en la calle.


Pero mi consejo es que debes ser manso como paloma, pero astuto como serpiente.


Así que quiero animarte, mediante esta información, a no permitir que terceros afecten tu economía simplemente porque te da pena decirles que no.


Finalmente es tu decisión, pero si quieres tener una mejor economía, compra realmente lo que necesitas.

Comparte:

lunes, 19 de abril de 2021

Cómo nos manipulan



Cómo nos manipulan

Hace ya muchos años, cuando me encontraba finalizando la Universidad, tuve el privilegio de conocer a un compañero extraordinario.


Este compañero, al igual que a mí, nos apasionaban 2 cosas que son la optimización de sistemas de información y el pensamiento humano.


Quizás por esto llegamos a dedicar bastantes horas al dialogo, pero sobre todo a las emociones y como mediante estás se podría manipular a terceros.


Por aquella época este compañero tenía una pareja, un poco mayor que él.


Recuerdo que el resto de compañeros lo molestaban mucho con ella y en realidad yo pensaba que era por la edad.


Sin embargo, pronto me di cuenta como esta señora obedecía fielmente lo que este muchacho le decía.


Y en cierta oportunidad, hablando el tema de las relaciones sentimentales, me dio por preguntarle sobre esa sumisión que tenía esta persona.


No tocaré la información que él me dio, pues con esto se puede manipular emocionalmente a los demás.


Y pues como conozco al ser humano, prefiero no dar este conocimiento al público en general.


Este amigo, también me llegó a contar que la señora le había sido infiel con otra persona.


Y que él había aprovechado esta situación para rayar una neurona en su cerebro respecto a este tema para que jamás lo volviera a hacer.


De inmediato le pregunte, que cómo se hacía para grabar en la mente de una persona algo para que jamás lo volviera a hacer.


Pues me dejó con la misma intriga con la cual te estoy dejando a ti en este momento respecto a cómo hacer que la gente haga lo que uno quiera.


Sólo me dijo, que, por mi poca experiencia en el manejo de emociones, no me daría ninguna información sobre esto, pues podría utilizarla para hacer el “mal”.


Sin embargo, con el paso de los años pude entender como es posible hacer esto.


Y es mediante el sacar en cara constantemente el evento para desarrollar un profundo sentimiento de culpa.


Esto hará que la persona se sienta fatal con el simple hecho de recordar el “mal” que ha causado.


Ahora no es que vayas a salir corriendo a hacer con cuanta persona te encuentres, esto que te estoy diciendo.


Y si en este momento crees que este es el secreto que no te quise mencionar anteriormente, tienes que saber que esto no es tan sencillo como parece.


Es una serie de condiciones y eventos bastante complejos para manipular a una persona.


Sólo espero que tengas la suficiente madurez emocional y mental para darte cuenta que esta información es para que sepas como te han estado controlando.


Esta es una pequeña razón por la cual terminas obedeciendo todos aquellos mandatos que inicialmente dijiste que no realizarías.


Te doy esta información para defenderte y no permitir que termines odiándote por cosas que juraste nunca hacer.


Además, recuerda lo que vimos anteriormente sobre la Ley del equilibrio Universal.


Quizás en este momento me digas, pero Gabrielito lindo, yo lo hago por el bien de esa persona.


En realidad, tú lo estás haciendo bajo tus propios intereses.


No tienes la sabiduría de la Vida como para decir que le conviene o no a otra persona.


Hay que respetar el libre albedrio y las decisiones de las personas que nos rodean.


O de lo contrario te expondrás a que otro ser te manipule por donde tú menos lo esperas.


Cuando conocí como era que me tenían del cuello, fue cuando aprendí el significado hermoso de la palabra NO.


De hecho, cuando uno aprende a decir NO a las cosas que no quiere, comienza a disfrutarlo.


A título personal, te confieso que siento un placer enorme de ver la cara de una persona cuando le digo que no quiero hacer esto o lo otro.


Es quizás por eso que para muchas personas yo puedo ser rebelde, egoísta y hasta malo.


Estos adjetivos son otra forma de buscar como manipularte, pues quién quiere ser calificado de malo, egoísta o falto de amor?


Aquí es donde tienes que aprender a valorar lo que realmente tienes en tu corazón.


Mira, yo en toda mi vida he hecho sufrir a muchas personas.


Las he engañado, las he defraudado y hasta les he roto su corazón.


¿Pero crees que por esos actos me percibo como un ser maligno?


¿O es qué mis otras cualidades no existen o los actos de bondad que he hecho en el pasado?


Así que quiero animarte, mediante esta información a que creas en ti mismo, en el amor que habita en ti y nunca permitir que otros te manipulen haciéndote creer lo contrario.


El verdadero amor está en hacer lo que se encuentra en tu corazón y no en complacer los caprichos de terceros.

Comparte:

lunes, 12 de abril de 2021

La importancia de ignorar los eventos que no controlamos



La importancia de ignorar los eventos que no controlamos

Uno de los pensamientos filosóficos que más ha llamado mi atención es el Estoicismo.


Básicamente la virtud que posee un Estoico es la de permanecer impávido casi que permanentemente.


Y las personas que viven bajo esta filosofía no necesariamente reprimen sus emociones.


Simplemente a las emociones negativas tales como el odio, la ansiedad o el miedo, le restan importancia.


Todo esto lo hacen posible gracias a la preparación que hacen sobre las situaciones que llegan a su vida.


Con esto me refiero a que aceptan el hecho de las situaciones que no pueden cambiar anticipando la emoción negativa que esta les puede producir.


Un claro ejemplo de esto es lo que hacía el emperador Marco Aurelio cada mañana.


Él se preparaba o más bien hacia consciencia cada día de la grosería, ignorancia, mala educación y envidia de la gente a su alrededor.


Y como postula el Estoicismo, no se trata de ser negativo y esperar lo peor, sino de prepararse para no desilusionarse cuando estas cosas ocurran.


Pero, aquí es donde yo discrepo con los Estoicos, pues de acuerdo a mis investigaciones, laboratorios y observatorios sobre este tema, todo pensamiento y emoción nos ayuda en la creación de nuestra realidad.


Para no ir más lejos, hace más de 15 años yo me estaba “preparando” para enfrentar a los amigos de lo ajeno.


Por aquella época yo utilizaba mucho el transporte público y observaba que los delincuentes hacían de las suyas, aprovechando la multitud de la gente.


Me imaginaba hasta noqueando a uno de ellos y pasando como un héroe ante la gente.


Increíblemente me llegó una oportunidad en que me encontraba solo en un paradero de autobús.


A pesar que había mucha gente a mi alrededor se me acercó un jovencito el cual me extendió la mano y me dijo “por favor me pasas tu equipo de comunicaciones y todo el dinero que tengas”.


Me mostro un arma que tenía debajo de la camisa, pero lo que definitivamente más me impacto fue la educación con la que me habló.


Como yo había hecho mi preparación “estoica” calculé en que noquearlo sería bastante fácil por su pequeña estatura.


Sin embargo, el jovencito al parecer se dio cuenta de lo que iba a hacer y me dijo “no hagas escama que atrás esta mi compañero”.


Esta palabra “escama”, en este contexto, significaba que no hiciera ruido y alboroto.


De hecho, fue la única palabra desenfocada en su refinado lenguaje, pues esta es considerada inculta.


Allí sentí una mano en mi hombro izquierdo y pues ya contra dos no tenía tiempo de reaccionar.


Así que mi “preparación” para lo único que me sirvió fue para entregar mi equipo de comunicaciones.


Después de ese susto, me pude dar cuenta que yo había estado creando esa situación con mi “preludio”.


Y puede que tú me digas en este momento, pero Gabrielito lindo, eso fue una coincidencia.


Además, la delincuencia puede afectar a cualquier ser humano.


Bueno, me gustaría decirte que tienes la razón, pero algo muy curioso me volvió a ocurrir con el tiempo respecto al ruido y eso no fue coincidencia.


Resulta que en una oportunidad llegué a vivir al barrio más ruidoso del universo conocido.


Todos los vecinos prendían sus equipos de sonido mañana, tarde y noche.


Y para colmo, lo hacían de lunes a lunes.


Yo hasta les tenía “apodos” a los vecinos, según la música que escuchaban.


Con el tiempo se dio la oportunidad de cambiar de vivienda y justo al frente había un negocio de billar, juego de rana, etc.


Y pues como cosas del destino se dio nuevamente la oportunidad de cambiar de vivienda a un barrio de estrato más alto.


Por lo general, los barrios más ruidosos, son los barrios populares, pero este nuevo donde iría a vivir por ser un barrio de “ricos” la gente es más culta, más decente, etc.


¿Y qué crees? Efectivamente la misma noche de pasarme a ese barrio un vecinito me dio la bienvenida con música a todo volumen.


Allí me di cuenta que yo era el del problema.


Me puse a analizar que sentía al escuchar la música de los vecinos.


Allí recordé la experiencia que tuve con mi amigo el que se quedó con “mi equipo de comunicaciones”.


Así pues, decidí crear otra realidad, ignorando el “ruido musical” de mis vecinos.


Dejé de prestarle mi atención a eso ¿y adivina?


Efectivamente hasta la fecha mis vecinos son ambles, educados y nunca exageran el ruido en sus equipos de sonido.


Y por si acaso te lo estás preguntando, siguen siendo los mismos vecinos y nadie se ha ido para otro lado.


Como puedes ver, lo más sabio que podemos hacer es enfocarnos en lo que realmente queremos.


Si yo deseo tener riqueza, no me puedo enfocar en los problemas financieros de la humanidad.


Cuando pensamos en que la economía no está bien y que todo está mal, lo único que conseguimos es seguir aplazando nuestro proyecto de riqueza.


Esto mismo aplica cuando pensamos que todas las personas son malas y que todos quieren estar en una relación es por interés.


Si sólo nos enfocamos en lo malo que vemos, nos vamos a pasar toda la vida solos, desconfiando de todos y finalmente terminando amargados.


Así que quiero animarte, mediante esta información, a poner todos tus recursos mentales y emocionales en lo que deseas, y al mismo tiempo ignorar todo lo que no te gusta.


Recuerda que, si le queremos comunicar algo a la Vida, el único lenguaje que entiende es el de nuestro enfoque y emociones.

Comparte:

lunes, 5 de abril de 2021

La ley del equilibrio Universal



La ley del equilibrio Universal

Todos hemos escuchado que la Vida es un boomerang, que toda causa tiene un efecto o también que cosechamos lo que hemos sembrado con anterioridad.


Desde muy niño llegué a escuchar anécdotas sobre esto, que también mucha gente le suele llamar ley del karma.


¿Pero qué ocurre cuando nos hemos “portado bien” y notamos que la justicia de la vida al parecer no nos favorece mucho que digamos?


Respecto a esto, cuando comencé a iniciar mi carrera, tuve un compañero cuyos padres eran bastante pudientes.


Él no necesitaba nada, sin embargo, le encantaba acceder a las salas de sistemas a extraer la memoria de los equipos.


Había desarrollado tal habilidad para esto, que no necesitaba ni siquiera destaparlos, sino que por cualquier pequeña ranura que encontrara se las ideaba para sacarlas.


Las personas que lo llegamos a observar le decíamos que no hiciera eso y, sobre todo, por qué lo hacia si sus padres le daban todo lo que él quería.


Ante esto él siempre respondía que la institución no le hacía falta eso, que era como quitarle un pelo a un gato y bla bla…


Como uno esperaría, a esta persona le tenía que ir muy mal en la vida, pero increíblemente todo le salía a pedir de boca.


Obtuvo un excelente trabajo, pero “curiosamente” cada auto que ha comprado, ha sido víctima de hurto.


Uno podría decir que esta persona no tiene buena fortuna, pero como podemos observar, la Vida nos regresa, sin importar en que tiempo las cosas que hacemos.


Otro caso similar fue el de una persona que hace casi 10 años me contactó a través del blog.


Me contó que estaba iniciando un negocio de internet.


Es decir, de aquellos en que se alquilaban computadores para acceder a internet antes que llegaran los smartphones.


A pesar que este negocio estaba en auge, el se quejaba porque no tenía muchos clientes para sostenerse.


Cuando llegamos al tema del licenciamiento del software, ¿adivina?


Me dijo que como apenas estaba empezando no era justo pagar por aplicativos tan costosos, así que por eso los pirateaba.


El conocer esta experiencia me hizo verificar todo el software que tenía yo en mi laptop.


Me di cuenta que el 100% de las aplicaciones que utilizaba no contaban con una licencia para instalación.


En aquella época era impensable comprar cada uno de los aplicativos que usaba, así que decidí investigar que otros existían que hicieran lo mismo y de forma gratuita.


Vaya sorpresa que me llevé al descubrir la cantidad de software que hace lo mismo con que nos hemos “casado” y es de uso libre.


La mayoría funcionan por donaciones voluntarias y otros simplemente el autor le dio la gran bendita voluntad de compartirlo con la humanidad.


Definitivamente es cuestión de costumbre pues ahora todo lo que utilizo prefiero comprar su licencia.


Así evito acceder a programas para hacer funcionar con “legalidad” los aplicativos.


Muchas veces estos programas contienen software ofuscado con el objetivo de extraer nuestros datos.


Puede que tú me digas, pero Gabrielito lindo, eso son casos excepcionales y hay cosas que no tienen reemplazo en la vida.


Además, yo lo voy a utilizar solo un tiempo y ¡ya!


Mira el asunto con “robar” o mas bien pasar por alto la “legalidad” es que esto es un mensaje que le estamos transmitiendo a la Vida.


Pregúntate por un momento, ¿por qué estás haciendo esto?


¿No tienes suficiente dinero?


En realidad, ese es el mensaje que le estás transmitiendo a la Vida.


Un mensaje de carencia, de que no tienes y que todo debes “robarlo” para conseguirlo.


La Vida entenderá que prefieres vivir en carencia y por lo tanto seguirás viviendo con mezquindad.


¿Te has puesto a pensar todas las personas que dependen de la venta de una herramienta, ya sea una máquina o software?


¿Cuántas hijos y parientes cercanos dependen de esto?


¿Te gustaría que algo que has hecho con mucha dedicación con la esperanza de recibir fruto, fuera robado por otros?


Vas comprendiendo porque a pesar de tus esfuerzos actuales, parece que la Vida te está entregando lo contrario.


Examina cada aspecto de tu vida y comienza a corregirlo.


Recuerda la regla de plata que consiste en no hacer a otros, lo que no quieras para ti.


Cuando le expliqué a mi hija todo el proceso de creación de los juegos que ella disfruta, decidió deshacerse de todo lo que no tuviera licenciado.


Poco a poco ha ido comprando lo que ella le gusta con su dinero.


Y sin necesidad de adivinar el futuro, adivina como será su vida respecto a la ley de causa y efecto.


Así pues, de esta forma quiero animarte a ser lo más justo posible con la Vida, para que la Vida sea lo más justa posible contigo.


Vivir con honor no solo da paz mental, sino que la Vida te dará el bienestar de forma más fácil que los demás.

Comparte:

lunes, 29 de marzo de 2021

Cuál es la mejor motivación para salir adelante



Cuál es la mejor motivación para salir adelante

Definitivamente una persona no piensa lo mismo acabando de almorzar y sabiendo que cuenta con un millón de dólares en su cuenta.


En este caso nos sentimos protegidos, superiores y hasta vemos los problemas de los demás como algo insignificante.


Incluso nos atrevemos a decir que somos imparables y que nada nos puede detener.


Por ejemplo, en mi caso, un tiempo previo antes que toda mi economía se derrumbara, yo me sentía poderoso.


Y una vez hablando con mi señora madre, le llegué a exponer que la gente era muy débil mentalmente pues se dejaban derrumbar ante los problemas.


Que YO si sería capaz de enfrentarme a cualquier situación y con mi valentía saldría adelante.


Mi madre simplemente me dijo que yo no sabía nada de esos temas, pues aun no había pasado por ninguna dificultad.


Y que si en algún momento yo perdía todo pues eso sería otro cuento.


Mi gran ego siguió diciendo que la persona que se deja derrumbar es porque quiere, es débil mentalmente y bla bla…


A pesar de todo el caos en que me encontraba, pude recordar esas palabras de mi madre y me di cuenta de su total razón.


Mira, uno en medio de dificultades no es tan valiente como se creería normalmente con la barriguita y la cuenta del banco llenas.


Por ejemplo, en una oportunidad mi hija que estaba muy bebé se enfermó.


Yo no tenía dinero y salí a buscar quien me podría prestar para llevarla al médico.


Como no encontré a nadie, simplemente me paralicé.


Me senté en la acera y como había mucha gente a mi alrededor, metí la cabeza dentro del cuello de la camisa y comencé a llorar.


Cuando llegué a la casa vi a la madre de mi hija con ella en brazos y estaba llorando.


Lo único que se me ocurrió fue sacar una pequeña tina y bañarla para bajarle la fiebre.


Y así pasamos toda la noche en vela intentando controlarle la temperatura hasta que finalmente normalizó.


Lo único que pude hacer fue llorar y orar para que todo saliera bien.


Y aquí es donde uno se pregunta, ¿dónde está todo ese valor que decía sentir para salir adelante?


Es por eso que cuando uno está caminando por el “valle de las sombras” no es tan fácil reaccionar y salir de allí.


Previo a todo esto yo me sentía muy poderoso, sobre todo por mi hija.


Pensaba que ella era mi motivación para conseguir para ella todo lo que necesitara.


En esos momentos simplemente sentía que el miedo me consumía y también la angustia por salir de esa situación.


Uno cree que la motivación para salir adelante son los padres, hijos o la pareja.


En realidad, en momentos de oscuridad, al único que tienes es a ti mismo.


Nadie puede hacer las cosas por ti, así que tu mayor motivación eres tú.


Te lo digo, pues recuerdo que cuando llegué a sentir que ya estaba en el fondo y no podía más, acudí a la comunicación intrapersonal.


Con esto me refiero al dialogo con la Divinidad, Dios o a la Vida como le llamo yo.


Sólo después de eso sentí que todo comenzó a fluir.


Lamentablemente tenemos que llegar a estas instancias para poder conectarnos con esa Divinidad que está en nuestro interior.


Los seres humanos somos felices derrochando, y cuando ya tenemos el agua al cuello es cuando buscamos soluciones a nuestros problemas.


Tristemente nunca nos enseñaron el valor de cultivar nuestra autoestima.


Pero ya somos adultos y tenemos ahora el poder de decidir que hacer con nuestra vida y hacia donde encaminarla.


Y quizás en este momento me preguntes, ¿pero Gabrielito lindo, como puedo cultivar mi autoestima si estoy pasando por grandes dificultades?


La buena noticia es que nuestro cerebro funciona al igual que un computador.


Lo podemos programar con nueva información para que haga lo que deseamos.


La mala noticia es que esto no es inmediato.


Requiere tiempo y constancia de nuestra parte.


Lamentablemente no existe nada más difícil para el ser humano que mantener un pensamiento sostenido en algo.


Es la cosa más difícil para nuestro cerebro pues esta ama la pereza.


Le gusta la ley del mínimo esfuerzo.


Y los que se dejan llevar por esto, pues así mismo será su vida.


La Vida te va a entregar eso mismo, algo mínimo con lo cual puedas sobrevivir.


Puede que vuelvas a preguntarme, ¿pero Gabrielito lindo si yo tengo buena comunicación intrapersonal, porque no me salen las cosas como quiero?


Esto ocurre por la falta de claridad.


¿Has notado que todo el mundo quiere tener dinero, pero solo algunos pocos parece que lo consiguen más fácil?


Quieres dinero, pero nunca expresas cuánto.


Quieres una casa, pero no tienen la imagen mental de esta, es decir su forma, dimensiones y demás detalles.


Entre más detalles visualices en tu mente sobre lo que quieres, más fácil encuentra tu cerebro el camino para lograrlo.


La magia de la vida existe, pero no es simplemente por frotar una lámpara o expresarlo.


Tenemos que poner nuestra labor y sobre todo nuestra mente a volar con los detalles de lo que deseamos.


Así que quiero animarte mediante esta información a buscar en tu interior la motivación que necesitas para salir adelante.


La Vida pertenece sólo a aquellos que tienen en su mente lo que quieren de una forma clara.


Y creen en que en su interior tienen todo lo necesario para triunfar.

Comparte:

lunes, 22 de marzo de 2021

Qué es el enojo y cómo puede alterar nuestra realidad



Qué es el enojo y cómo puede alterar nuestra realidad

El enojo se define como un estado emocional que puede ir desde algo leve, hasta la ira más profunda.


Y este estado emocional, nos afecta indefectiblemente en forma biológica.


Por ejemplo, a este nivel nos aumenta la presión sanguínea.


Y si este estado es nuestro común denominador, con el paso del tiempo conlleva al deterioro de nuestras arterias.


Además, aumenta la producción de sustancias químicas en nuestro cuerpo como la adrenalina y el cortisol.


Lo que alteraría el equilibrio natural de nuestro cuerpo y finalmente llevando al desequilibrio de nuestro sistema inmunológico.


Como quien dice, innecesariamente nos estaríamos ganando una enfermedad.


Como puedes ver, el enojo “altera” nuestro equilibrio.


Esto nos dice claramente que nuestro estado normal no es el enojo.


Entonces la pregunta importante es, ¿de dónde proviene este?


El origen de este es casi como el resto de emociones, es decir el miedo.


Cuando a un ser humano se le induce el miedo o siente miedo por algo, con el paso del tiempo esta emoción es cambiada por el enojo.


Es como si nuestro cerebro se cansara de sentir miedo y comenzara a enfrentarlo a través del enojo.


Hasta cierto punto, esto es bastante positivo, pues creo que, entre el miedo y el enojo, sentimos más poder en este último.


El miedo nos paraliza, mientras que a través del enojo podemos reaccionar más fácilmente.


El problema de todo esto comienza con la poca o nula información que tenemos de nuestras emociones.


Al “sentirnos” mejor o más cómodos en el enojo que en el miedo, no trascendemos esta emoción y nos quedamos allí.


Omitiendo las consecuencias biológicas que vimos inicialmente.


Incluso, hay individuos que se dan cuenta que a través del enojo pueden manipular.


Con esto quiero decir que poco a poco van notando que los demás hacen lo que ellos quieren, simplemente porque están enojados.


Es su forma de controlar y manipular a los demás.


Y aquí puede que te surja la pregunta, ¿si lo hago por manipular, esto me afectaría de todas formas mi salud en el tiempo?


La respuesta a esto es totalmente afirmativa.


Para tu cerebro, el rol que quieras tomar, ya sea de víctima o abusador, estaría creando tu realidad.


En otras palabras, tu eres lo que más practicas.


Finalmente, en eso te conviertes con sus respectivas consecuencias.


Puedes hacer el mismo experimento con la felicidad.


Si te acostumbras a sonreír constantemente y por cualquier motivo, te aseguro que ese rol se lo creerá tu cerebro y también cambiará tu percepción de la vida.


¿Has notado que cuando alguien conocido está pasando por una mala situación económica, tú puedes ver salidas donde esa persona está paralizada?


Eso es por la precepción que tienes sobre este instante de la vida.


En realidad, nada ocurre fuera de tu cerebro.


Todo está totalmente bien, pues si pudieras salirte de tus pensamientos en este instante, te darías cuenta que fuera de ti todo es perfecto.


Lo que nos “crea” los problemas son básicamente las creencias que aprendimos de terceros y nuestro historial de vivencias, reforzado por esas creencias.


Por eso es que muchas veces nos hemos preguntado, porqué X personaje es capaz de hacer cosas asombrosas, mientras yo me limito solo a observar.


Recuerda que las emociones es lo que permite sentir que la información en nuestro cerebro se sienta como real.


Por eso la pregunta sobre si es mas real ser pobre o rico, enfermo o sano, depende de la percepción que tengas en este momento sobre esos temas.


Quizás me preguntes en este momento, pero Gabrielito lindo, ¿si yo llevó muchos años practicando el enojo, como puedo deshacerme de él para tener una mejor percepción de la vida?


Yo te respondo que de la misma forma como iniciaste a practicarlo, así mismo debes practicar la felicidad.


Decir esto es facilito para aquellos que dominan sus emociones.


Pero algo que me ha ayudado hasta la fecha es una frase que aprendí de los Mantras del Dinero del señor Bob Mandel.


Uno de sus mantras en este libro es “puedo ver a Dios en cada persona”.


Cada vez que tengo la tendencia, por mi neurosis, a sentir enojo con alguien de inmediato pienso en esa frase.


Que tú eres ateo y no crees en Dios, pues no te dejes llevar por el concepto religioso de Dios.


Dios eres tú mismo, independiente de la religión o creencia que tengas.


Solo existe la Vida y cada uno de nosotros es una expresión de esta.


Así que somos la misma vida, viviendo diferentes experiencias o diferentes puntos de vista.


Pero este punto de vista funciona si y solo si lo practicas constantemente.


Tu quieres ser cantante, bailarín, deportista o lo que sea, no basta con cantar, bailar o jugar una sola vez en tu vida.


El secreto para realizar algo a la perfección es la práctica constante.


Así que quiero animarte, mediante esta información a no permitir que algo como el enojo, pueda impedir que el bienestar fluya en tu vida.


La felicidad no consiste en controlar todo o hacer que otros hagan nuestra voluntad.


La felicidad es el resultado de controlar las emociones y usarla a nuestro favor.

Comparte:

Donaciones

Acerca de mí

Mi foto
Ingeniero de Sistemas e Investigador del Pensamiento Humano y las emociones, y como estas influyen en las decisiones que tomamos cada segundo para tener éxito o fracaso.

Notificaciones Telegram

Telegram
Canal Ingeniero Gabriel Salazar / AUTOPODER Recupera tu Poder Interior

Para recibir el vídeo de cada lunes en tu Telegram:

Ingresa a:
t.me/autopoder1
t.me/IngenieroGabrielSalazar

Vídeo Bienvenida

YouTube

Copyright © Ritmo Positivo 2009 - 2021. Con tecnología de Blogger.

Ultimo Vídeo

PBA Oferta

Facebook