Retoma el control de tu vida. Estrategias efectivas para el control emocional

lunes, 27 de septiembre de 2021

Cómo salir de la bancarrota en 2 simples pasos



Cómo salir de la bancarrota en 2 simples pasos

Yo creo que todos estamos seguros que los problemas de dinero se solucionan con dinero. 


Nada más lejos de la verdad, pues todos hemos escuchado historias donde una persona recibe X cantidad de dinero y al poco tiempo se lo gasto en cositas. 


Y puede que hasta termine peor que antes de recibir dicha cantidad. 


Personalmente llegué a conocer la triste historia de un taxista que mientras me llevaba camino a casa, me contó. 


Imagínate, llegó a ganar 2 VECES el premio mayor de una lotería importante de mi país. 


Eso es bastante dinero, y de eso solo le quedó un pequeño apartamento donde vivía con la mujer y el taxi en el que me llevaba que hasta la pintura le sonaba. 


Supongo que, de no ser por la mujer, su condición económica estaría mucho peor. 


Es por eso que los problemas de dinero no se solucionan con dinero, sino con cambios en nuestro interior. 


Básicamente el dinero es una creencia. 


Durante los bloqueos que hubo en mi país hace algunos meses, un señor por su desespero de saltarse estos, atropelló a una señorita que iba en bicicleta. 


Para no complicarse con problemas legales, le ofreció aproximadamente unos 160 dólares y ella encantada los recibió. 


Esta señorita al parecer nació en un hogar carente de dinero y esta pequeña cantidad para muchos, ella la acepto como si fuera una fortuna. 


Quizás en su vida nunca había visto “tantos” billetes juntos. 


Y esto nos confirma que el dinero es una creencia. 


El que algo nos parezca caro o no depende del estado de nuestro bolsillo en ese momento. 


Y esto tiene que ver con lo que hay en nuestro interior. 


En el segundo principio del documento llamado el Kybalión, podemos leer la siguiente frase: 


“Como es arriba, es abajo. Como es adentro, es afuera”. 


Esto se conoce como el principio de correspondencia. 


Y en un lenguaje un poco más profano, quiere decir que todo lo que estas observando proviene de tu interior. 


Por ejemplo, si tú en este momento solo ves caos y desesperanza, ¿sabías que algunas personas la estamos pasando increíble a pesar de tu visión del mundo? 


Y es aquí donde inicia el primer paso para salir de la bancarrota. 


Para que me puedas comprender un poco mejor, ¿has visto el hogar de una persona rica? 


Ya sea que lo has visto por imágenes o personalmente, notarás que hay mucho lujo. 


Y siempre atribuimos esto al dinero. 


Pensamos que esa persona vive en lujo, gracias al dinero que tiene. 


Y te confirmo que definitivamente esto es una idea incorrecta, pues he visto gente con mucho dinero y su hogar no se ve así. 


Lo que tú llamas lujo, en realidad es orden y limpieza. 


Cuando tu interior está en caos, 100% comprobable que tu exterior, es decir tu hogar, tu puesto de trabajo, estudio, etc., va a estar igualmente en caos. 


Si quieres cambiar tu interior sin mucho esfuerzo mental, simplemente mantén tu entorno limpio y sobre todo, ordenado. 


Puede que en la primera semana no veas cambios en tus pensamientos, ideas y por supuesto resultados. 


Pero con el paso de las semanas vas a notar que piensas mejor y estás tomando mejores decisiones para salir adelante. 


El segundo paso está bastante relacionado con el anterior y tiene que ver con las emociones. 


Durante toda nuestra vida, no se dan las cosas porque aprendimos a vivir como víctimas. 


Es decir, que yo no tengo esto o lo otro porque otros han interferido con ello. 


O simplemente la Vida no me quiere y más bien ha favorecido a otros. 


Esto es sentirse como una víctima y adivina como vas a actuar. 


¿Tienes idea del nivel de buena suerte que tiene una víctima? 


Hace algunos días salí con Isabellita, mi hija, a comer a la calle. 


Cuando llegamos a un semáforo, estaba un joven en un monociclo haciendo malabares. 


Antes del cambio de luz en el semáforo, este joven se cayó al suelo. 


Antes de levantarse le dije a Isabellita que observara lo que iba a pasar. 


El joven al levantarse se llevó las manos a la espalda y expresó su cara de dolor. 


De inmediato la gente del resto de automóviles comenzó a sacar dinero y a entregárselo. 


Si no hubiera pasado ese “accidente”, ¿crees que la gente le hubiera dado su dinero? 


Probabilidades altísimas que no lo hubieran hecho. 


Le dije a Isabellita que eso era pan de hoy, pero hambre de mañana. 


Mira, todo lo que hacemos no pasa desapercibido. 


Hay algo que nos está observando y es la Vida, Dios, el Universo o como prefieras llamarlo. 


¿Y sabes qué pasa cuando hacemos algo? 


Por ejemplo, si tú te haces la víctima, la Vida te seguirá entregando situaciones, personas y cosas para que sigas expresando ese papel. 


Si vas a tu entorno, lo mantienes limpio y sobre todo ordenado, ¿adivina que va a pasar? 


Exactamente la Vida te va a entregar personas, situaciones y cosas para que vivas en un entorno más limpio y ordenado cada vez. 


En resumen, paso #1: Ordenar y limpiar tu exterior y paso #2 no te hagas la víctima JAMAS. 


Recuerda que los buenos actores siempre terminan en terapía porque su cerebro finalmente se creyó el papel que estaban representando. 


Entonces actúa como un ganador hasta que el éxito pase a ser una cuestión normal en tu vida. 


Así pues, quiero animarte mediante esta información a comprometerte con tu éxito personal. 


Este proceso no va a ser rápido, ni mucho menos sencillo al principio. 


Pero te garantizo que si eres constante con el paso de las semanas ya no lo harás por cambiar tu vida, sino porque estás amando ese proceso.

Comparte:

lunes, 20 de septiembre de 2021

Cómo ganarse el respeto de la gente



Cómo ganarse el respeto de la gente

Si le preguntáramos a cada ser humano, si le gustaría tener el respeto de los demás, te puedo asegurar que ninguna persona respondería de forma negativa. 


Según el diccionario, el respecto es la consideración, atención o valoración que se tiene por algo o alguien. 


Por ejemplo, el respeto que sentimos por la profundidad del mar o lo vasto del espacio. 


Pero la verdad, quisiera preguntarte si ¿realmente percibes esa clase de valoración o respeto de parte de las personas que te rodean? 


Yo diría que no podemos responder afirmativamente a esa pregunta pues de alguna u otra forma, todos sentimos que somos irrespetados. 


Esto hace que surja la pregunta si debemos hacer algo para ganarnos el respeto de los demás. 


Muchas personas ante esto, deciden que deben ganárselo mediante buenas obras. 


Otros por el contrario deciden ganárselo mediante la violencia, intimidación o miedo hacia otros. 


Y existe un último grupo que intenta ganárselo mediante el poder, ya sea económico, sexual o de cualquier otra naturaleza similar. 


Que en realidad esto último vendría siendo como una especie de compra del respeto. 


Con referencia a esto, hace días conocí una jovencita que me comentó algo que le generó mala atmosfera en su trabajo. 


Ella estuvo junto a su pareja por 6 meses sin trabajar. 


Intentaban por todos los medios buscar algo, pero todas las puertas que tocaban, se le cerraban. 


Algo similar a lo que me ocurrió a mí en el pasado. 


El problema es que, en el trabajo actual, su jefe la grita, la presiona y todo el tiempo está menospreciando lo que realiza. 


Yo, en tono de broma, le dije que ese jefecito como que estaba enamorado de ella, pues esa presión no era normal. 


Pero que ella realmente era la culpable de dicha situación. 


Bueno, cuando me abrió sus pequeños ojos de asombro como naranjas, le pregunté si era la primera vez que su jefecito la había gritado. 


Ella me dijo que no, pues hace rato le venía haciendo con ella y otras dos compañeras más. 


Volví y le afirmé que la culpa de esa situación había sido ella pues si desde el primer “grito” que le pegó hubiera sido sincera con el señor, este habría conocido sus límites con ella. 


Esto es similar a lo que ocurre dentro de un matrimonio. 


En el momento en que un hombre o mujer permiten un grito, insulto o alguna forma de menosprecio, ten por seguro que se va subiendo en nivel. 


Si esto se deja avanzar es altísima la probabilidad que eso termine en violencia física. 


O sino mira la cantidad de reportes que aparecen cada día por este fenómeno. 


Ninguno de nosotros debe permitir JAMÁS este tipo de cosas y cortarlas desde el primer atisbo. 


Cuando se frena esto desde el inicio, la persona que intenta actuar contra ti, comienza a conocer sus límites contigo. 


Popularmente en mi país existe un refrán que reza: “el frio conoce al desnudo y el zancudo al arremangado”. 


Que vendría ser similar al dicho: “el mico sabe a qué palo trepa”. 


Mira, la gente llega hasta donde tú les permitas llegar. 


Si tú te presentas como una persona débil, que acepta cualquier cosa por quedar bien, estos van a tener la tendencia a abusar de ti. 


Y puede que tú me digas en este momento, “pero Gabrielito lindo, tú dices eso porque ya eres un hombre millonario”, en cambio a mí me toca aguantarme porque no puedo conseguir un mejor trabajo. 


O porque estoy pasando una necesidad, etc. 


Mira, la verdad no te estoy diciendo que te vayas a los golpes contra nadie o que llegues a agresiones verbales para hacerte valer como ser humano. 


Simplemente con calma debes expresarle a esa persona que no está bien su comportamiento. 


No hay necesidad de gritarle a ninguna persona. 


Simplemente di: “excúseme, pero no me gusta que me hable en ese tono”. 


“Al igual que usted, yo merezco respeto, o prefiere que le hable de la misma forma y tono?” 


Y eso sí debes decirlo con firmeza, mirando directamente a los ojos de esa persona. 


Te aseguro que la vergüenza que sentirá esa persona por su mal comportamiento no tiene límites. 


¿Y qué pasa si ya esa situación paso de castaño a oscuro? 


Es decir que no sabías sobre esto, hasta este momento. 


Bueno, te sugiero hablar con esa persona directamente y con firmeza. 


Exprésale que no estás dispuesto a seguir tolerando esa situación pues tu como ser humano mereces respecto por ese solo hecho de existir. 


Mira, puede ser tu hermano, tus padres, jefe, el presidente, Dios pero nadie tiene derecho a faltarte al respeto.


La época de la esclavitud ya pasó. 


Nadie es dueño de ninguna persona sobre este planeta. 


Y nadie tiene el derecho de desquitar sus frustraciones o problemas contigo. 


Así que quiero animarte mediante esta información a expresar lo que quieres de la vida con firmeza y educación. 


Si tú no sabes para donde vas, ni lo que quieres, para la Vida cualquier destino te será útil.

Comparte:

lunes, 13 de septiembre de 2021

La importancia de la conexión entre nuestros deseos y acciones



La importancia de la conexión entre nuestros deseos y acciones

Estoy seguro que todos los seres humanos pasamos por esas etapas de M, donde nos estancamos y en vez de avanzar, parece que vamos creciendo, pero como la cola de los caballos. 


Esta situación no solo produce enojo, sino una gran preocupación sobre nuestro futuro. 


Y sobre todo pone en duda si saldremos de eso algún día o si la Vida fue que nos abandonó. 


Esto ocurre básicamente porque no coordinamos nuestras intenciones con nuestra voluntad para hacer las cosas. 


En otras palabras, lo que deseamos para nosotros, está apuntando a otra dirección de que estamos haciendo. 


¿Y sabes que esto ocurre inconscientemente, sin que nos demos cuenta? 


Por ejemplo, yo he conocido personas que piden el amor a gritos. 


O quizás expresan que no han tenido fortuna en el amor. 


¿Y adivina cómo reaccionan ante una persona que les está ofreciendo el amor? 


Exactamente lo ignoran, o miran para otro lado y siguen buscando el tan anhelado amor. 


Muchas veces esto no se hace porque la persona que llega no les gusta. 


Puede que les guste mucho y de inmediato sienten vergüenza de su vida, su cuerpo o lo que sea. 


Y esto es porque en su mente está programado que deben permanecer solos para seguir esperando el momento oportuno o la persona correcta. 


La mala noticia es que la persona correcta no existe. 


Como dice mi señora madre, el que no cojea de un lado, cojea del otro, pero nadie camina derecho. 


Todas las personas tienen sus falencias y puntos a favor. 


Depende de nosotros que es lo que resaltamos en ellos. 


¿Y sabías que exactamente esto ocurre en otras áreas de nuestra vida como el dinero o la salud? 


Pasa muchas veces que nos quejamos de la economía. 


Que todo está caro o que no ganamos lo suficiente para cubrir nuestros gastos y entramos en deudas. 


Culpamos a nuestro empleador porque nos paga poquito. 


Con la mano en el corazón, ¿fue que te obligaron a aceptar ese trato económico por trabajar? 


Quizás tú me digas, pero Gabrielito lindo, que hago si no había más y me tocó aceptar eso. 


Mira, entiendo perfectamente esa situación de aceptar algo cuando no tenemos más remedio. 


Pero mi pregunta es, ¿por qué te quedaste allí hasta sentir odio por eso que haces? 


Siempre recomiendo en este canal que NUNCA le trabajes a gente pobre. 


Está bien que lo hagas temporalmente, pero de inmediato ponte a planear algo mejor para tu vida. 


Y ahora hablemos de tu salud. 


Quieres tener un super físico y a ver el tiempo que dedicas a ejercitarte. 


O peor, ¿qué clase de alimentos ingieres para lograr eso? 


¿Puedes observar la incoherencia entre lo que deseas y lo que realizas? 


¿Vas comprendiendo la diferencia entre querer lograr algo y dedicarte a cumplir tus deseos? 


Pero la pregunta que nos compete aquí es si es posible sincronizar nuestros deseos y la voluntad para que trabajen por nuestros sueños. 


La buena noticia es que si es posible. 


Pero tiene un gran “pero”, por tu programación mental. 


Resulta que toda palabra, experiencia e información entre los 0 a los 5 años de edad de cualquier persona es muy poderosa. 


En esta época todo lo que recibas en tu mente se convierte en una ley. 


Por eso los psicólogos siempre afirman que en esta etapa se forma lo que será tu personalidad de allí en adelante. 


La información que más se repitió durante esta etapa, obviamente va a quedar mayormente grabada en tu mente. 


Y dirigirá tu accionar cuando seas adulto. 


Pero esto se puede hacer mediante un trabajo dedicado. 


Un compromiso de ingresar a diario la información que realmente necesitas. 


Si por ejemplo de niña te dijeron que no eras bonita, sino agradable o simpática, vas a pensar de adulta que no eres atractiva. 


Por más divina que seas, siempre vas a buscar que otro u otra te diga lo atractiva que eres, pues en ti no escuchas esa voz, sino lo contrario. 


Así pues, el truco es escuchar información que te diga lo que quieres vivir, en el área que consideras tienes un problema. 


Una buena idea es lo que propuse en el tema PROGRAMACION MENTAL MATERNA


Usa la información que dejé allí documentada para tu beneficio. 


Por lo tanto, quiero animarte mediante esta información a conectar tu intención y tus deseos para lograr lo que deseas. 


Cambiar tu vida es fácil si y solo si tienes disciplina y dedicación.

Comparte:

lunes, 6 de septiembre de 2021

La importancia de ser solidario



La importancia de ser solidario

Hace algunos meses, debido a una serie de protestas y bloqueos en las vías, algunos productos de consumo diario subieron de precio. 


Especialmente esto ocurrió con los huevos y la carne. 


Cosa bastante extraña que no ocurrió con la gasolina. 


Lamentablemente muchas de estas empresas avícolas y ganaderas sufrieron pérdidas millonarias. 


Pero tampoco, nunca falta el aprovechado que utiliza estos momentos para hacer de las suyas. 


Imagínate que el valor de promedio de 30 huevos era de 2 USD aproximadamente. 


Debido a toda esta situación social lo comenzaron a vender, más o menos, al doble. 


Muchas personas no podían comprar esto. 


Sin embargo, otro tanto si lo hacía como si nada estuviera pasando. 


En mi caso cuando me vinieron a ofrecer ese valor, mi respuesta inmediata fue paso. 


Y la verdad tengo como pagar, pero en mi consciencia está no apoyar de ninguna manera el abuso de las demás personas que por falta de recursos no pueden hacerlo. 


Esto es lo que se conoce como solidaridad. 


Me da vergüenza decirlo, pero nuestra cultura a nivel mundial es bastante egocentrista. 


Después que tengamos la barriguita llena y el millón de dólares en la cuenta de nuestro banco, el resto del mundo, puede arder. 


Como ya hemos visto en otros temas, esta Vida es bastante irónica y da muchas vueltas. 


Recuerdo la sensación que tenía en medio de mi crisis económica y veía como otros se divertían, mientras yo pensaba en cómo salir de esa mala racha. 


Por mi cabeza pasaba mucho la pregunta, ¿será que esto algún día terminará y volveré a sonreír? 


Quizás es por eso que, en la actualidad, mi ética me impide dejar de ser solidario con las personas que me rodean. 


Y no te estoy diciendo que debamos compartir absolutamente todo con los más necesitados. 


Eso sería irse al otro extremo e impediría el progreso económico del planeta. 


Toda labor que se hace tiene fruto y los seres humanos deben ser responsables consigo mismos y generar sus propias oportunidades. 


No esperar a que venga otro a solucionarles la vida. 


Si observas, nada en la naturaleza funciona de esta forma. 


El orden natural es que cada uno se debe labrar su propio camino ya sea de bienestar o de malestar. 


Pero hay que tener presente que el dinero que obtienes proviene de infinitas transacciones que directa o indirectamente realizan esas personas que desprecias. 


Con esto quiero decir que, si el flujo del dinero se interrumpe para algunos, esto en algún momento te va a alcanzar a ti. 


Así es que funciona la economía en nuestro planeta y más ahora que estamos tan cerca de otros países gracias a las comunicaciones. 


Si observas el principio de esta historia, la solidaridad puede ser un camino para construir un mundo mejor. 


Ante las injusticias que las personas consideran que comenten sus gobiernos locales, mucha gente opta por salir a realizar bloqueos o protestas como ocurrió hace algunos meses en mi país. 


La respuesta ante esto obviamente fue la violencia. 


Sin embargo, la gente no fue inteligente y se puso a agredir a los agentes de la ley. 


Esto se volvió una retroalimentación de violencia en la cual, por lógica los ciudadanos llevaron la peor parte. 


Mucha gente perdió alguno de sus ojos, otros fueron heridos y en otros casos hubo hasta muertos. 


Básicamente esto ocurrió porque bastante gente se solidarizó con los menos favorecidos que estaban protestando. 


Al final esos bloqueos en las vías, terminaron perjudicándonos a todos. 


Los productos encarecieron como mencioné inicialmente. 


Nada de esto hubiera pasado si las personas comprendieran el valor del boicot comercial. 


Mira, sin necesidad ni siquiera de ir a recibir el sol, maltrato, violencia o lo que sea que se derive de una protesta, en la comodidad de tu casa esto se puede hacer. 


Es solidarizarse no consumiendo algún producto que se mire como objetivo. 


No ver TV por ejemplo una semana, evitar el consumo de combustible por el mismo tiempo, etc., son formas (entre muchas) bastante efectivas de hacerte escuchar. 


Tristemente el ser humano no aprende y le encanta complicarse la vida. 


Le gusta ir a maltratar y a recibir el maltrato de otros porque piensa que es el único camino para hacerse valer. 


Muchas veces lo repito al final de estos temas que a las crisis nunca se sale de ellas con la fuerza. 


Se necesita usar más el cerebro y planear estrategias para enfrentar los problemas. 


Así que quiero animarte mediante esta información a pensar un poco más en tu prójimo y no únicamente en tu existencia. 


Por algo la Vida nos puso aquí juntos. No solamente están para enojarnos con ellos, sino hacen lo que queremos.

Comparte:

lunes, 30 de agosto de 2021

El problema de la información cíclica y constante



El problema de la información cíclica y constante

Yo creo que todos nos sentimos los suficiente grandes y maduros como para aceptar algo que a gritos nos dice que es una mentira. 


Por ejemplo, si comienzo a decirte que me debes 10 dólares, así de la nada, probablemente sueltes tu risa sin compasión sobre mí. 


Pero te has preguntado ¿qué pasaría al final de un año, de estarte repitiendo esto? 


¿Sabías que existen altas probabilidades que pasado ese tiempo, de alguna manera me entregues tus 10 dólares? 


Esto lo puedes hacer en forma de regalo, o mediante una invitación con el valor equivalente a la cantidad que inicialmente comencé a “programar” en tu mente. 


Lo único cierto es que ya no te reirás como al principio, sino que poco a poco tu cerebro ira aceptando o familiarizando con la idea que me debes ese dinero. 


Es más, te invito a realizar este experimento con alguna persona cercana. 


Entre más pequeña perciba la persona dicha cantidad, más probabilidades tiene de entregártela. 


Tal vez en este momento eso parezca absurdo o imposible de realizar, como como notarás, hace un rato mencioné la palabra “programar” en tu mente. 


Eso es exactamente lo que hacen los comerciales sobre algún producto de consumo. 


Quizás te habrás preguntado en muchas ocasiones por que una bebida gaseosa tan famosa, y que se vende prácticamente sola por su rico sabor, nunca ha interrumpido su pauta publicitaria. 


¿No es eso tirar el dinero a la basura? 


Bueno, ahora ya sabes porque es tan importante para la compañía propietaria de dicho producto, estar “programando” en tu mente esta necesidad. 


De hecho, hace algunos días no tenía nada que hacer y me puse a experimentar con los estados de ánimo de mis vecinos. 


Normalmente tengo la costumbre de almorzar en un restaurante cercano. 


Al salir de mi casa, olvidé llevar el accesorio de moda. 


Y me dio pereza regresar por él, pues vivo en un 3er piso. 


Como tengo confianza con el personal del restaurante decidí ingresar asi. 


Entonces la dueña que es bastante alegre y bromista me dijo “Gabrielito lindo, donde esta tu “permiso” para ingresar”. 


Yo le respondí que en la casa y que, si le iba a mandar a decir algo más, aparte de saludes. 


Entonces decidí seguir el juego y decirle eso no hay necesidad, esa enfermedad ya murió. 


Obviamente la dueña ya sabía del juego de palabras que estaba usando. 


Pero un señor, ya de edad un poco avanzada se molestó bastante. 


Bueno, la verdad yo no le presté mucha atención, pero era como si se le hubieran metido con la mamá. 


Defendía a capa y espada que la enfermedad de moda era esto y lo otro. 


Prácticamente el señor siguió hablando solo pues en esos casos yo evito hasta el contacto visual para no tener problemas con nadie. 


El tema de la salud, prácticamente se ha vuelto una religión estricta e incuestionable. 


Si existe un consenso general sobre algo, esto tiene la tendencia a volverse un axioma. 


Si notas, los seres humanos llevamos más de un año hablando sobre lo mismo. 


Esto es una clara evidencia que muestra que una idea, ya sea lógica o incoherente, repetida de forma constante, con el paso del tiempo se acepta como una verdad. 


Y atención, no estoy queriendo decir con esto que los problemas de salud actuales, sean falsos o con fines oscuros. 


Muchas personas han sufrido lamentables perdidas por causa de esto. 


Gracias a la Vida, no me ha tocado una vivencia de estas con personas cercanas. 


La pregunta que nos compete sobre este tema es, si ya hemos comprobado que las ideas, palabras, imágenes, etc. repetidas tienden a crear nuestra realidad, ¿por qué no usar esto de forma positiva? 


¿No sería más inteligente usar esta metodología para repetirse cosas que te engrandezcan? 


Tristemente la mayoría de seres humanos no son conscientes de esto. 


O peor, los que saben esta información les da pereza repetirse palabras de poder. 


Repiten algo un par de veces y como no ven resultados inmediatos, entonces desisten. 


Así pues, quiero animarte mediante esta información a utilizar una de las armas mentales más poderosas que existen como es la sugestión. 


Esto funciona, pero teniendo en cuenta dos recomendaciones, hacerlo en positivo y ser paciente con uno mismo.

Comparte:

lunes, 23 de agosto de 2021

Es correcto controlar totalmente nuestras emociones?



Es correcto controlar totalmente nuestras emociones

Una de las cosas que hace que la Vida funcione para nosotros es tener emociones optimas. 


Las emociones finalmente son las que determinan nuestras acciones y decisiones que tomamos sobre las cosas. 


Por ejemplo, cuando tenemos miedo, por lo general vamos a tomar decisiones pésimas. 


El miedo causa que aceptemos cualquier cosa que nos propongan, así solo convenga a la persona que nos está manipulando. 


Por el contrario, si estas muy feliz, también puedes llegar a tomar decisiones que en el futuro vas a lamentar. 


En plena felicidad también podemos decir si a cosas que no necesariamente nos convienen. 


Es por eso que cuando nos enteramos de estas cosas, nuestra meta es aprender a controlar nuestras emociones para que podamos tomar mejores decisiones. 


El problema es que los seres humanos somos extremistas. 


Siempre nos vamos con toda de un extremo a otro. 


Pero si las emociones intervienen en nuestras decisiones para bien o para mal, se supone que es de inteligentes controlarlas un 100% ¿no? 


Respecto a esto, lamentablemente no es buena idea controlar todo plenamente. 


Podemos llegar a terminar neuróticos o peor aún, como seres carentes de sentido a la Vida. 


De vez en cuando es bueno improvisar. 


El problema es que, si mantenemos en un habiente controlado, nuestro cerebro, que ama los desafíos, nos buscará cosas que solucionar. 


Y no necesariamente estas cosas nos van a gustar. 


Al final el disfrute de la vida es lograr algo o gustar de algo y realizarlo. 


Incluso, mantener nuestras emociones al margen, puede estar haciendo que nos perdamos de la vida o de cosas interesantes. 


Podríamos volvernos como seres carentes de felicidad. 


Aunque no lo creas, o no lo hayas notado, este mundo es un parque de diversiones. 


Cada persona dramatiza un rol ya sea que le guste o no. 


Muchas personas juegan el rol de expertos en negocios. 


Otros más juegan el rol de enfermos. 


O también podemos llegar a jugar el rol del desamor donde creemos con certeza que nadie nos quiere y por lo tanto debemos estar solos en la vida. 


A cada rato conozco personas interesantes, inteligentes que viven en total soledad, quejándose de la gente y sus mentiras o desamor. 


Al tratarlos uno dice, ¿cómo es posible que esta persona tan atractiva y maravillosa este sola? 


Bueno, el rol o creencia en el que decidieron participar les dicta que deben estar solos. 


Por eso alejan inconscientemente a las personas que quieren amarlos. 


Y pasa exactamente con la salud y el dinero. 


Si tú crees que eres vulnerable o que tu salud es pobre, comenzarás a comer mal, acostarte tarde o practicar el sedentarismo. 


Inconscientemente estarás haciendo cualquier cosa para cumplir con esa creencia o rol que te has impuesto. 


Y puede que tú me digas, “pero Gabrielito lindo, esta fue la vida que me tocó y debo enfrentarla”. 


Para comenzar, ¿quién dicta los roles o creencias que debes tener para vivir mal o vivir bien? 


Eso lo has aceptado tú mismo mediante la sumisión y obediencia a tu núcleo parental. 


Y no te estoy diciendo que sea malo obedecer a tus padres. 


De hecho, el que ahora este con vida quiere decir que tus creencias no fueron del todo malas. 


Has tenido éxito gracias al rol que has desempeñado. 


Pero si se trata de replantear cual de esas creencias te están perjudicando ya sea para disfrutar la vida o tomar mejores decisiones. 


A nivel personal uno de los ejercicios que mejor ha funcionado para mí respecto a esto es definir qué es exactamente lo que me gustaría experimentar o vivir. 


Como cada segundo estamos tomando decisiones, ya sean estas grandes o pequeñas, he desarrollado un filtro. 


Este consiste en validar si la decisión o aquello que me llega, me acerca o me aleja de mi objetivo a experimentar. 


Si la respuesta es afirmativa, definitivamente lo hago. 


De lo contrario paso de hacer eso que me vaya a alejar de donde quiero estar. 


Así que quiero animarte mediante esta información a mantener no tanto el control sino un equilibrio en tus emociones. 


Lo interesante de la Vida es que, si ya te cansaste de algo, lo puedes cambiar por otra cosa que si te guste. 


El asunto es que debes tener disciplina, paciendo y amor contigo mismo para lograrlo.

Comparte:

lunes, 16 de agosto de 2021

La envidia como instrumento de infelicidad



La envidia como instrumento de infelicidad

El RAE define la envidia como tristeza o pesar por el bien ajeno. 


En esto, la doctora Melanie Klein hizo un aporte bastante importante en la definición de esto. 


Ella definía la envidia como un sentimiento destructivo, en el cual, si la persona que envidia no puede poseer, entonces va a destruir. 


Esto es muy común verlo en el ámbito de la política. 


Digamos que un personaje de estos está trabajando por la comunidad y ha estado haciendo las cosas bien. 


Su contrincante que siente envidia por el poder, va a hacer todo lo posible por dañar su imagen, destruirla. 


Así esto implique dañar el bien que se ha hecho a muchas personas favorecidas. 


En otras palabras, la envidia es un sentimiento enajenador. 


Es decir que puede provocar hasta la locura por querer quedarse con eso que tiene la otra persona. 


Esto hace que nos surja la pregunta, si los celos y la envía vendrían siendo lo mismo. 


Podemos decir que los celos los padece la persona que los siente. 


La persona que es objeto de celos puede ignorar los sentimientos del celoso. 


Quizás ni se dé cuenta que la otra persona le está ardiendo su comportamiento. 


En cambio, la persona que envidia, puede llegar a obsesionarse con hacerte daño. 


Recuerda que el objetivo de una persona envidiosa es destruir sino puede obtener algo que tú has hecho. 


Para hacer un resumen, si tuvieras que elegir entre tener una persona al lado envidiosa o celosa, definitivamente es preferible aguantarse a un cansón(a) celosa. 


También se podría decir que la envidia en cierto punto es una admiración, pero enfermiza. 


Finalmente, por algo el envidioso, desea conseguir o hacer lo que su objetivo ha realizado. 


¿Y adivina con que estructura mental tiene que ver con la envidia? 


Si tu respuesta es el Ego, estás totalmente en lo correcto. 


Recuerda que el Ego es la estructura que nos mueve hacia el merecimiento. 


Ver que una persona logra lo que tú aun no has podido hace que te salten emociones negativas en tu cuerpo. 


Ante este sentimiento de pérdida insoportable, desarrollamos mecanismos como infravalorar la ventaja de otros. 


Mentalmente decimos eso no es para tanto, o se cree la gran cosa, etc. 


Otro mecanismo es intentar “triunfar” en otra área donde esa persona no ha tenido éxito. 


Y finalmente podemos llegar a la agresión física o psicológica. 


Incluso hay una anécdota cuando Edison dio por vez primera una demostración de su fonógrafo. 


Cuanto terminó la presentación, el académico francés, Jean Bouillaud, de 82 años salto de su asiento al cuello de la persona que lo estaba manipulando. 


Diciendo que eso era falso, un truco de ventriloquía, etc. 


Solo le faltó decir que eso era del demonio. 


Respecto a esto, hace más de 20 años conocí a un par de hermanas bastante atractivas. 


Yo me conocí primero con la hermana menor de estas. 


Nos gustamos y después de un par de semanas comenzamos a salir. 


Pasado un tiempo, esta señorita me invitó a su casa a conocer a sus parientes. 


Allí fue cuando conocí a la hermana mayor, la cual definitivamente me encantó. 


Y pues supongo que yo también le gusté pues notaba que me miraba de forma muy especial. 


En cierta oportunidad en que por un instante me quedé solo con la mayor, esta se me acercó a hablar amablemente. 


Y casi que, a la velocidad de la luz, la hermana menor llegó a “marcar territorio”. 


Es como si no quisiera que su hermana le fuera a quitar a su “nuevo amigo”. 


Yo me sentía fatal, pues ¿cómo era posible que fuera de visita a la casa de la chica que me gustaba y terminara encantado con su hermana? 


Tampoco puedo acabar con la familia. 


Pasado un tiempo, finalmente no se dio ninguna relación seria con la hermana menor. 


Y pues me quedó el camino libre para caerle a la mayor. 


No en realidad muchos años después, me contacté por redes sociales con la mayor. 


Me dijo que le enviara una foto de cómo estaba en la actualidad y se la envié. 


No sabía que las hermanas estaban reunidas en la misma casa, pues se suponía que la menor ya estaba casada y tenía una vida muy exitosa. 


Esta hermana mayor me confesó días después que su hermanita al ver que yo tenía contacto con ella, le “restregó” que años atrás cuando salíamos yo estaba super enamorado de ella. 


Por supuesto, esto hizo que la mayor se sintiera fatal, pero me hizo entender que la menor, había estado envidiosa del “éxito” de su hermana. 


Muchos años después de este evento, tuve la oportunidad de reencontrarme cara a cara con la mayor. 


Y me atreví a decirle algo sobre este evento y lo que había notado de su hermanita. 


Intenté ser muy discreto al decírselo, pero para sorpresa mía, me confesó que no era la única persona que se lo había dicho. 


Otras personas muy cercanas ya le habían mencionado este tema. 


Mi amiga me preguntaba que como era posible si su hermanita era hermosa, tenía un hogar ejemplar y una economía bastante fuerte. 


Le dije que lo más probable era que su hermanita no era feliz, a pesar de todo “eso” que tenía. 


A manera de resumen, mi amiga es una persona muy táctica para vivir. 


Es organizada, trabaja por lo que quiere conseguir y sobre todo es feliz con lo que tiene. 


Exactamente esa capacidad de ser feliz con lo que tiene es lo que su hermanita tristemente siente envidia. 


Y no se trata de una enemistad entre hermanas. 


Puedo dar fe plena que ambas se aman con todo el corazón. 


Pero lamentablemente la menor no es consciente de sus emociones y no sabe cómo procesar de forma óptima eso que siente. 


Lamentablemente esto es el común denominador en la humanidad. 


Los seres humanos no sentimos tanta envidia por lo que otros tienen y nosotros no hemos podido tener. 


Sino por la felicidad que vemos en ellos, sea cual sea lo que la esté provocando. 


Mira, yo he visto como despotrican de una pareja, aunque no tengan sino lo básico, simplemente porque son felices caminando de la mano en la calle. 


Hay que ser sinceros con nosotros y aceptar que el 99.999999999% de la humanidad es infeliz. 


No estamos conformes con nuestra vida. 


Es por eso que anhelamos o más bien envidiamos cualquier atisbo de felicidad en alguien. 


Así pues, quiero animarte mediante esta información a prestar mucha atención a la felicidad que tienes al frente y no en la felicidad de terceros. 


Probablemente en un futuro, miraremos este instante y nos daremos cuenta que en realidad lo teníamos todo y no supimos disfrutarlo.

Comparte:

lunes, 9 de agosto de 2021

La importancia de la honestidad en las relaciones



La importancia de la honestidad en las relaciones

La honestidad es una palabra que proviene del término latino honestĭtas y hace referencia a toda persona que es decente, decorosa, razonable, justa, etc. 


Dicho en términos más “profanos” la honestidad es una cualidad humana que consiste en comportarse y expresarse con sinceridad y coherencia. 


Y sobre todo respetando los valores de la justicia y la verdad. 


Lo más importante es que la honestidad JAMAS se puede basar en los deseos propios. 


Por ejemplo, nadie puede omitir información para su beneficio y ser considerado honesto. 


Lamentablemente el mundo hoy como lo conocemos, le falta mucho honor y practica la “honestidad” de esta forma, a su conveniencia. 


Así pues, la honestidad va de la mano con el honor. 


Si una persona no tiene honor, jamás será honesta y viceversa. 


Y el primer paso para tener honor, es tener un valor y amor profundo por uno mismo. 


Tristemente la educación actual está basada en resultados y no en valores propios. 


Si observas, nuestros abuelos fueron personas con mucho honor. 


Su palabra era ley. 


Los negocios los hacían mediante acuerdos verbales. 


Cosa que hoy en día no se puede hacer pues es muy difícil encontrar una persona que se haga responsable de sus palabras. 


Todo tiene que quedar por escrito e incluso grabado en medios digitales. 


Si en los negocios hay falta de honor, digamos que en las relaciones románticas es peor. 


No he conocido la primera persona que no se queje de la falta de honestidad en este aspecto. 


Por lo general, vivimos desconfiando de todo y todos y tenemos “cuidar” a nuestra pareja, como si fuera un niño. 


Aquí es donde muchas relaciones se deterioran pues vienen las imposiciones sobre la otra persona. 


Cosas tales como, no te vistas de esta forma, no me gusta que hables con x persona, también no practiques ese deporte, etc. 


La desconfianza hace que nos comportemos como los padres de nuestra pareja, dándole autorización para que también nos coarte la libertad. 


Perdóname, pero ¿una relación así te parece sana? 


¿Te gustaría vivir cuidando y angustiado para que tu pareja esté bajo tu control? 


Yo creo que hay que ser amante del dolor emocional como para responder afirmativamente a esa pregunta. 


Respecto a esto, hace pocos días, hablando con una amiga, me sorprendió una historia que me contó sobre su pareja. 


Como siempre, toda pareja que convive, tiene sus temporadas de desdichas. 


La rutina y el verse cada día hace que las personas quieran salir de todo esto y experimentar nuevas situaciones. 


Mi amiga comenzó a notar en su pareja micro cambios que le indicaban que algo andaba mal. 


De hecho, esto es bastante común cada día, pero nuestro miedo a “perder” a nuestro cónyuge hace que miremos para otro lado. 


No queremos enfrentar las situaciones y por eso damos el aval para que la infidelidad se pueda producir. 


Ella por supuesto no se aguantó y le pregunto a su pareja si le pasaba algo pues lo notaba muy raro. 


Lo curioso es que este hombre le confesó que efectivamente le pasaba algo y le estaba gustando alguien más. 


Mi amiga dice que se sintió fatal, pero le permitió seguir expresando sus sentimientos. 


Él decía que la amaba y por eso se sentía mal, al estar atraído hacia otra chica. 


Curiosamente, el expresar ese sentimiento que lo estaba angustiando hizo que perdiera el interés en aquel “romance” prohibido. 


Y es lógico pues los seres humanos amamos lo prohibido. 


Cuando soltamos o más bien hablamos nuestras emociones con alguien de confianza, dejan de ser atractivas, pues pierden su estado prohibido. 


Normalmente nosotros nos quedamos callados ante estas situaciones por miedo a “lastimar” a la otra persona. 


En realidad, no lo hacemos por la otra persona, sino por miedo a que nuestro ego salga lastimado. 


Tenemos arraigada la creencia que, si decimos la verdad, vamos a pasar por deshonestos. 


Y es doloroso para nuestro ego perder esa imagen de personas intachables ante alguien tan importante como lo es nuestra pareja. 


Incluso, así nos estén mostrando pruebas de las cosas que hemos hecho, nosotros negamos rotundamente como si la otra persona estuviera loca. 


De hecho, así se siente una persona que te confronta y tú le estás negando hasta la muerte, lo que acabas de hacer. 


La deshonestidad no hace distinción de género. 


Esto es porque depende del valor propio y esto es algo que se aprende desde niños, independiente del sexo o raza. 


Si observas el ejemplo anterior, la pareja de mi amiga libró sus emociones y esto hizo que se fortaleciera la confianza de pareja. 


Esto es lo que hacen dos verdaderos amigos, decir las cosas con franqueza. 


Lamentablemente muy pocas parejas son amigos. 


Hombres y mujeres se dedican a cultivar el romanticismo, pero no su conexión humana. 


Es por eso que la mayoría de relaciones románticas fracasan. 


El romanticismo es una cuestión biológica. 


Nuestro cuerpo produce feromonas que se esparcen por el aire con el fin de estimular un comportamiento específico en otros individuos. 


El objetivo de nuestro cerebro es la conservación de tu vida y de la vida en general. 


A tu cuerpo y tu cerebro no les interesa si están bien o no con una persona. 


Simplemente el objetivo de la biología es conservar la especie. 


Pasado un tiempo (que vienen siendo aproximadamente 2 años) estas sustancias dejan de ser producidas por tu cuerpo. 


Ya estás con esa persona al lado y dejó de ser un desafío para ti. 


Y así es que te comienzan a gustar nuevas personas, por muy casado que estés. 


Es por eso que el doctor Luis Fernando Hoyos Aristizábal decía que el “amor eterno” duraba 2 años aproximadamente. 


Así que quiero animarte, mediante esta información, a cultivar tu conexión humana antes que la romántica. 


El romanticismo en algún momento se normalizará, en cambio la amistad será para el resto de la vida.

Comparte:

Donaciones

Acerca de mí

Mi foto
Ingeniero de Sistemas e Investigador del Pensamiento Humano y las emociones, y como estas influyen en las decisiones que tomamos cada segundo para tener éxito o fracaso.

Notificaciones Telegram

Telegram
Canal Ingeniero Gabriel Salazar / AUTOPODER Recupera tu Poder Interior

Para recibir el vídeo de cada lunes en tu Telegram:

Ingresa a:
t.me/autopoder1
t.me/IngenieroGabrielSalazar

Vídeo Bienvenida

YouTube

Copyright © Ritmo Positivo 2009 - 2021. Con tecnología de Blogger.

Ultimo Vídeo

PBA Oferta

Facebook