Retoma el control de tu vida. Estrategias efectivas para el control emocional

Mostrando las entradas con la etiqueta Consciencia. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Consciencia. Mostrar todas las entradas

lunes, 5 de noviembre de 2018

Aprendiendo a sobrellevar la pérdida de un ser querido



Aprendiendo a sobrellevar la pérdida de un ser querido A pesar que tenemos “conciencia” sobre la muerte, aceptar la perdida de una persona cercana puede ser una de las cosas más difíciles que podamos enfrentar.

Con esto quiero decir que a pesar de ser conscientes de la vida y la muerte desde que nacemos, al momento de afrontar esta, se nos puede hacer casi imposible de aceptar.

Para entenderlo un poco mejor, hagamos un laboratorio mental. Tú comprendes perfectamente que tienes un origen, correcto? Ahora intenta pensar en NO SER.

Es decir en la inexistencia tuya. Si logras poner tu atención en esto, notarás que hay algo en ti que niega tu inexistencia.

Te parece imposible no existir, a pesar de que eres consciente que naciste. De allí es que se originan muchas teorías acerca de que estuvimos anteriormente aquí, que tenemos otras vidas, etc.

Si has estado siguiendo este blog, al menos en el último año, ya podrás ir adivinando que es eso que niega nuestra inexistencia.

Si tu respuesta es el Ego, adivinaste! Como hemos visto anteriormente, el Ego es la estructura mental que está indicando constantemente YO MEREZCO, YO VALGO, YO TENGO, YO SOY .

Es por esta razón que se nos hace tan difícil aceptar nuestra propia inexistencia. Y de hecho esta es la explicación por la cual vivimos como si nunca fuéramos a morir.

Para serte honesto no existe una fórmula mágica para sanar una pérdida.

Algunas personas se aferran a sus creencias religiosas o sobre el tema de la vida y la muerte para poder pasar estos momentos tan dolorosos.

Personalmente para mí, ha sido muy difícil aceptar la muerte de una persona que conocí en la Universidad. A pesar de que esto ocurrió ya casi 2 años, aun en mi mente existe algo que se niega a reconocerlo.

Algo curioso del duelo es que algunas personas pueden aprender a superarlo en un promedio de 10 a 15 años.

Sin embargo hay casos en los cuales la perdida no se supera nunca.

Entre más pequeños somos, más rápidamente somos capaces de superar o más bien aceptar un duelo.

Los niños entre 4 y 5 años piensan que la muerte es temporal, que es un sueño.

Quizás en este momento te puedas estar preguntando, cual es la perdida más dolorosa que pueda tener un ser humano?

Uno a ciegas podría decir, la muerte de un hijo, los padres, hermanos, abuelos, etc. Pero no.

La pérdida más grande y la más complicada de aceptar es la del cónyuge.

La respuesta puede ser muy simple pero bastante lógica. A los parientes que tienes, te los escogió la ruleta de la vida.

Tu cónyuge lo escogiste tú. Así que puedes estar de pelea con él o ella, pero el momento de su perdida significará para ti más de lo que crees.

Como mencioné hace un rato, las creencias religiosas nos afectan grandemente en el tiempo del duelo, ya que es una forma de conseguir alivio en ellas.

Hablar de estos temas es muy complicado para no decir imposible, pues nadie que se haya muerto ha regresado para hablar de ello.

Así que respecto a esto estaríamos especulando sobre el tema.

Puede ser el fin, como también puede ser un paso a una nueva realidad. Al fin y al cabo, por más que lo neguemos, todos vamos a vivir ese proceso y nos daremos cuenta.

Sin embargo en el Universo existe un principio, una ley que se conoce como el principio de conservación de la energía, el cual afirma que “la energía no se crea, ni se destruye. Solo se transforma”.

De hecho los científicos Mijail Lomonósov y Antoine Lavoisier determinaron esto mismo pero para la materia o masa en el espacio.

Si observamos detenidamente nosotros somos energía, nuestras emociones, pensamientos, etc.

Si llegamos a morir, donde queda toda esa energía? En que se transforma todo eso que fuimos?

Bueno esto ya son planos muy avanzados en los cuales no me quiero meter pues solo conozco la vida, pero soy consciente de que algún día todos lo sabremos.

Muchas veces la vida nos puede sorprender e impedirnos una despedida de las personas que amamos.

Esto nos puede perturbar bastante y llevarnos a la depresión. Pero antes de hacer eso pregúntate, si tuvieras una última oportunidad de hablar con esa persona amada, qué crees que te diría? Cómo espera esa persona que vivas tu vida de aquí en adelante?

Yo creo firmemente que esa persona te diría que te ama mucho y que espera que desde hoy vivas tu vida con pasión y amor. Que aproveches cada instante que tienes para ser feliz.

Así que te hago la invitación mediante esta información para que hagas consciencia de la muerte.

Hasta donde hemos visto, en algún momento ya no escucharás los pájaros, ni podrás mirar el sol o sentir su calor.

Tampoco la lluvia o el frio, ni mirar a tus hijos a los ojos, ni a los de tu pareja.

Aprovecha estos instantes de vida, para vivir con pasión y decirles a las personas que amas que los amas.
Comparte:

miércoles, 19 de junio de 2013

Usando los problemas como trampolín al éxito

problemas
Es muy fácil pensar en los problemas pasados cuando estos han sido superados. Sin embargo en el momento en que se vivencian uno solo quisiera desaparecer por un tiempo o quedarse dormido hasta que estos finalizaran por si solos. En dichos momentos calamitosos lo único que sentimos en que nuestras emociones se revuelven y que todo está en contra nuestra. Incluso parientes, amigos, y porque no nuestro Dios personal.

Pero hay algo que pasamos por alto durante este proceso. Los problemas en realidad son oportunidades a una vida mejor. Quizás ya hayas escuchado esta frase y no la puedas entender o quizás es la primera vez que la escuchas. Sin embargo la pregunta en nuestra mente persiste y es: ¿Cómo una situación que nos lastima nos puede ayudar o ser una oportunidad para mejorar nuestras vidas?

La respuesta es simple y si observas los problemas ajenos, veras como es de fácil tomar decisiones que no son tuyas. Con esto me refiero a que muchas veces nuestro vecino o pariente quizás esté sufriendo una desilusión amorosa. Nosotros en nuestro interior pensamos “que pendejo o pendeja, ¿por qué no busca independizarse y quitarse ese yugo innecesario de su vida?”.

De esta forma vemos que la solución es muy fácil. Pero intenta decirle al pendejo o pendeja tu solución a ese problema. Verás que esa persona se frena. Se detiene ante el cambio y no observa que se puede quitar ese “yugo innecesario” de su vida, es decir mejorar su existencia y la de las personas que la rodean.

solucion
Quizás por experiencia, ya que lo has intentado, sabes que esto es cierto. Las personas se les pueden estar dando la solución y quizás como vimos en la entrada anterior, tú eres la respuesta a sus oraciones, pero ellos actúan como si esperaran que las cosas tomaran otro curso.

Yo personalmente he visto durante muchos años el caso de una persona que padece muchos problemas no solo económicos, sino también de salud y emocionales. He sido testigo de cómo todas las personas a su alrededor han intentado ayudarle y solucionarle su vida, pero esta persona insiste en volver a lo conocido.

Esto ocurre por una razón. Emocionalmente fue lo que aprendió desde su infancia y lo único que sabe hacer es volver a ese estado de sufrimiento. Podríamos decir que en conclusión lo disfruta, pero en realidad nadie desea estar mal, pero su inteligencia emocional no cuenta con la suficiente información para cambiar su situación por más que lo desee.

La psicología cognitiva llama a esto el Programa Mental Maestro que se puede traducir en la receta emocional adquirida durante la infancia y reforzada durante el resto de años por las mismas conductas que te dicen que personas frecuentar, como cuidar tu cuerpo o no cuidarlo y hasta la forma en que manejaras tu economía para vivir en abundancia o pasar necesidades.

Todo esto es posible cambiarlo pero mediante un trabajo y compromiso consigo mismo a largo plazo. Pero la pregunta que tenemos por resolver es ¿cómo usar los problemas actuales para mejorar nuestra vida si nos urge?

consciencia
Lo primero que se debe hacer es consciencia de cuál es la situación. No negarla más. Sólo cuando reconoces que tienes un problema, tienes la fuerza mental y emocional para hacer algo para solucionar.

Lo segundo es sentarte y apartar un tiempo contigo mismo(a). De ser posible tomar nota sobre que recursos tienes, cuáles son tus oportunidades y ventajas y tus debilidades. La idea es aplicar en ese momento algo que en economía se conoce como Matriz DOFA que consiste en analizar lo que tienes y lo que te falta.

También, no olvides anotar y muy importante CÓMO TE SIENTES. Los sentimientos son la principal herramienta de comunicación en tu vida. Si los escuchas seguramente te dirán que pasos dar. Pero esto solo es posible hacerlo mediante práctica constante. Nosotros llevamos años apartados de nosotros mismos. No nos conocemos. Jamás nos escuchamos y es por eso que esa parte interior nuestra, donde reside nuestro verdadero Poder no confía en nosotros.

Entonces si no tienes mucha práctica, intenta usar las dos primeras opciones. Y si necesitas consultarlo con algún pariente o amigo, no dudes en hacerlo, pues recuerda que otros, fuera de tus problemas, pueden ver las soluciones más fácilmente que tú.

Por nada del mundo vayas a hacer lo del perezoso que no se sienta consigo mismo a hacer consciencia y a evaluar sus recursos actuales, pues la persona que consultes no necesariamente va a tener tu solución óptima y podrás cometer mayores errores que te lleven a problemas más graves. Recuerda que es tu vida y no es responsabilidad de otros vivirla por ti.

También recuerda que si se te presenta un problema no es un castigo de la Vida o Dios o del Diablo. Es simplemente que tus decisiones te llevaron a ello. Y si no te gusta es porque tu Interior te está hablando a través de emociones que hay algo mejor detrás de lo que ves y te mortifica. Recuerda la leyenda del Cactus de Aloe publicada anteriormente en este Blog.


No extraigas lo negativo de la vida, pues esto se multiplicará a tu alrededor. Solo busca ver lo maravilloso de la vida y de igual forma tu vida será abundancia en todos los aspectos de esta.
Comparte:

sábado, 13 de noviembre de 2010

Consciencia de nuestro legado

Hemos estado viendo como nuestra información pasada, ha estado creando un mapa mental que dirige nuestras acciones actuales. De allí que nos enojamos con facilidad o permanecemos en malestar aunque digamos que no nos gusta pero lo aceptamos sin más remedio.

Quiero en esta entrada tratar una cosa, quizás una de las pocas, que aún me preocupa y es el bienestar de los niños, nuestros hijos a los cuales le estamos dejando un legado de bienestar o malestar.

Recuerdo que a la edad de 5 años mi hermano mayor que tenía en ese momento 7 me “invitó” a ver una película que estaban presentando en la escuela en la que estudiábamos. Era mi primera salida fuera con mi hermano que yo siempre he admirado, de hecho el influyó mucho en que yo también me graduara como Ingeniero de Sistemas al igual que él. Yo me encontraba muy entusiasmado. Cuando pagamos 1 peso que era la entrada por los dos en un salón de clases adecuado para la película, apagaron las luces y comenzó la proyección. Recuerdo que era una película de vaqueros en la cual al final casi nos matan a los espectadores con tanto disparo.

Fue simplemente asombroso ver los cuerpos, sangre, caballos, caídas, armas, indios que implantaron en mi pequeño cerebro de 5 años emociones tan destructivas que quizás hasta el día de hoy me han afectado. Siendo ya adultos, hace varios años, mi hermano y yo recordábamos ese evento. Pensamos que era una idea muy estúpida que niños tan pequeños vieran ese tipo de información pues eso crearía una percepción destructiva de la vida. Llegamos a una conclusión que muchos de esos niños crecimos pensando que estábamos en guerra y que la vida era solo violencia y defender y atacar a lo que nos estén haciendo daño.

Fue devastador ver como ahora que somos adultos vemos las consecuencias actuales en nuestro medio de sicarios, asesinos, violadores, personas que siguen maltratando sus esposas y peor aún, a sus pequeños hijos perpetuando una condición que quizás nació en esa época cuando yo era niño.

Yo pienso que si eres madre o padre, JAMÁS dejarías jugar a tus hijos o asociarse con drogadictos, ladrones, mentirosos, egoístas, hipócritas, chismosos, y cualquiera de esos defectos de carácter que tanto daño nos hace a diario. Pero te has puesto a pensar ¿qué clase de asociación eres tú para tus hijos?

Tú me puedes argumentar “Pero si yo soy una persona que se preocupa por sus hijos y quiere lo mejor para ellos”. Yo te puedo argumentar: “¿Cuándo te enojas, les gritas? ¿Los insultas? ¿Los castigas con palabras diciendo eres feo/fea, malo/mala, Dios te va a castigar?”

¿Cómo reaccionas delante de tus hijos o niños pequeños cuándo alguien por ejemplo te ofende? ¿Si algo no te sale bien, gritas y maldices la vida o las cosas? ¿Qué clase de emociones les enseñas a tus hijos? ¿Cómo les estás enseñando a reaccionar en la vida ante los problemas?

Nuevamente te pregunto, ¿Qué clase de asociación eres para tus hijos?

Mira yo conozco una persona que tiene un niño pequeño. Esta persona desde niño cuando se enojaba salía gritando y golpeando todo lo que veía a su paso, incluyendo personas. El pequeño hijo de esta persona que va a cumplir 4 años tiene comportamientos neuróticos de un adulto de 30. Este niño ha perdido su auto referencia, es decir que su valor ya no es él mismo, sino las cosas externas o lo que tiene.

Cuando un niño nace hasta los 8 años aproximadamente tiene una referencia que es “YO SOY EL QUE TENGO EL VALOR”. Ese es su pensamiento. El vale porque es él. Tiene claro su papel en el mundo. Por eso cuando tú le preguntas a cualquier niño, ¿qué vas a hacer tú cuándo seas grande? El niño o niña jamás te va a decir “yo quiero vivir en pobreza” o “yo quiero trabajar 12 o más horas en una empresa donde me exploten y ganar el salario mínimo” o “yo quiero sufrir y buscar personas neuróticas para sufrir”. Tampoco te va a decir yo valgo porque estudio en x institución educativa o porque tengo x marca de ropa o vivo en y barrio de la ciudad.

Después de los 8 años cuando ya se ha formado su inteligencia emocional, la que le permitirá tomar decisiones de cuánto dinero tener, o cuáles serán sus hábitos de salud o peso y con quién compartir su vida sentimental y como vivirla, entra en una etapa de referencia externa, es decir él vale porque es hijo de x o y persona. Dice “Mi padre o madre hacen esto o aquello”.


Después de esta etapa cuando deja la pubertad, comienza algo muy complicado que se mezcla con el cambio hormonal. La personita, como tiene una referencia externa de su valor en un objeto por ejemplo “yo valgo porque vivo en el barrio Y”, y si las personas a su alrededor no le alaban el hecho de vivir en el barrio Y, entonces sufre y comienza a tener una referencia equivocada de la vida. Comienza a comprender que la vida es dura, que la vida es difícil que solo otros pueden y todo ese tipo de sentimientos que provienen de una educación deficiente.

He llegado a recibir correos Spam o ese tipo de cadenas en los cuales personajes famosos y ricos hablan sobre la educación de los hijos y como debe ser. Allí se expresa que dichos personajes (lo cual yo opino que es especulación) dicen que le digamos a nuestros hijos que la vida es dura. Que hay que sufrir para merecer, etc.

Mira la vida no es dura. La vida es maravillosa y es una maravillosa aventura. Si tú intentas recordar como vivías de niño, sabrás a lo que me refiero. Te levantabas con entusiasmo para compartir con tus amiguitos y volverlos a ver. Para tomar de la mano al amiguito o amiguita que te gustaba. ¿Recuerdas? Eso es la vida y la vida es el tesoro inenarrable. Una serie de regalos que obtienes todos los días pero por estar tan acostumbrado al malestar y al sufrimiento has olvidado y no sientes ya.

Si piensas que la vida es dura, es porque has tomado decisiones que te han llevado hasta donde te encuentras en este momento. Tú no puedes hacer nada por tu pasado y tu presente. Pero si puedes desde este presente hacer algo por tu futuro, pero lo más importante puedes hacer algo por tus hijos y los niños que te rodean. Ellos son el futuro de nuestro mundo, nuestro legado. ¿Qué programación mental les estás dejando para qué vivan su vida?

Recuerda que lo que te decían a ti de niño ahora es una ley en tu consciencia que mueve tus emociones y al final por estás, tomarás acciones y decisiones. Comienza a crear en tus niños una conciencia de bienestar pues ellos te lo agradecerán y te lo retornarán.
Comparte:

Vídeo Bienvenida

YouTube

Copyright © Ritmo Positivo 2009 - 2018. Con tecnología de Blogger.

Acerca de mí

Mi foto

Ingeniero de Sistemas e Investigador del Pensamiento Humano y las emociones, y como estas influyen en las decisiones que tomamos cada segundo para tener éxito o fracaso.

Ultimo Vídeo

PBA Oferta

Facebook

Suscríbete al Blog

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibe las actualizaciones del Blog AUTOPODER: Recupera tu Poder Interior.

Te será enviado un Email de confirmación para la suscripción. Si no recibes el email, por favor verifica en tu carpeta de Correo no Deseado o Spam.

Puedes darte de baja del servicio en cualquier momento que desees. Cada Email de la suscripción que te llega contiene las instrucciones para hacerlo al pie de página.




Ofrecido por FeedBurner