Retoma el control de tu vida. Estrategias efectivas para el control emocional

Mostrando las entradas con la etiqueta resolver. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta resolver. Mostrar todas las entradas

lunes, 27 de agosto de 2018

Resolviendo las diferencias con parientes o personas muy cercanas



Resolviendo las diferencias con parientes o personas muy cercanas Todos los niños pequeños tienen sus diferencias entre hermanos. Yo no fui la excepción a esta regla.

Constantemente me peleaba con mi hermano mayor, pero unos minutos más tarde nos volvíamos a encontrar jugando.

Sin embargo, cuando me encontraba estudiando el tercer año de educación básica secundaria, tenía una compañerita con la cual hablaba mucho.

Ella me contó en una oportunidad que había peleado con su hermano mayor y que hace más de siete años no se hablaba con él.

Para mí esto era casi un imposible pues aunque había llegado a tener peleas con mis hermanos, los disgustos nuestros no pasaban más de unos pocos días.

De hecho, creo que la mayor cantidad de tiempo que llegue a estar enojado con uno de mis hermanos fue aproximadamente 7 u 8 días.

Con los años descubrí que mi compañerita de colegio no ha sido la única persona que puede durar tantos años sin hablar con su hermano.

Descubrí que muchas personas, no solo conocidas, sino alrededor del mundo pueden llegar a pasar su vida, sin dirigir una sola palabra a un ser con el cual comparten el mismo origen maternal.

Ya sea unos pocos días y muchos años que nos duren la diferencias con nuestros parientes, hay un patrón común que nos ocurre a todos.

Con esto me refiero al sentimiento de vergüenza por lo que ocurrió y si hacemos un poco al lado nuestro orgullo, nos podemos dar cuenta que extrañamos a esa persona y la relación que teníamos antes de los conflictos.

Si has logrado abandonar el orgullo y has perdonado esa ofensa que te hicieron, quizás en este momento te estés preguntando, cómo podría acercarme a esa persona y reconciliarme?

Con referencia a esto, cuando me disgustaba con mi esposa intentaba ni siquiera mirarla a los ojos o dirigirle la palabra.

Pero siempre que salía de casa, me embargaba un sentimiento vergüenza y no me sentía bien por mi forma de actuar, así yo tuviera la “razón”.

Así como tú te sientes avergonzado por los eventos ocurridos que te llevaron a algún conflicto, y también deseoso de volver a sanar tu relación con esa persona, la otra parte siente exactamente igual.

Y todo esto es debido a la unidad que tenemos con todos, así nos veamos separados y así nos hayan enseñado a pensar egoístamente.

Por ejemplo pregúntate, que hay detrás de tus sueños y miedos? No es acaso encontrar la paz de tu alma? Acaso buscas estar en guerra todo el tiempo? NUNCA.

Yo pienso que más bien todos deseamos vivir en paz y en armonía con otros y nuestro entorno.

Comprendiendo esto de las emociones, es decir que tanto tú como tu “agresor” sienten los mismos deseos de reconciliar y vivir en armonía, viene una pregunta bastante importante.

Para poder plantearla debemos conocer el origen de los conflictos. Los conflictos en realidad se basan en la necesidad de tener la razón.

Por ejemplo todos creemos tener la verdad e intentamos convencer a otros de que nuestra información es la correcta y que los demás están equivocados y debemos llevarlos a la “luz”.

Es por eso que afloran los conflictos pues tu verdad solo te sirve a ti. Mi verdad solo me sirve a mí. Entonces para qué discutir quien de los dos tiene la razón si al final cada uno se ira con sus mismas ideas?

Esta es la razón por la cual se originan los conflictos, que en realidad son peleas de egos por cual es más grande y domina sobre el otro.

Así pues, la pregunta que surge de esto es quieres ser feliz o quieres tener la razón?

A partir de aquí te puede surgir una nueva pregunta y es qué pasa si intento acercarme y esa persona no quiere o me rechaza?

Esta información la llegamos a tocar en un vídeo del año pasado titulado EL PERDON COMO HERRAMIENTA DE INTEGRACION EMOCIONAL.

Como resumen yo traté mal a un gran amigo y este por lógica reacción, se enojó y se distanció. Intenté contactarlo, pero no respondió y le dejé mensajes los cuales ignoró.

Y es coherente su reacción pues yo fui un patán en la forma en que lo traté. Podríamos decir que no merezco su amistad, pero cual era mi problema? Era reconocer mi error y enmendarlo. Esa parte ya la cumplí y quedé libre. Ya el problema viene siendo siempre del que queda atado con sus emociones.

Así que te animo mediante esta información a no permitir que la duda o el miedo te hagan seguir atado a emociones destructivas como la culpa, vergüenza y dolor.

En cualquier momento e incluso este instante puedes decidir ser libre de eso y actuar de diferente forma. Siempre ten presente si quieres ser feliz o quieres tener la razón. De esto depende que vivas en bienestar o en malestar.

No esperes a que la vida se pase y que termine para al final arrepentirte de no haber actuado y perdido el tiempo con esa persona que tanto anhelas tener a tu lado. Recuerda que tu problema es vivir en paz, y los demás pueden elegir lo mismo o seguir siendo esclavos de sus emociones.
Comparte:

lunes, 23 de abril de 2018

El peligro emocional y físico de los celos



El peligro de los celos Como hemos aprendido en este Blog, emociones tales como los celos y la envidia no son resueltas durante nuestra vida, sino que aprendemos a reprimirlas, para posteriormente ser atacados por las mismas, perpetuando nuestro ciclo de sufrimiento.

Esto es lógico ya que nadie nos instruye para esto, es decir el ser humano se prepara para la vida financiera, pero nunca para una vida familiar, ni mucho menos una vida emocional.

Con esto quiero decir que existen facultades para cualquier profesión y especialidad, menos para ser padres, hijos, esposos, amigos, etc.

Es por eso que el autor del libro VIDA CONYUGAR VIDA FAMILIAR, el doctor Luis Fernando Hoyos Aristizabal afirmaba que el adulto promedio en un test de inteligencia emocional no llegaba a mostrar una madurez mayor a un niño de 14 años.

Realmente a pesar de ser adultos, emocionalmente todavía nos comportamos como niños respecto a nuestra pareja.

Personalmente he visto en mi entorno a hombres prohibirle a su mujer que no tenga amigos para que no vaya a caer en infidelidad o amigas para que no la vayan a avispar y a abrirle los ojos a la libertad.

Incluso he visto mujeres haciendo exactamente esto, pues no le interesa que su sumiso hombre aprenda mañas de sus malos amigos.

Según el RAE, la envidia es la tristeza o pesar por el bien ajeno o por algo que no se posee. Los celos son la sospecha de que la persona amada está trasladando su cariño a un tercero.

Sin embargo desde mi punto de vista ambas emociones tienen que ver con el mismo problema emocional, es decir la baja autoestima. Si quieres conocer más detalles de esto te invito a leer EL ORIGEN DE LOS CELOS.

Sin embargo, desde que estamos muy jóvenes aprendemos que los celos son una emoción “positiva” pues es una forma de expresar que “amamos” a nuestra pareja. De hecho, recuerdo haber escuchado a varias amigas en el colegio decir que los celos eran muy “lindos”.

Pero con el tiempo esto puede derivar en algo llamado Celotipia, que es la pasión de los celos. De hecho esto es la causa principal de la agresión y muerte hacia las mujeres.

En mi caso, hace muchos años una persona cercana a mi perdió la vida por causa de su expareja, la cual no toleró que hiciera su vida a parte y la asesinó.

Y aunque no lo creamos la celotipia también es causa de agresión a los hombres, aunque lamentablemente no se habla de esto por vergüenza.

Esto es similar cuando se comenzó a generalizar el maltrato hacia la mujer. Al principio a las mujeres les daba vergüenza decir que eran golpeadas por sus esposos. Entonces te imaginas a un hombre informando una queja a las autoridades por la agresión de su inocente mujer de 1.50 cm de estatura?

De esto conocí un caso de un hombre que era maltratado por su mujer. Lo más increíble es que dicho hombre era profesional de psicología y varias veces amigos cercanos lo vimos huir alrededor de la mesa del comedor de su casa para que su esposa no le pegara.

En mi caso particular yo también he sido celoso en mis relaciones de pareja. No he sido obsesivo, pero esto en el pasado me llevó a mucho malestar.

Mediante los conocimientos de personas emocionalmente  maduras, me di cuenta que nadie puede obligar a terceros a amarte. No existen leyes en ningún país que castiguen a un ser humano por no amarte.

Así que quien está contigo es porque lo hace voluntariamente. Y el día que esa persona decida irse, está en todo su derecho. Lo mismo para ti, no estás obligado a quedarte con quien no quieras.

Y quizás me digas pero le di tantos años de mi vida para que ahora me salgo con esto? Bueno en realidad te uniste a una relación con unas expectativas incorrectas.

No puedes entrar a ver una relación como un negocio, donde si tú das algo, vas a recibir algo. Si aún piensas que el amor es dar para recibir, te recomiendo leer el tema que publiqué anteriormente titulado ENTONCES QUE ES EL AMOR.

Quizás piensas que debes celar a tu pareja para “ayudarle” a que no te sea infiel. Mira, en pocos minutos tu pareja te puede estar engañando y tú ni siquiera darte cuenta, ya que es imposible pasar las 24 horas de día junto a esa persona.

Si en realidad sabes que estás al lado de alguien que te puede engañar, para que seguir en esa relación? No es mejor soltar dicha situación y juntarte con una persona en la cual puedas confiar?

Pero no lo hacemos debido a los apegos emocionales que sentimos por esa persona.

Todo esto puede resultar muy gracioso, pero lamentablemente es una enfermedad emocional que si no le prestamos atención nos puede robar la paz en nuestra vida.

Muchas personas han afirmado (después de haber visto la película infantil INTENSAMENTE) que TODAS las emociones nos sirven. Yo en realidad por más que busco la utilidad de los celos o envidia, no encuentro como nos pueden servir. A no ser que nos guste el sufrimiento, pues estas emociones fomentan mucho el malestar y el mal vivir.

Quizás en este momento te estés preguntando, que puedo hacer para solucionar esto?

Bueno, en realidad cambiar estas emociones que llevamos tanto tiempo practicando y reforzando mediante información y entretenimiento disfuncional, es bastante complicado.

Gran parte de la humanidad piensa que el profesional en psicología tiene una varita mágica y con esta le quitó todos los males. O le suprimió las emocionales que lo tienen afectado.

Y aquí debo aclarar que las emociones no se pueden suprimir. Para eso tendríamos que eliminar nuestras memorias que nos llevaron a conectar con ellas, o que exista algún evento extraordinario que fuera capaz de hacer esto.

Y si seguimos negando que no tenemos nada, pues nos volveremos más disfuncionales de lo que somos.

Así que como recomendación te sugiero visitar a un profesional que te pueda ayudar en este tema. Debemos dejar el absurdo concepto que los psicólogos son para curar locos o enfermedades mentales graves.

Estos profesionales están para ayudarnos a entender nuestras emociones. Como ya hemos visto, nuestras emociones influyen en nuestras decisiones y estas decisiones a cada segundo son las que al final determinan la calidad de vida que tendremos.

Así que te animo mediante esta información a prestar atención a estas emociones destructivas que te pueden robar el bienestar.
Comparte:

Vídeo Bienvenida

YouTube

Copyright © Ritmo Positivo 2009 - 2018. Con tecnología de Blogger.

Acerca de mí

Mi foto

Ingeniero de Sistemas e Investigador del Pensamiento Humano y las emociones, y como estas influyen en las decisiones que tomamos cada segundo para tener éxito o fracaso.

Ultimo Vídeo

PBA Oferta

Facebook

Suscríbete al Blog

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibe las actualizaciones del Blog AUTOPODER: Recupera tu Poder Interior.

Te será enviado un Email de confirmación para la suscripción. Si no recibes el email, por favor verifica en tu carpeta de Correo no Deseado o Spam.

Puedes darte de baja del servicio en cualquier momento que desees. Cada Email de la suscripción que te llega contiene las instrucciones para hacerlo al pie de página.




Ofrecido por FeedBurner