Retoma el control de tu vida. Estrategias efectivas para el control emocional

Mostrando las entradas con la etiqueta abandono. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta abandono. Mostrar todas las entradas

lunes, 10 de agosto de 2020

La herida emocional de la percepción del abandono



La herida emocional de la percepción del abandono Detrás de todo el sufrimiento humano, existe una herida tan profunda, que podríamos considerarla la madre de las heridas.

De cierta forma este sufrimiento “original” tiene que ver mucho con el sentido de separación que tenemos de todos.

Muchos hemos escuchado decir que todos somos uno.

Pero también te has preguntado, ¿cómo puedo ser uno con las demás personas si las puedo ver a distancia?

Y, sobre todo, ¿cómo puedo ser uno con esa persona que me lastimó o que habló mal a mis espaldas?

A título personal creo que esto se puede explicar con la Ley de la Unidad Universal.

A manera de resumen, se deduce que en algún punto de nuestra historia la totalidad de la energía y la materia se concentraban en un único punto.

De aquí es donde vienen las teorías diferentes de la creación o también la que afirma que hubo una gran explosión conocida como el Big Bang.

No es de nuestra incumbencia determinar cuál teoría es la correcta pues es un poco difícil hablar de estos temas.

De hecho, esta es la razón por la cual se consideran teorías.

Así pues, después de este “nacimiento”, “creación” o punto inicial, algo nos sigue uniendo.

Como si fuera una energía que nos conecta a todos y a todo.

Incluso, las habilidades más allá de lo normal, tales como precognición, intuición, etc. podrían ser explicadas mediante esta situación.

Sobre todo, en la intuición, cuando los lazos emocionales entre dos personas, podrían ser una excelente prueba que somos en realidad uno con otros.

O mira el caso cuando las madres sienten cuando a alguno de sus hijos les pasa algo o viceversa.

El hecho es que esta “expansión” inicial hace que sintamos una especie de ilusión que nos hace sentirnos separadas del Todo.

Y esta no es la única ilusión que nace a través de esto.

Podemos llegar a experimentar ilusiones de juicio, condenación, superioridad, fracaso, necesidad, etc.

A esto agrégale tu nacimiento, pues, aunque no lo creas, todo lo que viviste en ese momento quedó grabado en tu sistema nervioso fielmente.

Si observas aquí hay de nuevo una reafirmación de la separación.

Adicionalmente a medida que vas creciendo, en tu casa te van enseñando que la “familia” es solamente aquellos que viven en tu hogar.

Nadie jamás te enseña que tus vecinos, o gente que nunca has visto es parte de ti.

Simplemente son desconocidos que no quitan ni ponen a tu vida, por decirlo en términos honorables.

Así pues, va naciendo la herida más profunda que tiene el ser humano y que por su sutileza va creando los diferentes conflictos de la vida entre sus relaciones y emociones.

Es exactamente esta ilusión de separación la que nos hace sentir un abandono en todos los sentidos.

Por eso constantemente estamos exigiendo protección, atención, cuidado, amor, etc.

Si analizamos en qué figura del núcleo parental se manifiestan más estas exigencias, podemos llegar a la conclusión que es el padre.

Aunque nuestra madre está más tiempo con nosotros, la figura paterna nos referencia más protección, más cuidado, más atención, etc.

Hay que aclarar que existen familias donde a la madre le tocó cumplir no solo con su rol, sino que también le tocó mantener a la familia por el abandono del padre.

En estos casos siempre el niño va a buscar entre los parientes esta figura de protección, atención y cuidado, pues de la madre ya tiene su cariño.

Es por eso que aquí nunca hablamos de padre o madre, sino de figura materna o paterna.

Cuando ya somos grandes, tristemente seguimos con esta información en nuestro inconsciente, es decir esperando protección, cariño y atención.

Esto lo esperamos de jefes, amigos, vecinos, compañeros de trabajo, etc. los cuales siempre esperamos que nos protejan y provean todo.

Es como si nos dijéramos “no puedo ser responsable de mi vida. No soy capaz de generar mi propia abundancia o felicidad”, etc.

En otras palabras, te estás tratando como un cobarde, inútil o dependiente de un tercero.

Lógicamente esto no se hace de forma consciente, sino inconscientemente.

¿Has notado por ejemplo cuando alguien te hace algo malo, o las cosas no te salen bien, que llega a ti un sentimiento bastante desagradable pero también muy familiar?

Ese sentimiento es el abandono y puede llegar a ser uno de los frenos más grandes que te están deteniendo.

Pues esperar que te den protección, cariño o atención, es decirnos a nosotros mismos en todos los niveles, que somos como niños incapaces avanzar sin la ayuda de sus padres.

Aquí le estamos delegando la responsabilidad no solo de nuestra protección sino de nuestra felicidad.

Si puedes notar, esto también origina los apegos a las cosas y a las personas.

Ahora bien, conociendo todo esto, ¿puedes comprender la magnitud en el caso de una mujer que no solo tiene que lidiar con esto sino con un abandono de su padre biológico?

Y no solo eso, ¿te imaginas que también su pareja la cambie o abandone por otra mujer?

Es como estar peleando la misma guerra tres veces al mismo tiempo.

Y si estamos hablando de una mujer heterosexual, tiene sentimientos encontrados entre su impulso natural y las emociones anteriores.

Como ya hemos visto en temas anteriores, los seres humanos tenemos la tendencia a somatizar nuestros conflictos emocionales.

En estos casos existen grandes probabilidades que estas emociones almacenadas puedan desencadenar en enfermedades físicas terminales.

Esta es la razón por la cual una mujer, bajo estas condiciones siente bastante desprecio, de forma inconsciente por cualquier figura que represente la paternidad.

Esto incluye la figura paternal de Dios, si su concepto es que la divinidad es un varón.

Y debido a su enfoque en la “maldad” masculina, tendrá la tendencia a asociarse con personas que le puedan confirmar una y otra vez que los hombres son malos.

Esto ocurre porque si una persona está predispuesta a algo, así le estén dando amor, encontrará lo que quiere confirmar, para validar sus creencias.

Puede que en este punto llegues a la pregunta ¿cómo sanar esto?

La respuesta no es precisamente fácil, ni mucho menos que pase rápido.

Se trata de aceptación y amor a tus debilidades. Hay que trabajar con uno mismo en este aspecto.

Normalmente cuando nos damos cuenta de nuestros fallos, lo primero que hacemos es rechazarlos y criticarnos o hasta despreciarnos.

Esto nos vuelve más disfuncionales de lo que somos y complica más la situación.

Así que el primer paso es aceptar lo que somos y lo que sentimos.

Lo segundo es ver las ilusiones como lo que son, simplemente ilusiones.

Como te mencioné anteriormente esto solamente se logra con practica y tiempo.

No es fácil y rápido, pero tampoco imposible, pero se debe ser paciente.

Así que te animo mediante esta información a sanar la herida principal que es la ilusión del abandono.

Te aseguro que nada en esta vida está para perjudicarte, sino para ayudarte.

Tu trabajo es descubrir el mensaje que la Vida quiere darte para llevarte por el camino de bienestar.
Comparte:

sábado, 24 de noviembre de 2012

La problemática del ego en nuestras decisiones personales


cerebro
Cuando comencé a investigar sobre el tema de las emociones y el cerebro humano, inevitablemente me topé con una palabra que casi a diario escuchamos y es el ego humano. En psicología, el ego es una palabra que proviene del latín y significa “yo” y es una estructura dinámica que le permite al individuo ser consciente de su existencia.

Por un lado existe el ego como narcisismo, es decir soy lo máximo, soy el mejor, etc. Por otro lado al ego también se le da una definición de egoísmo, que a mi parecer es la más común de las definiciones cuando se está hablando del tema con cualquier persona.

Una cuarta definición que encontré y bastante interesante es el ego como la suma de experiencias, es decir que es una sub-personalidad que se ha estado formando desde nuestra llegada al mundo. En otras palabras es el llamado falso yo, lo que se espera que tú seas, pero que por alguna razón no has logrado serlo.

Por ejemplo tus padres, hermanos, profesores, amigos, pareja, cada uno forma mentalmente una imagen de ti y te la proyectan a través del diálogo, sugerencias, vivencias, ejemplos, etc. Esto va formando una serie de experiencias y recuerdos que se almacenan en tu mente y es lo que se conoce como el ego.

Si a partir de esta última definición llegas a la conclusión que a través del ego pueden manipularte, estás totalmente en lo correcto. De hecho, esto es una de las cosas que más nos hacen sufrir en la vida, pues aquellos que nos conocen muy bien y saben lo que esperan de nosotros, nos pueden llegar a manipular consciente o inconscientemente, pues el sentir que decepcionamos a nuestros seres queridos e influyentes causa culpa y la culpa, al igual que el miedo, causa aceptación y terminamos haciendo cosas aunque no nos hagan felices.

Pero en esta entrada hablaré de una quinta definición del ego. Para serte sincero no sé que tan ciertas sean todas las definiciones anteriores, pero de algo si estoy seguro. Hemos estado haciendo un entrenamiento muy negativo desde nuestra infancia, respecto a este tema.

nacimiento
Por ejemplo, desde que nacemos, somos el centro de atención. Somos lo más maravilloso, hermoso, tierno, amoroso y dulce de la casa donde llegamos, hasta el momento en que comenzamos a gatear. Muchas veces he escuchado decir a amigas que acaban de tener sus bebés, que es la cosa más maravillosa del mundo y que les llegó la luz a sus vidas y bla bla bla.

En mi interior yo solo pienso “esperemos si dirá lo mismo cuando el bebé comience a gatear”. A partir de ese momento, nos volvemos muy inquietos y queremos explorar todo, tocarlo todo, dañarlo todo. Y aquí comienzan, no solo los “dolores de cabeza” de nuestros padres, sino los nuestros.

Comenzamos a ser reprimidos por nuestras acciones. Por ejemplo si manchamos nuestra ropa, manchamos las sábanas, dañamos un mueble o el control del televisor, etc. Cada regaño, represión va creando en ti un concepto de que algo esta mal. De que estás haciendo algo malo. Que en tu interior hay algo que no esta bien o que tienes algo incorrecto.

Y cuando somos adolescentes es peor pues se juntan nuestros cambios hormonales que afectan no solo nuestro cuerpo, sino nuestra mente y entramos en conflicto con nuestros padres, re-afirmando una vez más nuestra condición de que tenemos algo malo, que somos malos o que algo en nuestro interior no esta bien.

Y allí no para todo. Súmale la gran cantidad de información que dice que el EGO es algo maligno y que te controla y que te hace daño y que bla bla bla. En otras palabras, hasta el día de hoy, seguimos haciendo un entrenamiento mental que tenemos algo malo en nuestro interior.

Mira, si analizamos la estructura llamada ego, que expliqué en la entrada DEFECTOSQUE NO ME PERMITEN RECIBIR LA ABUNDANCIA DEL UNIVERSO, este nos sirve para avanzar. Yo soy un creyente en la perfección de la Vida. En este Universo no existen cosas que se hicieron para nada o por mal. Somos nosotros con nuestros excesos que fallamos al vivir nuestras vidas, lo que nos perjudica.

pobreza
Si la vida ha “permitido” ese tipo de cosas, entonces no son negativas. Si no tuvieras ego o si lo combates, lo más probable es que seas una persona sin metas, sueños, ambiciones. Lamentablemente nos hemos metido en un cuento muy extraño que la felicidad es algo apartado de lo material. En otras palabras que la felicidad debemos imaginarla para poder vivenciarla y eso es incoherente porque es necesario lo físico para sentir.

En otras palabras sientes gracias a tu sistema nervioso que es físico y este trabaja con estímulos físicos también y no solo imaginarios. Lo que te quiero dar a entender es que no me parece muy coherente ni divertido ser feliz pero aguantando hambre, o viviendo en malas condiciones, o en el barrio que no te gusta, o con la gente que te desagrada o trabajando el algo que no amas y ganando muy poquito, etc.

Para que una persona se pueda sentir feliz, debe llenar unas necesidades básicas respecto a tener una excelente salud y suficiente energía para disfrutar dicha salud. También debe tener dinero para disfrutar su salud, hacer cosas, comprar cosas, aprender y expandir su ser mediante el uso de estas cosas y sobre todo tener a una o varias personas con las cuales compartir el bienestar que está sintiendo. Cuando todo esto se encuentra, podemos sentir que estamos experimentando la dicha que la Vida nos quiere entregar a diario.

De lo contrario, si la vida fuera solo para sufrir, no tuviéramos sistema nervioso. Por el contrario podemos disfrutar olores, escuchar sonidos maravillosos, ver colores, sentir caricias, degustar alimentos. Incluso cuando hacemos nuestras necesidades fisiológicas, sentimos placer. Todo esto nos indica que la Vida, Dios nos puso aquí con un objetivo: disfrutar los regalos de cada día incluyendo la abundancia y riqueza del Universo.

abandono
De lo único que te debes cuidar que si te daña es de pensamientos como que tienes algo malo, que debes extirpar partes de ti porque son pecaminosas y de pensamientos tales como “estoy abandonado”, “tengo que hacer todo solo”, “solo surjo con mi esfuerzo duro”. Los pensamientos negativos son en realidad lo único malo que tenemos todos, pues lamentablemente hemos recibido una educación negativa, en donde todo, incluso lo maravilloso de vivir lo vemos como un castigo.

Aquello que llamamos ego no te está perjudicando, es tu punto de vista negativo sobre el ego lo que te hace daño. ¿Pues como puedes quitar algo que es parte natural de ti? Y recuerda, el Doctor Carl Jung postuló que cuando negamos partes nuestras nos volvemos más disfuncionales. Entonces la solución no es “extirpar” tu ego, porque te volverás más disfuncional y serás más infeliz. La solución es usar todos tus recursos, incluyendo tu ego para avanzar hacia tus metas con sabiduría y amor.
Comparte:

Acerca de mí

Mi foto
Ingeniero de Sistemas e Investigador del Pensamiento Humano y las emociones, y como estas influyen en las decisiones que tomamos cada segundo para tener éxito o fracaso.

Notificaciones WhatsApp

WhatsApp
Canal Ingeniero Gabriel Salazar / AUTOPODER Recupera tu Poder Interior

Para recibir el vídeo de cada lunes en tu WhatsApp:

1. Ingresa el número +573024480553 en tu lista de contactos.
2. Envía un mensaje indicando que deseas suscribirte.

También puedes dar CLIC AQUÍ para hacer el proceso automáticamente.

Recuerda AGREGAR EL NÚMERO A TU LISTA DE CONTACTOS para recibir las notificaciones de nuevos vídeos cada lunes.

Vídeo Bienvenida

YouTube

Copyright © Ritmo Positivo 2009 - 2020. Con tecnología de Blogger.

Ultimo Vídeo

PBA Oferta

Facebook

Suscríbete al Blog

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibe las actualizaciones del Blog AUTOPODER: Recupera tu Poder Interior.

Te será enviado un Email de confirmación para la suscripción. Si no recibes el email, por favor verifica en tu carpeta de Correo no Deseado o Spam.

Puedes darte de baja del servicio en cualquier momento que desees. Cada Email de la suscripción que te llega contiene las instrucciones para hacerlo al pie de página.




Ofrecido por FeedBurner