Retoma el control de tu vida. Estrategias efectivas para el control emocional

Mostrando las entradas con la etiqueta ofensa. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta ofensa. Mostrar todas las entradas

lunes, 14 de diciembre de 2020

Nuestro mayor miedo



Nuestro mayor miedo

El miedo es una de las emociones mas controversiales que tiene el ser humano.


Por un lado, el miedo nos ha servido de protector desde que llegamos a este planeta.


Por ejemplo, la primera vez que tuviste contacto con el fuego.


Quizás tus padres te advertían que no lo tocaras, pero tu insistías en saber qué era eso, hasta que finalmente lo ¡entendiste!


A partir de este momento ni por nada del mundo te volverías a acercar al fuego.


Lo mismo podríamos decir de la corriente eléctrica.


De hecho, llegué a conocer personas que su miedo por la electricidad les ha causado problemas al ver esta asignatura en la educación superior.


Aquí podemos ver como el miedo nos protege de seguir haciéndonos daño en el futuro con algunos elementos.


Pero también nos puede perjudicar a paralizarnos al actuar ante eventos o situaciones que nos convienen.


Si se lo permitimos, el miedo puede ser un enemigo bastante poderoso.


Incluso se ha llegado a clasificar una lista de 7 miedos que debemos vencer si queremos ser exitosos.


Por ejemplo, el miedo a la crítica.


De esto sí que padecemos la mayoría de personas.


Digamos que voy a crear un canal en YouTube sobre lo que he aprendido de las emociones y como estas nos ayudan o perjudican.


Al principio puedo sentir miedo al que dirás las personas que me conocen.


Es decir, si hablaré bien, si les gustará, etc.


Si observas, todas estas preguntas estarán orientadas a las críticas y opiniones que harán las personas sobre mí.


Y si el sigo dando energía a estas emociones y pensamientos negativos mucha gente perderá la oportunidad de aprovechar este conocimiento.


¿Cuántos amigos no me he llegado a encontrar en la calle, dándome gracias por que su economía mejoró ya que dejaron de trabajar para gente pobre?


Con esto me refiero a que soltaron esos empleos donde su jefe les daba pesar pagarles o les pagaba bien poquito.


Así que no sabemos, la gran cantidad de personas que dejaríamos de estar ayudando solo por el miedo a la crítica.


Otros miedos que existen son el miedo a la pobreza.


Es por eso que nos encanta “mostrar” nuestros logros en las redes sociales.


No queremos quedarnos callados y ser discretos para que no nos asocien con la pobreza.


Un fenómeno similar ocurre con el miedo a la vejez, y podríamos asociar este último con el miedo a la muerte.


Por eso adulamos tanto la juventud y queremos tener ese aspecto juvenil para siempre.


Caemos en cirugías y tratamientos para el rostro, que a la final no nos dejan envejecer con dignidad.


Literalmente podemos llegar a transformarnos en monstruos, al llegar a la vejez.


Los últimos cuatro grandes miedos que tenemos están bastante relacionados entre sí.


El miedo al fracaso, el miedo a ofender a otros.


Miedo al ridículo y finalmente miedo al éxito.


Si observas cuidadosamente de esta lista de 7 miedos que acabamos de nombrar, los 6 primeros tienen que ver mucho con terceros.


Es decir, miedo a la crítica, a lo que piensen los demás.


Nos importa mucho la imagen que proyectamos sobre otros.


Por eso nos pasamos la vida tratando de complacer a terceros.


Y nos damos cuenta que a la final ni siquiera miraron ese esfuerzo que hicimos por agradarlos o no les importó.


Estos miedos tienen que ver mucho con el ego, pues este, de cierta manera se ha estado alimentando por lo que otros opinan sobre ti.


En cambio, el último miedo de esta lista, es decir el miedo al éxito, tiene que ver mas con nuestro mayor temor.


Yo creo que la mayoría pensamos que el mayor temor es la muerte.


A nivel personal yo creía que el mayor miedo que yo tenía era al Diablo, a los demonios, fantasmas o similares.


Nuestro mayor temor no son esos miedos, sino el brillar más que otros.


Dejar salir nuestra luz, porque pensamos que vamos a opacar a las personas que amamos.


Imagínate por un momento que has tenido unos padres amorosos.


Ellos te dieron todo lo necesario de manera física y emocional para que tuvieras un excelente desempeño como adulto.


¿Cómo te sentirías logrando algo que por ejemplo ellos siempre lucharon por hacer y nunca pudieron?


Con la mano en el corazón nos sentiríamos mal, como si los estuviéramos traicionando.


Es por eso que no nos atrevemos a dejar brillar nuestra luz porque inconscientemente pensamos que estaremos haciéndole daño a las personas que amamos.


Cuando tu luz brilla, automáticamente le estás concediendo el permiso a la gente que te rodea para dejar brillar su propia luz.


A mi me ha ocurrido que cuando he realizado algo o he adquirido algo, las personas a mi alrededor, al poco tiempo también lo han hecho.


Quizás alguien se enoje porque a su alrededor “copiaron” su éxito o lo que hizo.


Tal vez diga que lo imitaron y que son puras envidias de sus vecinos o amigos.


La verdad estos conceptos provienen de una mente con muchas carencias emocionales.


Pero cuando haces algo y otra persona sigue tus pasos, debes alegrarte porque tu luz hizo que la luz de otra persona también brillara.


Si eso te produce malestar solo date cuenta que es un sentimiento de carencia.


Este universo es abundante y sobre abundante de cualquier cosa.


Tenemos la tendencia a creer lo que afirman medios oficiales sobre la carencia.


Pero si observas a tu alrededor, aun en medio de una “crisis” mundial, mucha gente, bastante gente, sale a comprar cosas suntuosas.


Hace unas semanas que salí a comer a la calle, me sorprendió la cantidad de personas que hacían fila para ingresar a toda una zona de diferentes restaurantes.


Yo imaginaba que por la “crisis” mundial y la pandemia, la gente no iba a salir mucho que digamos.


Y hace poco hablando con mi gran amigo, el doctor Víctor Giordani, me contó que en su país también intentó salir a comer y se sorprendió de la misma situación.


He visto en medio de esta “crisis” como amigos han comprado vehículos nuevos y esto ha hecho que otros a su alrededor también sigan sus pasos.


Así que quiero animarte a través de esta información a enfrentar a tu mayor miedo que es tu propia luz.


Tu oscuridad no solo te perjudica a ti, sino a los que te rodean.


En cambio, tu luz, te beneficiara tanto a ti como a los que amas.

Comparte:

lunes, 28 de mayo de 2018

Las causas del fracaso en la vida



Las causas del fracaso en la vida Según el RAE, la definición del ego que nos muestra es la dada por el padre del psicoanálisis, el doctor Freud, el cual define este como una instancia psíquica que estaría parcialmente consciente y a la final motiva a tomar acción con el mundo exterior.

Entiendo que es algo complicado para la mayoría que no somos profesionales en estos temas, pero intentaré explicar la definición del RAE lo más simple posible.

El ego también es definido por el RAE como un exceso de autoestima. Pero este significado lo toma dependiendo del contexto en el que estemos hablando.

Por ejemplo si decimos que una figura pública “tiene tanto ego que va a chocar contra un muro” nos estaríamos refiriendo a la segunda definición del RAE. Pero en este caso vamos a hablar más bien de la primera definición.

Si has estado siguiendo este blog por varios años, habrás notado que aquí hemos definimos el ego como una estructura mental que nos permite avanzar en el mundo cuando llegamos a este con 0 información.

Quizás habrás observado que un bebé “sabe” que debe llorar para que sus necesidades más básicas sean atendidas. A esto hemos hecho referencia de que dicha estructura mental llamada ego es la encargada de motivar al infante sin previo conocimiento que el vale, que necesita y que merece el bienestar.

Posteriormente aparece una segunda estructura que hemos denominado noble y es la que le permite o motiva la empatía en el niño. Esto con el fin de evitar catástrofes, pues te imaginas a todos los seres humanos únicamente con el ego?

Si quieres conocer más información sobre esto te invito a leer la entrada DEFECTOS QUE NO ME PERMITEN RECIBIR LA ABUNDANCIA DEL UNIVERSO publicada en el año 2011.

Como puedes ver, el ego al ser una estructura mental, nos estará acompañando toda nuestra vida. Y estará allí motivándonos de la misma forma como lo hacíamos de infantes, es decir indicándonos que merecemos, que valemos, etc.

Sin embargo por increíble que parezca también es culpable de nuestros fracasos. Si viste el vídeo anterior titulado LA IMPORTANCIA DE ADAPTARSE A LOS CAMBIOS, eso de luchar por tus metas cueste lo que cueste, proviene del ego.

De hecho, la gran mayoría de nuestros problemas proviene de estas emociones de querer lograr las cosas a costa de todo. Te ha pasado que alguien logra primero lo que tanto quieres. Cómo te sientes?

Y eso hará que hagas lo que sea, incluso daño a terceros para no dejar que otro te gane primero en tus metas. Vas notando porque somos competitivos incluso con la gente que camina en la calle? Intentamos hasta hacerlo más rápido que ellos. O manejar nuestro vehículo más rápido que otros. Tener más dinero, etc.

Es por esto también que no podemos pensar correctamente cuando tenemos problemas financieros, emocionales, de salud, etc.

Seguimos adelante a pesar de estar viendo el fracaso inminente y cuando nos vemos con el agua al cuello, esperamos que venga el angelito con el traje y la maleta llena con el millón de dólares a solucionarnos la vida o el hada madrina con su varita a darnos la felicidad y tranquilidad que poco a poco fuimos perdiendo por dejarnos llevar de las motivaciones del ego.

Puede que te preguntes en este instante como controlar esto al menos para evitar tantos errores. Y la respuesta está en dejar de reaccionar.

Observa que nosotros somos seres que reaccionamos ante los estímulos. Si algún desconocido en la calle te grita algo ofensivo, inmediatamente tienes la ofensa lista debajo de la lengua para responderle al agresor, aunque no tengas idea de quién es, o si tiene problemas mentales, o tal vez lo que dijo no era para ti.

En mi país existe un dicho que textualmente reza “un bobo pedaleado mata a la mamá”, haciendo referencia a que el ser humano es bastante volátil con la información que recibe de terceros.

Entonces uno de los primeros pasos para controlar el ego y en general las emociones es aprender a no reaccionar ante estímulos.

Recuerdo que durante mi instancia en la universidad un profesor de la clase de metodología de la investigación científica siempre nos decía que nos controláramos a nosotros mismos, pues así podríamos controlar a los demás.

Educa a tu cerebro a no responder de inmediato. Intenta tomarte tu tiempo para responder sobre todo si son cosas que consideras ofensivas. Al principio no será fácil pero recuerda que si quieres ser bueno en algo, la mejor y única forma es la práctica constante.

Solo de esta forma vas a poder tener el control de tu vida y tomar mejores decisiones que te lleven al bienestar.
Comparte:

Acerca de mí

Mi foto
Ingeniero de Sistemas e Investigador del Pensamiento Humano y las emociones, y como estas influyen en las decisiones que tomamos cada segundo para tener éxito o fracaso.

Notificaciones Telegram

Telegram
Canal Ingeniero Gabriel Salazar / AUTOPODER Recupera tu Poder Interior

Para recibir el vídeo de cada lunes en tu Telegram:

Ingresa a:
t.me/autopoder1

Vídeo Bienvenida

YouTube

Copyright © Ritmo Positivo 2009 - 2021. Con tecnología de Blogger.

Ultimo Vídeo

PBA Oferta

Facebook

Suscríbete al Blog

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibe las actualizaciones del Blog AUTOPODER: Recupera tu Poder Interior.

Te será enviado un Email de confirmación para la suscripción. Si no recibes el email, por favor verifica en tu carpeta de Correo no Deseado o Spam.

Puedes darte de baja del servicio en cualquier momento que desees. Cada Email de la suscripción que te llega contiene las instrucciones para hacerlo al pie de página.




Ofrecido por FeedBurner