Retoma el control de tu vida. Estrategias efectivas para el control emocional

Mostrando las entradas con la etiqueta problema. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta problema. Mostrar todas las entradas

lunes, 26 de noviembre de 2018

El problema de las expectativas en las relaciones de pareja



El problema de las expectativas en las relaciones de pareja Una de las quejas más comunes que se pueden observar entre parejas es que no todo es color de rosa en una relación.

Sin embargo cuando iniciamos esta o al menos en los primeros meses todo parecía muy bien.

Con el paso de los años al parecer las cosas se deterioran y los que no logran sobrevivir terminan separando sus caminos.

Es tan común esto, que cuando conocemos una pareja que pueda llevar muchos años juntos y los vemos felices, comenzamos a decir que son falsos, que en la casa se trataran de una forma y en público de otra, etc.

Personalmente he conocido parejas que sin ser perfectas, todo el tiempo se comportan como si aún estuvieran en sus inicios de la relación.

Es decir con el romanticismo y la cursilería que denominamos en estos casos los que no experimentamos este tipo de relaciones.

La mayoría nos comportamos, después de un tiempo, con nuestra pareja como si fuera un enemigo al cual hay que ganarle en alguna competencia.

La pregunta importante aquí es “por qué si al inicio todo era armonía, se termina esta especie de magia?”.

Gran parte de eso tiene que ver con lo que vimos anteriormente en el tema del propósito de las relaciones y el amor en los seres humanos.

Para hacerte un resumen, biológicamente cuando nuestro cerebro, observa a una persona apta para reproducirnos con ella, genera químicos en nuestro cuerpo con el fin de estimularnos y estimular a la otra persona y juntarnos.

Estos químicos no van a estar toda la vida en nuestro cuerpo, y son los responsables de esa sensación de enamoramiento que hemos sentido todos.

Así que cuando nuestro cerebro deja de producirlos, ese “enamoramiento” termina y es posible sentirlo con una nueva persona que podamos conocer en el futuro.

De aquí es que se ve mucho el abandono de hogares, las infidelidades y otro tipo de conflictos en las parejas que llevan un tiempo considerable.

Sin embargo entonces porque algunos a pesar de su largo tiempo juntos se comportan como en su etapa de “enamoramiento”?

Aquí es cuando comienzan a entrar en juego las expectativas.

Si observamos cuidadosamente, todos al inicio de una relación intentamos dar la mejor imagen que podamos sobre esa persona de nuestro interés.

Queremos dar la apariencia del hombre o la mujer perfectos con el fin de atraerlo(a) más hacia nosotros.

Cuando la etapa de enamoramiento, que podríamos llamar la etapa química, termina; comenzamos a formar una imagen, una expectativa de lo esperamos obtener de dicha relación.

Con esto me refiero a que yo espero que mi mujer sea cariñosa, dócil y obediente, por decir algo.

Si resulta que ella no cumple con esas expectativas y hace todo lo contrario, comienzo a sufrir y digo que ella hace cosas para molestarme y bla bla bla.

Conociendo todo esto, quizás te venga en estos momentos la pregunta, como dejar de sufrir por las expectativas si yo siempre espero algo de una relación?

Quizás tú me puedas decir “Gabrielito, es que tú desde el 2006 estás investigando estos procesos y por eso los manejas!”.

Y yo te puedo responder, sabías que tú realmente puedes vivir sin expectativas y de hecho lo estás haciendo en este momento?

Para poderlo entender mejor, hagamos el siguiente laboratorio mental. Piensa en una persona, no pariente, a la cual quieras mucho.

Puede ser un cuñado(a), amigo(a), etc. pero que no tengas parentesco con dicha persona.

Verdad que tienes una buena relación con esa persona, independiente que tenga mal genio, no sea sumiso(a), obediente y dócil?

Y esto es posible porque no tienes expectativas sobre esa persona. La aceptas tal y como ella es y no intentas cambiarla.

Ahora intenta pensar que pasaría si de la misma forma interactuaras con tu pareja? Crees que habría tensiones o problemas con esta persona?

Lamentablemente cuando hacemos este ejercicio nos invade un sentimiento de derrota o perdida pues creemos inconscientemente que vamos a perder el control sobre la relación, aunque en realidad es control sobre la persona.

Esto ocurre básicamente por 2 razones. La primera tiene que ver con lo que nos confirma el psicoanálisis sobre la búsqueda de pareja basada en nuestros padres.

Es decir que si somos hombres, inconscientemente buscamos en nuestra mujer la figura materna. Y en el caso de las mujeres, buscan en su hombre la figura paterna.

Si quieres conocer una información más detallada te invito a leer la entrada EL ORIGEN DE LOS CELOS, publicada en el 2012.

Así pues, de la relación Padres/Hijos, es que hemos aprendido ese deseo de querer controlar y sobre todo el tener expectativas sobre otros.

La segunda razón es la retroalimentación que recibimos de nuestro entorno, incluyendo los medios de comunicación.

Al observar que otros hacen lo mismo, entonces inconscientemente lo aceptamos como una verdad que tiene que ocurrir.

Alguna vez te has preguntado por qué tu pareja está contigo?

Crees que haces algo para que esto ocurra o simplemente está contigo porque es su voluntad?

Así como tú estas al lado de esa persona por tu voluntad y en cualquier momento puedes dejarla, eso mismo puede hacer la otra parte.

No puedes, ni te pueden obligar a entrar en una relación.

De hecho cuando intentas someter a una persona o absorberla, vas a generar el efecto contrario de lo que deseas, es decir de retenerla.

Así que el truco de mantener la armonía en una relación es aceptar las personas como son.

No intentes cambiar a nadie, pues imagina que si no has podido cambiar cosas tuyas que no te gustan, crees que podrás lograrlo con alguien que no tienes acceso a sus pensamientos?

Así que te hago la invitación a través de esta información para que comiences a trabajar en tu libertad emocional.

Acéptate tal como eres y comenzarás a aceptar a los demás como son.

Si en realidad no te gusta lo que ves en otras personas pues simplemente no sigas torturándote y desgastándote en cuidar o controlar la vida de terceros.
Comparte:

lunes, 16 de octubre de 2017

Aprendiendo a escuchar los mensajes de la Vida

Aprendiendo a escuchar los mensajes de la Vida


Normalmente cuando alcanzamos una meta o un objetivo, pronto nos acostumbramos a esta y casi que instantáneamente llegamos a olvidar nuestros éxitos personales. Por ejemplo, cuando una persona decide realizar un cambio corporal en su estética, los primeros meses comienza rápidamente a ver resultados. Incluso las personas que lo rodean comienzan a felicitarlo o a notar sus nuevos logros.

La persona inicialmente los acepta, pero con el paso de los días se presenta este fenómeno, en el cual se observa en un espejo y nota que cada día, por más que se esfuerce, le falta mucho para llegar a su nueva meta, aunque los demás se asombren de lo que ha logrado hasta el momento.

Este fenómeno en parte nos puede perjudicar, como también nos puede ayudar. Todo depende del punto de vista que tengamos. Esto no sólo ocurre en un área como el ejemplo anterior. También ocurre en todos los ámbitos de nuestra vida.

De acuerdo a mis investigaciones, observaciones y laboratorios sobre el tema, esto tiene que ver con el incremento que constantemente busca la Vida en nosotros. De lo contrario el ser humano jamás avanzaría o se quedaría simplemente donde está y nunca veríamos los avances que tenemos actualmente.

Si observas este u otros ejemplos, la gente que te rodea puede ver constantemente tus avances aunque tú no puedas hacerlo. Pero qué pasa cuando tocamos el tema de nuestras fallas o errores? Esto representa un problema en nosotros. Con esto me refiero que cuando tenemos una falla o una falencia en nosotros, por lo general no la vamos a ver porque constantemente estamos mirando hacia afuera y no hacia adentro de nosotros.

Respecto a esto, años atrás cuando conocía a algunas personas de inmediato sentía mucho rechazo hacia ellos sin aparente razón. Honestamente yo había tomado la postura general que traducido en palabras más simples puede ser “es que la energía que emana esa persona es mala. O es que esa persona te envidia” o cosas similares.

Especialmente conocí a una persona que me molestaba incluso verla comer, verla conversar, etc. Por aquella época ya me había dedicado al hobby de investigar el pensamiento humano y la conexión que este tiene con las emociones, así que decidí salirme de la opinión popular e indagar sobre este tema.

Me comencé a preguntar por qué esa persona me produce dicha emoción de rechazo? Será que le tengo envidia? pero de qué? Odio? Pero no tengo razones para ello! Celos? Tampoco tengo razones para ello. Así que me vino una idea sobre esto que me pareció bastante lógica y que tiene que ver mucho con estar mirando constantemente hacia afuera de nosotros.

Me di cuenta que esa persona era un espejo mío. Que las cosas que hacía y que me molestaban eran exactamente cosas que yo mismo hacía y que no me gustaban de mí, pero por estar mirando hacia mi exterior, no las podía ver claramente. En otras palabras por estar buscando problemas y soluciones en la vida de los demás, no solucionaba mi vida.

Tristemente esta es la situación de casi el 99% de la población mundial (para ser optimistas). Somos expertos ayudando a otros pero jamás nos ayudamos a nosotros mismos. Te confieso que darme cuenta de esto me entristeció mucho al principio, porque no sabía lo mal que estaba, pero con los días me ayudo a caminar por otro sendero emocional.

Decidí tomar acción respecto a estas emociones que me producían las personas y comencé a corregir en mi lo que me fastidiaba de otros. Incluso hasta el día de hoy sigo practicando este “deporte”, que te recomiendo tu comiences a realizar desde este mismo instante.

Así que te animo a través de esta información a que la próxima vez que veas alguien que te “cae mal” o te produce emociones de rechazo, desdén, celos, odio o cualquier emoción que te pueda robar tu paz mental lo veas como algo a mejorar y no como alguien a quien rechazar. Recuerda que debemos ser sabios y escuchar los mensajes que la Vida nos está entregando para nuestra constante evolución y progreso.
Comparte:

lunes, 21 de agosto de 2017

La hipnosis como herramienta terapéutica


La hipnosis como herramienta terapéutica

Victor Giordani especialista en Hipnosis Clínica nos responde las siguientes preguntas:

Qué es la hipnosis?
Quién se puede hipnotizar?
Para qué tipo de personas es recomendable emplearla?
Qué problemas se pueden tratar con la hipnosis?
Cuáles son los mitos más comunes sobre la hipnosis?
Que tan cierto es que los medios de comunicación masiva pueden realizar este proceso con las masas?
Comparte:

lunes, 29 de mayo de 2017

Como cumplir nuestras metas de forma inmediata


Como cumplir nuestras metas de forma inmediata

Cuando nos proponemos a realizar cambios casi siempre llegamos hasta la declaración inicial. Respecto a esto, he visto constantemente varias imágenes graciosas aludiendo este tema en las redes sociales, con la frase final “por qué eres así” o también “por qué soy así”. Irónicamente la respuesta está en nosotros mismos y es que a diario, cada segundo, constantemente estamos haciendo un entrenamiento para no hacer nada respecto a nuestras metas.

Este entrenamiento es tan sutil que a diario culpamos a terceros u objetos por nuestros desaciertos al no perseguir con constancia nuestros sueños. Para ejemplificarlo, te voy a poner un ejemplo muy común que hacemos constantemente. Intenta recordar que haces con las facturas de tus servicios en tu hogar. Con este me refiero a servicios básicos como energía y acueducto.

Siendo honestos y te lo digo porque lo hacía en el pasado, miramos la fecha de vencimiento de la factura y así tengamos el dinero en nuestras manos, esperamos hasta el último segundo, cuando van a cerrar la entidad bancaria y en carreras lo pagamos. Otro ejemplo, nos dan ganas de realizar nuestras necesidades biológicas y si no son urgentes, que hacemos? Exacto, esperamos hasta que nuestro cuerpo no pueda más para ir al baño.

Si solo observamos estos pequeños ejemplos, nosotros estamos realizando un entrenamiento a diario para no actuar de inmediato y dejar que la vida nos resuelva las cosas aleatoriamente y en la gran mayoría de caso en contra nuestra.

Mira la mayor parte de situaciones problemáticas que tenemos es porque no tomamos acción a tiempo. No tenemos control de nuestra vida precisamente debido a este entrenamiento. Que podemos hacer para mejorar esto? Efectivamente hacer lo contrario a nuestra acción actual y es actuar con rapidez.

ATENCIÓN! Con rapidez no me refiero a tomar decisiones precipitadas ni al azar. Como te he estado recomendando se siempre sabio y tomate tu tiempo, pero este tiempo no son meses, ni largos periodos. Se trata de analizar muy bien las oportunidades y amenazas de tu decisión sistemáticamente. En mi caso yo comencé a realizar acciones de cosas simples como las necesidades fisiológicas, como comer e ir al baño. Normalmente en la madrugada cuando uno se levanta al baño, la pereza no lo deja. Así que comencé a actuar de inmediato al levantarme al baño a estas horas.

Simultáneamente comencé a hacer lo mismo con las facturas. Al principio tenía la sensación absurda que si dejaba pasar el tiempo el dinero iba a rendir, pero luego me di cuenta que sea el momento en que lo haga igual, la factura va a costar el mismo valor, claro está a no ser que la dejes llegar a su fecha límite de vencimiento.

En estos casos la diferencia no es económica, sino más bien de tranquilidad. Así que mi invitación en esta oportunidad es que realices tus tareas con tiempo suficiente. Nunca puedes prever si llegará una situación que te impida realizar tu tarea con tiempo o que lleguen más tareas que te alarguen el cumplimiento de esta, y aquí es cuando se nos complica la vida, se nos escapan las situaciones y sentimos que no tenemos controla sobre la vida.
Comparte:

lunes, 13 de mayo de 2013

Tomando mejores decisiones


problema
Creo que todas las personas, sin excepción, en este planeta hemos pasado una o varias situaciones que nos complicaron y amargaron la vida. Quizás muchos prefiramos no recordar estos eventos, pero como afirma un dicho muy conocido “aquel que no conoce la historia, está condenado a repetirla”.

Cuando nos sentamos a analizar nuestros eventos desagradables, de una forma imparcial, llegamos a la conclusión que pudimos haber evitado eso. Incluso llegamos a culparnos por no haber hecho nada, ocasionándonos mayor infelicidad.

Como hemos visto en entradas anteriores, las decisiones que tomamos, ya sean importantes o triviales, provienen de lo que sentimos sobre las cosas. Por ejemplo cuando compramos, si nos vamos a cambiar de lugar de vivienda, la película que veremos, con quien la veremos, etc. proviene de las emociones que sentimos actualmente.

Lamentablemente no existen instituciones educativas donde hagamos un entrenamiento sobre nuestras emociones. Y para tristeza nuestra, la poca información sobre este tema, la hemos recibido o recibimos actualmente de Novelones en Televisión donde solo vemos gente llorando, envidiando, careciendo de algo o todo y hasta maquinando el mal contra su prójimo.

comercial
En cierta ocasión salió un comercial de televisión en mi país donde se engrandecía este tipo de información argumentando que todo lo que se producía allí era de “nuestra realidad”, cuando en realidad las cosas ocurren al contrario. Y asumiendo que fuera cierto, la información del comercial, ¿por qué seguir viendo cosas que nos chingarán más la vida?

Esto presenta un reto, pues la pregunta de muchos es ¿entonces qué me sirve, que puedo ver que me beneficie? Para empezar, creo que tu televisor traía un control remoto, ¿correcto? Entonces cambia de canal y observa otro tipo de información. Si definitivamente no encuentras nada, recuerda que tienes a tus pies una herramienta muy poderosa donde seleccionas lo que quieres meter en tu mente llamada Internet. Y si definitivamente no puedes con eso, hay algo que se llaman libros donde puedes expandir tu conocimiento en el área que deseas.

¿Qué necesitas estar informado? ¿De qué? ¿Vas a ayudar a alguien con esa información? ¿Te está ayudando a ti?

Mira mucha gente se queja en sus vidas de la infelicidad y los problemas. A veces se levantan aburridos, odiando y maldiciendo a todo, incluso a la Vida como si la Vida tuviera la culpa de que fuéramos tan pendejos. Otras veces se levantan con miedo e incluso van a realizar sus actividades o trabajo con este tipo de información, desmejorando el servicio que le prestarán a otros o exponiéndose a quedar desempleados por bajo rendimiento.

Lo curioso de esto es que veo siempre a estas personas invocando a Dios y su ayuda para poder tener un poco de paz y felicidad en sus vidas. Por ejemplo conozco varias personas que actualmente pasan por varias dificultades en el plano económico. Recuerdo que esta situación también la viví yo en el pasado. Yo le pedía a Dios, un Dios que ni siquiera saludaba o le daba las gracias por la vida, que me sacara de mis problemas económicos.

respuesta
Para sorpresa mía la respuesta llegaba a través de las personas que estaban a mí alrededor. Increíblemente la solución estaba allí pero yo no la podía ver por dos razones fundamentales. La primera era que yo espera que “papito Dios” mandara un ángel vestido de traje con una maletita llena de dinero. Y lo segundo, era tanta mi desesperación en ese momento porque no ocurría lo primero, que no podía ver las soluciones al frente de mi cara.

Recuerdo que mi mejor amigo desde hace muchos años me sugirió que si uno disminuye sus ingresos, lo lógico era disminuir sus gastos. En teoría hacer esto es lo más obvio y lógico. Solo una mente pendeja no lo haría, pero intenta decirle eso al Ego.

Con esto quiero decir que cuando te has acostumbrado a un determinado nivel de vida y comodidades, es muy complicado bajarse de allí, pues vienen a tus sistema nervioso diferentes emociones que te indican que cómo te vas a devolver o retroceder en tu avance, lo que hace que el problema con el tiempo se agrave más.

Efectivamente esto pasa, hasta que la vida resuelve las cosas por nosotros y ocurre lo inevitable. Tienes que abandonar tus “lujos” (léase caprichos) y hasta hacer cosas que pensaste que nunca te pasarían a ti. Porque te aseguro que cuando uno está bien o no han pasado dificultades grandes, uno siempre piensa, “eso no me pasará a mi jamás porque cuento con la protección de Dios y bla bla bla”.

Si en el pasado has enfrentado situaciones complicadas, intenta recordar cómo empezó todo. Las cosas no ocurrieron por si solas de un momento a otro. Fueron tus decisiones que poco a poco llevaron tu vida por ese camino tormentoso. Y aquí volvemos al principio de esta entrada. ¿Por qué tomaste esas decisiones? Correcto, por la información previamente instalada en tu mente.

tomar accion
Lo más importante este día es ¿qué harás desde este momento? Recuerda que si sigues haciendo lo mismo que haces en este momento, tendrás la vida que tienes actualmente. Si esperas un cambio debes hacer cosas diferentes y eso solo es posible mediante la expansión de tu conocimiento mediante la información que ingresas en tu mente.

Si quieres ser un experto en computación, pues no lo vas a lograr viendo películas de acción. Solo es posible si ingresas información del tema. ¿Quieres iniciar un negocio? ¿Quieres más dinero? ¿Quieres amarte y que te amen? ¿Quieres mejorar tu salud y condición físicas? Pues entonces tienes que comenzar a dejar de meter basura en tu mente y dedicarte a ingresar la información que necesitas para mejorar en tu vida.

Una de las dos razones por las cuales yo quité la información de los medios de comunicación tradicionales en mi vida fue esta. Me di cuenta que la basura mediática solo sirve para que consumas cosas y aprendas a obedecer agachando la cabeza antes las adversidades reales o imaginarias.

Es por eso que como buen consejo que un amigo un día me dio te lo entrego ahora. Aprende a controla tus emociones, pues de lo contrario otra persona te controlará.
Comparte:

miércoles, 15 de febrero de 2012

La soledad que produce la falta de Amor


Todos en algún momento de nuestras vidas hemos experimentado el dolor amargo de la soledad, a pesar de estar rodeados de millones de personas en este planeta, pues la tecnología hoy en día nos permite conectarnos de una forma que jamás llegamos a imaginar.

Sin embargo, este fenómeno de soledad se presenta no sólo en solteros, sino también en personas casadas, que aunque tengan su pareja al lado, sienten un absoluto abandono de la otra parte. Pero ¿por qué ocurre este fenómeno mundial?

Para poder entenderlo, analicemos la forma en que iniciamos nuestras relaciones. El escritor estadounidense Neale Donald Walsch, en su libro Conversaciones con Dios, describe la forma disfuncional en que nosotros iniciamos nuestras relaciones al basarlas en el temor y no en el Amor.

Allí se expresa que iniciamos sintiendo temor al decirle a una persona “te amo”, pues pensamos inmediatamente si a cambio vamos a recibir la misma expresión de “yo también te amo” y lo que es peor, cuando la escuchamos de vuelta, sentimos un nuevo temor y es, por cuánto tiempo vamos a conservar ese amor.

¿Qué clase de amor, puede ser uno basado en el temor?

Lamentablemente esta es la forma en que abordamos este tema tan importante en nuestras vidas, pues ese sentimiento nos acompaña desde nuestra concepción y nos acompañará hasta el último día que estemos en este planeta, pues se ha podido comprobar que al final de sus días una persona no está pensando en las cosas que adquirió, o donde viajó o cuantos títulos logró. Está pensando en el Amor, en las personas que dejará y que están a su lado.

Son varios errores los que nos permiten seguir viviendo de esta forma y reafirmando aun más la creencia en que el Amor es algo doloroso. El primer error es pensar que yo no me equivoco y que soy libre, pero libre para seguir siendo un pendejo(a), y que me las sé ya todas en el amor. El segundo error es pensar que soy un adulto y que puedo perfectamente manejar cualquier situación de forma madura.

Aquí tenemos un verdadero problema, pues nuestras decisiones en cualquier tema de nuestras vidas, principalmente un tema emocional como el Amor, no dependen de la lógica o la inteligencia, sino de lo que aprendimos cuando éramos niños. En otras palabras son reacciones condicionadas por lo que le aprendimos a nuestros padres, profesores, parientes y personas influyentes en nuestra niñez.

Si nuestros padres, sufrieron por Amor, adivina quien estará copiando su forma de vida. Y en este punto hay que tener cuidado, pues inconscientemente es incorrecto ser mejor que nuestros padres. Los amamos tanto que “superarlos” o vivir mejor que ellos, podría llegar a ser una traición de nuestra parte.

Aquí alguien puede decir, “mi padre no tuvo automóvil a mi edad, pero yo si lo tengo y eso prueba que lo superé”. Pero en realidad lo ¿superaste emocionalmente? ¿Vives mejor que él como persona? ¿O también te has frenado al igual que él a expresar todo el amor que sientes en tu interior? ¿Tratas a los demás como él lo hacia contigo? Obsérvalo a tu edad y observarte, ¿se trata de una continuación emocional?

En realidad la mente inmadura, es un remedo o copia de sus padres. Y si estos sufrieron, pues ya entenderás por que la vida de una persona se basa en el sufrimiento, el dolor y la desdicha.

Conociendo todo esto, ya sabemos que estamos jodidos en esa área, pero entonces ¿cómo se puede cambiar todo esto? Como en todas las recuperaciones, lo más importante es aceptar el daño. Si aceptamos que tenemos un problema, es más fácil hacer algo por la situación. Seguido de esto debo hacerme cargo de mi mismo. De mis emociones. Aquí muchos fallamos, pues nuestro interior está lleno de tanto dolor que jamás entramos en contacto con nosotros mismos.

Es por eso que le huimos a la soledad, al silencio a través de la música disfuncional, la televisión, el entretenimiento (así sea de baja calidad), pero que me permita distraer mis momentos de dolor. ¿Recuerdas cuando eras un niño y te golpeabas? La madre (por lo general), intentaba desviar tu atención del dolor mostrándote otras cosas o cantando. Así fuiste aprendiendo a no sentirlo y expresarlo, sino a distraerlo. Y si observas, eso has estado haciendo toda la vida. Distrayendo el dolor o el miedo hacia otras cosas.

Esta es una salida muy inteligente, pero enferma, pues al final no soluciona nada, sino que cada vez te hace más dependiente de las distracciones, provocando cada vez más vacío en tu interior produciéndote aburrimiento y más dolor, y luego le reclamas a Dios, al Universo, la Vida o a cualquier Santo de tu devoción, por qué te está pasando eso a ti… Suspiro.

Por eso muchas personas sufren de insomnio. En la noche, como no pueden hacer ruido para distraerse, su cerebro comienza a generar voces e imágenes mentales, más emociones que te acosan y no te dejan dormir. Entras en modo “solucionar problemas” y por eso al otro día estás cansado(a) y por falta de concentración haces las cosas mal y esos errores te llevan en un ciclo infinito de desdicha.

Hacerse cargo de ti mismo significa aceptar tus emociones, no escapar de ellas. Escribirlas para aprender a conocer que nos dicen. Meditar en ellas y conocer su significado. Sentirlas y llorarlas y sobre todo comenzar a decirte a ti mismo que a pesar de sentir todo eso y vivir cosas que no te gustaron, te amas y te aceptas completa y profundamente a ti mismo. Y que siempre te acompañarás tú mismo, pase lo que pase o sientas lo que sientas. Esto es lo que se conoce como integración emocional.

Cuando comienzas a hacerte cargo de ti mismo, ocurre un fenómeno asombroso que consiste en dejar de meterte en la vida de los demás, pues pasas a solucionar tu vida y dejar de meterte en la vida de los demás a opinar, solucionar e intermediar. Dice una frase popular que el 90% de los problemas del ser humano son por meterse en lo que no le importa. Este fenómeno produce una sensación de libertad, pues sientes que te has quitado el peso de cargar con las emociones de otros que no te corresponden, pues al fin y al cabo tu Creador no te envío aquí a cuidar a nadie, salvo a ti mismo(a).

Después de esta libertad, viene lo que llamo punto de peligro emocional, pues como ya te comienzas a sentir bien, quieres que todo el mundo este bien y vuelves a pasar en convertirte en el solucionador oficial de los problemas ajenos, lo cual te llevará nuevamente al malestar.

Mira, es muy noble ayudar a los demás y correcto. Pero meterse en sus vidas no es ayudar. Es complicar. La mejor ayuda que le puedes dar a las personas es mostrándoles con tu ejemplo que se puede vivir con calidad. Esto hará que otros quieran seguir tu ejemplo y solitos buscarán el modo de vivir bien. Es similar a dar limosna. La limosna a los pobres no les soluciona el problema. Les ayuda unos minutos a calmar el hambre pero de allí no pasarán, pues lo que aprendieron es que hay muchos pendejos que les dan y esto los lleva a una zona cómoda donde se quedan esperando que les sigan dando. Si quieres ayudar a los pobres, lo mejor que puedes hacer es convertirte en una persona rica, pues esto les dará un modelo y un ejemplo a seguir. Y eso si es ayudar, pues como dice la frase popular, es mejor enseñar a pescar que dar un pescado.

Cuando uno sana emocionalmente sus heridas, todo alrededor se transforma. Comienzas a ver el Amor de la vida por ti. Comienzas a sentirte enamorado de ti. De tu cuerpo, de tu vida y comienzas a disfrutar de los pequeños detalles de la vida, comer, oler, escuchar, dormir, de los animales, del silencio, de la belleza, de tu energía, del sexo y un sinfín de cosas que pasan por nuestros ojos y no las vemos por estar ocupados sufriendo y metiéndonos en lo que no nos importa.

Y al final cuando das amor, ya no te da miedo que te lastimen, pues te das cuenta que la única persona que puede lastimarte eres tú misma(o), lo das sin reserva y sobre todo no permitirás las cosas que permites hoy por temor al abandono, desprotección, que produce la dependencia emocional de otro guey.

Lucha por tu libertad. No permitas que tu vida pase en vano. Vive de tal forma que tu Creador se incline ante tu valor y amor por la vida. Te aseguro que la vida vale la pena vivirla de esa forma. Te deseo lo mismo que yo deseo para mi y que puedas rencontrarte con el amor de tu vida que eres tu misma, tu mismo.
Comparte:

Vídeo Bienvenida

YouTube

Copyright © Ritmo Positivo 2009 - 2018. Con tecnología de Blogger.

Acerca de mí

Mi foto

Ingeniero de Sistemas e Investigador del Pensamiento Humano y las emociones, y como estas influyen en las decisiones que tomamos cada segundo para tener éxito o fracaso.

Ultimo Vídeo

PBA Oferta

Facebook

Suscríbete al Blog

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibe las actualizaciones del Blog AUTOPODER: Recupera tu Poder Interior.

Te será enviado un Email de confirmación para la suscripción. Si no recibes el email, por favor verifica en tu carpeta de Correo no Deseado o Spam.

Puedes darte de baja del servicio en cualquier momento que desees. Cada Email de la suscripción que te llega contiene las instrucciones para hacerlo al pie de página.




Ofrecido por FeedBurner