Retoma el control de tu vida. Estrategias efectivas para el control emocional

Mostrando las entradas con la etiqueta Creencias. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Creencias. Mostrar todas las entradas

lunes, 26 de febrero de 2018

Cómo hacer que la gente cumpla tus deseos



Cómo hacer que la gente cumpla tus deseos En el año 2012 publiqué una entrada en este blog titulada LA IMPORTANCIA DE LA DISCRECIÓN EN LOS PROYECTOS Y METAS PERSONALES. Si no la has visto, te recomiendo darle una mirada que en resumen toca el tema de la consciencia colectiva y cómo esta puede afectar los resultados de nuestro entorno, incluyendo nuestras metas.

Si observamos cuidadosamente, las intenciones de las personas alrededor nuestro, pueden afectar negativamente nuestros deseos y proyectos, al tal grado que estos no lleguen a realizarse, aunque estuvieran a un paso de ser un éxito.

Sin embargo, existe la posibilidad de generar el efecto contrario en las mentes de las personas con el fin de cumplir nuestros deseos? Personalmente pienso que la respuesta a esto es un rotundo SI.

Para poder dar explicación a esto, uno de los textos sagrados de la humanidad expresa la siguiente frase “donde estás dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy en medio de ellos”. Si notamos este texto, hace referencia no a uno sino a varios reunidos con un propósito.

Y si has leído la entrada mencionada anteriormente verás la referencia del experimento para el estudio de la Conciencia Global que se lleva a cabo desde los años 70 la cual nos indica que independiente del propósito de dos o más personas reunidas con un mismo fin, la consciencia colectiva es capaz de alterar el curso de los eventos o energía que se mueva en el momento.

Por ejemplo en mi localidad existe una figura religiosa muy importante y cierto día del mes la gente de todas partes de mi país e incluso del extranjero vienen a reunirse para pedir por soluciones o también vienen a “pagar” por los favores recibidos visitando al santo de su devoción.

Si notas las intenciones de las miles de personas que van durante el día, meses y años son positivas, ya sea para sanarse de algo, pedir prosperidad, compañía, negocios, etc.

Para ilustrártelo un poco, el año pasado tuve un familiar gravemente enfermo. A pesar de mi educación que gran parte fue basada en el Método Descartes o por decir algo, en el principio de la Duda Metódica (partir del principio de que te están mintiendo) para llegar a la “verdad”, me acerqué a este ícono importante y le hice mi petición.

Para mi asombro, dos días después mi pariente evolucionó demasiado. Increíblemente cinco días después le dieron de alta y hoy en día se encuentra en un excelente estado físico. Honestamente yo pensé que esto fue coincidencia y le comenté a una amiga. Ella me dijo que le hiciera una petición para realizar algo y nuevamente dos semanas después se le concedieron las cosas.

Mi amiga por supuesto le comento a algunos allegados y pues ya sabes, me nombraron el “intermediario” oficial para peticiones.

Analizando todo esto pude recordar el experimento mencionado anteriormente sobre la Conciencia Global y pude llegar a la conclusión que tus propósitos se pueden llevar a cabo al momento que muchas personas se reúnan, en forma positiva.

Personalmente yo me considero un libre pensador, pero eso no quiere decir que soy cerrado a mi verdad o que piense que los que tienen o no religión están equivocados. En mi caso es frecuente ir a visitar sitios religiosos, independiente de las creencias que estos tengan, siempre y cuando dichas creencias sean para buscar el bienestar de las personas.

Así que te animo mediante esta información a que te conectes más con las personas y con las intenciones similares a las tuyas.
Comparte:

lunes, 5 de febrero de 2018

Cómo cambiar creencias limitantes que afectan nuestro bienestar


Cómo cambiar creencias limitantes que afectan nuestro bienestar

Muchas veces nos sentimos apáticos, sin ganas de realizar nuestras tareas o incluso, sin ganas de realizar las cosas que sabemos que nos convienen y nos ayudarán a mejorar cada día. Este fenómeno no es exclusivo de pocos, sino del ser humano en general.

En algunas personas es más intenso que en otras. Quizás te hayas preguntado alguna vez, de donde proviene todo esto? Cada ser humano sin excepciones tiene un sistema de creencias. Con creencias no me refiero exclusivamente a ideas mitológicas, religiosas o similares.

Todo lo que haces a diario está basado en tu sistema de creencias. Allí está almacenado cuánto dinero debes tener, cuanto recibir, cuanto gastar. Como deben ser tus relaciones con los demás, con tu pareja, hijos, etc. E incluso como debe ser tu estado de salud en general.

Este sistema de creencias se ha formado durante los años de vida que llevas. Según los expertos en el tema, tu personalidad se forma entre los 5 a 8 primeros años de vida, es decir que a esa edad se estableció lo que más o menos tú serás de adulto y a dicha personalidad se irán sumando una serie de creencias que reforzarán lo aprendido o complementarán tu información dándole forma a tu universo personal.

Si en este punto has llegado a la conclusión que si no tuviste la mejor información durante dichos años estarás en problemas el resto de tu vida, te tengo 2 noticias. La mala noticia es que estás en lo correcto respecto a la conclusión que llegaste. La buena noticia es que el ser humano es programable. En otras palabras puede re-aprender aquello que está buscando para cambiar.

Sin embargo re-aprender, re-programar o cambiar tu información no es una tarea simple. Es algo que puede ser complejo tanto en tiempo, como en procedimiento. Por ejemplo en mi caso, yo me he tardado más que el promedio de las personas que pueden obtener cambios en pocas semanas. Pero lo único cierto es que al final todos podemos cambiar lo que queremos.

Las creencias en algunas personas pueden ser tan fuertes, que al momento de cambiarlas, les puede generar mucho malestar. Y quizás preguntes, esto por qué ocurre? Nuestro cerebro siempre va a buscar nuestra supervivencia. Todo lo demás no importa, esa es su programación primaria, es decir con la que venimos todos. Por eso es que en este blog, hemos denominado o más bien nombrado 2 estructuras mentales que traemos desde la concepción como Ego y Noble. Para mayor referencia de este tema te invito a leer la entrada DEFECTOS QUE NO ME PERMITEN RECIBIR LA ABUNDANCIA DEL UNIVERSO.

Respecto a esto, en mi caso, durante mi infancia el concepto religioso que tuve fue diferente al resto de mis amigos y compañeros de estudio. Esto a parte de formar un conflicto en esa edad (pues deseaba hacer lo mismo que mis amigos), posteriormente lo formó cuando decidí cambiarlo. En este cambio, incluyó culpa, depresión y hasta angustia.

Como vemos la programación al intentar protegerse, nuestro cerebro dispara emociones para que no salgamos de la zona de protección o supervivencia en que nos encontramos. Vas comprendiendo por qué a veces sentimos emociones de desgano, apatía, pereza o descontento sin aparente razón?

Quizás en este punto me digas, pero si yo no estoy intentando cambiar nada, porque siento estas emociones? Posiblemente tu vida cambió a partir de una perdida, ya sea de una persona, mascota, objetos, etc.

Una vez que “superamos” este tipo de emociones o más bien “pasamos” estos procesos, puede venir un sentimiento de rabia por la simple razón de haber aceptado estas ideas o creencias nocivas en nuestra vida. Esto también me ocurrió a mí, y aquí fue cuando me di cuenta del verdadero conflicto que tenía.

De casualidad me enteré de una autora que conocía y escribió sobre estos temas de la infancia que fue la doctora Louise Hay. De ella aprendí un sabio consejo y fue “hacer las paces con el Dios de mamá”. Esto quiere decir el Dios que te enseñaron en tu hogar cuando eras infante.

Y esto por qué es importante si ya somos adultos y podemos elegir nuestras creencias de éxito ahora? Mira, nuestras creencias aprendidas durante la formación de nuestra personalidad nos están acompañando y acompañarán mientras vivamos. De hecho nuestra personalidad y lo que somos actualmente proviene de dicha información.

Así que bajo ningún motivo podemos pelear con estas creencias pues nos vamos a generar mucho malestar o nos vamos a volver más disfuncionales. El truco en esto es hacer las paces con nuestro pasado. Negociar con nuestras creencias y adaptarlas a las nuevas. De lo contrario, al no resolver esto, nos va a generar mucho estrés, radicales libres y otra serie de químicos en nuestro cuerpo que pueden llevarnos no solo al malestar emocional, sino al físico produciendo dolencias y en algunos casos enfermedades.

Ahora vas comprendiendo por qué para algunas personas es tan complicado dejar de hacer algo a pesar de que esto le pueda estar haciendo daño o perjudicarlo? La conclusión es que examinemos que creencias nos están llevando al malestar y comencemos a reconciliarlas, adaptarlas a nuestros nuevos propósitos. Que por dónde comenzar? Te recomiendo lo que he probado y me ha funcionado. Date una visita por la página web de doctor Giordani. Allí vas a encontrar diferente material que te ayudará a cambiar tu vida.

Recuerda que si deseamos hacer ajustes en nuestra vida, debemos realizar el mismo proceso que nos llevó a creer lo que firmemente creemos ahora y es mediante información constante. Tú no puedes pretender leer un libro y con eso ya cambio tu vida. O comprar un video, audio, meditación, usarlo una o dos veces y esperar a que las cosas cambien por si solas. En realidad hay que hacer un trabajo serio y comprometido con uno mismo.

Recuerda que puedes tardar mucho tiempo, como en mi caso, pero si no comienzas hoy mismo, en unos años te quejarás de no haber comenzado este dia. En realidad el tiempo no debe preocuparte. Es algo bastante relativo y sin importancia. De hecho el tiempo es una fantasía en nuestra mente, pues en este momento de grabar el vídeo este es mi presente, pero al mismo tiempo es tu futuro. Cuando lo ves va a ser tu presento, pero para mí será mi pasado.

Lo único que importa es que al final lo estás viendo en este momento y este día puede ser el instante en que cambió todo para ti si tú así lo decides.
Comparte:

lunes, 4 de septiembre de 2017

Aprendiendo a conciliar las creencias limitantes. La historia de Johannes Kepler


Aprendiendo a conciliar las creencias limitantes. La historia de Johannes Kepler

Casi todos escuchamos de gente emprendedora que a partir de la nada logran grandes hazañas. Esto va desde vendedores de objetos tangibles, pasando por desarrolladores de software, juegos, etc. hasta asesores de imagen y en general objetos intangibles.

Normalmente al escuchar estas historias de superación, nuestra alma se agita de emoción y nos sentimos animados a conseguir nuestros sueños. Pero cuando intentamos llevarlo a la práctica, nos encontramos con un gran muro emocional que podemos traducir en una simple pregunta: Y COMO? Es decir, como inicio, como lo logro, como consigo capital, etc.

Respecto a esto, cuando me encontraba en la Universidad preparando mi tesis de grado, di con una historia muy interesante sobre un personaje muy poco mencionado en la historia. El astrónomo matemático Johannes Kepler.

La historia mencionaba que este brillante personaje, dudaba mucho de las teorías del Universo aceptadas por la comunidad científica del momento. Es decir en aquel entonces se creía que los planetas tenían órbitas circulares. Sin embargo Kepler comenzó a observar que las figuras celestes no tenían este movimiento circular, sino más bien un movimiento elíptico. El comenzó a observar y medir tiempos de los astros y a sacar sus propias conclusiones de las cuales salieron las 3 leyes de Kepler.

Kepler sentó las bases del movimiento elíptico y sus respectivas ecuaciones matemáticas que posteriormente sirvieron para que el conocido científico Isaac Newton pudiera llegar a una mejor compresión y explicación de las leyes del movimiento Universal.

Cuenta dicha historia que Kepler reconfirmó una frase acuñada por Nicolás Copérnico sobre las bases de construcción del Universo diciendo “al parecer estamos frente a un Creador que gusta de las matemáticas”.

Sin embargo hay un detalle que cuenta la biografía que leí sobre el emprendimiento que tuvo Kepler sobre el movimiento astral. Kepler tuvo muchos inconvenientes con sacar a la luz sus teorías y tratados, ya que al ser una persona religiosa pensó que estaría ofendiendo a su Creador por contradecir las leyes de la física aceptada en el momento. Él padeció una gran culpa y frustración antes de publicar dichos estudios. Tuvo que luchar contra sus creencias más profundas a pesar de ser un científico.

De esta historia podemos sacar 2 conclusiones. La primera es que todos llevamos la fuerza de la Vida en nuestro interior. Dios, es decir la Vida misma se expresa mediante nosotros y siempre está buscando un incremento. Por eso notamos que la vida de nuestros antepasados está menos avanzada que la nuestra. Incluso nuestro modelo de vida de niños es menos avanzado que de adultos. Así pues, todos tenemos la facultad de cambiar el mundo, cambiar la historia y cambiar el rumbo mediante nuestra expresión y fuerza interior, tal como lo hizo Kepler y otros científicos de su época y posteriores.

La segunda conclusión es que todos tenemos creencias que pueden afectar esa expresión de incremento que la Vida misma está buscando constantemente. Observa lo que le ocurría a Kepler con sus creencias religiosas. Quizás tú me digas “pero no tengo esas creencias limitantes sobre Dios”, y aquí te pregunto, por qué no logras todo lo que te propones? Definitivamente tienes creencias que no te permiten avanzar tal como lo deseas. Es por eso que mediante esta historia te animo a que dejes tu huella en este Universo. Tu no viniste aquí solamente a trabajar como esclavo todo el día para anhelar un fin de semana y estar con tus amigos o familiares escapando de la realidad de la semana.

Comienza a examinar que te está impidiendo crecer y avanzar en lo que te propones. No te conformes con una vida mediocre en la cual ni siquiera tus hijos, nietos, vecinos y amigos te recuerden como alguien que dejó huella. Recuerda tu eres una expresión del Universo. El Universo es majestuoso, grande, maravilloso. No es mezquino, pobre o enfermo. Ni tampoco triste, deprimido o amargado.

Deja tu huella. No importa la que sea pero no permitas que el miedo, el enojo y la mediocridad al final te ganen y el día de tu muerte puedas decir “valió la pena vivir, fui un ejemplo de libertad, vencí al miedo y lo volveré a vencer donde quiera que me lo vuelva a encontrar”.
Comparte:

sábado, 28 de mayo de 2011

Mejorando la comunicación intrapersonal

Autopoder.com
Antes de iniciar con este tema debo aclara dos situaciones. La primera tiene que ver con lo extenso del tema por lo cual se tratará una parte en esta entrada y en la siguiente el resto de la información.

La segunda situación tiene que ver con lo polémico del tema. Si has estado siguiendo este blog, has notado y he mencionado que yo no trato 3 temas que son Fútbol, Política o Religión.

Lamentablemente, este tema de la comunicación intrapersonal toca una parte que tiene que ver con la religión, razón por la cual te pido de todo corazón que si tu espíritu esta cristalizado en la más pura ortodoxia, es decir, si ya tienes y sigues un Dios y perteneces a una religión organizada, es mejor que no leas esto pues puede ofender tus creencias y formar en ti contradicciones y polémicas que solo harían perder el tiempo a quienes participan de ellas.

Si decides leerlo, de todo corazón te ofrezco mis disculpas anticipadas pues no es mi intención ofender o dañar personas u organizaciones. Mi intención es ayudar (a quien quiera hacerlo) a cambiar emociones destructivas y a madurar emocionalmente con el único fin de encaminar su vida al bienestar y a la abundancia material y espiritual.

Así que haciendo estas advertencias, no digas después “nadie me aviso”. :D

Autopoder.com
Cuando me presentaron a Dios, me dieron un Dios intolerante (la única verdad es la de él), inflexible (se hace su voluntad y aunque otros tengan opiniones no le importa), celoso (no tolera competencia), rencoroso (recuerda el daño que le hacen hasta la tercera y cuarta generación), juzgón (lista en mano de los que pecan), criticón (la iniciativa de otros es mala), asesino (mata o manda a matar a todo aquel que no cumple su voluntad), ladrón (toma posesión de tierras o manda a otros a que tomen la tierra que pertenece a otros), egoísta (te hice para que me sirvieras), necesitado (necesita que la gente le ruegue y le adore), etc. pero es Amor y te ama. Ah! Y lo olvidaba tienes que tenerle temor porque es el principio de la “sabiduría”.

Como dicen mis hermanos en Estados Unidos, WTF???????

Como investigador del pensamiento humano, entiendo perfectamente que una de las características principales de nuestro cerebro es que está buscando siempre una explicación para justificar conductas (explicar para justificar). Conociendo esto, y de acuerdo a mis investigaciones, tenemos preguntas que no hemos resuelto hasta el momento que son ¿Quién soy? ¿Por qué existo? ¿Quién me hizo? Y estas preguntas son las que me remiten a lo Divino y por lo tanto en el  proceso de formación de nuestro carácter en los años primarios, la idea de Dios o el concepto de Divinidad llega a formar parte integral de la personalidad de un ser humano.

En otras palabras si el Dios que te enseñan de niño es colérico, violento, intolerante, con la verdad absoluta y piensa que los occidentales son enemigos de él, fácilmente cuando seas adulto, te llenas de explosivos y vas y estallas un centro comercial lleno de personas inocentes para acabar con los “malos” o “enemigos” de Dios.

Esto es lo que ocurre con algunas personas que desafortunadamente tienen una religión similar en “la luna europea” (Europa o Luna Europea es un término acuñado en este blog que hace referencia a una de las Lunas del Planeta Júpiter llamada Europa y sus “habitantes”. Esto con el fin de no “descobijar” a nadie o que ninguna persona se sienta aludida con los temas aquí tratados).

Autopoder.com
Como mencioné en la entrada anterior sobre la formación de los celos en mi personalidad, estando niño encuentro que es “normal” tener este tipo de emociones pues el Ser Perfecto las posee y las siente. Y el cerebro de un niño es fácilmente programable. Comprende y procesa literalmente la información y la ejecuta de tal forma que vive y concibe la vida como se lo han enseñado.

Es por eso que cuando niño, e incluso adolescente mi percepción de la vida es de lucha continua. “Tengo que quitarle a otros lo que tienen y como no puedo los envidio” y “el que me la hace, me la paga”. Mira, millones de personas por no decir casi todos los seres humanos tienen este proceso o estas creencias en sus vidas. Consideran a otros seres humanos pecadores, impíos, basura, y hasta enemigos porque no pertenecen o siguen sus ideas. Si observas, han estado procesando la información que adquirieron de niños con las características de un Dios intolerante, celoso y vengativo.

Esto crea en las personas una cualidad que padecen los “habitantes” de “europa”  que se llama RESENTIMIENTO. Y estos “habitantes” piensan que si tienen este tipo de emociones, van a retener a la persona que le hizo daño y que la harán pagar por la injusticia al sentir esto. No seas Pend… digo Guey. Si tu sientes rabia o resentimiento contra alguien lo que está ocurriendo a nivel celular es que estás bombardeando tus células con substancias nocivas que se producen en tu cuerpo como resultado de un estado de ánimo alterado destructivo. Y ¿adivina a quien le va a dar cáncer o va a disparar el principio de una enfermedad terminal?

Autopoder.com
Por eso el resentido  es la persona que se toma un veneno con la esperanza de que otro se muera. Si vives en ese estado no vas a solucionar lo que te hicieron hace años o hace cinco minutos. Ya no se puede hacer nada. Pero lo que si puedes hacer es no permitir que te hagan más daño. Puedes decidir alejarte de esa persona y juntarte con personas que si te beneficien, claro está, asumiendo que no tienes ninguna dependencia emocional hacia ese verdugo que te ha hecho daño.

Como mencioné en la entrada anterior COMUNICÁNDOLE A TU PODER SUPERIOR TUS DESEOS, después de vivir toda mi vida en el proceso de pensar que la vida está en contra mía y que la gente solo busca hacerme daño, hubo una noche en especial que el dolor llegó a mi corazón debido a varios problemas económicos que tenía en ese momento.

Aunque ya no creía en un Dios como el que mencioné arriba que me presentaron desde niño, sino en un Dios un poco “más” “amoroso”, sentí que ya no podía sostener una relación hipócrita con ese Ser que no conocía sino porque otro me lo había dicho. En ese momento me invadieron muchas emociones de rabia al pensar que un Ser tan poderoso que todo lo podía y lo hacía, permitía que yo prácticamente me quedara en la calle. Pensaba en por qué tenía que rogarle para que me diera una limosnita de ayuda. Y como llegué a la conclusión en ese momento de que era un Dios sordo decidí soltarle todo mi resentimiento y decirle que no lo amaba. Que solo me acercaba a él cuándo me estaba llevando y que lo buscaba por puro interés.

¿Te suenan familiar ese tipo de emociones hacia tu Creador? Claro, asumiendo que has escuchado a los habitantes de “europa”.

Le solté a Dios todo lo que sentía por él. Rabia, dolor, resentimiento, odio, que no era justo conmigo, que me frustraba, que no lo amaba y me que me encantaría poder hacerlo pero no sabía cómo, pues no me lo enseñaron. Que ya no quería creer en él. Y que por qué me hacía todas esas cosas.

Autopoder.com
Y allí ocurrió un milagro. No me refiero a que hubo luces como en una discoteca, ni aparecieron seres espaciales y hermosos. Ocurrió el milagro que algunos llaman catarsis o también “vómito del alma”. Sin estarlo planeando, expulsé todos los sentimientos que cargaba nocivos hacia la figura de mi Poder Superior.

Esa noche no dormí y cuando me dormí a la madrugada no recuerdo haber soñado nada. Solo recuerdo haberme levantado diferente, con mucha paz, con mucho amor, como que respiraba mejor. Como si me hubieran quitado un piano de mis espaldas y comencé a abrir mi corazón. Se abrió mi mente y se aclaró el panorama de mi vida.

Desde ese día comencé a comprender y sobre todo a tomar resoluciones de vida. Por ejemplo entendí porque el Dios de muchos es sordo. Tratamos a Dios como nuestro sirviente y le damos órdenes de lo que tiene que hacer. Por ejemplo le decimos “que no sienta yo esto” y vamos corriendo a escuchar música que nos deprime o a poner en nuestra mente recuerdos del dolor que queremos que se nos quite.

O le pedimos a Dios que nos ayude a cambiar por ejemplo de trabajo porque el actual ya no lo aguantamos, y nos quedamos sentados esperando que las cosas se solucionen por si solas con una varita mágica que tiene Dios y no actuamos por lo que queremos. Y como Dios es “sordo” y no nos escucha esta oración le damos gracias y decimos a los demás “es que es en el tiempo de Dios”.

Yo te pregunto y respóndeme por favor con sinceridad ¿tú crees que Dios te pone a esperar por algo bueno o por el bien que te quiere dar? ¿Acaso él se divierte viéndote en un desierto de problemas y en el último segundo cuando vas a morir te trae el agua de la solución para quedar como un héroe delante de ti?

Autopoder.com
Comprendí que a nosotros nos hablan muy mal de Dios. Por ejemplo que él es bueno, pero mata gente. Y cuando le preguntaba a alguien porque ¿si era Amor mataba gente? Me respondían ES QUE él es el dueño de la vida. Entonces mi mente se comienza a abrir a todas esas… (No sé cómo emplear un sinónimo de pendejadas para no ser ofensivo), cosas que me han dicho y hago uso de mi experiencia. Entonces me pregunto lo siguiente. Me han dicho que Dios mata gente. ¿A cuanta gente he visto yo que Dios mate? Ninguna, respondo.

¿Quieres ver tartamudear a un fanático religioso judeo cristiano? Pregúntale porque Dios en el antiguo testamento mata gente y en el nuevo milagrosamente se vuelve Amor. Verás las diferentes justificaciones que el cerebro de esa persona presenta para argumentar y justificar sus creencias. También puedes observar su lenguaje no verbal, es decir sus ademanes, ante la pregunta que está causando conmoción neuronal sobre si Dios es Justicia o es Amor.

Comienzo a comprender porque la gente no se acerca a Dios y pierden la fe, pues nos enseñan que hay que temerle. Vamos a ser muy claros. Si yo le temo a algo o a alguien, ¿me acerco o lo evito?

Comienzo a entender que Dios habla a través de cualquier medio. Que solo debo preguntar y estar alerta y que él me responde de inmediato. A veces con mi propio pensamiento. Otras veces con algo que dice alguien. Con algo que leo, o escucho. A veces con música.

Autopoder.com
Muchas personas piensan que él ya dejó de hablar y que solo lo hace a través de “su palabra” o algún libro sagrado. Mira, lamentablemente esa palabra de Dios, acepta millones de interpretaciones. ¿O por qué crees que existen tantas religiones basadas en una sola “palabra”? y el asunto se resume en que estoy escuchando, no la voz de Dios, sino la percepción de una persona que si no ama la vida, pues por consiguiente yo tampoco la voy a amar porque Dios lo dice a través del pastor, líder, sacerdote, etc.

Es por eso que muchos hablan de fines del mundo. La persona que no ama la vida es la única que se atreve a pronosticar este tipo de cosas. Ya está jodido y como no disfruta la vida, entonces quiere que los que los que sí la están disfrutando se amarguen y se vuelvan tan jodidos como él. Por eso, mal contados, se han llegado a pronosticar 58 fechas de fines del mundo desde el año 33 hasta el 3797. WOW!!! que pend… digo que cosas!!!

En cierta ocasión me encontraba dialogando con mi abuela que pertenece a una religión organizada judeo-cristiana desde hace ya más de 40 años. Ella me preguntó acerca de mis creencias. Yo nunca hablo de este tema con ninguna persona para no entrar en conflictos, pues siempre me gusta extraer lo positivo de la vida. Pero percibí la honestidad de su pregunta. Ella me dijo “papito y lo que dice en las escrituras ¿no vale? Lo que hizo Jesús y los demás profetas ¿no es de Dios?”

Yo le respondí que no estaba en posición de juzgar si lo que allí decía era válido o no, correcto o incorrecto o que si nos habían engañado con esas historias o eran verdaderas. Que para mí estaba muy bien lo que hizo Jesús o cualquier otro personaje de dicho libro sagrado. Pero que ellos ya no estaban aquí. Se trataba de mí y mi relación con mi Creador. Que al replantear mis creencias me hice esta pregunta: “¿estoy seguro que lo que dice allí es lo que yo le quiero decir a Dios?”

Autopoder.com
Por qué mejor no le digo que me estoy metiendo en la vida de otros y se la estoy tratando vanamente de solucionar. O que siento envidia porque otro ha hecho esto y yo no. O por qué no le hablo de mis sueños y los dejo en sus manos para que me muestre el camino y seguirlo. Por qué mejor no le digo que libre a otros de estarme metiendo en sus vidas. De no irles a hacer daño.

¿Pero sabes porque no hacemos eso? Porque siempre estamos culpando a otros de nuestro sufrimiento. Es muy difícil responsabilizarnos por nuestros actos. Si yo por ejemplo tengo una vecina muy hermosa y todos los días que pasa la miro y la miro y la saludo y le busco el lado y resulta que yo le gusto y tenemos un romance y queda en embarazo y se daña su hogar y el mío, no reconozco que yo busqué esa situación sino que digo “fue el Diablo que me tentó”, y le echo la culpa a otro “guey” que no puede hablar y no se puede defender. Y luego digo con voz de tristeza, “el mundo es un lugar inseguro lleno de maldad”.

Entonces comprendo que mi vida se ha estado desarrollando por lo que otro me dijo de ella. Comprendo que mi experiencia vale más que cualquier dato que otro me pueda dar y aquí es cuando comienzo a replantear todas mis creencias que me enseñaron. Si yo soy el resultado de mis creencias, entonces voy a elegir mis creencias para que me apoyen.

Primero defino: bueno donde esta Dios. Esta pregunta me la ayuda a responder una niña de 6 años cuando le estoy enseñando a mi hija de 2 en ese momento donde esta Dios. Le señalo y le digo que en su corazón. La otra niña me dice “no, él está en el cielo”. Yo me quedo mirándola y me viene a la mente sin estarlo planeando, “mi amor, los libros sagrados dicen que Dios es Amor, ¿correcto? ¿Dónde sientes el Amor?” y ella me señala en su pecho y allí comprendo perfectamente el lugar donde mantiene Dios.

De hecho Dios está en todas partes. Él es la Fuerza que impide que los átomos que forman los diferentes objetos salgan disparados por todas partes y se derrumben las cosas. Cuando te vayas a dormir esta noche, Él es el que está pendiente del funcionamiento de tus órganos, de tu corazón, pulmones, hígado, etc. Hace poco un amigo me dijo “eso ocurre porque son reflejos involuntarios”. Mira, para que ocurra algo en este Universo, tiene que existir coordinación. Por ejemplo para construir una casa, tiene que haber un arquitecto, una persona que corrija los planos, otros que compre el material, otro que lo lleve, otro que construya, otro que pegue, otro que realice los acabados y así hasta que la terminen. Eso no es por reflejo involuntario. Lo mismo ocurre en nuestro cuerpo. ¿Quién coordina que en el momento exacto “ese reflejo involuntario” se ejecute por ejemplo cuando como algo? O cuando me corto ¿Quién da la orden de que me sane, se cierre la herida y nuevamente se genere piel? ¿Lo hago yo? ¿Tengo que estar pendiente de eso?

Entonces analizando todo esto decido acercarme a Dios con mi propia experiencia. Para hacer esto olvido todo lo que me enseñaron de él. Y comienzo a pensar y a ver cada milagro todos los días que ocurre para que estemos vivos. Esto comienza a cambiar mi percepción de la vida y la entiendo que es maravillosa y que así como he vivido en el lado oscuro de la vida extrayendo todo lo negativo, puedo elegir vivir en el lado solar y extraer todo el amor, el gozo, el placer, la abundancia, la comodidad, la felicidad y todo mi entorno de personas que trataba comienza a cambiar.

Autopoder.com
He notado que la gente que antes se me acercaba a quejarse, a hablarme mal de la vida, de la situación crítica, han ido desapareciendo poco a poco de mi vida. Ya ni los veo y eso ocurrió solo sin que tenga que hacer nada. En cambio he comenzado a conocer sin estarlo provocando a muchísimas personas que se interesan en la vida, en participar de ella. En hacer algo en vez de criticar la vida.

Es esta percepción de la vida, la que necesitamos para comunicarle a nuestro Poder Interior nuestro deseo de cambio y finalmente provocar un cambio definitivo en nuestras vidas. Pero eso será el tema de nuestra siguiente entrada.
Comparte:

jueves, 8 de julio de 2010

Borrar el pasado (?)

Debido a los comentarios en los emails recibidos, debo hacer una aclaración importante y es que el pasado no se puede borrar. Es algo que hace parte de ti y te define como la maravillosa persona que eres ahora. Lo que sí es posible hacer con el pasado es la reconciliación con el objetivo de usarlo como trampolín para nuestro éxito personal.

Entonces comencemos al encuentro de nuestra integración emocional. Repasemos lo aprendido sobre nuestra mecánica de pensamiento:


1. Nuestra vida se define por nuestras emociones pues estas son las que nos impulsan a tomar elecciones acertadas o equivocadas para nosotros.

2. Nuestras emociones son constantemente estimuladas por nuestras voces mentales.

3. Las voces mentales nacieron a partir de nuestras experiencias y enseñanzas durante los 0 y los 8 años de edad aproximadamente.

4. Las voces más importantes del pasado son dos estructuras mentales que llamaremos Niña o Niño Interior y Dios o el concepto de la Divinidad.


La clave del proceso de sanación o reconciliación interior son la imagen que proyecto de mi niño o niña interior y el concepto que aprendí de Dios. Que no te engañe la expresión Dios. No te estoy diciendo que te vuelvas religioso, pues tal vez tengas un concepto de rechazo hacia esa parte y con razón, pues casi todos en nuestra infancia escuchamos hablar de un Dios de Amor, pero que castiga, mata, se enoja pues es celoso (¿Dios celoso?... interesante…), vengativo, colérico, violento, y un sinfín de cualidades que podríamos atribuir diabólicas, pero esta entrada no tratará del tema conflictivo sobre religiones y por que no nos hemos puesto de acuerdo en ese tema tan importante. Aquí el asunto es ¿cómo podrías acercarte o sentir amor por un ser de esas características?

Ya hemos aprendido que de niño sufriste muchos castigos psicológicos y físicos por parte de padres, profesores, familiares, amigos, desconocidos, que fueron personas bien intencionadas pero mal informadas, con el ingrediente que ellos también sufrieron el mismo castigo cuando estaban en su respectiva infancia y nadie puede dar de lo que no ha recibido, con la excepción de usar la voluntad para parar el pasado y dejar de fotocopiarlo como lo estás haciendo tú en este momento, al educarte con esta información.

Añádele a estos castigos, la idea de un Dios que te ama, si obedeces a tus mayores, y no importa que ese mayor o adulto sea un idiota, solo obedécelo, y serás un buen niño, una buena niña y así vives en un mundo donde intentas obedecer y complacer a todos por unas moneditas de cariño, unas migajas de amor que te den para así poder suplir las necesidades de un pequeño que todavía vive en ti y por esas carencias de afecto y atención, hay algo que en ti genera emociones destructivas que volvemos al inicio, te llevan a tomar decisiones acertadas o equivocadas, produciendo un mundo de incertidumbre y angustia.

¿Vas comprendiendo porque la vida se torna ingobernable? Ahora ya sabes que no es el destino o algún ser o fuerza invisible que te esté fastidiando la vida. ¿Ahora vas entendiendo que eres tú misma, tú mismo con el mapa mental de tu pasado fotocopiando las situaciones de las cuales siempre estas huyendo?

Bueno, ahora que sabes cuál es la causa, aprendamos que podemos hacer para integrarnos. Vamos a conectarnos con ese niño, esa niña que vive en ti. En realidad eres tú mismo o tú misma, pero para hacer más fácil el proceso, vamos a usar esa figura de niño que tienes de ti misma. Puedes buscar y mirar una foto de cuando eras pequeño.

No tengas miedo si has vivido una infancia muy dura. Te aseguro que al principio sientes temor pues en realidad siempre has estado intentando escapar de lo que te haya ocurrido y causó malestar. Pero si lo enfrentas te garantizo que no solo lo sanarás, sino que lograrás experimentar una integración contigo misma, mismo que sentirás de nuevo ese entusiasmo por la vida con el cual llegaste a este mundo y que has olvidado.

Para enfrentar los miedos, la clave está en la relación que tienes con tu Dios de la infancia. No estoy hablando del concepto que tengas de Dios hoy en día, sino del Dios que te enseñaron. Por eso es muy importante la figura Divina. Pero ¿cómo se puede sentir amor por un ser que era 1% amor y 99% terrorista? Te estarás preguntado… :)

Entonces hay que ir al inicio de tu infancia durante el periodo de gestación. Y me dirás, ¡pero es imposible recordar eso! Tienes razón, lógicamente es imposible, pero emocionalmente si se puede, pues todos los eventos que hayas vivido, por muy pequeños que hayan sido han quedado guardados en tu mente subconsciente por medio de emociones. Te darás cuenta  que recordarás la sensación de amor y protección con la cual llegaste.

Te recomiendo que veas la película MIRA QUIEN HABLA, especialmente el proceso de la concepción que maravillosamente plasmaron en esa cinta. Me atrevo a decir sin temor a equivocarme que cada vez que has escuchado el proceso de concepción y por ejemplo tus padres te hablaron de eso estando adulto o adulta, lo miraste como una simple historia que ocurrió y no te pasó a ti. En realidad esa es tu historia, tiene que ver contigo y si observas detenidamente la película recomendada, y te haces parte de ella, comenzarás a recordar esa maravillosa sensación y fuerza con la que llegaste.

No te preocupes cómo pasó, ni por qué te tocó a ti. Simplemente observa el milagro, piensa en él y recuerda ese amor de tu Creador. Este simple ejercicio te ayudará a sentir de nuevo el amor de la presencia Divina. Es muy importante que practiques con dedicación este ejercicio pues con esa fuerza Suprema que habita en ti, te darás cuenta lo fácil que es enfrentarse a los miedos.

En la próxima entrada, te enseñaré cómo reconciliarte con tu niño interior a partir de este ejercicio simple pero poderoso. Te deseo un excelente día, lleno de amor, abundancia, paz, prosperidad y si tienes preguntas, por favor escríbeme.
Comparte:

Vídeo Bienvenida

YouTube

Copyright © Ritmo Positivo 2009 - 2018. Con tecnología de Blogger.

Acerca de mí

Mi foto

Ingeniero de Sistemas e Investigador del Pensamiento Humano y las emociones, y como estas influyen en las decisiones que tomamos cada segundo para tener éxito o fracaso.

Ultimo Vídeo

PBA Oferta

Facebook

Suscríbete al Blog

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibe las actualizaciones del Blog AUTOPODER: Recupera tu Poder Interior.

Te será enviado un Email de confirmación para la suscripción. Si no recibes el email, por favor verifica en tu carpeta de Correo no Deseado o Spam.

Puedes darte de baja del servicio en cualquier momento que desees. Cada Email de la suscripción que te llega contiene las instrucciones para hacerlo al pie de página.




Ofrecido por FeedBurner