Retoma el control de tu vida. Estrategias efectivas para el control emocional

Mostrando las entradas con la etiqueta laboral. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta laboral. Mostrar todas las entradas

lunes, 8 de octubre de 2018

La importancia de la honestidad personal



La importancia de la honestidad personal Todos anhelamos tener una vida de éxito. Pero muchas veces vemos con asombro como algunas personas cercanas alcanzan dicho éxito con aparente facilidad.

Como hemos mencionado anteriormente, el éxito no es algo que sea un estándar para todos.

El éxito es algo personal. Pero en este caso estamos hablando del éxito laboral y por consiguiente el financiero también.

Quizás llegamos a preguntarnos, que hacen otros para que las cosas se les den fácilmente?

Pues nosotros, por más que nos esforcemos, simplemente nos limitamos a observar como los demás se suben al podio.

El éxito laboral y podemos decir que el éxito en general, tiene un secreto y es la honestidad al actuar.

Con esto me refiero al actuar de la forma correcta siempre. Esto nos garantizará que las personas que tienen que ver con nuestro trabajo comiencen a confiar en nosotros.

Tristemente el ser humano tiene un problema bastante grave y es la pereza.

Todos quisiéramos tener un cuerpo atlético y sano o todos queremos tener mucho dinero, pero por qué la mayoría no lo consigue?

Pues porque no están dispuestos a trabajar por alcanzar su sueño.

La pereza en el ser humano, le permite al facilismo hacer nido en su mente.

Y esta combinación entre pereza y facilismo, es la fórmula perfecta para fracasar en cualquier área de nuestra vida.

Por ejemplo en Latino américa la gran parte de las personas sufren el flagelo del desempleo.

Asombrosamente uno puede observar que cada día se contratan nuevas personas para hacer el trabajo que alguien dejó vacante.

Cuando te das a la tarea de indagar por qué una persona fue reemplazada por otra en una empresa, siempre llegas a concluir que fue por el rendimiento laboral.

Y esto se debe a que las personas no están haciendo su trabajo con honestidad y no están actuando con honor.

El ser humano al parecer le encanta tener el policía al lado que le esté indicando como actuar.

Por eso hoy en día las empresas ponen GPS a sus vehículos oficiales para estar seguros que sus empleados cumplen con la ruta asignada.

También a algunos vendedores les proveen teléfonos y les piden activar el GPS para saber si realmente están cumpliendo o no con su trabajo.

Así pues, he podido observar cualquier cantidad de métodos para garantizar que la gente sea honesta con lo que hace.

Asombrosamente las personas logran engañar estos sistemas para evitar hacer un trabajo por el cual les están dando una retribución económica.

Otro caso que pude conocer de primera mano, fue una vendedora, la cual guardaba el dinero de las ventas para luego “cuadrarlo” con su pago al finalizar el mes.

De hecho, he podido observar personas que se sienten audaces de hacer esto y engañar al “sistema”.

Y no sólo eso, algunos a su alrededor los consideran héroes por su “audacia”.

Luego cuando los descubren, los llaman a descargos laborales y al no tener una excusa real por el incumplimiento de su trabajo, terminan perdiéndolo.

Y atención, con esto no quiero decir que debes actuar como una especie de robot-esclavo que trabaja su jornada laboral concentrado totalmente en sus objetivos.

Es imposible realizar esto, ya que durante tu jornada puedes y debes hacer pausas activas, no solo para ayudar a tu rendimiento, sino para tu salud en general.

Lo importante es nunca procrastinar en tus labores o dejarlas de hacer por pereza y facilismo. Eso es ser mediocre.

Si las personas con las que trabajas ven que haces tus labores con responsabilidad y amor, ten por seguro que nunca vas a tener mal ambiente de trabajo, ni mucho menos la pérdida de este.

A veces nos podemos sentir tentados en pensar “pero si nadie me está viendo, que malo puede pasar?”

La mala noticia de esto es que te está viendo el ser más importante en tu universo y ese eres tú mismo(a).

Recuerda que tus acciones son una retroalimentación para tu mente.

Así pues, te estarás enseñando a ti mismo a vivir improvisando o a robar a otros (pues hacer esto es robar tiempo y dinero de otros).

Con la mano en el corazón, crees que una persona con ese tipo de creencias, pueda prosperar y conseguir algo en la vida?

Entonces en este punto quizás te preguntes, cómo se puede cambiar la actitud hacia un trabajo que no me gusta?

Aunque esto ya lo tratamos en la entrada USANDO TU TALENTO PARA SERVIR Y NO PARA MENDIGAR, lo más recomendable es ver la importancia de lo que estás haciendo.

No debes ver tu trabajo solo como un medio para recibir una compensación económica, o un medio para subsistir. Esto antes te mantendrá en estrés y temor.

Debes verlo como una expresión del amor y ayuda hacia los demás, pues recuerda que lo que tú haces, por muy pequeño que lo consideres, va a ser utilizado por otros.

Te gustaría que un mediocre te atienda o te venda un producto que a ti te interesa? Entonces no seas mediocre en tu trabajo.

No importa si consideras que otros tienen más conocimiento que tú. Hay gente que sabe mucho más pero no tienen pasión por lo que hacen.

No lo disfrutan y esa va a ser la gran diferencia entre los que saben y la pasión que tú coloques en tus labores.

Así que te animo mediante esta información a abandonar la ley del mínimo esfuerzo, pues la vida siempre retorna lo que tú le estás dando.
Comparte:

lunes, 30 de octubre de 2017

Encontrando tu verdadero propósito en la vida


Encontrando tu verdadero propósito en la vida

Todos hemos conocido personas que disfrutan lo que hacen, mientras nosotros los observamos y con amargura deseamos vivir sus vidas. Con esto me refiero a la profesión que realizan. Y la realizan tan bien que parece que fuera algo fácil.

Respecto a esto hace algunos años me di a la tarea de realizar una investigación con algunas personas que me encontraba en el trabajo, en el trayecto hacia algún lado o en lugares donde hacia deporte.

A este gran grupo de personas cuando les pregunté porque estaban trabajando en eso que realizaban, me decían “porque no tengo dinero para dedicarme a otra cosa” o “porque pensé que eso me daría una mejor opción económica”.

Pero la pregunta más importante que les hice fue “¿eres feliz con lo que haces?”, fue respondida con un unánime “definitivamente soy infeliz en mi trabajo”. La respuesta a la siguiente pregunta “¿por qué no haces algo diferente?”, obtuvo más resultados como por ejemplo “tengo miedo”, “ya estoy muy viejo para cambiar”, “no puedo perder el tiempo y dinero invertidos anteriormente”, por mencionar algunas.

Años atrás en mi caso ocurría algo similar. No estaba contento con lo que hacía y sentía amargura porque no era lo que me esperaba de la vida. Esto hizo que no solo sintiera malestar por mi trabajo, sino por la gente con la que trabajaba. Tiempo después, cuando estaba en el último semestre de ingeniería conocí a una persona bastante inteligente, que al igual que a mí nos apasionaban dos cosas, la ingeniería de sistemas y la influencia de las emociones humanas en las decisiones que tomamos cada segundo.

Este compañero de clases vivía una vida de aparente calma y felicidad. Trabajaba pocas horas en el día y disfrutaba tanto su trabajo que se veía fácil. Debido a esto me sentí animado a contarle mi caso y expresarle como me sentía. La verdad pensé que me diría algo como ve a tal sitio y di que vas recomendado por mí que allí te espera un nuevo trabajo feliz.

Simplemente me dijo “Gabriel, ¿usted está aburrido con su situación, quiere cambiar de trabajo? Entonces tome la decisión y póngase en acción!”. Honestamente yo pensé “este man cree que mi vida es fácil. Claro como él ya la tiene resuelta es muy fácil decir eso”.

Me fui a casa triste pero pensando mucho en eso. Durante días lo pensé, hasta que finalmente lo comprendí. Realmente tenía que tomar la decisión de dejar de hacer mi trabajo y cambiar por uno que sí me gustara. Entonces me pregunté eso, “quiero cambiar?” cuando finalmente, cosa que duro varios días, decidí que ya no quería trabajar haciendo eso que “me tocaba”, entonces comencé a buscar empleo en otras partes.

Fueron pasando los días y no conseguí ningún empleo nuevo y feliz, pero en vez de desesperarme decidí esta vez hacer algo diferente y era que mientras llegaba esa nueva oportunidad el trabajo que estaba haciendo lo iba a realizar con mucho amor y dedicación.

Entonces me comencé a levantar más temprano, a hacer las tareas del día con amor y pasión como si ya estuviera en mi nuevo trabajo feliz. En otras palabras, tomé la actitud de realizar un entrenamiento para lo que sería mi nueva vida laboral.

Fue tal el impacto que en pocas semanas mis compañeros notaron el cambio y me decían en broma que ahora caminaba y podía ver los colores y escuchar los pájaros, pues sabían de mi amargura e infelicidad anterior. Y no solo fue eso, sino que las cosas mejoraron tanto que a todos nos hicieron un incremento salarial.

Algunos meses después, si llegó la nueva oportunidad, pero para ser fiel a mi decisión de irme, finalmente la tomé. Con el tiempo me di cuenta que uno vive las cosas porque no se quiere desprender de ellas, es decir prefiere seguir sufriendo y como puedes observar en las respuesta iniciales a la pregunta, “¿por qué no cambias, si eso te hace daño o no te gusta?” simplemente vamos sacando excusas como el miedo, me tocó, no hay más, etc. pero en realidad no tomamos acción porque no hemos decidido si realmente queremos cambiar.

Pero voy a hacerte muy honesto, tampoco tomamos la decisión porque constantemente metemos mala información en nuestra cabeza, o información que nos apoya poco o nada tales como noticias, chimes, entretenimiento de baja calidad, etc.

A nuestro conocidísimo amigo el doctor Albert Einstein, se le atribuye la frase: “Locura es hacer lo mismo una y otra vez esperando obtener resultados diferentes”. Si realmente deseas cambiar toma la decisión y ponte en acción, pero para tener la suficiente fuerzas de tomar la decisión cambia primero la información que ingresas a diario a tu vida. Apóyate en información diferente, así que te animo a que visites la página del doctor Giordani en Auto Poder para que comiences a cambiar tu vida hoy mismo. De lo contrario no te quejes de la vida que tienes o que no puedes cambiarla.

Tienes en tus manos el control de tu vida, pero las cosas no van a cambiar por si solas. Lamentablemente hemos sido influenciados desde niños que después de sufrir vendrá el Hada madrina con su varita a solucionarnos todos los problemas, o el angelito con traje y la maleta con el millón de dólares, o peor aún, si sufres ahora, “en la otra vida” recibirás una recompensa por dicho sufrimiento.

Así que te animo a cambiar tu información diaria para que vivas una vida de bienestar y no una vida de amargura y soledad, frustración y desilusión.
Comparte:

Vídeo Bienvenida

YouTube

Copyright © Ritmo Positivo 2009 - 2018. Con tecnología de Blogger.

Acerca de mí

Mi foto

Ingeniero de Sistemas e Investigador del Pensamiento Humano y las emociones, y como estas influyen en las decisiones que tomamos cada segundo para tener éxito o fracaso.

Ultimo Vídeo

PBA Oferta

Facebook

Suscríbete al Blog

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibe las actualizaciones del Blog AUTOPODER: Recupera tu Poder Interior.

Te será enviado un Email de confirmación para la suscripción. Si no recibes el email, por favor verifica en tu carpeta de Correo no Deseado o Spam.

Puedes darte de baja del servicio en cualquier momento que desees. Cada Email de la suscripción que te llega contiene las instrucciones para hacerlo al pie de página.




Ofrecido por FeedBurner