Retoma el control de tu vida. Estrategias efectivas para el control emocional

Mostrando las entradas con la etiqueta padres. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta padres. Mostrar todas las entradas

miércoles, 15 de febrero de 2012

La soledad que produce la falta de Amor


Todos en algún momento de nuestras vidas hemos experimentado el dolor amargo de la soledad, a pesar de estar rodeados de millones de personas en este planeta, pues la tecnología hoy en día nos permite conectarnos de una forma que jamás llegamos a imaginar.

Sin embargo, este fenómeno de soledad se presenta no sólo en solteros, sino también en personas casadas, que aunque tengan su pareja al lado, sienten un absoluto abandono de la otra parte. Pero ¿por qué ocurre este fenómeno mundial?

Para poder entenderlo, analicemos la forma en que iniciamos nuestras relaciones. El escritor estadounidense Neale Donald Walsch, en su libro Conversaciones con Dios, describe la forma disfuncional en que nosotros iniciamos nuestras relaciones al basarlas en el temor y no en el Amor.

Allí se expresa que iniciamos sintiendo temor al decirle a una persona “te amo”, pues pensamos inmediatamente si a cambio vamos a recibir la misma expresión de “yo también te amo” y lo que es peor, cuando la escuchamos de vuelta, sentimos un nuevo temor y es, por cuánto tiempo vamos a conservar ese amor.

¿Qué clase de amor, puede ser uno basado en el temor?

Lamentablemente esta es la forma en que abordamos este tema tan importante en nuestras vidas, pues ese sentimiento nos acompaña desde nuestra concepción y nos acompañará hasta el último día que estemos en este planeta, pues se ha podido comprobar que al final de sus días una persona no está pensando en las cosas que adquirió, o donde viajó o cuantos títulos logró. Está pensando en el Amor, en las personas que dejará y que están a su lado.

Son varios errores los que nos permiten seguir viviendo de esta forma y reafirmando aun más la creencia en que el Amor es algo doloroso. El primer error es pensar que yo no me equivoco y que soy libre, pero libre para seguir siendo un pendejo(a), y que me las sé ya todas en el amor. El segundo error es pensar que soy un adulto y que puedo perfectamente manejar cualquier situación de forma madura.

Aquí tenemos un verdadero problema, pues nuestras decisiones en cualquier tema de nuestras vidas, principalmente un tema emocional como el Amor, no dependen de la lógica o la inteligencia, sino de lo que aprendimos cuando éramos niños. En otras palabras son reacciones condicionadas por lo que le aprendimos a nuestros padres, profesores, parientes y personas influyentes en nuestra niñez.

Si nuestros padres, sufrieron por Amor, adivina quien estará copiando su forma de vida. Y en este punto hay que tener cuidado, pues inconscientemente es incorrecto ser mejor que nuestros padres. Los amamos tanto que “superarlos” o vivir mejor que ellos, podría llegar a ser una traición de nuestra parte.

Aquí alguien puede decir, “mi padre no tuvo automóvil a mi edad, pero yo si lo tengo y eso prueba que lo superé”. Pero en realidad lo ¿superaste emocionalmente? ¿Vives mejor que él como persona? ¿O también te has frenado al igual que él a expresar todo el amor que sientes en tu interior? ¿Tratas a los demás como él lo hacia contigo? Obsérvalo a tu edad y observarte, ¿se trata de una continuación emocional?

En realidad la mente inmadura, es un remedo o copia de sus padres. Y si estos sufrieron, pues ya entenderás por que la vida de una persona se basa en el sufrimiento, el dolor y la desdicha.

Conociendo todo esto, ya sabemos que estamos jodidos en esa área, pero entonces ¿cómo se puede cambiar todo esto? Como en todas las recuperaciones, lo más importante es aceptar el daño. Si aceptamos que tenemos un problema, es más fácil hacer algo por la situación. Seguido de esto debo hacerme cargo de mi mismo. De mis emociones. Aquí muchos fallamos, pues nuestro interior está lleno de tanto dolor que jamás entramos en contacto con nosotros mismos.

Es por eso que le huimos a la soledad, al silencio a través de la música disfuncional, la televisión, el entretenimiento (así sea de baja calidad), pero que me permita distraer mis momentos de dolor. ¿Recuerdas cuando eras un niño y te golpeabas? La madre (por lo general), intentaba desviar tu atención del dolor mostrándote otras cosas o cantando. Así fuiste aprendiendo a no sentirlo y expresarlo, sino a distraerlo. Y si observas, eso has estado haciendo toda la vida. Distrayendo el dolor o el miedo hacia otras cosas.

Esta es una salida muy inteligente, pero enferma, pues al final no soluciona nada, sino que cada vez te hace más dependiente de las distracciones, provocando cada vez más vacío en tu interior produciéndote aburrimiento y más dolor, y luego le reclamas a Dios, al Universo, la Vida o a cualquier Santo de tu devoción, por qué te está pasando eso a ti… Suspiro.

Por eso muchas personas sufren de insomnio. En la noche, como no pueden hacer ruido para distraerse, su cerebro comienza a generar voces e imágenes mentales, más emociones que te acosan y no te dejan dormir. Entras en modo “solucionar problemas” y por eso al otro día estás cansado(a) y por falta de concentración haces las cosas mal y esos errores te llevan en un ciclo infinito de desdicha.

Hacerse cargo de ti mismo significa aceptar tus emociones, no escapar de ellas. Escribirlas para aprender a conocer que nos dicen. Meditar en ellas y conocer su significado. Sentirlas y llorarlas y sobre todo comenzar a decirte a ti mismo que a pesar de sentir todo eso y vivir cosas que no te gustaron, te amas y te aceptas completa y profundamente a ti mismo. Y que siempre te acompañarás tú mismo, pase lo que pase o sientas lo que sientas. Esto es lo que se conoce como integración emocional.

Cuando comienzas a hacerte cargo de ti mismo, ocurre un fenómeno asombroso que consiste en dejar de meterte en la vida de los demás, pues pasas a solucionar tu vida y dejar de meterte en la vida de los demás a opinar, solucionar e intermediar. Dice una frase popular que el 90% de los problemas del ser humano son por meterse en lo que no le importa. Este fenómeno produce una sensación de libertad, pues sientes que te has quitado el peso de cargar con las emociones de otros que no te corresponden, pues al fin y al cabo tu Creador no te envío aquí a cuidar a nadie, salvo a ti mismo(a).

Después de esta libertad, viene lo que llamo punto de peligro emocional, pues como ya te comienzas a sentir bien, quieres que todo el mundo este bien y vuelves a pasar en convertirte en el solucionador oficial de los problemas ajenos, lo cual te llevará nuevamente al malestar.

Mira, es muy noble ayudar a los demás y correcto. Pero meterse en sus vidas no es ayudar. Es complicar. La mejor ayuda que le puedes dar a las personas es mostrándoles con tu ejemplo que se puede vivir con calidad. Esto hará que otros quieran seguir tu ejemplo y solitos buscarán el modo de vivir bien. Es similar a dar limosna. La limosna a los pobres no les soluciona el problema. Les ayuda unos minutos a calmar el hambre pero de allí no pasarán, pues lo que aprendieron es que hay muchos pendejos que les dan y esto los lleva a una zona cómoda donde se quedan esperando que les sigan dando. Si quieres ayudar a los pobres, lo mejor que puedes hacer es convertirte en una persona rica, pues esto les dará un modelo y un ejemplo a seguir. Y eso si es ayudar, pues como dice la frase popular, es mejor enseñar a pescar que dar un pescado.

Cuando uno sana emocionalmente sus heridas, todo alrededor se transforma. Comienzas a ver el Amor de la vida por ti. Comienzas a sentirte enamorado de ti. De tu cuerpo, de tu vida y comienzas a disfrutar de los pequeños detalles de la vida, comer, oler, escuchar, dormir, de los animales, del silencio, de la belleza, de tu energía, del sexo y un sinfín de cosas que pasan por nuestros ojos y no las vemos por estar ocupados sufriendo y metiéndonos en lo que no nos importa.

Y al final cuando das amor, ya no te da miedo que te lastimen, pues te das cuenta que la única persona que puede lastimarte eres tú misma(o), lo das sin reserva y sobre todo no permitirás las cosas que permites hoy por temor al abandono, desprotección, que produce la dependencia emocional de otro guey.

Lucha por tu libertad. No permitas que tu vida pase en vano. Vive de tal forma que tu Creador se incline ante tu valor y amor por la vida. Te aseguro que la vida vale la pena vivirla de esa forma. Te deseo lo mismo que yo deseo para mi y que puedas rencontrarte con el amor de tu vida que eres tu misma, tu mismo.
Comparte:

sábado, 21 de enero de 2012

Anclas emocionales para reprogramar tu mente al éxito


ancla
Hace algunos días escuché unas sabias palabras del Dr. Dyer que afirmaban que el ser humano no atrae lo que desea sino lo que es. En otras palabras el resultado de lo que vivenciamos es simplemente una expresión física de lo que llevamos en el interior.

Quizás te estés preguntando en este momento, si esa situación crítica que has vivido la has provocado tú, pues quien va a ser tan pendejo de querer su propio mal. Y en teoría tienes toda la razón, pues solo basta preguntarle a alguien si se ama a si mismo y siempre te responderá que si, aunque se lo esté llevando el mismo odio.

La razón por la cual no podemos entender perfectamente esto es porque nuestra propia mente, como está diseñada para ayudarnos y protegernos, entonces niega cualquier atentado que hagamos hacia nosotros mismos, como por ejemplo excesos en la comida, alcohol, trabajo, sexo, descontrol emocional, sufrimiento, etc.

Por ejemplo, a diario vemos noticias y nos re-creamos en las desgracias del mundo, y no nos damos cuenta que este sistema de comunicación ha sido cuidadosamente diseñado para provocar aceptación de cualquier producto que se te venda.

nacimiento
Para explicártelo mejor, haremos un paréntesis y vamos a aprender algo sobre las formas de re-programación mental que he estudiado durante estos últimos 6 años. Observemos el comportamiento de un niño y sus padres desde los 0 años en adelante. El primer día, o mejor, los primeros meses, todo es ternura, amor, compasión, gracia, generosidad, belleza, dulzura, atención, etc. hacia este nuevo pequeño o pequeña. Incluso he escuchado a padres prometer que jamás castigarán a sus hijos como se los hicieron sus padres a ellos, y otros afirmar que es lo más maravilloso que les pudo haber pasado.

Pero, y aquí viene un cambio radical en el comportamiento tanto de padres como de los hijos, es cuando comienzan a gatear o caminar en algunos casos. Los bebés empiezan a experimentar el mundo y desean tocarlo todo, desbaratarlo para saber de que está hecho, en otras palabras comienza nuestra verdadera vocación como científicos o lo que también se denomina curiosidad humana. Los padres de inmediato comienzan a cambiar su trato con el niño y aquí inician los primeros malos tratos, gritos, imposiciones y en algunos casos ridiculización de las mentes infantiles.

Este cambio ocurre en el caso del padre que más tiempo permanece con el niño, pues tiene que “luchar” más tiempo con él, y en el caso del padre que no pasa mayor tiempo debido a su trabajo, generalmente, siente que el otro comete “injusticias” al castigar o “maltratar” al pequeño bebé. Esto es una de las causas de discordia en muchos matrimonios que tienen su primer hijo.

A medida que el niño crece, digamos en una etapa entre los 2 a los 6 aproximadamente, el niño comienza a “probar los límites” de la cultura. Esto quiere decir que él ha notado que existen ciertas normas y él/ella comienza a investigar hasta donde puede llegar. Por eso en estas edades los niños/niñas son bastante insoportables y hasta uno pensaría que hacen las cosas por perjudicarnos. Algunos adultos hasta les tenemos miedo a los niños en estás épocas.

Pronto los padres se dan cuenta que los castigos no sirven mucho en una mente tan brillante y comienzan a usar el viejo modelo de re-programación mental, basado en el miedo.

fantasma
El miedo es un sistema efectivo. Siempre cumple su función y aquí la pequeña mente comienza a ceder y entender que existen límites para poder convivir con otras personas. El miedo se aplica mediante castigos más severos o también en algunos ignorantes padres “europeos” que inventan figuras fantasmales para atemorizar al pequeño (“europeos” es un término acuñado en este blog que hace referencia a unos supuestos habitantes en una de las lunas de Júpiter llamada Europa. Esto con el fin de no “descobijar” a nadie o que nadie se sienta ofendido o aludido con los temas aquí tratados). También es muy común la ridiculización del niño ante otros, pero esto es más efectivo entre los 7-8 años en adelante.

Habiendo comprendido esto, podemos ver 2 formas básicas de re-programación mental que son el miedo y la ridiculización. Si tú observas, los medios de comunicación aplican estos dos temas a través de las noticias. Esto no se hace por maldad o por conspiración, sino porque son modelos muy antiguos y efectivos de lograr objetivos, que en este caso es vender productos, pues el miedo causa aceptación. Y aclaro, no estoy diciendo que sean malos. Los que trabajan en los medios de comunicación o son dueños, al igual que tú necesitan comer, vestirse, divertirse y ese es su trabajo o negocio.

El problema esta en los excesos. Y si tú excesivamente ingresas basura informativa a tu cerebro, pues finalmente terminarás proyectando toda la jodidez que allí se expresa. Sé que me dirás que tú puedes con eso, y volvemos al mismo punto una y otra vez. Por favor, ve y visita todos los días un hospital, habla todos los días con gente enferma, te aseguro que hasta tendrás la sensación de estar enfermo y cansado, hasta que finalmente terminarás en una cama. Intenta estar con la pobreza de la humanidad, vívela a diario, habla de ella y observa tus resultados en un tiempo.

programacion mental
Quizás te estarás preguntando si con el miedo puedo programarme hacia el bienestar. Es una pregunta muy inteligente, pues ya habrás llegado a la conclusión de que el miedo es una emoción muy poderosa. Si, es posible. Algunos autores de temas sobre motivación concluyen en sus estudios que si ligas en tu cerebro la idea del placer a algo que deseas y el miedo a no conseguirlo, tu cerebro se encargará de buscarlo con vehemencia. En otras palabras habrás re-programado tu mente hacia tu éxito personal.

Sin embargo, en mi opinión como investigador del pensamiento humano, llegué a la conclusión de que el fuego no se combate con fuego, o la guerra con guerra, o lo negativo se combate con lo negativo. En mi parecer, de acuerdo a mis investigaciones, el amor es el mejor re-programador mental hacia el éxito personal.

Existe un mecanismo de re-programación mental que la psicología cognitiva llama anclas psicológicas. Yo le llamo cariñosamente anclas emocionales. Las anclas emocionales son eventos en nuestra vida y se activan ya sea por un color, olor, acción, música, etc. que hemos re-programado anteriormente.

Por ejemplo yo he usado en los últimos años, o mejor e creado un ancla emocional apretando mi puño derecho cada vez que estoy en un evento placentero o que me ha ocurrido algo agradable o dicho de otra manera, cuando en mi sistema de creencias he percibido algo como agradable, inmediatamente aprieto el puño derecho.

Esto ha hecho que cada vez que sienta emociones negativas o contrarias a lo que deseo, entonces activo mi ancla emocional para sentir esas emociones de bienestar y de inmediato mi estado de ánimo cambia para poder seguir adelante o realizar lo que deseo.

preocupacion
Si observas, a diario usamos dichas anclas emocionales para “chingarnos” como dicen mis bien amados hermanitos mexicanos. Por ejemplo he visto personas que al estar estresadas siempre hacen el mismo gesto, ya sea sobarse la cabeza, juntar sus manos, etc. y lo que están haciendo es programar una reacción emocional ante ese evento desagradable. Cada vez que hagan ese gesto, de inmediato se desatan las reacciones químicas en nuestro cuerpo que producen malestar y luego le pedimos a Dios que nos ayude. (Suspiro)

Lo que puedes hacer a partir de este momento es “inventarte” una marca corporal que jamás hayas usado. Por ejemplo juntar los dedos meñique y pulgar cada vez que sientas o veas algo que te agrade mucho. Si lo haces seguido, notarás con el tiempo que cada vez que lo realices sentirás como si recorre electricidad por todo tu cuerpo de la emoción, cuando activas tu ancla emocional.

Como todo en la vida, debes practicarlo a diario. No basta con hacerlo hoy mientras lees esta información y ya. Debes insistir y persistir con actividades que te apoyen en tu camino al éxito personal.
Comparte:

Vídeo Bienvenida

YouTube

Copyright © Ritmo Positivo 2009 - 2018. Con tecnología de Blogger.

Acerca de mí

Mi foto

Ingeniero de Sistemas e Investigador del Pensamiento Humano y las emociones, y como estas influyen en las decisiones que tomamos cada segundo para tener éxito o fracaso.

Ultimo Vídeo

PBA Oferta

Facebook

Suscríbete al Blog

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibe las actualizaciones del Blog AUTOPODER: Recupera tu Poder Interior.

Te será enviado un Email de confirmación para la suscripción. Si no recibes el email, por favor verifica en tu carpeta de Correo no Deseado o Spam.

Puedes darte de baja del servicio en cualquier momento que desees. Cada Email de la suscripción que te llega contiene las instrucciones para hacerlo al pie de página.




Ofrecido por FeedBurner