Retoma el control de tu vida. Estrategias efectivas para el control emocional

Mostrando las entradas con la etiqueta familia. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta familia. Mostrar todas las entradas

lunes, 6 de agosto de 2018

Cómo tratar con familiares o personas tóxicas



Cómo tratar con familiares o personas tóxicas Hace algunos días me di a la tarea de realizar una pequeña encuesta donde realicé dos preguntas. La primera era “cuál es la definición que entiendes por persona tóxica?” y la segunda “tienes a tu alrededor personas tóxicas?”

Para hacer un resumen de los datos de esta encuesta, una persona tóxica es mala gente, negativa y envidiosa. En otras palabras todo un angelito que nunca deseamos toparnos con él/ella.

Lamentablemente la segunda pregunta confirma que las personas tóxicas no están solo en literatura o en la vida de otras personas, sino que están más cerca de lo que pensamos.

Oficialmente, una persona tóxica se define como alguien que de forma sistemática busca perturbar a un objetivo e impedir su bienestar. Sin embargo los profesionales en psicología no avalan un 100% esta definición, pues esto puede aceptar muchas interpretaciones y marcos de referencia.

Este término en realidad no es nuevo en su definición. Años atrás se le llegó a conocer con el término de hiperactivo. Y también se le llegó a conocer por variados nombres, pero a la final es mismo principio de personas que no deseamos en nuestro camino.

Este término en la actualidad está siendo sobre-utilizado y más bien hacemos referencia a este cuando chocamos con una persona que posiblemente no haga lo que nosotros deseamos.

Es por esta razón que vemos constantemente personas cercanas quejándose o manifestando indirectas en redes sociales por la toxicidad de algunos que quieren robarle su paz y felicidad.

En otras palabras tóxico es todo aquel cercano a mí con el que no estoy de acuerdo.

Respecto a esto hemos escuchado que debemos apartarnos lo máximo posible de dichas personas tóxicas, pero qué ocurre cuando una de esas personas es un pariente cercano?

Bueno, teniendo en cuenta la sobre-utilización del término y como lo aplicamos a aquellos que están en contra de nuestra voluntad, debemos plantearnos seriamente, “no será en realidad que nosotros somos los tóxicos para ellos?”.

Por lo general, para no hacer referencia al 100% de las veces y respetando el precepto que toda regla tiene una excepción, los problemas o choques personales que tenemos con parientes se deben a que intentamos cambiar o manejar sus vidas según lo que nosotros consideramos correcto.

Desde que llegamos al mundo hemos aprendido que es muy encomiable ayudar a otros y sobre todo a nuestros parientes.

Sin embargo hay una gran diferencia entre ayudar a un pariente e intentar cambiar su comportamiento “por su bien”.

De hecho esto representa una delgada línea entre el amor que despertemos en ellos o el desprecio que recibiremos por meternos en sus vidas.

Debemos comenzar a analizar nuestras vidas para detectar que no somos tóxicos para otras personas con nuestra intención de “ayudarles”.

Durante estos años he aprendido que la mejor forma de ayudar a las personas que amas es mediante tu ejemplo de vivir en bienestar.

Cuando haces esto, automáticamente les da permiso al inconsciente de estas personas para que sigan tu camino, ya que se darán cuenta que se puede vivir con calidad.

Pero qué debemos hacer cuando nos somos los tóxicos sino que esa persona cercana que amamos los es para nosotros?

En uno de los principales textos sagrados de la humanidad podemos leer la frase “ama a tus enemigos, pues qué merito tiene responder con amor a los que te aman?”.

Hasta hace algunos años creía firmemente que uno debía responder de la misma forma como te tratan. Al que da amor, se le responde con amor y al que da odio, de la misma forma.

Sin embargo, toda la crisis que viví en el pasado me hizo entender que esa misma persona que tanto desprecias es exactamente igual a ti. Con los mismo miedos, culpas, anhelos, frustraciones, etc.

Personalmente he conocido gente que podríamos llamar tóxica, prepotente, envidiosa, etc. y descubrí que al no entrar en su juego de respuesta, según como recibía, pronto me gané el respeto y la confianza de dichas personas.

Al conocerlos a fondo me di cuenta que estaban llenos de miedos e inseguridades que los llevaban a actuar con prejuicio sobre mí. Y lo más importante crecí mucho interiormente porque aprendí cosas que no podía ver por discriminarlos de la misma manera.

Para esto tuve que emplear el carisma, del cual hablé el vídeo anterior sobre este tema.

No existe ninguna virtud en responder a tus emociones de ira o desprecio hacia las personas dejándoles enviando indirectas en redes sociales. Eso lo hace cualquiera.

Solo los poderosos son capaces de controlar sus emociones y expresar su amor a aquellos que los rodean, sin importar la respuesta que reciban de estos.

De hecho así trabaja la Vida, Dios o como prefieras llamarle. Simplemente da con abundancia y amor sin esperar nada a cambio.

Así que te animo mediante esta información a abandonar los pre-juicios personales que tengas hacia la gente que amas y que consideras tóxica, pues podrían ser estos los que en un futuro te ayudaran a dar un paso más hacia el cumplimiento de tus metas.
Comparte:

lunes, 15 de mayo de 2017

Planeación estratégica durante las crisis financieras


Planeación estratégica durante las crisis financieras

Como hemos visto en vídeos anteriores, los deseos provienen de la Vida y su deseo de incremento. En este camino de consecución de los deseos pueden venir altibajos. Y respecto a esto existe una creencia popular que afirma que estos altibajos son normales en la vida. Sin embargo, esto no es tan cierto. La Vida y los eventos que esta nos trae, se van desarrollando de acuerdo a nuestras decisiones. No decidir también es elegir un camino, el que la vida nos resuelva por azar.

Haciendo un repaso de este tema, bastante trillado en el Blog, la información determina la calidad de vida que tengamos. Si ingresamos basura en nuestra mente, tendremos eso mismo. Pero si ya nuestra educación o datos recibidos o entrenamiento mental realizado mediante los medios de comunicación y personas que nos rodean nos han metido en una crisis financiera, qué podemos hacer para salir de esto?

Recuerdo una conversación con mi mejor amigo en ese momento de crisis por la cual pasaba. El me comenzó a decir información que en el momento por mi estrés, no lograba entender. Pero sugería hacer algo en lo cual todos pecamos y es lo que nos lleva a un mayor fracaso financiero.

Mi amigo me decía que el primer paso para solucionar una crisis era acudir a la familia. La familia no necesariamente te puede ayudar con dinero, pero si te pueden ayudar dándote un espacio para comenzar a acortar gastos. Para que puedas comprender mejor te doy el ejemplo de mi caso. Yo vivía en un apartamento de alquiler en un conjunto cerrado. Al quedarme sin trabajo fijo, y sin una entrada mensual fija, lógicamente no podía seguir sosteniendo las comodidades a las cuales estaba acostumbrado. Así que en este momento siguiendo la sugerencia de mi amigo, la idea era pedir a un familiar un espacio en el cual pudiera guardar mis cosas y vivir mientras la crisis va pasando.

Pero adivina que hacemos la mayoría en estos casos? Nuestro ego, en ese momento habla con gritos diciéndonos interiormente que NO DEBEMOS RENDIRNOS JAMAS ya que el problema va a pasar pronto y que estaremos como antes en menos de lo que pensamos. Agrégale a esto que nos da vergüenza y hasta terror reconocer ante otros que estamos en bancarrota pues normalmente hemos hecho un entrenamiento de estar restregando logros a nuestros amigos, familiares y conocidos, y solo pensamos en que si nos bajamos de “estatus” seremos la burla de todos ellos.

En mi caso no fue por voluntad propia que abandoné el lugar de alquiler donde vivía. Me tocó salir e ir a vivir en la habitación de un buen amigo con mi esposa y pequeña hija. Posteriormente porque la situación seguía de mal en peor por las malas decisiones que seguía tomando, finalmente me tocó ir e instalarme en una habitación aún más pequeña donde mi señora Abuela.

Volviendo a los consejos de mi amigo, el sugería que haciendo este recorte de gastos se podría al menos amortiguar la crisis mientras se buscaban soluciones, cosa que por supuesto no practique y me llevó a un dolor mucho mayor.

En medio de todo ese desastre financiero, vino la ayuda de mi señor Padre, que es profesional en el área de economía y me dio un ejercicio muy simple pero poderoso que finalmente me ayudó a organizar mis finanzas. Este ejercicio que quizás muchos conocemos pero que JAMAS lo llevamos a cabo, consiste en tomar una hoja en blanco y trazar una línea en la mitad. O los que manejamos el tema de la información preferimos hacerlo en una hoja de cálculo. Este ejercicio de verdad no solo te lo recomiendo en un caso de crisis, sino que lo puedes aplicar a partir de hoy para aprender a ser un mejor administrador de tus finanzas personales.

Simplemente en una columna coloca todos tus ingresos de dinero. Ya sea por tu trabajo temporal, fijo, trabajos extras, ventas de productos por catálogo o cualquier otro ingreso que te llegue de forma periódica y ocasional. Sumas los valores de esa columna y allí obtienes el total de lo que está llegando a tus manos.

En la otra columna, coloca todos los gastos fijos y ocasionales que tengas. Es decir las salidas, ya sea arriendo, alimentación, recreación, refrigerio, donaciones, regalos, etc. No omitas nada. Incluye absolutamente todo. Al final suma esta columna y allí tendrás el total de lo que estás gastando.

Este es un ejercicio interesante pues al comparar los dos valores de entradas vs ingresos podrás darte cuenta si estás viviendo en déficit, es decir si estás gastando más de lo que ganas, como nos ocurre a la mayoría.

Lo ideal en esta comparación es que la columna de entradas sea mayor que la de salidas. Esto con el fin de comenzar a planear tu ahorro como lo sugiero en la entrada APRENDIENDO EL PODER DEL AHORRO. Pero si la de salidas es mayor, entonces aquí tenemos que comenzar a depurar que es lo que nos está haciendo desaparecer nuestro ingreso.

Debemos comenzar por lo básico e indispensable que es casa, abrigo, alimento. Estas cosas no puedes sacarlas de la lista, pero si puedes ver si optimizas su gasto al encontrar nuevas alternativas menos costosas. Como ves, lo de casa te puedes apoyar en tus parientes. Lo de abrigo y alimento puedes comenzar a optimizar investigando nuevos almacenes o sitios donde vendan lo mismo pero con precios más cómodos para tus ingresos.

Si ves en la lista línea celular, internet, televisión por cable, etc. Comienza a preguntarte si las necesitas con urgencia. Si me preguntas a mí que haría en este ejemplo, yo cancelaria la línea celular y la TV por cable y solo pagaría por internet ya que es una herramienta para mi trabajo y puedo no solo trabajar sino usar herramientas para comunicación que hoy en día son tan útiles como las llamadas celulares y adicional a esto ver todo el entretenimiento que desee sin pagar por un servicio adicional.

Una vez depurados todos los gastos, de aquí en adelante siempre que vayas adquirir un servicio o a comprar algo pregúntate ¿realmente lo necesito? Si eres objetivo, te aseguro que vas a dejar de comprar cosas inútiles para tu economía y circunstancias del momento.

Si logras seguir este simple pero poderoso ejercicio financiero, te aseguro que te quedará hasta para ahorrar. Pero como todo, debes tener disciplina y paciencia. Habla con los integrantes de tu familia y plantéales esta metodología. Si todos logran mover sus recursos en un mismo sentido lograran recuperar con creces lo que antes tenían.

Otro de los consejos que recibí en ese momento de mi señor Padre fue uno que a su vez recibió de un gran amigo de él. El consejo es el siguiente “si quieres tener dinero, no le trabajes a gente pobre”. Con pobre no se refiere a gente sin dinero, sino a gente que le duela pagarte, que te pague poco por tu trabajo o te ofrezcan menos de lo que vales, o gente que tarde en pagarte por lo que has realizado.

Esto debe ser coherente con la información que ingreses a tu cabeza. Con esto me refiero que si quieres dinero no debes ver novelas o noticias que hablen de pobreza, desempleo o calamidades en general. A veces “sentimos”, porque lo hemos escuchado de otros, que debemos estar informados. Pero te pregunto, te informas ¿para qué? ¿Vas a ayudar?

Si quieres ser una persona sana o curarte de algo no puedes estar hablando de enfermedades, vejez o muerte. Así que si te toca trabajar en algo que no ganas lo suficiente, míralo como algo temporal y de inmediato comienza a buscar mejores ingresos en otras partes.
Comparte:

Vídeo Bienvenida

YouTube

Copyright © Ritmo Positivo 2009 - 2018. Con tecnología de Blogger.

Acerca de mí

Mi foto

Ingeniero de Sistemas e Investigador del Pensamiento Humano y las emociones, y como estas influyen en las decisiones que tomamos cada segundo para tener éxito o fracaso.

Ultimo Vídeo

PBA Oferta

Facebook

Suscríbete al Blog

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibe las actualizaciones del Blog AUTOPODER: Recupera tu Poder Interior.

Te será enviado un Email de confirmación para la suscripción. Si no recibes el email, por favor verifica en tu carpeta de Correo no Deseado o Spam.

Puedes darte de baja del servicio en cualquier momento que desees. Cada Email de la suscripción que te llega contiene las instrucciones para hacerlo al pie de página.




Ofrecido por FeedBurner