Retoma el control de tu vida. Estrategias efectivas para el control emocional

Mostrando las entradas con la etiqueta decisiones. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta decisiones. Mostrar todas las entradas

martes, 4 de octubre de 2016

Aprendiendo a tomar mejores decisiones

decisiones
Según el RAE, el significado de la palabra decisión es “formar el propósito de algo tras una reflexión”. Esta interesante definición nos está hablando al parecer de una decisión acertada, pues nos dice que al reflexionar formamos un propósito o destino de algo.

Lamentablemente, en la gran mayoría de nosotros, las decisiones que tomamos nos llevan muy a menudo al fracaso. Y esto ocurre precisamente porque no reflexionamos nuestras elecciones. Nos dedicamos al arte de improvisar sobre la marcha o muchas veces esperamos tanto a tomar una decisión, que nos coge a “quema ropa” y esto hace que nos lleve al sufrimiento y como consecuencia lógica a terribles problemas.

Pero, cómo podemos mejorar esto? Es posible cambiar nuestras decisiones para ser más asertivos?

Lo primero que debemos hacer como siempre en todo problema a superar es reconocerlo. Reconocer que la estamos “embarrando” (prefiero usar este término para no ser soez), y feo. Porque si seguimos pensando en que nuestra vida está mal por causa del destino o de la mala suerte, o que nacimos estrellados en vez de haber nacido con una buena estrella, seguiremos caminando “por el valle de la sombra”.

maestra
Afortunadamente tenemos al mejor maestro de todos que es la Vida. Lamentablemente en su gran mayoría sus lecciones son muy dolorosas y respecto a este tema yo viví una experiencia que espero no repetir jamás y que tu jamás tampoco la vayas a vivenciar.

Como has conocido algunos de mis grandes inconvenientes y posteriores cambios, comenzaron por una crisis de dinero. Recuerdo en alguna ocasión estar llegando a fin de mes con la presión de tener que buscar el dinero para pagar los gastos de la casa. Y en ese momento no sabía qué hacer porque no tenía ni siquiera un trabajo estable.

Como siempre en momentos de desespero pasa por la mente de un ser humano realizar muchas cosas que van en contra de sus principios, desde robar, hasta suicidarse. En mi caso estas dos cosas pasaron por mi mente, pero me lo impidió el estar a cargo de una pequeña niña y pensar que sería del futuro de ella si yo no estuviera para protegerla y que enseñanza le estaría dejando sobre cómo resolver los problemas.

deudas
Faltaban dos días para cumplir con mis compromisos, cuando esa penúltima noche me arrodillé y me encomendé a Papito Dios (como siempre, lo busqué en momentos de angustia). Le pedí que me ayudara y efectivamente, al día siguiente, no sé si hizo efecto la oración o fue tan grande mi fe o más bien mi angustia que recibí un dinero adelantado por un trabajo que debía realizar.

La noche del día siguiente me volví a poner de rodillas para agradecer por el favor recibido. Pero esta vez después de terminar se me vino a la mente un pensamiento o no sé si llamarlo respuesta a esa oración de gratitud.

Más o menos ese pensamiento “decía” lo siguiente: Por qué me llegó ese dinero? Qué tuve que hacer para que ocurriera? No tuve que poner un arma en la cabeza de alguien para que me llegara. Eso llegó porque la Vida está interesada en darme bienestar. La Vida conoce mis necesidades y quiere suplirlas. Así pues, por qué seguirme preocupando por problemas de dinero?

Y más importante aún. Después de analizar todo esto me vino a la mente por qué estaba en esa situación? Y adivina? Las decisiones tomadas me llevaron a vivenciar todo eso. Así que decidí desde ese día cambiar las cosas y llevar a cabo un plan para tomar mejores decisiones, o más bien un filtro para poder tener las menos fallas posibles en la consecución de mis metas.

plan de trabajo
Para poder hacer este “filtro” electivo, me pregunté primero para dónde voy? Dónde quiero llegar? Cuál es mi meta? Bueno la escribí y la leí: “quiero llegar a X propósito!” Con la idea bien clara y precisa sobre mi camino a seguir me pregunté: “bueno, a cada momento, cada instante hay una decisión. No elegir algo también es decidir. Así que desde este momento en adelante cada decisión que tome se basará en si me acercará cada día a esa meta definida”.

Si la respuesta es no, entonces con determinación tomaré la decisión de no caminar por el sendero que me ofrece esa elección. Y por el contrario, si decidir sobre eso que me llega, me acerca a mi meta, ten por seguro que lo voy a hacer.

Este es el filtro que “inventé” para poder tomar decisiones más asertivas en mi vida. La verdad puedo decir hasta el momento que días después de tomar esa resolución en mi vida y ese plan, mi situación económica comenzó a cambiar drástica y mágicamente.

Viendo hacia el pasado, puedo ver que si hubiera tenido este “filtro” electivo, mi vida hubiera sido mucho mejor, pero lamentablemente tuve que pasar por una “escuela” de mucho dolor para poder entenderlo y sobre todo llevarlo a la práctica. Quizás si alguien me lo hubiera dicho o enseñado no le hubiera prestado atención. O quizás si me lo dijeron, lo leí y jamás le puse atención.

donacion
Como dice la doctora Louise Lynn Hay, cuántas veces no hemos tenido personas a nuestro alrededor que les hemos ayudado a pagar el alquiler y como por arte de magia vuelven a estar en la misma situación, o peor, el siguiente mes?

Qué puedes hacer con estas personas que amas y que insisten en vivir alejadas del bienestar? La respuesta es muy simple, pero también puede ser muy dolorosa y es dejarlos que vivan sus vidas y aprendan la lección, pues si te quedas “ayudándoles”, aunque creas que les haces un bien antes los estás acabando de hundir, pues es como si a tu hijo/hija le hicieras las tareas escolares. Una cosa es acompañarlo y orientarlo y otra es realizar sus labores por él. Esto no le da las herramientas para ser responsable y hacer su propio esfuerzo y trabajo. Imagínate el destino de un hijo con esta clase de ayuda.

Pasa lo mismo con tus seres queridos. Cuantos años llevas resolviendo sus problemas? Lo has logrado? O por el contrario parece que todo se pone peor cada día más? Como hemos visto en entradas anteriores, somos solucionadores de vidas ajenas, ya que no hemos solucionado la nuestra, pero eso no es amor hacia una persona ya que le quitas la oportunidad de vivir experiencias que quizás hagan que mejore su vida.


metas
Espero que esta entrada te ayude a volverte más asertivo con tus decisiones y no pases por las mismas circunstancias mías o que si lo estás, te pueda ayudar a salir del problema en que te encuentres, sea cual sea este. Recuerda, define lo que realmente deseas de la vida y cada elección que te llegue, filtra si te acerca o no hacia ese deseo.
Comparte:

jueves, 26 de diciembre de 2013

Propósitos para una nueva vida

propositos
Hace aproximadamente unos 15 años, me encontraba en una época de mucha amargura y derrotismo. Recuerdo que por aquellos días conocí a una valiosa amiga que influyó mucho en mi vida. De hecho creo que sus aportes llegaron a cambiar el sendero que llevaría de allí en adelante.

Por aquella época yo no comprendía mucho del pensamiento humano y las emociones. Mi amiga estudiaba la PNL o Programación Neuro Lingüística y su vida era en cierto modo un ejemplo a seguir. Aunque mucha gente la criticaba de ser una persona arribista y ambiciosa, se podía percibir en sus acciones su buen corazón.

Una de las preguntas que me llegó a realizar durante fin de año, fué que metas tenía yo. Te confieso que esta pregunta me generó mucho malestar, pues me encontraba en un estado de mucho derrotismo. ¿Qué metas puedo tener si pienso que el mundo me debe algo y estoy peleado con todos?

No recuerdo muy bien la conversación, pero lo que si recuerdo es que mi amiga me llevó a una conclusión positiva a pesar de mi decisión. Años más tarde, aproximadamente en el año 2010 me di cuenta de algo, gracias a mi amigo y mentor Victor Giordani. Durante muchos años me preocupaba que yo no sentía amor genuino por la vida, Dios, Padres, amigos, hermanos, vecinos, etc.

auto amor
Este descubrimiento personal era que yo no era capaz de amar porque no conocía el amor, y esto nunca iba a ser posible porque yo no me amaba a mí mismo. WOW!!! Desde ese instante hice una resolución en mi vida y era que comenzaría a amarme con todos mis recursos, todas mis fuerzas de la mejor manera que pudiera y tal como era en ese instante.

De hecho ese fue mi propósito durante todo ese año. De manera asombrosa, todo en mi interior cambió. Es como si hubiera hecho las paces con mi interior. Paz, armonía y sobre todo muchas ganas de vivir. Como ya me sentía “poseedor” del amor, el siguiente año quise ir mucho más allá de lo que me había atrevido a manera personal y era decirles a todos aquellos que amo, que los amaba.

No te imaginas la dificultad tan grande a la que me enfrenté. ¿Decirle a alguien cercano lo que siento por él/ella? Era una mezcla de vergüenza, que van a pensar de mí, y sobre todo un terror que paralizaba hasta mi cuerpo y lengua al intentar decirlo.

Para evitar esto, comencé con los parientes que consideraba más fácil decirles. Por ejemplo con mi hija y mi esposa. Luego pasé con mi madre, mis hermanos, tíos y abuela. Quizás ellos no lo notaron pero sudaba al decírselos. Cuando lo hacía, sentía un descanso enorme y una inmensa alegría de poder cumplir con mi objetivo.

En realidad, no sé por qué mi problema a expresar lo que siento.  No recuerdo nada de esto en el pasado, pero llegó el momento de enfrentarme al mayor desafía y era decirle a mi padre cuanto lo amaba.

miedo al amor
Recuerdo que me encontraba solo en la casa con él y estaba sentado en el comedor. Creo que intentaba decirle te amo, pero no me salían las palabras. Estaba aterrorizado y por alguna extraña razón sentía que si se lo decía se enojaría conmigo. Tal vez pasaron 30 o 50 minutos, hasta que por fin pude decirle el tan anhelado “te amo”. Él me dijo con suave voz “yo también te amo”. No te imaginas cuanto descansé.

Al siguiente año vino otro desafío y resolví amar a todo y a todos sin esperar nada del amor de ellos. Para esto medité mucho en lo que hace la Creación con nosotros. Nos da el Sol, Agua, alimento, Aire, Animales, Minerales, Tierra, Energía, y un largo etcétera, y no se pone a esperar ni siquiera las gracias. Ese no es el problema de la Creación/Vida/Dios. Su problema ya lo resolvió y era amar a todos sin importar que le damos, así le demos destrucción o amor.

Entonces pensé, mi problema es amar. Entonces voy a resolverlo amando sin importar si me devuelven dicho amor o no. Y comencé a tratar a todos con amabilidad, aunque a veces sienta que debo abofetear a unos cuantos XD. Es por esta razón que hoy en día te puedo prometer amor eterno y te lo cumpliré, pues mi amor no está coaccionado por lo que tú puedas darme. Claro que hice esta resolución cuando descubrí lo que es el amor.

El propósito o resolución que hice para este año es un desafío muy interesante para mí. He resuelto no abrir mi boca si no tengo nada positivo para decir o para engrandecer a la persona de la cual estoy hablando o con la que esté hablando. Es algo bastante osado pues implica mucho mirar hacia adentro de mí.

meditacion
Normalmente todos estamos mirando hacia afuera y por eso vemos muy fácil las fallas ajenas, y corremos a abrir nuestra “gran bocota” como expertos solucionadores de las vidas de los demás,  pero no nos atrevemos a solucionar la nuestra, precisamente porque nunca miramos hacia adentro de nosotros. No prestamos atención a nuestras emociones y por qué actuamos como lo hacemos.

Durante estos años, he mejorado la propuesta de mi buena amiga que tanto influenció en mi vida. ¿Recuerdas que ella hablaba de un propósito? Este era más bien algo emocional, espiritual, intangible. Yo le he agregado, tener 2 propósitos. Uno intangible y el otro tangible o material.

Recuerda que los propósitos materiales solo son para ti. No los comentes con nadie. Y ahora es mi turno de preguntarte, ¿cuáles son tus propósitos para este año nuevo? Retoma tus sueños personales y llévalos a cabo. Recuerda siempre que cuanto tu cambias, todo a tu alrededor cambia. No esperes lo que nunca va a llegar por otros. Eres tú quien modifica tu entorno y no tu entorno modifica tu destino. No culpes a los demás por las decisiones que nunca tomas en tu bienestar.


Te deseo un año nuevo lleno de éxitos y que la Vida te conceda todos los deseos nobles de tu corazón.
Comparte:

lunes, 13 de mayo de 2013

Tomando mejores decisiones


problema
Creo que todas las personas, sin excepción, en este planeta hemos pasado una o varias situaciones que nos complicaron y amargaron la vida. Quizás muchos prefiramos no recordar estos eventos, pero como afirma un dicho muy conocido “aquel que no conoce la historia, está condenado a repetirla”.

Cuando nos sentamos a analizar nuestros eventos desagradables, de una forma imparcial, llegamos a la conclusión que pudimos haber evitado eso. Incluso llegamos a culparnos por no haber hecho nada, ocasionándonos mayor infelicidad.

Como hemos visto en entradas anteriores, las decisiones que tomamos, ya sean importantes o triviales, provienen de lo que sentimos sobre las cosas. Por ejemplo cuando compramos, si nos vamos a cambiar de lugar de vivienda, la película que veremos, con quien la veremos, etc. proviene de las emociones que sentimos actualmente.

Lamentablemente no existen instituciones educativas donde hagamos un entrenamiento sobre nuestras emociones. Y para tristeza nuestra, la poca información sobre este tema, la hemos recibido o recibimos actualmente de Novelones en Televisión donde solo vemos gente llorando, envidiando, careciendo de algo o todo y hasta maquinando el mal contra su prójimo.

comercial
En cierta ocasión salió un comercial de televisión en mi país donde se engrandecía este tipo de información argumentando que todo lo que se producía allí era de “nuestra realidad”, cuando en realidad las cosas ocurren al contrario. Y asumiendo que fuera cierto, la información del comercial, ¿por qué seguir viendo cosas que nos chingarán más la vida?

Esto presenta un reto, pues la pregunta de muchos es ¿entonces qué me sirve, que puedo ver que me beneficie? Para empezar, creo que tu televisor traía un control remoto, ¿correcto? Entonces cambia de canal y observa otro tipo de información. Si definitivamente no encuentras nada, recuerda que tienes a tus pies una herramienta muy poderosa donde seleccionas lo que quieres meter en tu mente llamada Internet. Y si definitivamente no puedes con eso, hay algo que se llaman libros donde puedes expandir tu conocimiento en el área que deseas.

¿Qué necesitas estar informado? ¿De qué? ¿Vas a ayudar a alguien con esa información? ¿Te está ayudando a ti?

Mira mucha gente se queja en sus vidas de la infelicidad y los problemas. A veces se levantan aburridos, odiando y maldiciendo a todo, incluso a la Vida como si la Vida tuviera la culpa de que fuéramos tan pendejos. Otras veces se levantan con miedo e incluso van a realizar sus actividades o trabajo con este tipo de información, desmejorando el servicio que le prestarán a otros o exponiéndose a quedar desempleados por bajo rendimiento.

Lo curioso de esto es que veo siempre a estas personas invocando a Dios y su ayuda para poder tener un poco de paz y felicidad en sus vidas. Por ejemplo conozco varias personas que actualmente pasan por varias dificultades en el plano económico. Recuerdo que esta situación también la viví yo en el pasado. Yo le pedía a Dios, un Dios que ni siquiera saludaba o le daba las gracias por la vida, que me sacara de mis problemas económicos.

respuesta
Para sorpresa mía la respuesta llegaba a través de las personas que estaban a mí alrededor. Increíblemente la solución estaba allí pero yo no la podía ver por dos razones fundamentales. La primera era que yo espera que “papito Dios” mandara un ángel vestido de traje con una maletita llena de dinero. Y lo segundo, era tanta mi desesperación en ese momento porque no ocurría lo primero, que no podía ver las soluciones al frente de mi cara.

Recuerdo que mi mejor amigo desde hace muchos años me sugirió que si uno disminuye sus ingresos, lo lógico era disminuir sus gastos. En teoría hacer esto es lo más obvio y lógico. Solo una mente pendeja no lo haría, pero intenta decirle eso al Ego.

Con esto quiero decir que cuando te has acostumbrado a un determinado nivel de vida y comodidades, es muy complicado bajarse de allí, pues vienen a tus sistema nervioso diferentes emociones que te indican que cómo te vas a devolver o retroceder en tu avance, lo que hace que el problema con el tiempo se agrave más.

Efectivamente esto pasa, hasta que la vida resuelve las cosas por nosotros y ocurre lo inevitable. Tienes que abandonar tus “lujos” (léase caprichos) y hasta hacer cosas que pensaste que nunca te pasarían a ti. Porque te aseguro que cuando uno está bien o no han pasado dificultades grandes, uno siempre piensa, “eso no me pasará a mi jamás porque cuento con la protección de Dios y bla bla bla”.

Si en el pasado has enfrentado situaciones complicadas, intenta recordar cómo empezó todo. Las cosas no ocurrieron por si solas de un momento a otro. Fueron tus decisiones que poco a poco llevaron tu vida por ese camino tormentoso. Y aquí volvemos al principio de esta entrada. ¿Por qué tomaste esas decisiones? Correcto, por la información previamente instalada en tu mente.

tomar accion
Lo más importante este día es ¿qué harás desde este momento? Recuerda que si sigues haciendo lo mismo que haces en este momento, tendrás la vida que tienes actualmente. Si esperas un cambio debes hacer cosas diferentes y eso solo es posible mediante la expansión de tu conocimiento mediante la información que ingresas en tu mente.

Si quieres ser un experto en computación, pues no lo vas a lograr viendo películas de acción. Solo es posible si ingresas información del tema. ¿Quieres iniciar un negocio? ¿Quieres más dinero? ¿Quieres amarte y que te amen? ¿Quieres mejorar tu salud y condición físicas? Pues entonces tienes que comenzar a dejar de meter basura en tu mente y dedicarte a ingresar la información que necesitas para mejorar en tu vida.

Una de las dos razones por las cuales yo quité la información de los medios de comunicación tradicionales en mi vida fue esta. Me di cuenta que la basura mediática solo sirve para que consumas cosas y aprendas a obedecer agachando la cabeza antes las adversidades reales o imaginarias.

Es por eso que como buen consejo que un amigo un día me dio te lo entrego ahora. Aprende a controla tus emociones, pues de lo contrario otra persona te controlará.
Comparte:

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Incrementando la Autoestima


autoestima
Investigando el comportamiento humano y su relación con las emociones, he encontrado durante estos últimos 6 años que una de las mayores causas de fracaso e infelicidad en la vida tiene que ver con la baja Autoestima.

Según el diccionario RAE, la Autoestima es la “valoración de si mismo”. Podemos ver que la Autoestima es una característica muy poderosa que influye en nuestras emociones y como sabemos estas determinan la calidad de elecciones que hacemos cada segundo para vivir en bienestar o malestar.

Normalmente cuando escuchamos la palabra Autoestima la relacionamos de forma positiva. Sin embargo la definición no incluye “la Gran” valoración por mi mismo. Solo describe de forma general que el concepto que yo tenga de mi mismo se define como Autoestima.

¿Y qué ocurre si este concepto es malo, como en la mayoría de casos? Pues que aquí entra la baja o mala autoestima. Si has estado leyendo este blog, ningún ser humano nace con Autoestima. Esta se forma a través de las voces de las personas que nos rodean durante la infancia mediante la repetición y la reafirmación de nuestro comportamiento.

Por ejemplo si desde niño aprendo a estar en silencio, observar lo que me rodea y no hago comentarios, las personas que me rodean comenzarán a etiquetarme como “el mudo”, “el raro”, “el autista”, “el tonto”, etc. Y por el contrario si solo hablo, opino y me meto en la vida de los demás, voy a tener las etiquetas de “el metiche”, “el lambón”, “el solucionador”, “el pacifista”, etc.

etiqueta
Cada vez que realizo una acción que esté conectada con alguna de estás creencias, las personas me dirán la respectiva etiqueta, lo cual confirmará mi patrón de comportamiento. Esto sumado a la burla, hará que mi cerebro lo comience a asociar con algo negativo, y si a este aprendizaje le sumamos el comportamiento derrotista de los parientes tal como “deje ese asunto así para que lleve la fiesta en paz” (que es muy común en mi país), pues ya te podrás imaginar la vida desdichada de un ser humano que ha sido programada de forma “inocente” por nuestro grupo parental.

En mis observatorios, he visto grupos de personas que intentan cambiar este comportamiento programado. Por ejemplo conocí a un joven con la etiqueta “tonto”. Quizás en su infancia fue una persona callada y observadora que recibió dicha etiqueta y de su madre aprendió a llevar la fiesta en paz. Este joven intentaba por todos los medios de hablar y opinar de todo, pero su patrón inicial de comportamiento, su guía emocional siempre terminaba jugándole una mala partida, y en su caso se cumplía el dicho “el que mucho habla, mucho se equivoca”. Incluso uno de sus amigos que lo quería mucho, siempre le recordaba un antiguo proverbio chino que reza “es mejor estar callado y parecer un tonto, que hablar y despejar la duda”.

Por otro lado he visto personas que no pueden cambiar dichos patrones de comportamiento a pesar de ser adultos que “pueden” (deberían) tomar decisiones inteligentes, pero que parece que al momento de hacerlo toman la peor elección o mejor dicho toman la decisión de “chingarse” la vida solitos y seguir sufriendo, a pesar de que afirmen que no les gusta lo que viven y que la vida no les da las oportunidades para estar mejor.

humillacion
En estos casos, el sentimiento de no merecer algo mejor ha hecho que muchas personas permitan gritos, humillaciones, faltas de respeto, y no sientan ni siquiera las ganas de decirle a su “verdugo” emocional lo que sienten, sino que sigan permitiendo que avance esa situación.

Bueno, la cuestión ahora es ¿cómo enfrentar esta situación para mejorar mi vida y encaminarla por donde yo quiero? Bueno, una de las fallas que toda la humanidad posee para seguir viviendo limitadamente es la negación. Si observas, casi todos negamos situaciones como estas. No queremos quedar delante de los demás como un “pendejo” o “pendeja”, e incluso es doloroso aceptarlo delante de nosotros mismos.

Entonces el primer paso que siempre uno debe tener para cambiar algo es reconocerlo. Esta es la única manera de obtener fuerzas para cambiarlo. De resto, si no hay consciencia de que algo existe, pues simplemente no harás nada por remediarlo.

adiccion
Lo segundo, y es una de las cosas más difíciles, es cambiar la información que ingresamos a nuestro cerebro a diario. Debido a que somos “adictos” a nuestra “zona cómoda”, es decir, nos parece difícil cambiar hábitos pues el cerebro es como un niño caprichoso que se conduce siempre por donde lo has estado llevando con la información. Es por eso que preferimos ver la TV así veamos programas que nos vuelvan más “pendejos” o “pendejas” que leer un libro que nos ayude a progresar, porque si apagamos el TV tendremos que pensar y usar nuestro cerebro, y con toda honestidad, pensar no ha sido precisamente un entrenamiento que hayamos hecho desde niños. Por lo tanto al principio es doloroso y automáticamente nuestro sistema nervioso generará los diferentes químicos que se traducen en emociones para evitar “la fatiga”.

Por eso una de las cosas más complicadas en la vida es cambiar de hábitos. Pero si quieres un cambio real en tu vida, ser una persona de Poder, de decisiones sabias, sana y feliz, debes inicialmente obligarte a ingresar buena información cada día y cortar la basura que te llega a diario. ¿A qué me refiero con información basura? A todo aquello que te hable de pobreza, dolor, crisis, pereza, miedo, angustia, frustración, impotencia, violencia, chismes, contiendas, odio, mentiras, intriga, etc. Si por el contrario quieres ser un “chingado” o jodido emocional toda tu vida, no hagas nada que vas por muy buen camino.

Mira, a titulo personal yo he estado usando cada día desde hace 3 años el tema de aumentarla Autoestima de mi amigo Víctor Giordani. Para mi, esta ha sido la única forma de ir restando importancia emocional a todo aquello que me tenía sumido en mi pasado, y que me tenía atado a al sufrimiento años atrás.

positivo
Todos saben ya esto, que hay que ser positivos, que si quieres algo debes ir y luchar por ello, y bla bla bla, pero en el momento de hacerlo, el miedo nos paraliza. ¿Por qué? Por lo que vimos al inicio de esta entrada, por la Información. Cambiar eso, es complicado de la noche a la mañana, pero si a diario haces un “entrenamiento” con tu cerebro, conduciéndolo con la información de lo que deseas vivir, poco a poco, paso a paso, gota a gota tu vida irá cambiando. Nada en la Naturaleza ocurre de forma instantánea. Todo toma su tiempo. A veces hay cosas más rápidas y otras más lentas pero al final todo toma un tiempo para mejorar, crecer, producir, etc.

El problema esta en que todavía pensamos que alguien más hará las cosas por nosotros. Que alguien vendrá y vivirá por nosotros, ser irá y nos dejará la vida resuelta para que nosotros sigamos felices. Y supongamos que eso ocurra. ¿Sabes que sucederá después de que te entreguen la vida arreglada? Pues que volverás a “chingartela” ya que tu cerebro intentará por todos los medios regresar a lo conocido, a lo que aprendió durante la infancia. Y así se te irán los años, las décadas y con los puños cerrados mirando hacia el cielo dirás la ya famosa frase que hemos escuchado muchas veces en otros “¿por qué a mi?”.

Todo el tiempo sugiero que creas en un Poder Superior porque es una excelente ayuda para lograr tus metas. Pero con esto no quiero decir que tu Poder Superior (llámalo como tu desees) va a venir a arreglarte todo. El te da la inspiración mediante personas, situaciones, tu propia voz interior (especialmente con tu voz interior), etc. Pero el que debe hacer el trabajo y tomar las decisiones eres tú.

Por último, cuando ya aceptas tu problema y comienzas a ingresar información diaria en tu cerebro de bienestar, entonces puedes comenzar a definir que es lo que quieres. Este último ejercicio me ayudó mucho a crear bienestar en mi vida.

metas
Me senté solo y pensé qué es lo que quiero de la vida. No me puse a meditar en cual es mi objetivo ni nada de eso, sino que es lo que realmente deseo vivir en mi vida. Lo escribí en un papel y comencé a analizar que cosas estoy haciendo para sabotearme ese camino. ¿Y sabes qué ocurrió? Me vino una idea que me ha ayudado hasta el día de hoy. Como sabes, cada segundo nos llegan situaciones en las cuales debemos elegir. Cada elección que hago, pongo la meta o mi propósito de lo que yo escribí que deseo vivir. Si esa cosa o situación que me llega me impide seguir en el camino hacia donde voy o me va a demorar, pues la desecho, así eso me provoque dolor.

En estos casos toca usar la voluntad y “dialogar” conmigo mismo, si realmente quiero demorarme en mi meta o alcanzarla rápido. Con el tiempo he notado que ha pasado algo muy interesante en mis emociones. Y es que me siento genial. Siento que en mi interior hay algo que me dice “OK”, “Perfecto”, “Esto es lo que yo quiero”, todo a través de un sentimiento de alegría, verdad y amor.

Creo que muchos maestros espirituales se refieren a esto cuando hablan de que venimos a hacer nuestra propia música. ¿Qué clase de música quieres escuchar en tu interior? ¿La de terceros? ¿La de personas que ya ni están con nosotros? ¿O la melodía que desde hace rato te está llamando? Intenta repasar esta entrada y tomar lo mejor de ella. Quizás sea una pequeña luz que ilumine el camino de grandeza que desde niño te ha estado llamando en tu interior.
Comparte:

Vídeo Bienvenida

YouTube

Copyright © Ritmo Positivo 2009 - 2018. Con tecnología de Blogger.

Acerca de mí

Mi foto

Ingeniero de Sistemas e Investigador del Pensamiento Humano y las emociones, y como estas influyen en las decisiones que tomamos cada segundo para tener éxito o fracaso.

Ultimo Vídeo

PBA Oferta

Facebook

Suscríbete al Blog

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibe las actualizaciones del Blog AUTOPODER: Recupera tu Poder Interior.

Te será enviado un Email de confirmación para la suscripción. Si no recibes el email, por favor verifica en tu carpeta de Correo no Deseado o Spam.

Puedes darte de baja del servicio en cualquier momento que desees. Cada Email de la suscripción que te llega contiene las instrucciones para hacerlo al pie de página.




Ofrecido por FeedBurner