Retoma el control de tu vida. Estrategias efectivas para el control emocional

Mostrando las entradas con la etiqueta Poder. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Poder. Mostrar todas las entradas

lunes, 30 de septiembre de 2019

Cómo podemos mejorar nuestra vida



Cómo podemos mejorar nuestra vida Aunque otros consideren nuestra vida algo ideal, los seres humanos deseamos mejorarla al máximo posible.

Si has estado siguiendo este blog por algún tiempo sabrás que esto tiene que ver con el incremento que la Vida desea en cada uno de nosotros.

Si estás viendo por primera vez esto, resumidamente la Vida siempre está buscando evolucionar, y hacer más.

Y tú al ser parte de la Vida, en ti hay algo que siempre te está incitando a obtener más.

Algunos, por su desconocimiento han llamado a esto avaricia.

Pero la avaricia tiene que ver más con el deseo de acumular para sí, esperando que los demás no puedan acceder a lo mismo.

Aquí puede surgir una pregunta bastante inquietante y es, ¿si la Vida siempre está buscando un incremento en nosotros, porque parece que nos quedamos pegados y no avanzamos?

¿Por qué no puedo lograr mis objetivos con facilidad como logran hacer algunos pocos?

La respuesta a esto es la información.

Para poder entenderlo mejor, hay que comprender como funciona nuestra mente y emociones.

Haciendo la analogía, funcionamos muy similar a lo que funciona un computador, es decir mediante ingreso de información, proceso de dicha información y resultados que se obtienen de la información alimentada.

Los resultados producidos por nuestro cerebro, generan cambios en nuestras emociones, y basados en estas, en que actuamos.

No podemos, por ejemplo, ingresar en nuestra mente violencia y obtener paz y serenidad, aunque se trate de entretenimiento.

Nuestra lógica nos dice que hay cosas de ficción y otras de realidad. Para nuestro cerebro no hay diferencia.

Si quieres hacer una prueba, piensa en algo ácido o repite en voz alta el nombre de una fruta ácida y de inmediato tu boca comienza a salivar.

O piensa en una fantasía romántica con un chico o chica que te guste, y aunque esto sea sólo imaginación, la química de tu cuerpo va a cambiar.

Hace más de 10 años escuché por vez primera temas de conspiraciones, las cuales argumentaban sobre grupos que intentan controlar a la humanidad y otro sin fin de cosas.

En aquella época hablar de esto era considerado una locura.

Sin embargo, a la fecha mucha gente tiene la firme creencia de que la gran mayoría de estas teorías son verdaderas.

Este tipo de información en verdad hace mucho daño. Y tiene como objetivo mantener a las personas en constante miedo y desánimo para actuar.

Con esto no estoy negando las conspiraciones, pero ¿tú crees que una persona que tiene la seguridad sobre la existencia de gente con poder, y tiene la capacidad de alterar su economía, hará algo por mejorar su Vida en este u otros aspectos?

¿No será que la intención de distribuir esta información es precisamente mantener a las personas paralizadas?

Todas las creencias que la humanidad tiene han sido esparcidas mediante palabras.

Por ejemplo, que eres un pecador, que necesitas de terceras personas para acceder a lo divino, que pronto vendrá el fin del mundo y tu respectivo castigo, por mencionar solo algunas.

Y quizás te estés preguntando. Si con palabras he sido programado a creer algo, ¿también con palabras puedo formar nuevas creencias que me sirvan para mejorar mi vida?

La respuesta a eso es un SI grandote.

Respecto a esto, cuando estaba en la universidad tuve un profesor que nos ayudó bastante con nuestros proyectos.

El dictaba la materia Metodología de la investigación científica.

Al principio nos hacía repetir como loros, tanto al inicio como al final de la clase la frase “SOMOS EXCELENTES, SOMOS LOS MEJORES”.

Recuerdo que los primeros días que hacíamos esto, TODOS nos sentíamos ridículos.

Nos daba pena que gente en otros salones nos escucharan.

En mi caso yo me preguntaba, ¿será que soy excelente o el mejor?

Honestamente al final del semestre no solo terminamos creyendo esta frase, sino que la decíamos a todo pulmón.

De hecho, nos sentíamos orgullosos de ser los mejores y dejamos de sentir pena por serlo y que otros nos escucharan.

No se si esto fue un experimento que el profesor hizo con nosotros, pues la verdad nunca vi que lo hiciera con otros compañeros.

Sin embargo, las cosas funcionaron después de repetirlo una y otra vez.

Es increíble, pero cuando analizamos nuestro lenguaje, las palabras negativas son pocas.

Los “no puedo”, “no soy capaz”, “es imposible”, etc., dejan de funcionar en nuestra mente sin la negación.

En cambio, si tenemos más palabras positivas para decirnos, ¿por qué no las usamos para mejorar nuestra Vida y cumplir el propósito que esta tiene para nosotros de crecer?

Así que te animo mediante esta información a usar tu lenguaje para mejorar tu vida.

Es una herramienta gratuita y fácil. Lo único que debes hacer es tener disciplina y constancia para cambiar.
Comparte:

lunes, 26 de agosto de 2019

El objetivo del dolor



El objetivo del dolor Cuando hablamos del dolor, debemos tener en cuenta que existen dos diferentes tipos.

El primero es el físico, el cual junto con el sistema nervioso lo podemos experimentar en nuestro cuerpo.

Tal es el caso de una fractura, un parto, heridas, etc.

El segundo es dolor emocional que junto con nuestro sistema de creencias e imaginación podemos llegar a experimentarlo en el alma.

Por ejemplo, la pérdida de un ser querido, una desilusión amorosa, miedo al fracaso económico, etc.

Podemos concluir que entre estos dos anteriores el que más podemos controlar sería el primer caso, es decir el dolor físico.

Y esto porque al menos en su gran mayoría los humanos huimos de este.

Aunque no ha de faltar el que le encanta que lo flagelen, pero esto ya es otro tema.

Lamentablemente todos tenemos la sensación, debido a nuestra poca educación emocional que sobre el dolor emocional no tenemos control.

Con esto me refiero a que llega inesperadamente y no podemos hacer nada salvo llorar sobre la “leche derramada”, como afirma el dicho popular.

A pesar de todo y por increíble que parezca, ¿sabías que el dolor emocional también lo podemos evitar?

¿Y cómo?, tal vez te estarás preguntando en este momento.

Hay dos formas de hacerlo. La primera es mediante nuestra experiencia personal.

Con esto me refiero a la experiencia adquirida en pérdidas anteriores.

La segunda forma es mediante la experiencia de terceros.

Tristemente esta última parece que no es de la simpatía de los seres humanos.

En ambos casos, solo es posible evitar el dolor emocional cuando hacemos conciencia de este.

Por ejemplo, la pérdida de un ser amado es difícil.

Aunque esto es inevitable, jamás hacemos conciencia de que llegará su momento.

A pesar de que no hay nada seguro en las relaciones interpersonales, nunca nos concientizamos que la otra persona o puede llegar a faltar o nos puede abandonar por el motivo que sea.

Es como si negáramos toda posibilidad de que esto fuera a ocurrir.

En cambio, ¿logras observar que en el caso del dolor físico definitivamente tomamos medidas para que al máximo esto no nos vuelva a pasar?

Es exactamente esto lo que debemos hacer para evitar el dolor emocional. Tomar medidas.

Por lo general siempre optamos por cometer nuestros propios errores y hasta repetirlos, así veamos los de la gente que nos rodea.

Y peor aún, así nos estén diciendo “vea, tenga cuidado con esto o aquello”, a nosotros al parecer nos encanta demostrar que eso no nos va a pasar a nosotros.

Respecto a esto, este año tuve que observar el lamentable fracaso económico de unos amigos.

A pesar de que ya habían pasado por una situación muy parecida en años anteriores, increíblemente volvieron a caer en lo mismo.

Y lo peor no fue eso. Cuando intentaba sugerirles que vieran la información publicada en este blog que hablaba sobre las medidas a tomar en crisis financieras, simplemente ignoraron esto.

Como decían ellos, eso es basura y Dios, que siempre está con ellos los bendice para que todas sus metas les salgan con Su ayuda.

Bueno, yo hice lo que tenía que hacer y confiar en que todo les saliera bien.

Sin embargo, las cosas se les salieron de control y terminaron en una situación similar a la que yo padecí hace algunos años.

En la ruina total y viviendo de la caridad de personas cercanas.

Y atención, con esto no quiero decir que uno no deba confiar en Dios para la consecución de los objetivos.

Al contrario, y como hemos visto en temas anteriores, siempre es buena idea tener como aliado un Poder Superior que te pueda inspirar en tu camino.

Dios, la Vida, el Universo o como prefieras llamarlo te da la inspiración para hacer las cosas, pero tú debes estar atento y seguir esa voz interior por medio de la cual te habla y seguirla.

A veces nos obsesionamos tanto con nuestra meta que no prestamos atención a las advertencias que otros nos dicen.

En realidad, en dichos momentos cuando solo ves hacia adelante ignorando todo a tu paso, está actuando tu ego.

Es decir, esa parte que te dice que le demuestres a los demás que eres el mejor y bla bla bla.

Aunque el dolor sea inevitable en nuestras vidas, no podemos permitir que el ego nos lleva al sufrimiento.

Podemos omitir este último si y solo si actuamos con sabiduría. La sabiduría es la capacidad para actuar con prudencia.

No actuar de forma precipitada, ni lo primero que se nos ocurra, sino considerar todas las variables posibles.

Así que te animo mediante esta información a usar cualquier debilidad que tengas como fortaleza mediante el aprendizaje.

Jamás permitas que tu dolor sea en vano. O mejor aún se sabio y evítalo aprendiendo del dolor ajeno.
Comparte:

lunes, 1 de mayo de 2017

Recupera tu Poder Interior a través de tus palabras con Master Coach Guillermo Villa Ríos

Vídeo 1



Vídeo 2



Vídeo 3


Recupera tu Poder Interior a través de tus palabras con Master Coach Guillermo Villa Ríos

Invitado especial el doctor Guillermo Villa Ríos, nos habla de la Programación Neurolingüística y como mejorar nuestras vidas a través del uso de las palabras

Experiencia vivencial de “Lenguaje y destino” y “despertar en la abundancia”

Consejos sobre la PNL

Cómo funciona el Poder Interior

Que nos perjudica y que nos ayuda para tener éxito en la vida

Cuáles son las voces interiores que nos guían hacia el éxito o fracaso

Cómo usar el placer para generar éxito personal

Como llevar el equilibrio entre el placer y el control

El valor del esfuerzo personal para alcanzar tus metas

Programa a MOVERSE de Guillermo Villa Ríos

El secreto para conectarte con tu Poder Interior

Lenguaje y Destino

Despertar en la Abundancia

Semillas de Poder

Quien dijo miedo

Uso de la Programación Neurolingüística

Control del miedo
Comparte:

lunes, 20 de marzo de 2017

La gratitud como herramienta de abundancia y bienestar en tu vida


La gratitud como herramienta de abundancia y bienestar en tu vida

El ser humano posee en su interior metas y anhelos que me atrevería a decir automáticos. Con esto quiero decir que todos sentimos impulsos de avanzar de alguna forma en las diferentes áreas de nuestra vida. Esto tiene que ver con la evolución de la vida, es decir que la vida se está abriendo camino constantemente en nosotros y en todo lo que nos rodea. La vida constantemente está buscando un incremento.

Desafortunadamente esto puede ser un problema para nosotros en muchos casos. Por qué digo esto? Para comprenderlo te voy a dar un ejemplo que nos ocurre a diario. Supongamos que tú tienes una casa o un vehículo o cualquier artículo que consideres preciado para ti. Recuerdas cuando lo adquiriste como te sentías?

Van pasando los años y nuestro cerebro se va acostumbrando a este nuevo artículo o situación que nos alegró mucho en el momento en que llegó a nosotros. Por cosas de la vida, resulta que tu vecino, amigo o alguien cocido adquirió algo nuevo o mucho mejor del artículo de tu interés. Cómo te sientes en este momento?

Yo supongo que todos en estos instantes ya no sentimos tanta alegría, sino más bien tristeza, preocupación, celos o hasta envidia. Y esto nos hace poner nuestra atención en lo que otros tienen, en lo externo y no permite ver lo que hemos construido, lo que hemos conseguido. Esto se conoce con el nombre de ingratitud.

Irónicamente eso que tú tienes, pero que posiblemente no le prestas ya la debida atención otra persona lo anhela y lo desea tanto como tu deseas el artículo de tu vecino, amigo o conocido.

En mi caso también me ocurrió este mismo sentimiento de ingratitud. Lamentablemente el dolor me hizo cambiar de parecer.

Bueno, cuando me encontraba en el ojo de la tormenta, en uno de los momentos más profundos de la crisis por la cual pasé, una vez me levanté en la mañana viendo la situación que tenía en esos momentos con una gran angustia y depresión. Iba para el baño y me tocaba atravesar un pequeño patio que se encontraba al aire libre. Ese día la mañana estaba soleada, pero el aire frio y en eso me puse a escuchar los pájaros cantar y me pregunté “esto tan hermoso para nada, por qué esta situación nos tocó a mi esposa y a mi pequeña hija si no podemos disfrutar nada. Cuál es la intención de la Vida en mantenernos vivos”.

En eso me vino a la mente una idea, un sentimiento o quizás una voz, mi propia voz interior diciendo, pero si estamos sufriendo, por qué la Vida nos regala esto? Por qué quiere que sigamos vivos? Si fuera para torturarnos porque nos da esos regalos tan lindos?

Según el RAE la gratitud es el “Sentimiento que nos obliga a estimar el beneficio o favor que se nos ha hecho o ha querido hacer, y a corresponder a él de alguna manera”. Aquí vemos dos temas bastante inquietantes que son: primero estimar el beneficio que nos han hecho y segundo corresponder de alguna manera.

Bueno ese día decidí hacer algo en mi vida y fue agradecer los regalos y como no sabía cómo aplicar el segundo paso, decidí que la mejor forma de corresponder a ese alguien que me da dicho regalo era aceptándolo, disfrutándolo.

Mira desde ese día comencé a disfrutar de todo mi sistema nervioso, es decir hasta ir a orinar lo disfrutaba, hasta lo que comía, miraba y sentía.

En años anteriores, un gran amigo me llegó a compartir una información que el encontró sobre la gratitud y decía más o menos así: “debes agradecer TODO lo que llegue a tu vida, incluso el dolor”. En esos momentos yo no podía comprender que alguien agradeciera estar mal, sufriendo o padeciendo angustia o hasta hambre.

Si observas, cuando has pasado por una mala experiencia, y miras en retrospectiva, notarás que sin haber vivido eso, quizás no hubieras logrado el éxito que tienes actualmente. Cuando uno está en momentos de crisis y dolor, estos instantes no son tan divertidos, pero una vez que sales de ellos, te llega no solo la satisfacción de que lograste lo impensable, sino que mediante ese proceso creciste como ser humano. Así que la expresión agradecer todo, incluso el dolor, no se refiere a que disfrutes el maltrato, sino la experiencia y crecimiento que resultará de ello.

Mirando hacia el pasado y recordando todo esto, puedo notar que las cosas fueron cambiando a partir de ese día. Te voy a ser muy honesto y si estás en este momento pasando por una crisis muy similar a la que tuve o quizás peor, ser agradecido no te va a cambiar la vida de la noche a la mañana.

Esto tomó su tiempo, creo que casi un par de años. Pero en ese tiempo te puedo decir que esa decisión que tomé me acercó más a la Vida, a Dios, Universo o como prefieras llamarle.

Recuerdo ahora una frase que le observé a una amiga en el antiguo Messenger Live que decía “disfruta de lo que tienes, mientras consigues lo que quieres”. Quieres progresar en la vida? Se agradecido, ocúpate en disfrutar lo que tienes en el momento. No te afanes por el futuro. No sabes, ni tienes la certeza de este como se va a desarrollar.

Así que te animo a utilizar esta poderosa herramienta en tu vida porque siempre tenemos algo por lo cual estar agradecidos.
Comparte:

lunes, 23 de julio de 2012

Cuando la verdad te hace libre


libertad
Casi siempre cuando hemos escuchado la palabra verdad se nos viene a la mente una frase de uno de los textos sagrados de la humanidad que es el título de esta entrada. En otras palabras pensamos en la verdad en una forma religiosa. Esto ha hecho que aquellos que no nos gusta la religión en alguna de sus expresiones nos desentendamos de la importancia de esta palabra.

Pero a través de mis investigaciones en estos años sobre el comportamiento y pensamiento humanos he podido darme cuenta de la gran importancia que tiene esta palabra en las vidas de aquellos que deseamos vivir en bienestar.

Según una de las definiciones que se encuentra en RAE verdad significa “Conformidad de lo que se dice con lo que se siente o se piensa”. A mi parecer y por experiencia propia, esta es una definición muy acertada. ¿Pero qué ocurre cuando esto que piensas, dices y sientes está en contra de la “verdad” de otros?

Aquí es cuando las demás personas te comienzan a decir que no eres auténtico, que eres falso, egoísta y todo ese bla bla bla que te dicen para que tú hagas lo que ellos desean. También debemos recordar que no necesariamente esto ocurre porque tu “verdad” esté en contra de otros, sino que también ocurre por mala interpretación de otros sobre lo que tú piensas, dices y haces.



Teoría de la verdad
verdad


Teniendo en claro estos conceptos, vamos viendo que la verdad es algo individual. No es algo general. Y en este momento te puedes estar preguntando si por ejemplo un tema como el asesinato debe pasarse por alto ya que estamos hablando de que la verdad es individual. Y te respondo que como todo en la vida es relativo, depende desde el punto de vista dónde se mire.

asesino
Por ejemplo ¿qué ocurre si un asesino serial te está atacando? ¿Dejas que haga de las suyas o te defiendes aunque eso implique asesinarlo a él? Asumo que por tu instinto de supervivencia y la evaluación “ética” que hacemos sobre este supuesto individuo que le hace daño a la humanidad, pues optaríamos por la segunda opción y en ese caso nuestra “verdad” sufre un cambio y se acomoda a un nuevo punto de vista que nos favorece en el momento.

En general lo que conocemos como “verdad” es un acuerdo, ya sea tácito o explícito, que hacemos frente a otros y normalmente se hace basado en la repetición. Y si te estás preguntando sobre la teoría que afirma “una mentira repetida muchas veces se convierte en verdad” te confirmo que es lo más verídico que hayamos escuchado.

Esta percepción de la verdad nos debilita mental, física y emocionalmente pues consiste en que debemos actuar, sentir y hacer lo que otros nos han dicho. Y como estamos frágiles en todo sentido es que recurrimos a ídolos, ya sean personas reales, imaginarias u objetos, pues la debilidad espiritual nos lleva a la perdida de nuestro poder interior o poder personal.

Y las cosas se complican cuando nuestro ídolo se “cae” o “falla” o dicho de otra forma más clara, nos defrauda. Esto crea depresión, desgano por vivir y muchas otras emociones negativas que nos llevan a vivir en más malestar, pues literalmente adoramos a nuestros ídolos (¿o quizás dioses?).

inodoro
Recuerdo una anécdota que me contó mi amigo y mentor Víctor Giordani hace un par de años que se encontraba en una convención. Entre los invitados estaba el Dr. Deepak Chopra y pues como Víctor fue su discípulo se encontraron en los baños de las instalaciones y hablaron un poco. Cuando se despidieron, una señora se le acerco a Víctor y le dijo “va al baño!!!”. En realidad cuando él me contó esto solté la carcajada pues me parecía muy chistoso.

Pero esto no es ningún juego. Cuando uno pierde el poder personal cae en mucha necesidad e intenta que otros se la llenen de alguna manera. Por ejemplo en mi caso siempre soy acusado de ser egoísta por las personas que me rodean. E intentan decirme que debería vivir lo que escribo. Pero en realidad no dicen que intentan manipularme para que haga lo que ellos desean. Como te conté en entradas anteriores, este tipo de situaciones las permití durante muchos años y pues es lógico que la gente a mí alrededor quieran seguir el divertido juego de la obediencia.

Para ilustrarlo, llega una persona que conozco hace muchos años. Desafortunadamente para él, ignora mi forma de pensar actual. Entonces intenta realizar un negocio conmigo y pues las condiciones del negocio para mi no son las apropiadas, por lo que me niego a hacerlo y allí viene la manipulación.

Mira, ni tú ni nadie vino a obedecer a otros. Y si lo haces es porque lo deseas de corazón y no por imposición. De lo contrario, esto genera mucho malestar en tu vida y consecuentemente el odio, no solo aquellos que lo hacen, sino principalmente hacia ti mismo por permitirlo.

escuela
¿Entonces cual es la verdad que nos hace libres? La respuesta es muy simple. La verdad para contigo mismo(a). Por ejemplo si eres envidioso(a) lo mejor que puedes hacer es aceptarlo. Aceptarlo es dialogarlo contigo mismo(a). No decirle a otra persona, pues esto no le incumbe a nadie salvo a ti mismo(a). Decirte “si es verdad, lo admito. Soy envidioso(a)”. Esto no lo solucionará, pero si va creando consciencia del trabajo que debes hacer contigo en este aspecto.

¿Y sabes algo? Como lo mencioné en la entrada Descubriendo el Auto Sabotaje, en cierta forma y con el tiempo de ser honesto contigo mismo(a) esa emoción va despareciendo o mejor va perdiendo el poder que tiene sobre ti. Y esto es coherente con lo que decía el Dr. Carl Gustav Jung “cuando negamos partes nuestras, nos volvemos más disfuncionales”.

Desde este momento intenta ser lo más honesto posible contigo mismo(a). Al principio no es fácil. No te sentirás cómodo(a) pues hay una parte de ti que nunca has tocado. La has olvidado y es parte también te desconoce. Esto en realidad es el miedo que siente una persona disfuncional de quedarse sola. Pero cada vez que lo hagas, te vas a sentir en más confianza contigo mismo(a) y te vas sintiendo más libre. Esa libertad es lo que te va a dar mucha felicidad interior y a su vez, esa felicidad interior te ayudará a recuperar tu poder personal o lo que también se conoce como poder interior.

No dejes pasar cada ocasión de entablar una amistad contigo mismo(a) a través de la verdad, de tu verdad. En cada experiencia que tienes en los segundos de este día, automáticamente tu cerebro va generando los químicos para sentir las diferentes emociones. Aprovecha esta oportunidad y reconoce cada emoción. Si sientes odio, acéptalo y sobre todo dialógalo contigo mismo(a) y se honesto(a) por qué sientes esa emoción. Vas a notar con los días, que te irás quitando tantas cargas emociones que llevas por años y lo más importante, estarás viviendo tu vida, ocupándote de ella y no vivir a través de los demás, obedeciéndolos y haciendo lo que ellos quieren, o peor aun, metiéndose en sus vidas intentado arreglárselas.
Comparte:

miércoles, 18 de agosto de 2010

La consciencia del Poder Superior

Continuando con las herramientas de concientización vamos a tratar en esta entrada una de las más importantes y para entenderla, te voy a contar un proceso vivido por mi desde la infancia.

Cuando me hablaron de Dios o el Poder Superior se me dijo que era Amor, pero que castigaba y maltrataba a aquellos que no cumplían con sus normas (¿te suena familiar ese concepto?). Esto hizo que la imagen de mi Poder Supremo fuera de un anciano vestido de blanco con una libreta en la mano vigilando que hacia yo con mis genitales, pues las normas eran de evitar la sexualidad.

Recuerdo que cuando mi madre me castigaba, yo “nombraba” la “santa madre” de Dios en términos muy fuertes para escribirlos en este Blog, con la consecuencia de luego sentir culpa por haber ofendido a Dios y en esas me la pasé durante toda mi infancia. Ahora comprendo que era lógico que mi pequeño cerebro de niño asociara a Dios como la Fuente del castigo de mi madre, si él todo lo veía y todo lo condenaba.

Esta fue mi relación con Dios durante mi infancia. En la adolescencia me "quite" el concepto de Dios, pues es lógico que uno ya se sienta “grande” y quiera romper con todos esos esquemas de control que implantan desde niño pero como puedes ver tanto daño hacen y nos siguen haciendo a pesar de que seamos adultos.

Haciendo un paréntesis, y si tienes hijos, te daré un regalo con mucho amor y respeto: Si quieres tener hijos fracasados maltrátalos y enséñales a tener miedo. No les digas eres fea, eres feo, tú no puedes hacer eso, eres tonta, eres tonto, DIOS TE VA A CASTIGAR, eres una mala niña o eres un mal niño y términos que te aplicaron a ti. JAMAS, JAMAS bajo ninguna circunstancia, así te hayan dicho que es lo “correcto” les enseñes a tus hijos el temor a Dios, pues cuando uno le teme a algo o a alguien no se acerca. Lo rechaza. Y decirle eso a un niño es hacerle mucho daño y si no me crees mira como está tu vida actualmente. ¿Estás satisfecho con ella? Si así es tuviste una educación óptima y debes estar agradecido por ello.

Enfócate solo en el Amor de tu Creador, si quieres repasar como hacerlo puedes mirar las entradas JAMAS ESTAS SOLO y BORRAR EL PASADO que he publicado anteriormente en este Blog.

Volviendo a nuestro tema, cuando pase de la pubertad a la adolescencia, ingresé a ser parte de una religión organizada, la cual me enseñaron de niño. Pero allí había un problema. No sentía amor por Dios. Ni siquiera por mis padres. Sueña extraño pero solo hace unos años hasta la fecha he comenzado a sentir Amor hacia las personas que se supone debía amar. Y solo hasta fechas actuales comencé a decirles a los que amo que los amo. Yo le preguntaba a mis compañeros de fe que si ellos sentían amor por Dios y me decían que CLARO!!!

Por supuesto yo sentía culpa y tristeza de no sentir lo mismo y en el fondo envidia. Y como era lógico me salí de la religión a la cual ingresé  pues me di cuenta que se hablaba 1 minuto del Amor de Dios y 5 horas de sus castigos a los “malos” porque Dios no tolera ciertas cosas y es colérico, violento y vengativo. Ah, y olvidaba, es celoso. :)

En eso me declaré enemigo de Dios y cada vez que veía una injusticia en la calle como por ejemplo un anciano indigente, desprotegido, hambriento, miraba al cielo y le reclamaba con lenguaje que no puedo publicar en este Blog, recordándole a su “santa madrecita” que como era posible que les hiciera eso a sus hijos y lo desafiaba a que me matara y me sacara de su jueguito de títeres que ya no me gustaba. Yo le culpaba a Dios por todo lo malo que observaba en el mundo. Y lo más gracioso es que yo me declaraba ateo, pero entonces por qué estaba ofendido por alguien que no existe? Y eso me llenaba más de odio y resentimiento.

Después de casi 4 años de amargura, por “cosas de la vida” ingresé a trabajar con un señor llamado G.C. que es un señor muy adinerado y bondadoso. Me pregunto que si yo creía en Dios y pues pueden imaginar mi respuesta…

De allí en adelante no me volvió a tocar el tema y yo comencé a observar como era de bondadoso con las personas y sus trabajadores. Y me vino al pensamiento una pregunta que cambió mi concepto de Dios y fue ¿qué pasaría si el señor G.C. quedara absolutamente sin dinero y abandonado como ese anciano indigente y hambriento en la calle?

Mi respuesta fue que yo lo ayudaría. Y al ver lo que él ha hecho por las personas, todos los que lo conocemos lo ayudaríamos sin dudar y se levantaría de nuevo. Entonces comprendí por medio de una pregunta ¿Qué clase de persona fue ese anciano indigente y hambriento en su juventud? ¿Qué tal fue como padre, como hermano, como hijo, como amigo?

Y entendí que todos somos responsables de nuestros actos y que todo lo que sembramos, exactamente eso recibimos. Desde ese día hice las paces con ese Dios. Pero cuando nació mi pequeña niña, desde ese día algo en mi corazón cambió y comencé a sentir esa misma sensación por ese Creador. Lógicamente ha ido pasando mucha información que también he publicado en este Blog la cual me ha servido mucho para acercarme a ese Poder Supremo.

Pero dirás ¿por qué es importante estar bien con ese Ser? Si observas mi historia, lo que me enseñaron me hizo tanto daño que perdí mi autoestima y mi lugar en el mundo. Me hizo sentir solo durante muchos años y sentir que combatía solo todos los días para ganar algo en la vida. Algo muy pequeño. Esa falta de estima y carencia de amor hizo que soportara maltratos de personas en trabajos, de amigos, de familiares y que fueran olvidando quien realmente soy.

Quizás también estés pasando por la situación que describo. Pero la única forma de superarte en la vida es sanar tu conexión con lo Divino. No importa que religión te hayan enseñado. No importa que concepto tienes de Dios. ¿Sabías que puedes cambiarlo en este momento? ¿Y que Dios lo único que quiere es acercarte a ti y apoyarte en tus metas y sueños?

Mira si tu religión te está enseñando que eres un pecador, alguien malo, un gusano, un bicho o cualquier cosa que te rebaje, pues simplemente cambia de religión. Finalmente en todas te van a decir que esa es la verdad y que ese es el único camino. El concepto de Dios te debe apoyar, y tú tienes la oportunidad de hacerlo a partir de este momento si así te lo permites.

Sana tu conexión con Dios, con la Vida, con el Universo. Tú eres parte de la Creación. Tú eres la Creación. Tú eres la Vida misma. La vida no se hizo solamente para otros. Es para ti también. Tú mereces vivir en bienestar total. No solo un poco de bienestar como te han estado enseñando personas bien intencionadas pero mal informadas. La felicidad no es la suma de pequeños momentos felices que has estado teniendo. Perdóname pero eso son opiniones de mediocres que se conforman con lo que solo pueden ver en el momento. La vida no se vive a trocitos. Esta todo el tiempo allí para ti. Pero debes tomarla. Ayuda a esa fuerza que habita en ti a sacar todo tu potencial. Te prometo que algún día tu Dios que te observa desde tu interior te lo agradecerá.

En la próxima entrada te daré un regalo de amor. Es un audio de meditación que sirve para sanar tu corazón o agradecer por tus bendiciones de vida, del Psicoterapeuta e Investigador del Pensamiento Humano Víctor Giordani.

Te deseo lo mejor y espero que mis palabras puedan ayudarte a reencontrarte con tu Poder Interior o Autopoder.
Comparte:

jueves, 15 de abril de 2010

¿Cómo ser positivo en medio de las calamidades?

¿Qué reacción tomarías si en el proceso de aprendizaje para manejar tus emociones, tu pareja te abandona o algún ser querido sufre alguna dolencia física de gravedad? Estas son preguntas que me han estado realizando últimamente y quiero compartirlas contigo que quizás puedas estar pasando una situación similar en tu proceso de cambio.


Para comenzar hay que aceptar algo. TODO lo que llega a nuestra vida, llámese bienestar o malestar ha sido convocado por nuestra voluntad consciente o subconsciente. Es decir que en algún lugar de nuestra conciencia nos sentimos merecedores de la situación que estamos viviendo.

Como vimos en la entrada anterior sobre lograr una Integración Emocional, nuestras sub-personalidades nos apoyan con sus “voces” que en realidad son emociones a ver lo negativo de la vida, pues en realidad la vida se compone de Luz-Oscuridad, Calor-Frio, Día-Noche, Amor-Temor, Salud-Enfermedad, Abundancia-Austeridad, etc. en otras palabras este Universo está basado en la dualidad.

¿Por qué fue creado así? Desde el punto de vista de mis investigaciones, esto se hace necesario para tener conocimiento y elegir experimentar lo que realmente queremos. Es decir un ciego de nacimiento no puede conocer lo que es la oscuridad, pues nunca ha visto la luz. Solo si ve la luz, puede comparar la oscuridad y por medio de esta experiencia determinar que desea en la vida.

El problema es que muchos ya sabemos los contrastes pero nos quedamos en el que no nos agrada. Pero entonces ¿cómo logramos salir del ciclo emocional que nos produce terror, tristeza, desconfianza y dolor?

Voy a enseñarte un secreto que por su simpleza espero no lo eches en “saco roto” pero es muy efectivo cuando lo interiorizas y lo haces parte de ti. Pongamos un ejemplo: tienes un ser querido que sufre una enfermedad grave. NO EXISTE un sentimiento de malestar tan grande que pueda curarlo o calmar su dolor. En otras palabras por muy mal que te sientas, eso no le va a sanar el cuerpo a otra persona. Tus emociones negativas no le ayudarán en nada a su situación. En cambio si tienes una actitud positiva y sonríes todo el tiempo a tu persona querida eso le ayudará más en su proceso de sanación.

Como hemos aprendido cuando tenemos emociones negativas, nuestro cerebro comienza a generar los químicos necesarios para producir esa manifestación en nuestro cuerpo y comienza a bombardear nuestras células con diferentes neuro-transmisores que modificarán literalmente las células de tu cuerpo con la nueva información. Se ha calculado que en un día mueren 10 millones de células en tu cuerpo y otras 10 millones nacen nuevas y renovadas ese mismo día. Pero si con tus pensamientos y emociones bombardeas tus nuevas células de información negativa, ¿qué crees que pasará?

¿Será que esto ayuda en tu proceso de curación natural? Te garantizo que para nada ayudará en tu bienestar ni en el de otras personas. ¿Entonces qué debemos hacer? Simplemente mirar lo positivo de la vida, lo bueno que pronto viene. Esto nos mantendrá en un estado óptimo de salud. Sé que me dirás que es muy complicado, pero si lo haces constantemente esto se volverá un hábito muy poderoso en ti y comenzarás a ver cambios muy positivos en tu vida.

Por eso si estás en proceso de buscar el bienestar debes ser disciplinado con lo que aprendas, no ser una biblioteca ambulante y manejar mucha información pero no vivenciarla. Si algo nos beneficia debemos volverlo un hábito y hacerlo parte de nuestra vida. Solo así vamos a poder activar nuestro poder interior.

De esta forma le estaremos contagiando a nuestro ser querido positivismo y alegría, que son necesarios para ayudar al cuerpo a su proceso de curación natural.

Entonces ¿cómo debemos enfrentar una situación sentimental adversa? ¡De la misma manera! Tu persona especial no va a regresar a ti por más culpa y auto castigo que te des. Esos son actitudes destructivas que te aseguro cualquiera escapa rápidamente. En nada te servirá llorar, rogar, implorar, mendigar amor a otra persona, si ese ser amado no quiere estar contigo. Tú no necesitas una persona específica para ser feliz. Hay quienes se sienten solos en el mundo y es increíble pues existen 7 mil millones de habitantes que necesitan de tu amor.

No permitas que el miedo o la mediocridad que aprendiste en el pasado te haga una persona infeliz. Atrévete a desafiar esos mandatos internos y te darás cuenta que son como perros enojados sin dientes. No te pueden hacer nada, ni dañarte. Preocúpate por ser feliz hagas lo que hagas, estés en donde estés en este momento y la Vida se encargará de traerte las demás cosas por añadidura.
Comparte:

viernes, 5 de marzo de 2010

Vuela alto, tan alto que no te puedan alcanzar las mediocridades

Hace poco escuche una historia que removió las estructuras de mi pensamiento, y es una fábula, un cuento del escritor Hindú Anthony de Mello conocida como EL AGUILA QUE SE CREIA GALLINA.

La historia dice:

“Un hombre encontró un huevo de águila. Se lo llevó y lo puso en el nido de una gallina de corral.

El huevo fue incubado por la gallina y el aguilucho nació y creció con la nidada de pollitos.

El águila durante toda su vida, hacía lo mismo que hacían las gallinas, pensando que era una gallina como las demás: pían, cacareando, escarbando la tierra en busca de lombrices e insectos. Incluso sacudía las alas y volaba unos pocos metros, casi a ras de tierra. Después de todo, ¿no es así como vuelan las gallinas?

Pasaron los años y el águila se hizo vieja. Un día divisó muy por encima de ella, en el límpido cielo azul, un ave magnífica que flotaba elegante y majestuosamente por entre las corrientes del aire, moviendo apenas sus poderosas alas doradas.

La vieja águila miraba asombrada hacia arriba, "¿Qué es eso?" preguntó a una gallina que estaba junto a ella.

"Es el águila, el rey de las aves", respondió la gallina. "Pero no pienses en eso; tú y yo somos diferentes de él".

De modo que el águila no volvió a pensar en ello. Y murió creyendo que era una gallina de corral.”


¿No será que esto es lo que ocurre con nosotros? Estamos tan contaminados con creencias erróneas sobre quienes somos, que renunciamos sin intentar demostrar que somos capaces en la vida. Nos dedicamos solo a sobrevivir pensando en ganar unos pocos pesos para pagar las deudas y seguir adelante con lo que llamamos vida. Pregúntate muy seriamente ¿a eso viniste al mundo? ¿Fue ese el objetivo de venir aquí? ¿Crees que eso es lo que mereces de la Vida?

Vuela alto, muy alto… tan alto que no te puedan alcanzar las mediocridades de aquellos que han renunciado sin pelear por reclamar su lugar en el mundo. No permitas que nadie, ni nada interno o externo se interpongan en tu camino que has trazado desde que eras niño.

Recuerda tus sueños, acarícialos, vívelos y alza tu vuelo nuevamente para reencontrarte con tu Autopoder.
Comparte:

Acerca de mí

Mi foto
Ingeniero de Sistemas e Investigador del Pensamiento Humano y las emociones, y como estas influyen en las decisiones que tomamos cada segundo para tener éxito o fracaso.

Vídeo Bienvenida

YouTube

Copyright © Ritmo Positivo 2009 - 2019. Con tecnología de Blogger.

Ultimo Vídeo

PBA Oferta

Facebook

Suscríbete al Blog

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibe las actualizaciones del Blog AUTOPODER: Recupera tu Poder Interior.

Te será enviado un Email de confirmación para la suscripción. Si no recibes el email, por favor verifica en tu carpeta de Correo no Deseado o Spam.

Puedes darte de baja del servicio en cualquier momento que desees. Cada Email de la suscripción que te llega contiene las instrucciones para hacerlo al pie de página.




Ofrecido por FeedBurner