Retoma el control de tu vida. Estrategias efectivas para el control emocional

Mostrando las entradas con la etiqueta exito. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta exito. Mostrar todas las entradas

lunes, 24 de junio de 2019

Los ganadores sólo se agrupan con ganadores



Los ganadores sólo se agrupan con ganadores Todos hemos escuchado el famoso refrán “dime con quien andas y te diré quién eres”.

Muchas personas dicen que esto no es cierto ya que ellos mismos tienen amistades un poco indecorosas, pero que nunca han perdido sus valores debido a esto.

Podríamos decir, de acuerdo a mis investigaciones, que esto es la forma de una persona confirmar que no tiene una personalidad maleable.

Es decir, que lo que otros hagan y digan muy poco tiene que ver con su personalidad “ya definida”.

Este comportamiento es bastante lógico ya que es muy difícil reconocer que nuestros actos han sido manipulados por otros.

Debemos ser conscientes que, según la psicología, la personalidad de un individuo se forma entre los 5 a 8 primeros años de vida.

Dicho de otra forma, todo lo que aprendió un niño en esta etapa será lo que marcará para siempre su personalidad.

¿Si aprendió a enojarse por todo y ver que todo el mundo reaccionaba a su favor, adivina que hará ese adulto en el futuro?

O si aprendió a levantarse después de sus fracasos, ya podrás intuir que hará esa personita cuando sea un adulto.

¿En fin, será que una vez formada mi personalidad en dicha edad no puedo aprender nuevos comportamientos?

Creo que esta pregunta la puedes responder tú mismo.

Si observas, no eres el mismo adulto de hace un par de años que en la actualidad.

Ya no tienes las mismas ideas, quizás no te gusta lo mismo que hacías tiempo atrás de la misma forma que al inicio, etc.

De seguro los que pueden notar más tus cambios son las personas que te rodean.

A veces pasamos de ser humildes a un poco altivos. Y otras veces nos suele ocurrir lo contrario.

Esto ha sido posible gracias a la influencia de terceras personas y eventos en nuestra vida.

Como puedes ver, definitivamente nuestra personalidad es maleable así ya seamos grandes y sepamos lo que queremos.

Respecto a esto, hace años escuche un comentario de una amiga cuando estudiaba en la universidad.

Su salón de clase estaba dividido por dos grupos. Los que se les veía futuro y los fracasados o que estaban allí esperando que viniera el angelito con el traje y la maleta llena de dólares a solucionarles todo.

Mi amiga, a pesar de ser una persona brillante y que se podría decir que pertenecía al grupo de estudiantes exitosos me decía que tenia un objetivo de formar un grupo con los menos favorecidos.

De esta forma intentaría demostrarle “al mundo”, teniendo éxito con ellos, que se habían equivocado de tildar de fracasados a estudiantes que por diferentes motivos no podían salir adelante.

Esto puede parecer una locura, pero hay que aceptar que los seres humanos tenemos la tendencia a sentir empatía por el débil.

¿Al final qué te imaginas que pasó?

Bueno yo creo que no hay que ser un vidente para predecir esto.

Tristemente mi amiga no sólo fracasó en su intento de ayudarlos, sino que ella también se vio afectada en su rendimiento cuando era profesional.

De cierta forma la actitud de sus compañeros modificó la suya y terminó buscando siempre perder oportunidades o dejar de conseguirlas.

Vas comprendiendo porque el ser humano se agrupa en clases sociales?

Tenemos la tendencia a rechazar a aquellos que no son afines a nosotros.

Y atención, no estoy aquí promoviendo el odio hacia aquellos que no son afines a tus metas.

Una cosa es discriminar a otros por sus diferentes condiciones y otra es ser amable y cortés con ellos.

Siéndote muy honesto, en el pasado, cuando me sentía inferior económicamente a alguna persona, de inmediato la despreciaba.

Y tenía la tendencia a conectar emocionalmente con aquellos que consideraba de mi nivel.

Con el tiempo, a medida que fui trabajando en mejorar mi conciencia de prosperidad, esto fue cambiando.

Puedo asegurarte que hoy en día a todo el mundo veo al mismo nivel, pues comprendo que todos tenemos las mismas oportunidades.

Lo único que nos diferencia es la información y esto pues afecta directamente nuestra consciencia sobre la vida.

¿Has observado por ejemplo si un excelente futbolista participa de un grupo que no son precisamente los mejores?

Definitivamente las cosas no funcionan muy bien que digamos.

En cambio, el caso contrario si puede tener éxito. Es decir que un futbolista mediocre tiene más posibilidades de mejorar su juego al lado compañeros exitosos.

Otro ejemplo que podemos observar es en el ámbito laboral.

Digamos que estás aspirando al trabajo ideal para ti. ¿Qué crees que pensaría tu futuro jefe si constantemente te ve rodeado de personas delincuentes?

Puedes ser muy bueno y tener muchos valores morales, ¿pero te contrataría?

Ahora te pregunto, ¿qué pasaría si comienzas a frecuentar más personas que ya han triunfado en lo que tu deseas?

Así que te animo, mediante esta información a conectar más con personas de éxito si realmente quieres alcanzar la prosperidad.

No permitas que prejuicios o ideas preconcebidas te impidan avanzar en la vida.
Comparte:

lunes, 22 de abril de 2019

La importancia de invertir en sí mismo



La importancia de invertir en sí mismo Es un hecho que todos los seres humanos deseamos crecer en todos los aspectos de nuestra vida.

Es decir, buscamos mejores alimentos, más dinero, mejorar la salud y muchas cosas más.

Hay personas que por voluntad propia rechazan incrementar sus vidas, pero a nivel general todos buscamos expandirnos y ser mejores cada día.

Normalmente esperamos que estás cosas o nos caigan del cielo o que lleguen mediante la ley del mínimo esfuerzo.

Esto se puede ver claramente cuando realizamos nuestro trabajo, de mala gana y hasta obligados.

La pregunta que la mayoría nos hacemos respecto a esto, es cómo mejorar nuestra vida a partir de lo que hago actualmente?

Eh aquí donde entra la importancia de invertir en uno mismo.

Cuando pensamos en la palabra invertir, siempre nos viene a la mente el uso de dinero que de inmediato pensamos que no tenemos.

Pensar de esta forma hace que nos “paralicemos” y sigamos por nuestro camino diario sin hacer absolutamente nada por cambiarlo, salvo el quejarnos.

Quizás tengamos un título universitario, de educación básica secundaría o alguna especialización y con eso pensamos que no debemos preocuparnos pues ya sabemos todo.

Lamentablemente el mundo va cambiando a pasos agigantados y nos va dejando atrás si constantemente no nos actualizamos.

Invertir en uno mismo no necesariamente hace referencia a la educación académica.

Que hay de nuestras emociones y creencias?

Te has preguntado hace cuanto tiempo tienes las misma clase de emociones y que siempre te alegras de lo mismo o te enojas por el mismo motivo?

Crees que eso no es estar estancado en la vida?

Así como son tus pensamientos y creencias, así mismo es tu vida, pues lo externo es un reflejo de tu interior.

Para poner un ejemplo más claro, imagínate que hoy en día, aun caemos en “ofertas” que benefician nuestra economía.

Muchos podemos burlarnos de gente que paga 3 veces o más por un producto que esta en “descuento especial”.

Sin embargo sabías que la mayoría caen en estos pequeños trucos de forma inocente? O de lo contrario no existirían este tipo de situaciones.

Te has llegado a preguntar en que cosas te pueden estar haciendo lo mismo, sin siquiera darte cuenta?

Es por eso que la actualización constante de nuestra información es de vital importancia en el camino al éxito.

Creo que una de las mejores formas de inversión que puedes hacer en ti mismo es la lectura.

Los libros nos dan cierta ventaja sobre el resto que no le gusta la lectura.

Hace muchos años un gran amigo me comentó que había comprado un libro.

Este hacía referencia sobre las inversiones de capital según las tendencias de la información.

Mi amigo, basándose en esto adquirió una moneda extranjera y al tiempo la vendió ganando más de 10 veces la inversión inicial.

Debemos aclarar que todos los libros no son necesariamente para nosotros. Todo depende de lo que estemos buscando mejorar en nuestra vida.

Digamos que hay personas que ya tienen solucionado su parte económica pero necesitan una mejora en su salud.

Obviamente un libro que hable de inversiones financieras le va a servir muy poco. Así pues debes buscar lecturas que te den información adicional sobre lo que sabes del tema de tu interés.

Con mayor información puedes aprender a tomar mejores decisiones.

Te aseguro que si pudieras hablar por ejemplo con los grandes dueños de capitales, te dirían que algo más valioso que su dinero es la información adicional que pueden adquirir.

Sin embargo la inversión más importante que puedes hacer es en tus emociones.

Recuerda que tomamos decisiones y hacemos las cosas que hacemos basados en nuestras emociones.

Si tus emociones hacen lo que les da la gana, pues tu vida se saldrá de tus manos.

Invertir en tus emociones es por ejemplo algo tan simple como meditar o escuchar un audio sobre estás, etc.

Así que te animo mediante esta información a buscar la excelencia mediante la adquisición de datos que no conocías.

Estos te pueden dar ideas nuevas que te pueden llevar a ese éxito que tanto estás buscando.

Aprende a invertir tiempo en ti mismo con cosas que valgan realmente la pena, pues el tiempo es el recurso más importante que tenemos ya que nada te lo puede regresar.
Comparte:

lunes, 7 de enero de 2019

Por qué el fracaso y los problemas nos llevan al éxito



Por qué el fracaso y los problemas nos llevan al éxito Todos hemos tenidos tropiezos en la vida. Algunos muy grandes, otros son simples.

El asunto es que nuestros errores provienen de nuestras decisiones. Al menos en su gran mayoría.

Debemos ser conscientes que a veces nuestro fracaso puede tener el efecto dominó, es decir que por decisiones de terceros, nosotros sufrimos las consecuencias.

Esto suele ocurrir en los niños, pues estos no pueden hacer su vida a parte de sus padres o personas encargadas de ellos.

Lamentablemente los niños pagan siempre las malas elecciones de sus padres.

Cuando somos adultos y nos llega a ocurrir un infortunio por las malas decisiones que hizo alguien con quien tenemos tratos, tenemos la tendencia a pensar en la mala suerte, el destino, karma, etc.

Existen dos maneras de encarar las dificultades, y una de ellas es con pesimismo.

La segunda es intentando aprender de lo que nos ocurre, para que nunca volvamos a pasar por esta situación.

La única diferencia entre estas dos opciones es que en la primera verdaderamente estamos fracasando y en un futuro hay bastantes probabilidades de volver a pasar por lo mismo.

En la segunda tenemos la opción de crecer como seres humanos tanto intelectual como emocionalmente.

Sin embargo en el fracaso existe un problema y es que muchas veces no tocamos fondo.

Con esto me refiero a que por alguna extraña razón no tuvimos el suficiente fracaso para poder aprender y evitar volver a lo mismo en un futuro.

Para poder entenderlo mejor, tenemos que hacer consciencia de un enemigo que llevamos dentro, al menos en situaciones críticas.

Me refiero al Ego. Como hemos visto, el Ego es una estructura mental que nos está animando constantemente a avanzar.

Pero crees que en un momento de crisis, un consejero como estos que te impulsa a realizar lo que sea para avanzar te estaría dando buenas ideas?

Puede que tú digas, “si hay algo que me está animando en un momento crítico, es porque debe servirme”.

Esto sería válido si nosotros tuviéramos una educación emocional óptima. Es decir que pudiéramos controlar nuestras emociones y no ser tan reactivos a estas, sino más bien analíticos.

Y aquí es cuando podemos darle valor a la frase que reza “cuando tocas fondo, el único camino es subir”.

Este momento es cuando tu Ego muere. Es tanta la frustración que te das cuenta que una imagen que puedas proyectar sobre terceros no sirve de nada.

Te vuelves una persona más humilde, compasiva y sobre todo aprendes a soltar todo.

Es precisamente en esos momentos más oscuros cuando todo deja de tener importancia que tu verdadero ser se conecta contigo.

Dicho de otra forma, sale a flote lo que verdaderamente somos: puro amor, compasión, sabiduría y paz.

Por eso es que las cosas parece que tomaran otro rumbo, como si las oportunidades que antes no tenías, comenzaran a llegar.

Aquí es cuando comienzas a valorar las pequeñas cosas que te rodean cada día y a darle sentido a tu vida.

Milagrosamente tu visión se abre y comienzas a ver lo errores tan básicos de las elecciones que tomaste en el pasado y por lo tanto te llevaron a dicha situación.

Y que pasa con los errores de terceros que nos perjudican? Aquí nos vamos dando cuenta de que les permitimos a otros manejar nuestra vida de forma irresponsable.

Así que te das cuenta que el único culpable está frente al espejo.

Quiere decir esto que es necesario equivocarnos y sufrir?

Como vimos en el tema titulado LA IMPORTANCIA DE LA EXPERIENCIA EN NUESTRO CAMINO AL ÉXITO, los errores de otros nos pueden ayudar a avanzar en la vida.

Hacer esto es realmente de sabios pues te evitará mucho sufrimiento.

Así que te animo mediante esta información a aprender de tus fallos para que estos jamás se repitan.

El dolor es inevitable en el ser humano, pero el sufrimiento definitivamente es opcional.
Comparte:

lunes, 22 de octubre de 2018

La importancia de la experiencia en nuestro camino al éxito



La importancia de la experiencia en nuestro camino al éxito La experiencia se define como una forma de conocimiento o habilidad derivada de la observación o participación de algún evento.

Dicho de forma más simple es la habilidad que vamos adquiriendo a medida que nos suceden cosas.

Sin embargo esta experiencia o habilidades, hay dos formas de obtenerlas. Una de ellas es mediante los que nos ocurre y otra es aprendiendo sobre las experiencias de los demás.

Por ejemplo en mi país existe un dicho que reza “nadie aprende en cabeza ajena”.

Con esta expresión se intenta decir que necesariamente aprendemos de nuestras propias equivocaciones y no de la observación.

Tristemente esto es correcto. No te ha pasado que intentas advertirles a las personas que te rodean que no realicen ciertas cosas y corren de cabeza a buscar su propia experiencia?

Muchas veces la vida nos advierte mediante personas, experiencias de terceros, incluso hasta mediante la música o películas de que no hagamos algo.

Sin embargo pensamos que eso nunca nos va a pasar a nosotros y que los demás tuvieron muy mala suerte, así que por eso les salieron las cosas mal.

Respecto a esto, he visto gran cantidad de persona a mi alrededor recibir advertencias de sus familiares o amigos.

De inmediato omiten la enseñanza bien intencionada de sus parientes para luego, con el tiempo recibir las consecuencias de sus actos.

Lamentablemente he visto como acuden a las personas que intentaban advertirles para ver si los sacan del lio en que ellos solitos se metieron.

Increíblemente, de estas personas, he visto como vuelven y no solo comente otros errores, sino el mismo error por el cual están sufriendo.

Al final levantan sus manos al cielo invocando a su divinidad preguntándole “por qué a mí?”

Lo más grave es que cuando intentas advertirles, se enojan de nuevo, repitiendo el ciclo infinito de sufrimiento y no se dan cuenta que su propio actuar es el que los mantiene en dicha situación.

Pero como es tan difícil decir que el equivocado es uno, entonces es cuando le comienzan a echar la culpa a los demás, al gobierno, a la región, a los padres, al clima, etc. de sus desgracias.

Yo me he considerado el papá de los errores. Desde muy niño he sido fanático de llevar la contraria solo para ver mortificados a los demás.

Así que te imaginarás que sólo por capricho cometía errores para demostrar que no seguía los pasos de nadie.

En temas anteriores de este blog, he mencionado los varios errores que cometí, sobre todo los financieros.

El último error que cometí fue tan doloroso que decidí hacer las cosas de diferente manera. Con esto me refiero a que al máximo trataría de aprender en cabeza ajena y no en la mía propia.

Así pues, hoy en día vivo muy alerta de los errores externos para poder aprender de estos y no cometerlos en mi camino.

Incluso intento indagar la forma de pensar y proceder que llevó a dicha persona a cometer el error.

Pero atención, con esto no quiero decir que nos encerremos en nuestra casa y jamás salgamos para no cometer errores.

Los errores nos ayudan a crecer emocionalmente, siempre y cuando aprendamos a no seguir errando.

Seguir cometiendo errores y esperar que estos se arreglen solos o que venga alguien a solucionarlos se llama estupidez.

El objetivo de las fallas es adquirir un conocimiento o experiencia para mejorar y no quedarte donde estás.

Pero qué pasa si en vez de pasar por dolor, más bien observas el dolor de otros y aprendes a mejorar tu vida? No es esto una forma más inteligente de vivir tu vida?

Así que te animo mediante esta información a mejorar tu vida mediante el aprendizaje de terceros.

Recuerda que el dolor es una obligación en nuestra vida. El sufrimiento es opcional.

Podemos hacer de la vida un constante momento de placer y no un sube y baja de emociones. Todo depende si estás dispuesto(a) a usar tu inteligencia emocional.
Comparte:

lunes, 15 de octubre de 2018

La envidia y sus orígenes emocionales



La envidia y sus orígenes emocionales Aunque quizás tengamos la tendencia a confundir la envidia con los celos, estos son sentimientos que suelen producir, por decir algo, diferentes “síntomas” emocionales.

Los celos son la respuesta emocional ante la pérdida de lo que consideramos nos pertenece.

La envidia es la respuesta emocional ante el logro de alguna persona y que nosotros no hemos podido alcanzar.

Aunque podemos ver que los detonantes son diferentes, ambas emociones tiene un origen en común y es lo que conocemos con el nombre de Ego.

Si quieres saber más detalle sobre este tema, te invito a leer la entrada escrita en el 2011 y titulada DEFECTOS QUE NO ME PERMITEN RECIBIR LA ABUNDANCIA DEL UNIVERSO.

En resumen, el Ego es una estructura mental que nos indica “Aquí estoy”, “Yo existo”, “Yo importo”, etc.

En otras palabras este es el que origina las emociones de pérdida o amenaza con el objetivo de conservar nuestra identidad.

En mis observatorios he podido comprobar que los celos afectan tanto a humanos como animales.

Puedes observarlo cuando mimas a tu mascota y tiempo después lo haces con un animal diferente o hasta un niño.

De inmediato se observa la incomodidad que siente tu mascota porque está “perdiendo” el cariño que siempre le das.

Sin embargo nunca he podido observar el sentimiento de envidia en los animales. Aparentemente este es exclusivo de los seres humanos.

A lo máximo que hemos podido aspirar los seres humanos esta resumido con la frase “la envidia es mejor despertarla que sentirla”.

Las buenas intenciones que tiene esta frase es de explicar la horrorosa sensación de sentirla versus la de despertarla.

Tristemente y como siempre, malinterpretamos estas explicaciones e intentamos resolver nuestro conflicto emocional desviando nuestra atención a otros con lo que supuestamente tenemos o hemos logrado.

Así pues, hoy en día y debido al avance de las comunicaciones sociales vemos una guerra entre la envidia versus la ostentación.

Pero como podemos entonces resolver nuestros conflictos internos?

Debemos tener en cuenta que la envidia es el resultado de estar enfocándote en los logros de los demás.

Esto no te va a permitir tener tu mente en tus propias oportunidades y logros, así que no solo los vas a omitir, sino que vas a perpetuar más tu condición de envidioso(a).

Como puedes ver, TODOS, absolutamente todos los seres humanos padecemos del sentimiento de envidia. Así que no existe eso de “envidia de la buena”.

A la final es el mismo sentimiento “disfrazado” de “buenos” deseos a la persona que le dices eso.

Cuando una persona dice que no siente o no tiene envidia, en realidad está negando su condición, lo cual hace de esta persona un ser más disfuncional.

Recuerda que el generador de la envidia es el Ego y este es una de las estructuras que nos permite avanzar o evolucionar hacia nuevos caminos.

Una persona “sin envidia” sería como hablar de una persona estancada, un ser inerte sin metas o sueños.

Desde mi punto de vista, la “cura” contra la envidia es la gratitud. Con “cura” me refiero a desviar la atención de esta.

Cuando agradeces lo que tienes y todo lo que has vivido y que te ha traído donde estás, es cuando comienzas a enfocar tu mente y emociones en ti mismo(a).

Si ves un logro de alguien a tu alrededor y tu deseas eso, simplemente agradece a la Vida, Dios, Universo o como tu prefieras llamarlo, porque lo tuyo ya viene en camino.

Esto es una forma muy sana de cambiar tu energía y utilizarla hacia ti mismo, no solo por lo emocional, sino porque tu mente se colocará receptiva y de inmediato a buscar las oportunidades para conseguirlo.

No pienses que al hacer esto de inmediato van a cambiar las cosas en tu vida. Recuerda que el éxito es un estilo de vida que debes practicar diariamente.

No envidies el éxito de nadie, pues tú no sabes lo que significa éxito para esa persona.

Posiblemente este maldiciendo su destino, mientras tú envidias sus condiciones. Y de hecho esa misma persona quizás este admirando tu vida en secreto.

Así que te hago la invitación a valorar tus propias oportunidades y logros en vez de estar admirando logros de terceros.
Comparte:

lunes, 11 de junio de 2018

Las causas del éxito en la vida



Las causas del éxito en la vida Así como algunas de nuestras acciones nos pueden llevar al fracaso como vimos en el vídeo anterior que tocó este tema, otras nos pueden llevar al éxito indefectiblemente.

El fracaso no es inmediato, es decir poco a poco vamos llegando a estas instancias que nos meten en problemas. Lo mismo ocurre con el éxito en nuestra vida. Vamos llegando a él paso a paso.

Pero cuál es la fórmula del éxito? En una simple palabra la podemos definir como disciplina. Según una de las definiciones del RAE, la disciplina es un conjunto de normas que rigen una actividad.

Esto quiere decir que hablamos de algo elaborado, que requiere tiempo y persistencia, lo cual desde mi punto de vista es lo más importante a la hora de enfrentar el desánimo al no ver los resultados esperados.

Como podemos ver, el mundo actual se mueve demasiado rápido. Ya ni siquiera usamos el correo electrónico para comunicarnos y mucho menos cartas, sino que lo hacemos mediante aplicaciones de mensajería en nuestros teléfonos que hasta el baño llevamos.

Esta rapidez con que solucionamos las comunicaciones e incluso acortamos distancias, nos dan la sensación de afán y de querer resolverlo y tener todo de inmediato.

Debido a estas creencias inconscientes es que la mayoría de personas no logran sus objetivos en la vida, pues esto impide tener un sentido de persistencia, de trabajo elaborado y de paciencia.

Cuando pienso en estas cosas, siempre viene a mi mente todo lo que ocurre en el mundo del fitness. Por lo general la comunidad que está en este ámbito es bastante joven y todos anhelan el cuerpo soñado en pocas semanas de estar realizando alguna actividad física.

Una de las cosas más difíciles en la vida es crear masa muscular, pues en esto intervienen varias cosas como la genética, la alimentación, que labores desempeña en el día, etc. La mayoría de gente nace normal y su cuerpo no tiene la predisposición a ganar masa muscular extraordinaria, así que no pueden desarrollar un cuerpo como realmente lo desean.

Así pues, muchos jóvenes quieren saltarse el proceso y comienzan a hacer trampa para lograrlo. Con esto me refiero al uso de fármacos que por lo general y con el tiempo pueden disparar graves enfermedades y muertes lentas y agónicas.

A acciones como estas es que he hecho referencia en el pasado que debemos tener cuidado con hacer lo que sea para lograr nuestras metas, pues esto nos puede meter en más problemas y alejarnos antes de nuestros objetivos.

Aquí es donde entra la disciplina. Pues de hecho el emprendedor japonés Yokoi Kenji en una conferencia afirmaba que la disciplina tarde o temprano vence a la inteligencia.

Él explicaba que mucha gente piensa que los japoneses son más inteligentes que los latinos, pero que eso no era cierto. La ventaja que tenían los japoneses era su estricta disciplina, lo cual les permitía realizar lo que se propusieran.

Caso contrario, nosotros en Latinoamérica nos come la pereza. Y esperamos que las cosas nos caigan del cielo sin haber fomentado ninguna acción para que esto suceda.

En Japón son estrictos con el tiempo. Para ellos es sagrado y si dicen estaré en un sitio a x horas, a esa hora están presentes. Los latinos decimos a una hora así sea a una fiesta a divertirnos, llegamos tarde.

Así que te animo mediante esta información a cambiar tu mentalidad. A abandonar la pereza y el inmediatismo, pues estos son herramientas que obligatoriamente te están llevando al fracaso.
Comparte:

lunes, 25 de diciembre de 2017

Cómo manejar las críticas en tu camino hacia el éxito personal


Cómo manejar las críticas en tu camino hacia el éxito personal

Casi todos los empresarios hemos tenido que enfrentarnos a la crítica que muchas veces viene con buena intención y en otras oportunidades viene cargada de celos y/o envidia. El primero paso que debemos tener en cuenta es que tu sueño, meta, camino debe ser protegido por el silencio. Es decir que tus proyectos no debes comentarlos en público para evitar este tipo de situaciones.

Pero qué ocurre en caso que tu proyecto ya está en marcha o definitivamente el algo que resalta a la vista de todos?

Como mencioné en el vídeo anterior, respecto a la nueva información que tenía sobre metodologías para control de las masas, di con un autor bastante interesante sobre estos temas. Adquirí uno de sus libros y me di a la tarea de contactarlo una vez lo terminé.

Como el libro tocaba el tema de control emocional, quería conocer personas que manejaran bien este tema y me ayudaran en mi proceso personal. El autor me respondió que le enviara unos 27 euros y que de inmediato me daría la información sobre la gente en mi localidad que lo representaba.

La verdad ante esto me sentí indignado y a la vez desilusionado. Por esta razón le escribí un correo cargado de todo mi malestar en donde le decía que como era posible y bla bla bla. La única respuesta que recibí de este autor fue un absoluto silencio que me llenó de mucho rencor, pues como era posible que hasta lo ofendía en mi segundo correo no se defendiera?

En esto le comenté a mi compañero de estudio (el que me dio el documento sobre control masivo de personas) y me dijo que eso era un comportamiento típico de auto control emocional. Me puse a pensar varios días en ello y me animé a partir de esta experiencia a intentar dominar mis emociones por mis propios medios.

Algo que descubrí de todo este proceso es que el EGO o lo que hemos denominado en este Blog, como la estructura mental que nos dice desde niños “aquí estoy, yo merezco”, debe ser controlado como primera medida para obtener el control de tus emociones. El Ego es el que habla cuando te sientes ofendido o cuando alguien te cuestiona.

Para poderlo controlar debemos aprender a guardar silencio cuando nos sentimos atacados. Honestamente no conozco una técnica menos dolorosa pero al menos me ha funcionado a mí.

Respecto a esto, hace unas semanas me di a la tarea de realizar una encuesta con personas que considero saben manejar muy bien la crítica y que son figuras públicas, o al menos su trabajo implica contacto con el público.

Me llamó la atención la respuesta de un joven que a pesar de su corta edad maneja muy bien esta parte de la crítica. Él decía que sólo se enfocaba en los comentarios positivos y que los negativos los filtraba de acuerdo al tono o intención con que venían, pues es muy diferente recibir una sugerencia, a recibir un ataque directo de tus acciones.

Otra persona, un poco mayor el cual considero bastante sabio me dijo que él tomaba los comentarios negativos y los analizaba para mejorar, pues como dice, todo tiene información que nos ayuda a retroalimentarnos.

Personalmente me inclino más por la primera forma, la que consiste en aceptar lo bueno y filtrar lo negativo dependiendo de quien venga y las intenciones, pues claramente nos podemos dar cuenta de ello intuitivamente. La segunda forma me parece muy avanzada, al menos para mí que no domino completamente mis emociones.

Un experto Youtuber en cierta oportunidad le escuché decir que mucha gente le gusta lo que haces pero a otra no tanto y hay que aprender a distinguir si te están dando un consejo para mejora, o por el contrario el “consejo” realmente es envidia o celos de alguna forma porque tú haces algo que dicha persona no puede. De hecho el origen de la envidia tiene que ver mucho con la usurpación que alguien puede considerar que otro está intentando tomar de tu lado.

Este Youtuber incluso recomendaba eliminar del canal comentarios negativos y mantener el espacio limpio y positivo, pues cuando uno no recibe un “regalo” de odio o celos, dicho “regalo” regresa a su dueño.

Por ejemplo en mi caso, yo recibo muchos comentarios buenos, pero en algunas oportunidades he recibido crítica bastante destructiva y de mala intención. E incluso en alguna oportunidad note que una persona realmente no estaba interesada en aprender sino más bien en discutir y ganar la discusión. Pues en mi caso yo dejo “ganar” a este tipo de personas y no respondo más los correos o medio por el cual he sido contactado.

Así que te animo mediante esta información a que seas discreto con tus metas y proyectos, no los comentes con nadie. Y si esto no es posible, porque tus proyectos saltan al público, entonces aprendas a filtrar la información que te beneficia de la que trae mala intención.
Comparte:

lunes, 16 de octubre de 2017

Aprendiendo a escuchar los mensajes de la Vida

Aprendiendo a escuchar los mensajes de la Vida


Normalmente cuando alcanzamos una meta o un objetivo, pronto nos acostumbramos a esta y casi que instantáneamente llegamos a olvidar nuestros éxitos personales. Por ejemplo, cuando una persona decide realizar un cambio corporal en su estética, los primeros meses comienza rápidamente a ver resultados. Incluso las personas que lo rodean comienzan a felicitarlo o a notar sus nuevos logros.

La persona inicialmente los acepta, pero con el paso de los días se presenta este fenómeno, en el cual se observa en un espejo y nota que cada día, por más que se esfuerce, le falta mucho para llegar a su nueva meta, aunque los demás se asombren de lo que ha logrado hasta el momento.

Este fenómeno en parte nos puede perjudicar, como también nos puede ayudar. Todo depende del punto de vista que tengamos. Esto no sólo ocurre en un área como el ejemplo anterior. También ocurre en todos los ámbitos de nuestra vida.

De acuerdo a mis investigaciones, observaciones y laboratorios sobre el tema, esto tiene que ver con el incremento que constantemente busca la Vida en nosotros. De lo contrario el ser humano jamás avanzaría o se quedaría simplemente donde está y nunca veríamos los avances que tenemos actualmente.

Si observas este u otros ejemplos, la gente que te rodea puede ver constantemente tus avances aunque tú no puedas hacerlo. Pero qué pasa cuando tocamos el tema de nuestras fallas o errores? Esto representa un problema en nosotros. Con esto me refiero que cuando tenemos una falla o una falencia en nosotros, por lo general no la vamos a ver porque constantemente estamos mirando hacia afuera y no hacia adentro de nosotros.

Respecto a esto, años atrás cuando conocía a algunas personas de inmediato sentía mucho rechazo hacia ellos sin aparente razón. Honestamente yo había tomado la postura general que traducido en palabras más simples puede ser “es que la energía que emana esa persona es mala. O es que esa persona te envidia” o cosas similares.

Especialmente conocí a una persona que me molestaba incluso verla comer, verla conversar, etc. Por aquella época ya me había dedicado al hobby de investigar el pensamiento humano y la conexión que este tiene con las emociones, así que decidí salirme de la opinión popular e indagar sobre este tema.

Me comencé a preguntar por qué esa persona me produce dicha emoción de rechazo? Será que le tengo envidia? pero de qué? Odio? Pero no tengo razones para ello! Celos? Tampoco tengo razones para ello. Así que me vino una idea sobre esto que me pareció bastante lógica y que tiene que ver mucho con estar mirando constantemente hacia afuera de nosotros.

Me di cuenta que esa persona era un espejo mío. Que las cosas que hacía y que me molestaban eran exactamente cosas que yo mismo hacía y que no me gustaban de mí, pero por estar mirando hacia mi exterior, no las podía ver claramente. En otras palabras por estar buscando problemas y soluciones en la vida de los demás, no solucionaba mi vida.

Tristemente esta es la situación de casi el 99% de la población mundial (para ser optimistas). Somos expertos ayudando a otros pero jamás nos ayudamos a nosotros mismos. Te confieso que darme cuenta de esto me entristeció mucho al principio, porque no sabía lo mal que estaba, pero con los días me ayudo a caminar por otro sendero emocional.

Decidí tomar acción respecto a estas emociones que me producían las personas y comencé a corregir en mi lo que me fastidiaba de otros. Incluso hasta el día de hoy sigo practicando este “deporte”, que te recomiendo tu comiences a realizar desde este mismo instante.

Así que te animo a través de esta información a que la próxima vez que veas alguien que te “cae mal” o te produce emociones de rechazo, desdén, celos, odio o cualquier emoción que te pueda robar tu paz mental lo veas como algo a mejorar y no como alguien a quien rechazar. Recuerda que debemos ser sabios y escuchar los mensajes que la Vida nos está entregando para nuestra constante evolución y progreso.
Comparte:

lunes, 4 de septiembre de 2017

Aprendiendo a conciliar las creencias limitantes. La historia de Johannes Kepler


Aprendiendo a conciliar las creencias limitantes. La historia de Johannes Kepler

Casi todos escuchamos de gente emprendedora que a partir de la nada logran grandes hazañas. Esto va desde vendedores de objetos tangibles, pasando por desarrolladores de software, juegos, etc. hasta asesores de imagen y en general objetos intangibles.

Normalmente al escuchar estas historias de superación, nuestra alma se agita de emoción y nos sentimos animados a conseguir nuestros sueños. Pero cuando intentamos llevarlo a la práctica, nos encontramos con un gran muro emocional que podemos traducir en una simple pregunta: Y COMO? Es decir, como inicio, como lo logro, como consigo capital, etc.

Respecto a esto, cuando me encontraba en la Universidad preparando mi tesis de grado, di con una historia muy interesante sobre un personaje muy poco mencionado en la historia. El astrónomo matemático Johannes Kepler.

La historia mencionaba que este brillante personaje, dudaba mucho de las teorías del Universo aceptadas por la comunidad científica del momento. Es decir en aquel entonces se creía que los planetas tenían órbitas circulares. Sin embargo Kepler comenzó a observar que las figuras celestes no tenían este movimiento circular, sino más bien un movimiento elíptico. El comenzó a observar y medir tiempos de los astros y a sacar sus propias conclusiones de las cuales salieron las 3 leyes de Kepler.

Kepler sentó las bases del movimiento elíptico y sus respectivas ecuaciones matemáticas que posteriormente sirvieron para que el conocido científico Isaac Newton pudiera llegar a una mejor compresión y explicación de las leyes del movimiento Universal.

Cuenta dicha historia que Kepler reconfirmó una frase acuñada por Nicolás Copérnico sobre las bases de construcción del Universo diciendo “al parecer estamos frente a un Creador que gusta de las matemáticas”.

Sin embargo hay un detalle que cuenta la biografía que leí sobre el emprendimiento que tuvo Kepler sobre el movimiento astral. Kepler tuvo muchos inconvenientes con sacar a la luz sus teorías y tratados, ya que al ser una persona religiosa pensó que estaría ofendiendo a su Creador por contradecir las leyes de la física aceptada en el momento. Él padeció una gran culpa y frustración antes de publicar dichos estudios. Tuvo que luchar contra sus creencias más profundas a pesar de ser un científico.

De esta historia podemos sacar 2 conclusiones. La primera es que todos llevamos la fuerza de la Vida en nuestro interior. Dios, es decir la Vida misma se expresa mediante nosotros y siempre está buscando un incremento. Por eso notamos que la vida de nuestros antepasados está menos avanzada que la nuestra. Incluso nuestro modelo de vida de niños es menos avanzado que de adultos. Así pues, todos tenemos la facultad de cambiar el mundo, cambiar la historia y cambiar el rumbo mediante nuestra expresión y fuerza interior, tal como lo hizo Kepler y otros científicos de su época y posteriores.

La segunda conclusión es que todos tenemos creencias que pueden afectar esa expresión de incremento que la Vida misma está buscando constantemente. Observa lo que le ocurría a Kepler con sus creencias religiosas. Quizás tú me digas “pero no tengo esas creencias limitantes sobre Dios”, y aquí te pregunto, por qué no logras todo lo que te propones? Definitivamente tienes creencias que no te permiten avanzar tal como lo deseas. Es por eso que mediante esta historia te animo a que dejes tu huella en este Universo. Tu no viniste aquí solamente a trabajar como esclavo todo el día para anhelar un fin de semana y estar con tus amigos o familiares escapando de la realidad de la semana.

Comienza a examinar que te está impidiendo crecer y avanzar en lo que te propones. No te conformes con una vida mediocre en la cual ni siquiera tus hijos, nietos, vecinos y amigos te recuerden como alguien que dejó huella. Recuerda tu eres una expresión del Universo. El Universo es majestuoso, grande, maravilloso. No es mezquino, pobre o enfermo. Ni tampoco triste, deprimido o amargado.

Deja tu huella. No importa la que sea pero no permitas que el miedo, el enojo y la mediocridad al final te ganen y el día de tu muerte puedas decir “valió la pena vivir, fui un ejemplo de libertad, vencí al miedo y lo volveré a vencer donde quiera que me lo vuelva a encontrar”.
Comparte:

lunes, 1 de mayo de 2017

Recupera tu Poder Interior a través de tus palabras con Master Coach Guillermo Villa Ríos

Vídeo 1



Vídeo 2



Vídeo 3


Recupera tu Poder Interior a través de tus palabras con Master Coach Guillermo Villa Ríos

Invitado especial el doctor Guillermo Villa Ríos, nos habla de la Programación Neurolingüística y como mejorar nuestras vidas a través del uso de las palabras

Experiencia vivencial de “Lenguaje y destino” y “despertar en la abundancia”

Consejos sobre la PNL

Cómo funciona el Poder Interior

Que nos perjudica y que nos ayuda para tener éxito en la vida

Cuáles son las voces interiores que nos guían hacia el éxito o fracaso

Cómo usar el placer para generar éxito personal

Como llevar el equilibrio entre el placer y el control

El valor del esfuerzo personal para alcanzar tus metas

Programa a MOVERSE de Guillermo Villa Ríos

El secreto para conectarte con tu Poder Interior

Lenguaje y Destino

Despertar en la Abundancia

Semillas de Poder

Quien dijo miedo

Uso de la Programación Neurolingüística

Control del miedo
Comparte:

lunes, 20 de febrero de 2017

Cómo superar las dificultades de la vida - Caso de éxito de Omar Lozada


Cómo superar las dificultades de la vida – Caso de éxito de Omar Lozada

Continuación del tema “El éxito personal al alcance de tu mano”. Entrevista al experto autodidacta en mercadeo y ventas digitales responde el siguiente cuestionario planteado:

1. A la edad de 17 años que te impulsó a arriesgarte a alquilar ese local?
2. Nuestras madres influyen en nuestra personalidad. Qué te decía tu señora madre para tener esa fortaleza mental?
3. Cuál ha sido tu mayor motivación estos años para avanzar en la vida?
4. Cómo has programado tu educación autodidacta? En que te has enfocado más?
5. Cómo te proyectas en los próximos 5 años?
6. Qué consejos darías para avanzar en nuestros ingresos y mejorar nuestra economía?
Comparte:

Acerca de mí

Mi foto
Ingeniero de Sistemas e Investigador del Pensamiento Humano y las emociones, y como estas influyen en las decisiones que tomamos cada segundo para tener éxito o fracaso.

Vídeo Bienvenida

YouTube

Copyright © Ritmo Positivo 2009 - 2019. Con tecnología de Blogger.

Ultimo Vídeo

PBA Oferta

Facebook

Suscríbete al Blog

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibe las actualizaciones del Blog AUTOPODER: Recupera tu Poder Interior.

Te será enviado un Email de confirmación para la suscripción. Si no recibes el email, por favor verifica en tu carpeta de Correo no Deseado o Spam.

Puedes darte de baja del servicio en cualquier momento que desees. Cada Email de la suscripción que te llega contiene las instrucciones para hacerlo al pie de página.




Ofrecido por FeedBurner