Retoma el control de tu vida. Estrategias efectivas para el control emocional

Mostrando las entradas con la etiqueta Ego. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Ego. Mostrar todas las entradas

lunes, 21 de diciembre de 2020

Resolviendo las carencias



Resolviendo las carencias

Salvo contadas excepciones, los seres humanos deseamos vivir en abundancia.


Al menos desde mi punto de vista, no he conocido el primer ser humano que prefiera pasar necesidades a tener suficiente para disfrutar la vida.


A pesar de esto, vemos como la carencia se ve en la actualidad como si fuera algo normal.


También podemos observar que, así como vemos carencia, también hay opulencia en medio de ella.


Con esto quiero decir que no hay una ciudad donde uno diga que, por vivir allí, automáticamente tienes dinero.


Siempre que hablemos del factor humano, existirán ambos bandos, tanto de la carencia, como los de la opulencia.


¿Entonces qué hace que algunos tengan abundancia en sus vidas mientras que otros sólo se conforman con observar?


Como ya hemos visto anteriormente, la Vida no tiene preferidos.


A todos nos da el mismo aire, la capacidad de ver en colores, de oler y sobre todo de pensar.


Absolutamente nadie en este planeta tiene mas o menos de 24 horas para hacer sus labores.


Lo único cierto es que en ese tiempo podemos obtener abundancia o escasez.


Increíblemente lo que nos afecta en este tiempo es nuestro ego.


Asumiendo que es la primera vez que escuchas sobre este tema, el ego es una estructura mental con la que llegamos todos a este planeta.


Si observamos la existencia de un ser humano, al nacer no tiene la menor idea de donde está.


Muchos menos quien es, y no sabe cual es la mecánica de la existencia en este planeta.


¿Pero cómo sabe qué hacer cuando tiene hambre, sueño o esta mojado?

¿Si no tiene idea entonces que es lo que le indica que debe defenderse con el llanto?


Es aquí donde interviene la estructura mental que aquí denominamos el Ego, la cual nos está impulsando constantemente a merecer.


Es como si esta nos gritara que valemos y que también tenemos derecho.


Paralelamente también tenemos otra estructura mental que denominamos el Noble.


El Noble viene siendo como el Ego, pero considerando que otros también tienen derecho.


Básicamente es la empatía que sentimos por otros.


¿Te imaginas que solo nos guiara el Ego desde nuestro nacimiento?


Todos peleando por quien es el único merecedor.


Es aquí donde interviene el Noble o la empatía que nos ayuda a convivir con los demás.


Quizás hayas escuchado mencionar que el Ego es algo malo y que debemos acabarlo y bla bla bla.


En realidad, esto es una estructura que nos acompañará mientras estemos en esta existencia, al igual que la empatía.


El problema es que lo hemos estado alimentando, de la imagen o expectativa que los demás proyectan sobre nosotros.


Por ejemplo, si tú eres una persona que practica la caridad, la imagen que proyectas y que se retroalimenta sobre ti es de una persona bondadosa.


En el momento en que dejas de dar ayuda a los demás, ya sea que te cansaste, ya no tienes como ayudar o lo que sea, esa imagen pasa de ser bondadosa a mala.


Y tú sufres porque sientes que los demás son malagradecidos y no valoran todo tu esfuerzo.


Este sufrimiento en realidad lo está padeciendo tu Ego.


Es por eso que muchos estudiosos de este tema le denominan el falso Yo.


Tú Ego es algo con que te identificas como si fuera tu verdadera esencia y allí es donde te perjudica.


Increíblemente a mayor Ego, mayor carencia.


Y quizás tengas entendido que las personas con mayor riqueza tienen que ser más egoístas que la mayoría.


Déjame decirte que precisamente tu Ego, tu falso Yo, con el cual te identificas es el que te “dicta” esta creencia.


Si quieres puedes comprobarlo tú mismo(a) consultado con alguna persona de bajos recursos económicos.


Pregúntale por qué está padeciendo tanto si la abundancia es para todos.


Lo más seguro es que esa persona se enoje y te diga que los ricos le roban o le han quitado la oportunidad de vivir mejor.


El Ego de esa persona siempre va a culpar a otros de sus desdichas pues esta jamás se equivoca.


Siempre va a percibir a las demás personas por encima de ella, pues recuerda que nuestro Ego nos ayuda a reclamar nuestro espacio en el mundo.


Pero eso sí, el Ego jamás va a aceptar que está equivocado.


Siempre los demás tiene la culpa de no capacitarse, de no relacionarse mejor y de no ahorrar para mejorar sus condiciones.


Es por eso que entre más dominado por el Ego este una persona, mayores carencias tendrá en su vida.


Por eso es que nos afana tanto demostrar que tenemos algo o que somos mejores que los demás.


Y aquí te puede surgir la pregunta, ¿entonces si dejo de identificarme con el Ego, mi vida se volverá próspera de forma automática?


La respuesta a esto es un SI descomunal.


En el momento en que tú te dejas de identificar con tu Ego, sale tu verdadera esencia. Lo que realmente eres.


Tengo que serte muy honesto, pero para llegar a eso hay que cortarse una, una patilla.


No hay nada mas complicado para el Ego que aceptar que se equivocó.


Esto es un proceso que se debe hacer paso a paso. Gota a gota.


Y se comienza siento muy honesto contigo mismo(a).


Con esto me refiero que, si algo te avergüenza, debes aceptarlo tal como es.


Digamos que todos tus circulo social cercano se fue de vacaciones, pero tú no pudiste hacerlo por falta de dinero.


Tú Ego de inmediato te dictará que debes decirles, aunque no te estén pidiendo explicación, que debes cumplir con unos compromisos de negocios y bla bla bla.


Si observas, cuando estás identificado con tu Ego, sientes la necesidad de explicar.


Comienza por abandonar eso. Se que arde, te mortifica, pero si no das el primer paso, nunca vas a poder avanzar.


Vas a notar con la práctica de esto que tu Ego ira perdiendo fuerza.


Esa emoción de mortificación ya no será tan intensa y hasta gracia o risa te producirá.


¿Acaso es un pecado mortal estar “asado” o no tener dinero?


Es por eso que se mencionó en el vídeo anterior, que uno de los miedos a vencer para ser exitoso es el miedo a la pobreza.


La verdad nos aterra decir que no tenemos dinero a nuestro círculo social.


Debido a esto nos metemos en deudas estúpidas y fiamos todo para aparentar algo que a los demás les vale.


Así que no hay necesidad de explicarles o decirles nada sobre tus estados financieros.


Simplemente reconócelos y ya.


Solo cuando aceptamos nuestras fallas, es que encontramos las fuerzas para cambiarlas.


Es cuando comenzamos a ver nuestras posibilidades y habilidades para cambiar la carencia por abundancia en nuestra vida.


Así que quiero animarte mediante esta información a resolver cualquier carencia en tu vida, dejando de identificarte con el Ego.


La abundancia no depende de lo que tengas o lo que hagas, sino de lo que sientas.

Comparte:

lunes, 7 de diciembre de 2020

El problema de las emociones e ideas preconcebidas



El problema de las emociones e ideas preconcebidas

Yo creo que todos en este planeta nos ha ocurrido que tenemos que hacer algo y de inmediato sentimos malestar.


Trátese de comer algo, ir a algún sitio o realizar alguna actividad, sentimos predisposición, malestar y pereza de actuar.


Finalmente, cuando nos tocó hacer o probar la tarea correspondiente, nos damos cuenta que era algo espectacular y que nos estábamos perdiendo de algo.


Esto suele pasar mucho en los niños cuando se les da a probar algo por vez primera.


Ellos se niegan y una vez que lo saborean, quedan fascinados por el alimento y no quieren dejar de comerlo.


Nuestro rechazo es prácticamente un instinto natural de protección.


Esto ocurre en cada situación nueva para nosotros.


Los seres humanos siempre buscamos lo conocido, pues de cierta forma nos está dando seguridad.


Es por esta razón que has visto muchas personas a tu alrededor quejarse de sus vidas, pero no se atreven ni por nada del mundo a dejar eso que los atormenta.


Esto implicaría salir de su zona de “confort”, es decir la parte que ya conocen y experimentar nuevas rutas.


Esto explicaría porque, así estemos sufriendo en una relación o un trabajo “cruel” seguimos allí, cual masoquista que disfruta de sus castigos.


A título personal llegué a conocer hace muchos años alguien que se podría decir que siempre tenía buena suerte.


Tenía la capacidad de cambiar de trabajo, de ciudad, incluso de estilo de vida a su antojo.


A la mayoría nos cuesta hasta decidir sobre donde vamos a comprar el pan para el desayuno.


Pero esta persona se notaba que, con solo pensarlo, las cosas le salían como por arte de magia a su favor.


Lamentablemente tenía un problema y era la predisposición hacia las cosas.


Donde quiera que iba, tenía la idea preconcebida que sus futuros jefes eran unos explotadores.


Y que solo se aprovecharían de sus capacidades para ellos seguir subiendo en la escala de la riqueza.


Esta persona padecía de otra curiosidad y era la falta de diálogo hacia sus “castigadores”.


Podría imaginarse los peores escenarios, pero jamás se atrevía a decirle a sus jefes que era lo que le gustaba y que era lo que no le gustaba realizar.


Finalmente, por esta falta de diálogo terminaba haciendo labores que no le correspondían y odiando no solo su trabajo sino a las personas con las que interactuaba en este.


Debido a su “buena suerte” se proponía a cambiar de ambiente laboral en otro trabajo y pues como sabemos lo conseguía casi de inmediato.


¿Y adivina qué situación conocida volvía a vivir esta persona?


En conclusión, terminaba haciendo las cosas de mala gana y siempre buscaba la primera oportunidad para renunciar y cambiar de trabajo para repetir de nuevo este ciclo.


Esto no solo se ve en lo laboral.


También he conocido casos donde personas salen escapando de la falta de oportunidades en su ciudad o país para llegar a hacer lo mismo que pudieron hacer en su localidad.


La diferencia está en que gastaron más dinero para desplazarse, pero igual les tocó vivir en otra localidad lo que no quisieron hacer en la propia.


¿Quiere decir esto que es malo irme de donde estoy para buscar nuevas oportunidades?


Para nada, el problema está en que no necesariamente vas a vivenciar nuevas cosas si te van con la misma mentalidad.


Por ejemplo, ¿por qué una persona sale de un trabajo en el cual sintió bullying o maltrato laboral para seguir en otro bajo las mismas condiciones?


Es bastante “curioso” pero en el nuevo trabajo siempre se va a encontrar con nuevos abusadores labores.


Esto se debe a que ocurrió un cambio de lugar, pero faltó cambiar lo más importante que fueron nuestras emociones e ideas preconcebidas.


Inconscientemente comenzamos a realizar acciones orientadas a lograr acciones de terceros.


Recuerda lo que vimos anteriormente sobre las creencias.


Nuestro ego, con tal de tener la razón, de estar en lo cierto, hace uso de nuestro poder interior para cumplir con nuestra “verdad”.


Así que quiero animarte, mediante esta información, a cambiar no solo de estilo de vida, sino de emociones e ideas.


Nunca permitas cambios en tu vida a medias, pues tu cerebro siempre regresará a lo conocido con el fin de protegerte.

Comparte:

lunes, 28 de septiembre de 2020

Cómo se validan las creencias



Cómo se validan las creencias

A inicios del siglo 21 escuché por primera vez que todo lo que pensamos y mantenemos en nuestra mente tiene la tendencia a volverse real.


Sin embargo, cuando investigamos estos temas, a partir de los años 60 se comenzó a hablar que la mente puede crear y alterar la materia.


Mi hermano mayor aún recuerda que a la edad de 5 años mi señor padre nos decía frases tales como “la mente puede controlar todo”, o también “cerebro vs músculo”, haciendo referencia a que la mente era más fuerte que el cuerpo.


De hecho, cuando era niño, pude experimentar lo cierto de esta afirmación con un juguete “prohibido”.


Con esto me refiero que, por aquellos años, cualquier juguete bélico no estaba permitido en mi hogar.


Sin embargo, existía un juguete de este tipo que se lo había visto a otros niños.


A pesar de que era “imposible” para mi llegar a tenerlo, soñaba con este, me imaginaba que lo tenía y hasta ideaba formas de usar otros objetos para emularlo.


La sorpresa que me llevé por ver a mi señor padre llegar con este juguete estuvo alucinante.


Años más tarde, ya cuando estaba en la pubertad, llegó a ocurrir algo similar con otro objeto, pero esto ya no era algo bélico.


Sin embargo, antes de tenerlo buscaba recortes de este objeto en la prensa, imaginaba que lo tenía y cómo me sentiría cuando lo tuviera en mis manos.


Estoy seguro que tú mismo habrás experimentado este tipo de cosas en tu vida, tanto con cosas que consideras pequeñas, como con cosas más “grandes” y extraordinarias.


Esto no es magia. Todo esto tiene su lógica, y como puedes observar se trata de unir pensamientos con emociones y si le agregas imaginación, en este caso la “magia” de la vida te puede sorprender.


Sin embargo, a través de estos años de observaciones y laboratorios he podido notar que esto tiene un trasfondo más oscuro.


Con esto quiero decir que aquí interviene mucho nuestro ego para “ayudarnos” a cumplir nuestros deseos.


Si eres seguidor de este blog hace un buen tiempo, habrás aprendido que el ego no solo cumple la función de ayudarnos a encontrar nuestra valía en el mundo, sino también el derecho al triunfo en todo.


Es por eso que tienes la sensación siempre de ganar una discusión, competir con los demás y de ser posible ganarles con sus propias herramientas.


Esta es la razón por la cual, con tal que nuestro ego triunfe o tenga la razón, inconscientemente podemos hacer uso de nuestro poder interior y cumplir nuestros deseos.


¿Quiere decir que esto es malo? Si lo miramos desde el punto de vista que el fin justifica los medios no es necesariamente malo.


Al fin y al cabo, si una meta te lleva a la felicidad, esto será muy bueno, pues ese es el objetivo de la Vida.


El problema está es que en ese proceso pasemos por encima de otros provocándoles dolor.


Al final, como vimos en el tema anterior, VIVIENDO CON JUSTICIA, la Vida, tarde o temprano te borrará la sonrisa por el triunfo que has obtenido.


Así pues, nuestras creencias pueden llegar a cumplirse para validar nuestro ego.


Esto es un arma de doble filo pues si una persona es negativa, también se dará el caso que sus “sueños” de sufrimiento se hagan realidad.


Por ejemplo, hace años conocí una persona muy exitosa en las finanzas.


Yo la veía como una persona muy feliz y segura de sí misma.


Pero en una oportunidad hablando con ella, me dijo que no era tan feliz como aparentaba.


Afirmaba que sentía que las personas se le acercaban únicamente por su éxito financiero y que solo buscaban sacar provecho de su dinero.


Este era su mayor temor, su creencia y, por lo tanto, adivina ¿con qué clase de personas mantenía?


Exactamente la mayoría de personas que conocía buscaba sacar un provecho económico de ella.


A medida que fue pasando el tiempo, esta persona fue cambiando de expectativas, ¡cuando me conoció claro está! 😁 Y sus relaciones mejoraron notablemente.


Se dio cuenta que cada quien es responsable por lo que piensa y se dedicó a pensar mejor de las personas que conocía.


Como te podrás dar cuenta, buscamos validar nuestras creencias para decir de forma inconsciente “yo siempre tengo la razón”, así estas sean positivas o negativas.


Ya que sabes todo esto, ¿puedes ver la importancia de tener ideas, pensamientos y metas siempre en positivo?


¿Ves la importancia de creer en ti mismo(a), así te hayan enseñado y lleves mucho tiempo creyendo lo contrario?


Así que quiero animarte, mediante esta información a cambiar con todas tus fuerzas creencias que están haciéndote daño.


Lo que vivimos se siente muy real, gracias a nuestro sistema nervioso y a las emociones.


Por eso la pregunta si es más real estar sano o enfermo, vivir o no con abundancia, estar feliz o deprimido, depende de la perspectiva de la persona que responda.

Comparte:

lunes, 24 de agosto de 2020

Por qué la vida se percibe tan difícil



Por qué la vida se percibe tan difícil Aunque mucha gente diga que quiere vivir en bienestar, es evidente que sus actos la llevan por caminos de espinas.

Sin embargo, he visto cómo otras personas, a pesar de hacer grandes esfuerzos por salir adelante, parece que la vida les da una patada para obligarlos a seguir sufriendo.

Esto hace que uno se pregunte si el destino, la buena o la mala suerte intervienen en los actos de los seres humanos para ayudarlos o hundirlos.

La verdad, durante mucho tiempo yo pensaba que cosas externas a nosotros hacían que tuviéramos éxito o fracaso en nuestros proyectos.

Con el tiempo me di cuenta que la Vida siempre quiere lo mejor para nosotros.

La prueba está en que nos dio a todos, sin excepción, un sistema nervioso con el cual disfrutamos aromas, colores, sabores, etc.

Y aun en medio de cualquier dificultad o situación dura que tengamos, esto está presente en todo momento.

De hecho, la Vida nos advierte cuando vamos por caminos que pueden comprometer nuestra felicidad.

Tristemente no escuchamos estos mensajes pues esperamos que Dios, la Vida, el Universo o como prefieras llamarle a esa Fuente Creadora Divina, nos hable como alguien cercano, mirándonos a los ojos.

Incluso, ¿cuántas veces alguna persona cercana nos ha advertido de no hacer algo y salimos corriendo a hacer precisamente eso?

Así que el problema no es la comunicación que esperamos tener o que no la entendamos.

Simplemente no estamos escuchando los mensajes que la Vida tiene para advertirnos sobre los fracasos que estamos a punto de cometer.

A título personal, yo creo que la principal forma de comunicación que usa la Vida es la intuición.

Y cuando ya no queremos entender por todos los medios nos advierte mediante otras personas, historias y hasta canciones.

En fin, preferimos creer que está ocurriendo otra cosa y seguimos nuestro camino directo al matadero del fracaso.

Es por eso que nos formamos expectativas y al estas no cumplirse, no solo sufrimos, sino que esto hace que sintamos la vida como un viaje de infelicidad que debemos continuar así no estemos satisfechos.

Respecto a esto, si observamos las condiciones actuales en el mundo, mucha gente está padeciendo no solo la pérdida en el estilo de vida que llevaba, sino que también se han perdido empleos.

Muchos nos negamos a aceptar que esto está pasando y que el mundo en algún momento va a volver a ser como antes.

Incluso hace poco escuchaba a unos músicos en la calle tocar para poder pedir algo de dinero y uno de ellos expresaba que pronto terminará todo esto y volverá a ser como antes.

Como dice la famosa frase en redes sociales “¿le digo yo o le dicen ustedes?”.

Honestamente ver a esta persona decir esto me produjo mucha lástima.

Pero con la mano en el corazón, ¿piensas que la situación actual va a pasar rápido y que todo volverá a ser como antes?

¿Puedes separar un momento tus expectativas, deseos e ilusiones de tu verdadera voz interior?

Entiendo perfectamente que hacer esto produce miedo porque todos sabemos la respuesta a esta pregunta, pues lamentablemente no encaja con nuestras expectativas.

Y aquí es donde está la diferencia entre sufrir por tus expectativas o escuchar tu propia voz interior que te está indicando por donde debes seguir.

Todo esto me hace recordar que hace exactamente 10 años nuestro famoso amigo Bill Gates dijo por allá en el 2010 que quien no tenga su negocio en Internet, pronto dejaría de tener negocio.

Hoy en día vemos que las personas o empresas que se han podido sostener son las que se han adaptado a vender mediante Internet.

De hecho, en mi localidad tengo un amigo en la industria del fitness, que ha sido bastante perjudicada por la pandemia.

Él cambió su modelo de negocio inmediatamente comenzó todo esto y se adaptó a las condiciones actuales.

Otros amigos han tenido que cerrar sus negocios y dedicarse a hacer diferentes cosas, pues el hambre no da espera y mucho menos el de niños pequeños.

Esto también ha ocurrido con negocios que tengan que ver con asistencia de público tales como bares, discotecas, cines, conciertos, etc.

Lamentablemente estos negocios tienen que reinventarse o adaptarse a las condiciones que vemos actualmente pues existen grandes probabilidades que esto se va a llevar un buen tiempo.

Así que quiero animarte mediante esta información a no permitir que tus expectativas e ilusiones guíen tus pasos en momentos de dificultad.

Nunca dejes que tu ego tome las decisiones que tiene que ver con tu bienestar.
Comparte:

lunes, 1 de junio de 2020

La importancia de dominar el ego



La importancia de dominar el ego Según el RAE, el ego es una instancia de nuestra psiquis que se reconoce como yo y de cierta forma consciente que controla nuestros motivos.

Dicho en términos mas simples, es algo que tenemos en nuestra mente y que nos mueve a actuar.

En este blog los hemos definido como una estructura mental que nos dicta constantemente lo que valemos y lo que merecemos.

Y atención, aquí hay que hacer una aclaración, pues como hemos visto anteriormente el merecimiento tiene que ver mucho con la autoestima.

Aunque aparentemente se ven similares, el ego tiene que ver con la creencia de lo que otros piensan sobre nosotros.

La autoestima tiene que ver más con lo que pensamos de nosotros mismos.

El ego es una estructura mental que nos acompaña desde el primer momento que nuestro cerebro se ha formado.

Si observamos un bebé recién nacido, este no tiene idea de donde se encuentra, no sabe que es la vida y tampoco es consciente de esta.

Sin embargo, cuando tiene hambre o está sucio debido a sus necesidades fisiológicas, ¿qué es eso que le dicta que debe llorar con insistencia?

Es a esto, a lo que nos hemos referido aquí, como una estructura mental que ayuda a reclamar nuestra existencia ante otros.

Como hemos visto, si solamente tuviéramos esta estructura nos destruiríamos más de lo que hacemos.

Así pues, existe una estructura que equilibra al ego que hemos denominado el noble o la empatía.

Viene siendo similar al ego, pero en esta se es consciente de la vida y derechos de los demás.

Digamos que estas estructuras básicas son lo que nos permite avanzar y poder vivir en comunidad.

A través de todos estos años de investigación sobre la mecánica del pensamiento humano he podido conocer diferentes opiniones sobre el ego.

Algunos pelean contra él e intentan acabarlo.

Desde mi punto de vista esto no es posible pues es una estructura mental que nos acompaña desde nuestro nacimiento hasta el final de nuestros días.

Tal como lo hará nuestra parte noble o empatía hacia los demás.

A medida que vamos creciendo y que somos conscientes de nuestra vida y del mundo que nos rodea, el ego va tomando otra “habilidad” o connotación.

Con esto me refiero que este se va alimentando de las ideas y percepciones que tenemos de los que nos rodean.

Por ejemplo, las personas a mi alrededor se les escucha decir que Gabriel es un ingeniero de sistemas, que sabe crear aplicaciones, que es buen padre, amable con sus vecinos, etc.

En fin, el ego escucha los términos y expresiones buenas de la gente y se alimenta.

Esto hace que en mi mente se forme una regla en la cual debo permanecer cumpliendo cabalmente estás “labores” que la gente espera de mí.

El día que no lo haga, hay de mí, no solamente porque las personas a mi alrededor me enjuiciaran, sino porque mi ego, que se ha alimentado de esto me castigará.

Todo esto a través de emociones destructivas como la culpa y la tristeza.

¿Vas comprendiendo la importancia de aprender a dominar esta parte en tu vida?

Esta imagen mental que todos a tu alrededor te han estado alimentando con los años, te puede volver una persona obstinada.

Posiblemente caigas en problemas simplemente por querer llevar la contraria.

Cuantas veces no hemos recibido un consejo de alguien bien intencionado para encaminar nuestra vida y simplemente lo rechazamos por la imagen que no queremos perder ante los demás.

Es por eso que al ego también se le conoce como el falso yo.

Este vendría siendo una máscara que se ha formado durante años y que protege nuestra fragilidad.

Lo peligroso de esto, es que alguien con este conocimiento previamente te pudo estar manipulando, creando un falso yo sobre ti, para que sirva sus propósitos.

Así que te animo mediante esta información a tomar consciencia de tu ego y dominarlo.

No permitas que una imagen que te has formado, no necesariamente favorable te impida encontrar el bienestar.
Comparte:

lunes, 8 de julio de 2019

Aprendiendo a realizar cosas para sentirte orgulloso



Aprendiendo a realizar cosas para sentirte orgulloso El orgullo tiene dos definiciones oficiales, cuya primera definición hace referencia a la soberbia, altivez, arrogancia, etc.

Esto viene siendo un exceso de estimación hacia uno mismo y que por lo general termina en un sentimiento de superioridad sobre los demás.

La segunda definición hace referencia a un sentimiento de satisfacción por algo meritorio que uno haya realizado.

Desde el punto de vista de mis investigaciones y observatorios sobre este tema, el primero es el Ego humano disfrazado.

Para mi en realidad la segunda definición es lo que describe exactamente el significado del orgullo.

Respecto a esto, todos hemos llegado a tener ese sentimiento de satisfacción cuando culminamos por ejemplo una carrera universitaria o quizás hayamos adquirido un bien inmueble o cualquier otra cosa.

Pero también somos conscientes que ese sentimiento no es persistente, es decir dura muy poco y con el tiempo sentimos como algo normal el logro alcanzado.

Sin embargo, ¿sabías qué podemos extender este sentimiento de forma constante mediante pequeñas tareas que realizamos a diario?

Por ejemplo, pensemos en una tarea tan simple como organizar nuestro cuarto o tener la cama.

¿Verdad que nos come el cerebro la pereza de sólo imaginar realizar esto?

Esa sensación de pereza en realidad se origina en el estrés diario ya sea por los ambientes negativos o la información destructiva de noticias.

Pero, ¿has notado que cuando vences la pereza y realizas tus tareas, comienzas a sentir que has alcanzado un logro, o una satisfacción pequeña y personal?

Pero no te dejes engañar por lo pequeño de estos logros.

En realidad, esto es el primer escalón que te estará catapultando hacia nuevas y grandes metas.

Recuerda que todo lo que hacemos es un proceso de retroalimentación para nuestro cerebro, en el cual le estamos enseñando a reaccionar a las situaciones.

Es importante que estos “pequeños” logros los celebres.

Pero atención, no cometas el error común de hacer alarde de tus cosas al público.

Mas bien, esta celebración debe ser algo íntimo. Un acuerdo entre tú y tu conciencia.

Una de las cosas que más satisfacción produce es adquirir nuevos conocimientos.

Por lo general “aprendemos” o nos capacitamos para ganar dinero.

Pero la verdad este tipo de acciones con el dinero en mente no solo te desilusionarán, sino que te harán sentir que has perdido el tiempo.

Si te preocupa invertir dinero en educación y esto impide que lo hagas, recuerda que puedes hacerlo por tu propia cuenta.

Al fin y al cabo, frente a ti tienes una gran escuela que está dispuesta a enseñarte todo lo que tu quieras si te disciplinas y propones a aprender.

En esto también es importante la actividad física.

Por ejemplo, proponte un desafío físico para mejorar tu salud y aspecto.

No hay mayor cosa de la cual te puedas sentir orgulloso es de haber realizado un cambio en tu físico y que te veas y sientas bien.

No hay que ser un deportista de élite para lograrlo. Lo puedes hacer en pequeños intervalos de tiempo.

Lo más importante es la constancia.

Cualquier cosa que hagas, ya sea aprender, organizar o limpiar hazla para engrandecer tu ser y nunca tu ego.

Así que te animo mediante esta información a buscar cualquier excusa para explorar esa grandeza que tienes en tu interior.

No permitas que el derrotismo te impida iniciar desde hoy mismo a alcanzar el destino de grandeza que la Vida quiere para ti.
Comparte:

lunes, 28 de mayo de 2018

Las causas del fracaso en la vida



Las causas del fracaso en la vida Según el RAE, la definición del ego que nos muestra es la dada por el padre del psicoanálisis, el doctor Freud, el cual define este como una instancia psíquica que estaría parcialmente consciente y a la final motiva a tomar acción con el mundo exterior.

Entiendo que es algo complicado para la mayoría que no somos profesionales en estos temas, pero intentaré explicar la definición del RAE lo más simple posible.

El ego también es definido por el RAE como un exceso de autoestima. Pero este significado lo toma dependiendo del contexto en el que estemos hablando.

Por ejemplo si decimos que una figura pública “tiene tanto ego que va a chocar contra un muro” nos estaríamos refiriendo a la segunda definición del RAE. Pero en este caso vamos a hablar más bien de la primera definición.

Si has estado siguiendo este blog por varios años, habrás notado que aquí hemos definimos el ego como una estructura mental que nos permite avanzar en el mundo cuando llegamos a este con 0 información.

Quizás habrás observado que un bebé “sabe” que debe llorar para que sus necesidades más básicas sean atendidas. A esto hemos hecho referencia de que dicha estructura mental llamada ego es la encargada de motivar al infante sin previo conocimiento que el vale, que necesita y que merece el bienestar.

Posteriormente aparece una segunda estructura que hemos denominado noble y es la que le permite o motiva la empatía en el niño. Esto con el fin de evitar catástrofes, pues te imaginas a todos los seres humanos únicamente con el ego?

Si quieres conocer más información sobre esto te invito a leer la entrada DEFECTOS QUE NO ME PERMITEN RECIBIR LA ABUNDANCIA DEL UNIVERSO publicada en el año 2011.

Como puedes ver, el ego al ser una estructura mental, nos estará acompañando toda nuestra vida. Y estará allí motivándonos de la misma forma como lo hacíamos de infantes, es decir indicándonos que merecemos, que valemos, etc.

Sin embargo por increíble que parezca también es culpable de nuestros fracasos. Si viste el vídeo anterior titulado LA IMPORTANCIA DE ADAPTARSE A LOS CAMBIOS, eso de luchar por tus metas cueste lo que cueste, proviene del ego.

De hecho, la gran mayoría de nuestros problemas proviene de estas emociones de querer lograr las cosas a costa de todo. Te ha pasado que alguien logra primero lo que tanto quieres. Cómo te sientes?

Y eso hará que hagas lo que sea, incluso daño a terceros para no dejar que otro te gane primero en tus metas. Vas notando porque somos competitivos incluso con la gente que camina en la calle? Intentamos hasta hacerlo más rápido que ellos. O manejar nuestro vehículo más rápido que otros. Tener más dinero, etc.

Es por esto también que no podemos pensar correctamente cuando tenemos problemas financieros, emocionales, de salud, etc.

Seguimos adelante a pesar de estar viendo el fracaso inminente y cuando nos vemos con el agua al cuello, esperamos que venga el angelito con el traje y la maleta llena con el millón de dólares a solucionarnos la vida o el hada madrina con su varita a darnos la felicidad y tranquilidad que poco a poco fuimos perdiendo por dejarnos llevar de las motivaciones del ego.

Puede que te preguntes en este instante como controlar esto al menos para evitar tantos errores. Y la respuesta está en dejar de reaccionar.

Observa que nosotros somos seres que reaccionamos ante los estímulos. Si algún desconocido en la calle te grita algo ofensivo, inmediatamente tienes la ofensa lista debajo de la lengua para responderle al agresor, aunque no tengas idea de quién es, o si tiene problemas mentales, o tal vez lo que dijo no era para ti.

En mi país existe un dicho que textualmente reza “un bobo pedaleado mata a la mamá”, haciendo referencia a que el ser humano es bastante volátil con la información que recibe de terceros.

Entonces uno de los primeros pasos para controlar el ego y en general las emociones es aprender a no reaccionar ante estímulos.

Recuerdo que durante mi instancia en la universidad un profesor de la clase de metodología de la investigación científica siempre nos decía que nos controláramos a nosotros mismos, pues así podríamos controlar a los demás.

Educa a tu cerebro a no responder de inmediato. Intenta tomarte tu tiempo para responder sobre todo si son cosas que consideras ofensivas. Al principio no será fácil pero recuerda que si quieres ser bueno en algo, la mejor y única forma es la práctica constante.

Solo de esta forma vas a poder tener el control de tu vida y tomar mejores decisiones que te lleven al bienestar.
Comparte:

sábado, 24 de noviembre de 2012

La problemática del ego en nuestras decisiones personales


cerebro
Cuando comencé a investigar sobre el tema de las emociones y el cerebro humano, inevitablemente me topé con una palabra que casi a diario escuchamos y es el ego humano. En psicología, el ego es una palabra que proviene del latín y significa “yo” y es una estructura dinámica que le permite al individuo ser consciente de su existencia.

Por un lado existe el ego como narcisismo, es decir soy lo máximo, soy el mejor, etc. Por otro lado al ego también se le da una definición de egoísmo, que a mi parecer es la más común de las definiciones cuando se está hablando del tema con cualquier persona.

Una cuarta definición que encontré y bastante interesante es el ego como la suma de experiencias, es decir que es una sub-personalidad que se ha estado formando desde nuestra llegada al mundo. En otras palabras es el llamado falso yo, lo que se espera que tú seas, pero que por alguna razón no has logrado serlo.

Por ejemplo tus padres, hermanos, profesores, amigos, pareja, cada uno forma mentalmente una imagen de ti y te la proyectan a través del diálogo, sugerencias, vivencias, ejemplos, etc. Esto va formando una serie de experiencias y recuerdos que se almacenan en tu mente y es lo que se conoce como el ego.

Si a partir de esta última definición llegas a la conclusión que a través del ego pueden manipularte, estás totalmente en lo correcto. De hecho, esto es una de las cosas que más nos hacen sufrir en la vida, pues aquellos que nos conocen muy bien y saben lo que esperan de nosotros, nos pueden llegar a manipular consciente o inconscientemente, pues el sentir que decepcionamos a nuestros seres queridos e influyentes causa culpa y la culpa, al igual que el miedo, causa aceptación y terminamos haciendo cosas aunque no nos hagan felices.

Pero en esta entrada hablaré de una quinta definición del ego. Para serte sincero no sé que tan ciertas sean todas las definiciones anteriores, pero de algo si estoy seguro. Hemos estado haciendo un entrenamiento muy negativo desde nuestra infancia, respecto a este tema.

nacimiento
Por ejemplo, desde que nacemos, somos el centro de atención. Somos lo más maravilloso, hermoso, tierno, amoroso y dulce de la casa donde llegamos, hasta el momento en que comenzamos a gatear. Muchas veces he escuchado decir a amigas que acaban de tener sus bebés, que es la cosa más maravillosa del mundo y que les llegó la luz a sus vidas y bla bla bla.

En mi interior yo solo pienso “esperemos si dirá lo mismo cuando el bebé comience a gatear”. A partir de ese momento, nos volvemos muy inquietos y queremos explorar todo, tocarlo todo, dañarlo todo. Y aquí comienzan, no solo los “dolores de cabeza” de nuestros padres, sino los nuestros.

Comenzamos a ser reprimidos por nuestras acciones. Por ejemplo si manchamos nuestra ropa, manchamos las sábanas, dañamos un mueble o el control del televisor, etc. Cada regaño, represión va creando en ti un concepto de que algo esta mal. De que estás haciendo algo malo. Que en tu interior hay algo que no esta bien o que tienes algo incorrecto.

Y cuando somos adolescentes es peor pues se juntan nuestros cambios hormonales que afectan no solo nuestro cuerpo, sino nuestra mente y entramos en conflicto con nuestros padres, re-afirmando una vez más nuestra condición de que tenemos algo malo, que somos malos o que algo en nuestro interior no esta bien.

Y allí no para todo. Súmale la gran cantidad de información que dice que el EGO es algo maligno y que te controla y que te hace daño y que bla bla bla. En otras palabras, hasta el día de hoy, seguimos haciendo un entrenamiento mental que tenemos algo malo en nuestro interior.

Mira, si analizamos la estructura llamada ego, que expliqué en la entrada DEFECTOSQUE NO ME PERMITEN RECIBIR LA ABUNDANCIA DEL UNIVERSO, este nos sirve para avanzar. Yo soy un creyente en la perfección de la Vida. En este Universo no existen cosas que se hicieron para nada o por mal. Somos nosotros con nuestros excesos que fallamos al vivir nuestras vidas, lo que nos perjudica.

pobreza
Si la vida ha “permitido” ese tipo de cosas, entonces no son negativas. Si no tuvieras ego o si lo combates, lo más probable es que seas una persona sin metas, sueños, ambiciones. Lamentablemente nos hemos metido en un cuento muy extraño que la felicidad es algo apartado de lo material. En otras palabras que la felicidad debemos imaginarla para poder vivenciarla y eso es incoherente porque es necesario lo físico para sentir.

En otras palabras sientes gracias a tu sistema nervioso que es físico y este trabaja con estímulos físicos también y no solo imaginarios. Lo que te quiero dar a entender es que no me parece muy coherente ni divertido ser feliz pero aguantando hambre, o viviendo en malas condiciones, o en el barrio que no te gusta, o con la gente que te desagrada o trabajando el algo que no amas y ganando muy poquito, etc.

Para que una persona se pueda sentir feliz, debe llenar unas necesidades básicas respecto a tener una excelente salud y suficiente energía para disfrutar dicha salud. También debe tener dinero para disfrutar su salud, hacer cosas, comprar cosas, aprender y expandir su ser mediante el uso de estas cosas y sobre todo tener a una o varias personas con las cuales compartir el bienestar que está sintiendo. Cuando todo esto se encuentra, podemos sentir que estamos experimentando la dicha que la Vida nos quiere entregar a diario.

De lo contrario, si la vida fuera solo para sufrir, no tuviéramos sistema nervioso. Por el contrario podemos disfrutar olores, escuchar sonidos maravillosos, ver colores, sentir caricias, degustar alimentos. Incluso cuando hacemos nuestras necesidades fisiológicas, sentimos placer. Todo esto nos indica que la Vida, Dios nos puso aquí con un objetivo: disfrutar los regalos de cada día incluyendo la abundancia y riqueza del Universo.

abandono
De lo único que te debes cuidar que si te daña es de pensamientos como que tienes algo malo, que debes extirpar partes de ti porque son pecaminosas y de pensamientos tales como “estoy abandonado”, “tengo que hacer todo solo”, “solo surjo con mi esfuerzo duro”. Los pensamientos negativos son en realidad lo único malo que tenemos todos, pues lamentablemente hemos recibido una educación negativa, en donde todo, incluso lo maravilloso de vivir lo vemos como un castigo.

Aquello que llamamos ego no te está perjudicando, es tu punto de vista negativo sobre el ego lo que te hace daño. ¿Pues como puedes quitar algo que es parte natural de ti? Y recuerda, el Doctor Carl Jung postuló que cuando negamos partes nuestras nos volvemos más disfuncionales. Entonces la solución no es “extirpar” tu ego, porque te volverás más disfuncional y serás más infeliz. La solución es usar todos tus recursos, incluyendo tu ego para avanzar hacia tus metas con sabiduría y amor.
Comparte:

sábado, 19 de noviembre de 2011

Cuando el Ego se disfraza de Autoestima

Autopoder.com
Antes de hablar de este importante tema que ha sido causa de confusión entre lo que es tener Dignidad, Autoestima y Orgullo, Veamos algunas definiciones:

La Autoestima según el RAE es la valoración general positiva de sí mismo. El Ego según el psicoanálisis es una instancia psíquica que se conoce como el YO y que controla mis emociones y recursos mentales.

De acuerdo a mis investigaciones y laboratorios durante estos años el Ego es una estructura mental creada por nuestras experiencias desde los cero años hasta la actualidad y que intenta reafirmarse con cada experiencia y elección que tomamos cada instante. Hablándolo en términos más coloquiales, el Ego se podría definir como una sub personalidad que controla todo lo que sentimos, hacemos y pensamos según las creencias primarias.

Sin embargo la gran mayoría no toma en cuenta estas definiciones por desconocimiento y tiende a confundir lo que es el Ego con la Autoestima y se permite el sufrimiento en su vida. Por ejemplo, y esto es muy común verlo en las relaciones de tipo eróticas (relaciones románticas entre hombre y mujer).Una pareja se enamoran y con el tiempo uno de los dos decide que ya no se siente bien en esa relación y busca otra, claro está sin decírselo a la contraparte pues piensa que le puede doler mucho. Entonces la parte que ha sido engañada, debido a su falta de Autoestima o amor propio, (pues piensa que otro u otra “guey” era el único(a) que lo(a) podía hacer feliz) comienza a pelear con el otro u otra guey para retenerlo pues “no le puede hacer eso ya que no es justo”.

Aquí podemos ver que no hay Autoestima, primero porque es tan bajo su amor propio que tiene que depender de que otro(a) se lo dé para sentirse bien y segundo se pone hablar de la mala conducta de su pareja con todos sus conocidos prometiendo que jamás volverá con él/ella, cuando en realidad esta que se muere por dentro y aceptaría con gusto cualquier reconciliación.

Autopoder.com
Una persona con Autoestima sana, no actúa de esta manera. Simplemente se aleja de su ex-pareja dándole su bendición y continuando su vida normal pues se ama tanto que no necesita a otro u otra guey que lo(a) haga feliz.

Pero aquí un gran problema y es ¿cómo dejar de sentir esas emociones negativas de que me han quitado algo? Si observamos a los niños, ellos en su inmadurez emocional, cuando pierden un juguete u otro niño se los quita comienzan a llorar o hacer pataleta y a sentir emociones de que han perdido algo y esto se debe a la estructura llamada Ego mencionada en la entrada DEFECTOS QUE NO ME PERMITEN RECIBIR LA ABUNDANCIA DEL UNIVERSO que intenta hacer sentirnos merecedores.

Nosotros ya no hacemos pataleta (nos sentiríamos muy ridículos), pero nos enojamos o le dejamos de hablar a esa persona y lo que es peor, comenzamos a difamarla y hablar lo mala que es. Estas emociones nadie nos ayudó a comprenderlas hasta ahora y por eso hemos dejado que nuestro descontrol emocional nos manipule hasta el ridículo de pelear por alguien que no quiere estar con nosotros.

Incluso a veces alguien nos dice algo ya sea verbal o escrito y sentimos que nos está atacando e inmediatamente nos ofendemos y respondemos. Según la psicología, el enojo es síntoma de baja Autoestima pues es la respuesta emocional de nuestro Sistema Nervioso Central a todo el miedo y odio interior que no se supo resolver desde la infancia hasta el día de hoy.

Comprendiendo esto, viene la pregunta más importante: ¿Cómo resuelvo esta parte de mi vida para no sentir estás emociones destructivas y recuperar no solo mi felicidad sino tranquilidad? La respuesta es muy simple DEJAR DE METERTE EN LO QUE NO TE IMPORTA.

Es muy fácil decirlo, y hasta nuestro Ego en este momento nos dicta que digamos “pero yo no me meto en lo que no me importa…”

Autopoder.com
Pero jamás registramos cuando nos metemos a opinar en conversaciones de hermanos, hijos, amigos, pareja, padres o familiares en general. Jamás registramos cuando intentamos cambiarles la vida a las personas que nos rodean o decirles cómo vestirse, etc. precisamente porque estamos tan ocupados de metiches que no nos damos cuenta de este error fatal para nuestro progreso y madurez emocional.

Nosotros tendemos a hacer esto pues toda la vida nos la pasamos huyendo de nosotros mismos pues no queremos enfrentar emociones que nos han hecho daño toda la vida. Por lo general así solucionamos casi todos nuestros problemas.

Cuando dejamos vivir a los demás y los aceptamos tal y como son, los dejamos cumplir con sus responsabilidades, no solo los ayudamos a ser personas autónomas y responsables de sí mismas sino que automáticamente comenzamos a poner atención en nosotros mismos. Al hacer esto vamos a atender nuestras necesidades emocionales, lo cual estará fomentando el incremento de una Autoestima sana y poderosa.

Solo de esta forma vas a poder vivir en bienestar, sin esperar que otro(a) te amé para sentirte bien. Estarás comenzando a amarte a ti mismo(a) y estarás capacitado(a) para amar a los demás y ocurrirá un milagro, de forma inmediata recibirás el amor de los demás. ¿Y sabes que es lo más paradójico de esta situación? Que ya no necesitas que te den amor, y tu dicha va a ser tan grande que ahora si disfrutarás del amor de otros.

Autopoder.com
El camino a elevar tu Autoestima no es fácil inicialmente, pues todos los procesos mentales tienen una resistencia inicial debido a la repetición guardada o programa mental. Recuerda que si quieres ser experto en algo, debes practicar mucho como lo hacen los mejores deportistas o artistas. Ninguno de ellos se la pasa durmiendo o descansando y al otro día hacer cosas asombrosas. El éxito es una tarea que se construye diariamente y si quieres tener éxito debes practicarlo a diario.

Yo ahora renuncio a toda forma de dolor y malestar en cualquiera de sus manifestaciones y esto se debe a que me amo tanto que no permito ninguna clase de sufrimiento en mi vida. Anteriormente si me pasaba algo con una persona o experiencia, mi cerebro pasaba días generando emociones de re-sentimiento (volver a sentir) y preguntas en mi mente como “es injusto lo que pasó”, “cuando lo vea lo voy a confrontar” y todo ese poco de pendejadas que se presentan solo en la mente, pero que en realidad no existen.

A veces no podía dormir desconfiando de todo y todos, como si en la noche pudiera resolver esas situaciones. Hoy en día si tengo un problema y es la hora de dormir, simplemente me acuesto y hasta el otro día. No permito que mi cerebro haga lo que hacía conmigo antes y era angustiarme.

Pero para llegar a lo que soy hoy he tenido que hacer algo que la gran mayoría no están dispuesto a hacer y es CAMBIAR. No cambiar a los demás sino cambiarme a mí mismo. Dejar de mirar como comes, que te pones, que dices, como masticas, etc. y enfocarme en por qué siento rechazo hacia lo que haces. Qué es lo que me mortifica de mí que lo puedo ver en ti, pues como es sabido, cuando uno siente rechazo por alguien o una actitud de alguien, es un aviso interno que eso mismo lo tengo yo y me mortifica en ti ya que no me puedo culpar.

En otras palabras, nuestro cerebro es tan hábil que para no juzgarnos nosotros mismos, nos muestra las fallas o lo que no queremos en nosotros a través de los demás.

Comienza a cambiar tu vida. En ti esta la llave de la felicidad. Pero esa felicidad no llegará sola, por sí misma como un milagro. Recuerda que es similar al que se le acaba de morir un pariente muy cercano y se pone a escuchar todos los días la música popular que describo como “yo me mato” y luego va a pedirle a Dios que le ayude a no sentir depresión. Por más que Dios te quiera ayudar si tú no te ayudas no vas a salir de esos estados emocionales destructivos.

Vive tu vida con entusiasmo y permite que los demás sigan tu ejemplo de bienestar al verte sinceramente feliz.
Comparte:

Acerca de mí

Mi foto
Ingeniero de Sistemas e Investigador del Pensamiento Humano y las emociones, y como estas influyen en las decisiones que tomamos cada segundo para tener éxito o fracaso.

Notificaciones Telegram

Telegram
Canal Ingeniero Gabriel Salazar / AUTOPODER Recupera tu Poder Interior

Para recibir el vídeo de cada lunes en tu Telegram:

Ingresa a:
t.me/autopoder1

Vídeo Bienvenida

YouTube

Copyright © Ritmo Positivo 2009 - 2021. Con tecnología de Blogger.

Ultimo Vídeo

PBA Oferta

Facebook

Suscríbete al Blog

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibe las actualizaciones del Blog AUTOPODER: Recupera tu Poder Interior.

Te será enviado un Email de confirmación para la suscripción. Si no recibes el email, por favor verifica en tu carpeta de Correo no Deseado o Spam.

Puedes darte de baja del servicio en cualquier momento que desees. Cada Email de la suscripción que te llega contiene las instrucciones para hacerlo al pie de página.




Ofrecido por FeedBurner