Retoma el control de tu vida. Estrategias efectivas para el control emocional

Mostrando las entradas con la etiqueta Bienestar. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Bienestar. Mostrar todas las entradas

lunes, 18 de noviembre de 2019

Mejorando la calidad de vida



Mejorando la calidad de vida La mayoría de personas relacionamos tener dinero con tener calidad de vida.

El dinero es una herramienta que nos puede ayudar a adquirir cosas para incrementar la calidad de vida.

Pero esta no depende del poder adquisitivo, sino de que tan felices somos y que tan cómodos nos sentimos con lo que tenemos.

Y atención, con esto no estoy hablando que debamos ser conformistas.

Por el contrario, una persona conformista solo buscaría dinero para intentar tener una mejor calidad de vida.

No tiene ideas sobre cómo mejorar su calidad de vida y que todo lo tiene al alcance de su mano.

Por ejemplo, a la mayoría de nosotros nos ha parecido la vida una lucha diaria incansable que ya no soportamos.

Todo nos parece difícil comenzando por nuestro trabajo.

Tristemente la mayoría de personas que conozco trabajan y viven en polos opuestos.

De mi mejor amigo aprendí que uno siempre debe vivir lo más cercano posible de donde trabaja.

Esto también intento aplicarlo de los lugares que debo frecuentar, como por ejemplo el sitio donde hago deporte.

Y este ese uno de los pilares para tener una excelente calidad de vida pues incluye el activo más preciado que tenemos que es el tiempo.

Nosotros podemos gastar dinero y luego recuperarlo. Pero ¿el tiempo?

Este jamás te lo van a devolver. Así que es muy sabio tener siempre en cuenta el tiempo que dedicas a desplazarte diariamente.

Es una de las cosas que no solo te dará tranquilidad sino la sensación de soltura y libertad en tu vida.

Por ejemplo, con mi mejor amigo desde hace muchos años planeamos mejorar nuestra calidad de vida viviendo en ciudades pequeñas.

En la actualidad ambos cumplimos ese propósito, aunque en diferentes ciudades.

La naturaleza te ha dotado de un sistema nervioso que en la mayoría de funciones te sirve para sentir y experimentar placer.

Nuestro cerebro interpreta el dolor, pero en su mayoría de funciones es capaz de procesar olores, sabores, colores, etc.

Esto quiere decir que sea cual sea nuestro propósito aquí, uno de los objetivos es disfrutar nuestra vida.

Es por eso que mejorar nuestra calidad de vida implica trabajar en lo que amamos.

Y puede que en este momento te estés cuestionando ¿cómo lograr hacer eso si me levanto a diario con miedo y desgano de hacer mi trabajo?

Esto ya lo hemos tratado en anteriormente en el tema COMO GANAR DINERO SIN TRABAJAR.

Lamentablemente nos hemos auto condicionado por imitar a otros con el trabajo, que incluso aceptamos cambiar vida por dinero.

Jamás hagas este mal negocio de sacrificar hijos, parientes, cónyuge, etc. por dinero.

Muchas veces nos auto engañamos diciendo “No, esto va a ser temporal, mientras formo un capital y vivo el resto de mi vida tranquilo”.

Tristemente nos quedamos en el ciclo infinito de seguir aumentando nuestro capital.

Recuerda que el tiempo que pierdas ahora con las personas que amas, ¿quién te lo va a regresar?

Así que te animo mediante esta información a que tengas en cuenta que la vida y el tiempo es lo único que no podemos almacenar.

El dinero no mejorará tu calidad de vida si sacrificas lo que realmente es importante para ti.
Comparte:

lunes, 25 de febrero de 2019

Los orígenes del estrés y la depresión



Los orígenes del estrés y la depresión Según el RAE, el estrés se define como un conjunto de alteraciones que se producen en el organismo como respuesta física ante determinados estímulos repetitivos.

Estos pueden ser frío, miedo, calor, alegría, etc.

La depresión es algo más serio, pues es considerada una enfermedad severa.

Normalmente asociamos la depresión con sentirnos tristes por algunos días.

En realidad cuando existe la depresión estos sentimientos no desaparecen y pueden afectar nuestras actividades diarias.

Como puedes ver si nos tocara elegir uno de estos dos, es menos nocivo el estrés.

De hecho la medicina general recomienda que un poco de estrés en nuestra vida es saludable.

Pero como todos los extremos son malignos, demasiado estrés puede afectar nuestra salud en general.

De acuerdo a mis observatorios sobre este tema, el estrés es el principio de la depresión.

Recuerda que todo lo que hacemos cada día es un entrenamiento para fortalecer nuestras “habilidades”.

Así que si nos acostumbramos a vivir diariamente en estrés, con el tiempo nos volveremos expertos en este, a tal grado que lo llevaremos a un estado crónico.

De alguna forma nuestro cerebro se debe liberar de las cargas emocionales y es en estos casos cuando podemos desarrollar en el futuro, una depresión.

Aquí es cuando nos puede surgir la pregunta: qué es, o qué origina el estrés y al final la depresión?

La respuesta a esto está en la información.

Te has puesto a analizar la clase de información que recibes constantemente a través de los medios oficiales de información, redes sociales y personas cercanas?

Seamos sinceros y aceptemos que el 99% de dicha información es para ponernos los nervios de punta.

Todo es malo, es peligroso, enferma, no conviene, etc. Mejor dicho, parece que este planeta no fuera nuestro y todo nos envenena.

La información negativa genera preocupación, o en otras palabras comenzamos a realizar cálculos sobre situaciones futuras que muchas de ellas ni pasarán.

A la final esto se convierte en miedo. Y si recuerdas la definición inicial, el miedo repetitivo es un estímulo para generar estrés.

Podríamos decir que la información negativa no afecta directamente a los niños y adolescentes.

Más bien nos comienza a afectar cuando ya somos totalmente independientes y tenemos que responder por nosotros mismos o incluso por terceras personas.

Respecto a esto, el estrés me llevó casi a la depresión.

Recuerdo que cada mañana que me levantaba sentía como si en pecho tuviera una especie de efervescencia.

Para nada era algo agradable sino que a partir de abrir mis ojos y durante el resto de la mañana sentía mucho malestar.

Tanto era el malestar que deseaba no despertarme y seguir durmiendo.

Esto siempre iba acompañado de una tristeza sin ningún motivo, pues tenía todo para vivir bien.

Cuando me di cuenta que la información que había recibido durante años, era la causante de esto, me di a la tarea de solo ver, escuchar y hablar cosas que me engrandecieran.

Honestamente pensé que esa sensación desparecería de forma inmediata pero la verdad me tocó trabajar varios años para poder dejar de sentir el malestar.

Según recuerdo, la última vez que llegué a sentir malestar fue en el año 2010 y por unos cuantos minutos.

Pero todos estos años no descuido la clase de información que ingreso a mi cerebro.

Pongo especial cuidado en la música pues esta tiene la particularidad de abrir partes importantes emocionales en nosotros.

Así que te animo mediante esta información a no permitir que la información que recibes y tu imaginación comiencen a llenarte de terror.

Comienza a vigilar la clase de música, entretenimiento, conversaciones y en general la información que estas recibiendo todos los días.

Cada segundo que pasa es una oportunidad para tener un destino nuevo. No lo desperdicies en cosas que pueden arruinarte la vida.
Comparte:

lunes, 17 de diciembre de 2018

Reconciliándose con los fallos del núcleo parental



Reconciliándose con los fallos del núcleo parental Al contrario de los animales, que parecen valerse de forma más fácil por sí mismos, los seres humanos dependemos de terceros para poder avanzar en la vida.

Es por eso que desde nuestra llegada a este planeta nos acompañan un grupo de desconocidos que hacen posible nuestra supervivencia.

Hago referencia a desconocidos pues nuestras figuras materna o paterna no necesariamente coinciden con nuestros progenitores biológicos, como se presenta en muchos casos.

La doctora Louise Hay llama a nuestros padres los dioses de nuestro universo, pues son los encargados de darnos las creencias que tenemos.

De hecho, aun cuando seamos adultos, inconscientemente seguimos aceptando muchas de las cosas que aprendimos de ellos.

Es por eso que si consideramos que algunas de estas creencias nos estarían perjudicando de alguna manera es importante lograr una reconciliación con el pasado.

Recuerda la regla de oro emocional, entre más niegues algo o más rechaces algo, más poder le estarás dando y más disfuncional te volverás.

A medida que vamos creciendo nuestros sentimientos van cambiando por estás personas que nos acogieron.

Es decir comenzamos a sentir algo más que gratitud y llegamos a amar profundamente a nuestros padres o figuras que los representan.

Incluso en la niñez surge lo que algunos llaman la perdida de la inocencia que es cuando el niño comienza a sentir miedo de la futura muerte de sus padres.

Claro está, en este caso hablamos de padres que aman a sus hijos y desean el bienestar de ellos.

Cuando llegamos a la etapa de nuestra pre adolescencia, nuestras emociones vuelven a cambiar.

Nuestros padres se convierten en una especie de enemigos que no tienen la razón y que intentan hacernos la vida imposible.

Al final, cuando somos adultos y tenemos nuestros propios hijos, nos damos cuenta que realmente valen por todo lo que hicieron para sacarnos adelante.

Sobre todo los valoramos cuando ya parten y no están más con nosotros.

Sin embargo muchas veces este proceso no es el natural en todos los casos.

A veces podemos por alguna razón quedarnos estancados en la etapa donde los llegamos a ver como enemigos que nos atacaban.

Este se debe básicamente a dos cosas. La primera a malos entendidos o falta de comunicación con ellos.

Solo quienes hemos llegado a ser padres, nos damos cuenta que intentamos hacer nuestro mejor esfuerzo, a pesar de que nunca tomamos un curso para ello.

Es por esta razón que la ingratitud hacia un padre o madre es lo más doloroso que puede existir para ellos.

Pero a pesar de todos los esfuerzos que alguien pueda hacer, un hijo en algún momento cuestionará el proceder de sus padres.

Por ejemplo, en mi caso he intentado hacer lo mejor que pueda con lo que he aprendido con mi hija.

Una de las preguntas que siempre le he hecho desde muy niña es si es feliz.

Por supuesto ella me responde con mucho brillo en sus ojos que muchísimo.

En teoría cuando sea una mayor de edad no debería recriminarme nada. Pero sabias que de todas formas encontrará algo que hice mal?

Solo hasta que tenga sus propios hijos podrá entender muchas cosas de mi proceder.

Increíblemente esto es parte del drama del ser humano. Por muy buena educación que alguien tenga, necesita cometer sus propios errores.

Esto no se debe a que seamos imperfectos, sino más bien es nuestro cerebro intentando buscar los contrastes para poder elegir realmente el bienestar.

Como puedes saber que es la alegría si nunca has conocido la tristeza?

Es como intentar explicarle a un ciego de nacimiento que es la oscuridad.

A pesar de que ha vivido en ella, no la conoce pues no tiene el contraste de la luz para saberlo.

El segundo proceso que puede afectar nuestra percepción de los padres, es que los hemos idealizado mucho y los consideramos perfectos.

Cuando crecemos y nos damos cuenta de sus fallas, nos duele demasiado y por eso nos resentimos con ellos al grado de dejar hasta frecuentarlos.

Todos hemos pasado por estos procesos e incluso puede que tú los estés actualmente, así que te animo mediante esta información a soltar esas emociones de castigo que puedas tener.

Recuerda que tus padres lo único que deseaban era tu bienestar, pero en el camino pudieron equivocarse.

Sin embargo la prueba de que tuvieron éxito es que hoy estás vivo.
Comparte:

lunes, 25 de junio de 2018

Palabras que traen bienestar instantáneo a tu vida



Palabras que traen bienestar instantáneo a tu vida Anteriormente habíamos tocado el tema de la influencia de las palabras en nuestras metas, o como muchas personas lo conocen, la programación neurolingüística.

Esto tiene sus seguidores como detractores, pero supongo que esto se puede explicar con el viejo dicho que “cada uno habla del espectáculo según como le haya ido en él”.

Personalmente a mí me funciona la PNL pero he tenido que pasar largos años puliendo mi lenguaje y repitiendo cada día lo que deseo hacer.

En otras palabras según mi punto de vista la PNL sirve pero tiene la desventaja que si estás de afán en conseguir algo, no te lo recomiendo.

Sin embargo de todas las palabras que nuestro lenguaje pueda tener, existe una que poco decimos y que de manera mágica nos puede traer el bienestar de forma instantánea.

Con esto me refiero literalmente a la palabra NO.

Para poder entender esto, debemos primero comprender como ha funcionado el mundo hasta ahora para nosotros.

Si observas, las palabras no solo tienen poder en cambiar nuestra vida, sino también afectan a las personas que las escuchan.

Un ejemplo simple de esto es que si te digo en este momento que eres un estúpido, de seguro esto va a ser capaz de cambiar hasta tu estado de ánimo y lograré hacer que te enojes con esta simple palabra.

Pero si posteriormente me disculpo contigo, acepto que cometí un error y digo que eres una persona maravillosa que no merece ese trato de un patán como yo, nuevamente tu estado de ánimo es capaz de cambiar de forma inmediata.

Dicho de otra forma, con mis palabras puedo manipular tus estados de ánimo a mi antojo y así es como ha estado funcionando el mundo que nos rodea.

Lamentablemente hay personas que son demasiado talentosas para esto y que han hecho con nosotros lo que ellos han querido.

La buena noticia es que podemos defendernos de esto con la pequeña pero poderosa palabra NO.

Imagina que ingresamos a un centro comercial y viene una persona atractiva a ofrecernos algo. Muchas veces por el simple hecho de parecernos atractiva, solemos aceptar y consumir todo lo que nos diga.

Y en ocasiones nos hemos dado cuenta muy tarde de errores económicos que cometimos por el simple hecho de decirle “NO gracias” o como suelo decir yo “paso”.

Puede que en este momento te preguntes por qué hacer esto tan simple que nos puede evitar muchos dolores de cabeza es tan complicado de llevar a cabo? Y la respuesta está en los condicionamientos del pasado.

Lamentablemente nos educaron para obedecer. Si intentas recordar, a algunos no se nos permitía discutir una norma de un adulto y hay de aquel que tuviera una idea que así fuera buena, pudiera contradecir a uno de nuestros mayores.

A pesar que los niños actuales no se les cohíbe tanto mediante estos métodos, se hace por otros medios como la televisión, música y entretenimiento general donde se fomenta mucho la obediencia ciega y sin cuestionamientos a un grupo, equipo, club, personaje, etc.

Realizando laboratorios y observatorios sobre esto, he hablado con jóvenes expresándoles mi descontento por algún artista que prefieran y de inmediato he visto como salen a la defensa incluso de forma agresiva.

Se puede decir en términos generales que defienden más a su ídolo que a cualquier pariente cercano.

También he podido ver en redes sociales el odio que se expresan algunos por simples personajes de ficción en películas, que con el tiempo fueron cambiados ya sea por asuntos comerciales o algún otro interés, como si de esto dependiera el equilibrio cósmico.

Así pues, todos estos adoctrinamientos emocionales donde otros son los que tienen la verdad y tu voz interior es la equivocada, los que hacen que sea muy complicado decir NO ante algo que no queremos, o que nos puede hacer mucho daño en el futuro.

Sin embargo qué podemos hacer para frenar esto y aprender a responder siempre a nuestro favor?

Tristemente, de forma inconsciente pensamos que negarnos a algo es malo. Ahora ya sabes que estas emociones provienen de los condicionamientos emocionales mencionados anteriormente.

Creemos que si decimos NO, vamos a perjudicar a alguien y al ser buenas personas no queremos eso.

En mi país existe un dicho que reza “es mejor ponerse colorado unos instantes y no toda la vida”.

En mi caso lo que me ha servido es evaluar si lo que alguien me propone me estaría beneficiando de alguna forma. Si no me conviene, con valor abandono la pena, timidez o miedo y dijo NO gracias de forma firme y me sostengo en ello.

Todo es práctica constante para volverte un maestro en algo. Y te voy a ser muy honesto respecto a esto. Cuando aprendas a decir NO a algo que realmente no quieres hacer o no te conviene, vas a comenzar a sentir un placer hasta mórbido en hacerlo.

Y esto se debe a que tu interior va a descansar de algo que has estado haciendo desde hace muchos años y es agachar la cabeza.

Tu valor propio estará aumentando cada vez que logres rechazar aquello que te hará daño, pues tu intuición constantemente te ha estado advirtiendo sobre esto pero no has querido escuchar.

Recuerda que te van a intentar manipular con el miedo, la culpa o también con lo más peligros que es la adulación.

Así que te animo mediante esta información que a partir de este instante comiences a evaluar cualquier decisión que llegue a tu vida, la analices y si no te conviene, definitivamente utiliza la palabra más poderosa que es el NO para atraer bienestar inmediato a tu vida.
Comparte:

lunes, 23 de abril de 2018

El peligro emocional y físico de los celos



El peligro de los celos Como hemos aprendido en este Blog, emociones tales como los celos y la envidia no son resueltas durante nuestra vida, sino que aprendemos a reprimirlas, para posteriormente ser atacados por las mismas, perpetuando nuestro ciclo de sufrimiento.

Esto es lógico ya que nadie nos instruye para esto, es decir el ser humano se prepara para la vida financiera, pero nunca para una vida familiar, ni mucho menos una vida emocional.

Con esto quiero decir que existen facultades para cualquier profesión y especialidad, menos para ser padres, hijos, esposos, amigos, etc.

Es por eso que el autor del libro VIDA CONYUGAR VIDA FAMILIAR, el doctor Luis Fernando Hoyos Aristizabal afirmaba que el adulto promedio en un test de inteligencia emocional no llegaba a mostrar una madurez mayor a un niño de 14 años.

Realmente a pesar de ser adultos, emocionalmente todavía nos comportamos como niños respecto a nuestra pareja.

Personalmente he visto en mi entorno a hombres prohibirle a su mujer que no tenga amigos para que no vaya a caer en infidelidad o amigas para que no la vayan a avispar y a abrirle los ojos a la libertad.

Incluso he visto mujeres haciendo exactamente esto, pues no le interesa que su sumiso hombre aprenda mañas de sus malos amigos.

Según el RAE, la envidia es la tristeza o pesar por el bien ajeno o por algo que no se posee. Los celos son la sospecha de que la persona amada está trasladando su cariño a un tercero.

Sin embargo desde mi punto de vista ambas emociones tienen que ver con el mismo problema emocional, es decir la baja autoestima. Si quieres conocer más detalles de esto te invito a leer EL ORIGEN DE LOS CELOS.

Sin embargo, desde que estamos muy jóvenes aprendemos que los celos son una emoción “positiva” pues es una forma de expresar que “amamos” a nuestra pareja. De hecho, recuerdo haber escuchado a varias amigas en el colegio decir que los celos eran muy “lindos”.

Pero con el tiempo esto puede derivar en algo llamado Celotipia, que es la pasión de los celos. De hecho esto es la causa principal de la agresión y muerte hacia las mujeres.

En mi caso, hace muchos años una persona cercana a mi perdió la vida por causa de su expareja, la cual no toleró que hiciera su vida a parte y la asesinó.

Y aunque no lo creamos la celotipia también es causa de agresión a los hombres, aunque lamentablemente no se habla de esto por vergüenza.

Esto es similar cuando se comenzó a generalizar el maltrato hacia la mujer. Al principio a las mujeres les daba vergüenza decir que eran golpeadas por sus esposos. Entonces te imaginas a un hombre informando una queja a las autoridades por la agresión de su inocente mujer de 1.50 cm de estatura?

De esto conocí un caso de un hombre que era maltratado por su mujer. Lo más increíble es que dicho hombre era profesional de psicología y varias veces amigos cercanos lo vimos huir alrededor de la mesa del comedor de su casa para que su esposa no le pegara.

En mi caso particular yo también he sido celoso en mis relaciones de pareja. No he sido obsesivo, pero esto en el pasado me llevó a mucho malestar.

Mediante los conocimientos de personas emocionalmente  maduras, me di cuenta que nadie puede obligar a terceros a amarte. No existen leyes en ningún país que castiguen a un ser humano por no amarte.

Así que quien está contigo es porque lo hace voluntariamente. Y el día que esa persona decida irse, está en todo su derecho. Lo mismo para ti, no estás obligado a quedarte con quien no quieras.

Y quizás me digas pero le di tantos años de mi vida para que ahora me salgo con esto? Bueno en realidad te uniste a una relación con unas expectativas incorrectas.

No puedes entrar a ver una relación como un negocio, donde si tú das algo, vas a recibir algo. Si aún piensas que el amor es dar para recibir, te recomiendo leer el tema que publiqué anteriormente titulado ENTONCES QUE ES EL AMOR.

Quizás piensas que debes celar a tu pareja para “ayudarle” a que no te sea infiel. Mira, en pocos minutos tu pareja te puede estar engañando y tú ni siquiera darte cuenta, ya que es imposible pasar las 24 horas de día junto a esa persona.

Si en realidad sabes que estás al lado de alguien que te puede engañar, para que seguir en esa relación? No es mejor soltar dicha situación y juntarte con una persona en la cual puedas confiar?

Pero no lo hacemos debido a los apegos emocionales que sentimos por esa persona.

Todo esto puede resultar muy gracioso, pero lamentablemente es una enfermedad emocional que si no le prestamos atención nos puede robar la paz en nuestra vida.

Muchas personas han afirmado (después de haber visto la película infantil INTENSAMENTE) que TODAS las emociones nos sirven. Yo en realidad por más que busco la utilidad de los celos o envidia, no encuentro como nos pueden servir. A no ser que nos guste el sufrimiento, pues estas emociones fomentan mucho el malestar y el mal vivir.

Quizás en este momento te estés preguntando, que puedo hacer para solucionar esto?

Bueno, en realidad cambiar estas emociones que llevamos tanto tiempo practicando y reforzando mediante información y entretenimiento disfuncional, es bastante complicado.

Gran parte de la humanidad piensa que el profesional en psicología tiene una varita mágica y con esta le quitó todos los males. O le suprimió las emocionales que lo tienen afectado.

Y aquí debo aclarar que las emociones no se pueden suprimir. Para eso tendríamos que eliminar nuestras memorias que nos llevaron a conectar con ellas, o que exista algún evento extraordinario que fuera capaz de hacer esto.

Y si seguimos negando que no tenemos nada, pues nos volveremos más disfuncionales de lo que somos.

Así que como recomendación te sugiero visitar a un profesional que te pueda ayudar en este tema. Debemos dejar el absurdo concepto que los psicólogos son para curar locos o enfermedades mentales graves.

Estos profesionales están para ayudarnos a entender nuestras emociones. Como ya hemos visto, nuestras emociones influyen en nuestras decisiones y estas decisiones a cada segundo son las que al final determinan la calidad de vida que tendremos.

Así que te animo mediante esta información a prestar atención a estas emociones destructivas que te pueden robar el bienestar.
Comparte:

lunes, 26 de marzo de 2018

Lo que nos afecta de las adicciones



Lo que nos afecta de las adicciones Desde muy pequeño tuve el concepto que las adicciones eran solo propias de personas que consumían lo que hoy se conoce como drogas recreativas, es decir, marihuana, cocaína, etc. Con los años escuché que el alcohol era también parte de las adicciones, aunque oficialmente se conoce como una enfermedad.

A raíz de este tipo de comentarios ambiguos, decidí realizar mi propia investigación sobre estos temas y descubrí cosas muy interesantes como por ejemplo que el alcoholismo no era una enfermedad sino una consecuencia de una enfermedad llamada neurosis sumada a una baja autoestima.

Pero lo que más me sorprendió de esta investigación es que cualquier cosa nos puede generar una adicción y no solamente las sustancias anteriormente mencionadas.

Para poder explicar estos conceptos debemos entender porque realizamos las cosas o que nos impulsa a hacer lo que hacemos.

Vamos a suponer que tú y yo estamos sentados en la calle. Alguien viene y nos dice barran esta calle que se verá muy bonita y eso le agradará a la gente. Creo que en este momento nuestras caras serán de desagrado o pereza y vendrán los “es que” intentando evadir la situación como “es que tengo que trabajar”, “es que no me puedo demorar mucho”, etc.

Pero si alguien viene y nos dice les voy a dar 50 mil dólares si me barren esta calle, pienso que esos “es que” dejarían de existir y nos pondríamos a barrer de inmediato. O también si esa persona viene con un grupo armado y nos amenaza de muerte si no barremos la calle, con mayor razón y en menos tiempo lo haríamos.

Podemos ver que los mayores motivantes del ser humanos sino el dinero y la vida. Pero a través de mis investigaciones he descubierto que existen otros motivantes y uno de ellos bastante sutil pero poderoso es el bienestar.

Si, aunque no lo parezca, inconscientemente nuestro cerebro busca el placer basándose en la información que le suministramos a diario mediante noticias, entretenimiento, conversaciones, etc.

Como vimos en el vídeo anterior existen personas que disfrutan el sufrimiento, porque sienten placer en la reconciliación o en la compasión e interés que puedan despertar en los demás. Y eso es posible ya que si han estado alimentando su mente con información de que hay que sufrir para merecer o que después de mucho sufrimiento viene la recompensa, pues es lógico que el cerebro de estas personas asocie el bienestar con la recompensa final.

En esto me atrevería a decir que si analizamos los ejemplos del dinero y la vida, en ambos casos también nuestro cerebro al final está buscando el bienestar. Podemos concluir que el mayor detonante que nos permite actuar es el bienestar que busca nuestro cerebro basado en la información que le hemos dado sobre qué es el bienestar.

Ya teniendo esto claro y retomando el tema de las adicciones, mi creencia sobre esto era que la persona estaba adicta a una sustancia. Pero podemos ver a las personas que han tenido que acudir a clínicas de adictos al sexo. Y esto no es ninguna sustancia mencionada anteriormente. Es simplemente una actividad.

También podemos ver los casos de personas en los hospitales que como tratamiento analgésico para los dolores se les inyecta morfina (que es un precursor de la Heroína).

Sin embargo estas personas jamás quedan adictas a esta sustancia o dependientes de alguna otra. Respecto a esto, tuve el caso de una persona cercana a mí que sufrió un accidente muy delicado. Debido a la gravedad de sus heridas y para soportar el dolor le prescribieron dosis de morfina aproximadamente cada 4 horas.

Varios años después de ese evento, esta persona nunca tuvo que recurrir a esta sustancia o ser dependiente de alguna otra. Así que podemos ver que las adicciones no son a una sustancia a pesar que esto produce sensación de relajación, euforia y un sentimiento de bienestar!

En realidad podemos ver que buscamos es bienestar a través de cualquier actividad que realizamos y eso no solo incluyen alcohol y drogas recreativas. También incluye adición a la comida, viajes, deportes, trabajo, entretenimiento, sexo, chisme, compras, Facebook, Instagram, Whatsapp y todas las redes sociales que existan, etc.

Por ejemplo yo he sido adicto al trabajo. Posteriormente cuando decidí retomar el deporte, pude lograr un “equilibrio” y ya no estaba tan adicto al trabajo sino que comencé a volverme adicto al deporte. También soy adicto a YouTube pues paso tiempo considerable viendo juegos, culturismo, ciencia y matemáticas, pues me gusta repasar estos temas.

Años atrás era adicto al malestar como muchas personas lo son hoy en día. Esperaba que después del sufrimiento viniera la salvación prometida. Hoy en día soy adicto al bienestar. Todo lo que hago es en función a vivir en bienestar.

En otras palabras aquí llego a un acuerdo con los filósofos Epicúreos, que mediante la búsqueda inteligente de placeres, la tranquilidad y buenos relaciones con los demás seres humanos, buscaban alcanzar la felicidad.

Cómo puedes ver, nosotros cambiamos una adicción por otra. De hecho todos somos adictos a algo pues finalmente todos hemos tenido una educación disfuncional y nuestro cerebro como está diseñado para preservar nuestra existencia, busca el bienestar constantemente, basándose en nuestra creencia inconsciente de qué es el bienestar. O acaso crees que el mundo está como está porque somos sanos emocionalmente?

Quizás te estés preguntando en este momento, si viajar es una adicción de qué manera puede ser perjudicial para tí? Bueno en sí, una adicción a algo no te va perjudicar SIEMPRE Y CUANDO no te entregues a ella en “alma, vida y sombrero”.

Si la adición a los viajes te está perjudicando económicamente o estás dejando de hacer cosas que deberías, y esto afecta tu bienestar y el de personas a tu alrededor, definitivamente es algo destructivo para ti.

El problema no son las adicciones sino la atención descontrolada que damos a estas. Por ejemplo en la serie de vídeos RECUPERA TU PODER INTERIOR A TRAVES DE TUS PALABRAS, que grabamos anteriormente, el Master Coach Guillermo Villa Ríos citó un ejemplo de los ingleses, los cuales se fumaban un solo habano durante un mes y cada noche entre las 5 pm y las 8 pm se toman una pequeña cantidad de Whiskey.

Nuestros ancestros decían sabiamente “ni tanto que queme al santo, ni tan poco que no lo alumbre”. Adicionalmente debemos intentar separar una adicción de un gusto. Un gusto es algo que deseo pero no necesariamente lo realizo.

En mi caso, a mí me encanta el chocolate. Pero no paso todo el día consumiéndolo. Si lo hiciera de forma descontrolada, entonces ya estaríamos hablando de una adicción, pues es algo que potencialmente perjudicaría mi economía, salud y hasta las interacciones con otros seres humanos.

A título personal, si tú estás pasando por un momento muy desagradable emocionalmente, en especial debes estar atento a lo que realizas, pues si una nueva actividad produce el bienestar que inconscientemente le has estado enseñando a tu cerebro, allí puede formar una adicción de dicha actividad.

Y esta nueva actividad no necesariamente te ayudaría a mejorar, si la tomamos con mucho entusiasmo.

Así que te hago una invitación a través de esta información para que analices tus adicciones. Recuerda que aquí vas a entrar en disonancia cognitiva para evadir el concepto de adicto.

Negar una disfunción te vuelve un ser más disfuncional. Hay que tener la suficiente humildad para reconocer y aceptar los problemas, pues solo así vas a encontrar las fuerzas para cambiar aquello que te impide ser feliz y vivir en bienestar.
Comparte:

lunes, 19 de febrero de 2018

Los peligros de la procrastinación en el camino hacia el bienestar



Los peligros de la procrastinación en el camino hacia el bienestar Procrastinar es la “habilidad” que tiene nuestro cerebro de evadir actividades o tareas en nuestro diario vivir y cambiarlas por otras. Otra definición de procrastinar es también lo que conocemos como aplazar o postergar.

Por ejemplo cuando recibimos alguna factura de nuestras cuentas o gastos fijos de la casa y vemos la fecha de pago. Vemos que faltan una o dos semanas y la dejamos a un lado. Al final terminamos corriendo al banco o entidad que recauda el dinero de la factura el último día cuando están dejando ingresar los últimos clientes, si es que logramos entrar.

A simple vista podemos ver que este comportamiento es bastante nocivo para nosotros, y podemos preguntarnos porque ocurre esto que nos perjudica si nuestro cerebro como hemos visto anteriormente esta para ayudarnos en nuestra supervivencia?

Si observamos, este fenómeno psicológico ocurre en nosotros con las tareas que nos generan cualquier tipo de estrés. Por ejemplo si tenemos que hacer algo que implique desafío, peligro, dificultad, aburrimiento, etc. si observas estas situaciones ponen en peligro nuestra zona cómoda y es por eso que nuestro cerebro genera malestar para no afectar dicha zona sin “peligro” en la que nos encontramos actualmente.

Entonces es por esto que procrastinamos o aplazamos nuestras tareas importantes y las cambiamos por actividades aparentemente menos dolorosas o al menos más divertidas. Algunos expertos afirman que esto puede llegar a ser en algunos casos síntomas de depresión o déficit de atención.

Si observas, de cada 10 problemas que tenemos en la vida 9 son debido a la procrastinación y esto es porque no contamos con las tareas que van saliendo o se aproximan. El no atender algo hoy, puede que no te dé el tiempo para atender otra tarea mañana y esto hará que al final la Vida resuelva las cosas de formas que posiblemente no te favorezcan.

Por ejemplo en mi caso respecto a las deudas dejé ir pasando el tiempo, esperando que viniera el angelito trajeado con la maleta del millón de dólares para poder ir a pagar a mis acreedores. Muchas veces mi esposa me llegó a decir porque no hablaba con ellos. Sin embargo en esos momentos uno aplaza o procrastina estos eventos por la pena, por el miedo, y la esperanza de que eso va a pasar pronto.

Como llegué a aprender de mi mejor amigo, él cuando en alguna oportunidad se vio un poco apretado económicamente fue y habló con el dueño del apartamento donde vivía y le dijo que no le podía pagar más ya que no tenía los medios. El señor le nombró la cláusula por incumplimiento a lo cual él le dijo “si quiere yo me quedo y sin pagarle y me espera quien sabe hasta cuándo. O me deja ir sin problemas y usted puede arrendarlo a alguien que pueda pagarlo y no perderá. En sus manos está ganar un problema o solucionar esto”.

Ante este argumento pues es lógico que cualquier persona razonable e inteligente no peleará por dinero que quizás nunca le paguen a futuro y más bien tenga un nuevo cliente que si pueda pagarlo.

En otra oportunidad un par de amigos estaban con graves problemas financieros. Ellos me decían que les daba temor y pena y que esperaban el angelito también. Les di ese consejo de hablar con sus acreedores. Hace uno o dos meses me encontré con ellos y me dieron las gracias por el consejo pues hicieron exactamente eso y ya estaba pagando poco a poco sus deudas y sobre todo que ahora ya podían cubrir los gastos de alimentación pues hasta hambre estaban pasando.

En mi casa, junto con mi esposa siempre le inculcamos a nuestra hija que atienda sus deberes con tiempo, pues hoy en día, los colegios dejan multitud de tareas que si no se hacen con tiempo no se podrá cumplir con la carga académica. Esto es una forma de hacerle entrenamiento para que nunca permita que su tiempo se desperdicie en procrastinar.

Como puedes ver, la forma de tratar este fenómeno es con la atención inmediata de tus labores que van llegando. Pero atención con esto no quiero decir que salgas y hagas todo lo que te llega al mismo tiempo, pues esto te comenzará a generar malestar ya que al final no sabrás en que temas estás adelantado y en cual no.

Por mucho que intentes ser una persona multitarea, al final tu mente está concentrada en una sola por unos instantes. Así que como sugerencia, inicia con una y no continúes con la otra hasta que la primera no esté completa.

Así que te animo a través de esta información a que planifiques y resuelvas todas tus situaciones con tiempo. Solo así tendrás la tranquilidad y la felicidad del deber cumplido y esto indefectiblemente te llevará al bienestar.
Comparte:

lunes, 5 de febrero de 2018

Cómo cambiar creencias limitantes que afectan nuestro bienestar


Cómo cambiar creencias limitantes que afectan nuestro bienestar

Muchas veces nos sentimos apáticos, sin ganas de realizar nuestras tareas o incluso, sin ganas de realizar las cosas que sabemos que nos convienen y nos ayudarán a mejorar cada día. Este fenómeno no es exclusivo de pocos, sino del ser humano en general.

En algunas personas es más intenso que en otras. Quizás te hayas preguntado alguna vez, de donde proviene todo esto? Cada ser humano sin excepciones tiene un sistema de creencias. Con creencias no me refiero exclusivamente a ideas mitológicas, religiosas o similares.

Todo lo que haces a diario está basado en tu sistema de creencias. Allí está almacenado cuánto dinero debes tener, cuanto recibir, cuanto gastar. Como deben ser tus relaciones con los demás, con tu pareja, hijos, etc. E incluso como debe ser tu estado de salud en general.

Este sistema de creencias se ha formado durante los años de vida que llevas. Según los expertos en el tema, tu personalidad se forma entre los 5 a 8 primeros años de vida, es decir que a esa edad se estableció lo que más o menos tú serás de adulto y a dicha personalidad se irán sumando una serie de creencias que reforzarán lo aprendido o complementarán tu información dándole forma a tu universo personal.

Si en este punto has llegado a la conclusión que si no tuviste la mejor información durante dichos años estarás en problemas el resto de tu vida, te tengo 2 noticias. La mala noticia es que estás en lo correcto respecto a la conclusión que llegaste. La buena noticia es que el ser humano es programable. En otras palabras puede re-aprender aquello que está buscando para cambiar.

Sin embargo re-aprender, re-programar o cambiar tu información no es una tarea simple. Es algo que puede ser complejo tanto en tiempo, como en procedimiento. Por ejemplo en mi caso, yo me he tardado más que el promedio de las personas que pueden obtener cambios en pocas semanas. Pero lo único cierto es que al final todos podemos cambiar lo que queremos.

Las creencias en algunas personas pueden ser tan fuertes, que al momento de cambiarlas, les puede generar mucho malestar. Y quizás preguntes, esto por qué ocurre? Nuestro cerebro siempre va a buscar nuestra supervivencia. Todo lo demás no importa, esa es su programación primaria, es decir con la que venimos todos. Por eso es que en este blog, hemos denominado o más bien nombrado 2 estructuras mentales que traemos desde la concepción como Ego y Noble. Para mayor referencia de este tema te invito a leer la entrada DEFECTOS QUE NO ME PERMITEN RECIBIR LA ABUNDANCIA DEL UNIVERSO.

Respecto a esto, en mi caso, durante mi infancia el concepto religioso que tuve fue diferente al resto de mis amigos y compañeros de estudio. Esto a parte de formar un conflicto en esa edad (pues deseaba hacer lo mismo que mis amigos), posteriormente lo formó cuando decidí cambiarlo. En este cambio, incluyó culpa, depresión y hasta angustia.

Como vemos la programación al intentar protegerse, nuestro cerebro dispara emociones para que no salgamos de la zona de protección o supervivencia en que nos encontramos. Vas comprendiendo por qué a veces sentimos emociones de desgano, apatía, pereza o descontento sin aparente razón?

Quizás en este punto me digas, pero si yo no estoy intentando cambiar nada, porque siento estas emociones? Posiblemente tu vida cambió a partir de una perdida, ya sea de una persona, mascota, objetos, etc.

Una vez que “superamos” este tipo de emociones o más bien “pasamos” estos procesos, puede venir un sentimiento de rabia por la simple razón de haber aceptado estas ideas o creencias nocivas en nuestra vida. Esto también me ocurrió a mí, y aquí fue cuando me di cuenta del verdadero conflicto que tenía.

De casualidad me enteré de una autora que conocía y escribió sobre estos temas de la infancia que fue la doctora Louise Hay. De ella aprendí un sabio consejo y fue “hacer las paces con el Dios de mamá”. Esto quiere decir el Dios que te enseñaron en tu hogar cuando eras infante.

Y esto por qué es importante si ya somos adultos y podemos elegir nuestras creencias de éxito ahora? Mira, nuestras creencias aprendidas durante la formación de nuestra personalidad nos están acompañando y acompañarán mientras vivamos. De hecho nuestra personalidad y lo que somos actualmente proviene de dicha información.

Así que bajo ningún motivo podemos pelear con estas creencias pues nos vamos a generar mucho malestar o nos vamos a volver más disfuncionales. El truco en esto es hacer las paces con nuestro pasado. Negociar con nuestras creencias y adaptarlas a las nuevas. De lo contrario, al no resolver esto, nos va a generar mucho estrés, radicales libres y otra serie de químicos en nuestro cuerpo que pueden llevarnos no solo al malestar emocional, sino al físico produciendo dolencias y en algunos casos enfermedades.

Ahora vas comprendiendo por qué para algunas personas es tan complicado dejar de hacer algo a pesar de que esto le pueda estar haciendo daño o perjudicarlo? La conclusión es que examinemos que creencias nos están llevando al malestar y comencemos a reconciliarlas, adaptarlas a nuestros nuevos propósitos. Que por dónde comenzar? Te recomiendo lo que he probado y me ha funcionado. Date una visita por la página web de doctor Giordani. Allí vas a encontrar diferente material que te ayudará a cambiar tu vida.

Recuerda que si deseamos hacer ajustes en nuestra vida, debemos realizar el mismo proceso que nos llevó a creer lo que firmemente creemos ahora y es mediante información constante. Tú no puedes pretender leer un libro y con eso ya cambio tu vida. O comprar un video, audio, meditación, usarlo una o dos veces y esperar a que las cosas cambien por si solas. En realidad hay que hacer un trabajo serio y comprometido con uno mismo.

Recuerda que puedes tardar mucho tiempo, como en mi caso, pero si no comienzas hoy mismo, en unos años te quejarás de no haber comenzado este dia. En realidad el tiempo no debe preocuparte. Es algo bastante relativo y sin importancia. De hecho el tiempo es una fantasía en nuestra mente, pues en este momento de grabar el vídeo este es mi presente, pero al mismo tiempo es tu futuro. Cuando lo ves va a ser tu presento, pero para mí será mi pasado.

Lo único que importa es que al final lo estás viendo en este momento y este día puede ser el instante en que cambió todo para ti si tú así lo decides.
Comparte:

lunes, 11 de diciembre de 2017

Aprendiendo a escapar de las conspiraciones


Aprendiendo a escapar de las conspiraciones

Todos los seres humanos en algún momento hemos escuchado de teorías de conspiración, manipulación mental o control mental de parte de terceros hacia nosotros, etc. Debido a la naturaleza curiosa de los seres humanos, estos temas pueden llegar a ser muy populares y tener mucha aceptación.

Toda esta información va desde que nos visitan seres de otros mundos ocultos por nuestros gobiernos, hasta gobernantes y dirigentes que se transforman en reptiles y que tienen una agenda que intenta controlar al ser humano.

Mira seamos honestos, independiente de si esto es verdad o ficción, tú crees que el ser humano actual es libre? Crees que un ser con dependencia emocional y tecnológica que no es capaz de vivir sin teléfono móvil, necesita ser conquistado o que lo manipulen?

Respecto a esto, años atrás en los últimos semestre de la Universidad, conocí a personas muy talentosas. Incluso hablando una vez con uno de ellos le expresé que a mi parecer, notaba que sabía más de lo que aparentaba, a lo cual mostro una sonrisa y me dijo simplemente las palabras “aprende a ser discreto”.

Otro personaje de estos me llegó a compartir un documento bastante inquietante que mostraba información sobre diferentes metodologías para el control de las masas. Como era de esperarse, esto causó gran impacto en mí, a tal grado que me obsesioné con la información y pasaba muchas horas investigando estos temas y atando cabos de todo lo que veía y cómo funcionaba el mundo actualmente.

Al final llegué a la conclusión que la tercera guerra mundial no iba a ser mediante armas de destrucción masiva, sino que ya se estaba llevando a cabo y era por el control mental de las masas. Posteriormente me di cuenta que me había vuelto tan obsesivo que toda persona que veía con determinadas características estaba detrás de mi mente y su control.

A pesar de toda esta información “coherente”, se prendió la alerta en mí de que algo andaba mal conmigo. Así que decidí sentarme y mirar toda esta información. De inmediato me di cuenta de todo el daño que esto me hacía pues para mis objetivos no estaba ayudando mucho, ya que esta información produce temor. El temor es el freno más grande que tenemos hacia nuestro camino al éxito. Así que decidí eliminar toda esta información de mi vida y enfocarme solo en lo que quería.

Pasado un tiempo, me pude dar cuenta que mi vida se encaminó nuevamente hacia el bienestar. Nuevamente me sentía sereno y con los pensamientos enfocados en lo que realmente deseaba. Mira toda esta información puede ser muy interesante y divertida en un principio. Pero al final puede ocasionarte mucho dolor y sobre todo temor.

Para ser honestos, no hay que ser un sabio o un iluminado para ver que en el mundo hay algo que está mal. Es evidente que hay unos pocos que controlan a muchos y la principal herramienta es la información del caos para producir miedo.

Como dice el libro el camino a la felicidad, capítulo 21: por alguna extraña razón algunas personas pueden sentirse amenazadas por tu éxito y por eso tratan de minimizar tus esfuerzos. La única manera de vencer esta situación es enfocarte en tus propósitos para florecer y prosperar.

En estos casos se pueden dar 2 opciones. Una es que se vuelvan contra ti con más fuerza para intentar disminuirte. Pero si aplicas la estrategia de la hormiga, que consiste en construir de nuevo su nido a pesar de ser destruido una y otra vez, estas personas se desanimarán de hacer su esfuerzo por verte caer.

Así que te animo mediante esta información a que aprendas a escapar de cualquier situación adversa, solo enfocándote en tus propósitos y proyectos, no en los proyectos y propósitos de los demás, pues si lo haces, inconscientemente estarás ayudando al éxito de los planes ajenos y no a los tuyos.

Florece y prospera: https://www.youtube.com/watch?v=ao3O4IDVCTk
Comparte:

Acerca de mí

Mi foto
Ingeniero de Sistemas e Investigador del Pensamiento Humano y las emociones, y como estas influyen en las decisiones que tomamos cada segundo para tener éxito o fracaso.

Vídeo Bienvenida

YouTube

Copyright © Ritmo Positivo 2009 - 2019. Con tecnología de Blogger.

Ultimo Vídeo

PBA Oferta

Facebook

Suscríbete al Blog

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibe las actualizaciones del Blog AUTOPODER: Recupera tu Poder Interior.

Te será enviado un Email de confirmación para la suscripción. Si no recibes el email, por favor verifica en tu carpeta de Correo no Deseado o Spam.

Puedes darte de baja del servicio en cualquier momento que desees. Cada Email de la suscripción que te llega contiene las instrucciones para hacerlo al pie de página.




Ofrecido por FeedBurner