Retoma el control de tu vida. Estrategias efectivas para el control emocional

Mostrando las entradas con la etiqueta Ingeniero. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Ingeniero. Mostrar todas las entradas

lunes, 29 de enero de 2018

Cómo ganar dinero sin trabajar 💡


💡 Cómo ganar dinero sin trabajar

Casi todos hemos escuchado la frase “Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida”. Esto suena muy bonito, en teoría, pero si estamos actualmente en un trabajo en el que nos sentimos infelices, cómo podemos hacer la transición y lograr este objetivo?

Muchos nos hemos enfrentado durante toda nuestra vida a la pregunta, “cuál es nuestro verdadero propósito en la vida?”, pues muchos ni siquiera hemos llegado a conocer esto, cómo podríamos entonces ganar dinero con lo que más nos gusta?

Por lo general, lo que más nos gusta, aparte de ser tan divertido, tenemos la absurda creencia que nadie pagaría por ello. Durante toda mi vida he conocido gente con mucho talento, tal como dibujar, pintar, bailar, tocar guitarra, diseñar ropa, hablar, correr, reír, etc.

Increíblemente estas personas, incluyéndome a mí, no han creído en su talento y jamás se han atrevido a hacer esto con fines de lucro salvo por entretenimiento. Esto me hace pensar en la gente ganando dinero y viviendo de estos mismos gustos que mencioné arriba.

Mucha gente me ha dicho que para mí es fácil hablar de estos temas ya que tengo una profesión que me permite tener “tranquilidad” de ingresos “seguros”, pero en todos los modelos profesionales siempre se ve gente que gana y gente que pasa necesidades. Con esto me refiero a que hay médicos que se están volviendo ricos y médicos que están padeciendo problemas financieros.

Así mismo vemos abogados, ingenieros, arquitectos, odontólogos, gerentes, vendedores, etc, distribuidos en ambos bandos de las finanzas. Yo personalmente he estado en el lado oscuro de la economía, padeciendo dificultades hasta para comer.

Respeto a esto, hace varios años comencé a trabajar en una gran compañía. Al estar en sus inicios dicha compañía, todo era fácil y la pasábamos muy bien. Sin embargo como todo proceso, al final termina creciendo y volviéndose cada vez más incontrolable al grado que la empresa creció mucho.

Como era de esperarse, con el tiempo pase de hacer cosas fáciles y mi trabajo se volvió bastante administrativo. Tenía que conseguir nuevos clientes y generar nuevos negocios. Debido a mi inmadurez emocional comencé a sentir malestar pues ya no hacía lo que me gustaba y nunca me preocupé por encontrarle el gusto a mis nuevas tareas. Esto con el paso del tiempo hizo que mi rendimiento fuera desmejorando y pues comencé a tener problemas con los socios de la compañía.

La vida se me volvió un infierno, donde esperaba con mucho anhelo la llegada de los viernes y sentía temor los domingos por la tarde pues el lunes iniciaría mi martirio semanal. Así fueron pasando los años, hasta que me enteré del nacimiento de mi hija.

Recuerdo que durante una tarde, cuando iba camino a la segunda ecografía de mi esposa, varios compañeros de trabajo estaban conmigo en ese momento. Observé la felicidad que me invadía, la armonía que existía entre nosotros y en ese instante pensé en mi pequeña hija que conocería meses más adelante y que legado le estaría dando para que fuera feliz. Por un momento me sentí triste ya que no estaba contento con mi trabajo y definitivamente yo no quería eso para ella, así que desde ese instante tome la resolución de buscar hacer lo que más me apasionaba y ganar por ello.

Con el tiempo cambie de trabajo y no solo comencé a trabajar en lo que más me gustaba, sino que comencé a recibir muchos estímulos financieros como reconocimiento a mi rendimiento laboral. Lamentablemente por mi inexperiencia cometí muchos errores y no solo eso, sino que la empresa con la que trabajé simultáneamente se vino abajo y quedé en el limbo.

Esto me llevó a una gran crisis financiera, pero a pesar de tener todo en contra, siempre iba a tener presente la resolución que tomé esa tarde como legado para mi hija y jamás me fui a trabajar en algo que no me gustara sino que seguí haciendo lo que más me apasionaba a pesar de no ganar lo suficiente.

Como puedes observar, en mi caso ocurrió algo extremo. Personalmente no te recomiendo seguir ese camino. Lo ideal y que si te recomiendo es que NUNCA SUELTES UNA RAMA HASTA QUE NO TENGAS SUJETADA LA OTRA. A esto se le conoce como la estrategia del mico. Es decir nunca abandones tu trabajo o fuente de ingresos actuales por perseguir tus sueños.

Esta transición debe realizarse con responsabilidad. Con esto me refiero que mientras estás en tu trabajo que no te gusta, lo hagas de la mejor manera posible como lo mencioné en la entrada Encontrando tu verdadero propósito en la vida, y en tu tiempo libre te dediques a trabajar en tu verdadero “negocio” o dicho de otra forma en lo que realmente te apasiona.

En esto van a venir muchas dudas, similares a las que mencioné al inicio haciendo referencia a que nadie te va a pagar por lo que haces divertido, ya que tenemos la absurda creencia de “sufrir para merecer” o “el trabajo duro es lo que da ganancias“. Así que el primer paso es tener la fe puesta en tu objetivo aunque no lo veas ya realizado o no le veas la forma o por donde iniciar.

Internet es una gran biblioteca que nos ayuda en todas las áreas de nuestra vida. Te recomiendo buscar información sobre lo que te apasiona y como otras personas lo han logrado. Así que te animo mediante esta información a que busques ser feliz en tu trabajo, pues tu satisfacción personal va a contribuir en una sociedad sana y eso es lo que todos queremos tener alrededor nuestro.
Comparte:

lunes, 12 de junio de 2017

Preguntas frecuentes volumen 1


Preguntas frecuentes volumen 1

Por qué decidiste escribir el blog?
Por qué usas en tu nombre el título Ingeniero?
Has logrado dominar tu vida magistralmente?
Por qué no realizas en tu canal vídeos de entrenamientos y nutrición?
Cuál es tu principal consejo para avanzar en la vida?

Canal Bienestar Total Saludable de Viviana LH: https://goo.gl/DTiMve
Comparte:

sábado, 13 de noviembre de 2010

Consciencia de nuestro legado

Hemos estado viendo como nuestra información pasada, ha estado creando un mapa mental que dirige nuestras acciones actuales. De allí que nos enojamos con facilidad o permanecemos en malestar aunque digamos que no nos gusta pero lo aceptamos sin más remedio.

Quiero en esta entrada tratar una cosa, quizás una de las pocas, que aún me preocupa y es el bienestar de los niños, nuestros hijos a los cuales le estamos dejando un legado de bienestar o malestar.

Recuerdo que a la edad de 5 años mi hermano mayor que tenía en ese momento 7 me “invitó” a ver una película que estaban presentando en la escuela en la que estudiábamos. Era mi primera salida fuera con mi hermano que yo siempre he admirado, de hecho el influyó mucho en que yo también me graduara como Ingeniero de Sistemas al igual que él. Yo me encontraba muy entusiasmado. Cuando pagamos 1 peso que era la entrada por los dos en un salón de clases adecuado para la película, apagaron las luces y comenzó la proyección. Recuerdo que era una película de vaqueros en la cual al final casi nos matan a los espectadores con tanto disparo.

Fue simplemente asombroso ver los cuerpos, sangre, caballos, caídas, armas, indios que implantaron en mi pequeño cerebro de 5 años emociones tan destructivas que quizás hasta el día de hoy me han afectado. Siendo ya adultos, hace varios años, mi hermano y yo recordábamos ese evento. Pensamos que era una idea muy estúpida que niños tan pequeños vieran ese tipo de información pues eso crearía una percepción destructiva de la vida. Llegamos a una conclusión que muchos de esos niños crecimos pensando que estábamos en guerra y que la vida era solo violencia y defender y atacar a lo que nos estén haciendo daño.

Fue devastador ver como ahora que somos adultos vemos las consecuencias actuales en nuestro medio de sicarios, asesinos, violadores, personas que siguen maltratando sus esposas y peor aún, a sus pequeños hijos perpetuando una condición que quizás nació en esa época cuando yo era niño.

Yo pienso que si eres madre o padre, JAMÁS dejarías jugar a tus hijos o asociarse con drogadictos, ladrones, mentirosos, egoístas, hipócritas, chismosos, y cualquiera de esos defectos de carácter que tanto daño nos hace a diario. Pero te has puesto a pensar ¿qué clase de asociación eres tú para tus hijos?

Tú me puedes argumentar “Pero si yo soy una persona que se preocupa por sus hijos y quiere lo mejor para ellos”. Yo te puedo argumentar: “¿Cuándo te enojas, les gritas? ¿Los insultas? ¿Los castigas con palabras diciendo eres feo/fea, malo/mala, Dios te va a castigar?”

¿Cómo reaccionas delante de tus hijos o niños pequeños cuándo alguien por ejemplo te ofende? ¿Si algo no te sale bien, gritas y maldices la vida o las cosas? ¿Qué clase de emociones les enseñas a tus hijos? ¿Cómo les estás enseñando a reaccionar en la vida ante los problemas?

Nuevamente te pregunto, ¿Qué clase de asociación eres para tus hijos?

Mira yo conozco una persona que tiene un niño pequeño. Esta persona desde niño cuando se enojaba salía gritando y golpeando todo lo que veía a su paso, incluyendo personas. El pequeño hijo de esta persona que va a cumplir 4 años tiene comportamientos neuróticos de un adulto de 30. Este niño ha perdido su auto referencia, es decir que su valor ya no es él mismo, sino las cosas externas o lo que tiene.

Cuando un niño nace hasta los 8 años aproximadamente tiene una referencia que es “YO SOY EL QUE TENGO EL VALOR”. Ese es su pensamiento. El vale porque es él. Tiene claro su papel en el mundo. Por eso cuando tú le preguntas a cualquier niño, ¿qué vas a hacer tú cuándo seas grande? El niño o niña jamás te va a decir “yo quiero vivir en pobreza” o “yo quiero trabajar 12 o más horas en una empresa donde me exploten y ganar el salario mínimo” o “yo quiero sufrir y buscar personas neuróticas para sufrir”. Tampoco te va a decir yo valgo porque estudio en x institución educativa o porque tengo x marca de ropa o vivo en y barrio de la ciudad.

Después de los 8 años cuando ya se ha formado su inteligencia emocional, la que le permitirá tomar decisiones de cuánto dinero tener, o cuáles serán sus hábitos de salud o peso y con quién compartir su vida sentimental y como vivirla, entra en una etapa de referencia externa, es decir él vale porque es hijo de x o y persona. Dice “Mi padre o madre hacen esto o aquello”.


Después de esta etapa cuando deja la pubertad, comienza algo muy complicado que se mezcla con el cambio hormonal. La personita, como tiene una referencia externa de su valor en un objeto por ejemplo “yo valgo porque vivo en el barrio Y”, y si las personas a su alrededor no le alaban el hecho de vivir en el barrio Y, entonces sufre y comienza a tener una referencia equivocada de la vida. Comienza a comprender que la vida es dura, que la vida es difícil que solo otros pueden y todo ese tipo de sentimientos que provienen de una educación deficiente.

He llegado a recibir correos Spam o ese tipo de cadenas en los cuales personajes famosos y ricos hablan sobre la educación de los hijos y como debe ser. Allí se expresa que dichos personajes (lo cual yo opino que es especulación) dicen que le digamos a nuestros hijos que la vida es dura. Que hay que sufrir para merecer, etc.

Mira la vida no es dura. La vida es maravillosa y es una maravillosa aventura. Si tú intentas recordar como vivías de niño, sabrás a lo que me refiero. Te levantabas con entusiasmo para compartir con tus amiguitos y volverlos a ver. Para tomar de la mano al amiguito o amiguita que te gustaba. ¿Recuerdas? Eso es la vida y la vida es el tesoro inenarrable. Una serie de regalos que obtienes todos los días pero por estar tan acostumbrado al malestar y al sufrimiento has olvidado y no sientes ya.

Si piensas que la vida es dura, es porque has tomado decisiones que te han llevado hasta donde te encuentras en este momento. Tú no puedes hacer nada por tu pasado y tu presente. Pero si puedes desde este presente hacer algo por tu futuro, pero lo más importante puedes hacer algo por tus hijos y los niños que te rodean. Ellos son el futuro de nuestro mundo, nuestro legado. ¿Qué programación mental les estás dejando para qué vivan su vida?

Recuerda que lo que te decían a ti de niño ahora es una ley en tu consciencia que mueve tus emociones y al final por estás, tomarás acciones y decisiones. Comienza a crear en tus niños una conciencia de bienestar pues ellos te lo agradecerán y te lo retornarán.
Comparte:

Vídeo Bienvenida

YouTube

Copyright © Ritmo Positivo 2009 - 2018. Con tecnología de Blogger.

Acerca de mí

Mi foto

Ingeniero de Sistemas e Investigador del Pensamiento Humano y las emociones, y como estas influyen en las decisiones que tomamos cada segundo para tener éxito o fracaso.

Ultimo Vídeo

PBA Oferta

Facebook

Suscríbete al Blog

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibe las actualizaciones del Blog AUTOPODER: Recupera tu Poder Interior.

Te será enviado un Email de confirmación para la suscripción. Si no recibes el email, por favor verifica en tu carpeta de Correo no Deseado o Spam.

Puedes darte de baja del servicio en cualquier momento que desees. Cada Email de la suscripción que te llega contiene las instrucciones para hacerlo al pie de página.




Ofrecido por FeedBurner