Retoma el control de tu vida. Estrategias efectivas para el control emocional

Mostrando las entradas con la etiqueta Autoestima. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Autoestima. Mostrar todas las entradas

lunes, 17 de agosto de 2020

La posesión en el amor



La posesión en el amor Yo creo que todos soñamos con tener una relación donde nos sintamos no solamente felices sino completamente correspondidos.

Lamentablemente el ideal del amor lo hemos estado aprendiendo del cine, la televisión etc., y no necesariamente con ejemplos de relaciones sanas.

Entre más disfuncional sea una relación, es decir más enfermiza, llena de peleas, celos etc., más pasional será la reconciliación.

Pues esto es lo que aprendimos de las relaciones intensas.

A mayor “amor”, mayor intensidad y por lo tanto debemos exigirle o buscarle cualquier situación que nos demuestre que la otra persona en verdad nos ama.

Es por eso que formamos dramas innecesarios y hasta por cosas pequeñas que no tienen trascendencia en la vida.

Buscamos problemas imaginarios para sentirnos amados por nuestro compañero o compañera.

Este tipo situaciones viene siendo “normal” en las relaciones entre adultos.

Pues como dijo en una oportunidad el doctor Luis Fernando Hoyos Aristizábal, si al ser humano adulto le hacen un test de inteligencia emocional, no pasa de los 14 años de edad.

A título personal, yo paso ante una persona con estas características, es decir, que le guste el drama y ame las reconciliaciones.

¿Pero qué tan “normal” es sentirnos dueños de nuestro compañero o compañera sentimental?

Como vimos en el vídeo anterior, LA PERCEPCIÓN DEL ABANDONO, nuestra necesidad de poseer proviene de una herida de la ilusión de la separación.

Digamos que sentir la necesidad de poseer el amor es algo “normal” gracias a esto.

Y es también “normal” que sintamos apego por una persona con la cual hemos vivido tantas cosas bonitas.

Pero no es normal que sintamos ese desespero por tener la persona que sea al lado con tal de no sentirnos solos.

Y con tener una persona, me refiero no solo a compañía, sino al aspecto romántico.

Pues una persona bajo estas condiciones no acepta por decir, una relación de amistad con alguien que le interesa de forma romántica.

Una persona posesiva no solamente está llena de miedo, desconfianza e inseguridad, sino de una de las enfermedades progresivas más peligrosas como los celos.

Personalmente llegué a escuchar gente a mi alrededor decir, que un poco de celos era bueno para la relación.

A esto le llamaban celos “sanos” pues le daban picante a una relación para que esta no se volviera rutinaria.

Tristemente los celos siempre terminan socavando el amor que pueda existir en la otra persona.

Un ser posesivo comienza sistemáticamente a prohibir cosas en el día a día de la otra persona, básicamente con dos finalidades.

La primera es controlar a la otra persona para sentirse exclusivo. Que no existe nadie más que vaya a ocupar su lugar.

La segunda es sentir correspondencia del amor, pues al ser una persona temerosa e insegura, necesita de la confirmación constante de que vale y por eso se le quiere.

Este tipo de personas tienen la autoestima ni siquiera a nivel del mar.

Es por eso que aceptan en su vida cualquier persona, lo primero que se les aparezca, así esta, de indicios que en el futuro le va a hacer pasar un mal rato.

Como puedes ver abandonar esta condición no es tan fácil por los temores e inseguridades interiores.

Existen altas probabilidades que una persona así no pueda salir sola de esa condición, sino que requiere ayuda profesional.

Sin embargo, como primer paso, esto requiere aprender a soltar a las demás personas.

Sobre todo, las que te interesan de forma romántica y trabajar con tu autoestima.

Con esto me refiero que una persona posesiva sufre bastante cuando su pareja decide compartir con otras personas socialmente sin esta.

Las famosas noches de amigas o amigos suelen ser la angustia más grande que un posesivo pueda tener.

En estas situaciones existe una línea bastante delgada entre la infidelidad y la confianza.

Pues lamentablemente los posesivos casi siempre dan con personas infieles.

Es como si estuvieran buscando este tipo de personas para poder controlar su “infidelidad”.

Algunas personas me han preguntado qué hacer en esos casos, yo simplemente les respondo que, si no hay confianza, no es recomendable estar con esa persona.

No solo es malo porque te mortifica, sino también para la otra persona pues va a actuar coaccionada mientras la puedan observar.

En otras palabras, esa persona te va a morronguear como dicen en mi ciudad natal.

Adicionalmente cuando hay desconfianza, esto suele ser tu interior que te está avisando que algo anda mal.

Si quiere conocer una información más detallada sobre este tema te invito a mirar APRENDIENDO A SEGUIR LA INTUICIÓN.

Así pues, quiero animarte a través de esta información a prestar mucha atención a las exigencias que haces hacia otras personas.

Recuerda que nadie está obligado a corresponder tus sentimientos, ni tampoco estás obligado a cumplir los caprichos emocionales de otras personas.
Comparte:

lunes, 6 de julio de 2020

Los peligros de la manipulación emocional



Los peligros de la manipulación emocional El RAE define la manipulación emocional como un chantaje, una extorsión para ejercer presión sobre alguien.

Esta presión normalmente está asociada a que la víctima pueda complacer de cierta forma al manipulador.

Todo esto se puede manifestar en pequeñas cosas como sentirme exclusivo para alguien, hasta otras más graves que pongan en riesgo la vida de la víctima.

Por lo general pensamos que esto es cosa de gente enferma que solo quiere hacer daño a los demás.

¿Pero sabías que a tu alrededor pasa constantemente, de forma tan sutil que ni siquiera lo percibes?

Por ejemplo, todos tenemos amistades que nos han llamado “ingratos”, “mal amigos”, etc. con el fin de hacernos sentir culpables.

Y es que la principal arma que tienen a su favor los manipuladores es la culpa.

Cuando sentimos culpa, nos podemos doblegar ante cualquier persona para hacer lo que ellos quieran.

La manipulación emocional no solamente la vemos entre amigos.

Esto abarca todas nuestras relaciones, incluyendo padres, hermanos, hijos, pareja, etc.

Sobre todo, en las relaciones de pareja se ve mucho la manipulación emocional con frases tales como “cuando me amabas”, “cuando te importaba”, etc.

Todo esto lo hacemos con el fin, que la persona que estamos manipulando, nos de seguridad y hasta el amor que no somos capaces de darnos por tan baja autoestima.

Y si en este momento has llegado a la conclusión que, para ser manipulados por alguien, esa persona debe conocernos muy bien, estas en lo correcto.

De hecho, si una persona no nos conoce, comienza a hacer ensayo y error con nuestro sistema de culpas.

Con esto me refiero que a través de “bromas” o “chistes” sin sentido donde directamente te intentan culpar de algo, buscan conocer tus puntos débiles para así explotarlos posteriormente.

En el momento es que tu comienzas a descubrir estos “ataques” mediante situaciones cómicas, ¿adivina que te van a responder?

Exacto, el viejo truco de “es por molestar”, o “es broma, no aguantas un chiste”.

¿Y nuevamente notas que aquí hay un intento de generar culpa en ti por ser una persona “amargada”?

Lamentablemente la persona que no conoce esta información termina bastante lastimada y con su autoestima muy baja.

Pues terminará haciendo la voluntad de otra persona, y no solo eso, también terminará haciendo cosas que no le gustan o posiblemente odie.

Si una persona intenta manipular a alguien que conoce esta información, que sabe cómo funcionan las emociones, siempre se va a ganar el rechazo y hasta el desprecio.

¿Quiere decir todo esto que el manipulador es una persona maquiavélica?

No necesariamente, pues en un gran porcentaje, un manipulador ha sido previamente manipulado y su autoestima ha sufrido bastante.

Es como si esta persona intentara recuperar algo que perdió y que de forma inconsciente intenta copiar técnicas que aprendió de su manipulador inicial.

Y he aquí el peligro de la manipulación, no solo para la víctima sino para el controlador, pues esto va creando dependencia.

Imagina por un momento que las personas a tu alrededor están viviendo y haciendo lo que tú quieres.

¿Notas cómo se alimentaría tu ego y que clase de dependencia emocional estarías creando a partir de dichas emociones de “satisfacción”?

Es quizás por esto que las lágrimas o el sufrimiento que alguien intenta dramatizar a mí me producen rechazo.

Hace muchos años mi señora madre me aconsejaba que tuviera mucho cuidado con ser tan abierto con las personas.

La personalidad que yo tenía en mi juventud era bastante confiada.

Pensaba que todos era “buenos” porque me sentía cortés con los demás.

Cuando me di cuenta de lo enfermos emocionales que estamos los seres humanos, aprendí a ser bastante prudente y cauteloso.

Esto no quiere decir que me haya vuelto frío y calculador, pero para algunos de mis “manipuladores” en el pasado si lo soy.

De hecho, me lo decían con la esperanza de generar culpa y sentir de nuevo ese control sobre mí.

Así que te animo mediante esta información a que apliques el dicho de unos de los libros sagrados de la humanidad “manso como paloma, pero cauteloso como serpiente”.

Nunca permitas que las personas usen la culpa para que termines haciendo cosas que más adelante te harán odiarte.

Tampoco manipules a nadie para no crear dependencia emocional sobre esto.
Comparte:

lunes, 9 de marzo de 2020

La importancia de la autoconfianza



La importancia de la autoconfianza Estoy seguro que todos hemos experimentado la crítica de alguien sobre algo que opinemos o hagamos.

Esto muchas veces puede tener las intenciones de corregirnos, pero también en muchas ocasiones puede tener su intención de menospreciarte.

Por lo general cuando una persona intenta hacer esto contigo es porque te ve, de cierta forma, como una amenaza.

Y siendo totalmente honestos, estas cosas nos pueden afectar a tal grado que dudamos de nosotros y dejamos incluso de perseguir nuestros sueños.

Personalmente durante toda mi vida he visto como personas entre parientes, compañeros de estudio, compañeros de trabajo y otros han querido que yo desista de cumplir con mis objetivos.

Incluso un par de usuario lectores de este blog me sugirieron en alguna ocasión que desistiera de publicar estos temas pues no era correcta la información.

El argumento era que yo era ingeniero y no psicólogo.

Tristemente estas personas o no saben o tal vez pasan por alto que todo esto lo vengo investigando desde el año 2006.

La sabiduría o la exactitud en los datos no proviene de que alguien tenga una profesión o haya estudiado algo.

La información se adquiere con el estudio, experiencia y dedicación, tal como mencioné en el pasado un amigo Chef que era experto en computación sin haber estudiado ingeniería.

El hecho es que a algunas pocas personas en el mundo les molesta que otro pueda hacer lo que ellos no han sido capaces.

Respecto a esto, cuando nació mi hija, tuvo un inconveniente con un fenómeno conocido como la ictericia.

En General, la mayoría de bebés tienen ictericia leve, pero hay que prestar mucha atención pues si la bilirrubina sube demasiado puede ser peligroso para la vida del infante.

Cuando es leve como le sucedió a mi hija el asunto puede ser solucionado con unos momentos al sol cada mañana y también consumiendo tallos de Ruibarbo.

Sin embargo, cuando la llevamos al control como recién nacida, la médico encargada sugirió dejarla bajo observación en una institución especial para bebitos.

Mi esposa y yo nos fuimos muy triste para nuestra casa, pues te imaginas uno estrenando bebé y que ¿no lo pueda ver?

En la tarde regresamos a verla y la niña estaba tan bien que otra médico que estaba allí nos preguntó ¿por qué la niña estaba allí si no tenía ningún problema?

Después de eso partimos para la casa y me di a la tarea de investigar todo el tema sobre la ictericia.

Al otro día ya se encontraba un médico de turno. Había varios bebés y los observó argumentando que tenía que pasar un día más allí.

De inmediato me levanté y le dije “perdóneme, pero su colega que estaba de turno ayer no dice lo mismo que usted”.

Ante esto me preguntó ¿y quién es esa colega? En tono irónico.

Yo le respondí casi de la misma forma “no sé, yo no trabajo aquí. No conozco sus compañeros”.

Le preguntó a la enfermera en jefe quien era esa colega y discutieron un rato.

Luego me hizo la clásica pregunta para sacarme de camino: “¿Disculpe, usted es médico?”.

Le respondí: “No señor, no soy médico. Soy ingeniero, pero mi formación profesional me permite conocer esta y cualquier profesión o actividad a fondo y sé perfectamente cual es el procedimiento que ustedes están haciendo aquí”.

Ante esto la enfermera me dijo que había que llamar a alguien de protección infantil, y le respondí, llame a quien quiera señora, pero ya comprendo cual es el “negocio” que ustedes están haciendo aquí.

El médico nuevamente intentó decir que los bebés se veían bien pero que por dentro podían tener algo malo.

El intentaba tener contacto visual con mi esposa con el fin de que ella sintiera miedo y se pusiera en contra mía.

Le respondí: “perdóneme, pero usted ve a mi esposa sana. Yo soy un hombre sano. ¿Cómo entonces afirma que la bebé tiene algo malo?”.

Ante esto el médico dijo está bien, le doy la autorización para salir.

Cuando la niña ingresó, me preguntaron mi estrato socio económico y a cuanto llegaban mis ingresos.

La señora que me pidió esa información me dijo que iban a ser unos 4 a 5 días que la bebé estuviera en “observación”.

Multiplicando esos días por el valor que debía pagar el seguro médico y el copago que yo debería hacer era bastante dinero por ese tiempo.

Así pues, tenían un negocio bien organizadito basándose en el miedo y la ignorancia de las personas.

Al final mientras esperaba la salida de mi hija, escuche al médico y la enfermera jefe discutir acaloradamente afirmando que esa situación los podría comprometer.

Como puedes ver mucha gente intenta trabajar tu mente disminuyendo tus capacidades.

No permitas que terceras personas te impida creer que puedes conseguir y lograr las cosas.

Así que te animo mediante esta información a creer más en tus capacidades y a confiar en ti mismo.
Comparte:

lunes, 30 de abril de 2018

Cómo enfrentar la baja autoestima



Cómo enfrentar la baja autoestima La psicología define la baja autoestima como la imposibilidad de sentirse valioso o que los demás puedan ver esa valía en él.

Tal es el grado de desamor propio que aunque la persona tenga grandes talentos y otros los noten y se los digan, interiormente no aceptan este hecho y sienten que se los dicen ya sea por compromiso de la amistad o en los peores casos por burlarse de ellos.

En mi caso, he conocido personas muy brillantes, pasando dificultades en su vida a pesar de tener todo para ganar. Y en caso contrario he visto personas sin oportunidades, salir adelante a pesar de tener todo en contra, tal como mencioné en el vídeo anterior sobre el caso de éxito de Omar Lozada.

Todos tenemos las mismas 24 horas de día para realizar cosas, pero lo que determina que haremos con ese tiempo es la clase de información que ingresamos en nuestra mente y lo más importante, dicha información estará alimentando las creencias de merecer o no las cosas.

Y si la persona tiene una baja autoestima pues difícilmente se atreverá a hacer algo para cambiar su vida.

Por regla general he visto que desde que somos niños nos enseñan que la voz de otros es más importante que la nuestra.

Eso se ve claro en casa, en la escuela, religión, política, universidad, etc. donde aprendemos poco a poco que hay otros que tienen la razón y nosotros estamos equivocados.

En el libro Conversaciones con Dios del autor Neale Donald Walsch, se detalla este fenómeno describiendo que nosotros nos equivocamos más por la información de terceros que por nuestra propia experiencia.

Aquí se cita un ejemplo sobre el dinero y la sexualidad, en el cual nuestras emociones nos dictan el camino a seguir pero siempre volvemos a la creencia que podemos estar equivocados y nuestros “líderes” (léase como padres, profesores, guías espirituales, gobernantes, etc.) deben tener la razón.

Es por esa razón que a nuestros hijos debemos darle especial atención y estímulo reforzándoles constantemente que los amamos y que nos sentimos muy orgullosos de ellos y las hazañas que se atreven a realizar.

Como dice la doctora Louise Hay, los padres son los dioses del universo en que habitamos, refiriéndose a la importancia que le damos a las ideas que nos implantan desde la infancia.

En mi caso también vengo de un estilo de vida basado en la baja autoestima. A pesar de que muchas personas saben de mis talentos y los reconocen, yo en cambio los he visto como que son algo normal, que cualquiera puede hacer eso, y pensamientos similares.

Y antes de conocer todo este proceso de las emociones, estaba rodeado de personas que debido a sus intereses y limitaciones me reforzaban que yo no tenía nada que aportar.

Para citarte un ejemplo de esto, había personas que me decían que no tenía talentos para realizar algún trabajo, así que no fuera a buscar ningún otro pues era imposible que lo consiguiera.

Pero en el fondo me cuestionaba, si soy tan normal y no tengo talentos, porque estás personas me tienen aquí y parece que temen de que pueda ir a otra parte?

Efectivamente esto fue lo que ocurrió cuando decidí irme y buscar otro empleo. Me proponían mejorar mis condiciones y que lo pensara muy bien porque yo era muy “valioso”.

Afortunadamente donde me fui a trabajar, conocí personas que me cambiaron mi mentalidad. Me hicieron notar que era un equipo de trabajo en un solo hombre y sobre todo que era capaz de realizar tareas en menos tiempo que el equipo de trabajo que estaba anteriormente allí y el cual yo reemplace cuando se fueron.

Increíblemente nunca había prestado atención a esto en mi vida. Recuerdo que personas cercanas a mí eran capaces de ver mis cualidades y como mencioné anteriormente, la baja autoestima me dictaba lo contrario.

Así que poco a poco fui atreviéndome a realizar cosas y cambiar mi vida y un destino que no me hubiera gustado mucho tener.

Hoy en día puedo observar personas en mi situación, sin saber que hacer o como proceder ante los obstáculos. Desde mi punto de vista cambiar es algo muy fácil, pero entiendo perfectamente que desde el otro lado está el freno mental que dicta lo imposible del cambio.

Pero la pregunta más importante es como hacer frente a la baja autoestima?

Si observas mi proceso, la primera conclusión que podemos sacar es restar valor a esas emociones que te dictan que no puedes. Esto lo hice mediante preguntarme sobre la situación. Si no valía como me decían, porque entonces temen que me vaya?

Lo segundo es cambiar de entorno. Es decir, si las personas que te rodean no te están ayudando a validar tus capacidades, te recomiendo seriamente cambiar de entorno. Si es imposible, intenta al menos asociarte la mayor parte del tiempo con personas positivas que “vean el vaso” medio lleno y no medio vacío.

Y como último paso que me ha servido, es cambiar la información que uno ingresa a diario. Esta es la que refuerza o le resta poder a la baja autoestima. Hay mucho material disponible en la Web. Personalmente yo he utilizado los métodos del doctor Giordani.

No permitas que nadie te diga que no puedes hacer las cosas. Normalmente estas expresiones provienen de dos tipos de personas. Las que no les conviene tu progreso y las que por miedo no han sido capaces de salir adelante y piensan que es imposible lograrlo.

Cada uno de nosotros es una expresión de la Vida que vino aquí para hacer su aporte. Demuestra tu valía al mundo pues cada ser humano tiene diferentes capacidades y cualidades para ayudar a la prosperidad de su entorno.
Comparte:

lunes, 23 de abril de 2018

El peligro emocional y físico de los celos



El peligro de los celos Como hemos aprendido en este Blog, emociones tales como los celos y la envidia no son resueltas durante nuestra vida, sino que aprendemos a reprimirlas, para posteriormente ser atacados por las mismas, perpetuando nuestro ciclo de sufrimiento.

Esto es lógico ya que nadie nos instruye para esto, es decir el ser humano se prepara para la vida financiera, pero nunca para una vida familiar, ni mucho menos una vida emocional.

Con esto quiero decir que existen facultades para cualquier profesión y especialidad, menos para ser padres, hijos, esposos, amigos, etc.

Es por eso que el autor del libro VIDA CONYUGAR VIDA FAMILIAR, el doctor Luis Fernando Hoyos Aristizabal afirmaba que el adulto promedio en un test de inteligencia emocional no llegaba a mostrar una madurez mayor a un niño de 14 años.

Realmente a pesar de ser adultos, emocionalmente todavía nos comportamos como niños respecto a nuestra pareja.

Personalmente he visto en mi entorno a hombres prohibirle a su mujer que no tenga amigos para que no vaya a caer en infidelidad o amigas para que no la vayan a avispar y a abrirle los ojos a la libertad.

Incluso he visto mujeres haciendo exactamente esto, pues no le interesa que su sumiso hombre aprenda mañas de sus malos amigos.

Según el RAE, la envidia es la tristeza o pesar por el bien ajeno o por algo que no se posee. Los celos son la sospecha de que la persona amada está trasladando su cariño a un tercero.

Sin embargo desde mi punto de vista ambas emociones tienen que ver con el mismo problema emocional, es decir la baja autoestima. Si quieres conocer más detalles de esto te invito a leer EL ORIGEN DE LOS CELOS.

Sin embargo, desde que estamos muy jóvenes aprendemos que los celos son una emoción “positiva” pues es una forma de expresar que “amamos” a nuestra pareja. De hecho, recuerdo haber escuchado a varias amigas en el colegio decir que los celos eran muy “lindos”.

Pero con el tiempo esto puede derivar en algo llamado Celotipia, que es la pasión de los celos. De hecho esto es la causa principal de la agresión y muerte hacia las mujeres.

En mi caso, hace muchos años una persona cercana a mi perdió la vida por causa de su expareja, la cual no toleró que hiciera su vida a parte y la asesinó.

Y aunque no lo creamos la celotipia también es causa de agresión a los hombres, aunque lamentablemente no se habla de esto por vergüenza.

Esto es similar cuando se comenzó a generalizar el maltrato hacia la mujer. Al principio a las mujeres les daba vergüenza decir que eran golpeadas por sus esposos. Entonces te imaginas a un hombre informando una queja a las autoridades por la agresión de su inocente mujer de 1.50 cm de estatura?

De esto conocí un caso de un hombre que era maltratado por su mujer. Lo más increíble es que dicho hombre era profesional de psicología y varias veces amigos cercanos lo vimos huir alrededor de la mesa del comedor de su casa para que su esposa no le pegara.

En mi caso particular yo también he sido celoso en mis relaciones de pareja. No he sido obsesivo, pero esto en el pasado me llevó a mucho malestar.

Mediante los conocimientos de personas emocionalmente  maduras, me di cuenta que nadie puede obligar a terceros a amarte. No existen leyes en ningún país que castiguen a un ser humano por no amarte.

Así que quien está contigo es porque lo hace voluntariamente. Y el día que esa persona decida irse, está en todo su derecho. Lo mismo para ti, no estás obligado a quedarte con quien no quieras.

Y quizás me digas pero le di tantos años de mi vida para que ahora me salgo con esto? Bueno en realidad te uniste a una relación con unas expectativas incorrectas.

No puedes entrar a ver una relación como un negocio, donde si tú das algo, vas a recibir algo. Si aún piensas que el amor es dar para recibir, te recomiendo leer el tema que publiqué anteriormente titulado ENTONCES QUE ES EL AMOR.

Quizás piensas que debes celar a tu pareja para “ayudarle” a que no te sea infiel. Mira, en pocos minutos tu pareja te puede estar engañando y tú ni siquiera darte cuenta, ya que es imposible pasar las 24 horas de día junto a esa persona.

Si en realidad sabes que estás al lado de alguien que te puede engañar, para que seguir en esa relación? No es mejor soltar dicha situación y juntarte con una persona en la cual puedas confiar?

Pero no lo hacemos debido a los apegos emocionales que sentimos por esa persona.

Todo esto puede resultar muy gracioso, pero lamentablemente es una enfermedad emocional que si no le prestamos atención nos puede robar la paz en nuestra vida.

Muchas personas han afirmado (después de haber visto la película infantil INTENSAMENTE) que TODAS las emociones nos sirven. Yo en realidad por más que busco la utilidad de los celos o envidia, no encuentro como nos pueden servir. A no ser que nos guste el sufrimiento, pues estas emociones fomentan mucho el malestar y el mal vivir.

Quizás en este momento te estés preguntando, que puedo hacer para solucionar esto?

Bueno, en realidad cambiar estas emociones que llevamos tanto tiempo practicando y reforzando mediante información y entretenimiento disfuncional, es bastante complicado.

Gran parte de la humanidad piensa que el profesional en psicología tiene una varita mágica y con esta le quitó todos los males. O le suprimió las emocionales que lo tienen afectado.

Y aquí debo aclarar que las emociones no se pueden suprimir. Para eso tendríamos que eliminar nuestras memorias que nos llevaron a conectar con ellas, o que exista algún evento extraordinario que fuera capaz de hacer esto.

Y si seguimos negando que no tenemos nada, pues nos volveremos más disfuncionales de lo que somos.

Así que como recomendación te sugiero visitar a un profesional que te pueda ayudar en este tema. Debemos dejar el absurdo concepto que los psicólogos son para curar locos o enfermedades mentales graves.

Estos profesionales están para ayudarnos a entender nuestras emociones. Como ya hemos visto, nuestras emociones influyen en nuestras decisiones y estas decisiones a cada segundo son las que al final determinan la calidad de vida que tendremos.

Así que te animo mediante esta información a prestar atención a estas emociones destructivas que te pueden robar el bienestar.
Comparte:

lunes, 16 de abril de 2018

El significado emocional de los juicios personales



El significado emocional de los juicios personales Como hemos visto en temas anteriores, el cerebro humano constantemente está realizando comparaciones. Esto es parte del aprendizaje y formación de nuevos conocimientos.

De hecho, muchas veces cuando vivenciamos situaciones contrarias a nuestras creencias, nuestro cerebro comienza automáticamente a calificar esto y sentimos emociones de malestar para posteriormente tomar decisiones de irnos o hacer algo al respecto.

Personalmente he visto gente a mi alrededor estar en trabajos mal pagos o con malos tratos por parte de sus superiores y de un momento a otro renunciar contra todo pronóstico.

Por este lado podemos ver que los juicios o evaluaciones que hacemos sobre las situaciones o personas quizás nos pueden ayudar a buscar el bienestar.

Lamentablemente estos son casos que esporádicamente se dan en nuestra vida y normalmente estamos haciendo juicios enfermos sobre las personas o cosas.

Para darte un ejemplo, en mi caso me la pasaba haciendo juicios despectivos sobre personas que pasaban frente a mí y nunca había visto. Cuando recién conocí a mi esposa, ella me sorprendió varias veces haciendo esto.

Ella en varias oportunidades me preguntaba por qué razón yo hacía eso sin conocer a esa persona.

La verdad yo me sentía molesto y simplemente respondía cualquier dato con tan de justificar esta práctica enferma en mi vida.

Tristemente me di cuenta que yo no era el único que hacía esto. Lamentablemente la gran mayoría de la humanidad padece de este fenómeno.

Pero por qué hacemos esto? En cierta ocasión, de las tantas que mi esposa me preguntaba por mi comportamiento, me quede pensando realmente por qué lo hacía.

Decidí enfrentarme a mí mismo con esa pregunta y lo que descubrí me devastó, aunque me ayudó mucho a corregir mi proceder.

Me di cuenta que lo hacía con personas que por alguna extraña razón las consideraba superiores a mí. Esta era la verdadera razón por la cual yo me expresaba despectivamente de una persona aunque nunca la hubiera visto en mi vida.

Vas comprendiendo el significado emocional de los juicios que hacemos sobre personas.

Los juicios que hacemos sobre las cosas más bien tienen que ver con nuestra neurosis. Si quieres conocer más información sobre esta enfermedad te invito a ver la entrada ESTRUCTURAS DE LA PERSONALIDAD.

En resumen la neurosis es un transtorno mental que puede distorsionar el pensamiento racional y ante una aparente situación o cosa normal o insignificante podemos sentir enojo.

Si observas, los juicios nos impiden avanzar, pues en realidad no sólo criticamos sino que principalmente rechazamos nueva información que podríamos aprender de estas personas que consideramos “superiores” a nosotros.

A veces realizamos juicios enfermos sobre la información nueva, simplemente porque la persona que la da no es de nuestro agrado. Nos puede parecer fea, bonita, ignorante, demasiado inteligente, equivocado, acertado, etc.

Pero recuerda que esto proviene de percepción de inferioridad o también celos ya que automáticamente comienzas a evaluar que dicha persona o información está por encima de ti.

Sin embargo lo más peligroso de las críticas es que destruyen a quien las realiza. Existe un dicho que escuche hace muchos años “te conviertes en aquello que criticas”.

Y esto es porque tienes tu atención puesta en algo, que aun siendo negativo para ti lo atraerás a tu vida. Recuerda que las palabras producen emociones y estas a su vez acciones. Palabras sumadas a emociones son el detonante más poderoso para llevar a cabo algo en tu vida.

Respecto a esto, personalmente yo criticaba mucho a la gente que no sabía administrar su dinero. Me burlaba de la gente que mantenía de deuda en deuda.

Finalmente, cómo terminé yo? Exactamente igual a aquello que yo criticaba de una forma despectiva.

Las conversaciones o más bien cotilleos de hoy en día no son exclusivos de algunas personas. Incluso si no participas, la gente a tu alrededor te puede incluir en dicha información contándote que X o Y persona son malos o hacen esto o aquello, que no saludo, que es antipático, etc.

Respecto a esto siempre tengo la postura de que a mí no me consta nada de eso, pues no conozco a dicha persona, y por lo tanto no pienso ni bien ni mal de una situación o persona a no ser que sea testigo ocular de sus acciones.

Y eso que las personas cometen acciones que son el producto de la educación disfuncional que hemos tenido todos.

Así que te animo mediante esta información para que te detengas la próxima vez que sientas esa sensación de crítica o de rechazo por las personas y aprendas de ellas.

Recuerda que quizás estés impidiendo tu avance en la vida simplemente por dejar que las emociones de inferioridad se apoderen de ti y gobiernen tu vida.
Comparte:

lunes, 26 de marzo de 2018

Lo que nos afecta de las adicciones



Lo que nos afecta de las adicciones Desde muy pequeño tuve el concepto que las adicciones eran solo propias de personas que consumían lo que hoy se conoce como drogas recreativas, es decir, marihuana, cocaína, etc. Con los años escuché que el alcohol era también parte de las adicciones, aunque oficialmente se conoce como una enfermedad.

A raíz de este tipo de comentarios ambiguos, decidí realizar mi propia investigación sobre estos temas y descubrí cosas muy interesantes como por ejemplo que el alcoholismo no era una enfermedad sino una consecuencia de una enfermedad llamada neurosis sumada a una baja autoestima.

Pero lo que más me sorprendió de esta investigación es que cualquier cosa nos puede generar una adicción y no solamente las sustancias anteriormente mencionadas.

Para poder explicar estos conceptos debemos entender porque realizamos las cosas o que nos impulsa a hacer lo que hacemos.

Vamos a suponer que tú y yo estamos sentados en la calle. Alguien viene y nos dice barran esta calle que se verá muy bonita y eso le agradará a la gente. Creo que en este momento nuestras caras serán de desagrado o pereza y vendrán los “es que” intentando evadir la situación como “es que tengo que trabajar”, “es que no me puedo demorar mucho”, etc.

Pero si alguien viene y nos dice les voy a dar 50 mil dólares si me barren esta calle, pienso que esos “es que” dejarían de existir y nos pondríamos a barrer de inmediato. O también si esa persona viene con un grupo armado y nos amenaza de muerte si no barremos la calle, con mayor razón y en menos tiempo lo haríamos.

Podemos ver que los mayores motivantes del ser humanos sino el dinero y la vida. Pero a través de mis investigaciones he descubierto que existen otros motivantes y uno de ellos bastante sutil pero poderoso es el bienestar.

Si, aunque no lo parezca, inconscientemente nuestro cerebro busca el placer basándose en la información que le suministramos a diario mediante noticias, entretenimiento, conversaciones, etc.

Como vimos en el vídeo anterior existen personas que disfrutan el sufrimiento, porque sienten placer en la reconciliación o en la compasión e interés que puedan despertar en los demás. Y eso es posible ya que si han estado alimentando su mente con información de que hay que sufrir para merecer o que después de mucho sufrimiento viene la recompensa, pues es lógico que el cerebro de estas personas asocie el bienestar con la recompensa final.

En esto me atrevería a decir que si analizamos los ejemplos del dinero y la vida, en ambos casos también nuestro cerebro al final está buscando el bienestar. Podemos concluir que el mayor detonante que nos permite actuar es el bienestar que busca nuestro cerebro basado en la información que le hemos dado sobre qué es el bienestar.

Ya teniendo esto claro y retomando el tema de las adicciones, mi creencia sobre esto era que la persona estaba adicta a una sustancia. Pero podemos ver a las personas que han tenido que acudir a clínicas de adictos al sexo. Y esto no es ninguna sustancia mencionada anteriormente. Es simplemente una actividad.

También podemos ver los casos de personas en los hospitales que como tratamiento analgésico para los dolores se les inyecta morfina (que es un precursor de la Heroína).

Sin embargo estas personas jamás quedan adictas a esta sustancia o dependientes de alguna otra. Respecto a esto, tuve el caso de una persona cercana a mí que sufrió un accidente muy delicado. Debido a la gravedad de sus heridas y para soportar el dolor le prescribieron dosis de morfina aproximadamente cada 4 horas.

Varios años después de ese evento, esta persona nunca tuvo que recurrir a esta sustancia o ser dependiente de alguna otra. Así que podemos ver que las adicciones no son a una sustancia a pesar que esto produce sensación de relajación, euforia y un sentimiento de bienestar!

En realidad podemos ver que buscamos es bienestar a través de cualquier actividad que realizamos y eso no solo incluyen alcohol y drogas recreativas. También incluye adición a la comida, viajes, deportes, trabajo, entretenimiento, sexo, chisme, compras, Facebook, Instagram, Whatsapp y todas las redes sociales que existan, etc.

Por ejemplo yo he sido adicto al trabajo. Posteriormente cuando decidí retomar el deporte, pude lograr un “equilibrio” y ya no estaba tan adicto al trabajo sino que comencé a volverme adicto al deporte. También soy adicto a YouTube pues paso tiempo considerable viendo juegos, culturismo, ciencia y matemáticas, pues me gusta repasar estos temas.

Años atrás era adicto al malestar como muchas personas lo son hoy en día. Esperaba que después del sufrimiento viniera la salvación prometida. Hoy en día soy adicto al bienestar. Todo lo que hago es en función a vivir en bienestar.

En otras palabras aquí llego a un acuerdo con los filósofos Epicúreos, que mediante la búsqueda inteligente de placeres, la tranquilidad y buenos relaciones con los demás seres humanos, buscaban alcanzar la felicidad.

Cómo puedes ver, nosotros cambiamos una adicción por otra. De hecho todos somos adictos a algo pues finalmente todos hemos tenido una educación disfuncional y nuestro cerebro como está diseñado para preservar nuestra existencia, busca el bienestar constantemente, basándose en nuestra creencia inconsciente de qué es el bienestar. O acaso crees que el mundo está como está porque somos sanos emocionalmente?

Quizás te estés preguntando en este momento, si viajar es una adicción de qué manera puede ser perjudicial para tí? Bueno en sí, una adicción a algo no te va perjudicar SIEMPRE Y CUANDO no te entregues a ella en “alma, vida y sombrero”.

Si la adición a los viajes te está perjudicando económicamente o estás dejando de hacer cosas que deberías, y esto afecta tu bienestar y el de personas a tu alrededor, definitivamente es algo destructivo para ti.

El problema no son las adicciones sino la atención descontrolada que damos a estas. Por ejemplo en la serie de vídeos RECUPERA TU PODER INTERIOR A TRAVES DE TUS PALABRAS, que grabamos anteriormente, el Master Coach Guillermo Villa Ríos citó un ejemplo de los ingleses, los cuales se fumaban un solo habano durante un mes y cada noche entre las 5 pm y las 8 pm se toman una pequeña cantidad de Whiskey.

Nuestros ancestros decían sabiamente “ni tanto que queme al santo, ni tan poco que no lo alumbre”. Adicionalmente debemos intentar separar una adicción de un gusto. Un gusto es algo que deseo pero no necesariamente lo realizo.

En mi caso, a mí me encanta el chocolate. Pero no paso todo el día consumiéndolo. Si lo hiciera de forma descontrolada, entonces ya estaríamos hablando de una adicción, pues es algo que potencialmente perjudicaría mi economía, salud y hasta las interacciones con otros seres humanos.

A título personal, si tú estás pasando por un momento muy desagradable emocionalmente, en especial debes estar atento a lo que realizas, pues si una nueva actividad produce el bienestar que inconscientemente le has estado enseñando a tu cerebro, allí puede formar una adicción de dicha actividad.

Y esta nueva actividad no necesariamente te ayudaría a mejorar, si la tomamos con mucho entusiasmo.

Así que te hago una invitación a través de esta información para que analices tus adicciones. Recuerda que aquí vas a entrar en disonancia cognitiva para evadir el concepto de adicto.

Negar una disfunción te vuelve un ser más disfuncional. Hay que tener la suficiente humildad para reconocer y aceptar los problemas, pues solo así vas a encontrar las fuerzas para cambiar aquello que te impide ser feliz y vivir en bienestar.
Comparte:

lunes, 24 de julio de 2017

Pasos iniciales hacia la auto aceptación


Pasos iniciales hacia la auto aceptación

En el mundo del fitness existe un fenómeno psicológico conocido como vigorexia. Este es un transtorno del comportamiento que se caracteriza por la falta de aceptación de uno mismo. En otras palabras, la persona que padece esto, puede tener el físico más estético del mundo y sin embargo se siente y cree que no es suficiente, o peor aún piensa que está mal.

De acuerdo a mis investigaciones sobre el tema, esta situación emocional, inicialmente no proviene de una disfunción mental. Esto tiene que ver mucho con algo que ya hemos tratado en el Blog que es el incremento que está buscando constantemente la Vida a través de nosotros, de evolucionar, de ser mejor.

Esta capacidad de la Vida, sumado a un mal concepto personal o baja autoestima que tenemos la mayoría es lo que inicia esta situación que me atrevo a decir ocurre en todos los ámbitos de nuestra vida. Con esto me refiero a que no solo en el deporte se puede apreciar. Esto incluye, lo que poseemos, lo que pensamos, sentimos, etc. no es suficiente y siempre miramos lo que otros viven como lo mejor. Irónicamente otras personas nos observan y sienten que nosotros estamos mejor que ellos.

Si observamos, este fenómeno tiene que ver mucho con la ingratitud, pues cuando tiene algo y no lo valoras, como podemos llamar a eso? Y atención! Una cosa es tener emociones progresistas y de cambio y otra emociones de rechazo. Son condiciones totalmente diferentes. Así que si no estás contento con tu cuerpo, vida, salud, etc. esto más bien tiene que ver con ingratitud.

Como hemos visto, la ingratitud es una emoción muy peligrosa. No nos conviene. Ya aprendimos que su contrario, la gratitud nos abre las puertas a una mejor vida poco a poco. Lo contrario ocurría y poco a poco con la ingratitud.

Pero entonces como podemos cambiar esta situación? Te sugiero darle una mirada al tema LA GRATITUD COMO HERRAMIENTA DE ABUNDANCIA Y BIENESTAR EN TU VIDA. Si viste ese vídeo, te darás cuenta que debes comenzar por resultar tus cualidades. Lo que tienes actualmente.

Algo que me ha ayudado mucho en esto es reconocer los logros de otras personas. Decírselos, resaltarlos y felicitarlos por su trabajo en X o Y situación de sus vidas. Si haces esto, lo que estás en realidad generando es un mensaje a tu mente subconsciente. Recuerda que todo lo que hacemos, cada instante es un entrenamiento para tener éxito o fracaso. Para sufrir o merecer. Para avanzar o quedarse estancado.

Tomando un ejemplo más cercano sobre esto, conocí un par de mujeres que físicamente son hermosas. Sin embargo vivían en una sufridera por amor. Tuve la oportunidad de conversar con estas personas y en realidad su autoestima era muy baja. Uno aquí se pregunta, cómo puede una persona “atractiva” e inteligente, sufrir por amor? Los médicos también se enferman.

Cuando llegó el momento de tocar fondo, estas personas, en situaciones diferentes, comenzaron a hacerse cargo de ellas mismas. Buscaron que hacer con sus vidas y hoy en día sus situaciones cambiaron. Ahora se puede decir que sus parejas están sufriendo por no perderlas.

Los seres humanos somos muy generosos con las cualidad ajenas, pero somos muy tiranos con nuestra cualidades. Es por eso que admiramos a terceros y nunca nos admiramos a nosotros mismos. Cuando hice conciencia de eso, decidí ser mi propio héroe, ser fanático de mí mismo y admirarme por lo que soy.

Así que te hago una invitación a que te hagas cargo de tu vida y te valores por tus capacidades y no por lo que no tienes. Solo así vas a poder dar los pasos iniciales para la auto aceptación y una autoestima que te llevará a vivir siempre en bienestar.
Comparte:

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Incrementando la Autoestima


autoestima
Investigando el comportamiento humano y su relación con las emociones, he encontrado durante estos últimos 6 años que una de las mayores causas de fracaso e infelicidad en la vida tiene que ver con la baja Autoestima.

Según el diccionario RAE, la Autoestima es la “valoración de si mismo”. Podemos ver que la Autoestima es una característica muy poderosa que influye en nuestras emociones y como sabemos estas determinan la calidad de elecciones que hacemos cada segundo para vivir en bienestar o malestar.

Normalmente cuando escuchamos la palabra Autoestima la relacionamos de forma positiva. Sin embargo la definición no incluye “la Gran” valoración por mi mismo. Solo describe de forma general que el concepto que yo tenga de mi mismo se define como Autoestima.

¿Y qué ocurre si este concepto es malo, como en la mayoría de casos? Pues que aquí entra la baja o mala autoestima. Si has estado leyendo este blog, ningún ser humano nace con Autoestima. Esta se forma a través de las voces de las personas que nos rodean durante la infancia mediante la repetición y la reafirmación de nuestro comportamiento.

Por ejemplo si desde niño aprendo a estar en silencio, observar lo que me rodea y no hago comentarios, las personas que me rodean comenzarán a etiquetarme como “el mudo”, “el raro”, “el autista”, “el tonto”, etc. Y por el contrario si solo hablo, opino y me meto en la vida de los demás, voy a tener las etiquetas de “el metiche”, “el lambón”, “el solucionador”, “el pacifista”, etc.

etiqueta
Cada vez que realizo una acción que esté conectada con alguna de estás creencias, las personas me dirán la respectiva etiqueta, lo cual confirmará mi patrón de comportamiento. Esto sumado a la burla, hará que mi cerebro lo comience a asociar con algo negativo, y si a este aprendizaje le sumamos el comportamiento derrotista de los parientes tal como “deje ese asunto así para que lleve la fiesta en paz” (que es muy común en mi país), pues ya te podrás imaginar la vida desdichada de un ser humano que ha sido programada de forma “inocente” por nuestro grupo parental.

En mis observatorios, he visto grupos de personas que intentan cambiar este comportamiento programado. Por ejemplo conocí a un joven con la etiqueta “tonto”. Quizás en su infancia fue una persona callada y observadora que recibió dicha etiqueta y de su madre aprendió a llevar la fiesta en paz. Este joven intentaba por todos los medios de hablar y opinar de todo, pero su patrón inicial de comportamiento, su guía emocional siempre terminaba jugándole una mala partida, y en su caso se cumplía el dicho “el que mucho habla, mucho se equivoca”. Incluso uno de sus amigos que lo quería mucho, siempre le recordaba un antiguo proverbio chino que reza “es mejor estar callado y parecer un tonto, que hablar y despejar la duda”.

Por otro lado he visto personas que no pueden cambiar dichos patrones de comportamiento a pesar de ser adultos que “pueden” (deberían) tomar decisiones inteligentes, pero que parece que al momento de hacerlo toman la peor elección o mejor dicho toman la decisión de “chingarse” la vida solitos y seguir sufriendo, a pesar de que afirmen que no les gusta lo que viven y que la vida no les da las oportunidades para estar mejor.

humillacion
En estos casos, el sentimiento de no merecer algo mejor ha hecho que muchas personas permitan gritos, humillaciones, faltas de respeto, y no sientan ni siquiera las ganas de decirle a su “verdugo” emocional lo que sienten, sino que sigan permitiendo que avance esa situación.

Bueno, la cuestión ahora es ¿cómo enfrentar esta situación para mejorar mi vida y encaminarla por donde yo quiero? Bueno, una de las fallas que toda la humanidad posee para seguir viviendo limitadamente es la negación. Si observas, casi todos negamos situaciones como estas. No queremos quedar delante de los demás como un “pendejo” o “pendeja”, e incluso es doloroso aceptarlo delante de nosotros mismos.

Entonces el primer paso que siempre uno debe tener para cambiar algo es reconocerlo. Esta es la única manera de obtener fuerzas para cambiarlo. De resto, si no hay consciencia de que algo existe, pues simplemente no harás nada por remediarlo.

adiccion
Lo segundo, y es una de las cosas más difíciles, es cambiar la información que ingresamos a nuestro cerebro a diario. Debido a que somos “adictos” a nuestra “zona cómoda”, es decir, nos parece difícil cambiar hábitos pues el cerebro es como un niño caprichoso que se conduce siempre por donde lo has estado llevando con la información. Es por eso que preferimos ver la TV así veamos programas que nos vuelvan más “pendejos” o “pendejas” que leer un libro que nos ayude a progresar, porque si apagamos el TV tendremos que pensar y usar nuestro cerebro, y con toda honestidad, pensar no ha sido precisamente un entrenamiento que hayamos hecho desde niños. Por lo tanto al principio es doloroso y automáticamente nuestro sistema nervioso generará los diferentes químicos que se traducen en emociones para evitar “la fatiga”.

Por eso una de las cosas más complicadas en la vida es cambiar de hábitos. Pero si quieres un cambio real en tu vida, ser una persona de Poder, de decisiones sabias, sana y feliz, debes inicialmente obligarte a ingresar buena información cada día y cortar la basura que te llega a diario. ¿A qué me refiero con información basura? A todo aquello que te hable de pobreza, dolor, crisis, pereza, miedo, angustia, frustración, impotencia, violencia, chismes, contiendas, odio, mentiras, intriga, etc. Si por el contrario quieres ser un “chingado” o jodido emocional toda tu vida, no hagas nada que vas por muy buen camino.

Mira, a titulo personal yo he estado usando cada día desde hace 3 años el tema de aumentarla Autoestima de mi amigo Víctor Giordani. Para mi, esta ha sido la única forma de ir restando importancia emocional a todo aquello que me tenía sumido en mi pasado, y que me tenía atado a al sufrimiento años atrás.

positivo
Todos saben ya esto, que hay que ser positivos, que si quieres algo debes ir y luchar por ello, y bla bla bla, pero en el momento de hacerlo, el miedo nos paraliza. ¿Por qué? Por lo que vimos al inicio de esta entrada, por la Información. Cambiar eso, es complicado de la noche a la mañana, pero si a diario haces un “entrenamiento” con tu cerebro, conduciéndolo con la información de lo que deseas vivir, poco a poco, paso a paso, gota a gota tu vida irá cambiando. Nada en la Naturaleza ocurre de forma instantánea. Todo toma su tiempo. A veces hay cosas más rápidas y otras más lentas pero al final todo toma un tiempo para mejorar, crecer, producir, etc.

El problema esta en que todavía pensamos que alguien más hará las cosas por nosotros. Que alguien vendrá y vivirá por nosotros, ser irá y nos dejará la vida resuelta para que nosotros sigamos felices. Y supongamos que eso ocurra. ¿Sabes que sucederá después de que te entreguen la vida arreglada? Pues que volverás a “chingartela” ya que tu cerebro intentará por todos los medios regresar a lo conocido, a lo que aprendió durante la infancia. Y así se te irán los años, las décadas y con los puños cerrados mirando hacia el cielo dirás la ya famosa frase que hemos escuchado muchas veces en otros “¿por qué a mi?”.

Todo el tiempo sugiero que creas en un Poder Superior porque es una excelente ayuda para lograr tus metas. Pero con esto no quiero decir que tu Poder Superior (llámalo como tu desees) va a venir a arreglarte todo. El te da la inspiración mediante personas, situaciones, tu propia voz interior (especialmente con tu voz interior), etc. Pero el que debe hacer el trabajo y tomar las decisiones eres tú.

Por último, cuando ya aceptas tu problema y comienzas a ingresar información diaria en tu cerebro de bienestar, entonces puedes comenzar a definir que es lo que quieres. Este último ejercicio me ayudó mucho a crear bienestar en mi vida.

metas
Me senté solo y pensé qué es lo que quiero de la vida. No me puse a meditar en cual es mi objetivo ni nada de eso, sino que es lo que realmente deseo vivir en mi vida. Lo escribí en un papel y comencé a analizar que cosas estoy haciendo para sabotearme ese camino. ¿Y sabes qué ocurrió? Me vino una idea que me ha ayudado hasta el día de hoy. Como sabes, cada segundo nos llegan situaciones en las cuales debemos elegir. Cada elección que hago, pongo la meta o mi propósito de lo que yo escribí que deseo vivir. Si esa cosa o situación que me llega me impide seguir en el camino hacia donde voy o me va a demorar, pues la desecho, así eso me provoque dolor.

En estos casos toca usar la voluntad y “dialogar” conmigo mismo, si realmente quiero demorarme en mi meta o alcanzarla rápido. Con el tiempo he notado que ha pasado algo muy interesante en mis emociones. Y es que me siento genial. Siento que en mi interior hay algo que me dice “OK”, “Perfecto”, “Esto es lo que yo quiero”, todo a través de un sentimiento de alegría, verdad y amor.

Creo que muchos maestros espirituales se refieren a esto cuando hablan de que venimos a hacer nuestra propia música. ¿Qué clase de música quieres escuchar en tu interior? ¿La de terceros? ¿La de personas que ya ni están con nosotros? ¿O la melodía que desde hace rato te está llamando? Intenta repasar esta entrada y tomar lo mejor de ella. Quizás sea una pequeña luz que ilumine el camino de grandeza que desde niño te ha estado llamando en tu interior.
Comparte:

Acerca de mí

Mi foto
Ingeniero de Sistemas e Investigador del Pensamiento Humano y las emociones, y como estas influyen en las decisiones que tomamos cada segundo para tener éxito o fracaso.

Notificaciones WhatsApp

WhatsApp
Canal Ingeniero Gabriel Salazar / AUTOPODER Recupera tu Poder Interior

Para recibir el vídeo de cada lunes en tu WhatsApp:

1. Ingresa el número +573024480553 en tu lista de contactos.
2. Envía un mensaje indicando que deseas suscribirte.

También puedes dar CLIC AQUÍ para hacer el proceso automáticamente.

Recuerda AGREGAR EL NÚMERO A TU LISTA DE CONTACTOS para recibir las notificaciones de nuevos vídeos cada lunes.

Vídeo Bienvenida

YouTube

Copyright © Ritmo Positivo 2009 - 2020. Con tecnología de Blogger.

Ultimo Vídeo

PBA Oferta

Facebook

Suscríbete al Blog

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibe las actualizaciones del Blog AUTOPODER: Recupera tu Poder Interior.

Te será enviado un Email de confirmación para la suscripción. Si no recibes el email, por favor verifica en tu carpeta de Correo no Deseado o Spam.

Puedes darte de baja del servicio en cualquier momento que desees. Cada Email de la suscripción que te llega contiene las instrucciones para hacerlo al pie de página.




Ofrecido por FeedBurner