Retoma el control de tu vida. Estrategias efectivas para el control emocional

Mostrando las entradas con la etiqueta cambiar. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta cambiar. Mostrar todas las entradas

lunes, 26 de noviembre de 2018

El problema de las expectativas en las relaciones de pareja



El problema de las expectativas en las relaciones de pareja Una de las quejas más comunes que se pueden observar entre parejas es que no todo es color de rosa en una relación.

Sin embargo cuando iniciamos esta o al menos en los primeros meses todo parecía muy bien.

Con el paso de los años al parecer las cosas se deterioran y los que no logran sobrevivir terminan separando sus caminos.

Es tan común esto, que cuando conocemos una pareja que pueda llevar muchos años juntos y los vemos felices, comenzamos a decir que son falsos, que en la casa se trataran de una forma y en público de otra, etc.

Personalmente he conocido parejas que sin ser perfectas, todo el tiempo se comportan como si aún estuvieran en sus inicios de la relación.

Es decir con el romanticismo y la cursilería que denominamos en estos casos los que no experimentamos este tipo de relaciones.

La mayoría nos comportamos, después de un tiempo, con nuestra pareja como si fuera un enemigo al cual hay que ganarle en alguna competencia.

La pregunta importante aquí es “por qué si al inicio todo era armonía, se termina esta especie de magia?”.

Gran parte de eso tiene que ver con lo que vimos anteriormente en el tema del propósito de las relaciones y el amor en los seres humanos.

Para hacerte un resumen, biológicamente cuando nuestro cerebro, observa a una persona apta para reproducirnos con ella, genera químicos en nuestro cuerpo con el fin de estimularnos y estimular a la otra persona y juntarnos.

Estos químicos no van a estar toda la vida en nuestro cuerpo, y son los responsables de esa sensación de enamoramiento que hemos sentido todos.

Así que cuando nuestro cerebro deja de producirlos, ese “enamoramiento” termina y es posible sentirlo con una nueva persona que podamos conocer en el futuro.

De aquí es que se ve mucho el abandono de hogares, las infidelidades y otro tipo de conflictos en las parejas que llevan un tiempo considerable.

Sin embargo entonces porque algunos a pesar de su largo tiempo juntos se comportan como en su etapa de “enamoramiento”?

Aquí es cuando comienzan a entrar en juego las expectativas.

Si observamos cuidadosamente, todos al inicio de una relación intentamos dar la mejor imagen que podamos sobre esa persona de nuestro interés.

Queremos dar la apariencia del hombre o la mujer perfectos con el fin de atraerlo(a) más hacia nosotros.

Cuando la etapa de enamoramiento, que podríamos llamar la etapa química, termina; comenzamos a formar una imagen, una expectativa de lo esperamos obtener de dicha relación.

Con esto me refiero a que yo espero que mi mujer sea cariñosa, dócil y obediente, por decir algo.

Si resulta que ella no cumple con esas expectativas y hace todo lo contrario, comienzo a sufrir y digo que ella hace cosas para molestarme y bla bla bla.

Conociendo todo esto, quizás te venga en estos momentos la pregunta, como dejar de sufrir por las expectativas si yo siempre espero algo de una relación?

Quizás tú me puedas decir “Gabrielito, es que tú desde el 2006 estás investigando estos procesos y por eso los manejas!”.

Y yo te puedo responder, sabías que tú realmente puedes vivir sin expectativas y de hecho lo estás haciendo en este momento?

Para poderlo entender mejor, hagamos el siguiente laboratorio mental. Piensa en una persona, no pariente, a la cual quieras mucho.

Puede ser un cuñado(a), amigo(a), etc. pero que no tengas parentesco con dicha persona.

Verdad que tienes una buena relación con esa persona, independiente que tenga mal genio, no sea sumiso(a), obediente y dócil?

Y esto es posible porque no tienes expectativas sobre esa persona. La aceptas tal y como ella es y no intentas cambiarla.

Ahora intenta pensar que pasaría si de la misma forma interactuaras con tu pareja? Crees que habría tensiones o problemas con esta persona?

Lamentablemente cuando hacemos este ejercicio nos invade un sentimiento de derrota o perdida pues creemos inconscientemente que vamos a perder el control sobre la relación, aunque en realidad es control sobre la persona.

Esto ocurre básicamente por 2 razones. La primera tiene que ver con lo que nos confirma el psicoanálisis sobre la búsqueda de pareja basada en nuestros padres.

Es decir que si somos hombres, inconscientemente buscamos en nuestra mujer la figura materna. Y en el caso de las mujeres, buscan en su hombre la figura paterna.

Si quieres conocer una información más detallada te invito a leer la entrada EL ORIGEN DE LOS CELOS, publicada en el 2012.

Así pues, de la relación Padres/Hijos, es que hemos aprendido ese deseo de querer controlar y sobre todo el tener expectativas sobre otros.

La segunda razón es la retroalimentación que recibimos de nuestro entorno, incluyendo los medios de comunicación.

Al observar que otros hacen lo mismo, entonces inconscientemente lo aceptamos como una verdad que tiene que ocurrir.

Alguna vez te has preguntado por qué tu pareja está contigo?

Crees que haces algo para que esto ocurra o simplemente está contigo porque es su voluntad?

Así como tú estas al lado de esa persona por tu voluntad y en cualquier momento puedes dejarla, eso mismo puede hacer la otra parte.

No puedes, ni te pueden obligar a entrar en una relación.

De hecho cuando intentas someter a una persona o absorberla, vas a generar el efecto contrario de lo que deseas, es decir de retenerla.

Así que el truco de mantener la armonía en una relación es aceptar las personas como son.

No intentes cambiar a nadie, pues imagina que si no has podido cambiar cosas tuyas que no te gustan, crees que podrás lograrlo con alguien que no tienes acceso a sus pensamientos?

Así que te hago la invitación a través de esta información para que comiences a trabajar en tu libertad emocional.

Acéptate tal como eres y comenzarás a aceptar a los demás como son.

Si en realidad no te gusta lo que ves en otras personas pues simplemente no sigas torturándote y desgastándote en cuidar o controlar la vida de terceros.
Comparte:

lunes, 21 de mayo de 2018

Cambiando la conciencia de prosperidad



Cambiando la conciencia de prosperidad Hace algunas semanas mirando en YouTube temas sobre vídeo juegos, en la lista de sugerencias me salió un vídeo de temas sobre generar prosperidad. Lo primero que vi fue la duración de 1 hora y 15 minutos a lo cual pensé quien rayos ve un vídeo de ese tiempo.

También pensé que podré yo aprender de ese tema que tanto conozco y he aprendido por mis propias investigaciones.

Sin embargo recordé que hace algunos días había hecho un vídeo precisamente hablando sobre los juicios personales e ideas preconcebidas que tenemos cuando vemos nueva información.

Así que dije, pues para no ser como el cura que predica y no aplica, voy a tomarme mi tiempo y a verlo.

La verdad esta ha sido una de las informaciones que más he aprendido y profundizado sobre los temas del dinero.

Sin embargo de la información que aprendí del señor Jürgen Klaric, lo que más llamó mi atención fue el concepto sobre la ambición. Él afirmaba que las personas que se encuentran en América del Norte, tienen mucha familiaridad con el dinero.

Y si a uno de ellos le llegas a decir que es muy ambicioso, ellos se llenan de orgullo y dan las gracias. En otras palabras esto es una cualidad. Sin embargo en América Latina esto no es el caso.

Como me gustan los datos y hechos concretos, me di a la tarea de realizar mi propia encuesta sobre la ambición, la cual consistía en dos simples preguntas sobre la opinión que te merecía una persona ambiciosa y si eres una persona ambiciosa.

De las 53 personas que pude encuestar NINGUNO respondió de forma positiva y absoluta sobre la ambición. Curiosamente ninguno de los encuestados confiaba en la palabra ambición sino que finalmente la palabra tenía algo negativo.

Otra cosa interesante que aprendí de esta encuesta es que la gran mayoría relaciona la palabra ambición con el dinero. Solo una persona lo enfocó a actividades deportivas. Y como dato curioso, una de ellas me dijo que era ambiciosa pero nunca hacia algo por llevar a cabo dicha ambición.

Otra persona decía que la ambición es buena pero en su debida medida. Esto me hizo recordar conceptos sobre el dinero. Por ejemplo que el dinero es bueno si es bien usado.

Debido a nuestras ideas preconcebidas solemos echarle la culpa incluso a objetos inanimados por nuestras conductas destructivas.

El dinero o la ambición no son malos, simplemente potencializan a quien ya eres. Si tú eres una persona amorosa, la ambición va a potencializar tu amor. Y en caso contrario si eres mala persona, esto también se incrementará en tu vida. Si tus padres no te enseñaron a respetar, pues serán un patán. O si ellos no se amaban a sí mismos y no te lo enseñaron adivina como es tu amor propio.

Esto es equivalente a decir que el tráfico del medio día, más el calor del sol hacen que me enoje.

Sin embargo esto no quiere decir que no puedas reaprender y cambiar condicionamientos aprendidos en el pasado.

Como podemos ver, creencias tales como ambición están tan arraigadas en nuestro interior que por eso no hacemos nada para mejorar nuestras condiciones.

Son precisamente estas creencias las que no nos dejan generar todo el dinero que quisiéramos en nuestras vidas.

Quizás te preguntes, cómo se pueden cambiar estas creencias? Es simple hacerlo. De la misma manera que las aprendimos, es decir con información constante. Pero esto a su vez no es fácil cuando hacemos referencia al tiempo que debemos emplear para cambiar dicha información.

Cuantas veces no intentamos iniciar algo y al final desistimos? Es ser humano ha demostrado que es capaz de hacer cualquier cosa. Sin embargo existe algo que este Universo que el ser humano, al menos en su mayoría le es imposible hacer y es sostener un pensamiento consecutivo sobre una idea nueva.

La pereza nos impide hacerlo y preferimos hacer algo divertido o que casi no cueste esfuerzo. Todos queremos tener la actualización mental o emocional instantánea como si fuéramos un Smartphone.

Y cuando una persona persistente con el paso de los años consigue sus metas, nos sentimos mal y pensamos que la Vida, Dios, el Universo, etc. no nos quieren o que no somos merecedores o que ellos tienen la fórmula para triunfar o que hicieron algo malo para lograrlo etc.

Siempre vemos los resultados finales y queremos también tenerlos como por arte de magia. Así que te animo a partir de este día a que seas una persona realmente ambiciosa que con seriedad y compromiso busca cada día lograr sus metas.
Comparte:

lunes, 5 de febrero de 2018

Cómo cambiar creencias limitantes que afectan nuestro bienestar


Cómo cambiar creencias limitantes que afectan nuestro bienestar

Muchas veces nos sentimos apáticos, sin ganas de realizar nuestras tareas o incluso, sin ganas de realizar las cosas que sabemos que nos convienen y nos ayudarán a mejorar cada día. Este fenómeno no es exclusivo de pocos, sino del ser humano en general.

En algunas personas es más intenso que en otras. Quizás te hayas preguntado alguna vez, de donde proviene todo esto? Cada ser humano sin excepciones tiene un sistema de creencias. Con creencias no me refiero exclusivamente a ideas mitológicas, religiosas o similares.

Todo lo que haces a diario está basado en tu sistema de creencias. Allí está almacenado cuánto dinero debes tener, cuanto recibir, cuanto gastar. Como deben ser tus relaciones con los demás, con tu pareja, hijos, etc. E incluso como debe ser tu estado de salud en general.

Este sistema de creencias se ha formado durante los años de vida que llevas. Según los expertos en el tema, tu personalidad se forma entre los 5 a 8 primeros años de vida, es decir que a esa edad se estableció lo que más o menos tú serás de adulto y a dicha personalidad se irán sumando una serie de creencias que reforzarán lo aprendido o complementarán tu información dándole forma a tu universo personal.

Si en este punto has llegado a la conclusión que si no tuviste la mejor información durante dichos años estarás en problemas el resto de tu vida, te tengo 2 noticias. La mala noticia es que estás en lo correcto respecto a la conclusión que llegaste. La buena noticia es que el ser humano es programable. En otras palabras puede re-aprender aquello que está buscando para cambiar.

Sin embargo re-aprender, re-programar o cambiar tu información no es una tarea simple. Es algo que puede ser complejo tanto en tiempo, como en procedimiento. Por ejemplo en mi caso, yo me he tardado más que el promedio de las personas que pueden obtener cambios en pocas semanas. Pero lo único cierto es que al final todos podemos cambiar lo que queremos.

Las creencias en algunas personas pueden ser tan fuertes, que al momento de cambiarlas, les puede generar mucho malestar. Y quizás preguntes, esto por qué ocurre? Nuestro cerebro siempre va a buscar nuestra supervivencia. Todo lo demás no importa, esa es su programación primaria, es decir con la que venimos todos. Por eso es que en este blog, hemos denominado o más bien nombrado 2 estructuras mentales que traemos desde la concepción como Ego y Noble. Para mayor referencia de este tema te invito a leer la entrada DEFECTOS QUE NO ME PERMITEN RECIBIR LA ABUNDANCIA DEL UNIVERSO.

Respecto a esto, en mi caso, durante mi infancia el concepto religioso que tuve fue diferente al resto de mis amigos y compañeros de estudio. Esto a parte de formar un conflicto en esa edad (pues deseaba hacer lo mismo que mis amigos), posteriormente lo formó cuando decidí cambiarlo. En este cambio, incluyó culpa, depresión y hasta angustia.

Como vemos la programación al intentar protegerse, nuestro cerebro dispara emociones para que no salgamos de la zona de protección o supervivencia en que nos encontramos. Vas comprendiendo por qué a veces sentimos emociones de desgano, apatía, pereza o descontento sin aparente razón?

Quizás en este punto me digas, pero si yo no estoy intentando cambiar nada, porque siento estas emociones? Posiblemente tu vida cambió a partir de una perdida, ya sea de una persona, mascota, objetos, etc.

Una vez que “superamos” este tipo de emociones o más bien “pasamos” estos procesos, puede venir un sentimiento de rabia por la simple razón de haber aceptado estas ideas o creencias nocivas en nuestra vida. Esto también me ocurrió a mí, y aquí fue cuando me di cuenta del verdadero conflicto que tenía.

De casualidad me enteré de una autora que conocía y escribió sobre estos temas de la infancia que fue la doctora Louise Hay. De ella aprendí un sabio consejo y fue “hacer las paces con el Dios de mamá”. Esto quiere decir el Dios que te enseñaron en tu hogar cuando eras infante.

Y esto por qué es importante si ya somos adultos y podemos elegir nuestras creencias de éxito ahora? Mira, nuestras creencias aprendidas durante la formación de nuestra personalidad nos están acompañando y acompañarán mientras vivamos. De hecho nuestra personalidad y lo que somos actualmente proviene de dicha información.

Así que bajo ningún motivo podemos pelear con estas creencias pues nos vamos a generar mucho malestar o nos vamos a volver más disfuncionales. El truco en esto es hacer las paces con nuestro pasado. Negociar con nuestras creencias y adaptarlas a las nuevas. De lo contrario, al no resolver esto, nos va a generar mucho estrés, radicales libres y otra serie de químicos en nuestro cuerpo que pueden llevarnos no solo al malestar emocional, sino al físico produciendo dolencias y en algunos casos enfermedades.

Ahora vas comprendiendo por qué para algunas personas es tan complicado dejar de hacer algo a pesar de que esto le pueda estar haciendo daño o perjudicarlo? La conclusión es que examinemos que creencias nos están llevando al malestar y comencemos a reconciliarlas, adaptarlas a nuestros nuevos propósitos. Que por dónde comenzar? Te recomiendo lo que he probado y me ha funcionado. Date una visita por la página web de doctor Giordani. Allí vas a encontrar diferente material que te ayudará a cambiar tu vida.

Recuerda que si deseamos hacer ajustes en nuestra vida, debemos realizar el mismo proceso que nos llevó a creer lo que firmemente creemos ahora y es mediante información constante. Tú no puedes pretender leer un libro y con eso ya cambio tu vida. O comprar un video, audio, meditación, usarlo una o dos veces y esperar a que las cosas cambien por si solas. En realidad hay que hacer un trabajo serio y comprometido con uno mismo.

Recuerda que puedes tardar mucho tiempo, como en mi caso, pero si no comienzas hoy mismo, en unos años te quejarás de no haber comenzado este dia. En realidad el tiempo no debe preocuparte. Es algo bastante relativo y sin importancia. De hecho el tiempo es una fantasía en nuestra mente, pues en este momento de grabar el vídeo este es mi presente, pero al mismo tiempo es tu futuro. Cuando lo ves va a ser tu presento, pero para mí será mi pasado.

Lo único que importa es que al final lo estás viendo en este momento y este día puede ser el instante en que cambió todo para ti si tú así lo decides.
Comparte:

lunes, 30 de octubre de 2017

Encontrando tu verdadero propósito en la vida


Encontrando tu verdadero propósito en la vida

Todos hemos conocido personas que disfrutan lo que hacen, mientras nosotros los observamos y con amargura deseamos vivir sus vidas. Con esto me refiero a la profesión que realizan. Y la realizan tan bien que parece que fuera algo fácil.

Respecto a esto hace algunos años me di a la tarea de realizar una investigación con algunas personas que me encontraba en el trabajo, en el trayecto hacia algún lado o en lugares donde hacia deporte.

A este gran grupo de personas cuando les pregunté porque estaban trabajando en eso que realizaban, me decían “porque no tengo dinero para dedicarme a otra cosa” o “porque pensé que eso me daría una mejor opción económica”.

Pero la pregunta más importante que les hice fue “¿eres feliz con lo que haces?”, fue respondida con un unánime “definitivamente soy infeliz en mi trabajo”. La respuesta a la siguiente pregunta “¿por qué no haces algo diferente?”, obtuvo más resultados como por ejemplo “tengo miedo”, “ya estoy muy viejo para cambiar”, “no puedo perder el tiempo y dinero invertidos anteriormente”, por mencionar algunas.

Años atrás en mi caso ocurría algo similar. No estaba contento con lo que hacía y sentía amargura porque no era lo que me esperaba de la vida. Esto hizo que no solo sintiera malestar por mi trabajo, sino por la gente con la que trabajaba. Tiempo después, cuando estaba en el último semestre de ingeniería conocí a una persona bastante inteligente, que al igual que a mí nos apasionaban dos cosas, la ingeniería de sistemas y la influencia de las emociones humanas en las decisiones que tomamos cada segundo.

Este compañero de clases vivía una vida de aparente calma y felicidad. Trabajaba pocas horas en el día y disfrutaba tanto su trabajo que se veía fácil. Debido a esto me sentí animado a contarle mi caso y expresarle como me sentía. La verdad pensé que me diría algo como ve a tal sitio y di que vas recomendado por mí que allí te espera un nuevo trabajo feliz.

Simplemente me dijo “Gabriel, ¿usted está aburrido con su situación, quiere cambiar de trabajo? Entonces tome la decisión y póngase en acción!”. Honestamente yo pensé “este man cree que mi vida es fácil. Claro como él ya la tiene resuelta es muy fácil decir eso”.

Me fui a casa triste pero pensando mucho en eso. Durante días lo pensé, hasta que finalmente lo comprendí. Realmente tenía que tomar la decisión de dejar de hacer mi trabajo y cambiar por uno que sí me gustara. Entonces me pregunté eso, “quiero cambiar?” cuando finalmente, cosa que duro varios días, decidí que ya no quería trabajar haciendo eso que “me tocaba”, entonces comencé a buscar empleo en otras partes.

Fueron pasando los días y no conseguí ningún empleo nuevo y feliz, pero en vez de desesperarme decidí esta vez hacer algo diferente y era que mientras llegaba esa nueva oportunidad el trabajo que estaba haciendo lo iba a realizar con mucho amor y dedicación.

Entonces me comencé a levantar más temprano, a hacer las tareas del día con amor y pasión como si ya estuviera en mi nuevo trabajo feliz. En otras palabras, tomé la actitud de realizar un entrenamiento para lo que sería mi nueva vida laboral.

Fue tal el impacto que en pocas semanas mis compañeros notaron el cambio y me decían en broma que ahora caminaba y podía ver los colores y escuchar los pájaros, pues sabían de mi amargura e infelicidad anterior. Y no solo fue eso, sino que las cosas mejoraron tanto que a todos nos hicieron un incremento salarial.

Algunos meses después, si llegó la nueva oportunidad, pero para ser fiel a mi decisión de irme, finalmente la tomé. Con el tiempo me di cuenta que uno vive las cosas porque no se quiere desprender de ellas, es decir prefiere seguir sufriendo y como puedes observar en las respuesta iniciales a la pregunta, “¿por qué no cambias, si eso te hace daño o no te gusta?” simplemente vamos sacando excusas como el miedo, me tocó, no hay más, etc. pero en realidad no tomamos acción porque no hemos decidido si realmente queremos cambiar.

Pero voy a hacerte muy honesto, tampoco tomamos la decisión porque constantemente metemos mala información en nuestra cabeza, o información que nos apoya poco o nada tales como noticias, chimes, entretenimiento de baja calidad, etc.

A nuestro conocidísimo amigo el doctor Albert Einstein, se le atribuye la frase: “Locura es hacer lo mismo una y otra vez esperando obtener resultados diferentes”. Si realmente deseas cambiar toma la decisión y ponte en acción, pero para tener la suficiente fuerzas de tomar la decisión cambia primero la información que ingresas a diario a tu vida. Apóyate en información diferente, así que te animo a que visites la página del doctor Giordani en Auto Poder para que comiences a cambiar tu vida hoy mismo. De lo contrario no te quejes de la vida que tienes o que no puedes cambiarla.

Tienes en tus manos el control de tu vida, pero las cosas no van a cambiar por si solas. Lamentablemente hemos sido influenciados desde niños que después de sufrir vendrá el Hada madrina con su varita a solucionarnos todos los problemas, o el angelito con traje y la maleta con el millón de dólares, o peor aún, si sufres ahora, “en la otra vida” recibirás una recompensa por dicho sufrimiento.

Así que te animo a cambiar tu información diaria para que vivas una vida de bienestar y no una vida de amargura y soledad, frustración y desilusión.
Comparte:

Vídeo Bienvenida

YouTube

Copyright © Ritmo Positivo 2009 - 2018. Con tecnología de Blogger.

Acerca de mí

Mi foto

Ingeniero de Sistemas e Investigador del Pensamiento Humano y las emociones, y como estas influyen en las decisiones que tomamos cada segundo para tener éxito o fracaso.

Ultimo Vídeo

PBA Oferta

Facebook

Suscríbete al Blog

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibe las actualizaciones del Blog AUTOPODER: Recupera tu Poder Interior.

Te será enviado un Email de confirmación para la suscripción. Si no recibes el email, por favor verifica en tu carpeta de Correo no Deseado o Spam.

Puedes darte de baja del servicio en cualquier momento que desees. Cada Email de la suscripción que te llega contiene las instrucciones para hacerlo al pie de página.




Ofrecido por FeedBurner