Retoma el control de tu vida. Estrategias efectivas para el control emocional

Mostrando las entradas con la etiqueta alegría. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta alegría. Mostrar todas las entradas

lunes, 30 de marzo de 2020

Aprendiendo sobre la dureza de la vida



Aprendiendo sobre la dureza de la vida Estoy seguro que no te ha pasado solo a ti, sino a muchas personas que te rodean hechos en los cuales sus vidas cambian para mal.

Ninguna persona se puede escapar de esto, salvo que haya tenido una educación emocional optima.

Y como hemos visto en este blog, la verdad hasta el momento no he conocido un ser humano sano emocionalmente.

Todos estamos enfermos y esto está comprobado con lo que define la psicología como los factores de personalidad.

Puedes ver mayor información sobre esto en el tema ESTRUCTURAS DE LA PERSONALIDAD.

Este común denominador hace que nos preguntemos, si tenemos todo para vivir en bienestar, si la Vida misma nos da todo lo necesario para subsistir, ¿por qué insistimos tanto en buscar el dolor?

Lo curioso de todo esto es que antes de que las cosas se “pongan mal” todo a nuestro alrededor nos da señales de que cambiemos nuestro rumbo antes de que sea demasiado tarde.

Por ejemplo, personas cercanas nos pueden hablar de algo que nos puede estar pasando sin siquiera haberles hablado de lo que estamos vivenciando.

La misma música nos puede dar información mediante sus letras.

Hasta en películas podemos ver información que tiene que ver con nosotros, pero por alguna extraña razón pensamos que es coincidencia o que es normal y no tiene nada que ver con nosotros.

Personalmente antes de mi crisis los mensajes llegaban por montones, pero los ignoraba porque no eran para mí.

Yo tenía mi objetivo claro y por el hecho de pensar positivamente todo me iba a salir bien.

Al menos esa era mi creencia.

Y no solo eso. Hasta la fecha se me han presentado mensajes que aun omito a pesar de estar alerta con esto.

Luego han salido los problemas y finalmente no se puede evitar la pregunta: “¿por qué a mí?”

El hecho es que todos, después de un fracaso allí si pensamos en solucionar, reparar o intentar retomar lo que antes funcionaba.

Al menos muchos de nosotros intentamos corregir, reparar o al menos no volver a lo mismo en el futuro.

Pero qué pasa con esas personas que, aunque siempre les ocurra lo mismo, definitivamente ¿vuelve y cometen los mismos errores?

Todo esto hace inevitable que nos preguntemos, “¿será que somos adictos al dolor?”

¿Por qué buscamos el dolor como sea? ¿Para beneficiar a quien o a qué?

Una de las cosas que más me llama la atención de todo lo investigado estos años es ¿por qué, a pesar de haber salido de determinadas crisis y estar bien, buscamos de todas formas meternos la pata para caernos y sufrir?

Las preguntas existenciales que tanto me agobiaban anteriormente sobre quien soy y que hago aquí pasaron al olvido.

Definitivamente la mayor pregunta que tengo en este momento es por qué el ser humano es tan tonto como para buscar el sufrimiento.

El hecho es que por lo general cuando una persona fracasa y sufre, de inmediato busca conectarse con la Fuente de todo.

Esta Fuente está en el interior de cada uno. Algo que nunca le prestamos atención y que constantemente nos está guiando el camino.

Sin embargo, a través de estos años, me he dado cuenta que el ser humano ama el drama.

Al parecer nos gusta autocompadecernos y es por eso que tratamos de buscar inconscientemente por todos los medios padecer así sea en pequeña escala.

Parece absurdo decir que buscamos estar mal, pero te aseguro que cantidades de veces lo has intentado hacer.

Por ejemplo, recuerdas ¿qué hacías cuando niño veías a un pariente enfermarse y ser cuidado con mucha atención?

¿Cuántas veces no anhelaste sentirte enfermo para recibir la misma atención y cuidados?

Añádele a esto los dramas de TV que por tantos años vimos y aprendimos sobre el sufrir para merecer.

Mira yo no te voy a mentir sobre la vida y lo dura que puede ser si se lo permitimos con nuestros pensamientos y acciones.
Tus pensamientos de sufrimiento no solo te afectarán a ti, sino que también afectarán a las personas que te rodean.

Nuestro cerebro es un laboratorio en el cual ensayamos lo que vamos a vivir.

Si constantemente estás enfocado en enfermedad, vejez, muerte y sufrimiento, adivina que estarás viviendo con el tiempo en tu entorno.

Así que te animo mediante esta información a soltar ese papel de víctima que hemos estado jugando durante toda nuestra vida.

A la final, el Universo no le importa si tú estás buscando ser víctima o ser feliz.

Simplemente le importa darte lo que constantemente tengas en tus pensamientos.
Comparte:

lunes, 10 de febrero de 2020

Existen emociones destructivas?



Existen emociones destructivas? Las emociones son herramientas de interacción con el mundo que nos rodea.

Muchas veces nos indican cual es el camino que debemos seguir y en otras oportunidades nos llevan a tener grandes fracasos.

Cuando pasamos por este tipo de situaciones es imposible no cuestionarse, ¿será que las emociones son buenas o malas?

Y si no lo son, ¿habrá algunas que nos perjudiquen y otras que nos sirvan?

De acuerdos a mis investigaciones y observatorios sobre este tema, las emociones por su naturaleza no son buenas o malas.

Para hacer una comparación, estas son similares al dinero.

Este no es positivo o negativo. Todo depende del uso que le demos a este y sobre todo que al sentirnos apoyados puede aflorar nuestras verdaderas intenciones con los demás.

Por eso mucha gente se queja que X persona que conocen “cambió”, cuando obtuvo una gran cantidad de dinero.

En realidad, dicha persona “no cambió”. Simplemente se sintió apoyado para llevar a cabo su verdadera intención.

Así pues, las emociones no son buenas o malas para nosotros.

Todo depende del uso que les demos.

El problema es pasar demasiado tiempo en alguna de ellas, ya que nos desequilibran.

Así que en este momento es inevitable cuestionarnos, ¿entonces sentir demasiada alegría es nocivo para nosotros?

La respuesta a esto es totalmente afirmativa pues, así como pasar demasiado tiempo enojado o deprimido no es buena idea para nuestra salud en general, lo mismo ocurre si todo el tiempo estamos “alegres”.

Y atención, no quiero que confundas alegría con felicidad.

La felicidad es el resultado del equilibrio en tus emociones.

La alegría es más bien una sensación tal como la angustia o depresión.

Los seres humanos cada instante estamos tomando decisiones que le darán forma a nuestro futuro.

Lo peligroso de permanecer en un estado emocional constante es que nos podemos equivocar al tomar estas decisiones.

Para que puedas entenderme mejor hagamos el siguiente laboratorio mental.

Imagina que estás pasando por un estado de euforia y tienes que tomar varias decisiones respecto a tu dinero.

Con la mano en el corazón ¿crees qué, si en este estado varias personas te vienen a ofrecer algo, por tu euforia no se los comprarás?

Lo mas probable es que terminarás con los bolsillos vacíos y lleno de cosas que no necesitas.

Lo mismo ocurriría si estuvieras en un estado emocional de tristeza.

Así pues, tomar decisiones con estados emocionales alterados nos puede llevar a cometer demasiados errores.

Y puede que en este momento te surja la inquietud, entonces Gabriel, ¿cómo haces para manejar tus emociones sin que estas te afecten tus decisiones?

Al igual que tú, yo también siento emociones como celos, envidia, tristeza, alegría, amor, etc.

Durante todos estos años he aprendido a encontrar un estado ideal emocional que podríamos denominar indiferencia.

Con indiferencia me refiero a los eventos que nos van llegando.

La pérdida de un ser querido o la perdida de salud ya sea propia o de alguien importante, por ejemplo, no dejan de ser eventos.

El problema es que estamos acostumbrados a reaccionar de forma negativa ante estos eventos.

Y no estoy diciendo que te alegres por cosas que consideramos normalmente malas, con el fin de contrarrestar tus emociones.

Eso no es posible, pues entre más intentes escapar de algo, eso más te perseguirá y sobre todo si estamos hablando de nuestras emociones.

Lo que me di cuenta es que todas las emociones están allí, esperando por nuestros pensamientos.

Ese en realidad es el truco de “controlar” nuestras emociones.

Por ejemplo, si te ocurrió algo desagradable en el pasado y con el tiempo comienzas a recrear en tus pensamientos dicho evento, te puedo garantizar que tus emociones van a cambiar casi que instantáneamente.

En cambio, dado el caso de que te ocurrió un evento, si comienzas a pensar en el evento como tal y en lo que aprendiste de dicho evento, también te puedo garantizar que sentirás una especie de indiferencia, o al menos no será tan traumático.

La única forma de lograr esto a mediante entrenamiento a actuar y no a reaccionar.

Esto se hace practicando todos los días hasta que se vuelve parte de ti.

Así que te animo mediante esta información a mirar los eventos de tu vida tal como son, simplemente eventos.

No le des trascendencia a cosas que no son importantes para ti y más bien enfócate en lo que sí deseas vivir.
Comparte:

Acerca de mí

Mi foto
Ingeniero de Sistemas e Investigador del Pensamiento Humano y las emociones, y como estas influyen en las decisiones que tomamos cada segundo para tener éxito o fracaso.

Notificaciones WhatsApp

WhatsApp
Canal Ingeniero Gabriel Salazar / AUTOPODER Recupera tu Poder Interior

Para recibir el vídeo de cada lunes en tu WhatsApp:

1. Ingresa el número +573024480553 en tu lista de contactos.
2. Envía un mensaje indicando que deseas suscribirte.

También puedes dar CLIC AQUÍ para hacer el proceso automáticamente.

Recuerda AGREGAR EL NÚMERO A TU LISTA DE CONTACTOS para recibir las notificaciones de nuevos vídeos cada lunes.

Vídeo Bienvenida

YouTube

Copyright © Ritmo Positivo 2009 - 2020. Con tecnología de Blogger.

Ultimo Vídeo

PBA Oferta

Facebook

Suscríbete al Blog

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibe las actualizaciones del Blog AUTOPODER: Recupera tu Poder Interior.

Te será enviado un Email de confirmación para la suscripción. Si no recibes el email, por favor verifica en tu carpeta de Correo no Deseado o Spam.

Puedes darte de baja del servicio en cualquier momento que desees. Cada Email de la suscripción que te llega contiene las instrucciones para hacerlo al pie de página.




Ofrecido por FeedBurner