Retoma el control de tu vida. Estrategias efectivas para el control emocional

Mostrando las entradas con la etiqueta enfoque. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta enfoque. Mostrar todas las entradas

lunes, 30 de noviembre de 2020

La importancia de nuestro enfoque e intenciones



La importancia de nuestro enfoque e intenciones

Es un hecho que la Vida, el Universo, Dios, El Cosmos o como prefieras llamarlo quiere solo el bienestar para nosotros.


Puede que te cuestiones en este momento que esta Inteligencia Universal no quiere el bien para ti pues tu vida no ha sido un cúmulo de felicidad.


Posiblemente el dinero no te alcanza, tu salud no es muy buena que digamos o quizás eres una persona completamente sola que solo se conforma con ver parejas felices a tu alrededor.


Pero si observas por un momento a esas personas que en teoría están mejor que tú, notarás que se mueven bajo tus mismas condiciones.


Con esto quiero decir que tanto ellos como tú tienen la misma capacidad de ver en colores.


Disfrutar sabores, experimentar el frío o el calor y sobre todo tienen las misma 24 horas en un día para hacer lo que prefieran.


Podemos ver que el problema no es que la Vida consienta mejor a unos que a otros.


El problema está en lo que hacemos con nuestro tiempo y los recursos que se nos da cada instante.


Y aquí nos surge la pregunta, ¿por qué otros aprovechan mejor esos recursos que tú?


Aquí es donde entran en juego las decisiones, pues estas son las que determinan la calidad de vida que tenemos.


Por ejemplo, ¿qué hace que una persona decida hacer deporte y una dieta para tener una mejor salud y se vea estéticamente bien?


¿Por qué una persona decide separar tiempo para aumentar sus conocimientos y así mejorar sus ingresos económicos?


O también, ¿por qué una persona decide socializar con otros para llegar a conocer una pareja en vez de apartarse de todos y encerrarse en su casa?


Podemos ver en estos ejemplos que todo depende de las decisiones que tomemos en cada instante.


A su vez, las decisiones dependen de las emociones que tengamos.


Es decir que si estamos muy tristes o muy felices podemos llegar a tomar decisiones que más adelante nos lleven al malestar.


Y su me dirás ¿cómo así que, al estar muy feliz, puedo tomar malas decisiones?


¿No se supone que la felicidad está relacionada con el bienestar?


Aquí es donde debemos echar mano del dicho popular que reza: “ni tanto que queme al santo, ni tampoco que no lo alumbre”.


Imagina por un momento que estás super feliz. Alguien puede llegar y proponerte vender una propiedad que tengas.


Debido a la euforia que tienes en ese momento probablemente digas “amén” a ese negocio.


Resulta que dicha propiedad con los meses se cotizó más de lo normal y allí perdiste gran cantidad de dinero.


O siendo más fantasiosos, en dicha propiedad se encontró petróleo o diamantes.


¿Puedes comprender por qué los estados de ánimo alterados pueden perjudicar tus decisiones?


Aquí lo interesante es que hay dos formas de condicionar las emociones.


Es decir, predisponerlas para nuestro beneficio. La primera forma es a través de la autosugestión.


Es decir, escuchando constantemente audios y vídeos sobre lo que deseamos condicionar.


Se podría decir que esta es una de las formas más fáciles y sutiles que podamos emplear.


La otra es mediante nuestro enfoque e intenciones, pero es algo que requiere de mucha voluntad consciente.


El enfoque que tengamos sobre algo depende de nuestras actitudes.


Lamentablemente la mayoría de nosotros venimos de una cultura de la auto lástima.


Esto lo vimos en el tema LOS PELIGROS DE LA AUTOLASTIMA MATERNA.


Si mantenemos con esa actitud auto lastimera, nunca vamos a ver las oportunidades que tenemos todo el tiempo en frente.


Por ejemplo, hace algunos días me encontraba sacando una copia de un documento oficial.


Debido a la falta de parqueo, tuve que utilizar un servicio de transporte muy común en mi localidad.


Este es conocido como la moto taxi o moto ratón debido a la serie de dibujos animados de los años 90.


Al salir de la oficina donde me encontraba, me detuve un momento a esperar a otro servicio de estos.


Cuando íbamos camino a mi casa, nos detuvimos frente a un semáforo y este se encontraba lleno de personas buscando el dinero para su sustento.


Aproximadamente se encontraba unas 10 personas entre limpiavidrios y vendedores de dulces.


Lo curioso es que en el suelo se encontraban varios papeles que resultaron ser billetes.


El señor que conducía la motocicleta se agachó y recogió uno de ellos, y me pidió que bajar y recogiera el resto.


Finalmente llegamos a mi casa, le pagué el servicio y me dio la mitad del dinero que encontramos.


Rato después me puse a pensar que ese dinero estaba allí tirado en el suelo y aquellas personas que estaban pidiendo por él, rogando para conseguirlo, no podían verlo.


Esto muestra claramente que, si no estás en armonía con las cosas que deseas, es probable que sigas sin verlas, así estén frente a tus ojos.


Es a esto a lo que se refieren muchos estudiosos de estos temas como la vibración.


Si tienes una actitud de pobrecito yo, que pesar de mí, ten por seguro que sólo verás situaciones para seguir experimentando esa condición pobre y lastimera.


A título personal he llegado a conocer gente que así se vayan para otro país, siguen experimentando las mismas aflicciones por las cuales salieron de su ciudad.


El problema de todo esto es la gente que nos rodea.


Somos un modelo para los niños que nos observan.


Si constantemente tenemos una actitud lastimera, que la gente o el gobierno nos debe algo o que no somos felices por culpa de terceros, automáticamente los niños a nuestro alrededor comenzarán a creer y a manifestar lo mismo cuando sean adultos.


Ellos no sentirán la capacidad de enfrentar los problemas cuando les toquen.


La Vida siempre va a estar llena de desafíos o lo que llamamos problemas.


Estos problemas o desafíos siempre estarán con nosotros.


Así que lo importante no son estos sino cómo los vamos a encarar.


Respecto a esto, hace algunos meses, cuando comenzó el calendario educativo, se realizó una reunión virtual de padres de familia.


Una de las madres comentaba que no era bueno que los niños tuvieran tanta carga académica, ahora que tenían clases virtuales.


Argumentaba que, si un adulto se cansaba por pasar tanto tiempo frente a un computador, los niños con mayor razón.


Personalmente no dije nada al respecto, pero si tu le das a un niño un computador para que juegue, te aseguro que saca las energías para hacerlo sin parar.


¿Cómo si son capaces de pasar casi todo un día divirtiéndose con juegos, música o redes sociales?


Así que quiero animarte a través de esta información a tener un enfoque de avance y no una actitud de lástima por ti y los que te rodean.


La Vida se desarrolla de acuerdo a las intenciones que tengamos sobre esta y de ti depende aprovechar todos esos recursos para procurarte el bienestar.

Comparte:

lunes, 20 de julio de 2020

El cambio de creencias limitantes mediante la aceptación



El cambio de creencias limitantes mediante la aceptación A pesar que los seres humanos llegamos a este planeta, prácticamente como una hoja en blanco lista para ser escrita, es un hecho que en el camino nos vamos llenando de mucha información que afectará nuestro desempeño.

Y no debemos olvidar que aun antes de nacer, estamos tomando del código genético de nuestros padres, mucha información que posteriormente nos afectará ya sea para bien o para mal.

Por ejemplo, muchas de nuestras fobias pueden provenir de la herencia paterno materna.

Al parecer ese fue mi caso con la belonefobia pues desde que tengo memoria entiendo que padezco de esto.

El hecho es que toda la información que vamos absorbiendo durante nuestra vida, va dándole forma a nuestras creencias.

Muchas de estas no son necesariamente buenas.

Por ejemplo ¿cuántos aprendimos por comentarios sobre el dinero que este estaba asociado con algo malo?

Esto lo pudimos aprender al ver a nuestros parientes tratar las deudas, hablar de ellas, quejarse por la situación o escuchar ¿qué se gana uno con tanto dinero y no poder disfrutarlo por estar enfermo?

De hecho, yo llegue a escuchar esta expresión de parte de una persona muy cercana a mi dónde recuerdo verme a una edad de unos 5 o 6 años decir que me gustaba el dinero.

Esta persona proponía una lógica sobre tener dinero, estar enfermo y no poder disfrutarlo.

Así pues, era más “rentable” estar sano y pasar hambre según mi pariente.

Uno puede estar adulto y decir con la lógica actual, pero ¿cómo vas a creer ese tipo de cosas?

Lamentablemente hablamos de la mente de un niño, que es bastante maleable y acepta cualquier información de su núcleo parental.

Al fin y al cabo, confiamos en las personas de nuestro grupo parental, pues han estado allí para alimentarnos, amarnos y cuidarnos.

De todo esto es que se crean las interpretaciones de nuestra realidad.

En el Universo no existe nada definido como bueno o malo.

Son nuestras creencias las que interpretan que algo sea de este tipo binario.

Por ejemplo, a mi se me enseño que la Navidad era algo malo, debido a conceptos religiosos.

A medida que fui creciendo y también me fui separando de estas creencias, la Navidad pasó a ser algo neutral en mi vida.

Hoy en día se podría decir que la veo con los “ojos de mi hija”, es decir que si ella se lo disfruta yo me siento satisfecho por ella.

Como una especie de haber cumplido el deber de generar bienestar en su vida.

Si observas, en este proceso ocurrió un cambio de perspectiva y el truco estuvo en la aceptación.

Con esto me refiero a que la aceptación de aquello que llamamos “malo”, nos puede cambiar una creencia destructiva para nosotros.

¿Y sabes porque es tan lógico que este cambio ocurra?

El Universo es como un eco que responde a lo que más atención tenga de nuestra parte.

Tú puedes querer dinero en tu vida, tener buenos vecinos, etc.

Pero si tu atención está puesta en que necesitas dinero y por eso lo quieres o que odias a esos vecinos molestos, ten por seguro que eso será lo que el Universo te seguirá dando.

Así pues, no se trata de lo que queremos, sino de la importancia que le damos a las cosas.

Por lo general nosotros si queremos algo es para escapar de su contrario y esto es lo que nos perjudica notablemente en nuestro avance.

Solo cuando aceptamos eso “malo”, lo que pensamos que no nos gusta sin resistirnos a eso es cuando comenzamos a ver lo bueno que hay.

Por lo tanto, lo bueno que estamos viendo ahora, es lo que llegará a nosotros, pues comenzaremos a darle más atención al bienestar.

Así que te animo mediante esta información a aceptar lo que no te gusta sin resistencia.

Entre más te opongas a algo, esto con mas fuerza se reflejará más en tu vida.
Comparte:

lunes, 13 de julio de 2020

La incapacidad que genera la auto lástima



La incapacidad que genera la auto lástima Hace un par de semanas cuando me encontraba en una estación de servicio para autos, un señor que ya me identifica se acercó a saludarme.

El señor trabaja como limpiador de vehículos de la estación y es una persona bastante humilde, pero con un pensamiento que no cualquier persona normal posee.

Es como si este señor tuviera la costumbre de leer pues propone de conversación temas muy avanzados para la poca educación académica que dice tener.

Entre las conversaciones me hizo una pregunta que me dejó un poco fuera de base y era que pensaba yo sobre las pensiones y el no pago de estas que se pensaban implementar en el futuro.

Por supuesto dentro de mis cálculos mentales yo supuse que un señor, el cual no ha tenido una vida muy cómoda que digamos nunca estaría a favor de la eliminación de estas.

Adicional a esto, yo calculo que el señor estará cercano a los 60 años de edad, así que, para no ponerme en discusiones innecesarias, porque no me gusta perder el tiempo en eso, simplemente le dije que eso era un tema muy complejo que tenia sus ventajas y desventajas.

Le dije que desde mi punto de vista las pensiones son parte de ahorros que ha hecho una persona obligatoriamente para su vejez.

Pero el señor no me dejó terminar y me dijo que el estaba de acuerdo con que quitaran eso y que la gente tuviera que seguir produciendo para el beneficio de todos.

Que por lo menos debería existir una renta básica que cubriera cosas tales como el sistema de salud, pero que cada individuo debería seguir siento útil a la sociedad.

La verdad en este tema no pienso discutir quien tiene la razón sobre estos temas pues no me interesa polemizar o desgastarme emocionalmente en temas que cada uno tiene su “verdad”.

Pero si me interesó y sobre todo me impacto mucho el punto de vista de este señor que, a pesar de no tener una vida llena de lujos y cómoda, quería seguir sintiéndose útil a la sociedad.

Esto me hizo caer en cuenta que la mayoría de nosotros hemos sido criados bajo el lema de la auto compasión.

El origen de esto ya lo vimos en el tema LOS PELIGROS DE LA AUTO LÁSTIMA MATERNA.

Lamentablemente los que hoy en día somos mayores, venimos de una cultura donde nuestros padres y abuelos tenían un ideal de modelo de vida.

Trabajaban, se casaban, compraban casa, auto y finalmente se jubilaban para “disfrutar” la vida.

Esto es algo que al menos en los niños de hoy en día no los veo apuntar hacia estos “ideales”.

Los jovencitos de hoy en día no tienen la mentalidad de hijos, sino de tener mascotas, viajar y ser empresarios.

Y la verdad esto me parece muy bien porque no estamos viviendo en los años 60 o 70 donde la vida se sentía a otro ritmo.

Tristemente los que somos mayores, aún tenemos esa mentalidad de pensionarnos para tener una “seguridad” económica y disfrutar de la vida.

¿Cuántos de los actualmente pensionados tienen dicha seguridad y sobre todo disfrutan su vida?

Personalmente he visto como este tipo de personas padecen dificultades hasta para comer.

Viven enfermos, gran parte de su tiempo visitando a su médico y quejándose porque esto cada día está peor.

Toda esta mentalidad de “pobrecito yo”, “como estoy sufriendo” va acompañada de la ley del mínimo esfuerzo.

Vamos a la oficina o a una fábrica esperando cumplir los días que nos faltan para poder recibir una pensión que nos dé “seguridad”.

Es más, ¿notaste que nuestra mentalidad es tan pobre que aun en medio de una cuarentena respetamos los días festivos?

Con la mano en el corazón, ¿tú crees que merecemos algo bueno con esa pereza que nos consume y no deja que luchemos por lo que queremos?

Te aseguro que JAMÁS vamos a obtener resultados excelentes con procedimientos tan mediocres.

Todo esto me hace recordar las palabras de un gran amigo respecto al trabajo.

Él decía que uno debería “morirse” trabajando y generando abundancia.

De hecho, ¿notas que ocurre en la persona que toda su vida ha trabajado y de un momento a otro pasa a ser un pensionado?

Este tipo de personas casi siempre se enferman y mueren, pues el trabajo que realizaron durante tantos años le dio sentido a su vida.

Así pues, quiero animarte mediante esta información a quitarte ese sentimiento de auto lástima si quieres que la Vida te de lo mejor.

Recuerda que tus intenciones son lo que le está dando forma a tu realidad.
Comparte:

lunes, 22 de junio de 2020

El origen de la felicidad



El origen de la felicidad Yo creo que no solamente los seres humanos buscamos la felicidad, sino que estamos diseñada para ella.

Esto lo podemos comprobar mediante nuestro sistema nervioso que nos permite experimentar sensaciones, olores, sabores, colores, etc, de forma placentera.

Nuestro sistema nervioso también nos permite experimentar el dolor y cosas desagradables.

Sin embargo, ya sea que se trate de experimentar placer o dolor, depende mucho de nuestro enfoque y el sistema de creencias que tengamos formado desde nuestra infancia.

Como vimos anteriormente en la entrada LA GRATITUD COMO HERRAMIENTA DE ABUNDANCIA Y BIENESTAR EN TU VIDA, aun en medio del desespero por la situación que estaba pasando, pude darme cuenta del bienestar que constantemente la vida nos está entregando.

Lamentablemente no sé de donde sacamos la idea que la felicidad proviene de tener u obtener cosas.

Por ejemplo, muchos se sienten “felices” con el amor de sus sueños acompañándolos.

Y cuando por alguna razón llegan a perderlo, entonces viene la desilusión, el desamor y por supuesto el sufrimiento y dolor emocional que nos amarga la vida.

Lo mismo ocurre con los objetos materiales que tanto deseamos y nos costó mucho conseguir.

También cuando tenemos el trabajo de nuestros sueños, y nos aferramos con uñas y dientes a este porque nos trae la “paz y la felicidad”.

O lo que es peor, cuando encontramos a un amigo(a) y lo hacemos el centro de nuestras vidas.

Posteriormente si este(a) se ausenta por alguna razón nos sentimos traicionados e infelices por el resto de nuestras vidas.

Debido a esta asociación es que, por regla general, la humanidad piensa que la felicidad viene hacia nosotros.

En realidad, la felicidad es una aceptación, un proceso interno con el cual se viene desde el útero materno.

O sino mira cuan felices son los niños antes de los 5 a 8 primeros años de vida, antes que su estructura personal se vaya formando por su entorno.

Para ellos cualquier cosa los hace felices.

Recuerdo que cuando mi hija comenzó a caminar, lo que más llamaba la atención de ella era el brillo de sus ojitos.

Y sobre todo la alegría que sentía andando por las calles con sus manos sueltas casi que bailando al ritmo de sus pasos.

La mayoría de niños cuando llegan a la preadolescencia “abandonan” esta felicidad y modo de ver la vida, pues comienzan a ver los límites sociales.

Los gritos, peleas, celos, envidias y todo tipo de conductas copiadas de su entorno les han “lavado” el cerebro con los “no puedo”.

Aquí ya se han formado parte de sus creencias limitantes que van compartiendo con su círculo social.

Y comienzan a reforzar las creencias que poco a poco los volverán adultos fríos, serios, “responsables” y amargados que esperan que algo externo los lleve a la felicidad.

La felicidad no es cosa exclusiva de algunos.

Es algo que tú ya tienes y el truco para sentirlo es apreciar los “pequeños” detalles que te está dando la vida.

En realidad, no son pequeños los detalles que recibes, sino que te ha acostumbrado tanto a verlos cada día que tu cerebro prácticamente los está ignorando.

Es por eso que los niños pequeños son tan felices pues para ellos todo es nuevo y por eso lo disfrutan.

Así pues, quiero animarte mediante esta información a enfocarte en todo el bien que el Universo quiere darte en cada instante.

La Vida esta llena de cosas que según tu interpretación pueden ser buena o malas.

De tu enfoque en el bienestar o malestar dependerá la calidad de vida que tengas pues aquello que le das importancia es lo que más obtendrás.
Comparte:

lunes, 2 de diciembre de 2019

Por qué las cosas no me salen bien



Por qué las cosas no me salen bien Nuestra mente está constantemente creando nuestro exterior. Nunca ocurre que sea nuestro exterior el que crea nuestra mente.

Como la mayoría de personas no comprenden esta información o no la conocen es la razón por la cual reaccionan constantemente a lo que ocurre en su entorno.

Lamentablemente todos los pensamientos de la mayoría trabajan en función de lo que están viendo en su entorno.

Por ejemplo, una de las cosas que más abunda en nuestro mundo es el dinero.

Sin embargo, gran parte de la humanidad padece de carencias económicas.

Una persona con problemas de dinero te dirá que la carencia es real.

En cambio, una persona con solvencia económica te dirá que ganar dinero es muy fácil.

Esto es similar cuando le preguntamos a una persona enferma y a otra saludable, si es más real estar enfermo o sano.

Debido a este ciclo sin fin, entre pensamientos y entorno que se retroalimenta constantemente es que muchas personas no solo dudan de sus capacidades y pensamientos positivos, sino que invitan a otras personas a dudar también de ellos mismos.

Como quien dice, si yo estoy mal, nadie tiene porque estar bien.

El problema de todo esto es que nuestras emociones les dan mucha realidad a nuestros pensamientos.

Las emociones y los pensamientos, junto con los resultados de los que vemos en nuestro entorno, es lo que crea nuestra percepción de las cosas.

Así pues, esta información de regreso en nuestro cerebro es lo que nuevamente va creando más de lo mismo y por eso pensamos que no sirve de nada pensar en positivo.

Puede que tu digas, pero si es imposible por ejemplo salirse de la situación de un país y estar mejor solo con pensar positivo.

Aquí podemos ver dos situaciones que afectan lo que sigamos viviendo.

La primera es el autoengaño de decirnos “soy positivo”, cuando en realidad tu mente está enfocada más en el miedo que producen las malas noticias e información que recibes de terceros.

Recuerda lo que acabamos de mencionar anteriormente. Pensamientos y emociones son los que crean percepciones.

No te ganas nada con decir que eres una persona positiva si lo dices con miedo a obtener resultados adversos.

Lo segundo es la negatividad o la sensación de imposible de desconectarse de una situación.

Por ejemplo, en mi entorno hay problemas y situaciones negativas como en cualquier país del mundo.

A pesar de esto, veo como personas a mi alrededor prosperan en todos los ámbitos de su vida.

Puede que tú me preguntes si en mi caso como percibo estas cosas o ¿qué he estado haciendo para salirme de situaciones adversas, sin que estas me afecten?

Honestamente yo pasé por ese mismo proceso de “ser positivo”.

Una cosa era lo que decía y otra totalmente diferente lo que sentía y percibía al respecto.

También tenía a mi lado personajes que eran más negativos que el signo menos y constantemente decían que pensar positivo no servía para nada y bla bla bla…

Y sobre todo me sentía devastado con el cuestionamiento “tú que eres tan positivo, ¿por qué las cosas no te salen bien?”.

La verdad ante esto, la mayoría de personas desisten y aceptan “la verdad” que les está mostrando alguien más y desisten de formar un nuevo hábito de pensamiento.

El truco de nuestra existencia son los hábitos.

Si tenemos buenos hábitos, nuestra vida será buena y si tenemos hábitos malos, adivina como será tu vida.

En mi caso, no se si es porque desde hace mucho tiempo solo escucho mi voz interior o tal vez es porque tengo fama de terco, pero a pesar de la negatividad de mi entorno intenté pensar de forma positiva.

A la final y cuando menos me enteré lo hacía de forma automática por que instalé nuevos y buenos hábitos de pensamiento en mi vida.

No te voy a engañar que esto pasó rápidamente y sin esfuerzo.

Pero como reza el sabio dicho “la constancia vence lo que la dicha no alcanza”.

Los beneficios de esto es sentir que la suerte siempre te acompaña y que todo te sale bien.

Cuando estudiamos el cerebro humano, nos damos cuenta que este no procesa todos los datos que recibe de su entorno.

Es como si nuestro cerebro fuera un filtro que solo interpreta las cosas que son importantes para nosotros.

Por ejemplo, si para ti es importante un carro de un momento a otro comienzas a ver ese auto en todas partes, como si te estuviera persiguiendo.

O quizás alguien importante para ti está en embarazo y comienzas a ver cantidades de mujeres en embarazo, como si esto te persiguiera.

Así mismo sucede con cualquier cosa que le damos importancia en nuestra vida.

Y no es que haya pocos carros, casas, personas en embarazo, etc.

Esto está allí todo el tiempo, solo que tu cerebro ahora sí lo capta pues esta información comienza a ser importante para ti.

Vas comprendiendo porque las cosas no te salen como las esperas?

¿Comienzas a ver la importancia de enfocarte solo en lo que deseas vivir, ignorando lo que te molesta de tu entorno?

Así que te animo mediante esta información a pensar y sentir únicamente aquello que te gusta.

El bien y el mal están presentes en nuestro mundo, pero tu cerebro sólo va a interpretar aquel que sea importante para ti.
Comparte:

Acerca de mí

Mi foto
Ingeniero de Sistemas e Investigador del Pensamiento Humano y las emociones, y como estas influyen en las decisiones que tomamos cada segundo para tener éxito o fracaso.

Notificaciones Telegram

Telegram
Canal Ingeniero Gabriel Salazar / AUTOPODER Recupera tu Poder Interior

Para recibir el vídeo de cada lunes en tu Telegram:

Ingresa a:
t.me/autopoder1

Vídeo Bienvenida

YouTube

Copyright © Ritmo Positivo 2009 - 2021. Con tecnología de Blogger.

Ultimo Vídeo

PBA Oferta

Facebook

Suscríbete al Blog

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibe las actualizaciones del Blog AUTOPODER: Recupera tu Poder Interior.

Te será enviado un Email de confirmación para la suscripción. Si no recibes el email, por favor verifica en tu carpeta de Correo no Deseado o Spam.

Puedes darte de baja del servicio en cualquier momento que desees. Cada Email de la suscripción que te llega contiene las instrucciones para hacerlo al pie de página.




Ofrecido por FeedBurner