Retoma el control de tu vida. Estrategias efectivas para el control emocional

lunes, 2 de agosto de 2021

El miedo como herramienta para lograr objetivos



El miedo como herramienta para lograr objetivos

Absolutamente todos hemos aprendido que el miedo es un enemigo interior que debemos vencer. 


Y este enemigo es bastante peligroso pues detiene nuestra marcha hacia los objetivos que deseamos. 


Por ejemplo, si tú quieres tener un trabajo mejor y “por allí derecho” ganar más dinero mediante esta labor el miedo comienza a atacarte. 


Aquí es donde vienen los “¿y cómo?”, “¿será que me va bien?”, “¿y qué tal si no?” que tanto nos atormentan. 


En estos momentos nuestro miedo nos hace echar mano del viejo dicho “mejor malo conocido, que bueno por conocer”. 


A la final nos detenemos. Nos quedamos allí esperando que llegue el angelito trajeado con la maleta y el millón de dólares a solucionarnos la vida. 


Y mientras tanto nos quejamos con todo nuestro circulo social que la vida es injusta y bla bla. 


El problema es que muchas veces nuestro miedo hasta nos impide ser estratégicos para este tipo de cambios. 


Es decir que nos lanzamos, quemando todos los puentes, pues no queremos regresar a lo que tantas desdichas nos ha producido. 


Esto es bastante peligroso y aquí debemos tomar muy en cuenta el consejo del doctor Luis Fernando Hoyos Aristizábal. 


Él decía que, en cuestiones laborales, una persona siempre tenía que aplicar la “estrategia del mico”. 


El mico o el mono, son animales que, para avanzar entre los árboles, JAMAS sueltan una rama, sin antes haber tomado la otra. 


Así que, como recomendación especial, si tu piensas cambiar de trabajo, NUNCA abandones el actual, sin antes haber firmado contrato con el nuevo. 


Es más, tampoco es recomendable cerrar las puertas donde has estado, pues nunca se sabe si te toca regresar. 


Esta estrategia pienso que es válida para todas las situaciones en la vida que impliquen relaciones con los demás. 


Jamás salgas de pelea con nadie, donde has estado. 


Esta Vida es bastante irónica y muchas veces tocará regresar con las orejitas agachadas. 


Respecto a todas estas limitaciones que nos impone nuestro enemigo interior, muchos estudiosos de estos temas proponen una anulación del miedo para lograr lo que deseamos. 


Lamentablemente no podemos sustraernos del miedo, pues es una emoción natural. 


Es como decir que vamos a prescindir de la felicidad y nos vamos a dedicar a quedarnos serios. 


El miedo, al ser una emoción natural en nosotros, tiene como objetivo protegernos de lo nuestro cerebro considere peligroso para nuestra vida. 


Un bueno uso del miedo es por ejemplo mi belonefobia. 


Desde que tengo uso de razón he tenido un pánico exagerado por las agujas. 


Y como lo mencioné anteriormente en la entrada LAS ENFERMEDADES COMIENZAN Y TERMINAN EN LA MENTE, gracias a esta fobia jamás me volví a enfermar. 


Hace más de 21 años que no sé qué es una enfermedad, ni siquiera un malestar mínimo. 


De hecho, hace como unos 15 años atrás, hablando con una amiga sobre estos temas me llegó a “amenazar”, que cuando me enfermara me iban a llegar todas. 


Y pues véanme aquí con mi salud totalmente óptima. 


Pero resumiéndote el cuento, inconscientemente para mi sale más “rentable” estar sano que enfrentar el miedo a las agujas. 


Incluso esta es la razón por la cual soy tan obsesivo con mi higiene bucal y cada 3 meses estoy donde mi odontólogo. 


No quiero tener que pasar por un proceso de esos y menos tener agujas en mi boca. 


Otro caso de “éxito” del buen uso del miedo fue el de un señor que conocí hace muchos años. 


Este señor era el arrendatario de una casa donde yo viví. 


Su historia incluyó desplazamiento forzado del sitio donde vivía, gracias a la violencia. 


Cuando llegó a la ciudad, él y su familia pasaron mucha hambre. 


En la actualidad este señor tiene una economía bastante fuerte y es un hombre muy hábil en los negocios. 


No solo tiene un negocio, sino varios. 


Y cuando me contó su historia, concluyó que él era muy precavido con el dinero y las inversiones, pues tenía miedo de volver a pasar hambre. 


De hecho, si observas cuidadosamente, la gran mayoría de personas exitosas con el dinero, han pasado por necesidades previamente. 


Inconscientemente el miedo que sienten a volver a lo mismo, hace que se superen cada día más. 


Si notas estos dos ejemplos, existe un patrón en el cual nuestro inconsciente negocia con nuestras capacidades lo “menos” perjudicial. 


Y puede que en este momento me preguntes, “pero Gabrielito lindo, yo llevó años en una situación que no me gusta y no he podido cambiar. ¿Cómo puedo hacer uso del miedo a mi favor?”. 


Bueno, debes tener presente que, si dicha situación no es de vida o muerte para tu cerebro, allí vas a estar por siempre jamás amen. 


No sé si has llegado a escuchar la historia del perro perezoso. 


A manera de resumen, un forastero habla con un granjero, porque a su lado está un perro echado. 


Este perro siempre se levanta, chilla y luego vuelve a acostarse. 


Este ciclo lo repite infinitamente, y en la charla el forastero le pregunta porque hace esto. 


El granjero responde que el perro, donde está echado, tiene una pequeña puntilla. 


Es tan perezoso que no se quiere mover a otro lado para estar cómodo. 


Así que la puntilla lo incomoda lo suficiente para chillar, pero no mucho para hacer algo como cambiarse de sitio. 


Si tú vivencias una situación que te produce incomodidad, pero no la suficiente como para ponerte en riesgo, seguramente te quedarás allí esperando que alguien venga a salvarte. 


En general, a nosotros nos motivan dos cosas que son el miedo y el dinero. 


Si por ejemplo yo te digo, vamos a barrer la calle y dejarla limpia. 


Seguramente me dirás muchas excusas como “para qué si la van a ensuciar” o “que voy a meterme de lambón a hacer eso, la gente es malagradecida”, etc. 


Si te digo que te voy a dar un millón de dólares o alguien te amenaza de muerte, seguro las excusas van a desaparecer. 


Es triste que nos hayamos acostumbrado a funcionar de esta manera. 


Es por eso que a nivel general el ser humano vive mal y sobre todo no es feliz. 


Deja todo para lo último, que la vida resuelva situaciones por él, con resultados que no necesariamente le van a gustar. 


Así que quiero animarte, mediante esta información a usar una emoción como el miedo a tu favor. 


La naturaleza no se equivocó al darnos una emoción como el miedo, simplemente debemos aprender a usarlo a nuestro favor.

Comparte:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Donaciones

Acerca de mí

Mi foto
Ingeniero de Sistemas e Investigador del Pensamiento Humano y las emociones, y como estas influyen en las decisiones que tomamos cada segundo para tener éxito o fracaso.

Notificaciones Telegram

Telegram
Canal Ingeniero Gabriel Salazar / AUTOPODER Recupera tu Poder Interior

Para recibir el vídeo de cada lunes en tu Telegram:

Ingresa a:
t.me/autopoder1
t.me/IngenieroGabrielSalazar

Vídeo Bienvenida

YouTube

Copyright © Ritmo Positivo 2009 - 2021. Con tecnología de Blogger.

Ultimo Vídeo

PBA Oferta

Facebook