Retoma el control de tu vida. Estrategias efectivas para el control emocional

lunes, 18 de enero de 2021

Los peligros del entretenimiento malsano



Los peligros del entretenimiento malsano

Como ya hemos visto anteriormente, todo lo que nuestro cerebro pueda procesar, nos ayuda a avanzar o nos ayuda a hundirnos.


El entretenimiento no es la excepción, pues para nuestra mente subconsciente todo es una realidad.


Cualquier broma, cualquier dato ficticio, para nuestro inconsciente que está todo el tiempo capturando información incluso cuando dormimos, es una verdad.


Y sobre todo si esta información es constante, que se repita regularmente, con el tiempo tu cerebro lógico también lo terminará aceptado como una verdad.


Si en este momento pensaras en una fruta acida, o comenzaras a repetir varias veces la frase “estoy chupando limón”, tu cerebro automáticamente estaría dando la orden para que se generen los químicos necesarios en tu cuerpo y comiences a salivar.


Ahora bien, si esto es solo con la imaginación que ocurren estos cambios, ¿te imaginas con algo tan importante a nivel emocional como la música?


Algo que a mí me ha parecido muy curioso es la similitud que tiene la música con los números.


Por ejemplo, nadie puede contener en sus manos el número 1 y lo mismo pasa con la música, pues nadie puede sostener la nota musical do en sus manos.


Para que nuestro cerebro pueda procesar estos conceptos se requiere de la imaginación.


Podríamos decir que son elementos abstractos, es decir que por su naturaleza no son tan fáciles de procesar.


Incluso del Universo se dice que está construido bajo estos dos elementos, es decir que todo se basa en la matemática y las galaxias producen sonidos.


Otro claro ejemplo fue la organización de la tabla periódica por parte del químico inglés John Newlands.


Este descubrió que los elementos se repiten cada octava, como las notas musicales.


Es por eso que el astrónomo Johannes Kepler llegó a afirmar que al parecer nuestro Creador era un matemático y yo me atrevería a decir que también es músico.


Pero la música tiene algo más profundo y es que esta puede tocar directamente nuestras emociones.


Por ejemplo, existen ciertas notas musicales que pueden abrir partes emocionales en nosotros.


De hecho, los músicos cuya experiencia les ha permitido conocer técnicas sobre esto, han creado piezas que son la admiración de la mayoría.


¿Alguna vez te preguntaste por que un disco, melodía o canción tiene más éxito que otras?


Es porque la música tiene la particularidad de tocar nuestras emociones, de afectarlas.


Respecto a esto, mi gran amigo y hermano Helmer, el cual es músico profesional hablando de estos temas me explico cómo las emociones son manipuladas por las notas musicales.


El primer principio usado en la música es que esta es una vibración y por consiguiente corresponderá con ciertos estados emocionales nuestros.


Este principio se usa en la musicoterapia.


De hecho, Helmer me contó que una amiga suya lo invitó a unas clases que estaba dando para niños con autismo y necesidades especiales de aprendizaje.


Y ocurría que cuando la amiga tocaba canciones en tonalidad menor, había uno de estos niños que siempre se colocaba a llorar.


Y en el caso de tocar canciones en tonalidad mayor, este mismo niño se ponía feliz y también a bailar.


Helmer me contaba que mientras estaba en la universidad le dieron esta teoría, pero nunca llegó a imaginar que vería como un niño lloraba por la música y a los 2 minutos saltaba de alegría.


El segundo principio sería en el contexto social pues cada oyente tiene un bagaje auditivo.


Es decir que así una música haya sido concebida para producir felicidad, todo el mundo no reaccionará de esa forma.


Un ejemplo de esto es la música de diciembre.


Para muchas personas les dará felicidad o al menos les llegó a dar.


Para otras quizás les produce tristeza pues en ese mes perdieron un pariente o tal vez recuerdan su pérdida en esta época y eso les produce dolor.


Recuerda que estamos hablando del factor humano y siempre hay excepciones.


Por eso un disco que para la mayoría puede gustar, para otros pocos, nos puede desagradar.


Las bajas frecuencias musicales pueden afectar nuestra voluntad.


¿Te has preguntado por qué alguien y con qué intenciones crearía música a estas frecuencias?


Pero es un hecho de a todos nos afecta de alguna manera.


Por ejemplo, en el aprendizaje es bastante útil.


Recuerdo que cuando mi hija estaba bastante pequeña, se sentaba a mi lado a verme trabajar.


Para intentar hablar con ella y que me prestara un poco de atención, una vez le mostré un vídeo sobre las vocales.


Noté que después de eso comenzó a repetirlas y las memorizó fácilmente pues este vídeo era musical.


Así pues, cuando ya fue creciendo e ingresó al jardín, ya conocía estas a la perfección.


Como sabía que al siguiente año ella debería ya conocer el abecedario, le conseguí también un vídeo musical sobre este.


A los pocos días ya se conocía el abecedario e incluso identificaba las letras.


De hecho, siempre recomiendan a los estudiantes para “mayor concentración” escuchar música.


La verdad no creo que esto funcione mucho que digamos pues la música entretiene bastante.


Mas bien, si la información que el estudiante necesita aprender estuviera grabada como una canción, te aseguro que el procedimiento sería exitoso.


Ahora que conocemos esto, te has preguntado ¿qué pasa en el cerebro de una persona que por muchos años lleva escuchando la misma música?


Y a esto añádele que, mediante el alcohol, para hacer más ameno su rato genera un estado alterado de conciencia.


Es decir que su cerebro lógico, prácticamente se adormece y pierde parte de su sentido común.


A esto súmale la información que está recibiendo mediante la letra del disco.


La mayoría son de despecho, de sufrimiento, de dolor, de perdida, de derrotismo.


¿Ahora entiendes porque mucha gente se queda observando y envidiando el éxito de unos pocos y tienen una vida de fracaso en fracaso?


Esto es un lavado de cerebro para mal. Es vivir desgraciadamente por gusto.


Y a esto le llamamos diversión o lo relacionamos con la felicidad, pero es más bien un formalismo para justificar la depresión.


Recuerda que nuestro ego quiere dar justificaciones de todo pues no queremos sentirnos errados.


¿Quiere decir esto que si estoy en un sitio donde se escucha música agropecuaria o música “yo me mato” debo salir corriendo?


Pues mira que por allá en el año 2009 - 2010 cuando me di cuenta de todo esto, yo tenía a la mano un reproductor mp3 y por supuesto unos audífonos.


Cada vez que escuchaba música disfuncional, lo que hacía era prender mi reproductor, ponerme mis audífonos con información de mi interés y aislarme del mundo.


Notaba que esto les producía rabia o disgusto a las personas a mi alrededor.


Quizás porque me hablaban y al no escucharlos “los dejaba en visto”.


O tal vez era porque notaban que no quería escuchar la música de su preferencia.


En fin, en la actualidad no escucho música disfuncional, pero aprendí a ignorar esta y más bien concentrarme en otros aspectos del compartir con las personas.


Lo que te quiero decir es que no se traba de llevar tu vida como una religión estricta.


Pero una cosa es compartir con las personas que amas, por un momento sus gustos y otra muy diferente lo que haces en la mayoría del tiempo.


Por ejemplo, mi tiempo yo lo dedico a mi crecimiento personal.


Siempre estoy enfocado a mejorar y a realizar mis tareas diarias con mucho amor y pasión.


Pero si se trata de compartir algo con los que me rodean, también intento al máximo compartir sus gustos, aunque no sean de mi agrado.


A nivel personal la música que uso es la de Ritmo Positivo que fue creada por el doctor Víctor Giordani.


En esto existe una gran diferencia entre escuchar palabras de abandono o soledad, a escuchar palabras de ánimo como “amo mi trabajo”, “soy un triunfador”, “soy feliz”, “si puedo”, “la vida es maravillosa”.


Así que de esta forma quiero animarte a que seas selectivo con el entretenimiento.


Entre más coherente seas con lo que deseas e ingresas en tu cerebro, más bienestar tendrás en tu vida.

Comparte:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Donaciones

Acerca de mí

Mi foto
Ingeniero de Sistemas e Investigador del Pensamiento Humano y las emociones, y como estas influyen en las decisiones que tomamos cada segundo para tener éxito o fracaso.

Notificaciones Telegram

Telegram
Canal Ingeniero Gabriel Salazar / AUTOPODER Recupera tu Poder Interior

Para recibir el vídeo de cada lunes en tu Telegram:

Ingresa a:
t.me/autopoder1
t.me/IngenieroGabrielSalazar

Vídeo Bienvenida

YouTube

Copyright © Ritmo Positivo 2009 - 2021. Con tecnología de Blogger.

Ultimo Vídeo

PBA Oferta

Facebook

Suscríbete al Blog

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibe las actualizaciones del Blog AUTOPODER: Recupera tu Poder Interior.

Te será enviado un Email de confirmación para la suscripción. Si no recibes el email, por favor verifica en tu carpeta de Correo no Deseado o Spam.

Puedes darte de baja del servicio en cualquier momento que desees. Cada Email de la suscripción que te llega contiene las instrucciones para hacerlo al pie de página.




Ofrecido por FeedBurner