Retoma el control de tu vida. Estrategias efectivas para el control emocional

lunes, 14 de marzo de 2022

Cómo dejar la timidez



Cómo dejar la timidez

Lamentablemente una de las “cualidades” más sobresalientes que tiene el ser humano es la timidez. 


Eso lo fuimos aprendiendo desde niños cuando nuestro bien intencionado, pero mal informado núcleo parental, nos enseñó de forma inconsciente que cualquiera tenía la razón, menos nosotros. 


¿Cuántas veces, estando niños, no intentamos opinar sobre alguna conversación de adultos y no nos mandaron a callar? 


Bueno, esa fue la manera en que aprendimos que otros eran “más sabios” y deberíamos obedecerles sin cuestionarlos. 


Esta práctica, con los años es reforzada en el colegio y las universidades. 


Aquí aprendes que el experto X dijo esto o el personaje Y con doctorado en no sé qué cosa, dijo lo otro. 


Después de este adoctrinamiento tan berraco, ¿cómo benditos rayos vas a confiar en lo que te dice tu voz interior o tu intuición? 


Mira cuando yo apenas estaba comenzando a escribir este blog, un buen amigo me dijo que no debería hacerlo pues lo que yo estudie, no tenía nada que ver con las emociones. 


La verdad no le dije nada porque a duras penas confiaba en mí. 


Pero sentía que podía hacerlo pues no se trataba de hablar de estudios científicos, sino de mis propias experiencias y como estas podrían ayudar a otros. 


Todo esto hace que uno vaya perdiendo falta de confianza en sí mismo, y en su intuición. 


Finalmente terminamos como personas tímidas y a su vez temerosas de lo que otros puedan pensar de nosotros. 


Es aquí donde la timidez no deja desarrollar todo nuestro potencial. 


¿Te imaginas una persona tímida intentando venderte algo? 


Respecto a esto, hace días un vecino a quien aprecio mucho intentó venderme algo pues necesitaba hacer un viaje. 


Su expresión corporal era de absoluto miedo y se le notaba la dificultad para hablar y venderme el producto. 


En ese momento yo andaba un poco apurado pues ya era hora de ir por mi hija hasta su colegio. 


Le dije que más tarde hablábamos, pero expresión corporal era tan débil que hasta olvidé contactarlo después. 


Es más, este amigo ni siquiera me volvió a insistir con el tema. 


¿Puedes ver la magnitud de lo nocivo que puede llegar a ser la timidez en tu vida? 


La timidez te puede impedir pedir un aumento, hablar con esa persona que te gusta. 


También te impide comentar en este vídeo, o hasta darle me gusta y compartirlo con otros. 


Incluso hacer ejercicio y mejorar tu condición física. 


Recuerdo que hace días una amiga que confesó, en el sitio donde hago ejercicio que ella no inició años atrás, por culpa de la timidez. 


Le preocupaba lo que diría la gente si no estaría haciendo bien los ejercicios. 


O llevando la ropa adecuada, si se vería bien, etc. 


Cuando uno logra sobrepasar todo esto con los años, y mira hacia atrás, nos damos cuenta todo el tiempo que perdimos tratando de complacer a otros que les valía. 


Y aquí es donde seguramente me estarás preguntando, “pero Gabrielito lindo, ¿cómo puedo soltar esa berraca timidez que me está perjudicando?” 


Mira el problema es que este tipo de cambios no son fáciles porque como lo vimos inicialmente, es algo que has estado “practicando” desde tu infancia. 


Te has vuelto experto en ocultar tu poder personal y prefieres creerles a otros. 


En mi caso, lo que me ha funcionado es, número uno confiar más en mi intuición que en la voz de los “exegetas”. 


De cierta forma esto hace que comiences a retomar aquello que delegaste en otros. 


Me refiero a la responsabilidad de pensar por ti mismo y hacerte cargo de tu propia vida. 


Lo segundo es escuchar de forma constante audios que hablen sobre tu poder interior. 


A propósito, estoy pensando en crear uno nuevo y subirlo al canal. 


Pero me gustaría que en los comentarios me pusieras si estás de acuerdo para comenzar a trabajar en él. 


Trabajar con audios es hacer el mismo trabajo que hiciste durante tu infancia. 


Solo que esta vez lo haces correctamente porque estás metiendo información de apoyo en tu cabecita. 


La confianza en sí mismo no solo ayuda emocionalmente. 


También cambia hasta tu postura y expresión corporal. 


Uno tiene que tener una actitud desafiante y soberbia, pero adorable. 


No se trata de irse al otro extremo de creerte mejor que los demás y mirarlos por encima del hombro. 


Al contrario, esto no es autoconfianza. 


Esto es un símbolo de tu carencia emocional y que realmente estas temeroso de lo que otros puedan descubrir de ti. 


Cuando uno tiene confianza en sí mismo le vale cualquier cosa que opinen los demás. 


Por ejemplo, si miramos el Gabrielito lindo que inicio este blog en el año 2009, era un hombre que le preocupaba mucho lo que opinaran los demás sobre la información que publicaba. 


Por el contrario, este Gabrielito lindo que ves en pantalla, le vale si piensan bien o mal de él. 


Lo único que me importa en este momento es que mediante esta información tu puedas saber que actitudes y emociones son las que te impiden vivir en bienestar.

Comparte:

lunes, 7 de marzo de 2022

Cómo mejorar la actitud



Cómo mejorar la actitud

Como vimos en el tema inmediatamente anterior, la actitud, ya sea de un rey o de vasallo, determina la calidad de vida que tengas. 


Y posiblemente desde que viste el vídeo, hace 8 días, has intentado cambiar tu actitud servil por otra de mayor autoridad. 


Y como has podido notar, esto no ha sido para nada fácil. 


Lamentablemente esto es algo que no se adquiere de un momento a otro. 


O que alguna persona te lo regale. 


Hay que trabajar en esto, pero no superficialmente sino a nivel inconsciente. 


Pues en nuestro inconsciente es donde se encuentran las creencias que direccionan nuestra vida. 


Y estas creencias son las que nos dicen constantemente si somos merecedores de las cosas. 


O debemos comportarnos como personas tímidas y temerosas de los demás. 


Una de las herramientas más poderosas para hacer esto es la PNL o Programación Neurolingüística. 


Pero tiene la desventaja que el ser humano es demasiado perezoso y se da muy fácilmente por vencido. 


Y añádele que queremos todo de forma instantánea. 


A pesar que vivimos en un Universo donde todo son procesos que consumen tiempo, nosotros queremos, por ejemplo, tener riqueza instantánea. 


Ir una sola vez al gimnasio y tener un cuerpo simétrico y estético. 


Leer un libro de crecimiento personal y ya ser expertos en control emocional, etc. 


Tomando en cuenta nuestra “pereza e impaciencia”, podemos desarrollar frases cortas para cambiar nuestra actitud a una de mayor poder. 


Por ejemplo, una de mis preferidas es “acepto y permito la abundancia del Universo en mi vida”. 


No es complicada de memorizar y sobre todo es muy corta para estarla repitiendo mentalmente. 


Ojalá la pudieras repetir todo el día. 


Pero ni se te ocurra introducir información negativa en tu cabecita como por ejemplo las noticias. 


Es por eso que insisto mucho en que si quieres tener una vida maravillosa, evita a toda costa los medios informativos de tu país. 


Con eso lo único que logras es programar en tu mente una actitud de derrotismo, amargura, enfermedad y hasta muerte. 


Y no es porque la información negativa sea más poderosa que la positiva. 


Simplemente es porque llevas mucho tiempo consumiendo cosas negativas y con cualquier dato de este tipo se refuerza más. 


Si desde tu infancia hubieras tenido información positiva, pasaría lo mismo. 


Con solo ver un dato positivo, tus creencias se fortalecerían muy rápido. 


Es más, no estarías viendo esta información, sino disfrutando y celebrando la vida. 


Y quizás me puedas estar preguntando, pero Gabrielito lindo, yo he visto personas que tienen una mala actitud y aun así logran éxito. 


Nosotros no podemos llamar éxito a lo que aparentemente observamos de alguien. 


Por ejemplo, para nosotros tener éxito puede ser tener un trabajo estable y bien remunerado. 


Mientras tanto, esa persona odia su trabajo, sus compañeros, y debido a esto su salud está bastante deteriorada. 


Así que el éxito para esa persona es tener una salud optima y una vida sin estrés. 


Secretamente puede estar pensando que tú, al estar saludable y verte sin estrés, eres una persona de éxito. 


Cambiar la actitud, también requiere de cambiar algunas palabras de nuestro vocabulario. 


Por ejemplo, muchas veces alguien nos da las gracias por un favor que le hicimos. 


Y nuestra respuesta es “de nada”. 


¿Cómo que de nada? 


¿Acaso lo que hiciste no vale nada? 


Inmediatamente me di cuenta de esto cambié dicha expresión por algo que al principio parecía divertido. 


“Con mucho gusto y amor. Para eso estamos los amigos multimillonarios”. 


Y mira que en la actualidad las personas me dicen “wow, que forma de hablar”. 


Al principio les causaba gracia, pero con el cambio de mi actitud, cada día me lo iba creyendo más. 


Cuando tienes una creencia, esta te impulsa mediante las emociones a actuar conforme a ella. 


¿Vas atando cabos, del porque muchas veces queremos algo y hacemos otra cosa? 


Así mismo ocurre con otras palabras y respuestas que damos. 


Te doy una pequeña lista, “poco, necesito, intentar, pena, quiero algo”, etc. 


Por ejemplo, voy a hacer esta tarea poco a poco. 


Inconscientemente cada vez que la repites vas reafirmando la carencia en tu vida. 


Algo similar ocurre con la palabra “intentar” que inconscientemente representaría mediocridad. 


Y tal vez me estés preguntando, pero Gabrielito lindo, ¿debo entonces volverme obsesivo con el lenguaje y purgar infinidad de palabras de mi vocabulario? 


Pues si nos ponemos en esas vamos a terminar más neuróticos de lo que somos. 


Yo diría que un método óptimo para purgar esto es decir las palabras en forma activa y mandataria. 


Por ejemplo, si tú dices quiero dinero, la palabra quiero es una aceptación de que no tienes eso y por lo tanto lo quieres. 


Las emociones que genera una expresión como esa, son de carencia. 


En cambio, sí lo dices con convicción y energía, la frase ¡ya soy rico y tengo dinero! 


Nota como tus emociones son totalmente diferentes a la carencia. 


Quizás al principio no veas cambios en tus emociones porque tus creencias te dicen que eso no es cierto. 


Con el tiempo vas a percibir lo contrario. 


Así que quiero animarte, mediante esta información a ser disciplinado y meticuloso con tu lenguaje común. 


No subestimes el poder de tus palabras como hacen la mayoría, que viven quejándose y perpetuando el sufrimiento hasta el final de sus días.

Comparte:

lunes, 28 de febrero de 2022

El secreto ancestral (y que siempre funciona) para lograr el éxito



El secreto ancestral para lograr el éxito

Absolutamente todo ser humano que ha pasado por este planeta, quiere tener éxito en todo lo que se propone. 


No importa la condición social, económica ni mucho menos el género que haga excepción a esta regla. 


Y aunque existan personas que desde nuestro punto de vista quieran fracasar, ellos también están buscando tener “éxito” en los resultados que están buscando. 


Por ejemplo, y aunque no lo creas, hay personas que quieren vivir mal, desde nuestro punto de vista. 


Pero para ellos es una meta por cumplir. 


No todos quieren tener una casa lujosa, el auto último modelo, etc. 


Existen personas que eso no les interesa y quieren solo vivir una vida simple, con lo suficiente para disfrutar. 


Y si lo logran, eso es el éxito para ellos, aunque no lo aceptes. 


Pero detrás de todo deseo de éxito existe lo que se conoce como petición. 


Una petición puede ser concreta o quizás un acuerdo tácito. 


No es necesario expresar un deseo para que esto sea el inicio del camino al éxito. 


Cualquier pensamiento, palabra o emoción relacionada con tus objetivos es una plegaria al universo. 


Y puede que me preguntes en este momento: “pero Gabrielito lindo, ¿por qué las cosas no siempre salen como uno las espera?”. 


Esto es porque no existe congruencia entre lo que pedimos y como actuamos. 


Quieren por ejemplo un “carrito” para pasear con sus personas amadas. 


O una “casita” para no tener que pagar dinero en arriendo o no estar de un sitio en otro sin algo fijo. 


Sin embargo, sus emociones siguen siendo de miedo, carencia y sobre todo de desmerecimiento. 


Imagina por un momento que eres un mago que cumple los deseos de quien frote la lámpara donde habitas. 


La gente de dice algo, pero sienten otra cosa. 


¿A qué harías caso, si las palabras, emociones y pensamientos que escuchas tienen el mismo poder? 


Exactamente esto pasa con el Universo, la Vida, Dios o como prefieras llamarle a ese Poder Superior. 


No hay claridad y por lo tanto produce en tu vida lo más aproximado que se parezca a ese caos que generas mental y emocionalmente. 


Mira el truco en todo esto es creerse los resultados que esperas obtener. 


Y en este momento debes estarme preguntando, “Gabrielito lindo, ¿cómo hago para creerme por ejemplo que soy rico si ni siquiera tengo para pagar el arriendo?”. 


Porque una cosa es decirlo y otra lo que uno está sintiendo. 


Y en eso te doy completamente la razón, pues es similar a decir yo se inglés, cuando no sabes nada de inglés. 


Bueno aquí el secreto es la actitud. 


Con la actitud uno puede cambiar las emociones y pensamientos de lo que está viendo en el momento. 


Tienes que tener una actitud de rey o de una reina según tu caso. 


Mira yo hace muchos años comencé a practicar esto, cuando lo leí. 


Me pregunté, ¿cómo caminaría en la calle si tuviera un millón de dólares en mi cuenta de banco? 


¿Cómo hablaría, cómo comería, etc.? 


En resumen, a todas estas preguntas, tú te comportarías como un rey/reina. 


Mira, si observas, la gente en la calle mantiene corriendo. 


Ya sea que van en sus vehículos o caminando siempre los ve uno con prisa. 


Es como si su amo los necesitará y si no llegan a tiempo los va a castigar. 


Se están comportando como esclavos y eso es lo que efectivamente son. 


Esclavos básicamente del dios todopoderoso, su majestad Dinero. 


Y lo más triste es que corren por migajas. 


Si fuera que estuvieran recibiendo a cambio el dinero de Tío Rico, uno diría que vale la pena vender el alma de esa forma. 


Pero no, las personas cada día más frustradas por aquello que con tantas ganas persiguen. 


Un Rey/Reina no le corren a nadie. 


No andan con afanes. 


Se toman su tiempo y disfrutan del paisaje, de la Naturaleza y toda la belleza que está les entrega cada segundo. 


Y si practicas esta actitud todos los días, inconscientemente estás creando un nuevo patrón de comportamiento. 


Mira nuestro lenguaje no verbal es muy poderoso. 


Tanto que influye en el comportamiento y decisiones de otras personas. 


Respecto a esto, hace algunos días necesitaba dinero en efectivo. 


El banco al cual yo estoy afiliado, retiró sus oficinas de mi localidad, pero dejó algunos servicios y cajeros de otras entidades. 


Yo muy contento hice el intento de retirar y cuando me preguntaron si deseaba conocer el costo, cancelé eso de inmediato. 


Entonces la madre de mi hija me comentó de un lugar donde ella retiraba. 


Fuimos a ese almacén y lamentablemente no había mucho dinero para mi transacción. 


Y el lenguaje corporal es tan poderoso que la señorita que estaba atendiendo hizo un arreglo con otra que estaba a su lado y prestaba otra clase de servicio. 


El caso es que sin estar obligada me consiguió el dinero que necesitaba en efectivo. 


Y mira, en ningún momento le dije que lo hiciera. 


Esa señorita no estaba obligada a realizar todo ese trabajo y molestia en la cual se puso. 


Y quizás me digas “pero Gabrielito lindo, eso fue pura coincidencia o quizás le gustaste a esa señorita”. 


Pues entonces al parecer tengo mucha suerte o le gusto a todo el mundo porque siempre, a donde vaya, la gente me trata como un rey. 


Así que quiero animarte, mediante esta información a creerte, mediante la actitud, todo aquello que esperas obtener. 


Aprende a cambiar tu lenguaje corporal, asumiendo desde hoy eso que deseas alcanzar.

Comparte:

lunes, 21 de febrero de 2022

El problema de ser bueno con la gente



El problema de ser bueno con la gente

Hace unos días, mientras llevaba a Isabellita para el colegio, le pregunté cuál era su filósofo favorito de los que había visto en clase hasta el momento. 


Y como era de esperarse, los preadolescentes “nunca” recuerdan lo que ven en clase. 


Entonces se encogió de hombros y me dijo que no sabía. 


Yo le dije que mi filósofo favorito era René Descartes por su famosa Duda Metódica. 


Me parecía de personas inteligentes dudar de todo y no ir comprando cualquier idea, pues no conocemos las intenciones de sus autores. 


Por lo general, la historia del ser humano ha demostrado que este siempre intenta sacar ventaja sobre los demás. 


De hecho, estamos tan avanzados en esto que existen una colección de técnicas y métodos conocida como la ingeniería social. 


Y básicamente esto consiste en la manipulación a los demás, con el fin de obtener un beneficio. 


Sin embargo, al otro día que llevaba nuevamente a Isabellita para su colegio, me comentó que en clase vieron algo muy interesante acerca del filósofo alemán Friedrich Nietzsche. 


Acá en occidente jocosamente lo conocemos como Federico Nietze. 


Este decía que las cualidades como la bondad, empatía y compasión hacían frágil o debilitaba al ser humano. 


Recordé hace muchos años una frase que vi de él, la cual dice “aquello que no nos mata, nos hace entrañablemente fuertes”. 


Esto vendría a ser una especie de pensamiento resiliente. 


Entonces le dije a mi hija que esta postura no estaba muy lejos de la realidad. 


Y quizás tú me digas en este momento, “pero Gabrielito lindo, como te atreves a decir una insolencia como esas a tu hija si ser bueno paga”. 


Mira, para que me puedas comprender mejor, mira lo que ocurre cuando una persona llega a su trabajo nuevo. 


Es evidente que encontrará compañeros que llevan allí muchos años. 


Este, con el fin de ganar la aprobación de sus compañeros se ofrece a ser un buen chico(a). 


Como resultado, la mayoría piensan “llegó mi marranito” o el que me va a ser el trabajo para yo salir con anticipación. 


Y estos se aprovechan de su nobleza como decía el Chapulín. 


También se suele ver mucho esta misma condición en las relaciones románticas. 


El individuo se entrega totalmente con el fin de complacer a su amorcito. 


Que sea feliz y no tenga necesidad de buscar a alguien más. 


Indefectiblemente se aprovechan y hasta lo cambian por alguien que tenga un carácter más fuerte. 


Esta situación ocurre tanto en hombre como en mujeres. 


Pero la gran diferencia es que en el caso de la mujer suele ser más implacable. 


Mira yo he visto a mujeres perdonar infidelidades, mentiras y hasta maltratos físicos y emocionales. 


¿Pero sabes que nunca he visto a una mujer perdonar la debilidad masculina? 


Esto es el pecado imperdonable, que un hombre se comporte como un vasallo servil. 


Ser bueno en cualquier ámbito de nuestras vidas es un sinónimo inconsciente de debilidad. 


Esto no ocurre por el simple hecho de ser empático o compasivo. 


Sino porque intentamos serlo con el fin de ganar la validación de otros. 


Esto es lo que nos posiciona como personas rastreras y serviles. 


Y es lo que causa efectivamente el efecto contrario a lo que deseamos. 


Y tal vez me estés preguntando nuevamente “Gabrielito lindo, ¿entonces debemos actuar como malos en nuestras interacciones sociales?”. 


No, tampoco te me vayas al otro extremo. 


Recuerda que todos los extremos son malos. 


Tomar agua es bueno. Pero en extremo, te garantizo que va a perjudicar tu salud. 


Todo en la vida debe tener un equilibrio, un rango de acción. 


Como vimos anteriormente en la historia de Luisito, hay que tener un carácter firme, pero leal. 


Si tú eres una persona empática, no hay nada de malo en serlo. 


Es tu naturaleza, pero NUNCA abandones tus convicciones por tener la validación de otros. 


Y si no tienes esas cualidades bondadosas, MENOS intentes expresarlas sólo por encajar en un grupo. 


Ser una persona “buena” paga, pero ese pago está condicionado a la sinceridad de tus actos. 


Así que quiero animarte, mediante esta información a nunca ser “bueno” para que otros te acepten. 


Te aseguro que la gente verá tu desesperación por ser aceptado y más bien te convertirás en su lacayo servil. 


Y no creo que deba explicarte que esto volverá tu vida miserable y triste.

Comparte:

lunes, 14 de febrero de 2022

El problema de las promesas incumplidas



El problema de las promesas incumplidas

Todos los años las personas intentan iniciar con una actitud positiva para encarar el nuevo periodo. 


Por ejemplo, muchos me han dicho que en enero comienzan a hacer dieta, abdominales, ejercicio, ahorro, etc. 


¿Y adivina cuantas personas cumplen estos proyectos de vida? 


Se calcula que sólo el 8% de personas (¡a nivel mundial!) logran sus propósitos al finalizar el año. 


La pregunta interesante es, si el ser humano ha desarrollado cantidades de rituales para que su nuevo año inicie y termine bien, ¿por qué no ocurre esto? 


Que el año nuevo te reciba con ropa nueva, lentejas entre tus bolsillos. 


Ropa interior de color amarillo, brindando, comiéndote 12 uvas, dar la vuelta al barrio con una maleta, etc., son algunos de la gran cantidad de rituales que existen. 


¿Sabes porque, a pesar de emplear todos estos trucos y tener nuestra mente positiva en ese momento, las cosas no salen como esperamos? 


Simplemente porque las cosas no funcionan solas. 


Mira la mayoría de la gente le ruega a Dios por un cambio económico. 


El primer error es rogar por un cambio. 


Rogar es una linda forma de expresar que estas desesperado y como vimos en el tema COMO HACER QUE LA VIDA CUMPLA TUS DESEOS, si actúas con carencia, más carencia tendrás. 


El segundo error es más grave todavía y lo haces cuando te sientas a esperar a que las cosas se solucionen solas. 


Mira, hace muchos años, una persona me contó una historia de dos náufragos que creían en Dios. 


Encontraron una pequeña balsa y un par de remos, a lo cual uno de ellos dijo “oremos”. 


El otro le respondió “oremos, pero también rememos”. 


Ponte la mano en el corazón y dime si has actuado conforme a tu petición. 


¿O te has quedado esperando que las cosas se den, según tus deseos? 


La mayoría de nosotros nos quedamos pasivos, esperando “el plan de Dios” para nuestra vida. 


Y no se trata que Dios te quiera o no. 


Simplemente ya te ha dado TODO. 


Tienes una inteligencia con la cual puedes planear tu siguiente paso. 


Si no funciona, entonces analizar que ocurrió, que faltó y volverlo a intentar. 


Tengas o no rituales, si no haces nada por aquello que deseas, eso no va a pasar. 


Te tienes que mover con valor por aquello que esperas que suceda. 


Y entiendo perfectamente lo que se siente desear algo y no tener la menor idea de cómo lograrlo. 


La gente que ya lo ha realizado te va a decir “¡debes ir por ello!”. 


Y honestamente las cosas no son así de fáciles al principio. 


Es por eso que te hago énfasis en moverte con VALOR por aquello que deseas. 


Nosotros somos seres de costumbres. 


Si has estado muchos años acostumbrado a perder, pues te va tocar frenar ese patrón de comportamiento destructivo. 


Hay 2 formas de hacer esto y una de ellas es mediante el método pasivo y subliminal. 


La otra es hacer uso de tu voluntad consciente, pero si en tu interior existe un programa mental que contradiga esto, vas a volver a lo mismo, a lo conocido. 


Por ejemplo, digamos que eres una persona muy tímida y deseas tener pareja. 


Mucha gente te puede decir que utilices un “abridor” que es una frase para romper el hielo e iniciar una conversación. 


En tu afán de conocer gente, te aprendes de memoria frases o tal vez chistes para esto. 


Digamos que llegado el momento ves a esa persona que te gusta, ¿cómo crees que vas a actuar? 


Como un idiota. 


Tienes el conocimiento. Sabes lo que tienes que hacer. 


Pero tu interior te sigue diciendo que eres una persona tímida y tus emociones te van a traicionar. 


Es por eso que no basta con leer un libro y ser consciente de lo que tienes que hacer para lograr tus metas. 


Simplemente no va a pasar lo que quieres porque en tu interior hay información que primero se debe cambiar. 


Y tal vez tú me estés preguntando en este momento, “pero Gabrielito lindo, ¿cómo cambio o donde consigo información para cambiar mi programación mental inconsciente?”. 


Te recomiendo lo que ha funcionado para mí. 


Visita el sitio web del doctor Giordani autopoder.com 


Lo bueno es que, si vas a la sección de regalos, puedes descargar y comenzar a programar tu mente a lo que deseas. 


Recuerda que el mejor ritual que puedes realizar para lograr tus metas es la acción. 


En el momento en que logres sincronizar tus pensamientos, emociones, intención y acciones en un mismo sentido, es allí cuando se producen los milagros.

Comparte:

lunes, 7 de febrero de 2022

La mecánica de la existencia



La mecánica de la existencia

La mayoría de nosotros hemos percibido la vida como una especie de montaña rusa donde tenemos altibajos emocionales. 


Es decir que, así como podemos llegar a alcanzar la plenitud y felicidad un día, al otro podemos estar en la más oscura depresión porque las cosas nos cambiaron al siguiente día. 


Para poder comprender esto, debemos entender el balance que tiene la vida. 


Algunas personas le llaman a esto Ley del Karma. 


Y si colocamos esta definición en términos más profanos, podríamos decir que todo lo que hagas en la vida, tiene una consecuencia equivalente a tus actos. 


Si actúas bien con tu entorno, la Vida te va a pasar una factura a tu favor. 


Y si por el contrario tus actos no son muy honorables que digamos, vas a recibir una factura equivalente al daño causado. 


Muchas veces esto no nos ocurre de inmediato o a nosotros mismos. 


Respecto a esto, la Vida puede llegar a ser bastante irónica cuando se trata de estos cobros. 


Mira, he visto como gente por X motivo ha hecho daño a otros, y pasado mucho tiempo, personas que ahora son muy importantes para ellos, reciben ese mismo daño y a veces hasta peor. 


Y puede que tú me estés diciendo en este momento, “pero Gabrielito lindo, yo soy un ángel, no le hago mal a nadie y de todas formas siento que la Vida me está castigando”. 


Respecto a esto, hace unos días tuve la oportunidad de dialogar con el tío de una gran amiga. 


Él me estaba comentando sobre un gremio económico de personas muy correctas. 


Yo le decía que mientras un gremio, grupo o cualquier otra cosa que tuviera que ver con el dinero, indefectiblemente no me atrevería a llamarlos puros y santos. 


Tristemente cuando se trata de dinero, este es el dios todopoderoso que da órdenes a la mayoría de la gente. 


Él me decía que eso era cierto, pero que dentro de dicho gremio conocía a una persona sin mancha, pero que no tenía mucha fortuna que digamos por su vida “impecabilidad”. 


Y he aquí el problema de la honestidad. 


Quiero decir que por muy honesto que tú seas, si estás participando en los “iliciticos” de terceros, eres un deshonesto más. 


Para que me puedas entender un poco mejor, imagina que yo estoy realizando alguna actividad fraudulenta. 


Digamos que tu no quieres participar de esto, pero cierras la boquita y no dices nada. 


¿Sabías que por el hecho de saber que yo estoy haciendo algo malo y no decirlo, eso te convierte en mi cómplice? 


Tal vez tu digas, pero eso no es problema mío, yo simplemente me aparto de todo ese daño. 


Pues te tengo malas noticias y si es problema tuyo. 


Tal vez tu intentes hacer uso de la disonancia cognitiva, intentando comprar tus creencias. 


Pero tu interior sabe la verdad de lo que estás haciendo. 


Inconscientemente sabes que estás “incurriendo” en algo que no está bien. 


Y por lo tanto tu propio sistema de creencias es el que te estaría generando un castigo. 


De hecho, esto es en realidad lo que pasa con la famosa Ley del Karma. 


Somos nosotros mismos disciplinándonos e intentando poner un equilibrio o justicia en nuestros actos. 


Esta es la razón por la cual hay personas que nosotros consideramos malos y nunca reciben castigo. 


Su sistema de creencias les estaría indicando que están actuando correctamente. 


Y esta es la razón por la cual pareciera que antes les va mejor. 


¿Quiere decir todo esto que así estén haciendo mal a otros, jamás van a recibir castigo por sus actos, sino más bien una recompensa? 


Aquí es donde entra el balance de la Vida. 


Digamos que por eso las consecuencias de nuestros actos muchas veces tardan años en verse reflejadas. 


Si tú quieres que la Vida sea justa contigo, entonces se lo mas justo posible con la Vida.

Comparte:

lunes, 31 de enero de 2022

Como generar bienestar en el caos



Como generar bienestar en el caos

Muchas personas me preguntan a diario como hago para vivir en bienestar con todo lo que está pasando a nivel mundial. 


Y quizás esta inquietud les surge pues yo disfruto de absolutamente todo lo que me rodea. 


Me encanta la Vida y, sobre todo, cualquier cosa que tenga que hacer, la realizo con mucha alegría y entusiasmo. 


Para que puedas entender mi “secreto” sobre el bienestar, te lo debo ilustrar con una situación que me ocurrió ya hace muchos años. 


Resulta que en oportunidades y por no volverme tan sedentario, me iba caminando desde la casa, hacia el trabajo. 


Aproximadamente había un kilómetro de distancia entre los dos puntos y para no aburrirme, tomaba mis audífonos y el teléfono para ir escuchando mis audios de programación mental. 


En cierta oportunidad que iba camino a casa para almorzar, me encontré a 3 personajes. 


Su aspecto no era muy elegante que digamos, sino que tenía ropa deportiva. 


Ellos me dijeron que si les podía ayudar con algo de dinero pues tenían que viajar y que pertenecían a no se frente o grupo. 


A parte que yo no escuchaba mucho por mis audios, no les entendía lo que me querían decir. 


Lo único entendible era que querían dinero. 


Al no ver que les iba a dar algo, uno de ellos me dijo que le entregara el teléfono. 


Metió sus manos a los bolsillos y dijo que si no se lo entregaba me iba a “meter un pepazo”. 


En mi país, esta expresión se refiere a una herida con arma de fuego. 


O al menos cuando yo era niño esta expresión se utilizaba mucho con frecuencia. 


De inmediato supe que estaban era intentando robarme desde el principio. 


La verdad en ningún momento yo me detuve a pesar que ellos se quedaron de pie. 


Comenzaron a avanzar conmigo hasta la siguiente esquina, rodeándome. 


Mi cerebro comenzó a analizar cosas de ellos. 


Por ejemplo, que para ser “ladrones” no tenían un lenguaje muy propio que digamos. 


Posiblemente eran novatos no definitivamente no eran ladrones. 


Probablemente eran personas pasando por una mala situación y estaban desesperados. 


Pero en general, no tenían aspecto de malas personas. 


Yo comencé a pensar en opciones y la primera era entregarles el teléfono. 


Y cuando pensé en la segunda no tenía opción B, pero vi que en esa esquina se encontraba la oficina de bomberos voluntarios. 


Así que salí de en medio de los 3 personajes y de inmediato ingresé a esa oficina. 


Ellos se quedaron algo asombrados y uno de ellos me dijo algo que no le entendí pues yo aun escuchaba mi audio. 


Supongo que me pedía algo así como que no dijera nada y guardara silencio. 


Los bomberos que estaban allí me preguntaron qué pasaba y les conté que me había salvado de un robo. 


Y la pregunta que te puede surgir en este momento es “Gabrielito lindo, ¿cómo lograste mantener la calma, analizar todo eso y salir del problema tan fácil?”. 


La respuesta a esto es la información. 


Mira, si repasamos el modo en que ellos intentaron abordarme, mencionaron que eran parte de un grupo armado o de delincuentes. 


Yo la verdad no conocía mucho eso que estaban mencionando pues desde el año 2006 yo abandoné totalmente el uso de TV nacional. 


Si quieres conocer las razones por las cuales tome esta sabia y sana decisión, te invito a leer el tema APRENDIENDO A SELECCIONAR LA INFORMACIÓN QUE TE AYUDARÁ A SER EXITOSO


Así que por lógica consecuencia mi mente no es tan incendiaria como la mayoría. 


Es por eso que guardé la calma en ese momento y sin mayores apuros pude salir de esa situación. 


Prácticamente me les “volé” a estos personajes por la información que yo manejo. 


El miedo infundado previamente nunca me paralizó a enfrentarme a ellos, ni tampoco a darles lo que querían. 


Mira como recomendación especial, si tú quieres tener una buena vida, te recomiendo que no consumas noticias. 


Te aseguro que en poco tiempo no solo mejorará tu salud, sino también tu economía. 


Las noticias producen miedo, y el medio te paraliza. 


También crea aceptación para que permitas cualquier cosa que te digan y no necesariamente para tu conveniencia. 


Nunca permitas que terceros te digan como tienes que vivir tu vida. 


Es muy probable que ellos no quieran tu bienestar, ni mucho menos de los que te rodean. 


Cada uno es responsable de su vida. 


Podemos hacer de esto un cielo, o un infierno. 


La decisión la toma cada uno, con la información que a diario ingresa en su mente.

Comparte:

lunes, 24 de enero de 2022

El problema de escuchar consejos de terceros



El problema de escuchar consejos de terceros

La mayoría de los seres humanos preferimos aprender mediante nuestro propio dolor lecciones de vida para ir mejorando. 


Es por eso que popularmente existe un dicho que reza “nadie aprende en cabeza ajena”. 


Sin embargo, no son pocas las ocasiones en que intentamos “escuchar” el consejo de terceros para evitarnos dolor o ganarnos algo de bienestar. 


Y estos consejos que nos llegan suelen venir acompañados de “publicidad” por parte de la persona que ya ha vivido alguna experiencia. 


Para que me puedas entender un poco mejor, imagina que te vas a meter en un negocio maravilloso con el fin de solucionar tu vida financiera. 


Esta información vino de alguien que te está predicando las maravillas del nuevo negocio o por alguna pauta publicitaria que hayas visto. 


El caso es que inicialmente se te prenden las alarmas, pero nuestra avaricia o deseo de llenar nuestra carencia hace que nos pasemos las advertencias por el forro. 


Digamos que no nos fue tan bien en ese negocio como esperábamos y aquí entra un fenómeno psicológico que ya vimos anteriormente conocido como la disonancia cognitiva


En resumen, este fenómeno intenta suplir la falta de congruencia entre nuestras creencias y acciones. 


Así que comenzamos a mentirnos a nosotros, repitiéndonos que fue buena la experiencia y que la próxima vez nos va a ir mucho mejor. 


Desde mi punto de vista, aquí entra a mediar el Ego, pues este JAMAS se equivoca y NUNCA quiere perder. 


Es así, como intentamos no solo convencernos a nosotros mismos, sino también incluimos a terceros para que se “beneficien” de las ganancias. 


Pero si lo traducimos al lenguaje de la verdad sería algo parecido a: “como a mí me fue mal entonces no quiero ser el único jodido”. 


Esta es una linda forma de no sentirnos tan solos, o tan estúpidos en nuestras malas decisiones. 


Este tipo de situaciones suelen suceder mucho en tratamientos de salud. 


Por ejemplo, si alguien se hizo una cirugía estética y le quedó mal, ten por seguro que esta persona va a recomendar el tratamiento a otros. 


Si le preguntas como te fue, muy seguro te va a decir que excelente, así le hayan dejado las rodillas en la espalda. 


Esto me hace recordar la experiencia de un amigo que estaba a punto de ingresar a una religión X. 


Cuando el “líder” le preguntó por qué razón quería formar parte, el respondió que se sentía muy bien con el grupo y pensaba que allí estaba la verdad. 


Este amigo de inmediato le regreso la pregunta a su líder y este le argumentó que 7 millones de personas en todo el mundo que formaban parte del movimiento, “no podían” estar equivocadas. 


Yo le pregunté, si le parecía que 7 mil millones de habitantes vivían de la forma correcta, a lo cual me respondió que no. 


¿Entonces que te hace pensar que unos pocos tienen la verdad solo por una cantidad? 


Este amiguito, finalmente se dedicó a seguir por ese sendero y finalmente se dio cuenta que por allí no era la cosa. 


Cuando me comentó toda su odisea, le dije “mira, la verdad prefiero equivocarme por mí mismo y no por seguir los consejos de otro”. 


Mira, cuando nosotros vamos a hacer algo, siempre hay algo que nos susurra suavemente de forma positiva o negativa. 


Lamentablemente nosotros preferimos escuchar la voz de terceros, en vez de nuestra propia voz interior. 


Esto se debe a que somos adictos a la aprobación y validación de nuestro circulo. 


Salimos de viaje y lo primero que hacemos es publicar fotos del lugar, lo que consumimos, etc. 


Con el único fin de recibir la validación de otros. 


Al ser una persona inteligente debes estarme preguntando en este momento “pero Gabrielito lindo, ¿cómo puedo dejar de buscar validación y escuchar más bien mi voz interior?”. 


Mira básicamente la búsqueda de validación se debe a no tener proyectos de vida. 


La mayoría de gente no tiene un negocio por el cual enfocarse en sacar adelante o hacer crecer si ya lo tiene establecido. 


Las personas sin metas siempre están buscando validación para que alguien o algo las haga felices. 


Y eso no quiere decir que hacer esto sea menos. 


Mas bien tiene que ver con lo que nos han hecho creer. 


Que debemos tener un trabajo, para tener una fuente constante de dinero y así “disfrutar” la vida. 


Mira, por más “establecida” que tengas tu vida, es obligatorio que sigas teniendo un proyecto de vida. 


Ya sea mejorar tu físico, aprender otro idioma, mejorar tu espiritualidad, etc., son cosas que te mantendrán tan ocupado que no vas a tener tiempo de buscar validaciones externas. 


Así que quiero animarte mediante esta información a no escuchar consejos de terceros, pues no conoces sus intenciones. 


Duda siempre de la insistencia de las personas en que hagas algo, que tu interior a gritos te dice que es incorrecto.

Comparte:

Donaciones

Acerca de mí

Mi foto
Ingeniero de Sistemas e Investigador del Pensamiento Humano y las emociones, y como estas influyen en las decisiones que tomamos cada segundo para tener éxito o fracaso.

Notificaciones Telegram

Telegram
Canal Ingeniero Gabriel Salazar / AUTOPODER Recupera tu Poder Interior

Para recibir el vídeo de cada lunes en tu Telegram:

Ingresa a:
t.me/autopoder1
t.me/IngenieroGabrielSalazar

Vídeo Bienvenida

YouTube

Copyright © Ritmo Positivo 2009 - 2021. Con tecnología de Blogger.

Ultimo Vídeo

PBA Oferta

Facebook