Retoma el control de tu vida. Estrategias efectivas para el control emocional

lunes, 25 de mayo de 2020

El miedo en tiempos de crisis



El miedo en tiempos de crisis Como vimos en temas anteriores sobre el miedo, este es un mecanismo de defensa que nos protege de peligros potenciales.

Sin embargo, el que esta emoción tome control de todos nuestros actos no es buena idea.

Una de las formas que nos puede perjudicar el miedo es cuando tratamos de negarlo a través de otras emociones.

Con esto me refiero a intentar poner nuestra atención por ejemplo en cosas divertidas o tal vez es cosas espirituales.

Y atención, con esto no quiero decir que estemos negando aquí que las cosas espirituales no puedan ayudarnos en momentos difíciles.

Creo que la espiritualidad sin el miedo de por medio si nos puede ayudar y en gran manera.

Lamentablemente los seres humanos nos vamos al extremo de dejarnos paralizar por el miedo o intentamos disimularlo con otras cosas como por ejemplo el humor o la espiritualidad.

En ambos casos somos conscientes en nuestro interior que a pesar de nuestro “positivismo” algo anda mal y sabemos que si no hacemos algo al respecto nuestro futuro está en riesgo.

Disimular el miedo o restarle atención es una de las mejores formas de paralizar nuestras acciones.

Con esto me refiero que por estar intentando desviar la atención del miedo estaríamos dejando pasar las oportunidades potenciales de cambiar nuestra vida para bien.

Recuerda que la vida constantemente nos da las soluciones a los problemas que tengamos, pero debemos estar receptivos a estas y no al miedo y los problemas que estén a nuestro lado.

Quizás en este momento te estés preguntando ¿cómo es posible abandonar el miedo o al menos no dejarnos paralizar por este y aprovechar mejor las oportunidades de las situaciones?

La manera más optima y rápida de hacer esto es tomar conciencia de la situación y aceptarla.

Hacerte a la idea que la vida en estos momentos no será nunca igual a lo que conocíamos.

Mientras no haya una aceptación de una situación, es imposible encontrar las soluciones a lo que nos esté ocurriendo.

Esto es similar a las adicciones o problemas emocionales.

Mientras estos no se acepten, nunca se va a encontrar las fuerzas en nuestra mente para cambiar dichas situaciones.

Tristemente la mayoría de personas piensan que en algún momento nuestra vida a volver a ser lo mismo que estábamos acostumbrados.

Es por eso que se lamentan en sus recuerdos de como era todo anteriormente y se paralizan anhelando el momento en que todo termine.

Esto es muy peligroso pues te inmoviliza y no te deja opciones.

En estos momentos lo más útil que podemos hacer es aceptar las cosas que están pasando y comenzar a buscar como adaptarnos de la mejor forma.

Solo así nuestro cerebro, automáticamente comenzará a ver las oportunidades donde antes solo veías caos.

Así pues, quiero animarte mediante esta información a prestar atención al miedo que sientes sin paralizarte por este.

Mientras tengamos vida siempre existirán oportunidades todos los días que nos estará dando la Naturaleza.

Y aunque no lo creas el planeta aun nos está dando todo para seguir vivos.
Comparte:

lunes, 18 de mayo de 2020

Qué es la libertad



Qué es la libertad Según el RAE la libertad es la facultad natural que tiene el hombre de obrar de una manera u otra.

En otras palabras, libertad es hacer uso pleno del libre albedrío.

Lamentablemente el ser humano no siente que esté haciendo uso de dicha capacidad de poder elegir lo que realmente quiere.

Esto lo vemos desde la escuela, donde los niños quisieran en su mayoría jugar, pero tienen que estudiar.

Y sobre todo en los adultos que tiene que trabajar muchas veces en cosas que no les gusta hacer, solo por necesidad.

Ya sean niños o adultos, esto lleva a que sus deberes escolares o laborales los hagan de mala gana y con resultados desastrosos.

En estos momentos en que nos encontramos en cuarentena, muchos se sienten no solo atrapados y sin libertad de forma física, sino también emocional.

Mucha gente a mi alrededor le es escuchado quejas respecto a esto y que desean de forma urgente cambiar esta situación.

Lamentablemente te tengo que decir que esto no es posible.

Es como si a una persona pobre le intentaras inculcar el concepto de prosperidad en un solo día.

Incluso vemos personas que a pesar de tener mucho dinero y desde hace tiempo, aún tienen tanta carencia en sus cabezas que sienten la necesidad de obtener más para que su “riqueza” no se acabe.

Esto mismo pasa con la conciencia de libertad.

Respecto a esto, hace ya varios años conocí a una chica por medio de este blog, la cual por aquellos días me comentó algo terrible que le sucedió.

Su esposo la acababa de abandonar por otra mujer que era un poco mayor que ella.

Ella desesperada me pidió un consejo para tratar de liberarse de dicho sufrimiento, pues sentía que su vida estaba acabada.

Yo intentaba en medio de los conocimientos que poseía en aquella época decirle que meditara.

Que debía poner su mente en blanco para calmar sus emociones.

Ella me preguntó en ese instante para que servía hacer eso si lo que necesitaba era olvidarse de aquel individuo.

Así pues, esta amiga se enojó porque la ayuda que yo le estaba dando no iba a servir para nada.

Con la mano en el corazón, ¿crees que una persona pueda solucionar algo que viene haciendo durante toda su vida?

El desespero y la angustia que sienten la mayoría de personas en este momento se deriva de su falta de atención en ellas mismas.

Antes de que el mundo se paralizara por completo, los seres humanos le huíamos a nuestro silencio.

Por eso escuchábamos música a alto volumen porque nos ha dado terror enfrentarnos a nosotros mismos.

¿Has llegado a realizar el ejercicio de sentarte en silencio y escribir lo que tengas que decirte a ti mismo?

Mira, la mayoría de personas el solo hecho de pensar hacer esto les produce malestar y es en realidad el terror que sienten de enfrentarse a sí mismos.

Y si algunos se atreven, en muchos casos no encuentran que escribir por la misma razón.

Es precisamente esa falta de conocimiento interior lo que genera una prisión en nuestras cabezas.

Es por eso que sentimos la sensación de que no somos libres, que nos falta algo y que por eso hemos estado tratando de comprar cosas y mostrarlas para tratar de llenar eso que no tenemos.

Así que te animo mediante esta información a buscar la libertad que ya tienes en tu interior.

La única manera de ser libre es conocerte a ti mismo, y solo así podrás saber que es lo que quieres para tu vida.
Comparte:

lunes, 11 de mayo de 2020

Es correcto ejercer la caridad con las personas?



Es correcto ejercer la caridad con las personas Todos hemos estado en algún momento frente a personas desafortunadas que nos piden una pequeña ayuda económica.

Y es inevitable no sentir compasión o lástima por el sufrimiento de estas personas.

Esto en parte nos impulsa a darle algunas monedas o si somos más generosos, compartir algún billete con ellos.

Respecto a esto, hace muchos años cuando me encontraba en una terminal de transporte un señor se acercó a mi con una historia de dolor.

Mientras me contaba su tragedia, el señor derramaba algunas lágrimas.

En ese momento pude sentir tanta empatía por su dolor que no solo lo invité a comer algo y le di algo de dinero, sino que también yo derramé algunas lágrimas por su historia.

Cuando me despedí del señor sentí esa sensación de gratificación por haber hecho una buena obra con una persona que lo necesitaba.

Esta experiencia se la compartí a mi mejor amigo con todos los detalles posibles que recordaba.

Una semana más tarde recibí una llamada inesperada de mi amigo, el cual me dijo que se acababa de encontrar con una persona igual a la que ayudé con la misma historia y tragedia.

Fue en ese momento cuando me di cuenta que fui víctima de un timador.

Incluso algunas personas se acercan con bebés, que en algunos casos se sabe han sido alquilados para estos fines.

Todo esto con el fin de generar lástima y por su puesto la ayuda para que la persona no exponga más a su bebé.

Este tipo de experiencias hace que uno se cuestione si realmente vale la pena ser caritativo con las personas que se te acercan en la calle a pedir tu ayuda.

Tristemente entidades autorizadas por los gobiernos locales se han visto envueltas en escándalos de robos de los recursos donados.

Entonces si no podemos confiar en que las donaciones que hagamos llegarán a las personas que realmente lo necesitan ¿qué podemos hacer?

A título personal lo que yo hago, si quiero prestar ayuda a personas con necesidad es comprarles los medicamentos o alimentos que necesiten y llevárselos directamente a ellos.

Eso sería lo más coherente a realizar, para evitar el desvió de recursos.

Entiendo que si tu eres una persona muy caritativa tienes la gran necesidad de estar donando constantemente.

Por lo menos yo no me considero caritativo, porque mi tendencia es a ser más bien egoísta.

Aunque te confieso que después de pasar por mi crisis financiera, intento ayudar al máximo a otros pues se exactamente lo que se siente estar desesperado por sobrevivir.

Pero si no quieres que tus donaciones vayan a parar a manos equivocadas te recomiendo que te dediques a dar ayuda local.

Con esto me refiero a las personas más cercanas de tu entorno ya sea en barrio o la ciudad.

Solo así puedes garantizar que tus esfuerzos no van a ser en vano.

Así que te animo mediante esta información a ayudar directamente a los necesitados.

Te aseguro que la Vida te va a regresar con la misma moneda la contribución que haces por los demás.
Comparte:

lunes, 4 de mayo de 2020

Cómo actuar ante las crisis emocionales



Cómo actuar ante las crisis emocionales Hace algún tiempo en este canal vimos que hacer durante las crisis financieras en el tema PLANEACIÓN ESTRATÉGICA DURANTE LAS CRISIS FINANCIERAS.

Sin embargo, podemos decir que las crisis emocionales son más difíciles de solucionar que las crisis monetarias.

Por si eres nuevo en este canal o en ver esta información yo grabo estos vídeos con 3 semanas de anticipación.

Así pues, cuando veas este tema, estaremos a inicios de mayo y en realidad no sé cómo estará la situación, pero en la actualidad me encuentro en mi tercera semana de cuarentena.

Respecto a esto, la crisis mundial y la cuarentena preventiva a la cual hemos sido expuestos ha hecho que salgan a aflorar nuestras verdaderas intenciones.

Por ejemplo, muchos nos hemos desesperado y salimos a la calle con la esperanza de retomar nuestra vida como si nada hubiera pasado.

Otros nos hemos llenado de pánico y desesperanza sobre nuestro futuro y que vamos a hacer ante tantas malas noticias.

Y así, hemos dejado salir toda la basura emocional que por años nos hemos guardado y no hemos querido sacar por miedo a lo que piensen los demás.

En algunos casos he visto como personas estallan violentamente contra sus parejas, como si estas tuvieran la culpa de lo que está pasando.

En otros, las personas piensan que esto es una conspiración y prefieren intentar seguir sus vidas de forma “normal”.

En todo caso, te estarás dando cuenta, después de 3 semanas de cuarentena realmente que era lo que daba sentido a tu vida.

El trabajo, las fiestas, amigos, novia, esposo, padres, etc.

Toda crisis que podamos tener de cualquier índole, cumple con ciertas características.

Lo primero es que estas no van a durar para siempre y tiene un periodo de tiempo.

Lo segundo es que si no aprovechas a reestructurar tu vida y a ajustarte a nuevos cambios que vienen te aseguro que en la siguiente la vas a pasar peor.

Por ejemplo, ¿qué tanto de ese tiempo en cuarentena has dedicado para ti mismo?

¿Cuántos libros has logrado leer para saber cómo cambiará tu economía de aquí en adelante?

¿Has hecho deporte en este tiempo en tu casa o alguna actividad física que te mantenga fuerte?

Muchas personas creen que después de cierta fecha, cuando termine la cuarentena, sus vidas van a volver a ser lo mismo.

Lamentablemente el mundo a partir de esto va a cambiar y mucho.

Esto indefectiblemente va a generar nuevas oportunidades para unos y nuevos fracasos para otros.

Y ten por seguro que esto es sólo el inicio y situaciones más complicadas llegaran en el futuro.

Muchos de nosotros no utilizamos este tiempo en casa como oportunidad de aprender algo nuevo o capacitarnos en algo.

Muchos seguimos llorando sobre la “leche derramada” añorando como eran las cosas antes de todo esto y con la esperanza de que vuelvan a ser igual.

Otros también nos dedicamos exclusivamente al entretenimiento a tal punto de saciarnos y detestarlo.

En realidad, de todo corazón deseo que este no sea tu caso y que hayas pensado un plan de contingencia como lo vimos en el tema DEFINIENDO EL PLAN B DE LOS PROYECTOS.

No se trata de vivir asustado de aquí en adelante, pero no te confíes y asume que cualquier cosa puede pasar y debes prepárate para ello.

Si esto se prolonga, la gente comenzará en un tiempo a sufrir problemas físicos y emocionales.

Y todo porque nos dedicamos al sedentarismo total.

No solo comenzaremos a sufrir de sobre peso físico sino emocional debido a la incertidumbre del futuro.

A título personal yo recomiendo que apenas te levantes cada día realices alguna actividad intensa física.

Te alimentes bien y con esto me refiero a comer balanceado. Es decir, de todo un poco.

Y sobre todo tener en cuenta las recomendaciones que dan los médicos de tu localidad sobre los cuidados en la salud.

Así pues, quiero animarte mediante esta información a mantener tu mente quieta y tu cuerpo en movimiento para superar cualquier crisis emocional.

Ten por seguro que en esta situación mundial no sobrevivirá el más fuerte, sino el más inteligente.
Comparte:

lunes, 27 de abril de 2020

La importancia de no apropiarnos de los problemas ajenos



La importancia de no apropiarnos de los problemas ajenos Como hemos visto en temas anteriores, una de las estructuras mentales básicas que tenemos los seres humanos es la empatía.

Esto es lo que nos ha permitido vivir en comunidad ya que nos permite ponernos en los zapatos de los demás.

Lamentablemente, así como nos dejamos llevar del Ego y que nos perjudica constantemente, ocurre lo mismo con nuestra empatía o como aquí le hemos llamado, el Noble.

Y quizás en este momento te preguntes, ¿cómo puede perjudicarnos el ser nobles con los demás y ayudarlo o preocuparnos por su bienestar?

¿No se supone que de eso trata todo esto y es lo que le da sentido a la Vida?

Respecto a esto, hace muchos años mi señor padre, hablando sobre este tema, me hizo una analogía que me ayudó a comprender perfectamente el peligro de todo esto.

Él me decía que en la Vida todos somos como una especie de barco.

Algunos son yates de lujo, otros transatlánticos y así diferentes clases de barcos grandes y pequeños que vendrían siendo los roles que cumplimos en la vida.

Por supuesto los yates de lujo irán rápidamente y ligeros.

Pero hay un grupo que vendrían siendo los buques de carga.

Estos especialmente son el grupo al cual estamos haciendo referencia en este tema, pues son personas que se llenan de cargas con los problemas de los demás.

Recuerda que por naturaleza somos empáticos y vamos a tratar de ayudar a otros que nos importan.

Pero siguiendo con la analogía, sabes ¿qué podría pasar con un buque de carga que está siendo llenado con muchas cosas?

Tiene altas probabilidades de terminar en el fondo con el resto de carga perdida.

Cuando nos llenamos con las cargas o los problemas de los demás, con el tiempo y debido a nuestra empatía, podemos terminar en depresión.

¿Quiere decir esto que debemos volvernos fríos y apáticos con los problemas de las personas que nos importan?

Una cosa es recrearnos con el dolor de nuestros seres queridos y otra cosa muy diferente ayudarlos, si esta en nuestras manos a solucionar sus problemas.

Sin embargo, te voy a contar un secreto que posiblemente no sepas y es que mucha gente sufre, luego se queja, para finalmente buscar recibir un apapacho.

Aunque no lo creas, esto es una necesidad de afecto bastante enfermiza que los seres humanos buscamos.

Para poder entenderlo mejor, intenta recordar como era tu infancia, asumiendo que tuviste un núcleo parental amoroso.

Te consentían, te mimaban y te celebraban todo.

Sin embargo, con el paso del tiempo esto fue cambiando y cada vez esta atención, mimos y cariño fue disminuyendo.

En nuestro sistema nervioso se almacenó esta información, ¿y adivina que estará buscando nuestro cerebro?

Yo le llamo a esto un regreso al útero materno, en donde teníamos todo lo necesario y sobre todo, teníamos la atención de nuestra madre sobre nosotros.

Lamentablemente los seres humanos ingresamos en el ciclo de error, queja y la búsqueda del apapacho para intentar recrear esa sensación de atención y amor por parte de terceros que tanta falta nos hace incluso ahora que somos adultos.

Si realmente quieres ayudar a las personas que amas, intenta tu vivir bien y darles ejemplo de bienestar.

Te aseguro que al verte feliz les darás el premiso de forma inconsciente que necesitan, pues se darán cuenta que si es posible estar bien.

Así que te animo mediante esta información a ayudar a las personas a solucionar y no a entrar en ese ciclo de sufrimiento que está acabando con nuestra paz.

Para finalizar te dejo con la siguiente frase: “Los barcos no se hunden por el agua que los rodea, se hunden por el agua que entra en ellos. No permitas que lo que sucede a tu alrededor se meta dentro de ti y tu hunda.”
Comparte:

lunes, 20 de abril de 2020

Cómo perdonar



Cómo perdonar Hay que aceptar que las fallas y errores de otros nos llegan a ofender tanto que hasta pueden dañar nuestro resto de día.

Esto se debe primero a lo complejo de las relaciones humanas y a la interpretación que cada uno tiene sobre los eventos.

En esto interviene un factor tan importante como la información recibida en la infancia.

Y como hemos visto en temas anteriores, los eventos son simplemente eso y somos nosotros los que le damos relevancia o no.

La prueba está en que si existe algo que a mi me ofenda quizás tú lo veas como una tontería sin importancia y viceversa.

El hecho es que cuando nos enfrentamos a dichas ofensas, el perdón es una herramienta que nos ayuda a soltarnos emocionalmente de otros.

Es como si el resentimiento fuera una forma de mantener atada a una persona y hacerla pagar por lo que nos haya hecho.

Así pues, vemos que el perdón es una herramienta para sanar emocionalmente, ¿pero en realidad funciona?

Siendo honestos con nosotros mismos, en realidad no sentimos que esto sirva para algo.

Pues una cosa es decir te perdono, pero en realidad nuestra mente y emociones siempre nos están recordando la falla.

Y esto ocurre porque nosotros no cultivamos el perdón.

Con esto me refiero a que el perdón es algo que se debe hacer a diario, a cada instante.

¿Has notado como cultivamos el amor de una persona, al llamarla, regalarle algo y en general estar pendiente de ella todos los días?

Esto mismo se debe hacer si realmente quieres soltar y perdonar.

Una de las cosas más importantes para tener en cuenta es que el peor enemigo del perdón son los recuerdos.

Estos avivan el dolor y mantienen el rencor encendido.

Recuerda que nuestra mente no hace diferencia entre algo que vemos y algo que imaginamos.

O sino intenta pensar en este momento en algo que haya sido desagradable para ti.

De seguro volverás a incluso a sentir las mismas emociones que tuviste cuando el evento ocurrió.

Lo curioso de todo esto es que la otra persona que te ofendió de igual manera se siente afectada.

Respecto a esto, recientemente por recomendación de un grupo de amigos que conocí compré un libro bastante interesante.

Este libro se titula EL PODER DEL AHORA.

Aquí aprendí un ejercicio bastante interesante y útil para poner tu mente en el momento presente.

Cuando tienes un recuerdo y este ha sido doloroso, sufres porque te estás identificando en ese momento con lo que está pasando en tu mente.

Entonces el ejercicio propone que, en vez de pensar en tus recuerdos, comiences a centrar tu mente en cómo te estás sintiendo.

Es decir que si sientes odio busques en que parte de tu cuerpo se manifiesta esa sensación.

Y así con cualquier emoción que tengas.

Si lo haces bien, es casi de inmediato que la sensación desaparece, incluyendo el recuerdo.

Basta hacer esto todo el tiempo e irás notando como tus sentimientos negativos, esos que no te gustan van cambiando por otros de bienestar.

Hacer esto a diario es una de las mejores terapias para sanar hasta que sientas que has perdonado la situación.

Así que te animo mediante esta información a dejar de concentrarte e identificarte con tu pasado.

Lo que haces en este momento es lo que determinará tu calidad de vida en el futuro.
Comparte:

lunes, 13 de abril de 2020

Vale la pena perseguir todos nuestros sueños?



Vale la pena perseguir todos nuestros sueños Todos hemos escuchado decir que nunca debemos abandonar nuestros sueños.

La realidad es que muchos de ellos los echamos en el olvido o quizás los hemos aplazado tanto que a la fecha aun están a la espera.

El hecho es que sea cual sea la razón por la cual los hemos estado aplazando, tiene que ver mucho con el miedo.

Como ya hemos visto antes, cumplir o no una meta influye mucho la autoestima que tengamos.

Si tenemos una autoestima alta, de seguro nos vamos a sentir merecedores de las cosas que soñamos.

Respecto a esto, hace un par de meses hablando con una amiga que tiene una edad avanzada, me dijo que increíblemente a su vida llegó una posibilidad de cumplir un sueño desde su juventud.

Como siempre uno dándosela de motivador de las personas intenta decirles que no abandonen y bla bla bla.

Pero mi amiga me dio una lección sobre esto que nunca voy a olvidar pues no todos los sueños y anhelos debemos perseguirlos.

Cuando ella me estaba contando sobre la posibilidad de retomar algo que siempre quiso, la anime a continuar.

Ella me dijo que por su edad no era buena idea continuar con dicho objetivo.

La verdad yo pensé que se estaba limitando por esta variable, pero me dijo claramente que su cuerpo ya no era el mismo.

Que su tiempo respecto a esta meta ya pasó y tenía que ser consciente de sus limitaciones físicas.

Fue allí donde entendí que los sueños o metas de la actualidad, nada tendrán que ver con nosotros dentro de unos años.

No solamente nuestro cuerpo va cambiando, sino que nuestras emociones y metas también van a cambiar con el tiempo.

Para poder entenderlo mejor, imagina que una persona toda la vida quiso jugar al fútbol.

Pasaron los años y por diferentes circunstancias fue aplazando su proyecto.

Ya sabemos que la dilatación de esta meta tiene que ver con el miedo ya cumplirla.

Ahora bien, la persona ya es mayor de 40 años y finalmente se animó a cumplir su sueño de ser futbolista.

Como es lógico, va a tener muy pocas probabilidades de conseguir jugar a nivel profesional.

¿Y si lo hace, por cuanto tiempo podrá jugar?

Y no solo esto, ¿has considerado una lesión deportiva que implique perder calidad de vida?

Como puedes ver no todos los sueños debemos perseguirlos.

Estos tienen un tiempo de caducidad.

Así que te animo mediante esta información a cumplir tus metas ahora que puedes lograrlas.

Las metas se nos escapan de las manos simplemente por dejar que el miedo gobierne nuestras acciones y decisiones.
Comparte:

lunes, 6 de abril de 2020

Cómo cambiar las cosas que ya no te gustan



Cómo cambiar las cosas que ya no te gustan Todos en algún momento nos sentimos inconformes con nuestra personalidad.

Nos gustaría por ejemplo no enojarnos tan fácil o tener mayor valor para tomar decisiones.

Muchas veces nos preguntamos por qué somos así y la respuesta ya la hemos tocado anteriormente.

La mayoría de nuestras acciones provienen de nuestra infancia.

Es allí donde aprendimos o mejor dicho absorbimos mucha información que determina la calidad de vida que tenemos en la actualidad.

Vimos a las personas más cercanas hablar del dinero de forma positiva o negativa y ya te podrás imaginar como son tus finanzas en la actualidad.

También si vimos a nuestros padres frecuentemente peleando o si se llegaron a divorciar por regla general, nosotros vamos a tener la tendencia a hacer lo mismo.

Y ni que decir de nuestra salud y cuidados que tendremos con nuestro cuerpo si la gente más cercana a nosotros fueron sedentarios o extremistas para comer.

Esto no quiere decir que si lo vimos en una oportunidad ya se nos quedó grabado para siempre.

Para que estos comportamientos llegaran a formar parte de nuestra vida, no solo los tuvimos que observar muchas veces.

También nosotros tuvimos que practicar estos comportamientos ya sea mediante acciones o a través de imágenes mentales.

Es por eso que los traumas funcionan. Me refiero a que, si te pasa un evento y no piensas en él, para ti no es importante, este no tendrá mayor trascendencia en tu vida.

Para que algo sea parte de nuestra vida, debemos repetirlo así sea en pensamientos de forma constante.

Ahora que ya sabemos esto, se nos viene a la mente que podríamos comenzar a crear nuevos patrones de comportamiento.

Pero la verdad decirlo es muy fácil, en cambio hacerlo es otra cosa.

Por ejemplo, digamos que quieres dejar de enojarte por todo.

Cuando intentas hacerlo de seguro te dará hasta mal genio tratar de sonreírle a la gente simplemente por que sí.

Así que cómo cambiar un patrón emocional tan fuertemente arraigado en nuestro interior.

El truco es hacerlo mediante cosas más simples y que no sean tan fuertes en tu vida.

Por ejemplo, si tu costumbre es levantarte y no tender la cama, comienza por algo tan simple como eso.

Y tu me dirás que tiene ¿qué ver el tender una cama con mi enojo?

Directamente no tiene nada que ver, pero a medida que dominas un hábito y creas uno nuevo, poco a poco vas a sentir la fuerza emocional para ir cambiando cosas más grandes.

Por ejemplo, a mi toda la vida me ha dominado la ansiedad.

Específicamente no se a que se debe esto, pero en mi mente siempre me anticipaba a los eventos antes que ocurrieran de forma anormal.

Incluso hoy en día a veces esa clase de anticipos mentales me pueden ocurrir, aunque puedo decir que domino un poco mejor esa parte.

Cuando hice conciencia de lo perjudicial que era esto para mí, comencé a tomar el control poco a poco en cosas simples.

Si tenía que presentar una tarea 5 o más días después, intentaba no pensar en dicho evento.

Al principio fue muy difícil, pero luego leí algo sobre esos temas y me di cuenta que un buen método para controlar la ansiedad era observar lo que sentía en ese momento.

De hecho, es un excelente “truco” para soltar cualquier otra emoción que te perjudique.

Observar es poner tu mente en que parte de tu cuerpo sientes la emoción que te afecta.

¿Sientes vacío, frío, soledad, sudoración, etc.?

La idea no es juzgar o analizar lo que estás sintiendo.

Es simplemente observar como si estuvieran observando algo que no es tuyo, que no tiene que ver contigo.

Cada vez que lo haces te darás cuenta que esa emoción pierde poder en ti y tu paz interior retoma el control.

Al principio puede que fracases, pero entre más lo hagas, te volverás experto.

Así que quiero animarte mediante esta información y mediante esta herramienta de observación a tomar el control de tu vida.

Si ya no te gusta algo ya sabes que puedes cambiarlo, sin necesidad de enfrentarte a ti mismo o pelear con tus emociones.
Comparte:

lunes, 30 de marzo de 2020

Enséñale a tu mente a aceptar la salud que proviene de Dios



Enséñale a tu mente a aceptar la salud que proviene de Dios Versión audios adicionales + regalos: https://tinyurl.com/uu7okkr

📺 Nuevos vídeos cada Lunes. Por favor... ¡suscríbete!: https://tinyurl.com/ybqf8rfl

Escúchalo a diario, preferiblemente con audífonos, para sanar tu cuerpo y mantener el vigor.

Blog: https://autopoder.blogspot.com/
Web: https://www.autopoder.com/

Sígueme en:
https://www.facebook.com/AUTOPODER/
https://www.instagram.com/ingenierogabrielsalazar
https://twitter.com/gasa1971
Comparte:

Aprendiendo sobre la dureza de la vida



Aprendiendo sobre la dureza de la vida Estoy seguro que no te ha pasado solo a ti, sino a muchas personas que te rodean hechos en los cuales sus vidas cambian para mal.

Ninguna persona se puede escapar de esto, salvo que haya tenido una educación emocional optima.

Y como hemos visto en este blog, la verdad hasta el momento no he conocido un ser humano sano emocionalmente.

Todos estamos enfermos y esto está comprobado con lo que define la psicología como los factores de personalidad.

Puedes ver mayor información sobre esto en el tema ESTRUCTURAS DE LA PERSONALIDAD.

Este común denominador hace que nos preguntemos, si tenemos todo para vivir en bienestar, si la Vida misma nos da todo lo necesario para subsistir, ¿por qué insistimos tanto en buscar el dolor?

Lo curioso de todo esto es que antes de que las cosas se “pongan mal” todo a nuestro alrededor nos da señales de que cambiemos nuestro rumbo antes de que sea demasiado tarde.

Por ejemplo, personas cercanas nos pueden hablar de algo que nos puede estar pasando sin siquiera haberles hablado de lo que estamos vivenciando.

La misma música nos puede dar información mediante sus letras.

Hasta en películas podemos ver información que tiene que ver con nosotros, pero por alguna extraña razón pensamos que es coincidencia o que es normal y no tiene nada que ver con nosotros.

Personalmente antes de mi crisis los mensajes llegaban por montones, pero los ignoraba porque no eran para mí.

Yo tenía mi objetivo claro y por el hecho de pensar positivamente todo me iba a salir bien.

Al menos esa era mi creencia.

Y no solo eso. Hasta la fecha se me han presentado mensajes que aun omito a pesar de estar alerta con esto.

Luego han salido los problemas y finalmente no se puede evitar la pregunta: “¿por qué a mí?”

El hecho es que todos, después de un fracaso allí si pensamos en solucionar, reparar o intentar retomar lo que antes funcionaba.

Al menos muchos de nosotros intentamos corregir, reparar o al menos no volver a lo mismo en el futuro.

Pero qué pasa con esas personas que, aunque siempre les ocurra lo mismo, definitivamente ¿vuelve y cometen los mismos errores?

Todo esto hace inevitable que nos preguntemos, “¿será que somos adictos al dolor?”

¿Por qué buscamos el dolor como sea? ¿Para beneficiar a quien o a qué?

Una de las cosas que más me llama la atención de todo lo investigado estos años es ¿por qué, a pesar de haber salido de determinadas crisis y estar bien, buscamos de todas formas meternos la pata para caernos y sufrir?

Las preguntas existenciales que tanto me agobiaban anteriormente sobre quien soy y que hago aquí pasaron al olvido.

Definitivamente la mayor pregunta que tengo en este momento es por qué el ser humano es tan tonto como para buscar el sufrimiento.

El hecho es que por lo general cuando una persona fracasa y sufre, de inmediato busca conectarse con la Fuente de todo.

Esta Fuente está en el interior de cada uno. Algo que nunca le prestamos atención y que constantemente nos está guiando el camino.

Sin embargo, a través de estos años, me he dado cuenta que el ser humano ama el drama.

Al parecer nos gusta autocompadecernos y es por eso que tratamos de buscar inconscientemente por todos los medios padecer así sea en pequeña escala.

Parece absurdo decir que buscamos estar mal, pero te aseguro que cantidades de veces lo has intentado hacer.

Por ejemplo, recuerdas ¿qué hacías cuando niño veías a un pariente enfermarse y ser cuidado con mucha atención?

¿Cuántas veces no anhelaste sentirte enfermo para recibir la misma atención y cuidados?

Añádele a esto los dramas de TV que por tantos años vimos y aprendimos sobre el sufrir para merecer.

Mira yo no te voy a mentir sobre la vida y lo dura que puede ser si se lo permitimos con nuestros pensamientos y acciones.
Tus pensamientos de sufrimiento no solo te afectarán a ti, sino que también afectarán a las personas que te rodean.

Nuestro cerebro es un laboratorio en el cual ensayamos lo que vamos a vivir.

Si constantemente estás enfocado en enfermedad, vejez, muerte y sufrimiento, adivina que estarás viviendo con el tiempo en tu entorno.

Así que te animo mediante esta información a soltar ese papel de víctima que hemos estado jugando durante toda nuestra vida.

A la final, el Universo no le importa si tú estás buscando ser víctima o ser feliz.

Simplemente le importa darte lo que constantemente tengas en tus pensamientos.
Comparte:

lunes, 23 de marzo de 2020

Qué es lo que le ocurre al amor



Qué es lo que le ocurre al amor Así lo aceptemos o no, el amor en pareja es tan necesario como el dinero.

Es una necesidad en nuestras vidas ya que somos seres sociables por naturaleza.

Ninguna persona es capaz de estar mucho tiempo en soledad.

Y si logra estarlo, con el tiempo va a tener la tendencia a deprimirse o sufrir un sentimiento de dolor, amargura y derrotismo.

He tenido la oportunidad de conocer personas bastante espirituales, pero de la misma forma solitarias.

Me he dado cuenta que estas personas intentan ser agresivas con todo y todos los que los rodean.

Se sienten “autosuficientes” y siempre “tienen” la razón en todo lo que enfoquen su mente.

Sin embargo, son capaces de hablarte con mucha dulzura y mirarte con compasión debido a su alto gran de espiritualidad y conexión con la vida.

Lamentablemente carecen de algo tan importante como es el amor de una pareja.

Recuerdo que cuando era un niño el romanticismo era muy común en aquellos años.

Las personas no solo se regalaban flores o chocolates, sino que también se escribían cartas.

Las parejas se casaban muy pronto y los matrimonios duraban mucho más de lo que hoy podemos ver en los que logran casarse.

Con el auge de la tecnología entraron las redes sociales.

Dejamos de escribir en papel y comenzamos a escribir en medios digitales.

Nos hemos vuelto tan desconfiados que hasta reclamamos que nuestra pareja indique que le gusta una foto de otra persona.

En otras palabras, cambiamos el romanticismo por la inseguridad.

Primero nos da pánico expresar nuestros sentimientos a alguien pues no queremos caer en la friendzone.

Queremos escuchar un te quiero de regreso si es que nos atrevemos a expresarlo.
Y si lo llegamos a escuchar de inmediato entra en nuestro corazón un nuevo miedo y es por cuanto tiempo durará ese amor.

Y así nos la pasamos en relaciones llenos de desconfianza, inseguridad, celos, enojo, tristeza y amargura.

En realidad, volvemos una experiencia tan maravillosa como lo es el amor, en una lucha constante por no ser engañado o abandonado por nuestra pareja.

A muchas personas las he escuchado decir que entre más frio el corazón viven más “felices” y tranquilos.

Pero en realidad lo único que le da sentido a la Vida es el amor en todas sus manifestaciones, especialmente el amor de pareja.

Pero en vista que todos hemos pasado por experiencias amargas en este sentido, elegimos ser fríos y calculadores a la hora de “amar” a un desconocido(a) que dejamos entrar en nuestra vida.

Otros por el contrario eligen no comprometerse con ninguna persona y en cambio “disfrutan” del cariño de múltiples besos y abrazos.

En ambos casos, nos estamos engañando pues con la mano en el corazón, ¿quién no desea estar al lado de esa persona especial que se ama y sentir que eres amado(a)?

Es por eso que podríamos concluir que las personas más “frías”, en realidad son las más necesitadas de amor.

Lo único que ocurre es que han sido lastimadas y por eso forman una coraza de protección, mostrando que son inalcanzables.

Así pues, tenemos dos caminos a seguir que son “vivir” el amor de forma sistemática para sentirnos seguros en caso de que nos intenten hacer daño.

O podemos vivir el amor sin miedo a dar ni recibir nada a cambio.

Lamentablemente el amor de pareja lo vemos como una especie de trueque donde tú me das y yo te regreso, ya sean cosas positivas o negativas.

Si me das una caricia, yo te doy otra o si me engañas, yo también te engaño.

Y puede que en este momento te estés preguntando ¿cómo dar amor sin esperar nada a cambio?

Si observas la Vida, Dios, el Universo o como quieras llamar esa presencia Divina, para todos hace salir el sol.

Lo mismo la lluvia, el alimento, el aire, etc. No se detiene a ver si le dan las gracias, o si le dan amor, etc.

Simplemente da con todo el amor pues eso es la felicidad.

El amor es buscar la felicidad y el bien de la persona amada.

¿Que cómo se podría llegar a un estado de amor tan desprendido con nuestra pareja?

Aquí es donde entra el amor propio.

Todos buscamos que nos den seguridad, felicidad y amor mediante nuestras relaciones.

Es por eso que hemos convertido el amor en un negocio o trueque donde siempre esperamos algo a cambio.

Todo eso que buscamos en otra persona nos lo podemos dar nosotros mismos.

Te aseguro que cuando lo hagas, vas a ser tan feliz que con tu pareja solo buscarás compartir ese sentimiento buscando que se sienta de la misma forma.

Así que te animo mediante esta información a retomar el camino del amor propio para expresarlo con tu pareja.

El amor, el respeto y la lealtad solo se logran cuando han sido experimentados desde tu interior.
Comparte:

Acerca de mí

Mi foto
Ingeniero de Sistemas e Investigador del Pensamiento Humano y las emociones, y como estas influyen en las decisiones que tomamos cada segundo para tener éxito o fracaso.

Notificaciones WhatsApp

WhatsApp
Canal Ingeniero Gabriel Salazar / AUTOPODER Recupera tu Poder Interior

Para recibir el vídeo de cada lunes en tu WhatsApp:

1. Ingresa el número +573024480553 en tu lista de contactos.
2. Envía un mensaje indicando que deseas suscribirte.

También puedes dar CLIC AQUÍ para hacer el proceso automáticamente.

Recuerda AGREGAR EL NÚMERO A TU LISTA DE CONTACTOS para recibir las notificaciones de nuevos vídeos cada lunes.

Vídeo Bienvenida

YouTube

Copyright © Ritmo Positivo 2009 - 2020. Con tecnología de Blogger.

Ultimo Vídeo

PBA Oferta

Facebook

Suscríbete al Blog

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibe las actualizaciones del Blog AUTOPODER: Recupera tu Poder Interior.

Te será enviado un Email de confirmación para la suscripción. Si no recibes el email, por favor verifica en tu carpeta de Correo no Deseado o Spam.

Puedes darte de baja del servicio en cualquier momento que desees. Cada Email de la suscripción que te llega contiene las instrucciones para hacerlo al pie de página.




Ofrecido por FeedBurner