paz
La paz en mi concepto es un estado abstracto. Con abstracto me refiero a que es intangible. No es un objeto, no se puede medir y tocar. Es muy similar al concepto de la música y de los números. En conclusión requerimos de nuestra mente para poder “sentirlo”.

Sin embargo, la paz a pesar de no ser algo que podamos sentir como algo real, es un estado que todos deseamos. Tanto es así que es un tema tendencia en las noticia mundiales desde que tengo uso de razón.

Incluso en las redes sociales se escucha mucho esto y en el momento noto que hay una gran discusión en mi país por este tema y una especie de participación comunitaria mediante un voto. Te soy sincero, yo desde el año 2006 corte con todo tipo de noticia e información oficial de los medios de comunicación de mi país o cualquier otro, pero en lo poco que he visto y que alcanzo a ver en redes sociales, veo con asombro como unos se atacan contra otros que no opinan lo mismo que ellos.

Yo la verdad no entiendo qué clase de paz esperan conseguir si no hay tolerancia y respeto por las ideas de otros.
pelea


Viendo todo esto, me llegó a mi mente una situación en mi vida que me hizo comprender como es que nosotros desde donde quiera que estemos podemos comenzar a vivir la verdadera paz que todos buscamos y me refiero a la paz mental. Pues la paz no es que tu vecino haga lo que tú quieres. La paz es algo mucho más profundo y tiene que ver con el interior de cada uno.

Hace algunos años, como lo llegué a comentar en entradas anteriores, yo viví una situación económica limitante. Todos los que han pasado por esto sabrán de lo que les estoy hablando cuando me refiero a que no solo la economía se ve afectada, sino todas las relaciones a tu alrededor.

La situación siempre se pone tensa en las relaciones de pareja cuando hay problemas económicos. En otras palabras ese amor que se manifiestan las parejas en la abundancia no necesariamente se ve en los casos de carencias de dinero.

En mi caso la situación llegó a tal punto que llegué a sentir miedo de mi pareja (aunque soy mucho más grande que ella) y posteriormente odio. Digo odio porque en realidad la palabra correcta es resentimiento. Ya que no puedes odiar y no decidirte dejar a esa persona.

problema de pareja
Bueno el caso es que me acostumbré tanto a esta situación que duro varios años, que cuando salimos de ella, yo seguía maltratando disimuladamente a mi esposa y por lógica consecuencia recibía la misma agresividad de parte de ella. No recuerdo el motivo de esa última pelea que tuvimos. Sin embargo si logro recordar que fue la última y los eventos que ocurrieron y que cambiaron mi vida para siempre.

La situación para que me comprendas es que estoy de pie diciéndole algo y ella me responde con rabia. Así que me paré firme como desafiándola a un enfrentamiento de fuerza, a lo cual ella acepto e intentó moverme de donde estaba con su cuerpo. Como es lógico ella chocó contra mí y al ser más pesado que ella, rebotó hacia atrás y nuestra pequeña niña quedó aplastada por mi esposa y un mueble.

La verdad yo sentí risa por la situación. De hecho en este momento aún me da risa recordarlo porque mi hija después de eso nos dijo “dejen de pelear que casi me aplastan”, con un tono de voz muy enojada. Mi esposa me culpó que yo la empuje de maldad contra la niña y yo solo me reía diciendo que ella se había chocado conmigo.

risa
Pero la risa no duro mucho tiempo. Unos minutos después comencé a ver la clase de padre que me había convertido. Y sobre todo lo que más terror me dio era imaginar a mi hija ya adulta con un hombre igual que yo, pues ese es el ejemplo que le estaba dando en esos días. Para no profundizar mucho en esto de la influencia que uno tiene sobre los hijos en sus futuras relaciones, te recomiendo leer la entrada EL ORIGEN DE LOS CELOS.

De inmediato recordé las palabras de mi compañero de tesis que siempre decía que él nunca trataba mal a su ex esposa para no hacerle daño a su hijo. Y esa misma noche con mucha vergüenza me disculpé con mi esposa y le dije que no se lo prometía a ella, sino que me lo iba prometer a mí mismo JAMAS volverla a agredir o enojarme con ella. Que desde ese instante en adelante la trataría como espero que el esposo de mi hija la trate cuando llegue el momento.

Como es lógico mi esposa no me creyó, sin embargo yo le volví a recordar que la promesa no era hacia ella, sino hacia mí mismo. La verdad con los días yo noté que ella no dejaba de responderme agresivamente a pesar de mi esfuerzo por ser “dulce”. Pero como todo en la vida es un proceso, y toma tiempo, esto no fue la excepción.

reconciliación
Con las semanas noté que ella fue bajando la guardia y comenzó a tratarme diferente a como lo venía haciendo. Noté que ahora podía hablar con ella y que ya no peleábamos sino que dialogábamos. Hoy en día es la mejor esposa del mundo. La más cariñosa, y sobre todo en momentos de tensión noto que resalta su buen humor y eso hace que las cosas las podamos manejar y solucionar de una forma más amorosa.

Después de todos estos eventos y tiempo que ha pasado llegué a dos conclusiones importantes de palabras que he escuchado y leído sobre este tema. El primero es que escuche decir por mi formación religiosa que el hombre es cabeza de familia. Tristemente esto se toma como que el hombre es un rey y la mujer es la esclava del señor. En otras palabras debe ser la pendeja que tiene que agachar la cabeza a todo lo que diga el varón.

Pero con mi experiencia noto que esto no es lo que quiso decir el autor de esa frase. Más bien lo que quiso decir se resume en “el hombre hace a la mujer”. Me doy cuenta que el hombre es el cabeza de un hogar porque es el que da el ejemplo de cómo quiere que lo traten. Si tu tratas bien a tu pareja, indefectiblemente te tratará bien. Y por el contrario si tú tratas de esclava a tu mujer, ella con el tiempo, (no ahora pero con el tiempo) se rebelará contra la tiranía, pues nadie en este planeta vino a obedecer a otros. Sino pregúntate por qué el ser humano siempre ha vivido y vivirá en guerra? He aquí un gran problema de la terminación de los matrimonios hoy en día. Lo más horrible es que pensamos que en la próxima pareja encontraremos la pendeja que se deje y al final terminamos solos.

ayuda
La segunda conclusión a la que llego tiene que ver con el inicio de esta entrada y es que la paz que tanto anhelamos y buscamos no es la que nos están ofreciendo a través de los “miedos de comunicación”. Eso solo son sofismas de distracción. La verdadera paz se construye desde tu casa, amando a tu esposa y tus hijos. Amando a tus padres y abuelos. Amando a tus hermanos. Amando a tus vecinos y a tus compañeros de trabajo. En general la paz se construye desde cualquier sitio o situación en la que te encuentres, porque cuando tu das paz, todo tu entorno automáticamente te regresa esa paz con el tiempo.


Esto te traerá paz mental que es la verdadera paz que todos buscamos. Y esa paz que te “venden” para distraerte ya no significará nada cuando tú mismo(a) la vives y la das a otros. Así que a partir de este día pregúntate que clase de legado le estás dejando a los que te rodean. Como quieres que te recuerden y de inmediato pon tu contribución para que puedas generar bienestar en ellos y la Vida como siempre busca un equilibrio te retornará aquello que estás dando a tus hermanos.

Reacciones: 

Casi toda mi vida tuve un sentimiento de poder. Con esto me refiero a poder realizar las cosas, poder cambiarlas, aunque tenía que enfrentar dificultades, y a pesar de no conocer exactamente este sentimiento ni saberlo manejar a mi favor. En cierta ocasión sostenía un dialogo con mi madre sobre este tema y ella me decía que uno no puede sentir cosas que aun no ha vivido.

Me preguntó que pasaría si yo algún día me quedara sin trabajo. Yo por supuesto con mi pensamiento de poder le decía que yo buscaría lo que fuera, e incluso, llegué a decir lo que muchos se nos ha ocurrido o hemos pensado: “aunque sea barrer”.

Efectivamente llegó el momento en que me enfrenté a dicha situación. Y como era de esperarse, busqué todas las formas, todos los medios y más puertas se cerraron en frente de mi cara. Este patrón lo he visto repetirse mucho en las vidas de algunos amigos y conocidos. Hasta que finalmente y por cosas de la Vida, conocí a una persona que cambiaría, no solo mi punto de vista, sino mi sentir y respeto por aquellos que viven este tipo de situaciones.

El señor R me dijo la siguiente frase: “uno no piensa lo mismo con un millón de pesos en el bolsillo y recién almorzado, que aguantando hambre y buscando como ganar para comer”. Durante varios días analicé esta frase pues me llamó mucho la atención.

Comencé a recordar toda mi situación anterior y también las palabras de mi madre. Allí fue cuando entendí que era exactamente lo que ella quería decirme. Para nosotros es muy fácil atrevernos a criticar las situaciones de las personas y es allí, como no hemos vivido situaciones críticas o tenemos el apoyo de terceros que decimos categóricamente: “si a mi me pasara eso, yo haría esto otro” o “que tonto tan bobo, dejarse morir de hambre”.

Hoy en día en mi país hay un problema de robo de recursos. A esto se le suma el “salario mínimo obligatorio”. Lo digo entre comillas porque también hay personas que ganan menos que eso. Es triste pero suben los impuestos y a nivel general el costo de la vida, pero este salario sube muy poco.

Aquí uno se pregunta, cómo hacen familias de varios integrantes para sobrevivir con este valor y estas condiciones? Es increíble pero ocurre cada mes y durante años esta situación. Y vemos personas con mi sentimiento de poder que describía anteriormente haciendo propuestas que si fueran ellos, haría esto o lo otro y que tontos tan mediocres dejarse morir de hambre.

Como en una ocasión le comenté a un compañero de trabajo, que tocaba este tema, ojalá y la Vida no te vaya a poner un desafío de ese tipo, pues uno es muy valiente con el millón de pesos en el bolsillo y recién almorzado. Es muy fácil decir yo hago, pero entre el dicho y la acción hay un largo camino que recorrer. Así que mi propuesta no es criticar a las personas que tienen el “millón de pesos en el bolsillo”, mas bien es crear consciencia del amor y compasión que debemos tener por nuestros hermanos y hermanas menos afortunados.

Nosotros hemos tenido oportunidades que nos han permitido educarnos y eso nos ayuda a generar ingresos. Pero hay muchas personas que no cuentan o no han contado con estas ventajas. Es cierto que todos podemos cambiar y llegar a generar grandes ingresos. Solo es cuestión de cambiar nuestra mentalidad. Pero decirle a una persona: piensa así o de determinada forma, cuando esta deprimida por su situación, eso no le va a ayudar o a cambiar ni los pensamientos o su situación.

Podemos ayudarles a cambiar pero con amor. Y el primer paso para ayudar a otros es el ejemplo. Si quieres que la gente viva en bienestar, ponte tú también a vivir en bienestar. Si quieres que la gente sea feliz, sé tú feliz. O si quieres que la gente gane mucho dinero, tú también gánalo. El ejemplo es el primer paso para poder ayudar a alguien que lo necesita. El segundo ya es darle tu orientación con amor y paciencia.

Incluyo la paciendo porque muchas veces cambiar de mentalidad no es instantáneo. Quizás los que hemos pasado por estos procesos ya, lo vemos fácil y hasta divertido. Pero recuerda cuando estabas iniciando. No era tan divertido y no se veían cambios en tu vida por más esfuerzo que hicieras.


Así pues, entrega lo mejor de ti con tu ejemplo de amor y paciencia hacia tus hermanos menos favorecidos que tanto lo necesitan en este momento. Te dedico estás palabras con mucho amor y respeto y en nombre de todo el Equipo de Ritmo Positivo deseo que este año nuevo tu intención y tu voluntad hablen un mismo lenguaje para que tus nuevas metas se cumplan como las anteriores.

Reacciones: 

Reacciones: 

Reacciones: 

Reacciones: 

como atraer dinero
Algunas entradas del Blog AUTOPODER: Recupera tu Poder Interior habían tratado el tema del dinero de forma sutil al tratar de comprender las emociones que afectan el importante tema de cómo atraer dinero a nuestras vidas.

Sin embargo debo advertirte antes de comenzar algo sobre este tema. Casi todas las fuentes que leas sobre el tema de cómo atraer dinero, dan la sensación de que esto es algo que ocurre en poco tiempo, casi de forma instantánea. No te quiero desilusionar pero este tema, como todo lo que ocurre en la Naturaleza, tiene un proceso en el tiempo. Nada, sano y perdurable, se gesta de un día para otro. Entonces cualquier interpretación que des a este tema, recuerda que nada ocurre en el instante a no ser que se trate de un evento extraordinario, fuera de la Naturaleza.

Lo primero que vamos a entender o mejor a repasar es la secuencia o mecanismo por medio del cual nuestro Poder Interior, o Poder Creador se activa para que las cosas sucedan, sin tener que partirte la espalda por aquello que tanto deseas. Respecto a esto te voy a contar un secreto, y es que hay dos formas de obtener las cosas. Una de ellas es mediante el dolor que es el camino que a la gran mayoría de la humanidad nos han enseñado y es el “sufrir para merecer”. En otras palabras debemos esforzarnos o incluso poner en riesgo cosas importantes por nuestros objetivos.

Pero muchas veces mientras sufrimos por conseguir nuestras metas, vemos a otros que sin estar  “aparentemente” buscando esas mismas cosas, como por arte de magia, la Vida les sonríe y les atrae todo lo que necesitan para lograrlo. Nosotros llamamos a esto buena suerte y esto nos produce sentimientos de celotipia, envidia, desánimo, etc., haciendo que nuestros objetivos se separen cada vez más de nuestra vista.

envidia
Y aunque no lo creas esto es culpa nuestra, pues ¿quién nos dijo que miráramos lo que otros hacen? Esto hace que perdamos la atención en nuestro “sufrimiento que nos dará la recompensa” (Detéctese el sarcasmo). La otra forma de obtener lo que queremos es el camino que aparentemente viene mediante la “buena suerte”.

El proceso o secuencia lógica para esto proviene de la siguiente lista: emociones, palabras, ideas, actos, intenciones y resultados. Lamentablemente y aunque estamos familiarizados con esa lista, está desordenada y por eso nuestros resultados no se dan como se espera o definitivamente no se dan.

La primera cosa que debe ir en esa lista son las palabras. Con esto me refiero a que no sólo son tus palabras las que influyen en tus objetivos, sino las de terceros, a través de las noticias en los diferentes medios de comunicación, comentarios entre parientes, amigos y cónyuge. ¿Recuerdas la entrada anterior? Te va a servir las palabras si y solo si están apoyando tus objetivos. De resto ya sabes que estás perdiendo tu tiempo y esfuerzo en lo que buscas, que en este caso sería como atraer más dinero a tu vida.

Ahora bien, ¿qué producen las palabras propias y de terceros en nuestra vida? Ideas. Aunque no lo creas, nuestra mente es fácilmente manipulable por las palabras. Ya hemos visto en el pasado la famosa prueba de afirmar que estás comiendo una fruta ácida o un limón repitiendo varias veces, por ejemplo, estoy comiendo piña. Si notas, tu boca comienza a salivar, pues se produce una idea, una imagen en tu mente de dicha fruta y por neuro-asociación, se produce un resultado que tu cerebro ya conoce.

dinero en la infancia
Pero ¿por qué parece tan difícil o incierto cuando se trata del tema de cómo atraer más dinero a tu vida? Precisamente, ya has tenido una idea implantada desde tu infancia sobre el tema de cómo atraer dinero y no precisamente positiva. Incluso cuando tomábamos algunas monedas en nuestras manos siendo niños y las metíamos a la boca, ¿qué nos decían nuestros parientes y/o personas cercanas? Intenta recordarlo.

Cambiar esto no es tan fácil, pero tampoco es imposible. Si quieres más información te recomiendo la página de mi amigo y mentor Víctor Giordani (www.autopoder.com) que ha sido un experto en este tema desde hace más de 15 años.

Como vemos las ideas son muy fuertes en nosotros, pero ¿qué es lo que producen, que causan este efecto? La respuesta es Emociones. Toda sensación que vivenciamos es almacenada en nuestro sistema nervioso en forma de sensación. No podemos recordar fielmente que pasó con la experiencia pero si se almacena la sensación de dicha experiencia. Por eso, en el ejemplo de la piña, nuestra reacción al solo pensar en ella, produce saliva en nuestra boca. Hay una asociación preestablecida. Aquí se comienza a responder la pregunta anterior del porque al querer atraer más dinero a tu vida no ocurren los resultados que esperas e incluso el solo decir afirmaciones de este tipo, produce emociones de malestar o incomodidad emocional.

Lo que sigue después de las emociones es que nos impulsan de forma automática a actuar. El por eso que cuando nos esforzamos, nos reventamos la espalda, otros parecen que actúan de una forma hasta placentera y las cosas les vienen añadidura. En realidad ese “reventarse la espalda” es consecuencia de nuestras emociones. Estas nos dicen que debemos hacer esto, pero ¿por qué? Pues porque aprendimos a sufrir para merecer, a ganarnos las cosas. Y esto no está mal, debemos ganarnos las cosas, pero la gran mayoría lo hemos mal interpretado.

lluvia de piedras
Recuerda que el cerebro de un niño recibe todo de forma literal. Si tú le dices a un niño la expresión “están lloviendo piedras”, haciendo referencia a una lluvia muy fuerte, el niño(a) entenderá exactamente eso. Que están cayendo piedras desde el cielo y pueden hacer mucho daño. Esto nos pudo haber perjudicado cuando nos decían “tienes que trabajar duro para ganarte las cosas”. Y quizás digas, “bueno, yo ya no soy un niño(a). Ya soy un adulto”. En realidad sigues siendo un niño en un cuerpo grande, pues lo que aprendiste ha quedado allí impreso para siempre y no puede ser borrado, a no ser que ocurra un evento extraordinario que lo provoque.

Bueno, las consecuencias de las emociones son las acciones y el conjunto de todo esto es lo que se conoce como Intenciones. En alguna ocasión escuche algo muy sabio de Hollywood y una de sus películas famosas y era que un personaje le decía a otro “… recuerda, tu vida se define de acuerdo a tu intención sobre esta”.

Pues en realidad eso es precisamente lo que pasa con los milagros es nuestra vida. Cuando tienes una intención sobre algo, y no confundas intención con deseo, pues la intención es un conjunto de “cosas” que guían un propósito, TODO el Universo conspira para que esa intención se haga realidad.

desinformacion
Desafortunadamente nuestra bien intencionada, pero mal informada sociedad nos ha dado unas herramientas emocionales muy desenfocadas del bienestar.

Entonces ¿cómo atraer dinero a tu vida?, ordena la lista de la siguiente forma: palabras – ideas – emociones – actos, de forma positiva, constante, con método y de forma disciplinada, pues no hay nada más difícil en la vida que sostener un pensamiento consecutivo contrario a una idea prestablecida.


Sólo de esta manera podrás hacer que la magia de la Vida también funcione pera ti, pues está allí también para tu uso. Solo recuerda que como todo proceso natural toma su tiempo y nada es instantáneo en el Universo.

Reacciones: