Retoma el control de tu vida. Estrategias efectivas para el control emocional

lunes, 9 de enero de 2017

Caminando por el sendero del éxito personal



Caminando por el sendero del éxito personal
Hace algunos años, cuando regresaba de almorzar, camino a la oficina en la cual trabajaba se me ocurrió la genial idea de pedirle a Dios/Vida/Universo, como prefieras llamarle, que necesitaba un cambio en mi vida. Pero que fuera directamente el gran Poder del Universo quien me guiara a este cambio de bienestar.

Como era de esperarse este cambio no se vino a dar sino muchos años después de lo que yo esperaba y de ninguna manera de la forma en que me imaginaba. Casi siempre en nuestras peticiones y deseos hacia Dios, nos imaginamos que nos enviará un angelito con un traje impecable y una maleta con 1 millón de dólares a solucionar nuestra vida. Lamentablemente y hasta ahora no he visto cumplir los deseos de nadie al pie de la letra. Con esto me refiero al camino que hay que recorrer para llegar a esa meta que finalmente alcanzamos.

Estos caminos de cambio que pedimos muchas veces vienen con dolor, como fue mi caso. Te soy muy sincero, si yo hubiera sabido lo que tenía que pasar por esa petición, tal vez jamás me hubiera atrevido a hacer esa afirmación. Bueno, eso lo pienso ahora que soy fanático del bienestar, pero en aquella época quizás no me importó pues era fanático del malestar como la mayoría de seres humanos.

Sin embargo con el tiempo, creo que hay dos cosas que uno debe pedir ante todo a Dios/Vida/Universo, como prefieras llamarle. Estas dos cosas son SABIDURIA y FELICIDAD. Yo creo que cualquier meta que tengamos en nuestra vida, lo único que persigue es eso, la Felicidad. Pregúntate por un momento si eso que tanto deseas alcanzar no te llevará a esa parte Feliz.

Teniendo esto claro, es importante que la Sabiduría nos acompañe siempre, pues durante el camino que nos conduce al éxito, siempre vamos a tomar elecciones, cada segundo. Si no tenemos sabiduría pues nos vamos a provocar mucho dolor como fue mi caso. Parte de mi sufrimiento se basó en la carencia de dicha Sabiduría. Recuerda que la gran mayoría estamos formados para alcanzar nuestros logros a base de sufrimiento.

La consigna es “sufrir para merecer”. Esta fue nuestra enseñanza básica. Respecto a esto, hace un par de día me enteré sobre un joven humilde que rechazó la ayuda y beneficios que le ofreció un hombre muy adinerado.

Viendo la entrevista de este joven (intentando comprender el rechazo a dicha ayuda, pues le ofrecían una beca para estudiar y una oferta de empleo, debido al parecer por que el joven tiene muy buena habilidades para el área comercial), me quedé pasmado con su argumento cuando le preguntaron por qué rechazo tan generosa oferta millonaria?

El joven afirmaba que él deseaba salir adelante por sus propios medios. Que uno tenía que escalar y llegar a la cima, así le cueste lo que le cueste, pero que al final uno diga, me siento orgulloso de lo que logré por mis propios medios.

El joven en realidad es muy tenaz, y perdón por la expresión pero tiene “pelotas”. Y de seguro en un futuro con esa tenacidad va a lograr lo que se propone. Sin embargo observa lo que hay detrás de su pensamiento, SUFRIR PARA MERECER.

A esto es lo que me refiero con tener Sabiduría. Muchas veces pedimos soluciones a la vida y al llegarnos, nosotros mismos nos encargamos de espantarlas con nuestras elecciones. Muchas veces debido a nuestra falta de Sabiduría hacemos el camino más largo y tormentoso de lo que debería ser. Esto en realidad fue similar a lo que me ocurrió en el pasado. Soluciones llegando y yo espantando.

Otro caso similar lo conocí de primera mano de una persona allegada, la cual siempre rechaza ofertas y regalos por considerarlos costosos. Esta persona lamentablemente no recibió una educación óptima. Más bien su educación se basó en insultos y golpes, lo cual fue creando desde su infancia una actitud de sufrir hasta lo último hasta que venga “el angelito trajeado” con la maleta y el dinero a solucionar sus problemas.

Es por eso que te animo a que estos sean los dos pilares de tus deseos: Sabiduría y Felicidad. Recuerda que lamentablemente nuestra educación ha sido basada en el miedo. De hecho, si observas los medios de comunicación oficiales de cada país constantemente están transmitiendo esta emoción. A todo este miedo súmale la depresión y la desesperación por intentar cambiar las cosas. Es lógico que uno se bloquee y la “embarre”.

Espero que esta entrada te ayude a pensar muy bien tus deseos y peticiones a la Vida. Si ya estas a mitad de camino, intenta calmarte y pedir Sabiduría para salir adelante. Te aseguro que ese mismo poder que nos puso aquí está tan interesado en que salgas adelante y seas muy feliz. Así que pide con confianza que siempre serás escuchado(a) y siempre tendrás las respuestas a lo que deseas.
Comparte:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Copyright © Ritmo Positivo 2017. Con tecnología de Blogger.

YouTube

Acerca de mí

Mi foto

Ingeniero de Sistemas e Investigador del Pensamiento Humano y las emociones, y como estas influyen en las decisiones que tomamos cada segundo para tener éxito o fracaso.

Ultimo Vídeo

Lo nuevo de PBA

Facebook

Suscríbete al Blog

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibe las actualizaciones del Blog Autopoder: Recupera tu Poder Interior.

Te será enviado un Email de confirmación para la subscripción. Si pasados 45 minutos no has recibido el email, por favor verifica en tu carpeta de Correo no Deseado o Spam.




Ofrecido por FeedBurner