Retoma el control de tu vida. Estrategias efectivas para el control emocional

lunes, 30 de septiembre de 2019

Cómo podemos mejorar nuestra vida



Cómo podemos mejorar nuestra vida Aunque otros consideren nuestra vida algo ideal, los seres humanos deseamos mejorarla al máximo posible.

Si has estado siguiendo este blog por algún tiempo sabrás que esto tiene que ver con el incremento que la Vida desea en cada uno de nosotros.

Si estás viendo por primera vez esto, resumidamente la Vida siempre está buscando evolucionar, y hacer más.

Y tú al ser parte de la Vida, en ti hay algo que siempre te está incitando a obtener más.

Algunos, por su desconocimiento han llamado a esto avaricia.

Pero la avaricia tiene que ver más con el deseo de acumular para sí, esperando que los demás no puedan acceder a lo mismo.

Aquí puede surgir una pregunta bastante inquietante y es, ¿si la Vida siempre está buscando un incremento en nosotros, porque parece que nos quedamos pegados y no avanzamos?

¿Por qué no puedo lograr mis objetivos con facilidad como logran hacer algunos pocos?

La respuesta a esto es la información.

Para poder entenderlo mejor, hay que comprender como funciona nuestra mente y emociones.

Haciendo la analogía, funcionamos muy similar a lo que funciona un computador, es decir mediante ingreso de información, proceso de dicha información y resultados que se obtienen de la información alimentada.

Los resultados producidos por nuestro cerebro, generan cambios en nuestras emociones, y basados en estas, en que actuamos.

No podemos, por ejemplo, ingresar en nuestra mente violencia y obtener paz y serenidad, aunque se trate de entretenimiento.

Nuestra lógica nos dice que hay cosas de ficción y otras de realidad. Para nuestro cerebro no hay diferencia.

Si quieres hacer una prueba, piensa en algo ácido o repite en voz alta el nombre de una fruta ácida y de inmediato tu boca comienza a salivar.

O piensa en una fantasía romántica con un chico o chica que te guste, y aunque esto sea sólo imaginación, la química de tu cuerpo va a cambiar.

Hace más de 10 años escuché por vez primera temas de conspiraciones, las cuales argumentaban sobre grupos que intentan controlar a la humanidad y otro sin fin de cosas.

En aquella época hablar de esto era considerado una locura.

Sin embargo, a la fecha mucha gente tiene la firme creencia de que la gran mayoría de estas teorías son verdaderas.

Este tipo de información en verdad hace mucho daño. Y tiene como objetivo mantener a las personas en constante miedo y desánimo para actuar.

Con esto no estoy negando las conspiraciones, pero ¿tú crees que una persona que tiene la seguridad sobre la existencia de gente con poder, y tiene la capacidad de alterar su economía, hará algo por mejorar su Vida en este u otros aspectos?

¿No será que la intención de distribuir esta información es precisamente mantener a las personas paralizadas?

Todas las creencias que la humanidad tiene han sido esparcidas mediante palabras.

Por ejemplo, que eres un pecador, que necesitas de terceras personas para acceder a lo divino, que pronto vendrá el fin del mundo y tu respectivo castigo, por mencionar solo algunas.

Y quizás te estés preguntando. Si con palabras he sido programado a creer algo, ¿también con palabras puedo formar nuevas creencias que me sirvan para mejorar mi vida?

La respuesta a eso es un SI grandote.

Respecto a esto, cuando estaba en la universidad tuve un profesor que nos ayudó bastante con nuestros proyectos.

El dictaba la materia Metodología de la investigación científica.

Al principio nos hacía repetir como loros, tanto al inicio como al final de la clase la frase “SOMOS EXCELENTES, SOMOS LOS MEJORES”.

Recuerdo que los primeros días que hacíamos esto, TODOS nos sentíamos ridículos.

Nos daba pena que gente en otros salones nos escucharan.

En mi caso yo me preguntaba, ¿será que soy excelente o el mejor?

Honestamente al final del semestre no solo terminamos creyendo esta frase, sino que la decíamos a todo pulmón.

De hecho, nos sentíamos orgullosos de ser los mejores y dejamos de sentir pena por serlo y que otros nos escucharan.

No se si esto fue un experimento que el profesor hizo con nosotros, pues la verdad nunca vi que lo hiciera con otros compañeros.

Sin embargo, las cosas funcionaron después de repetirlo una y otra vez.

Es increíble, pero cuando analizamos nuestro lenguaje, las palabras negativas son pocas.

Los “no puedo”, “no soy capaz”, “es imposible”, etc., dejan de funcionar en nuestra mente sin la negación.

En cambio, si tenemos más palabras positivas para decirnos, ¿por qué no las usamos para mejorar nuestra Vida y cumplir el propósito que esta tiene para nosotros de crecer?

Así que te animo mediante esta información a usar tu lenguaje para mejorar tu vida.

Es una herramienta gratuita y fácil. Lo único que debes hacer es tener disciplina y constancia para cambiar.
Comparte:

lunes, 23 de septiembre de 2019

Existe el mal de ojo?



Existe el mal de ojo Una de las cosas más discutidas que he escuchado en mi vida, son los temas de la existencia de la magia y el mal de ojo.

Por ejemplo, durante mi niñez siempre observaba niños más pequeños portar ciertas pulseras de color rojo para su protección.

Yo le preguntaba a mi madre porque tenían eso y ella me daba una pequeña explicación sobre las creencias y supersticiones de las personas.

De hecho, la Ciencia cuando hace referencia sobre este tema, la considera una creencia popular y supersticiosa, en la cual una persona tiene la capacidad de producir daño o hasta la muerte a otro ser mediante su mirada o pensamiento.

Nuestros ancestros tenían la firme creencia que solo las brujas eran las que usaban este tipo de “magia” para hacer caer a sus víctimas enfermas y que así perdieran el amor o que sufrieran pérdidas económicas.

Respecto a esto y como mencioné anteriormente, yo no fui criado bajo las creencias populares supersticiosas.

Así pues, como era de esperarse tampoco le di este tipo de información a mi hija desde que nació.

Sin embargo, en una oportunidad mi hija, estando muy pequeña, cayó en una enfermedad estomacal, la cual también le producía vómito.

Uno como padre en estos casos lo primero que piensa es en la deshidratación, así que la llevamos al médico para que la ayudara con este problema.

La atendieron, le dieron medicina, la cual extrañamente no le funcionaba pues la niña seguía en el mismo estado.

Adicional a esto la niña parecía como si estuviera en trance y su mirada perdida por la fiebre alta.

Una persona muy cercana a mi sugirió que la lleváramos donde una señora que trataba estos casos.

Pues estos eran síntomas clásicos que padecía un niño con “mal de ojo”.

Mi lógica me decía, en silencio, que esto no era cierto pues jamás padecí una cosa de estas o al menos no recuerdo ver a algún pariente con esto.

Pero uno como padre al ver a su hijo con una enfermedad incurable es capas de probar cualquier medicina así esta no tenga que ver con las creencias personales.

Mientras íbamos camino donde la señora que curaba esto, me seguía repitiendo que esto no existe y que, si mi hija se sanaba de esto, yo comenzaría a creer en estas cosas.

Recuerdo que la señora le midió la simetría en el largo de los pies y me mostró que estaba ojeada.

La verdad yo ni idea de esto, pero solo quería ver a mi hija sana y feliz de nuevo.

Le sobo su pancita, y me pidió que la cargara pies para arriba.

Le dio unas palmadas en las plantas de los pies y me senté con ella.

Para mi asombro, y no recuerdo que haya pasado ni siquiera un minuto, la niña comenzó a jugar y a saltar nuevamente.

Camino a casa, la niña preguntaba y recordaba cosas, como si durante el tiempo de su enfermedad no hubiera estado presente.

Después de esto comencé a sentir más respeto por estas cosas y comencé a investigar un poco más sobre estos temas con gente que había pasado el mismo proceso.

Me di cuenta que los celos que puedes generar en las personas son capaces de crear, por llamarlo de alguna forma, fuerzas desconocidas que nos pueden afectar.

No existe una base tangible para comprobar esto científicamente, sin embargo, hoy en día he visto como una y otra vez los proyectos y propósitos de muchas personas se arruinan debido al tema de las envidias que generan sobre otros.

Si quieres conocer más información sobre este tema, te invito a leer el tema escrito anteriormente titulado LA IMPORTANCIA DE LA DISCRECIÓN EN LOS PROYECTOS Y METAS PERSONALES.

Hoy en día a todos nos impacienta quedarnos atrás.

Vemos como otros celebran sus logros, compras, viajes, lujos, etc. Y no queremos quedarnos atrás.

Sin embargo, ten presente que estás cosas pueden afectar los resultados que esperas tener en el futuro.

Así que te animo mediante esta información a hacer conciencia de los peligros que puede acarrear tu ego.

Intenta pasar desapercibido en todo, pues tus logros solo te importan y te sirven a ti.
Comparte:

lunes, 16 de septiembre de 2019

La importancia de las buenas acciones



La importancia de las buenas acciones Muchos hemos escuchado decir a nuestros abuelos, e incluso a nuestros padres que los tiempos pasados fueron mejores que los actuales.

Por ejemplo, he escuchado que los vecinos tenían por costumbre compartir su alimento con los vecinos.

Incluso siendo niño, recuerdo que, si un vecino nos llevaba un plato tradicional navideño, la costumbre de mi madre era regresarlo con otro alimento como muestra de agradecimiento.

Honestamente hoy en día no se ve ese tipo de cosas, al menos en mi localidad.

Y si esto se ve, es solamente con personas del mismo núcleo parental.

Parece ser que el tema de actuar bien o hacer favores sin esperar nada a cambio se perdió con el paso de los años.

Si tú eres joven, tal vez lo mencionado anteriormente sobre compartir alimentos entre vecinos te suene extraño o hasta utópico.

Más bien si alguien pide ayuda en la calle pasamos de largo ignorándolo.

¿Y cómo ayudar a alguien extraño si en muchas ocasiones se ha usado este tipo de cosas para asaltarnos?

¿Conociendo todo esto, vale la pena actuar bajo estas condiciones siempre de manera correcta?

Hace algunos años conocí un personaje muy influyente en mi vida.

Esta persona era el padre de una de mis grandes amigas.

Este hombre durante el tiempo que lo conocí e interactué con él, siempre fue una persona íntegra.

En lo que a mí respecta, puedo certificar que jamás lo vi engañando a nadie o mintiendo para sacar ventaja de alguna situación.

Siempre le escuchaba decir la frase “favor con favor se paga”.

Puedo decir de este personaje que siempre ha tenido una vida llena de abundancia por su actuar.

Respecto a esto, hace años trabaje con un señor muy adinerado.

Al preguntarle si su fortuna provenía de sus padres o la había alcanzado por mérito propio, me respondió que lo hizo por su esfuerzo.

Pero me dio un consejo que ha sido uno de los regalos que más he atesorado en mi vida.

Él decía que el origen de la fortuna no era lo importante, sino que entre más justo uno fuera con la Vida, esta también sería igual de justa con uno.

Podemos resumir esto en lo que se conoce como la ley del Karma o como yo le llamo cariñosamente “la tercera ley de Newton” o famoso principio de acción y reacción.

La mayoría de nosotros conocemos en teoría que todo lo que hagamos, tarde o temprano obtiene consecuencias ya sean buenas o malas.

Por ejemplo, en mi caso, cuando era bastante joven me encontraba haciendo ejercicio en un gimnasio.

De repente un amigo me llamó asustado que subiera a la tercera planta porque una mujer joven estaba a punto de caer inconsciente.

Mi amigo solicitó mi ayuda porque un par de años atrás vio como asistí a una persona que se había desmayado por hacer ejercicio sin desayunar y en inicio de embarazo.

Cuando subí a ver la mujer joven, estaba casi a punto de caer y le pedí que abrazara mi cuello.

Cuando lo hizo, de inmediato perdió el conocimiento y la acosté. Pedí que me pasarán alcohol y subí sus pies en un banco para que la sangre fluyera hacia su cabeza.

Yo me quedé con ella hasta que se recompuso y finalmente me miró con una sonrisa como si le hubiera salvado la vida.

Después de ese evento pasaron varios meses y mi señora madre comenzó a quejarse de un dolor abdominal.

Era tan intenso que con mi señor padre la tuvimos que llevar por urgencias al médico.

Cuando llegamos había tantas personas en situaciones de urgencias que tocaba hacer una larga fila para que mi madre fuera atendida.

Yo al verla quejándose me desesperé y me levanté de mi asiendo, a lo cual vi en la recepción a la chica que meses atrás había asistido en el gimnasio.

Ella me preguntó qué estaba haciendo allí y le dije que mi madre estaba con mucho dolor abdominal.

Hasta ese día me di cuenta que era una persona bastante importante en la clínica y de inmediato hizo atender a mi madre de forma prioritaria.

Como puedes ver un simple acto de bondad, realizado en el pasado, afecta los resultados de nuestro futuro.

Así que quiero invitarte a través de esta información que desde este día comiences a sembrar cosas buenas para tu futuro.

No te alcanzas a imaginar que el bien que hoy haces por otros, mañana alguien lo hará por ti.
Comparte:

lunes, 9 de septiembre de 2019

Cómo planear proyectos y metas



Cómo planear proyectos y metas La mayoría de seres humanos, aunque no tengamos pruebas concretas de ello, creemos en la suerte.

Es por eso que cuando vemos a las personas que nos rodean, cumplir sus sueños, no solamente nos sentimos mal, sino que buscamos disminuir su éxito explicando que fue la suerte.

Y sobre todo que aun no es nuestra oportunidad o el “tiempo de Dios” para alcanzar las cosas.

Sin embargo, nunca pensamos qué hay detrás de todo ese resultado final, ni lo que tuvieron que pasar para alcanzar sus metas.

Y allí es cuando decimos que la suerte los acompañó que nacieron con estrella y no como nosotros que “nacimos estrellados”.

Tristemente nosotros solamente vemos el resultado final de sus acciones, pero ellos se tomaron un tiempo para hacer algo que nosotros omitimos.

Con esto me refiero a que planearon su éxito y los resultados. Esto no fue cuestión de azar o el destino.

En teoría, nosotros ya conocemos interiormente que sin planeación no hay resultados.

¿Pero, por qué siempre omitimos hacer esto?

Si somos totalmente honestos con nosotros mismos vamos a llegar a la conclusión que la pereza no nos deja hacer esto.

Y agreguemos el hecho que hoy en día como el mundo está avanzando tan rápido, todo lo queremos de inmediato.

No nos damos el tiempo para hacer un presupuesto y mucho menos hacia donde queremos llegar.

¿Se puede abandonar la pereza y comenzar desde hoy mismo a planear nuestro futuro e incluso cambiar nuestro destino?

Efectivamente se puede, pero hay que realizar una serie de pasos.

Lo primero que debemos hacer es escribir nuestra meta, nuestro objetivo.

Que sabemos acerca de como llegar a esta meta y que es lo que no sabemos de ella.

Entre más detalles incluyamos en nuestro texto, nos ayudará a orientar más nuestro proyecto de vida.

Aquí te doy un secreto bastante importante y es que entre más claro seas con lo que deseas, más rápido se consigue.

Una vez que tengas claro donde quieres estar en el futuro, piensa cual es tu presupuesto económico para alcanzarlo.

Si no sabes un aproximado, consulta con alguien o expertos en el tema.

Por ejemplo, si tu meta es obtener una casa, averigua exactamente cuanto te costaría, más el dinero adicional para el papeleo legal, si debes instalar seguridad, etc.

Esta parte es SÚPER IMPORTANTE, pues sin presupuesto nunca vas a tener movimiento hacia tu meta.

Yo pienso que esta es una de las partes más importantes pues si no hay conciencia del dinero que debes invertir en tu proyecto vas a dilatar la construcción de este.

Incluso esto es precisamente el problema por el cual la mayoría de nosotros no hemos llegado a la riqueza que esperamos.

Todos queremos ser ricos, pero ¿te has preguntado cuánto dinero deberías tener en tu banco para considerarte próspero?

Cuanto tienes un presupuesto claro de tu meta, tu cerebro, de forma inconsciente se pondrá a trabajar en ello.

Es como si el presupuesto dejara una astilla en la mente, que lo talla constantemente para buscar la meta.

Ahora quiero que compares lo que has hecho con esta planeación.

¿Verdad que nunca la habías hecho?

¿Ahora comprendes porque las personas que has visto que alcanzan sus sueños les sonríe la vida?

De acuerdo a mis investigaciones sobre este tema puedo concluir que la Vida al parecer favorece a las personas que tienen la claridad en su mente de saber hacia dónde van.

Cuando tú tienes una planeación estratégica a seguir es cuando ocurre la magia de la vida.

Comienzas a conocer personas, a ver oportunidades, a tener ideas e infinidad de cosas que los que estamos desde afuera pensamos que es la suerte que te favorece.

Muchas personas de éxito las he escuchado decir que si uno les pone un tiempo definido a las metas, es más efectivo alcanzarlas.

Así que te animo mediante esta información a concretar tu plan de vida y lo que deseas vivir en un futuro.

La Vida apoya y favorece a aquellos que escuchan su corazón y lo siguen de forma organizada.
Comparte:

lunes, 2 de septiembre de 2019

La imaginación vs el conocimiento



La imaginación vs el conocimiento La mayoría de adultos en la actualidad, hemos sido enseñados que lo más importante en la vida laboral es el conocimiento.

Es por eso que nos llevaban al colegio estando muy pequeños e incluso eso mismo hacemos con nuestros niños.

Mediante las matemáticas, ciencias sociales y diferente cultura general, es que podemos acceder a conocimientos superiores en los cuales nos desempañaremos durante nuestra vida adulta.

Así, algunos se dedican a la medicina, construcción, ingeniería, modistería, alimentación, etc.

Sin embargo, sólo algunos pocos maestros estimulan la imaginación de sus estudiantes, pues esta se considera simple fantasía que no afecta nuestra “realidad”.

De acuerdo a mis investigaciones y observatorios sobre este tema, debo discrepar con esa afirmación pues la imaginación es más influyente en nuestra realidad de lo que creemos.

Para poder entenderlo mejor, hagamos el siguiente laboratorio mental.

Intenta imaginar por ejemplo una pelea con tu pareja, amigos, jefe o cualquier evento desagradable del pasado.

Imagina que estás de nuevo en ese momento y que estás discutiendo con la persona que tuviste el disgusto.

Si están haciendo el ejercicio a conciencia, vas a notar que tus emociones se alteran completamente.

Puede que estuvieras calmado(a), pero a medida que imaginas de nuevo dichos eventos, puedes llegar a tener hasta resentimiento por dicha persona.

La imaginación es tan poderosa que incluso si las personas que te hicieron daño ya fallecieron hace muchos años, nuevamente sentirás rencor hacia ellos.

¿Alguna vez te has encontrado personas en la calle que parece que hablan solas y discuten con ellas mismas?

No es que estén locas. Simplemente su imaginación está repasando algún evento desagradable y cuando ya pasó, llegan a su mente respuestas inteligentes que hubieran podido decir.

Si observas, este laboratorio lo acabamos de hacer con cosas desagradables.

Ahora pregúntate, ¿qué pasaría si lo hiciéramos con cosas que nos dieron mucho placer?

Pasaría exactamente lo mismo. Nuestras emociones cambiarían a pesar de estar usando nuestra imaginación.

De hecho, si usas tu imaginación con la persona que te gusta, vas a notar que hasta la química de tu cuerpo cambia, así se trate de cosas que nunca ocurrieron.

Si observamos el conocimiento, este no produce una alteración profunda en nuestras emociones.

Puede que terminar una carrera te lleve a un alto grado de emociones.

Pero esto se debe a que has culminado algo que no fue fácil y un desafío para ti.

Sin embargo, cuando recibes tu acreditación como profesional en alguna área, en ningún momento tu mente está pensando en algebra, calculo, contabilidad de costos, o algo que tenga que ver con lo que estudiaste.

Podemos decir que el conocimiento solo son datos que nos aportan información para hacer nuestras tareas diarias de forma más fácil.

La imaginación permite salirse de los parámetros y crear nuevas oportunidades en nuestra vida.

Y esto es posible, pues como hemos visto siempre en este blog, son las emociones las que determinan nuestras acciones.

Así que te animo mediante esta información a combinar tu imaginación con el conocimiento.

Solo de esta forma es posible romper las barreras que te dicen que las cosas no las puedes alcanzar.
Comparte:

lunes, 26 de agosto de 2019

El objetivo del dolor



El objetivo del dolor Cuando hablamos del dolor, debemos tener en cuenta que existen dos diferentes tipos.

El primero es el físico, el cual junto con el sistema nervioso lo podemos experimentar en nuestro cuerpo.

Tal es el caso de una fractura, un parto, heridas, etc.

El segundo es dolor emocional que junto con nuestro sistema de creencias e imaginación podemos llegar a experimentarlo en el alma.

Por ejemplo, la pérdida de un ser querido, una desilusión amorosa, miedo al fracaso económico, etc.

Podemos concluir que entre estos dos anteriores el que más podemos controlar sería el primer caso, es decir el dolor físico.

Y esto porque al menos en su gran mayoría los humanos huimos de este.

Aunque no ha de faltar el que le encanta que lo flagelen, pero esto ya es otro tema.

Lamentablemente todos tenemos la sensación, debido a nuestra poca educación emocional que sobre el dolor emocional no tenemos control.

Con esto me refiero a que llega inesperadamente y no podemos hacer nada salvo llorar sobre la “leche derramada”, como afirma el dicho popular.

A pesar de todo y por increíble que parezca, ¿sabías que el dolor emocional también lo podemos evitar?

¿Y cómo?, tal vez te estarás preguntando en este momento.

Hay dos formas de hacerlo. La primera es mediante nuestra experiencia personal.

Con esto me refiero a la experiencia adquirida en pérdidas anteriores.

La segunda forma es mediante la experiencia de terceros.

Tristemente esta última parece que no es de la simpatía de los seres humanos.

En ambos casos, solo es posible evitar el dolor emocional cuando hacemos conciencia de este.

Por ejemplo, la pérdida de un ser amado es difícil.

Aunque esto es inevitable, jamás hacemos conciencia de que llegará su momento.

A pesar de que no hay nada seguro en las relaciones interpersonales, nunca nos concientizamos que la otra persona o puede llegar a faltar o nos puede abandonar por el motivo que sea.

Es como si negáramos toda posibilidad de que esto fuera a ocurrir.

En cambio, ¿logras observar que en el caso del dolor físico definitivamente tomamos medidas para que al máximo esto no nos vuelva a pasar?

Es exactamente esto lo que debemos hacer para evitar el dolor emocional. Tomar medidas.

Por lo general siempre optamos por cometer nuestros propios errores y hasta repetirlos, así veamos los de la gente que nos rodea.

Y peor aún, así nos estén diciendo “vea, tenga cuidado con esto o aquello”, a nosotros al parecer nos encanta demostrar que eso no nos va a pasar a nosotros.

Respecto a esto, este año tuve que observar el lamentable fracaso económico de unos amigos.

A pesar de que ya habían pasado por una situación muy parecida en años anteriores, increíblemente volvieron a caer en lo mismo.

Y lo peor no fue eso. Cuando intentaba sugerirles que vieran la información publicada en este blog que hablaba sobre las medidas a tomar en crisis financieras, simplemente ignoraron esto.

Como decían ellos, eso es basura y Dios, que siempre está con ellos los bendice para que todas sus metas les salgan con Su ayuda.

Bueno, yo hice lo que tenía que hacer y confiar en que todo les saliera bien.

Sin embargo, las cosas se les salieron de control y terminaron en una situación similar a la que yo padecí hace algunos años.

En la ruina total y viviendo de la caridad de personas cercanas.

Y atención, con esto no quiero decir que uno no deba confiar en Dios para la consecución de los objetivos.

Al contrario, y como hemos visto en temas anteriores, siempre es buena idea tener como aliado un Poder Superior que te pueda inspirar en tu camino.

Dios, la Vida, el Universo o como prefieras llamarlo te da la inspiración para hacer las cosas, pero tú debes estar atento y seguir esa voz interior por medio de la cual te habla y seguirla.

A veces nos obsesionamos tanto con nuestra meta que no prestamos atención a las advertencias que otros nos dicen.

En realidad, en dichos momentos cuando solo ves hacia adelante ignorando todo a tu paso, está actuando tu ego.

Es decir, esa parte que te dice que le demuestres a los demás que eres el mejor y bla bla bla.

Aunque el dolor sea inevitable en nuestras vidas, no podemos permitir que el ego nos lleva al sufrimiento.

Podemos omitir este último si y solo si actuamos con sabiduría. La sabiduría es la capacidad para actuar con prudencia.

No actuar de forma precipitada, ni lo primero que se nos ocurra, sino considerar todas las variables posibles.

Así que te animo mediante esta información a usar cualquier debilidad que tengas como fortaleza mediante el aprendizaje.

Jamás permitas que tu dolor sea en vano. O mejor aún se sabio y evítalo aprendiendo del dolor ajeno.
Comparte:

lunes, 19 de agosto de 2019

Viviendo conforme a tus objetivos



Viviendo conforme a tus objetivos Hace algunos meses, un gran amigo me contó una historia, la cual refleja los resultados que esperamos y las creencias que tenemos.

Él decía que iba camino a un local donde venden lotería y otros juegos de apuestas.

Cuando estaba comprando el billete de la lotería principal le consultó a la chica que lo atendía que posibilidades le daría a ella de ganar entre el 1 al 10.

Siendo 1 la total incredulidad de ganar y 10 la total confianza de ganar el premio mayor.

Ella le dijo que consideraba que estaría entre 6 sus aspiraciones de ganar el premio.

Mi amigo, de forma silenciosa reconoció que a lo mucho sus aspiraciones de ganar llegarían a un 3.

Así que él mismo desistió de comprarlo pues que objetivo tendría jugar algo que no crees que puedas tener la posibilidad de ganar.

Si observamos nuestras decisiones y lo que hacemos, estamos haciendo exactamente esto.

Es decir, compramos un billete de “suerte” para ver si nos ganamos los favores de la vida, cuando en realidad nuestra perspectiva de triunfar está entre poca y completamente nula.

Por ejemplo, en mi caso, antes de entrar en mi crisis financiera aposté por un negocio, el cual en definitiva yo no creía.

Tenía “fe” de que funcionaría, pero en realidad era más mi desespero porque si fallaba sabía que sería el final de la vida que tenía en ese momento.

Los seres humanos en realidad deseamos cumplir nuestros sueños, pero inconscientemente y a veces hasta de forma consciente, dudamos que vayamos a tener éxito.

¿Honestamente crees qué, si hay una contradicción en tu interior o dudas sobre tu éxito personal, lo vas a poder alcanzar?

¿Puede que te preguntes, si no me enseñaron a tener fe en mis capacidades, como puedo contrarrestar esto?

Soy un creyente que todo proceso debe ir desde lo más fácil y así avanzando hasta llegar a lo que actualmente se considera más complicado.

Por ejemplo, dentro de la ingeniería de sistemas, existe algo conocido como código “hola mundo”.

Cuando un ingeniero o algún programador comienza a utilizar un lenguaje de programación la primera vez, se acostumbra a usar un pequeño fragmento de código que se conoce con este nombre.

Es un código simple que consiste en imprimir un texto en la pantalla con la expresión “hola mundo”.

A partir de allí y con el uso del manual se comienza a investigar como se declaran variables, como es el uso de estructuras de control, métodos y por último el manejo de objetos.

Así pues, de esta forma y poco a poco se va dominando algo que al principio era bastante complejo y que al final se va dando uno cuenta que es una herramienta maravillosa.

Esto es exactamente lo que debemos hacer con los objetivos que nos proponemos.

Si por ejemplo tu meta es iniciar un negocio, comienza obteniendo un poco de capital.

Si el único método seguro que conoces es mediante el ahorro pues comienza por eso.

Lamentablemente los seres humanos nos angustian los procesos lentos.

Pensamos que todo se puede obtener de la nada y sin esfuerzo.

Mira todo lo que no pase el proceso del tiempo te aseguro que no será persistente.

Durante los procesos vamos madurando, es por eso que todos hemos conocido de personas que ganan la lotería y terminan peor que antes de tener dinero.

Y todo esto ocurre porque de la nada y sin esfuerzo jamás aprendieron a valorar y a entender cómo funciona el dinero.

Su inexperiencia los lleva a gastar y mas temprano que tarde terminan despilfarrando todo.

A medida que vamos sufriendo las caídas es cuando vamos aprendiendo a cuidar y a conservar aquello que nos ha costado.

Es por eso que los procesos lentos siempre darán resultados persistentes.

Así que te animo mediante esta información a vivir conforme a tus objetivos de forma consciente.

Si anhelas algo, asegúrate que realmente crees en tus capacidades de alcanzarlo.
Comparte:

lunes, 12 de agosto de 2019

La importancia de cuidar las palabras



La importancia de cuidar las palabras Todos los seres humanos tenemos la necesidad de ayudar y proteger a nuestros seres queridos.

Incluso esta empatía la podemos ejercer sobre personas ajenas a nuestro núcleo parental.

Como por ejemplo compañeros de trabajo, de estudio, vecinos y amigos que frecuentamos con regularidad.

Pero por más que nos esforcemos y por muy buenas intenciones que tengamos es inevitable tener conflictos con aquellos que intentamos ayudar.

En realidad, existe un dicho popular que resume esta situación en una simple frase:

“Todo el que se mete de redentor, sale crucificado”.

Si has seguido este blog por un buen tiempo, notarás que como consejo siempre recomiendo NO opinar sobre temas que no tienen que ver contigo.

En otras palabras, en vez de buscar solucionar la vida de los demás, es mejor ocuparse en solucionar nuestros propios asuntos.

Y no se trata de ser indiferente ante los problemas de nuestros seres amados.

Si realmente quieres buscar el bienestar de los que te rodean, ordena tu vida y se un ejemplo para ellos.

Automáticamente y de forma inconsciente les estarás dando permisos para que ellos te sigan y hagan lo mismo.

Y esto será posible sin decirles absolutamente nada o sugerirles siquiera algo a realizar.

Tristemente por más que quieras ayudar a tus seres amados no vas a poder pensar y elegir por ellos, lo que les conviene.

Y esto ocurre no porque ellos sean obstinados o que quieran llevarte la contraria.

Simplemente aquí interviene el sistema de creencias que ellos han adquirido con los años.

Para poder entenderlo mejor, imagina que una persona por ejemplo cree en unicornios (o algo difícil de demostrar), pero tú nada que ver con esta creencia.

Por más que dicha persona no tenga pruebas, pero tenga la creencia en ellos, vas a entrar en conflicto con esta.

Y si por ejemplo esa persona te pregunta “¿qué te dice tu corazón sobre si existen o no los unicornios?”

Así tú le digas que no crees, ella, por su sistema de creencias va a entender que tú también crees pues eso es lo que ella anhela escuchar.

Está necesitada de apoyo por sus creencias y por eso se “pega” de cualquiera de tus palabras para reafirmar su creencia en unicornios.

Respecto a esto, hace algún tiempo, una amiga mía me consultó un tema financiero.

La inquietud que ella tenía era, si estaba bien algo que estaba pensando realizar.

Yo le expliqué que no era experto en el tema, pero que, si quería ir a lo seguro, debía consultar con oficinas que tiene nuestro gobierno para dichos propósitos.

También le di mi opinión de acuerdo a la poca información que tenía sobre el tema de su interés y le mostré los inconvenientes que le podía ocasionar lo que tenía en mente hacer.

A la final hizo lo que ella estaba pensando realizar desde un principio.

Como puedes ver, ya había decidido que hacer. Simplemente estaba buscando reafirmar su convicción sobre el tema.

A la final sus decisiones la llevaron a generar malestar innecesario en su vida, cuando lo único que tenia que hacer era consultarlo con gente especializada en eso.

Es por eso que cuando intentes dar un consejo cuida mucho tus palabras.

Debido a su sistema de creencias tu vas a decir A y las personas estarán seguras que dijiste B.

Así pues, definitivamente tu mejor consejo hacia las personas que te interesan es tu propio ejemplo de vida.

Si das un consejo y la persona se equivoca siempre serás el malo de la película.

Así que te animo mediante esta información a seleccionar cuidadosamente tus palabras en tu comunicación.

Recuerda que las personas muchas veces no quieren escuchar tu consejo y lo que opinas, sino que están buscando reafirmar sus creencias.
Comparte:

lunes, 5 de agosto de 2019

Frases "realistas" sobre el dinero



Frases realistas sobre el dinero Muchas personas piensan que el dinero no hace la felicidad.

Sin embargo, todos somos conscientes que sin dinero no podemos ni avanzar en la vida ni tampoco ayudar a nuestros seres queridos.

Como vimos en el tema anterior, el dinero tal como lo conocemos, es la mejor forma que el ser humano ha encontrado para manejarlo.

Pero si somos conscientes de que lo necesitamos y que es una herramienta que nos ayuda no solo a progresar sino incluso a sentirnos plenos, ¿por qué esa negativa constante de que es malo?

Si ya has seguido este blog por un tiempo, ya sabrás que toda creencia y relación con el tema del dinero proviene de la infancia.

En resumen, si en tu casa cuando eras niño(a), escuchabas este tipo de frases que relacionaron la infelicidad con el dinero, pues es lógico que cuando eres grande no vas a querer tenerlo.

¿Para qué tener algo que te hará infeliz?

Puede que tu digas, pero si la niñez ya pasó, ¿qué tiene que ver esto con mis carencias?

Tienes que tener presente que esto no ocurre en nuestra lógica de adultos.

Este dialogo interno ocurre en nuestra mente subconsciente todo el tiempo, y nos guía de forma sutil a que fracasemos en este tema.

Cabe resaltar que TODO lo que pasa en nuestra vida funciona de esta manera.

No solo con referencia al dinero, sino que la información en nuestros primeros años de vida, afectarán las relaciones que tengamos con nuestra pareja e incluso nuestra salud.

Por ejemplo, en mi caso yo escuchaba constantemente la relación entre la enfermedad y el dinero.

¿Puedes comprender quien va a querer estar enfermo por culpa del dinero?

Es así, cuando somos adultos que al no comprender estas cosas es que vamos soltando frases que disculpan nuestro fracaso por no tener dinero.

Es muy complicado para los seres humanos aceptar que hemos sido engañados.

Es como reconocer que somos estúpidos o carentes de inteligencia.

Para nuestro Ego es imposible aceptar un concepto de este tipo.

Puede que en este momento te preguntes, si es fácil cambiar este dialogo interno que nos perjudica sobre el dinero.

La respuesta es totalmente afirmativa. Pero hay que reconocer que esto no es fácil.

Primero porque no hay nada mas fuerte que una idea en la mente de una persona.

Por ejemplo, una de las primeras entradas que escribí en este blog por allá en el año 2009, intentaba explicar porque no tenemos dinero.

Una persona llegó a comentar en ese texto que yo estaba equivocado y que no sabía nada de la vida.

A pesar de presentarle argumentos sobre las creencias y como estás nos afectan, en la mente de dicha persona esa lógica que le presentaba no servía para nada.

Incluso algunas personas que también comentaron simplemente decían que por ese tipo de pensamiento era que nunca esta persona iba a tener dinero.

Así pues, si en la mente de una persona existe una idea arraigada es casi imposible que pueda cambiar su destino.

Asumiendo que tú quieres dejar dichas ideas e ingresar un nuevo pensamiento que te ayude a mejorar, entonces debes comenzar a hacerte preguntas sobre la valides de tus ideas limitantes.

Por ejemplo, si el dinero no hace la felicidad, ¿entonces la pobreza si te hará feliz?

Todos sabemos que la pobreza es lo más deprimente que existe.

¿Te has imaginado estar enfermo y sin nada de dinero para cuidar tu salud?

Así que, si cuestionas constantemente tus ideas de carencia, estás poco a poco irán perdiendo validez en tu interior.

Como mencioné anteriormente hacer esto no es fácil y puede ser doloroso.

Hasta los zapatos nuevos causan malestar cuando los usas los primeros días.

Otro método y el cual desde mi punto de vista puede ayudar a cambiar creencias es mediante contenido subliminal.

En este canal, ya hace algún tiempo subí un vídeo sobre el tema del dinero.

Muchas personas han reportado que les está funcionando. Sin embargo, te recomiendo antes de verlo mirar Preguntas frecuentes volumen 3 en donde explico un poco más sobre el funcionamiento de este material.

De todas formas, recuerda que el factor humano no es exacto.

Así como a algunos les pueden funcionar las cosas, a otros no.

De hecho, he llegado a escuchar profesionales de psicología decir que esta es una pseudo ciencia.

Ojalá el factor humano fuera predecible pues eso nos ayudaría a solucionar muchos problemas, pero en esos consiste nuestra individualidad.

Así que te animo mediante esta información a no aceptar ideas que están deteniendo tu felicidad.

La Vida, el Universo quieren darte lo mejor y para ello te han dado un sistema nervioso y una inteligencia para sentir placer.
Comparte:

Acerca de mí

Mi foto
Ingeniero de Sistemas e Investigador del Pensamiento Humano y las emociones, y como estas influyen en las decisiones que tomamos cada segundo para tener éxito o fracaso.

Vídeo Bienvenida

YouTube

Copyright © Ritmo Positivo 2009 - 2019. Con tecnología de Blogger.

Ultimo Vídeo

PBA Oferta

Facebook

Suscríbete al Blog

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibe las actualizaciones del Blog AUTOPODER: Recupera tu Poder Interior.

Te será enviado un Email de confirmación para la suscripción. Si no recibes el email, por favor verifica en tu carpeta de Correo no Deseado o Spam.

Puedes darte de baja del servicio en cualquier momento que desees. Cada Email de la suscripción que te llega contiene las instrucciones para hacerlo al pie de página.




Ofrecido por FeedBurner