Retoma el control de tu vida. Estrategias efectivas para el control emocional

lunes, 3 de diciembre de 2018

Cómo atraer a una persona que te gusta



Cómo atraer a una persona que te gusta Ya que en los últimos temas hemos estado tratando la situaciones de pareja, existen personas que no viven o nunca han vivido lo que es tener alguien con quien compartir de forma romántica.

Como vimos en temas anteriores, el amor y sus formas de manifestación nos comienzan a interesar desde muy niños gracias a nuestro entorno.

Esta es la razón por la cual podemos ver niños que ni siquiera han llegado a sus 5 primeros años de vida y ya hablan de noviazgos, besos, abrazos, etc.

El problema se puede presentar cuando llegamos a la adolescencia. En esta etapa nuestro cuerpo comienza a hacer su trabajo hormonal.

Aquí nos interesamos demasiado en el sexo opuesto.

Aquí hago una aclaración y es que este tema va orientado a parejas heterosexuales pues esta es mi condición, pero aquí no se intenta discriminar a nadie.

Durante nuestra adolescencia algunas personas podemos decir que les va bien.

Son muy populares y personas del sexo opuesto se interesan mucho en ellos por ser bastante atractivos(as).

Sin embargo, ese no es el caso de muchos de nosotros, que por más que nos esforcemos no damos pie con bola.

Así que después de varias desilusiones, comenzamos a formar una idea de que tener pareja no es para nosotros así que esta nueva creencia agrava más el problema.

Dejamos de interesarnos por nuestra imagen y sobre todo evitamos tener contacto con esa persona que nos gusta, pues para qué si nos van a rechazar?

En otras palabras hemos estado asociando el ser atractivos con la consecuencia de tener éxito en el amor.

Sin embargo, sabías que el éxito en el amor no tiene nada que ver con el atractivo físico?

Esto puedes comprobarlo tú mismo, cuando a tu lado caminan mujeres muy hermosas acompañadas de caballeros que no necesariamente están a la altura de este estándar de belleza.

También se puede ver el caso contrario, donde solamente nos preguntamos “bueno y qué pasó allí?”

La mayoría de nosotros podemos pensar que una persona atractiva esta con una que no lo es porque intenta sacar algún beneficio económico de esta.

Sin embargo esto no es necesariamente la verdad en todos los casos.

Recuerda que la gran parte de las personas no tienen el interés económico pues no padecen de este flagelo.

Para serte muy sincero yo he tenido esta creencia pero muchas veces me he equivocado con varias personas que he conocido.

Entonces si el interés económico no es la regla general, como puedo ser agradable para alguien que me gusta?

Dicen los expertos que solo contamos con pocos minutos para impresionar a la persona que te atrae.

Esto nos puede dar indicios que el físico influye, pero en realidad nada que ver con la realidad.

Hay personas muy atractivas que con solo abrir la boca espantan al más romántico de los humanos.

Así podemos ver que la belleza no lo es todo. Existen varios factores o condiciones para hacer llamar la atención de una persona sobre nosotros.

El primer factor a tener en cuenta es lo que explica el psicoanálisis sobre la búsqueda de pareja basados en nuestra figura materna o paterna que ya hemos explicado anteriormente.

Así que si tú eres hombre y tu personalidad es lo más parecido a la figura paterna de esa chica que te gusta, tienes muchas posibilidades de obtener la atención de ella.

En el caso de las mujeres, entre más parecida sea tu personalidad a la de la figura materna del chico que te gusta, este va a estar muy interesado en ti.

El segundo factor que interviene en gustarle a una persona es el carisma.

Si tú eres una persona que genuinamente se interesa en los demás, eres amable y sonriente, de seguro tus posibilidades de gustarle a esa persona son bastante claras.

Te aseguro que por muy atractivo o atractiva que seas, si vives con cara de limón, nadie se te va a arrimar. Antes bien, cada vez que te vean la gente se aburrirá con solo verte.

Muchas veces podemos tener la creencia que si ignoramos a alguien, antes lo vamos a atraer. Esto es una teoría que como todo en el ser humano no necesariamente funciona para todos.

Sin embargo no podemos caer en el extremo de ser melosos con las personas.

Hay que dejarlos respirar. Ten tu propia vida y nunca fuerces las situaciones para buscar ver o estar con alguien.

Ser una persona intensa es la pesadilla de todos. Imagínate por un momento que alguien lo haga contigo?

Probablemente te agradaría los primeros días. Pero recibir este trato por mucho tiempo no creo que en un futuro te vaya a gustar mucho.

El tercer factor que influye en que podamos gustarle a una persona es el cuidado personal y la salud.

Recuerda el tema anterior sobre el punto de vista biológico de las relaciones.

Si tú por alguna razón tienes un aspecto poco saludable de seguro no le vas a gustar a ninguna persona.

Muchas veces hacemos grandes esfuerzos por tener un cuerpo atlético y estético para ser atractivos para otros.

Pero en realidad que es la belleza humana? Es tener unos dientes sanos, un cabello saludable y una piel bien sana.

El cuidado personal, la limpieza, la buena alimentación y los hábitos generales de salud nos ayudan mucho en este aspecto.

Si tú logras obtener gran parte de estos factores seguramente vas a atraer a esa persona que te gusta.

Así que te hago la invitación a través de esta información a enfocarte más en tu lado emocional.

Nunca busques que te den algo que tú mismo(a) te puedes dar como es el amor propio y la seguridad en ti mismo.
Comparte:

lunes, 26 de noviembre de 2018

El problema de las expectativas en las relaciones de pareja



El problema de las expectativas en las relaciones de pareja Una de las quejas más comunes que se pueden observar entre parejas es que no todo es color de rosa en una relación.

Sin embargo cuando iniciamos esta o al menos en los primeros meses todo parecía muy bien.

Con el paso de los años al parecer las cosas se deterioran y los que no logran sobrevivir terminan separando sus caminos.

Es tan común esto, que cuando conocemos una pareja que pueda llevar muchos años juntos y los vemos felices, comenzamos a decir que son falsos, que en la casa se trataran de una forma y en público de otra, etc.

Personalmente he conocido parejas que sin ser perfectas, todo el tiempo se comportan como si aún estuvieran en sus inicios de la relación.

Es decir con el romanticismo y la cursilería que denominamos en estos casos los que no experimentamos este tipo de relaciones.

La mayoría nos comportamos, después de un tiempo, con nuestra pareja como si fuera un enemigo al cual hay que ganarle en alguna competencia.

La pregunta importante aquí es “por qué si al inicio todo era armonía, se termina esta especie de magia?”.

Gran parte de eso tiene que ver con lo que vimos anteriormente en el tema del propósito de las relaciones y el amor en los seres humanos.

Para hacerte un resumen, biológicamente cuando nuestro cerebro, observa a una persona apta para reproducirnos con ella, genera químicos en nuestro cuerpo con el fin de estimularnos y estimular a la otra persona y juntarnos.

Estos químicos no van a estar toda la vida en nuestro cuerpo, y son los responsables de esa sensación de enamoramiento que hemos sentido todos.

Así que cuando nuestro cerebro deja de producirlos, ese “enamoramiento” termina y es posible sentirlo con una nueva persona que podamos conocer en el futuro.

De aquí es que se ve mucho el abandono de hogares, las infidelidades y otro tipo de conflictos en las parejas que llevan un tiempo considerable.

Sin embargo entonces porque algunos a pesar de su largo tiempo juntos se comportan como en su etapa de “enamoramiento”?

Aquí es cuando comienzan a entrar en juego las expectativas.

Si observamos cuidadosamente, todos al inicio de una relación intentamos dar la mejor imagen que podamos sobre esa persona de nuestro interés.

Queremos dar la apariencia del hombre o la mujer perfectos con el fin de atraerlo(a) más hacia nosotros.

Cuando la etapa de enamoramiento, que podríamos llamar la etapa química, termina; comenzamos a formar una imagen, una expectativa de lo esperamos obtener de dicha relación.

Con esto me refiero a que yo espero que mi mujer sea cariñosa, dócil y obediente, por decir algo.

Si resulta que ella no cumple con esas expectativas y hace todo lo contrario, comienzo a sufrir y digo que ella hace cosas para molestarme y bla bla bla.

Conociendo todo esto, quizás te venga en estos momentos la pregunta, como dejar de sufrir por las expectativas si yo siempre espero algo de una relación?

Quizás tú me puedas decir “Gabrielito, es que tú desde el 2006 estás investigando estos procesos y por eso los manejas!”.

Y yo te puedo responder, sabías que tú realmente puedes vivir sin expectativas y de hecho lo estás haciendo en este momento?

Para poderlo entender mejor, hagamos el siguiente laboratorio mental. Piensa en una persona, no pariente, a la cual quieras mucho.

Puede ser un cuñado(a), amigo(a), etc. pero que no tengas parentesco con dicha persona.

Verdad que tienes una buena relación con esa persona, independiente que tenga mal genio, no sea sumiso(a), obediente y dócil?

Y esto es posible porque no tienes expectativas sobre esa persona. La aceptas tal y como ella es y no intentas cambiarla.

Ahora intenta pensar que pasaría si de la misma forma interactuaras con tu pareja? Crees que habría tensiones o problemas con esta persona?

Lamentablemente cuando hacemos este ejercicio nos invade un sentimiento de derrota o perdida pues creemos inconscientemente que vamos a perder el control sobre la relación, aunque en realidad es control sobre la persona.

Esto ocurre básicamente por 2 razones. La primera tiene que ver con lo que nos confirma el psicoanálisis sobre la búsqueda de pareja basada en nuestros padres.

Es decir que si somos hombres, inconscientemente buscamos en nuestra mujer la figura materna. Y en el caso de las mujeres, buscan en su hombre la figura paterna.

Si quieres conocer una información más detallada te invito a leer la entrada EL ORIGEN DE LOS CELOS, publicada en el 2012.

Así pues, de la relación Padres/Hijos, es que hemos aprendido ese deseo de querer controlar y sobre todo el tener expectativas sobre otros.

La segunda razón es la retroalimentación que recibimos de nuestro entorno, incluyendo los medios de comunicación.

Al observar que otros hacen lo mismo, entonces inconscientemente lo aceptamos como una verdad que tiene que ocurrir.

Alguna vez te has preguntado por qué tu pareja está contigo?

Crees que haces algo para que esto ocurra o simplemente está contigo porque es su voluntad?

Así como tú estas al lado de esa persona por tu voluntad y en cualquier momento puedes dejarla, eso mismo puede hacer la otra parte.

No puedes, ni te pueden obligar a entrar en una relación.

De hecho cuando intentas someter a una persona o absorberla, vas a generar el efecto contrario de lo que deseas, es decir de retenerla.

Así que el truco de mantener la armonía en una relación es aceptar las personas como son.

No intentes cambiar a nadie, pues imagina que si no has podido cambiar cosas tuyas que no te gustan, crees que podrás lograrlo con alguien que no tienes acceso a sus pensamientos?

Así que te hago la invitación a través de esta información para que comiences a trabajar en tu libertad emocional.

Acéptate tal como eres y comenzarás a aceptar a los demás como son.

Si en realidad no te gusta lo que ves en otras personas pues simplemente no sigas torturándote y desgastándote en cuidar o controlar la vida de terceros.
Comparte:

lunes, 19 de noviembre de 2018

Cómo superar y evitar una decepción amorosa



Cómo superar y evitar una decepción amorosa Todos en algún momento de nuestras vidas nos hemos sentido muy enamorados de alguien.

Esto es algo que no se puede determinar a consciencia plena, sino que ocurre espontáneamente.

En otras palabras, es imposible elegir de quien enamorarse.

Iniciando todo este proceso, podemos llegar a sentir que agarramos el cielo con las manos.

En fin estamos llenos de felicidad y todo lo vemos diferente, como si fuera más bonito o existirá más armonía.

Algunos en nuestro entorno pueden llamar a nuestro comportamiento “cursilería”.

Otros incluso nos pueden advertir que debemos ser prudentes al actuar con nuestro nuevo amor.

Estas emociones que se salen de lo cotidiano, nos pueden nublar el juicio y comenzar a esperar o a idealizar demasiado a una persona.

Como todo lo que tiene que ver con el ser humano, es factible de cambios y evolución en sus pasos.

Por lo tanto dicha persona que hemos idealizado nos puede “traicionar” o dejar de hacer lo que nosotros estamos esperando de ella.

Aquí es cuando viene la desilusión amorosa que es una especie de “despertar a la realidad” o el dolor de darnos contra el mundo.

Sentimos que esa persona se nos ha llevado algo que nos pertence.

Aquí en realidad es cuando comenzamos a preguntarnos “por qué no escuchamos los consejos de ser prudente con esta persona?”.

O también, “por qué no pude ver con la clase de persona que me estaba metiendo?”.

El problema de la decepción amorosa es que a pesar de que alguien nos ha “hecho” mucho dolor, seguimos pensado, recordando y extrañando a dicha persona.

Somos tan masoquistas, que a veces nos preguntamos, será que si la pienso estará pensando en mí?

Respecto a esto, mientras me encontraba en la Universidad, tuve la oportunidad de ver una asignatura bastante interesante dedicada a las metodologías de la investigación.

Nuestro profesor era un psicólogo peruano el cual nos proponía constantemente interesantes ejercicios.

En una oportunidad nos pidió hacernos en parejas. La idea era que durante varios días de un fin de semana, tuviéramos a la mano una libreta y un bolígrafo.

Cada vez que estuviéramos pensando o recordáramos a nuestro compañero(a), debíamos apuntar la hora.

A la semana siguiente, cuando comparamos los resultados con nuestro compañero(a), era asombrosa la coincidencia, de casi la mayoría de horas y sobre todo la diferencia en segundos.

Quizás puedas pensar que esto confirma que si tú estás pensando en tu ex pareja que te hizo daño, entonces es porque esta arrepentida y desea regresar contigo.

Lamentablemente debo decirte que no. Tú piensas en esa persona es porque lo estás permitiendo.

En el laboratorio mencionado anteriormente, las horas coincidían porque existía un pensamiento predispuesto a realizar el experimento.

Así que por esta razón las cosas se dieron casi que “mágicamente”.

Recuerda que la imaginación es muy volátil. Si por ejemplo estás vulnerable por una situación de estas y comienzas a leer, ver o escuchar temas de romances, es lógico que no puedas nunca superarlo.

Como vimos en el vídeo sobre el propósito de las relaciones hace algunas semanas, las personas no son malas, ni tampoco buenas.

Simplemente los gustos de las personas concuerdan con lo que a ti te gusta.

Mira, nadie está obligado a estar contigo o sentir cosas bonitas por ti.

Tal como ninguna persona te puede obligar a amarla, de la misma forma tú no puedes hacerlo con los demás.

Pero entonces que debemos hacer con ese sentimiento de dolor?

El primer paso es aprender a controlar lo que sentimos. Te recomiendo ver el vídeo anterior a este que trata sobre la importancia de la meditación en el control emocional.

El segundo paso, es que nunca debes negar el dolor. Recuerda que entre más te resistas a algo tu cerebro se va a enfocar más en ello. A lo que resistes, persiste.

Por último evita la música que promueva emociones de dolor y sufrimiento.

En un estado como estos, la imaginación es bastante poderosa y por lo tanto tus pensamientos y recuerdos te van a atacar.

Tal vez hayas escuchado la famosa frase que afirma “un clavo saca a otro clavo”.

Con esto hace referencia a que otra persona, otro “romance” te puede hacer olvidar el dolor que estás pasando.

El grave error de esto es que no solo vas a hacer a otro(a) eso que tanto criticas que te han hecho.

Vas a empeorar tu situación porque hagas lo que hagas, estarás pensando en esa persona que te “dañó”.

Date tiempo de calmar tu mente y tus emociones antes de realizar cosas que quizás te puedan afectar posteriormente.

Siempre toma las experiencias que te ocurran como una oportunidad de mejorar.

Conviértete en esa persona madura emocionalmente que deseas para ti mismo.

Recuerda que los iguales se atraen y tú siempre has estado recibiendo lo que realmente das.

Así que te animo mediante esta información a que sueltes el resentimiento que crees que otros te han causado.

Tú eres el que sigue atado a otras personas porque piensas que te han hecho mal, pero en realidad han sido tus expectativas las que te han lastimado.
Comparte:

lunes, 12 de noviembre de 2018

La importancia de la meditación como herramienta de integración emocional



La importancia de la meditación como herramienta de integración emocional Según la definición oficial del RAE, la meditación es pensar atenta y detenidamente sobre algo.

Lamentablemente los seres humanos tenemos la tendencia a dispersar nuestros pensamientos y no enfocarlos en uno sólo.

Dicho en palabras más simples, la cosa más difícil del mundo para nosotros es mantener un pensamiento sostenido y consecutivo en algo.

Por ejemplo, hagamos un laboratorio mental. Intenta pensar en algo que te guste o en una persona que te guste mucho.

Una vez que enfoques tu pensamiento en un objeto de tu deseo o en una persona, intenta contar por cuanto tiempo puedes hacer eso.

Verdad que no puedes llegar ni siquiera a 3 minutos? De hecho, hacerlo al menos por 60 segundos es una hazaña.

Bueno al intentar hacerlo, otros pensamientos que tienen relación con tu pensamiento inicial comienzan a llegar e invadir tu mente, como si no tuvieras control sobre esta.

Al final cuando menos lo esperas terminas pensando en algo que no tiene nada que ver con tu propósito inicial.

Cuando logras ser muy observador de lo que pasa por tu mente en esos momentos, notarás que no solo son pensamientos en forma de imágenes en tu cabeza.

También vas a notar que hay murmullos o voces en tu cabeza.

Te ha ocurrido que en algunas oportunidades sientes que alguien te llama o incluso dice tu nombre y vas corriendo al lado de la persona cercana preguntándole porque te llamó?

La otra persona te dice “pues la verdad no te he llamado en ningún momento”, y tú crees que has sido víctima de alguna broma.

Afortunadamente no te estás enloqueciendo. Esto es en realidad voces que han quedado almacenadas en tu mente, de la misma forma que a veces puedes resultar tarareando un disco que ni escuchaste.

La suma de imágenes y murmullos en tu mente se conoce como ruido mental y es precisamente lo que da origen a tus emociones.

El sistema límbico es una de las redes neuronales más importantes de nuestro cerebro, pues es la encargada de traducir este ruido mental en emociones, que a la final nos llevarán a acciones.

Es por eso que el sistema límbico también se le conoce con el nombre de “cerebro emocional”.

Te imaginas toda tu vida viendo y escuchando por ejemplo violencia mediante tus parientes, amigos y medios de comunicación que clase de “ruido” mental puedes llegar a tener?

La gran mayoría de nosotros tenemos mezclada mucha información. Tanto positiva, como negativa y en algunos casos destructiva.

Vas comprendiendo el porqué de nuestras emociones descontroladas muchas veces y sin aparente razón?

Lamentablemente gente muy talentosa, pero malintencionada conocen esto y de esta misma forma te pueden estar manipulando.

De aquí es que podemos ver que gente a nuestro alrededor nos digan que hacer, como vestirnos, que escribir es nuestras redes sociales, a quien frecuentar, etc. y nosotros salimos corriendo a obedecer estos mandatos.

Si por ejemplo tu “ruido” mental constantemente te recuerda que no vales, las personas que te digan que tu proyecto o metas no van funcionar, efectivamente vas a comenzar a desistir sin siquiera haberlo intentado.

Conociendo todo esto, te puede estar surgiendo la pregunta, cómo puedo entonces calmar este ruido mental que me perjudica?

La respuesta a esto está en serenar tus pensamientos. Esto es posible mediante la meditación.

Imagina que tu ruido mental es como agua en un cubo agitada. Lo que logras al aquietar tu ruido mental, es dejar que esta deje de agitarse.

Como mencionamos en la definición del RAE anteriormente, la idea es pensar atenta y detenidamente en algo.

Al principio hacer esto no es nada fácil, así que al menos intenta enfocarte en un objeto mental o físico por al menos 10 segundos.

Dejar que tu mente divague como siempre y luego intentar otros 10 segundos.

Al menos este fue el método que yo comencé a emplear hace varios años. La práctica constante te hará siempre el mejor en algo.

Personalmente yo cierro mis ojos y solo pongo atención en esos puntos blancos que se “ven”.

En otras ocasiones lo que intento es escuchar y pensar en el ruido de los pájaros o simplemente poner toda mi atención en la respiración.

Poco a poco tus pensamientos se irán calmando y también vas a sentir que dominas más estos y tus emociones.

También vas a notar que estarás más tiempo con tu consciencia en el presente, aquí y ahora.

Como puedes ver no hay necesidad de entrar en estados especiales o quedar catatónico para meditar.

En mi caso, desde niño me enseñaron que hacer esto era malo porque uno podía colocar la mente en blanco y bla bla bla.

La mente nunca permanece quieta, ni siquiera cuando dormimos. Así que te imaginarás el miedo que sentí la primer vez que lo hice?

Nuestro cerebro constantemente está trabajando para nuestro beneficio o en nuestra contra.

Todo depende de la información que le estemos entregando cada día.

Los beneficios de esto es que vas a tener mejores ideas, vas a recordar más cosas y lo más importante, no vas a salir corriendo a obedecer la primera emoción que sientas.

Los contras de esto es que como todo en la vida, las cosas no le sirven a toda la humanidad.

Algunos expertos afirman casos de personas con estados profundos de depresión los cuales no deberían hacer esto sino buscar ayuda con los respectivos profesionales.

Así que te animo mediante esta información a no permitir que tus pensamientos, emociones y terceras personas hagan lo que quieran con tu vida.

Tú puedes controlar tu vida, pero para esto primero tienes que aprender a controlar lo que piensas y sientes.
Comparte:

lunes, 5 de noviembre de 2018

Aprendiendo a sobrellevar la pérdida de un ser querido



Aprendiendo a sobrellevar la pérdida de un ser querido A pesar que tenemos “conciencia” sobre la muerte, aceptar la perdida de una persona cercana puede ser una de las cosas más difíciles que podamos enfrentar.

Con esto quiero decir que a pesar de ser conscientes de la vida y la muerte desde que nacemos, al momento de afrontar esta, se nos puede hacer casi imposible de aceptar.

Para entenderlo un poco mejor, hagamos un laboratorio mental. Tú comprendes perfectamente que tienes un origen, correcto? Ahora intenta pensar en NO SER.

Es decir en la inexistencia tuya. Si logras poner tu atención en esto, notarás que hay algo en ti que niega tu inexistencia.

Te parece imposible no existir, a pesar de que eres consciente que naciste. De allí es que se originan muchas teorías acerca de que estuvimos anteriormente aquí, que tenemos otras vidas, etc.

Si has estado siguiendo este blog, al menos en el último año, ya podrás ir adivinando que es eso que niega nuestra inexistencia.

Si tu respuesta es el Ego, adivinaste! Como hemos visto anteriormente, el Ego es la estructura mental que está indicando constantemente YO MEREZCO, YO VALGO, YO TENGO, YO SOY .

Es por esta razón que se nos hace tan difícil aceptar nuestra propia inexistencia. Y de hecho esta es la explicación por la cual vivimos como si nunca fuéramos a morir.

Para serte honesto no existe una fórmula mágica para sanar una pérdida.

Algunas personas se aferran a sus creencias religiosas o sobre el tema de la vida y la muerte para poder pasar estos momentos tan dolorosos.

Personalmente para mí, ha sido muy difícil aceptar la muerte de una persona que conocí en la Universidad. A pesar de que esto ocurrió ya casi 2 años, aun en mi mente existe algo que se niega a reconocerlo.

Algo curioso del duelo es que algunas personas pueden aprender a superarlo en un promedio de 10 a 15 años.

Sin embargo hay casos en los cuales la perdida no se supera nunca.

Entre más pequeños somos, más rápidamente somos capaces de superar o más bien aceptar un duelo.

Los niños entre 4 y 5 años piensan que la muerte es temporal, que es un sueño.

Quizás en este momento te puedas estar preguntando, cual es la perdida más dolorosa que pueda tener un ser humano?

Uno a ciegas podría decir, la muerte de un hijo, los padres, hermanos, abuelos, etc. Pero no.

La pérdida más grande y la más complicada de aceptar es la del cónyuge.

La respuesta puede ser muy simple pero bastante lógica. A los parientes que tienes, te los escogió la ruleta de la vida.

Tu cónyuge lo escogiste tú. Así que puedes estar de pelea con él o ella, pero el momento de su perdida significará para ti más de lo que crees.

Como mencioné hace un rato, las creencias religiosas nos afectan grandemente en el tiempo del duelo, ya que es una forma de conseguir alivio en ellas.

Hablar de estos temas es muy complicado para no decir imposible, pues nadie que se haya muerto ha regresado para hablar de ello.

Así que respecto a esto estaríamos especulando sobre el tema.

Puede ser el fin, como también puede ser un paso a una nueva realidad. Al fin y al cabo, por más que lo neguemos, todos vamos a vivir ese proceso y nos daremos cuenta.

Sin embargo en el Universo existe un principio, una ley que se conoce como el principio de conservación de la energía, el cual afirma que “la energía no se crea, ni se destruye. Solo se transforma”.

De hecho los científicos Mijail Lomonósov y Antoine Lavoisier determinaron esto mismo pero para la materia o masa en el espacio.

Si observamos detenidamente nosotros somos energía, nuestras emociones, pensamientos, etc.

Si llegamos a morir, donde queda toda esa energía? En que se transforma todo eso que fuimos?

Bueno esto ya son planos muy avanzados en los cuales no me quiero meter pues solo conozco la vida, pero soy consciente de que algún día todos lo sabremos.

Muchas veces la vida nos puede sorprender e impedirnos una despedida de las personas que amamos.

Esto nos puede perturbar bastante y llevarnos a la depresión. Pero antes de hacer eso pregúntate, si tuvieras una última oportunidad de hablar con esa persona amada, qué crees que te diría? Cómo espera esa persona que vivas tu vida de aquí en adelante?

Yo creo firmemente que esa persona te diría que te ama mucho y que espera que desde hoy vivas tu vida con pasión y amor. Que aproveches cada instante que tienes para ser feliz.

Así que te hago la invitación mediante esta información para que hagas consciencia de la muerte.

Hasta donde hemos visto, en algún momento ya no escucharás los pájaros, ni podrás mirar el sol o sentir su calor.

Tampoco la lluvia o el frio, ni mirar a tus hijos a los ojos, ni a los de tu pareja.

Aprovecha estos instantes de vida, para vivir con pasión y decirles a las personas que amas que los amas.
Comparte:

lunes, 29 de octubre de 2018

El significado de la felicidad



El significado de la felicidad Según el RAE, la felicidad es un estado de grata satisfacción espiritual y física.

Según otras definiciones no oficiales, la felicidad es una emoción que se produce en un ser vivo cuando cree haber alcanzado una meta deseada.

El filósofo Aristóteles dijo que todos estamos de acuerdo en ser felices, pero cuando intentamos aclarar cómo podemos serlo empiezan las discrepancias.

Esto nos hace ver que la felicidad es similar al éxito, es decir que es algo personal.

En otras palabras lo que tú puedes considerar felicidad, no necesariamente lo va a ser para mí.

Por ejemplo, mucha gente afirma que viajar “los hace” felices. Increíblemente para mi viajar no es algo divertido. Más bien es algo incómodo que incluso he llegado a somatizar.

Para mucha gente, la idea de levantarse de madrugada a realizar alguna práctica deportiva es una tortura, pero en mi caso esto es algo que “me trae” mucha felicidad.

A nivel biológico, existen sustancias en nuestro cuerpo que son las responsables del bienestar y de la felicidad.

Con esto me refiero a la dopamina y serotonina, las cuales se han definido como neurotransmisores presentes tanto en animales vertebrados como invertebrados.

Y están muy presentes en eventos que afectan nuestra supervivencia tales como comer, dormir, la sexualidad, etc.

Esta es la razón por la cual podemos llegar a sentir tanto placer y/o felicidad al realizar estas actividades tan comunes y en algunos casos hasta volvernos adictos.

Gran parte de la humanidad ha concluido que la felicidad son pequeños instantes en nuestra vida que van mezclados con momentos de dolor y sufrimiento.

De hecho, uno de los dichos populares más conocidos es “todo tiempo pasado fue mejor”.

Para darte un ejemplo, intenta recordar tu pasado. Piensas que fuiste más feliz hace un par de años, 5 años o hace 10 años?

Cuando me encontraba en la universidad escuchaba en algún momento a algunos compañeros hablando de este tema.

La mayoría de ellos decían que la mejor época en la que vivieron sus momento más felices era cuando estaban en el colegio.

Otros decían que de niños y según las respuestas dadas yo era el único que pensaba que actualmente era muy feliz. Que la mejor época de mi vida la estaba pasando en ese momento.

Algunos argumentaban que la mayoría de mis compañeros tenían que trabajar para pagar sus estudios, y por esa razón sus vidas no eran tan fáciles por las dificultades de cumplir con ambas labores.

En cambio por mi parte, tenía un apoyo económico, ya que contaba con una beca estudiantil.

Sin embargo en los últimos semestres de mi carrera tuve que trabajar y estudiar, y por alguna extraña razón sentía que ese momento era el mejor de mi vida.

Analizando todo esto, la felicidad no depende de que hayas tenido una infancia feliz, el trabajo de tus sueños, la salud o la pareja perfectas.

Eso en realidad no existe pues como siempre me ha enseñado mi señora madre: “el que no cojea de un lado, cojea del otro, pero nadie camina derecho”.

Tú eres el que decide ser feliz o amargado con los eventos que te ocurren en la actualidad.

Por ejemplo pregúntate, no será que en este momento eres feliz y no lo sabes?

Recuerda el dicho que reza “nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde”, el cual hace referencia a la nostalgia del recuerdo.

Qué pasaría si por estar nostálgico por tu pasado, te estás perdiendo la felicidad actual, para luego con los años recordar lo feliz que eras en este instante?

Esto es similar a la admiración que sentimos en mi país por México. Desde mi punto de vista su gente tiene mucho talento artístico, su comida es maravillosa y sus paisajes incomparables.

Sin embargo recientemente me di cuenta que gran parte del pueblo mexicano piensa exactamente lo mismo de Colombia.

Ambas culturas admiramos situaciones externas pero observamos muy poco lo maravilloso que tenemos en frente.

Así que quiero animarte mediante esta información a poner tu mente aquí y ahora para que descubras que posiblemente, en este momento, eres más feliz de lo que crees.

La admiración por las cosas buenas que nos pasaron, no debe impedir que veamos con claridad la felicidad de este instante, pues es el único tiempo que existe.
Comparte:

lunes, 22 de octubre de 2018

La importancia de la experiencia en nuestro camino al éxito



La importancia de la experiencia en nuestro camino al éxito La experiencia se define como una forma de conocimiento o habilidad derivada de la observación o participación de algún evento.

Dicho de forma más simple es la habilidad que vamos adquiriendo a medida que nos suceden cosas.

Sin embargo esta experiencia o habilidades, hay dos formas de obtenerlas. Una de ellas es mediante los que nos ocurre y otra es aprendiendo sobre las experiencias de los demás.

Por ejemplo en mi país existe un dicho que reza “nadie aprende en cabeza ajena”.

Con esta expresión se intenta decir que necesariamente aprendemos de nuestras propias equivocaciones y no de la observación.

Tristemente esto es correcto. No te ha pasado que intentas advertirles a las personas que te rodean que no realicen ciertas cosas y corren de cabeza a buscar su propia experiencia?

Muchas veces la vida nos advierte mediante personas, experiencias de terceros, incluso hasta mediante la música o películas de que no hagamos algo.

Sin embargo pensamos que eso nunca nos va a pasar a nosotros y que los demás tuvieron muy mala suerte, así que por eso les salieron las cosas mal.

Respecto a esto, he visto gran cantidad de persona a mi alrededor recibir advertencias de sus familiares o amigos.

De inmediato omiten la enseñanza bien intencionada de sus parientes para luego, con el tiempo recibir las consecuencias de sus actos.

Lamentablemente he visto como acuden a las personas que intentaban advertirles para ver si los sacan del lio en que ellos solitos se metieron.

Increíblemente, de estas personas, he visto como vuelven y no solo comente otros errores, sino el mismo error por el cual están sufriendo.

Al final levantan sus manos al cielo invocando a su divinidad preguntándole “por qué a mí?”

Lo más grave es que cuando intentas advertirles, se enojan de nuevo, repitiendo el ciclo infinito de sufrimiento y no se dan cuenta que su propio actuar es el que los mantiene en dicha situación.

Pero como es tan difícil decir que el equivocado es uno, entonces es cuando le comienzan a echar la culpa a los demás, al gobierno, a la región, a los padres, al clima, etc. de sus desgracias.

Yo me he considerado el papá de los errores. Desde muy niño he sido fanático de llevar la contraria solo para ver mortificados a los demás.

Así que te imaginarás que sólo por capricho cometía errores para demostrar que no seguía los pasos de nadie.

En temas anteriores de este blog, he mencionado los varios errores que cometí, sobre todo los financieros.

El último error que cometí fue tan doloroso que decidí hacer las cosas de diferente manera. Con esto me refiero a que al máximo trataría de aprender en cabeza ajena y no en la mía propia.

Así pues, hoy en día vivo muy alerta de los errores externos para poder aprender de estos y no cometerlos en mi camino.

Incluso intento indagar la forma de pensar y proceder que llevó a dicha persona a cometer el error.

Pero atención, con esto no quiero decir que nos encerremos en nuestra casa y jamás salgamos para no cometer errores.

Los errores nos ayudan a crecer emocionalmente, siempre y cuando aprendamos a no seguir errando.

Seguir cometiendo errores y esperar que estos se arreglen solos o que venga alguien a solucionarlos se llama estupidez.

El objetivo de las fallas es adquirir un conocimiento o experiencia para mejorar y no quedarte donde estás.

Pero qué pasa si en vez de pasar por dolor, más bien observas el dolor de otros y aprendes a mejorar tu vida? No es esto una forma más inteligente de vivir tu vida?

Así que te animo mediante esta información a mejorar tu vida mediante el aprendizaje de terceros.

Recuerda que el dolor es una obligación en nuestra vida. El sufrimiento es opcional.

Podemos hacer de la vida un constante momento de placer y no un sube y baja de emociones. Todo depende si estás dispuesto(a) a usar tu inteligencia emocional.
Comparte:

lunes, 15 de octubre de 2018

La envidia y sus orígenes emocionales



La envidia y sus orígenes emocionales Aunque quizás tengamos la tendencia a confundir la envidia con los celos, estos son sentimientos que suelen producir, por decir algo, diferentes “síntomas” emocionales.

Los celos son la respuesta emocional ante la pérdida de lo que consideramos nos pertenece.

La envidia es la respuesta emocional ante el logro de alguna persona y que nosotros no hemos podido alcanzar.

Aunque podemos ver que los detonantes son diferentes, ambas emociones tiene un origen en común y es lo que conocemos con el nombre de Ego.

Si quieres saber más detalle sobre este tema, te invito a leer la entrada escrita en el 2011 y titulada DEFECTOS QUE NO ME PERMITEN RECIBIR LA ABUNDANCIA DEL UNIVERSO.

En resumen, el Ego es una estructura mental que nos indica “Aquí estoy”, “Yo existo”, “Yo importo”, etc.

En otras palabras este es el que origina las emociones de pérdida o amenaza con el objetivo de conservar nuestra identidad.

En mis observatorios he podido comprobar que los celos afectan tanto a humanos como animales.

Puedes observarlo cuando mimas a tu mascota y tiempo después lo haces con un animal diferente o hasta un niño.

De inmediato se observa la incomodidad que siente tu mascota porque está “perdiendo” el cariño que siempre le das.

Sin embargo nunca he podido observar el sentimiento de envidia en los animales. Aparentemente este es exclusivo de los seres humanos.

A lo máximo que hemos podido aspirar los seres humanos esta resumido con la frase “la envidia es mejor despertarla que sentirla”.

Las buenas intenciones que tiene esta frase es de explicar la horrorosa sensación de sentirla versus la de despertarla.

Tristemente y como siempre, malinterpretamos estas explicaciones e intentamos resolver nuestro conflicto emocional desviando nuestra atención a otros con lo que supuestamente tenemos o hemos logrado.

Así pues, hoy en día y debido al avance de las comunicaciones sociales vemos una guerra entre la envidia versus la ostentación.

Pero como podemos entonces resolver nuestros conflictos internos?

Debemos tener en cuenta que la envidia es el resultado de estar enfocándote en los logros de los demás.

Esto no te va a permitir tener tu mente en tus propias oportunidades y logros, así que no solo los vas a omitir, sino que vas a perpetuar más tu condición de envidioso(a).

Como puedes ver, TODOS, absolutamente todos los seres humanos padecemos del sentimiento de envidia. Así que no existe eso de “envidia de la buena”.

A la final es el mismo sentimiento “disfrazado” de “buenos” deseos a la persona que le dices eso.

Cuando una persona dice que no siente o no tiene envidia, en realidad está negando su condición, lo cual hace de esta persona un ser más disfuncional.

Recuerda que el generador de la envidia es el Ego y este es una de las estructuras que nos permite avanzar o evolucionar hacia nuevos caminos.

Una persona “sin envidia” sería como hablar de una persona estancada, un ser inerte sin metas o sueños.

Desde mi punto de vista, la “cura” contra la envidia es la gratitud. Con “cura” me refiero a desviar la atención de esta.

Cuando agradeces lo que tienes y todo lo que has vivido y que te ha traído donde estás, es cuando comienzas a enfocar tu mente y emociones en ti mismo(a).

Si ves un logro de alguien a tu alrededor y tu deseas eso, simplemente agradece a la Vida, Dios, Universo o como tu prefieras llamarlo, porque lo tuyo ya viene en camino.

Esto es una forma muy sana de cambiar tu energía y utilizarla hacia ti mismo, no solo por lo emocional, sino porque tu mente se colocará receptiva y de inmediato a buscar las oportunidades para conseguirlo.

No pienses que al hacer esto de inmediato van a cambiar las cosas en tu vida. Recuerda que el éxito es un estilo de vida que debes practicar diariamente.

No envidies el éxito de nadie, pues tú no sabes lo que significa éxito para esa persona.

Posiblemente este maldiciendo su destino, mientras tú envidias sus condiciones. Y de hecho esa misma persona quizás este admirando tu vida en secreto.

Así que te hago la invitación a valorar tus propias oportunidades y logros en vez de estar admirando logros de terceros.
Comparte:

Acerca de mí

Mi foto
Ingeniero de Sistemas e Investigador del Pensamiento Humano y las emociones, y como estas influyen en las decisiones que tomamos cada segundo para tener éxito o fracaso.

Vídeo Bienvenida

YouTube

Copyright © Ritmo Positivo 2009 - 2019. Con tecnología de Blogger.

Ultimo Vídeo

PBA Oferta

Facebook

Suscríbete al Blog

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibe las actualizaciones del Blog AUTOPODER: Recupera tu Poder Interior.

Te será enviado un Email de confirmación para la suscripción. Si no recibes el email, por favor verifica en tu carpeta de Correo no Deseado o Spam.

Puedes darte de baja del servicio en cualquier momento que desees. Cada Email de la suscripción que te llega contiene las instrucciones para hacerlo al pie de página.




Ofrecido por FeedBurner