Retoma el control de tu vida. Estrategias efectivas para el control emocional

lunes, 3 de abril de 2017

El perdón como herramienta de integración emocional

El perdón como herramienta de integración emocional

Hace algunos años, llegué a escribir una entrada titulada LAS ENFERMEDADES COMIENZAN Y TERMINAN EN LA MENTE, en la cual explico cómo utilicé mi Belonefobia para mejorar mi salud. Tiempo después, en cierta oportunidad hablaba con la esposa de un amigo que es profesional en psicología, sobre este tema.


Como estaba interesado en aprender a solucionar esto, le comentaba sobre esta fobia y como eliminarla. Analizando toda la información, llegamos al punto del evento cero o evento inicial. Yo siempre creí que fue el primer hemograma que recuerdo, a la edad de 5 añitos, había sido el causante de todo esto terror a las agujas. Pero la psicóloga me hizo caer en cuenta de algo y es que este no fue el evento inicial que disparó este terror descontrolado, sino que ya había ocurrido algo y ese día simplemente se disparó el proceso ya almacenado previamente en mi sistema nervioso.

Por supuesto, esto me generó demasiada curiosidad y unas ganas tremendas de conocer el evento cero. En esto comencé a investigar técnicas de regresión a dichos eventos. Pero y aquí un grandísimo pero, el miedo de conocer esto, me comenzó a invadir a pesar de la curiosidad.

Al tiempo me surgió una idea sobre el buen diseño que tiene nuestro cerebro. Me refiero a que a pesar de vivir cosas muy importantes en nuestra vida, el cerebro olvida el evento, pero guarda la sensación en nuestro sistema nervioso para evitar futuro dolor y así alejarnos de cualquier peligro potencial. Este es uno de los trabajos más importantes que realiza nuestro cerebro y es asegurar al máximo nuestra existencia.

Pensé en lo sabia que es la Vida, la Naturaleza y que por algo olvidé este evento inicial y de allí provenía el miedo a recordarlo. Así que tomé la sabia y sana decisión de no intentar acceder a mis memorias, ya que no soy profesional en esto. Y como recomendación te sugiero que si haces algo similar, solamente lo hagas mediante la ayuda de un especialista en hipnosis clínica, pues podrías arruinar tu vida.

Cuando consideramos que alguien nos ha hecho daño o nos ha ofendido, nosotros imaginamos y posteriormente sentimos que NO PERDONANDO a esa persona la vamos a retener y hacerla pagar por el mal que nos hizo.

Perdón por mi vocabulario pero no hay nada más pendejo e inmaduro que este pensamiento. Sin embargo lo practicamos todos los días y así “solucionamos” muchos de nuestros sentimientos de dolor. En realidad lo que aquí estamos haciendo es incrementando más el dolor y el re-sentimiento.

Para poder analizarlo, imagina por unos minutos algo que te hayan hecho en el pasado. Ya sea una deslealtad, mentira, robo, infidelidad, ofensa, injusticia, etc. Intenta recordar por unos minutos y analiza cómo te comienzas a sentir. Verdad que re-vives las emociones? Esto es lo que se conoce como re-sentimiento. Tristemente los seres humanos vivimos resentidos hasta con los muertos. Personas que ya no están y nos hicieron mucho daño.

Ahora analicemos la sabiduría de la Vida. Observa que nuestro cerebro nos está ayudando a olvidar el evento, pero guarda la sensación en nuestro sistema nervioso. Qué nos estará intentando decir la Vida con esto?

Desde mi punto de vista como investigador de estos temas, veo que el mensaje es simple y claro: Olvida, pero no vuelvas a lo mismo. Así que esto lo comencé a aplicar en todos los aspectos de mi vida y a sanar mi dolor pasado. Quizás tú me digas “es que no puedo. Tengo mucho dolor”. Si analizas la demostración anterior sobre el re-sentimiento quien en realidad es el que se está provocando el dolor? Entonces SI PUEDES HACER ALGO!

Si analizas, cuando decidimos perdonar decimos: “yo perdono, pero no olvido”. En realidad lo que estamos haciendo es perdonar a terceros, pero no perdonamos a alguien muy importante y con esto me refiero a perdonarnos nosotros mismos.

Y que me voy a perdonar si a mí es a quien ofendieron! Quizás te estés preguntando. Muy simple, debemos perdonarnos por permitir ese daño, por no tomar acción rápidamente, por no amarnos y dejar que estas cosas pasen. Por eso el perdón no tanto es para terceros que nos hayan hecho daño sino para nosotros mismos.

Pase lo que haya pasado en tu vida, incluso así sea hace 5 minutos ya no puedes hacer nada, lo único es seguir la sugerencia de nuestro cerebro. Olvidar y no volver a lo que nos hace daño y sobre todo seguir adelante.

Debido a que no resolvemos el pasado y nuestros errores, normalmente lo que hacemos es quejarnos y al cabo de un tiempo viene otro personaje, o peor! El mismo y nos hace daño nuevamente ya que no estamos concentrados en avanzar, sino en retener y castigar. Lo más sano y sabio que podemos hacer es olvidarnos del asunto y seguir adelante, teniendo en cuenta los errores para no caer en lo mismo.

Fíjate en personas a tu alrededor. Si alguien en la calle les hace una pequeña ofensa, duran varias horas pensando, arrugando su cara, enfadados y hasta peleando en su mente con la persona que los ofendió o quizás hablando solas del evento que pasó y como hubieran podido responder.

Nosotros no podemos hacer nada por el pasado, pero si podemos hacer algo en este instante para alterar el futuro a nuestro favor. Respecto a este tema, tenemos dos opciones: la número uno es seguir llorando sobre lo que ya no podemos cambiar y tener más de esto en el futuro, y la segunda opción es seguir adelante olvidando estos eventos y evitar que en el futuro más del mismo sufrimiento.

Quizás te enfrentes a una situación en la cual intentes reconciliar pero la otra persona no acceda. Respecto a esto,  a inicios de este año, me enojé fuertemente por lo que consideré una ofensa de un gran amigo. Hace algunas semanas vino a mi mente este evento y me sentí avergonzado por mi comportamiento grosero hacia esta persona. Pensé que es de humanos equivocarse y es de caballeros rectificarse, así que se lo expresé por un correo electrónico.

La verdad hasta el momento no he recibido respuesta, pero lo más importante es que desde mi lado ya sané mi corazón. Ya solucioné el problema que tenía y era enmendar el asunto. La otra persona no está obligada a aceptar mis disculpas y a reconciliarse conmigo. Las emociones de esta persona ya son su problema y no el mío. Así que siempre, has todo lo que esté a tu alcance para reconciliar tu corazón y sanar cualquier sentimiento que pueda estar perjudicando tus emociones.

Espero que esta información te ayude a reflexionar sobre el daño que te estarías haciendo a ti mismo y como estarías perjudicando tu camino al éxito personal, ya que estarías concentrando tu energía en retener a otro y hacerlo “pagar” y no concentrando tus recursos en lo que realmente te puede hacer muy feliz y darte mucho éxito y prosperidad.
Comparte:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Copyright © Ritmo Positivo 2017. Con tecnología de Blogger.

YouTube

Acerca de mí

Mi foto

Ingeniero de Sistemas e Investigador del Pensamiento Humano y las emociones, y como estas influyen en las decisiones que tomamos cada segundo para tener éxito o fracaso.

Ultimo Vídeo

Lo nuevo de PBA

Facebook

Suscríbete al Blog

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibe las actualizaciones del Blog Autopoder: Recupera tu Poder Interior.

Te será enviado un Email de confirmación para la subscripción. Si pasados 45 minutos no has recibido el email, por favor verifica en tu carpeta de Correo no Deseado o Spam.




Ofrecido por FeedBurner