Retoma el control de tu vida. Estrategias efectivas para el control emocional

domingo, 27 de enero de 2013

Convierte el Dinero en tu amigo


ahorro
Desde hace 6 años aproximadamente, cuando entendí la fuerza que tienen las palabras repetitivas en nuestro cerebro (PNL) he estado repitiéndome una frase que me encantó desde el primero instante que la conocí. Esta frase es “el Dinero es mi amigo”.

Puedo decir que sólo después de 6 años esta frase finalmente ha generado emociones en mí. Y para que lo comprendas, te voy a contar algo que vivenciaba desde niño.

A pesar de que tuve una infancia feliz, entre lo normal, gran parte de mi vida me sentí muy escaso. Por alguna razón que no puedo recordar, durante mi infancia crecí con una necesidad sobre el Dinero. Me refiero a que me encantaba contarlo, tenerlo, besarlo, gastarlo, guardarlo, etc. Quizás en algún momento de estos, cuando me encontraba de “amoríos” con el Dinero algún pariente o persona cercana criticó mi forma de actuar y pues como desde niño nos enseñan que otros tienen la verdad y tu sentir es equivocado porque eres un niño, lógicamente obedecí y comencé a ver el Dinero algo agradable, pero a la vez negativo.

Intentando recordar cómo fue mi pubertad y adolescencia, comencé a sentirme muy escaso, es decir que todo el tiempo amaba el Dinero, pero a su vez lo sentía alejado de mí. Y como te digo, a pesar de nunca vivir en carencia, ese sentimiento me acompañó casi toda la vida.

Es por eso que parte de mi personalidad consiste en no compartir. Quizás por eso muchas personas me han juzgado de egoísta. Por ejemplo, no soy dado a regalar Dinero en la calle o a donarlo. El día de hoy no lo hago por ese sentimiento del pasado, sino porque comprendo que al realizar eso, no solo afecto la economía en general, pues acostumbro a la persona que “favorezco”, a no ganar el Dinero y por lo tanto a no usar su talento para ganarlo, sino que interrumpo en parte el proceso de circulación creativo del Dinero (esto es casi como el primer punto).

visita
Tampoco soy dado a recibir visitas en mi casa a quedarse a vivir por días o meses (aunque personalmente yo creo que más de 2 días en una casa incomodas a los dueños de esta). Cuando esto ha ocurrido, por más que he intentado compartir (ya sea espacio, alimentos, etc.) siempre vienen a mi sistema nervioso las emociones de carencia que adquirí en mi infancia y que no recuerdo exactamente cuales fueron.

Quizás tú puedas sentirte de esta forma y quieras saber la “cura” para dejar de sentir ese tipo de emociones que te perjudican y no te permiten ser feliz, sino que te perjudican en pensar bien y tomar mejores decisiones. Bueno, la mala noticia sobre esto es que no he encontrado la forma de “quitarme” ese tipo de emociones.

Lo que hice fue aceptarme tal y como soy. Reconocerlo no solo en mi interior, sino ante otras personas. Y sólo así comprendí que la Vida o Dios también me acepta tal como soy, pues de lo contrario no estaría vivo o no recibiera suficiente aire, alimento, agua, etc. por no ser “merecedor” o estar “pecando” contra otros.

Paradójicamente el aceptar esto hace que uno automáticamente se ponga en paz con uno mismo y lo lleve a actuar en consecuencia con lo que uno siente, es decir, en mi caso decidí que si no quiero compartir, no lo hago. Si no quiero dar, no doy. Y esto, aunque parezca llevar la contraria del amor y el servicio a los demás que tanto nos han inculcado, permite que vivas feliz y tomes mejores decisiones para vivir en bienestar. También (y supongo que ocurre inconscientemente) al estar feliz, automáticamente comienzas a compartir dicha felicidad con los demás.

Bueno ya que chismeaste un poco sobre mi vida, ahora podemos pasar a la parte interesante sobre la emoción que produce convertir en nuestro amigo el Dinero. Como te decía en un principio, 6 años después de repetir esta frase (“el Dinero es mi amigo”), comencé a sentir mucha comodidad con ese tema.

trabajo
Normalmente cuando una persona está jodida en el tema del Dinero, permanece en trabajos mal pagos y en los cuales es maltratado psicológicamente de forma verbal con amenazas e insultos de parte de sus jefes o directivos. También por ejemplo, cuando se le presenta un buen negocio por lo general lo rechaza. Y cuando lo acepta le da pena o temor cobrar un buen valor por sus servicios, o al menos algo que le permita tener una buena calidad de vida.

Y si se atreve a cobrar bien (después de muchos minutos de sufrimiento), la contraparte le dice que eso es costoso y que otra persona se lo hace por menos valor y bla bla bla… y finalmente termina aceptado como un borrego obediente una situación que terminará odiando y reafirmando su carácter de pendej… digo de víctima.

Y lo que es peor, supongamos que gana Dinero (con mucho esfuerzo y dolor). Lo primero que hace es comprar cosas que no necesita o que no van de acuerdo a su presupuesto.

Mira, aunque parezca increíble he conocido personas que han ganado premios. Por ejemplo 15 mil dólares y lo primero que hacen es comprarse una casa de 30 mil dólares desmejorando así su calidad de vida por la deuda que adquieren y al final quizás hasta su inmueble pierden por atrasarse en las cuotas de dicha deuda.

Entonces la pregunta interesante que viene es, ¿qué hago para que el Dinero sea mi amigo? Pregúntate, ¿qué es un amigo? Podemos decir que es alguien que nos ayuda, nos acompaña, nos aconseja, etc. Entonces exactamente hay que hacer eso. Acercar a nuestro amigo y no alejarlo.

En conclusión no alejes a tu amigo Dinero con deudas, con estilos de vida que no puedas pagar en el momento o siendo deudor solidario de deudas ajenas.

dinero
Vive como un amigo para el Dinero. Si lo que ganas no te alcanza para cubrir el alquiler de tu casa, pues ¡cámbiate de casa a una menos costosa! En entradas anteriores recomendaba sobre este tema que hicieras una lista de tus ingresos vs tus gastos fijos. Si ves que lo gastos son más altos o iguales a los ingresos, debes evaluar qué cosas prescindir o cambiar de inmediato en tu vida.

El problema es que nuestro ego o mascarilla social no impide o recuerda constantemente que como vamos a bajarnos de nivel, o que dirán las personas que nos conocen, etc.

Durante estos años he aprendido de un gran amigo precisamente el equilibrio en los gastos vs ingresos. Cuando él ha tenido crisis (todos en algún momento las tenemos), de inmediato se baja para que no solo pueda pagar sus cuentas fijas, sino que le quede Dinero para ahorrar. Y he visto que jamás se ha quedado colgado por Dinero. Antes bien, sus cambios le permiten seguir disfrutando de la vida y de la compañía de su amigo el Dinero.

Si quieres convertir el Dinero en tu amigo debes vivir de tal manera que siempre te alcance para ahorrar pues nuestros abuelos tenían un dicho muy acertado y era que “el Dinero llama Dinero”. Esto es cierto incluso hasta el día de hoy.
Comparte:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Copyright © Ritmo Positivo 2017. Con tecnología de Blogger.

YouTube

Acerca de mí

Mi foto

Ingeniero de Sistemas e Investigador del Pensamiento Humano y las emociones, y como estas influyen en las decisiones que tomamos cada segundo para tener éxito o fracaso.

Ultimo Vídeo

Lo nuevo de PBA

Facebook

Suscríbete al Blog

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibe las actualizaciones del Blog Autopoder: Recupera tu Poder Interior.

Te será enviado un Email de confirmación para la subscripción. Si pasados 45 minutos no has recibido el email, por favor verifica en tu carpeta de Correo no Deseado o Spam.




Ofrecido por FeedBurner