Retoma el control de tu vida. Estrategias efectivas para el control emocional

lunes, 13 de junio de 2011

Unificando mí Poder Interior con mi Poder Superior

Autopoder.com
Haciendo un resumen de la entrada anterior, no podemos avanzar en la vida si no tenemos la ayuda de un Poder Superior y si no tenemos metas claras. Lamentablemente la imagen que tenemos de Dios es un poco paupérrima.

Si deseas adquirir más información de cómo cambiar la imagen que tienes de Dios y como aceptar el bien que él quiere darte, te recomiendo el sitio nuevo de Ritmo Positivo sobre este tema en www.programatecondios.com

Debido a esto, incluso algunas personas ya han perdido la fe y otros hemos formado juicios respecto a solo escuchar la palabra Dios o Religión. Estas palabras las hemos “satanizado”. Con solo escucharlas ya sentimos rechazo.

Recientemente encontré el significado de la palabra Religión y de hecho no es mala. Me encantó. Religión viene de su original en Latín religare o re-legere. Esto traduce textualmente Re-Ligar o Ligar. Y en su forma de concepción original podemos traducirla “Unir a” o “Ligarme a” lo Divino, Dios o el Creador.

En palabras modernas Religión es el acto de Unir mi vida a Dios. A veces he escuchado personas que hacen proselitismo y me dicen “disculpe, lo que yo le voy a hablar no es Religión”. Ahora me pregunto, ¿entonces de que rayos me van a hablar? Es por eso que ahora me gusta mucho la palabra religión. Yo me considero un fanático de Dios. Aunque no asisto a ninguna organización religiosa, ni tampoco fomento la asistencia a ninguna de ellas, si fomento entre las personas el concepto de un Dios amoroso. Dispuesto a ayudarnos en nuestros sueños y metas.

Casi siempre que una persona acude a mí en estado de desesperación y tocamos el tema de Dios, yo le pregunto “el Dios que tienes, ¿para qué te sirve?”. Esto con el único fin de despertar en la persona una consciencia de que Dios no es un adorno, o una mucama que hace todo lo que yo le diga.

Si pudiste leer la entrada anterior, notaste algo en la interacción con Dios. No es que yo le diga haz, quiero, deseo, etc. La idea es, asumiendo que ya te sinceraste con él y “vomitaste” todo lo que te tiene cargado emocionalmente, expresarle tu deseo o deseos y estar atento a todo lo que sientas, escuches, leas, veas y sientas para la consecución de ese deseo.

Autopoder.com
La gran mayoría de los seres humanos fallan en esto, pues la creencia general es que Dios tiene una varita mágica con la cual solo basta tocar el problema y este desaparece. En otras palabras si yo tengo problemas económicos, le oro a Dios diciéndole que necesito la resolución de ese asunto para el día de ¡ayer! Pero no escucho lo que él me dice, sino que en medio de mi desespero salgo a buscar quien me preste Dinero a cualquier interés con tal de tapar el hueco que traigo hace días, abriendo otro hueco cada vez más profundo. Y como no escuche el mensaje que Dios tiene para darme entonces comienzo a dudar si existe, si me está ayudando, a dudar de sus intenciones para conmigo. Finalmente le termino echándole la culpa a él de mi “pendejez”.

Esto crea en las personas, primero un sentimiento y después una creencia que se le está hablando a un Dios sordo, o también termina lacerando aún más la autoestima de la persona pues comienza a dudar si merece o no vivir con calidad.

Autopoder.com
En una encuesta realizada hace varios años por parte del Centro Giordani en USA y México, sobre qué era lo que más deseaban las personas en la vida, el 80% de las personas encuestadas respondió que deseaban más Dinero. El otro 20% estaba repartido entre la Salud y el Amor. Como la mayoría de personas buscan el Dinero muchos le rezan u oran a Dios para que les ayude en este importante tema de bienestar. Pero sus actitudes contradicen esta petición originando o atrayendo más calamidad a sus vidas.

Por ejemplo una persona realiza afirmaciones diarias de riqueza tales como “soy rico”, “merezco riquezas”, “el Dinero es mi amigo”, etc. pero si se le presenta la oportunidad de robar lo hace. Y robar no me refiero a quitarle algo a una persona sino a copiarlo si es digital. En cierta ocasión estaba leyendo un foro sobre riqueza y una persona escribió diciendo que quería mejorar su vida en el aspecto económico y que deseaba saber si alguien conocía un sitio en Internet donde descargar el producto gratis. Una de las persona le respondió muy coherentemente “si quieres ser un imán para el Dinero por qué lo robas”.

Allí caí en la cuenta sobre un error que cometemos todos. Queremos atraer riqueza pero no invertimos en nuestra riqueza. Y de acuerdo a la Mecánica del Pensamiento Humano, toda acción que yo realice está retroalimentando a mi cerebro y le está indicando realmente que es lo que yo deseo para mi vida. En otras palabras le estoy diciendo a mi cerebro que no hay suficiente y que necesito hacer eso para poder obtenerlo y mi cerebro va a generar situaciones para que yo siga viviendo de esa manera.

Autopoder.com
A veces pensamos que nuestra mente no almacena esas situaciones, que si usamos un vocabulario soez o participamos de actividades que perjudican el trabajo de otros no pasará nada pues estamos jugando. Vamos a ver qué tan cierto es eso. Por ejemplo junta tus dedos de la mano y acércalos a tu boca. Repite varias veces “estoy chupando limón” o “estoy comiendo limón”. Después de un rato de hacerlo, te pregunto ¿estás salivando? Y no tienes un limón en tu mano, estas “jugando”. Pero tu cerebro lo cree, pues ya lo ha asociado a través de experiencias pasadas y por lo tanto produciendo el mismo resultado aunque estés “jugando”.

La pregunta que surge entonces es ¿cómo puedo unificar mi Cerebro junto con la ayuda de Dios en un solo propósito?

Para responder esto debemos ser conscientes que para realizar algo en la vida primero se PIENSA, luego se HABLA, luego SIENTO, y finalmente REALIZO. Básicamente tenemos cuatro niveles de crear cosas según esto. Entonces debemos PENSAR en lo que realmente queremos. HABLARLO con Dios y decirle cuál es su voluntad para esto. Ya sabemos que al hacer nuestra voluntad hemos estado fallando entonces la intención es escuchar la voluntad de Dios y esto se hace a través de las personas, cosas, emociones propias, etc.

Después de PENSARLO y HABLARLO, ocúpate en sentirlo y con esto me refiero a VISUALIZAR tus metas para generar las emociones y sentimientos que te llevarán al siguiente paso. En esto he encontrado mucha ayuda con la tecnología PBA para visualizar mis metas. Finalmente hay que ser consecuente con los pasos anteriores y HACER o REALIZAR lo que he estado trabajando.

Esta es la forma en que activas tu Auto Poder o Poder Interior. Como todo en la vida, se requiere de práctica CONSTANTE. Nadie aprende a nadar, bailar, conducir un vehículo, caminar, negociar, amar, etc. en el primer día. La primera vez que cumplas tus objetivos con estos pasos de forma unificada en el propósito vas a ver que la siguiente meta será mucho más fácil y sobre todo divertida.

Espero que puedas hacer estos ejercicios y te puedas reencontrar con tu Poder Interior que traes desde niño. Por eso tienes una idea de que niño las cosas eran más fáciles y si intentas recordar no era porque no tuvieras responsabilidades y presiones de un adulto. Simplemente si recuerdas, es porque todo lo podías hacer y estabas totalmente seguro de ello. Y aunque quizás no recuerdes, realizabas estos pasos de forma consecuente y unificada.
Comparte:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Copyright © Ritmo Positivo 2009 - 2017. Con tecnología de Blogger.

YouTube

Acerca de mí

Mi foto

Ingeniero de Sistemas e Investigador del Pensamiento Humano y las emociones, y como estas influyen en las decisiones que tomamos cada segundo para tener éxito o fracaso.

Ultimo Vídeo

Lo nuevo de PBA

Facebook

Suscríbete al Blog

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibe las actualizaciones del Blog Autopoder: Recupera tu Poder Interior.

Te será enviado un Email de confirmación para la subscripción. Si pasados 45 minutos no has recibido el email, por favor verifica en tu carpeta de Correo no Deseado o Spam.




Ofrecido por FeedBurner