Retoma el control de tu vida. Estrategias efectivas para el control emocional

lunes, 21 de marzo de 2011

Aceptando mi responsabilidad de ser feliz

Autopoder.com
Hace algunos día, dialogando con mi buena amiga JM sobre los motivos por los cuales las personas no alcanzan la plenitud de sus vidas, tuve la necesidad de continuar con el tema de buscar la felicidad a partir de aceptar nuestra responsabilidad de ella.

Casi siempre esperamos que venga alguien o algo a hacernos felices y nos abandonamos a la Suerte para que nos llegue sin mover un solo dedo. Es como si esperáramos que Dios o el Salvador llegaran a solucionarnos todos nuestros problemas presionando un solo botón. Mira Dios es Amor, ¿acaso crees que él está deteniendo el bien que tiene para ti, con el fin de que sufras un rato y luego dártelo en un futuro? Ya todo te lo está dando Dios a diario, cada segundo. Eres tú que no quiere ver el bien que trae cada día para ti y por eso permaneces esperando que lleguen a sacarte de donde estés.

Autopoder.com
Mi buena amiga JM es auxiliar de odontología. Su jefe es una buena persona y muy humanitaria y me contaba que un tiempo atrás hablaban de un colega que cobraba mucho por un tratamiento que ellas hacían por la mitad de su precio. Las conclusiones a las que llegaron ellas eran que a largo plazo el colega que era muy bueno pero cobrara muy caro, por ahora tenía muchos pacientes, pero que en un futuro las personas terminarían usando los servicios de ellas y que además no era bueno ser usurero porque eso “ayudaba a mantener” la consciencia tranquila.

Mira que si cobrar bien un trabajo fuera un delito, ya todos los que cobramos bien estaríamos en la cárcel. Tú no estás siendo obligado a comprar un producto. Tú lo compras porque quieres. Es como un amigo que estaba ofendido con X supermercado porque eran muy “careros” los “HP”. Yo le pregunté ¿es el único supermercado en la ciudad? Me dijo, no hay otros más baratos. ¿Entonces por qué compras allí? Porque es más cerca, más cómodo, más limpio, etc. Si observas la persona está pagando unos beneficios. Y si no los tuviera, ¿por qué sigue allí?, quien lo obliga o es que ¿le colocan una pistola en la cabeza para que lo haga?

Como siempre estoy atento a aprender de experiencias y formas de pensar de la gente, pues es algo que me encanta porque me ayuda a avanzar en la vida, decidí indagar el pasado de mi buena amiga JM. Le pregunte que como había sido su infancia con respecto a la autoestima y el merecimiento de las cosas y que si se consideraba buena vendedora, pues todos somos vendedores de algo como lo explicaba en la entrada MI LUGAR EN EL MUNDO.

Autopoder.com
Ella me respondió muy segura, feliz y orgullosa que durante su infancia no tuvo una autoestima sana, pero que ahora ella pertenecía a X religión y eso hizo que ella creyera más en sí misma y ahora era una buena vendedora, muy convincente pues adicional a su trabajo, vende productos de belleza y ropa por catálogo.

Le pregunté ¿eres capaz de sentarte a una mesa y hacer un negocio de miles millones de dólares? Casi que paralizada por unos segundos y con cara de asombro me dijo que no. A lo cual le pregunté ¿por qué? Ella me dijo que no se sentía capaz y como me encanta aprender de cómo actúan las emociones en esos momentos para tomar ese tipo de decisiones, le hice varias preguntas personales en la cual llegamos a la conclusión que actuamos o dejamos de actuar en la vida por nuestras creencias de merecimiento.

Yo le ponía un ejemplo a mi querida amiga JM que hay mucha gente que vende zapatos, pero que de todas las personas que venden ese tipo de producto o cualquier otro producto, yo los dividía en dos grupos. Los que cobran bien y los que cobran mal. Con bien y mal me refiero a costoso y barato. Cuando hacen cierre de mes, ambos grupos de personas venden, pues para todo hay clientes. La única diferencia a fin de mes era que el que cobra poco o barato sufre, se queja, llora y siente que la vida es difícil. Y el que cobra costoso se goza la vida.

Autopoder.com
Es el mismo caso que mi amiga JM me presentaba con su jefe odontóloga que cobra bajo y el colega odontólogo que cobra costoso. Si observamos nuestra historia desde niños e intentamos recordar este tipo de eventos en nuestras vidas, siempre ha existido este dilema y lo que determina que cobremos para disfrutar o llorar la vida son nuestras emociones de merecimiento.

Por ejemplo hay autos de cientos de millones de dólares. ¿Se han dejado de vender por costosos? Hasta hay personas haciendo fila por tener uno. El hecho de que una persona tenga mentalidad pobre, eso no quiere decir que el resto de la humanidad sea igual o viva en esas condiciones.

¿Te has sentido frenada o frenado al momento de cobrar un trabajo que hagas para alguna persona, como si una carga eléctrica recorre todo tu cuerpo diciendo NO?

Es tan fuerte la sensación de inmerecimiento que nos sentimos hasta cansados de batallar contra ella y al final nos dejamos vencer y sentimos rabia contra nosotros mismos inicialmente por ser tan pendejos y luego terminamos culpando a la situación de crisis que vivimos.

Autopoder.com
Mira a nosotros nos dicen que estamos en crisis, pero si eso fuera cierto la crisis era para TODOS. No para algunos. Ni siquiera los que nos dicen que hay crisis no podrían hacerlo pues sus trabajos ya no existirían. Además el Dinero no se evapora, no lo abducen los extraterrestres, etc. Y si eso ocurriera siempre van a imprimir más billetes en papel moneda. ¿O acaso crees que los billetes no los renuevan? Más bien las personas te dicen eso para que cobres muy poco por tu trabajo que vale muchísimo. El Dinero es algo que circula a diario. Cambia de mano en mano y no viene al azar a tu vida. Lo atraen tus ideas, es decir que la gente que cada día se está convirtiendo en gente rica es gracias a que tuvieron una idea y ahora les permite suplir una necesidad que otras personas les retribuyen con Dinero. No existe otra forma de tener Dinero en tu vida. Quizás me digas “bueno, puede ser una lotería o una herencia”. Pero para eso también hay que usar las ideas para reclamarlo y recibirlo. Y si no estás preparado o en tu cerebro no existe la creencia que el Dinero sea algo bueno, por más dinero que tengas, siempre vas a hacer algo o va a ocurrir algo para que este lo pierdas y se aleje de tu vida.

En alguna ocasión un taxista que me llevó hasta mi casa me contó que había ganado dos veces la lotería. Un total de 1.300 millones de pesos colombianos. Dijo “¿me puede creer que sólo tengo este taxi viejo, y un pequeño apartamento en muy mal estado, y que tengo que trabajar casi que 20 horas diarias para poder sostenerme a mí y a mi esposa?”

Como lo expliqué en la entrada COMUNICANDOLE A TU PODER SUPERIOR TUS DESEOS, yo viví ese proceso de inmerecimiento. Me di cuenta que yo valgo y mucho. Y lo que yo hago es tan excelente que lo puedo cobrar muy bien. Por eso resolví no trabajar por menos de lo que considero es mi valor y si alguien para manipularme me dice que tiene otra persona que lo puede hacer por la mitad, pues yo le recomiendo que adquiera ese servicio si no tiene el Dinero para contratar mi talento. Porque eso es otra asquerosa forma de manipulación que algunas personas te aplican para que termines vendiendo tu valor por menos de lo que consideras que vale. Igual, si alguien quiere algo de calidad, debe pagar por ello. Si quiere algo a medias, pues paga menos.

Autopoder.com
¿Quieres vivir una vida que valga la pena en felicidad? Comienza a valorarte. Te aseguro que nadie lo va a hacer por ti. Es tu responsabilidad darte cuenta de ello y actuar en consecuencia. Recuerda que para lograr algo, debemos, sentir, pensar y actuar coordinados. Y si piensas en valorarte, pero no actúas de acuerdo a eso, vas a sentir otra cosa totalmente diferente y permanecerás estancado.

Tú puedes ser positivo ante la vida, y hacer ejercicios y afirmaciones de poder todos los días, pero si estás dividido y no sabes que realmente quieres, seguirás obteniendo resultados negativos en tus acciones y decisiones que a la larga determinan la calidad de vida que llevarás en el futuro.

Como hemos visto en las entradas de este Blog, tienes un aliado o un enemigo en tu subconsciente. Todo depende como lo estés entrenando a diario. Dependes de la información que ingresas todo el día en tu cabeza.

En la próxima entrada veremos algunos defectos de carácter que hacen que permanezcas en un estado de inmerecimiento.
Comparte:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Copyright © Ritmo Positivo 2009 - 2017. Con tecnología de Blogger.

YouTube

Acerca de mí

Mi foto

Ingeniero de Sistemas e Investigador del Pensamiento Humano y las emociones, y como estas influyen en las decisiones que tomamos cada segundo para tener éxito o fracaso.

Ultimo Vídeo

Lo nuevo de PBA

Facebook

Suscríbete al Blog

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibe las actualizaciones del Blog Autopoder: Recupera tu Poder Interior.

Te será enviado un Email de confirmación para la subscripción. Si pasados 45 minutos no has recibido el email, por favor verifica en tu carpeta de Correo no Deseado o Spam.




Ofrecido por FeedBurner